Último momento

Política

Coronavirus en la Argentina: el Gobierno porteño presentará un plan para flexibilizar la cuarentena después del 10 de mayo

El vicejefe de Gobierno porteño, Diego SantilliEl vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, confirmó hoy que la ciudad de Buenos Aires está trabajando en “diferentes alternativas para presentarle al presidente Alberto Fernández” de acá al jueves para “ir generando una cierta movilidad gradual de la economía” en la próxima etapa de la cuarentena, que comenzará después del 10 de mayo.“De acá al 10 de mayo la cuarentena será como está y, en adelante, lo que vamos a hacer es presentarle diferentes alternativas al Presidente, de acá al jueves”, afirmó Santilli en diálogo con radio La Red, y agregó que se tratará de una apertura gradual tanto de sectores productivos como sociales.En esta línea, planteó que se trabaja en los sectores profesionales en los que la movilidad no es tan alta, y ratificó que también se quiere avanzar en el sistema "take away”, para dinamizar la industria de la gastronomía. Al respecto, señaló que esta modalidad implica retirar los pedidos en el lugar y que es algo que “puede mejorar al comerciante gastronómico en el pago de los salarios de su gente, pero además no pone más gente en la calle, que ya está trabajando con delivery; y la cocina ya está abierta”, agregó.Santilli reconoció que pretende también abrir “la construcción en sus diferentes facetas y por metros cuadrados”, e indicó que “el 75% de los obreros de la construcción vive en la provincia de Buenos Aires y su medio de transporte es el tren, el colectivo o el subte”, y que ese sería un problema.En ese sentido, destacó que la ciudad de Buenos Aires analiza “diferenciar horarios”. Por ejemplo, “que la construcción comience de 6 a 14, o de 7 a 15, y eso evitaría horarios pico”, ya que el sector alcanza “una movilidad de 270 mil personas”.Alberto Rodríguez Saá, gobernador de San Luis, dipuso medidas para flexibilizar la cuarentena (@alberto_rsaa)No es el único distrito que analiza flexibilizaciones de la cuarentena, más allá del marco nacional que impuso el presidente Alberto Fernández. Por ejemplo, San Luis habilita desde hoy la apertura de comercios minoristas, fábricas, centros de estéticas, peluquerías y obras privadas.El gobierno del Chubut, en tanto, comunicó oficialmente la decisión de “habilitar la apertura de los comercios en el territorio provincial a partir de este martes, por lo que en las próximas horas se dará a conocer el decreto de necesidad y urgencia (DNU) que regirá con los detalles”.El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, anunció durante el fin de semana que a partir del próximo sábado los restaurantes, confiterías, shoppings y galerías comerciales serán las nuevas actividades permitidas debido a “las condiciones sanitarias” que tiene la provincia donde hace un mes no se registran nuevos casos de coronavirus.El presidente Alberto Fernández, en comunicación vía videoconferencia con gobernadores (Foto: Presidencia)El gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, anunció hoy que habilitará las caminatas deportivas. “Muchos problemas de salud se han registrado como consecuencia del encierro”, dijo el mandatario, al anunciar en conferencia de prensa que desde el miércoles se podrán realizar caminatas y trotes deportivos en la provincia.La ciudad de Bariloche, uno de los principales destinos turísticos del país, habilita desde hoy y hasta el 11 de mayo próximo actividades programadas de salud y operación online de comercios minoristas ante el “aplanamiento” de la curva de contagios de COVID-19, informaron fuentes del gobierno provincial.Los intendentes del Conurbano y del interior bonaerense, por su lado, mantienen su alineamiento con el gobierno nacional y consideran que la cuarentena debería “seguir después del 10 de mayo”, aunque son partidarios de ir “liberando algunas actividades productivas”.“Creo que en general se debería mantener el aislamiento social obligatorio más allá del 10 de mayo”, dijo en diálogo con Télam el intendente de Merlo y presidente del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez.“Estaría de acuerdo con que se inicien ciertas actividades productivas, industriales o comerciales siempre que no hagan peligrar en nada la posible propagación del virus. No me parece que por presión de ciertos sectores debamos perder todo lo bueno que se hizo hasta ahora gracias al esfuerzo de todos los argentinos”, agregó.El intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, coincidió en la necesidad de mantenerse en línea con el gobierno nacional en lo que respecta al aislamiento social, pero aclaró que están pidiendo la apertura de 46 pymes.Seguí leyendo:Horacio Rodríguez Larreta hace equilibrio entre las urgencias propias y el vínculo con Alberto FernándezCoronavirus en Argentina: radiografía de los cinco municipios del conurbano que tienen más contagios

Leer más »

Jujuy relajará su cuarentena con la reapertura de shoppings y restaurantes: “Vamos camino a abrir todo”, dijo Morales

Uno de los shoppings de Jujuy que reabrirán sus puertas el sábadoTodo parece indicar que Jujuy será la primera provincia de la Argentina que empezará a flexibilizar la cuarentena obligatoria. El gobernador Gerardo Morales anunció que a partir del próximo sábado se abrirán las puertas de shoppings, restaurantes, confiterías y galerías en un marco de control estricto y de cumplimiento con las normas de restricción y alejamiento social dictadas por la Organización Mundial de la Salud.Según el propio mandatario, Jujuy acumula ya 31 días sin la confirmación de un nuevo caso positivo de coronavirus, por lo que Morales considera necesario iniciar el proceso de flexibilización de la medida de aislamiento social, con el fin de empezar a recuperar la economía regional.Regiones como Purmamarca fueron las más afectadas por la interrupción abrupta del turismo (Ian/)“Desde el día sábado, empezamos a habilitar, gastronomía, restaurantes, galerías, shoppings, confiterías, con medidas basadas en protocolos de distanciamiento”, advirtió el gobernador, en diálogo con el periodista Luis Novaresio, en Radio La Red.“Ya vamos camino a abrir todo. Incluso, el día miércoles vamos a anunciar un plan turístico llamado ‘Jujuy para los jujeños’ que va a empezar el 1º de junio. Para arrancar con un turismo interno”, agregó.El gobernador jujeño indicó que la apertura de esos centros de grandes aglomeraciones de gente no se dará bajo los términos que existían antes de la explosión de la pandemia del coronavirus. Cada establecimiento deberá cumplir con las normas básicas del protocolo de distanciamiento social, como son el límite de clientes, el respeto de la distancia mínima entre ellos y conceptos ya establecidos, como el uso de un barbijo o un tapabocas.“En los shoppings habrá una cantidad determinada de personas. En los controles va a haber una revisión estricta; además, habrá un sistema de desinfección que tienen que comprar e instalar en la entrada del shopping. Habrá una regulación de determinada cantidad de gente en el shopping”, indicó Morales.Gerardo Morales, cuando se sometió a un test de coronavirus, a mediados de abrilAsimismo, el gobernador aseguró que los restaurantes deberán adaptar su salón con la colocación de mesas a dos metros de distancia, por más que eso suponga una merma en la cantidad de comensales. "Allí van a entrar a jugar las autoridades municipales, para que aquellos a los que no les entran las mesas dentro, puedan ponerlas en la vereda".Para el mandatario provincial, la recuperación del turismo es uno de los pilares para restablecer la economía de la región. “En lugares como Purmamarca, una mujer que vendía tortillas en un puesto en la calle, antes llegaba a ganar unos 2.000 pesos por día. La zona de Humahuaca es la más golpeada por la falta de turismo”, aseguró.El gobernador jujeño celebró el hecho de que la provincia haya cumplido un mes sin contagios de COVID-19, lo cual consideró como la comprobación de que no hay circulación del virus Sars-CoV-2 entre la ciudadanía.Así y todo, advirtió que se redoblarán los controles para aquellas personas que acudan a las guardias de los hospitales públicos, tengan o no síntomas compatibles con coronavirus.Gerardo Morales celebró que Jujuy haya transcurrido 31 días sin la confirmación de ningún contagiado“Adquirimos 6 mil test aprobados por la ANMAT y estamos empezando a darles forma a los test aleatorios en la calle. Queremos empezar a establecer el plan Centinela del que tanto veníamos hablando”, completó.El Modelo Centinela es un plan de vigilancia que consiste en tomar una muestra representativa de miles de controles aleatorios a la gente, en la vía pública o en sus propias casas, que permita luego proyectar en cantidad de infectados a la cantidad total de la región a analizar.El modelo fue implementado por primera vez en 2006 por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) y recomendado por la OMS.México es uno de los países donde se empezó a llevar a cabo el Modelo Centinela REUTERS/Carlos Jasso (CARLOS JASSO/)Sus principales puntos son:1. Monitorear tendencias de la ocurrencia del evento para la identificación de umbrales de riesgo y generación de alertas epidemiológicas.2. Monitorear las características biológicas de los agentes infecciosos.3. Estimar, de acuerdo a las condicionantes propias de esta estrategia, la carga de enfermedad y demanda de atención en los servicios de salud.4. Monitoreo de los patrones de distribución geográfica y social de la enfermedad.5. Monitoreo de la utilización de servicios de salud.6. La vigilancia de la mortalidad asociada con el evento.7. Emplear de forma más efectiva y eficiente los recursos humanos y materiales existentes.8. Orientar y monitorizar el impacto de las intervenciones de prevención y control.9. Fortalecer la investigación epidemiológica, clínica y de laboratorio y el trabajo multidisciplinario.Seguí leyendo:Procesaron al joven de Moreno acusado de contagiar de coronavirus a su abuelo que luego murió

Leer más »

Andrés “Cuervo” Larroque juró como ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense

Jura de Andrés "Cuervo" Larroque como ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerenseAndrés Larroque juró este mediodía como ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires, tras ser confirmado como reemplazante de Fernanda Raverta que asumió como titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) tras la salida de Alejandro Vanoli.El gobernador Axel Kicillof le tomó juramento al diputado nacional y secretario general de La Cámpora en una breve ceremonia en el Salón Dorado de la Gobernación de la que también participaron el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, el jefe del bloque oficialista, Máximo Kirchner, y el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.“Alguno puede pensar que, en este contexto, esta responsabilidad podría ser difícil, pero se me hace mucho más fácil porque Fernanda Raverta me ha dejado un ministerio muy bien organizado. No tengo dudas de que vamos a poder estar a la altura de las circunstancias”, dijo Larroque tras la jura.Por otro lado, aseguró que este no es momento para “discursos inflamados ni de una épica encendida”. Por eso pidió abogar por una “épica del cuidado” y planteó que la solidaridad debe ser de ahora en más el eje organizador de la sociedad en lugar del lucro económico.A su turno, el gobernador también aprovechó para elogiar a Raverta y destacó que la nueva gestión recuperó la coordinación política entre la Nación, la Provincia y los Municipios.“Hoy nadie puede negar la importancia del Estado. Sin Estado hoy lo único que habría serían desastres en todas las esquinas. También nadie puede negar la importancia de la solidaridad”, dijo Kicillof.“No se me ocurre mejor continuación que la de Andrés Larroque. Es una hombre que conoce a los actores, que tiene la sensibilidad y la vocación por el trabajo”, concluyó.Larroque tendrá un rol fundamental en la mesa chica del Ejecutivo provincial por la representación de una cartera que debe atender las urgencias de los sectores más vulnerables. Tendrá en su poder el reparto de fondos para las organizaciones y planes sociales.El dirigente de estrecha confianza de Cristina y Máximo Kirchner fue confirmado el pasado jueves luego de que Alberto Fernández designara a Fernanda Raverta en lugar de Vanoli como directora ejecutiva de la ANSES.En La Plata consideran que el “Cuervo”, como se lo conoce en el universo de la política nacional, es un dirigente que conoce la provincia, conduce La Cámpora, que con el paso del tiempo se ha convertido en una agrupación con un importante despliegue territorial en los municipios, y tiene un diálogo fluido con el amplio abanico de organizaciones sociales que están en Buenos Aires.(Adrián Escandar)Además desde el Ejecutivo bonaerense destacan su buen diálogo con los intendentes, quienes han tenido una relación por momentos tensa con Kicillof desde el inicio de su gestión pero que mejoró en medio de la crisis desatada por la pandemia.Larroque conoce a Kicillof desde la juventud. Ambos fueron al mismo colegio aunque en distintos años. El Colegio Nacional Buenos Aires, donde el “Cuervo” fue presidente del Centro de Estudiantes, los alojó durante la etapa del secundario. En los años siguientes el “Cuervo” se convirtió en un militante de base con más territorio y Kicillof se volcó a los estudios universitarios.Tras dejar la militancia estudiantil y realizar trabajos sociales en barrios de emergencia, en 2003 fundó la agrupación política Juventud Presente con el objetivo de acompañar la candidatura de Néstor Kirchner. En el 2005 trabajó en el área de economía social del Gobierno de la Ciudad y en el área de cooperadoras del Ministerio de Educación. Un año después empezó a trabajar para la construcción de La Cámpora. Fue uno de los miembros fundadores junto a Máximo Kirchner, Mayra Mendoza, Mariano Recalde, Eduardo “Wado” De Pedro, Juan Cabandié y José Ottavis. En ese 2006 tomó la dirección de Juventud en la Capital Federal.(Foto: Maximiliano Luna)En el 2007, en las elecciones presidenciales que ganó Cristina Kirchner, se convirtió en diputado nacional. Ese mismo año colaboró con Oscar Parrilli en la Secretaría General de la Presidencia. En la Cámara baja cumplió dos ciclos.El nuevo ministro del gobierno bonaerense es parte de la línea dura del kirchnerismo y se ha caracterizado a lo largo de los últimos años por ser un dirigente confrontativo. Pero desde que el peronismo volvió a la Casa Rosada, Larroque se alejó de su perfil combativo y redujo sus declaraciones públicas. A partir de este lunes será parte de la mesa chica de Kicillof en la provincia.Seguí leyendo: El Gobierno confirmó que este mes habrá un nuevo pago del Ingreso Familiar de Emergencia de 10 mil pesos

Leer más »

El gobierno italiano elogió las medidas que tomó la Argentina para frenar el coronavirus y ofreció su experiencia ante la crisis

El gobierno italiano elogió hoy al presidente Alberto Fernández por la estrategia sanitaria que encaró la Argentina para enfrentar el avance del COVID-19 y definir con anticipación la cuarentena obligatoria, a la vez que ofreció su experiencia tras la fuerte crisis que dejó hasta ahora 28.800 muertos.A lo largo de una conversación telefónica que el presidente Alberto Fernández mantuvo este mediodía con el presidente del Consejo de Ministros de Italia, Giuseppe Conte, ambos mandatarios analizaron la situación de la pandemia de COVID-19 y el proceso de reestructuración de la deuda.“Fue una charla muy cordial y productiva donde recibimos elogios pero también datos de Italia para enfrentar la pandemia”, dijo a Infobae un funcionario del Gobierno que estuvo al tanto de la charla de más de media hora que Fernández mantuvo en la residencia de Olivos con el premier italiano.Por otra parte, la Presidencia emitió un comunicado oficial en el que se detalló que Conte “felicitó a Fernández por su temprano abordaje de la cuarentena para controlar los contagios de cononavirus en la Argentina”. Es que las mayores críticas que recibió el gobierno italiano en su momento fue no haber decretado en enero la cuarentena obligatoria y haber dejado que avancen los contagios, una medida diferente de la que llevó adelante la Argentina.A su vez, el presidente del Consejo de Ministros de Italia puso a disposición del Presidente sus experiencias y conocimientos en esta etapa en la que Italia comienza a flexibilizar el aislamiento social.En estos días Italia empezó a flexibilizar la cuarentena luego de más de 50 días de asilamiento social. Italia, junto con España que hasta hoy lleva contabilizados 25.400 muertos y Estados Unidos, con 67.680 víctimas fatales, se convirtió en uno de los países que más sufrió la pandemia hasta ahora. De todas maneras, los casos totales de contagios en Italia desde que se detectó el brote en este país el 21 de febrero se sitúan en los 178.972 , lo que supone un aumento de 3.047 infecciones en las últimas veinticuatro horas, una cifra bastante inferior a la que se veía en las últimas semanas.Alberto Fernández durante un encuentro con el premier italiano Giuseppe ConteConte agradeció también las gestiones para poder repatriar italianos y traer argentinos de Italia en distintos vuelos que se vienen realizando en los últimos días. De hecho, la semana que viene la Cancillería tiene previsto nuevos vuelos humanitarios en coordinación con el gobierno italiano. Se estima que hay más de 2.500 argentinos varados allí. Las gestiones del embajador de Italia en Buenos Aires, Giusseppe Manso ha sido clave en este proceso.Por otra parte, el mandatario italiano, que ha tenido un rol importante en el avance de las conversaciones para la renegociación de la deuda argentina tanto con el FMI, como con el Club de París y los fondos privados, reiteró su respaldo al país. De esta manera, señaló que “Italia confía, espera y apoya a la Argentina en su reestructuración de la deuda”. Fue un mensaje similar al que le dio en persona al presidente Fernández en la visita que el jefe de Estado argentino hizo a Roma.Ante la situación de crisis económica mundial que vendrá en la charla telefónica ambos Jefes de Estado aseguraron que tanto Italia como la Argentina podrán “conjugar el cuidado de la salud con la recuperación económica y social”.Por último, Conte y Fernández conversaron sobre la importancia de impulsar una nueva agenda a nivel mundial, en la que se renueve el desafío ante el cuidado del medioambiente tomando en cuenta las lecciones que deja la pandemia.Seguí leyendo:Hay 350 venezolanos varados en Argentina que quieren volver a su país y no reciben respuesta del régimen de MaduroLa Villa 31 lleva más de una semana sin agua y se disparan los contagios: ya hay 133 casos positivos y una muerte por coronavirus

Leer más »

Cómo se está viviendo la cuarentena en La Matanza, el distrito más poblado de la Argentina

Una imagen de los últimos días en La Matanza (Franco Fafasuli/)Según una encuesta realizada por la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM), los principales métodos que utilizan los habitantes del principal distrito de la Argentina en cantidad de población para prevenirse del contagio son el lavado frecuente de manos, que alcanza el 93,1%, y salir menos de la casa (46,5%). Ambas actitudes están a gran distancia de otros hábitos adquiridos como el lavado de ropa y calzado en forma más frecuente (11,3%), el uso de guantes (9,8%) y la utilización de barbijo (9%).El estudio consigna que el 81,7% de los entrevistados observó que la gente está saliendo menos de sus casas que antes de la cuarentena y solo el 14,8% lo hace igual que antes de la prohibición de hacerlo, demostrando una alta adhesión a las medidas de distanciamiento ordenadas por el gobierno nacional.En cuanto a los ingresos, el 44,1% considera que después de la cuarentena serán menores, aunque el 40,4% cree que se mantendrán igual. El resto no puede determinar cómo evolucionará su situación económica personal una vez concluida la emergencia sanitaria. En paralelo, el 22,5% de la población encuestada solicitó el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).No hay expectativas optimistas a la hora de contestar sobre el futuro de la situación económica del país después de la cuarentena. El 55,2% considera que la situación estará peor y el 42,6% considera que estará igual. Solo el 2,2% piensa que estará mejor.Sin embargo, a pesar del complejo panorama general que imaginan los encuestados para el futuro del país, el 51,3% considera que podrá sostener los gastos básicos del hogar y el 26,6% los gastos totales del hogar. Solo el 22,1% cree que no podrá hacerlo.El campo de la encuesta fue realizado entre el 4 y el 11 de abril en 1.543 casos a través de un formulario auto-administrado en línea. La muestra utilizada fue con la técnica no probabilística conocida como “bola de nieve”, en las 15 localidades del distrito, que es habitual para obtener respuestas en poblaciones difíciles de acceder. Es decir, no se trata de un estudio socioambiental ni probabilístico, lo que permitiría que un observador constatara la veracidad de la información brindada o el chequeo entre respuestas de una misma escala, pero es importante la cantidad de casos.En un trabajo previo que realizó Angélica de Sena entre 2017 y 2018 sobre la cuestión social del distrito, en ete caso presencial, si bien la pobreza pasó del 3% al 32% en 50 años, con un promedio desde 1983 que llega a 36% y un índice de pobreza estructural e intergeneracional que llega al 25%, los porcentajes de acceso a los servicios básicos no se muestran igualmente dramáticos.Por ejemplo, el 71,5% de las viviendas de La Matanza tiene conexión a red de gas natural, llegando a 85,7% en el primer cordón, bajando a 59,8% en el segundo cordón y a 54% en el tercer cordón.Ese porcentaje todavía mejora en cuanto al acceso a agua corriente, que permite beber y cocinar sin comprar bidones. Llega a 89,5% en todo el distrito y solo 10,5% carece de ese recurso. Aunque empeora en relación al acceso a cloacas. En el primer cordón, tienen el 94,2% de las viviendas, baja a 58,8% en el segundo cordón y sí se vuelve crítico en el tercer cordón, ya que solo el 3,1% tiene ese desagüe a la red pública. Por último, según el estudio de De Sena, solo el 8% de los hogares se encuentra en condiciones de hacinamiento crítico, que es un índice bastante por debajo en relación a otras zonas del conurbano bonaerense y otros lugares del país, que largamente superan el 30%. En La Matanza, el 29,4% posee dos ambientes, el 36,2% tres ambientes y 2,9% más de 5 ambientes. Es decir, el 74% corresponde a viviendas de dos ambientes o más.“Hay una diferencia muy grande entre el primer y el tercer cordón, ya que más cerca de la General Paz hay índices similares a la Ciudad de Buenos Aires, que bajan en el segundo cordón, pero al llegar al tercero la situación es malísima”, consideró De Sena, en diálogo con Infobae. “Hay un proceso de fabelización en los barrios que antes eran de obreros, asentamientos donde solo es posible ingresar con alguien del lugar”, agregó.La Matanza es el distrito más populoso de la Argentina, con 1.775.000 habitantes según el censo 2010, con 15 localidades muy diversas en cuanto a composición social, algunas más residenciales como Ramos Mejía y otras más críticas como la zona de Virrey del Pino o Gregorio de Laferrére.Seguí leyendo:La Villa 31 lleva más de una semana sin agua y se disparan los contagios de coronavirus: ya hay 133 casos positivos y una muerteUn epidemiólogo de Stanford explica a los gobiernos por qué hay que salir del aislamientoHay 350 venezolanos varados en Argentina que quieren volver a su país y no reciben respuesta del régimen de Maduro

Leer más »

Coronavirus en Argentina: radiografía de los cinco municipios del conurbano que tienen más contagios

Con diferencias de población, niveles socioeconómicos y una despareja infraestructura estatal, La Matanza, Quilmes, San Martín, Merlo y Vicente López son hoy los cinco municipios que más casos de coronavirus registran en el conurbano.Se trata de distritos donde la gobernación bonaerense que encabeza Axel Kicillof puso el foco de atención en los últimos días y los intendentes están atentos a cualquier brote que dispare una mayor cantidad de enfermos de coronavirus.Según detallaron a Infobae fuentes oficiales del gobierno nacional y de la provincia de Buenos Aires, hasta ayer La Matanza registraba 105 casos; sigue San Martín con 99 contagiados; Merlo, 69; Quilmes con 65; y Vicente López, 61 casos de COVID-19.La provincia de Buenos Aires y la Capital Federal son los distritos del país con mayores niveles de contagiados de coronavirus, pero desde la Casa Rosada siguen con atención lo que ocurre en el conurbano por varios motivos: la densidad de población, los altos niveles de pobreza y la infraestructura sanitaria en muchos casos deficitaria.“Hay que poner la vigilancia en muchos lugares donde hay niveles altos de concentración de gente aunque esto no implica necesariamente un disparador de contagios. Lo más relevante que hubo en muchos casos donde se dispararon brotes de COVID-19 es en aquellos lugares donde hubo circulación comunitaria”, explicó a Infobae el viceministro de Salud bonaerense Nicolás Kreplak.La preocupación de las autoridades de Salud bonaerense es entendible: los picos de contagio no siempre se vinculan a distritos donde la población es elevada o los niveles socioeconómicos pueden ser altos. En muchos casos los registros de aumento de coronavirus respondían a brotes registrados en clínicas, hospitales, geriátricos o incluso lugares de trabajo que hizo que se dispararán los rankings de estos cinco municipios del conurbano que están en la mira.Kreplak destacó la necesidad de atender lo que llaman “vigilancia activa”. Es decir, el seguimiento de los grupos con quienes un infectado mantuvo contactos antes de contagiarse de COVID-19.No obstante, el viceministro de Salud cree que los niveles de contagio en el conurbano aun no son elevados y destacó que “mientras haya aislamiento social estricto todo es más controlable”.Al hacer un repaso de los municipios que registran más casos, Kreplak dijo que en la mayoría actualmente hay apenas un 30% de las camas ocupadas, más del 50% de las camas de terapia desocupadas y una infraestructura sanitaria “acorde a los tiempos”.Sin embargo, el viceministro de Salud bonaerense cree que una eventual ola de contagios se proyecta en 50.000 casos. “Hoy estamos muy lejos de eso”, dijo Kreplak a modo de dar tranquilidad, aunque advirtió: “No hay que bajar la guardia, evitar al máximo el hacinamiento en el transporte público o la aglomeración de gente en las calles”.Tanto desde la gobernación de Kicillof como desde los cinco municipios que lideran los niveles de contagio se transmitió certeza respecto de la situación sanitaria en que se encuentran hoy para enfrentar la pandemia.La infraestructura provincialEn relación a la infraestructura sanitaria, desde la gobernación bonaerense detallaron a Infobae que se empezaron a articular trabajos con empresas constructoras y personal de infraestructura sanitaria con el “objetivo principal que es la urgente puesta a disponibilidad de áreas para internación y terapia en hospitales bonaerenses”.Así, explicaron que hay un avance de obras en tres Centros de Atención Primaria de la Salud de Moreno, que servirán de complemento al sistema sanitario bonaerense para tratar pacientes con síntomas de coronavirus. Ya culminó la obra en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Eva Perón, en el partido de General San Martín. La provincia finalizó la construcción del Centro de Salud “Villa Alcira”, en Quilmes, que funcionará como establecimiento de atención primaria.Además, se reforzará con 20 Unidades Sanitarias Móviles la atención sobre coronavirus y así se garantizará de manera extrahospitalaria un control de las consultas.La provincia de Buenos Aires sumará 3.700 profesionales de la salud, voluntarios y voluntarias para fortalecer la atención sanitaria comunitaria. La convocatoria se hizo a través de la página web del Ministerio de Salud y se inscribieron más de 25.000. A estos le sumarán los 200 médicos cubanos para los centros de atención primaria según ratificó el viceministro de Salud. Un decreto de Kicillof autorizó a incorporar al equipo sanitario bonaerense a personas jubiladas o retiradas que previamente realizaban tareas vinculadas directa o indirectamente con el sistema de salud.Y ya están en marcha los hospitales modulares en los terrenos dependientes de las UPA de Varela, Quilmes, Tres de Febrero, Hurlingham y Moreno, Lomas de Zamora, Almirante Brown, General Rodríguez y Mar del Plata. Por otra parte, el gobierno nacional trabaja para la reapertura de dos hospitales en Matanza: Néstor Kirchner y René Favaloro.Fuentes del gobierno nacional aseguraron a Infobae que los testeos en la provincia de Buenos Aires “están al día” y se cuenta con 18 laboratorios que diagnostican coronavirus.Radiografía por cada casoCon toda esta radiografía global que apunta a sustentar a todos los municipios bonaerenses en medio de esta pandemia, hay detalle mayor de cada uno de los cinco municipios que tienen más cantidad de contagiados de COVID-19. Según pudo reconstruir Infobae de fuentes municipales y provinciales esa radiografía para atender la pandemia en cada distrito sería la siguiente:QUILMES. Cuatro días antes de que el presidente, Alberto Fernández, decretase el aislamiento preventivo y obligatorio en todo el país, la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, creó un Comité de Emergencia.Con 65 casos de COVID-19 en la actualidad se intensificaron las tareas preventivas en el Hospital Isidoro Iriarte, donde hay 233 médicos. También se estableció un trabajo articulado con los gobiernos nacional y provincial para ampliar la capacidad de camas de la Unidad de Pronta Atención (UPA) Nº 17. Allí se está construyendo un Hospital Modular de 1.000 metros cuadrados y a esto se suma el Hospital Oller, de Solano; el Hospitalito de Don Bosco; el Instituto Municipal de Medicina Preventiva Dr. Ramón Carrillo y los 40 Centros de Atención Primaria de Salud (CAPS) que hay en el distrito para afrontar la epidemia.En tanto, en la Universidad Nacional de Quilmes se montó un Centro de Aislamiento Sanitario Institucional, que cuenta con más de 133 camas y al que se llevarán pacientes con síntomas leves de coronavirus y que no puedan realizar la cuarentena en su domicilio, ya sea por convivir con personas que integran el grupo de riesgo, o bien por las condiciones edilicias de su vivienda.Por otra parte, Quilmes ya recibió del Ministerio de Salud de la Nación más de 10.000 barbijos quirúrjicos, 2.860 kits para médicos, 400 más caras protectoras y 270 protectores oculares.LA MATANZA. Este es el distrito más poblado del conurbano con 1,7 millones de personas, según el censo del 2010, aunque hoy hay aproximadamente 2.400.000 habitantes. Allí están la mitad de casos por proporción de habitantes con los 105 registrados hasta ayer.Según se pudo saber, el intendente Fernando Espinoza, hizo un seguimiento de las 9.700 personas que volvieron del exterior en el período en que se decretó la cuarentena ya que se estima que la mayor parte de los contagios provienen del exterior o del entorno directo de la persona que vino de afuera. Pero en el municipio de La Matanza temen que una apertura de la cuarentena dispare la cantidad de infectados por el alto nivel de circulación de gente.Para atender esta pandemia, en La Matanza hay unas 500 camas de cuidados intensivos. También en el Hospital Favaloro se agregarán 100 camas de cuidados intensivos y 2.065 camas de intervención simple entre el sector público y privado. A la vez, hay 4.000 camas de aislamiento en polideportivos.La Matanza cuenta con los hospitales provinciales Paroissien, Evita y el Balestrini que reúnen y otros cinco hospitales municipales que reúnen a 732 médicos. Hay más de seis respiradores y recibieron de la Nación más de 40.000 barbijos quirúrjicos, 5.000 kits para médicos y unas 600 máscaras protectoras.Desde ayer en La Matanza se instrumentó un Sistema de Seguimiento de Pacientes con COVID-19. Se trata de un sistema de geolocalización y control médico que funciona desde el Centro de Operaciones Municipal (COM) y permite el seguimiento de pacientes confirmados y sospechosos de estar contagiados de coronavirus que realizan el aislamiento en sus domicilios. “Esto nos permitirá optimizar el recurso médico que tenemos”, dijo el intendente Espinoza al presentar este nuevo sistema.SAN MARTIN. Con 99 contagiados hasta ahora, en el municipio de San Martín hacen un seguimiento de control epidemiológico en paralelo al de los gobiernos nacional y provincias. Ocurre con muchas comunas, ya que el Ministerio de Salud de la Nación ofrece a cuentagotas la información de COVID-19.Actualmente San Martín tiene una capacidad del Sistema de Salud de 683 camas en instituciones públicas y privadas. Hay 91 camas de terapia intensiva y 97 respiradores activos. También se sumaron Centros de Aislamiento Comunitario como el del Club San Andrés con 200 camas, el CeMEF con 50, y los bomberos con 20.En el marco de la cuarentena obligatoria establecida por el gobierno nacional, el municipio de San Martín dispuso de 777 médicos en los hospitales Belgrano y Eva Perón.El intendente Fernando Moreira explicó a Infobae que los testeos de hisopados a asintomáticos son los que muchas veces disparan los niveles de contagio. Pero aseguró que en la actualidad la comuna que dirige “está preparada para una demanda mayor a la cantidad de infectados que hoy existen”.A su vez, el intendente de San Martín reveló que entre la semana epidemiológica 16 (12 al 18 de abril) y la 17 (19 al 25 de abril) se registró una disminución en la cantidad de casos positivos de COVID-19. Desde el 1 de marzo, se asistió a 3.247 pacientes (376 fueron casos sospechosos de COVID-19), y se trasladó a 66 pacientes. Así, se incorporaron nuevas líneas de atención en Salud para consultas e información sobre el coronavirus.El intendente Moreira reunió a los equipos de los Hospitales Thompson, Belgrano, Eva Perón, Anchorena, Corporación Médica y Santa María, con el objetivo de fortalecer la red de salud en el Municipio y continuar el trabajo coordinado con los ministerios de Salud de la Nación y de la Provincia.San Martín fue una de las primeras ciudades en instalar un triaje en las inmediaciones de su hospital municipal, según el protocolo de la Organización Mundial de la Salud, con el objetivo de evitar el contacto entre los pacientes.VICENTE LÓPEZ. En Vicente López la gran mayoría de los 61 casos registrados hasta ahora fueron importados por vecinos provenientes de viajes al exterior. El intendente Jorge Macri desplegó un operativo de emergencia en cinco hospitales de campaña para alojar a personas positivas de COVID-19 que por su estado no requieren hospitalización. Allí hay funcionan en la Sociedad de Fomento de Villa Martelli 100 camas; en la Sociedad de Fomento de José Hernández, 120; en el Obispado, 29; en el Club VILO, 22 y en el Campo 1, 24.A la vez, el Hospital Dr. Bernardo Houssay cuenta con 17 camas de terapia intensiva, seis de terapia intermedia y nueve de shock room. Hay 295 camas en hospitales de campaña para alojar pacientes con sintomatología leve. Y en el Hospital Cetrángolo, 93 médicos.Según explicaron en el Ministerio de Salud de la provincia, Vicente López es el de un distrito que cuenta con una fuerte infraestructura del sistema sanitario privado que descomprime mucho los focos de contagio en centros públicos. Y se percibe claramente que los casos detectados provienen de estratos sociales medios y altos.MERLO. El caso de Merlo es bastante particular porque con una población no mayor a los 500.000 habitantes tiene unos 69 casos de COVID-19.Desde la intendencia de Merlo explicaron a Infobae que “resulta llamativo los niveles que se le dan a distritos como Lomas de Zamora, Moreno o Almirante Brown con poblaciones mayores y niveles de contagio en las cifras oficiales más bajos que los nuestros”.Actualmente en Merlo hay 620 camas extra hospitalarias para enfrentar la pandemia, 125 camas hospitalarias y 845 camas entre el sector privado y el público. Se entregaron cinco respiradores en el hospital Héroes de Malvinas, donde hay 171 médicos. El gobierno nacional envió 7.800 barbijos médicos, 1.800 kits y 400 máscaras protectoras.Hace una semana, el intendente Gustavo Menéndez escribió una carta abierta a la ciudadanía donde expresó: “Estamos trabajando mucho para que el impacto de la pandemia no sea tan terrible”. Allí detalló que en el Hospital Eva Perón hay 12 camas de unidad intensiva y 14 de shock. También destacó que cuenta con el apoyo de “un centenar más de camas del sector privado”. Al parecer, el apoyo del sector privado es una variable que muchos intendentes toman en cuenta para enfrentar la pandemia ante una eventual ola de contagios y un desborde del sistema estatal de salud.Seguí leyendo:Coronavirus en Argentina: un avión Hércules de la Fuerza Aérea traslada 7 toneladas de respiradores e insumos médicos a las provinciasIntendentes bonaerenses pidieron información para controlar a los presos liberados con la excusa del coronavirus

Leer más »

Horacio Rodríguez Larreta hace equilibrio entre las urgencias propias y el vínculo con Alberto Fernández

Horacio Rodríguez Larreta Hasta estas horas, Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta llevaban sin hablar más de una semana.Nadie se anima a aventurar si fue por casualidad o por la vorágine propia de la gestión de la crisis económico y sanitaria que empieza a mostrar altos niveles de fatiga en la sociedad y en la dirigencia política. Pero el Presidente y el jefe de Gobierno porteño hablaron por última vez antes del anuncio grabado y sin acceso a los medios del pasado sábado de prolongación del aislamiento, en el que Fernández sorprendió con la habilitación de las salidas diarias y recreativas para la población general a la que casi ningún gobernador se acopló.Rodríguez Larreta se enteró por televisión. Apenas terminó el anuncio, lo llamó Axel Kicillof, que recibió la noticia de la misma manera. Al otro día sacaron el comunicado conjunto con Santa Fe y Córdoba. “Se me pasó”, dijo veinticuatro horas después el jefe de Estado sobre la omisión de aclarar que la flexibilización se daría siempre y cuando fuera habilitada por cada gobernador.El martes, después de algo más de 48 horas de trascendidos, el jefe de Gobierno visitó a Eduardo “Wado” de Pedro en su oficina de la Casa Rosada. Una reunión de coordinación de las acciones llevadas a cabo en el área metropolitana para mitigar el impacto del coronavirus. El ministro del Interior es el interlocutor habitual de Rodríguez Larreta con la Casa Rosada, más allá de que la pandemia abrió un canal de diálogo entre el jefe local y el Presidente que no existía y que ahora empieza a mostrar señales de agotamiento.Tras el encuentro entre De Pedro y Rodríguez Larreta, el Ministerio del Interior difundió la foto oficial, algo no habitual para ese tipo de reuniones en ese despacho de la planta baja de la Casa Rosada. Según el entorno del jefe de la Ciudad, para mostrar “distensión”.Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Horacio Rodríguez Larreta durante el anuncio por la reestructuración de deuda en Olivos (Presidencia de la Nación)Según sus colaboradores, Rodríguez Larreta suele definir el vínculo con Alberto Fernández como una buena relación. “Pero hasta ahí, no chatean todos los días", explican. El jefe de Gobierno es consciente de la rivalidad política, a pesar de la pandemia. Acentuada por sus aspiraciones presidenciales al 2023, que en medio de esta crisis asoman lejanas.En ese sentido, el jefe de la Ciudad hace equilibrio entre las urgencias internas y el vínculo con la Casa Rosada, que desde que la crisis sanitaria copó la agenda pública es seguido con recelo por el ala dura del PRO. Es decir, Mauricio Macri, Patricia Bullrich y compañía.La semana pasada, Rodríguez Larreta y Bullrich se reunieron a solas: un encuentro extenso y privado que fue confirmado a este medio por el entorno de ambos y que, según las fuentes, sirvió para limar asperezas. Es que la ex ministra de Seguridad se erige como la principal figura del sector más reacio a la amplitud partidaria. El jefe de Gobierno, por el contrario, aspira a liderar el ala moderada del PRO, que incluye desde Emilio Monzó y los intendentes del Gran Buenos Aires hasta a Cristian Ritondo y María Eugenia Vidal.Según las fuentes, Rodríguez Larreta y Bullrich "acordaron respetarse”. Uno el rol de oposición. El otro, el de gestión con la necesidad de coordinar con la Casa Rosada.En la Ciudad reconocen sin embargo que los últimos días fueron erráticos en la vinculación con el Frente de Todos.Horacio Rodríguez Larreta y Patricia BullrichEl anuncio de extensión de la cuarentena sin previo aviso de la habilitación para las salidas diarias, horas después de una larga teleconferencia de tres horas con todos los gobernadores de la que hasta el propio Rodríguez Larreta reconoció entre sus íntimos la “paciencia” del Presidente en atender una a una las exigencias de las provincias. Y la liberación de presos excusados por el coronavirus. Dos condimentos que empastaron la relación entre el oficialismo y la oposición.Para colmo, el Gobierno porteño pretendía tener el jueves la aprobación sobre tablas del proyecto de ley de emergencia económica que faculta al Ejecutivo de la Ciudad a reasignar partidas presupuestarias, cortar contrataciones, buscar estímulos fiscales para compensar la fuerte caída de la recaudación y poder diferir el pago de los salarios más altos de la administración pública, una atribución que, por ahora, la administración local no tiene pensado. El Frente de Todos no dio los votos, presentó un despacho de minoría en la Legislatura y anunció que no acompañará esta semana la iniciativa.Rodríguez Larreta quería un acompañamiento opositor del proyecto. Para eso había recibido una semana y media atrás en su oficina a tres de los principales legisladores porteños del bloque del Frente de Todos. “La reunión fue excelente. Después, pasaron cosas”, subraya una fuente de la bancada K. Parafrasea a Macri.El jefe de Gobierno no estaba acostumbrado a la crisis. Hasta hace algunos meses transitaba por la abundancia presupuestaria, la complicidad del kirchnerismo en la política local -solo alterada en épocas de elecciones- y una cómoda convivencia con los medios de comunicación. Su única preocupación pasaba por saber de cuánto sería el recorte por coparticipación que le propinaría el Gobierno nacional.La crisis sanitaria y económica, el vínculo político con la Casa Rosada, el plan para recluir a los adultos mayores, la contratación de hoteles para alojar residentes repatriados y la compra de barbijos a precios exorbitantes, que dio pie a fuertes cuestionamientos internos en su gabinete -Elisa Carrió le pidió explicaciones por teléfono-, alteraron todas esas variables.Jaime Durán Barba, aislado en su residencia de Quito desde el inicio de la pandemia, le avisó al jefe de la Ciudad -su principal cliente en el país después de la derrota de octubre- que el plan de confinamiento estricto de adultos mayores iba a tener un fuerte rechazo social y mediático. Se lo explicó, según le confió el ecuatoriano a sus amigos, con la teoría de la parte del cerebro que reacciona con “ternura ante los adultos, los gatos y los niños".Alberto Fernández, Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta (Presidencia)Además, la Auditoría General de la Ciudad ensayó en estas últimas horas una por ahora incipiente rebelión interna que encendió la alarma en la sede de Uspallata. Juan Calandri, de la Coalición Cívica, y Mariela Coletta, que responde a Martín Lousteau y Emiliano Yacobitti, pidieron controlar gastos y partidas durante la pandemia.Como si fuera poco, el jefe de Gobierno sumó al menú de urgencias el creciente malestar con el que recibieron en el Poder Judicial local el proyecto que modifica las leyes orgánicas del Consejo de la Magistratura y del Ministerio Público. Y que crea una estructura con múltiples atribuciones, no solo administrativas y financieras. El manejo estará a cargo de Genoveva Ferrero, que hasta diciembre controló la caja del Ministerio de Seguridad y que reporta directo a Rodríguez Larreta: entró a la Ciudad de la mano de Edgardo Cenzón, el ex ministro que casualmente compartió en la semana un largo café con el alcalde.Ferrero, según las fuentes, tiene buen vínculo con Juan Manuel Olmos -el jefe de Asesores de la Presidencia que tiene una fuerte influencia en la Justicia porteña-, con Daniel Angelici -que ostenta la misma injerencia- y con la Coalición Cívica de Carrió.Rodríguez Larreta, el dirigente con mayor proyección del PRO, se debate entre las tensiones internas y la administración de su vínculo con Alberto Fernández y el Frente de Todos. Hasta ayer, colaboradores del jefe de Gobierno daban cuenta de que aún dudaba en firmar o no una solicitada impulsada por la Casa Rosada en respaldo a la negociación del Gobierno por la deuda y que la Casa Rosada quería publicar por estas horas. El anuncio en Olivos, hace dos semanas y media, lo tuvo al jefe porteño sentado junto al Presidente y a Cristina Kirchner.Seguí leyendo:Coronavirus en Argentina: murió una mujer de 84 años en la Villa 31En una semana difícil, Horacio Rodríguez Larreta explicó a diputados y senadores del PRO su delicado equilibrio frente a la Casa Rosada

Leer más »

“Si no fue Mahiques, ¿quién la presionó?”, preguntó Oscar Parrilli, tras las desmentidas de la jueza Figueroa

Oscar Parrilli (NA)El actual senador nacional por el Frente de Todos y ex secretario general de la Presidencia durante la gestión de Cristina Kirchner, Oscar Parrilli, intervino en la polémica generada en torno a las presiones que, en una entrevista radial, la jueza de la Sala II de la Cámara Federal de Casación Penal, Ana María Figueroa, dijo haber recibido durante la anterior gestión presidencial. Aunque el periodista que entrevistaba a la magistrada le preguntó varias veces quién era el funcionario en cuestión, ella no dio nombres. En diálogo telefónico con Infobae incluso aclaró: “No dije que era (Juan Bautista) Mahiques, dije que era una alta autoridad”. Y agregó, sobre la referencia al Fiscal general: “Eso fue lo que dijo el reportero. Él lo nombró, yo no dije nada y se tomó como que era Mahiques”.En alusión a estas declaraciones de Figueroa, el senador Oscar Parrilli dijo: "Si no fue Mahiques, ¿quién la presionó?”La jueza Ana María Figueroa, integrante de la Sala II de la Cámara Federal de Casación Penal (NA)“Ella reconoce que Macri la criticó en público, las presiones existieron y eran parte de lo que Alberto Fernández denunció como la cloaca judicial con servicios de inteligencia en relación con jueces y fiscales", reflexionó Parrilli, en declaraciones a C5N.La doctora Figueroa aclaró sus dichos a Infobae, luego de que Cristina Fernández de Kirchner diera por sentado que el funcionario aludido era Mahiques y, el expediente en cuestión, el del Memorándum con Irán. Aunque la jueza nunca lo nombró, la vicepresidente de la Nación escribió el siguiente mensaje en su cuenta en Twitter: “Acabo de escuchar en @AM750 a la jueza Ana María Figueroa de la Cámara Federal de Casación Penal, contando cómo fue presionada por Juan Bautista Mahiques, exconsejero de la Magistratura por el Ejecutivo en el gobierno de Mauricio Macri, en el marco de la causa memorándum de Irán”.En réplica a estas aseveraciones de la vicepresidente de la Nación, el Procurador general de la Ciudad, Juan Bautista Mahiques, también publicó un mensaje en las redes pidiendo que Ana María Figueroa aclarase sus dichos.“Me gustaría que la jueza Ana María Figueroa aclarase que jamás acudí a su despacho, y que no existió el intercambio que se insinuó esta mañana en @tomaydacaradio Lamento que se falte a la verdad en un contexto como el que estamos viviendo”, escribió el Procurador de la Ciudad.En la entrevista radial mencionada, la doctora Figueroa aseguró haber rechazado de plano las sugerencias hechas por el funcionario que, según contó, la visitó en su despacho para sugerir el sentido de su voto en el expediente del Memorándum con Irán, firmado por el gobierno de Cristina Kirchner. En la charla con Infobae, la camarista comentó que, recordó que, en tiempos muy difíciles para la Justicia, durante la última dictadura, como abogada, ella presentaba habeas corpus por personas desaparecidas, dando a entender que no es presionable. Ahora bien, Oscar Parrilli recordó en la entrevista de este domingo que Ana María Figueroa votó junto a dos de sus colegas de Casación en favor de la reapertura de la causa contra la ex Presidente y algunos de sus funcionarios por la firma de ese Memorándum referido al atentado contra la AMIA.“Cuando se leen los votos [N. de la R: en favor de la reapertura de la causa del Memorándum con Irán] hay dos (camaristas) que están a favor pero está el (voto) de Figueroa que cuando se lee parece que va a votar en contra de reabrir (la causa) y termina votando a favor”, dijo el senador Parrilli.Seguí leyendo:Ana María Figueroa, sobre las presiones que denunció: “Yo no dije que fue Juan Bautista Mahiques”

Leer más »

Sortearán una camiseta del Mundial 86 que donó Diego Maradona a cambio de paquetes de fideos y arroz

Sortean una camiseta del Mundial 86 que donó Maradona (Infobae)Desde la provincia de Santa Fe Jonatan pregunta cómo donar. Emi celebra el escudo de “El Lobo” sobre la chomba blanca de Diego Maradona, quien mira a la cámara y sostiene una camiseta de la Selección Argentina versión 1986. La regaló, con su firma estampada, para que sea sorteada entre quienes donen paquetes de fideos de un kilo para el merendero del barrio René Favaloro ubicado en José C. Paz.“Que Dios lo tenga guardado y nos dé una mano desde el Cielo. Les mando todo lo que tengo. En serio, a morir, a ganarle al hambre”, dice el Diez sobre el reconocido médico que se suicidó en el año 2000 y sobre la situación crítica que viven muchas familias, agravada por la pandemia y el aislamiento social.La casaca versión retro es igual a las que el ahora DT de Gimnasia y Esgrima de La Plata usó en el Mundial de México en el que alzó la copa y convirtió aquel gol atribuido a “la mano de Dios” en cuartos de final contra el seleccionado inglés.La movida la armaron el diputado nacional Nicolás Rodríguez Saá, del Frente de Todos, que conoce a Maradona y que además es sobrino de "el Alberto” y “el Adolfo”, gobernador de San Luis y senador nacional respectivamente, y “Tati”, el dueño de un local de camisetas de Villa Crespo ubicado en Thames al 700.Rodríguez Saá vive y milita en José C. Paz y, con un guiño del intendente peronista Mario Ishii, coordinó la convocatoria por las redes sociales. El plan era subastar la camiseta como se hizo ya con las de otros futbolistas profesionales como Adolfo Gaich, delantero de San Lorenzo y de la Selección Nacional que se subastó por 1200 barbijos; o las de Javier Pinola, de River; los hermanos Palacios también de San Lorenzo y Silvio Romero de Independiente.Para arrancar la subasta “Tati” y Rodríguez Saá decidieron donar 200 paquetes de fideos. Pero se trata del ídolo popular y cambiaron las reglas: en lugar de una subasta, para que más gente pueda participar, decidieron que se entregue a través de un sorteo. Para participar alcanza con donar un paquete de fideos aunque la gente empezó a sumar también arroz y lentejas.La idea de cambiar subasta por sorteo surgió después de una visita del diputado a Malvinas Argentinas cuando un chico se acercó con dos bolsas. Había ocho paquetes de fideos en cada una. “Mi sueño es tener algo del Diego”, dijo y se largó a llorar por su ídolo y porque con 16 paquetes sería imposible quedarse con el premio.Dos coleccionistas llamaron de Brasil y Bolivia. Les pasaron la CBU de un supermercado mayorista para que compre directamente los productos que quiera donar. Lo organizadores avisaron: no quieren plata.Sobre el pecho de la camiseta Diego escribió con marcador negro: “Con todo mi corazón, todos vamos a salir de esta”. Abajó estampó el clásico: “Diego 10”.La camiseta de Maradona iba a ser subastada pero al final, se sortearáLa semana pasada el diputado pasó por la quinta en Bella Vista, San Miguel. No pudo entrar ni ver a Diego Armando Maradona. A meses de cumplir 60 años, el Diez está aislado preventivamente para evitar el contagio por Covid-19. Había dejado la celeste y blanca en seguridad. El video lo envió un asistente y lo subieron a la cuenta de Instagram, donde el lunes a la noche se realizaría el sorteo a través de la cuenta @camisetas_nani. La masiva respuesta tras la publicación de esta nota, más las dificultades logísticas para enviar las donaciones, cambiaron los planes: el sorteo será el sábado 9 de mayo.Hasta este sábado entre lo depositado al mayorista y los paquetes de medio kilo y de un kilo llevaban juntada mercadería por un valor de $80.000. Para el lunes esperan llegar a llenar “un camioncito”, se esperanzan. Si fuera así, repartirían entre las 1800 familias del barrio, además del merendero.Seguí leyendo:Coronavirus en Argentina: radiografía de los cinco municipios del conurbano que tienen más contagiosUn juez dictó la inconstitucionalidad de una acordada de la Cámara de Casación Nacional que recomendó descomprimir la superpoblación carcelaria

Leer más »

“Este es un pueblo de chusmas”, la última frase ofensiva del ministro de Seguridad de Santa Fe

El ministro de Seguridad de Santa Fe, junto al gobernador de la provincia, Omar Perotti (NA)Los exabruptos se han vuelto costumbre para el ministro de Seguridad de la provincia de Santa Fe, Marcelo Saín: sucede casi cada vez que tiene un micrófono cerca.El último de ellos roza lo ofensivo. En respuesta a un periodista que le preguntó por qué creía que se filtraban sus audios, el ministro respondió que el santafesino “es un pueblo de chusmas”. Y, por si no bastaba, agregó: “En Buenos Aires no pasa porque es una gran ciudad”.Marcelo Saín, porteño nacido en enero de 1965, pronunció estas descalificaciones hacia la provincia en la que hoy es un alto funcionario durante una entrevista radial al programa Creo, de la emisora Aire de Santa Fe.Durante su intervención mediática, el ministro hizo mención a su tensa relación actual con el jefe de la Policía de Santa Fe, Víctor Sarnaglia. “¿Por qué no se dirigen la palabra con el jefe de Policía, Víctor Sarnaglia?”, le preguntaron. Y enseguida, con soberbia, respondió: “Es un detalle menor, porque yo manejo una organización mucho más grande que el jefe de Policía, que apenas es el que dirige operacionalmente la seguridad preventiva”.El ministro también hizo referencia a la filtración de audios suyos enviados a representantes de la fuerza de seguridad de la provincia. En ese sentido culpó a la misma fuerza que conduce. : “Este es un pueblo de chusmas. Es una vida pueblerina. Esto en Buenos Aires no pasa porque es una gran ciudad. Si yo le mando un audio a los jefes de unidades regionales es porque no puedo juntarme con el director de Seguridad Rural o con todos los jefes. Pero como algunos de esos jefes son chiquilines, filtran esas cosas pensando que a mí me desprestigian. Y al contrario, porque estoy dando directivas. No han filtrado un montón de audios donde yo elogio el trabajo de los policías”.Además, agregó: “Yo tengo absolutamente claro quién fue el que lo filtró. Yo vengo de Inteligencia. Algunos de estos jefes son unos pichis y no se dan cuenta que es muy fácil saber de qué teléfono salen esas cosas. Pero yo lo dejo correr. Filtran estos audios como si a mí me produjeran algún daño. A mí no me mueve el amperímetro.”Marcelo Saín durante la asunción y la jura en su actual cargoAudios privados y gobiernos provinciales “de pelotudos”Los audio s a los que hace referencia el Ministro de Seguridad salieron a la luz durante la última semana. Eran mensajes enviados de manera privada a los jefes de unidades regionales de la Policía de Santa Fe y fueron filtrados en el marco de una relación absolutamente rota con el Jefe Policial de la Provincia.En el audio, Saín advertía que la decisión del presidente Alberto Fernández de habilitar los paseos diarios de una hora había surgido por presiones externas: “Les voy a adelantar una opinión que es más política y que comparto con mis compañeros de trabajo; esta decisión de ayer (por el domingo) del presidente fue, a mi entender, muy a disgusto, si lo notaron. Está muy forzado por factores de poder y por encuestas que, intuyo yo, al no haber tanta cantidad de muertos, hay una sensación en la población de que esto no tiene sentido”, decía el Ministro.“El gobierno -siguió diciendo Saín- está tratando de que ese ánimo social no se convierta antigobierno que de hecho va a ocurrir (sic), porque nosotros tenemos un sueldo garantizado. El grueso de la gente no, por eso hay que ser muy comprensible [N. de la R: por comprensivo] con los ciudadanos (...) La impresión, me decía (Omar) Perotti, es que todos los gobiernos provinciales han quedado como pelotudos, que la verdad es que la gente no le ha dado bola a la cuarentena”.Los audios virales del ministro de Seguridad de Santa Fe, Marcelo Sain (Infobae)Ese audio fue compartido con 23 autoridades policiales de la provincia santafesina, entre los que se encontraba Sarnaglia.Saín, licenciado en Ciencias Políticas en la Universidad de El Salvador en 1987, desarrolló la mayor parte de su carrera política en la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires. Durante la gestión kirchnerista fundó Policía de Seguridad Aeroportuaria, un logro del que se ha jactado varias veces y una fuerza a la que califica como “la única policía democrática". Desde su asunción como ministro de Seguridad de Santa Fe, Saín pareció ver distorsionado su rol, a la hora de salir a hablar en público. Por momentos pareciera que olvidara las responsabilidades de su cargo y se colocara en un lugar de "comentarista de la realidad".Desde su asunción, los primeros exabruptos se originaron durante la última semana de febrero, justo cuando Rosario era un hervidero y contaba con un registro de 40 personas asesinadas en los primeros 50 días del año.El 20 de febrero, y con ese contexto de preocupación absoluta, Saín aseguró: “En el año 2013 hubo la misma frecuencia criminal. Esto es habitual hacia fin de año y en los meses de enero y febrero. Es algo bastante estacional en esta época del año”, afirmó durante una entrevista con Radio Metro.“No hemos tenido tiempo ni hemos podido estudiar por qué se aceleran este conjunto de eventos hacia fin de año y hacia enero y febrero”, añadió. Esas palabras generaron un revuelo enorme en Santa Fe y, específicamente, en Rosario.Sin embargo, en lugar de intentar calmar las aguas y recuperar la compostura, Saín redobló su apuesta de dichos controversiales durante una visita al estudio de Crónica TV, en Buenos Aires. En ese momento, ya eran 45 las personas asesinadas en Rosario y el ministro de Seguridad de Santa Fe, se encontraba en la Ciudad de Buenos Aires. (Infobae)“Vine a Buenos Aires a descansar. Si me quedo allá, me cagan a tiros”, afirmó el ministro, casi en tono jocoso, en el comienzo de la entrevista.Durante esa entrevista, Saín también deslizó, como si se tratara de una tertulia, que en Santa Fe "había pactos tácitos de dejar hacer que la policía maneje el negocio criminal (...) hubo una depuración policial a nivel de cúpulas muy importante".El último exabrupto del ex interventor de la Policía de Seguridad Aeroportuaria se produjo mediante las redes sociales y durante el comienzo de la psicosis por la pandemia de coronavirus en el país.El ministro citó en un tweet una noticia que indicaba que 30 mil argentinos habían viajado al exterior en medio de la pandemia y horas antes de que el presidente anunciara la cuarentena obligatoria en todo el territorio nacional.En ese momento, el ministro de Seguridad santafesino acompañó la noticia con el texto: “La peor cara de nuestra sociedad. Como dijo mi hija: ‘si la solución de esto depende de la clase alta y media, estamos cagados’”.Y, como si fuera poco, completó la polémica con una crítica estigmatizadora a aquellos que se fueron al exterior durante el inicio de la pandemia en el país. “No solo buscamos y traemos a estos chetos en aviones sino que usamos los kits de testeo en ellos, los que sería fundamental usar en asintomáticos para tener la exacta dimensión de nuestra emergencia con el virus. Tenemos pocos kits y los dedicamos a la clase alta”, criticó.Seguí Leyendo:Coronavirus en Argentina: la clave científica que analiza Alberto Fernández para extender la cuarentena obligatoria hasta el 24 de mayo inclusive

Leer más »