Último momento

Política

Toma de Guernica: Axel Kicillof trabaja contra reloj para ubicar a las 2.000 familias en predios municipales

Axel Kicillof y Andrés LarroqueCon el fallo judicial que ordenó un desalojo pacífico de las tierras tomadas en Guernica para el 23 de septiembre, el gobierno bonaerense de Axel Kicillof trabaja contra reloj para elevar a la Justicia de Garantías una propuesta básica: la reubicación de las 2.000 familias en tierras municipales.El juez de garantías N° 8 de Cañuelas, Martín Rizzo, estableció que el desalojo de unas 100 hectáreas en Guernica se realizará entre el 23, 24 y 25 de septiembre próximos “en horario diurno, desde que salga hasta que se ponga el sol y no pudiendo instrumentarse en condiciones climáticas adversas”.A partir de allí, el gobernador Kicillof junto con el ministro de Desarrollo Social bonaerense, Andrés “Cuervo” Larroque, aceleraron las gestiones para definir un plan que llevará mañana a la mesa de diálogo con organizaciones sociales, abogados de las familias, intendentes y el Ministerio de Seguridad provincial.La idea del mandatario bonaerense es que el desalojo se realice de manera pacífica y que se logre una solución para las familias que están ocupando los terrenos en disputa jurídica. Kicillof busca un acuerdo con intendentes del Conurbano para instalar en sus predios desocupados a las familias de Guernica.El primer paso será consensuar en la mesa de diálogo una propuesta alternativa tras el desalojo y elevarla luego al juez de la causa para que la instrumente. Es decir: cumplir con la orden judicial de manera pacífica, pero ofrecer al mismo tiempo una respuesta a las familias.Todo esto se definirá en una reunión que eventualmente se realizará desde mañana en la mesa de diálogo con referentes del juzgado de Rizzo, movimientos sociales, intendentes y referentes de las 2.000 familias.La propuesta de reubicación de las familias de Guernica se está trabajando también con la intendenta de Presidente Perón, Blanca Cantero, que en diálogo con Infobae adelantó la semana pasada que la toma de tierras en su distrito está impulsada por “movimientos sociales o partidos políticos de izquierda” y rechazó la idea de buscar terrenos fiscales de su comuna para trasladar a las familias que están asentadas allí y que deben ser desalojadas por orden judicial.La intendenta de Presidente Perón está convencida de que gran parte de las familias que están en las tierras de Guernica pertenecen a comunas como La Matanza, Almirante Brown o Quilmes.Desde los movimientos sociales también se llevarán a la mesa de diálogo distintas propuestas para desplegar tras el desalojo de las familias. Por ejemplo, desde Libres del Sur se plantea poner en funcionamiento la Ley provincial 14.449 que establece la disposición de tierras para el “loteo social”.La dirigente Silvia Saravia, de Libres del Sur, dijo a Infobae que “hay que partir de la base de que quienes dicen ser dueños de las tierras en Guernica no han presentado en la Justicia documentación suficiente que respalde esa afirmación, por lo que hay que dar respuesta inmediata a las familias”.En tanto, desde el Movimiento Evita, Gildo Onorato, en coincidencia con el diputado Carlos Alderete, cree que la solución a la toma de tierras debería ser una ley que contemple la creación de un fondo nacional para la construcción de viviendas en coordinación con los intendentes.En el predio de Guernica hay más de 2.000 familias que se instalaron con carpas y chozas en unas 100 hectáreas, dividas en dos terrenos. La gente comenzó a llegar allí a partir del 20 de julio y poco a poco la zona se pobló con estructuras muy precarias.La idea es que la Policía Bonaerense se haga cargo del desalojo. No va a intervenir el Ministerio de Seguridad de la Nación ya que se trata de un predio provincial. Y se buscará que todo se realice de manera pacífica.Según dispuso la Justicia en el desalojo programado para el 23 de septiembre, deberá haber “presencia del servicio de asistencia médica, ambulancia, internación y/o traslado de las personas y otros que se requieran, en particular los encargados de activar protocolos referidos a la pandemia de coronavirus”.Seguí leyendo:Juntos por el Cambio respaldó a Rodríguez Larreta en su reclamo judicial por la quita de coparticipación“La Policía Bonaerense fue aliada de La Cámpora”, dijo Miguel Ángel Pichetto

Leer más »

En medio de las tensiones por la quita de la coparticipación, Alberto Fernández y Rodríguez Larreta volverán a reunirse esta semana para definir cómo sigue la cuarentena

El último anuncio realizado por Alberto Fernández, Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta, a principios de agosto. (ESTEBAN COLLAZO/)El 28 de agosto pasado, el Presidente anunció la última prórroga del aislamiento preventivo hasta el 20 de septiembre. Lo hizo después de hablar con los epidemiólogos, los gobernadores de todo el país y luego de mantener un encuentro particular con los mandatarios del AMBA, Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta. A pesar de las tensiones generadas por la quita de la coparticipación, Alberto Fernández volverá a convocarlos y el jefe de Gobierno porteño ya decidió concurrir.“Esto es política, no se trata de cuestiones personales. Y Horacio también sabe que la foto con Alberto, y mostrarse unido en la pandemia, le suma, así que seguro que vendrá”, dijeron cerca de Alberto Fernández. Y algo similar se asegura en la Ciudad. “Nuestra expectativa es que la gestión de la pandemia no se vea interrumpida por el tema de la coparticipación, tenemos que darle respuesta a la gente que está tan angustiada con el tema”, es lo que explicaron cerca del jefe de Gobierno porteño.En las oficinas de Uspallata, sin embargo, no saben exactamente cómo se desarrollarán las reuniones y no quieren actuar automáticamente. El Gobierno porteño ya sufrió a fines de agosto un inesperado golpe. El jefe de Gobierno de la Ciudad había acordado una apertura de los locales gastronómicos bajo una modalidad amplia, siempre al aire libre, en veredas, patios, terrazas y jardines. Luego, Alberto Fernández viajó a Rosario junto a varios ministros y anticipó un Consejo Federal para el manejo de la Hidrovía del río Paraná, del que no dio ningún detalle. Rodríguez Larreta esperaba que el Presidente hablara antes de hacer su conferencia de prensa local, pero como se demoraba, avisó que la haría antes.Al volver de su viaje, y tal como habían previsto, Fernández rompió con la tradición del “trío pandemia” y solo frente a las cámaras, en un mensaje grabado, dijo “el problema ya no está en el AMBA, el problema está en todo el país”. En efecto, “hace un mes y medio el 93% de los casos estaban concentrados en el AMBA y en las otras provincias solo el 7%, pero ahora ese porcentaje se multiplicó por cinco, pero que ahora habían trepado a 37%”. “El AMBA es la zona donde fue necesario mantener restricciones durante más tiempo. Parece haber algunos datos alentadores, pero estamos muy lejos de haber resuelto el problema”, explicó.Todo parecía discurrir sobre lo hablado, pero a la noche, Rodríguez Larreta recibió un llamado de Santiago Cafiero anticipándole que la resolución que estaba a punto de publicar el jefe de Gabinete de Ministros era más restrictiva de lo esperado en CABA. Fue la primera vez que Rodríguez Larreta habló de “traición" entre sus funcionarios, aunque no lo hizo trascender. El nuevo texto les provocó problemas a una gran cantidad de dueños de bares y restaurantes que habían sido previamente contactados por el equipo de la Ciudad, incluso habían realizado inversiones en patios y terrazas, con vistas a poder abrir sus puertas a partir del 28 de agosto, lo que no fue posible. Ahora, la palabra traición sí fue hecha trascender.Otros tiempos.Mientras en Olivos organizan la semana, y deciden cómo y cuándo convocar a Rodríguez Larreta, la preocupación del Presidente es que la tendencia que se había instalado en la última prórroga de la cuarentena se fue profundizando. En ese entonces, el 37% de los casos se generaban en el interior y el número crece, llegando al 40% en este momento y con perspectiva de seguir en aumento.Hoy la preocupación más grande del Presidente es por Mendoza, que ayer superó los 15.000 contagios, en un proceso de multiplicación más rápido que el de otras provincias. Como se recordará, Fernández iba a viajar el lunes de la semana pasada a la capital mendocina y desistió de hacerlo, luego de conocerse que contactos estrechos del gobernador habían contraído el coronavirus. Días después, Rodolfo Suárez dio negativo en el hisopado. Aunque también existe preocupación por la manera en que Santa Fe, Jujuy y Chaco están haciendo frente a los contagios, aunque por distintas razones.Santa Fe es considerada una provincia con un sistema sanitario sólido y con capacidad para hacer frente a las exigencias de unidades de terapia intensiva, pero en los últimos días viene superando a la Ciudad de Buenos Aires en cantidad de casos, evidenciando que las mayores restricciones impuestas no fueron cumplidas por la población.Jujuy es una preocupación tanto por la cantidad de casos como por las dificultades de su sistema sanitario. No solo superaron los 12 mil contagios, sino que se temió que no podría llevar adelante la atención, problema que parece aventado. Chaco, otra provincia que preocupaba al Presidente, en cambio parece haber superado su pico. En total, no llegó a 7.000 contagios y el índice de fallecidos es cada vez más bajo.Seguí leyendo:“Las marchas antiperonistas de ayer nos parecen absolutamente irresponsables”, aseguró el jefe de Gabinete de KicillofLa OMS advirtió que la pandemia de coronavirus será peor en octubre y noviembre en Europa: “Se verá una mortalidad más elevada”El gobierno porteño irá a las reuniones por el futuro de la cuarentena pese la tensión con Casa Rosada

Leer más »

El Senado rechazará esta semana los traslados de los tres camaristas apuntados por el Gobierno

El kirchnerismo finalmente avanzará esta semana contra los traslados a la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correcional Federal, Sala I, de los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi. También contra el juez Germán Castelli quien fue trasladado al Tribunal en lo Criminal Federal N° 7 de la Capital Federal. Se trata de los pliegos que el Frente de Todos rechazó diez días atrás con dictámenes de comisión firmados por el oficialismo y la senadora Magdalena Solari Quintana, del Frente Renovador de la Concordia. La vicepresidenta, Cristina Kirchner, convocó a sesión para el miércoles a las 14 e incluyó los dictámenes en el oren del día, junto con la media sanción del incremento de penas para la pesca ilegal, que se convertiría en ley, y la renovación del protocolo de funcionamiento remoto. El último tema incorporado es también un proyecto en revisión como es el Fondo Nacional de la Defensa para el reequipamiento de las Fuerzas Armadas.Ninguno de los tres se presentó ante la audiencia de la comisión de Acuerdos del Senado, que preside la kirchnerista Anabel Fernández Sagasti y cuya validez cuestionó Juntos por el Cambio. La ausencia de los jueces fue el argumento principal del Frente de Todos para apurar el trámite mientras que otros siete jueces, que sí participaron y defendieron sus respectivos traslados, incluso algunos coincidieron con el oficialismo en que generaría mayor tranquilidad la aprobación de sus pliegos, aún esperan su dictamen para conocer su futura situación.Una vez que los rechacen en el recinto, el presidente Alberto Fernández debería determinar su regreso a los juzgados de origen, aunque la Corte espera la decisión política para avanzar frente al reclamo elevado al más alto tribunal por los magistrados en cuestión. Cristina Kirchner habló del tema, vía Twitter, el último viernes. “Se comprobó que a Bruglia y Bertuzzi los quieren mantener ilegalmente en la Cámara Federal para garantizar la impunidad de Macri y sus funcionarios. Uno de ellos anuló el procesamiento de Dietrich, Iguacel y Dujovne, por la estafa de las autopistas de más de USD 600 millones”, planteó y negó un interés personal aunque volvió a hablar del armado de causas. “¿Se dan cuenta que han convertido al Poder Judicial en un instrumento para atacar al peronismo y a los gobiernos populares y darle impunidad a los poderosos que siempre manejan los hilos de la economía y la comunicación en nuestro país?”, preguntó CFK.El argumento para el rápido rechazo fue no haber comparecido en la audiencia pública del viernes 4 de septiembre de 2020. "Evidencia su contumacia de cara al trámite complejo antes referido, su desapego al orden institucional y su inidoneidad para desempeñarse en el cargo para el que ha sido propuesto”, sostuvieron en el oficialismo. Firmaron los dictámenes Fernández Sagasti, Solari Quintana, Ana Almirón, María E. Catalfamo, José Mayans, Juan Mario Pais, Oscar Parrilli, Matías Rodríguez y Guillermo Snopek.Fernández Sagasti anunció en el inicio de aquella audiencia, que duró unas cuatro horas, que los tres jueces habían desistido de participar lo que generó expresiones en contra de las ‘espadas’ del oficialismo en la cámara alta como José Mayans, Guillermo Snopek, Oscar Parrilli y el camporista Matías Rodríguez. “Es una lástima que el doctor Bruglia haya decidido no asistir a completar una manda constitucional al Senado”, lamentó la presidenta de la comisión tras leer la primera carta. Bertuzzi y Castelli enviaron notas similares para excusarse, además de haber acudido a la Corte para que se expida.Desde Tierra del Fuego Rodríguez considero un “claro desprecio a todo este proceso y a la Constitución Nacional” la negativa de los jueces a exponer ante la comisión, cuyo resultado los tres preveían. Mayans habló ce una “falta grave”. Y el jujeño Snopek buscó mostrar “cómo el gobierno de Macri arma una compleja estructura para usar las funciones y los procedimientos judiciales para alcanzar sus objetivos tanto políticos como económicos” en referencia a los traslados de los jueces de la llamada ‘causa de los cuadernos’ que implica a ex funcionarios y a la ex Presidenta y actual Vicepresidenta de la Nación.Oscar Parrilli por su parte habló de un “combo perfecto” y denunció una vez más “persecución judicial” que atribuyó a Brulia y Bertuzzi. Apuntó en esa línea tras las denuncias del juez Eduardo Farah quien aseguró haber pedido su traslado ante las presiones mediáticas y de la gestión macrista. Trasladado de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional al Tribunal Oral en lo Penal Económico N°1 de Capital Federal y luego al Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°2 de San Martín, Farah señaló que en los medios “pusieron en tela de juicio mi honestidad” mientras que agregó haber sido denunciado "por los delitos de abuso de autoridad, prevaricato y por cohecho”, de lo que fue sobreseído.Aunque la intervención del Senado, una decisión política con sello K que en lo formal fue hecha a pedido del Poder Ejecutivo, es sólo a los efectos de validar o no los traslados (algunos de gestiones anteriores a Juntos por el Cambio) Parrilli solicitó que el Consejo de la Magistratura evalúe posibles sanciones a los tres jueces que se ausentaron de la audiencia por “incumplir” el mandato constitucional.Tanto Snopek como Parrilli hablaron del “armado de causas” por parte de estos jueces y de haber empujado la salida de otros para ocupar sus lugares. El jujeño dijo que el macrismo “hizo renunciar a (Eduardo) Freiler, a (Jorge) Ballestero por jubilación y al propio (Eduardo) Farah por la presión mediática que recibió”.Desde Juntos por el Cambio defendieron los decretos de Mauricio Macri por los que se trasladó a estos jueces, sin que volviera a intervenir el Consejo de la Magistratura o el Senado. Además denunciaron como “nula” la audiencia.“En la situación actual de los jueces sometidos a acuerdo, el Senado no tiene competencia para considerarlos”, manifestaron desde el bloque opositor a través de una nota enviada por mail. “No puede soslayarse que los pliegos incluidos en la audiencia pública en cuestión, consisten todos en jueces federales que han sido trasladados por decretos del Poder Ejecutivo de la Nación, conforme al procedimiento vigente al momento de cada traslado (Resolución del Consejo de la Magistratura 155/2000) y al criterio adoptado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en las Acordadas 4 y 7 del año 2018. Estos decretos del PEN se encuentran vigentes”, remarcaron.A juicio de Juntos por el Cambio, sólo podrían ser revisados por el Poder Judicial y no por el Senado.

Leer más »

Alberto Fernández: “Los que quieren una Argentina para pocos tienen su dinero afuera, invertido en paraísos fiscales”

Alberto Fernández y Axel Kicillof, otra vez juntos en acto oficialEl presidente Alberto Fernández aseguró hoy que “los que quieren una Argentina para pocos tienen su dinero afuera, invertido en paraísos fiscales, donde no pagan impuestos y se enriquecen, así potencian el valor de las fortunas que seguramente heredaron y construyeron evadiendo impuestos”, al tiempo que volvió a criticar la gestión de Cambiemos al considerar que el objetivo de su gobierno es "no multiplicar la estafa que hemos vivido en los últimos 4 años”.Además, señaló que el verdadero dilema del país está entre los que creen que el Estado “asociado a los que trabajan y a los que producen puede hacer una nación que integre a todos” y los que creen que la Argentina es “un país para pocos”.La nueva crítica de Alberto Fernández hacia la gestión de Mauricio Macri tiene lugar un día después de la carta que el ex presidente difundió durante el fin de semana, en la que acusó al gobierno del Frente de Todos de “violentar la Constitución” para “poder gobernar sin límites”.El Presidente encabezó este mediodía el anuncio del nuevo programa de Precios Cuidados para la Construcción en la planta de la empresa de grifería y accesorios Hidromet, en la localidad bonaerense de San Fernando, junto al gobernador Axel Kicillof y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.Durante su discurso, el jefe de Estado planteó que “cuando en una sociedad unos ganan mucho y otros ganan poco, eso no es una sociedad, es una estafa". "Y nosotros no queremos multiplicar la estafa que vivimos los últimos cuatro años”, completó.El anuncio se realizó en una fábrica de San Fernando (Presidencia)Además, indicó que “una Argentina que sumerge en la pobreza al 40% de los argentinos es una Argentina que les sirve a muy pocos”, y aseguró que busca "una Argentina que incluya a todos”.En otro tramo del discurso, volvió a referirse al problema de la falta de dólares: “Cada uno de estos grifos que no se exportan son dólares que no entran a la Argentina y que el país necesita para seguir produciendo”. “Tenemos dos objetivos por delante: la producción y el trabajo. Esa es la victoria”, concluyó el jefe de Estado haciendo el saludo peronista con los dedos.El lanzamiento del programa Precios Cuidados incluye la comercialización de 89 productos de primeras marcas, de 17 rubros diferentes, tanto de obra gruesa como de terminación, a un precio 5 por ciento más bajo respecto de los valores del mercado. Los mismos van a estar distribuidos en más de 500 bocas de expendio de todo el país de las firmas Easy, Sodimac, Blaisten y distintas pinturerías, entre otros.A su turno, Kicillof explicó que “durante cuatro años, esta empresa (Hidromet) tuvo en aduana e inmovilizadas” maquinarias para trabajar, “que parecían parte de una política encaminada a destruir nuestro aparato productivo”, y señaló: “Ahí teníamos empresarios argentinos que, de la nada, con su propio esfuerzo, venían invirtiendo, creyendo en la industria nacional y en la Argentina, que se encontraron con estas políticas que pateaban en contra”.Por su lado, Kulfas destacó el anuncio y consideró que "la industria nacional continúa creciendo y generando nuevos puestos de trabajo e inversiones”, y afirmó: “El sector de la construcción va a ser fundamental y vital para la reactivación económica, de la cual ya vemos algunas señales concretas”.En tanto, el intendente de San Fernando, Juan Andreotti, le agradeció al Presidente, ya que es la segunda vez en el año que visita el municipio. "Aquella vez fue a principios de año cuando luego de cuatro años difíciles para nuestro país, comenzaba la reactivación económica. Luego el mundo cambió, la pandemia nos asechó, y esos sueños y proyectos que teníamos hubo que interrumpirlos por un tiempo, cambiar las prioridades y preocuparnos por lo realmente importante que es el cuidado de nuestros ciudadanos”, señaló el jefe comunal.Y sobre la fábrica que visitaron, Andreotti sostuvo: “Hoy para nosotros es un orgullo que Luis nos reciba en esta pyme, 40 años de esfuerzo con un producto de calidad y trabajo, además es una empresa que tiene un compromiso con nuestra comunidad, porque cuando construimos el Cuartel de Bomberos nuestro amigo Luis fue parte y donó los productos. Así que necesitamos empresas comprometidas”.Seguí leyendo:La carta de Mauricio Macri reavivó la interna en Juntos por el Cambio: “Parece un ataque de celos”Emilio Monzó: “Hay que armar un equipo con volumen político para gobernar, no un rejunte como hicimos la otra vez”Se realizó un banderazo en contra del Gobierno en distintos puntos del país

Leer más »

Los organismos de Derechos Humanos repudiaron las declaraciones de Sergio Berni y él les pidió disculpas

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de CarlottoLos principales organismos de derechos humanos repudiaron este lunes los dichos del ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, y le recomendaron “abocarse a atender las problemáticas de su cartera”.A través de un breve comunicado, las organizaciones señalaron que el funcionario del gobierno de Axel Kicillof se expresó de una “manera despectiva y estigmatizante” que “ofende” su historia y su lucha por los derechos humanos.El domingo por la noche, Berni dijo en una entrevista que cuando inició su reciente gestión invitó a referentes de estos organismos a trabajar en el área de Asuntos Internos de la policía pero ninguno accedió.“Los funcionarios que trabajan en Derechos Humanos tienen los sueldos más altos y no aportan nada, son puro bla bla, no están acostumbrados a trabajar a las 7 de la mañana”, ironizó en el programa de Romina Manguel.La respuesta no se hizo esperar. “Los Organismos que desde hace más de 40 años levantamos las banderas de la Memoria, la Verdad y la Justicia, y trabajamos por la plena vigencia de los derechos humanos en la Argentina, debemos señalar que sus dichos no pueden tener lugar en un movimiento popular que ha asumido tales banderas como pilares fundamentales para el sostenimiento de la democracia”, plantea el documento firmado por Abuelas de Plaza de Mayo, por Madres-Línea Fundadora, por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), H.I.J.O.S. CAPITAL, por la Asamblea Permanente por los DDHH y por la Liga Argentina por los DDHH, entre otros.En esa línea, le recomendaron a Berni que se “ocupe de los graves problemas que atraviesan la provincia y el país” y le recordaron que " la exposición mediática no reemplaza a la gestión", en referencia a sus habituales apariciones televisivas.“Debería abocarse a atender las problemáticas de su cartera, entre ellas la forma inaceptable en la que la policía bonaerense –bajo su mando– reclamó frente a la Quinta de Olivos la semana pasada y los numerosos casos de violencia institucional que la involucran, incluido el de Facundo Castro”, continuaron.En la misma entrevista, el ministro había negado haberse “apurado” en defender a la bonaerense en relación a la muerte del joven de 22 años y remarcó que la Justicia todavía no imputó a ningún policía.También apuntó contra el periodista Horacio Verbitsky, quien planteó en una nota que el ministro tiene “problemas psicológicos”.“A mí no me importa, porque viene de un sector al que no pertenezco. Decir eso es faltarle el respeto al gobernador de la provincia de Buenos Aires”, contestó Berni, y luego dijo “él tiene que aclarar muchas cosas, sobre pauta oficial; en algún momento lo vamos a aclarar”.Si bien no participó del comunicado difundido por Abuelas, la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) también pidió la salida de Berni.“Somos una organización autogestiva sin subsidios ni honorarios por conferencias. Vivimos de nuestro trabajo y en nuestro tiempo libre militamos sin retribución material alguna. Nuestro ‘blabla’ es la permanente denuncia de la represión estatal”, publicaron en las redes sociales.Tras el revuelo que causaron sus dichos, el ministro salió esta tarde a aclarar que no se refería “ni a la historia, ni a las luchas de los organismos de DDHH”.“Mis disculpas si alguien se sintió ofendido o aludido por mis declaraciones vertidas en el día de ayer, sobre todo mi respeto a Madres, Abuelas, Hijos, y familiares de víctimas de la dictadura cívico militar. Les debemos parte importante de la reconstrucción de la democracia”, concluyó.Seguí leyendo:Toma de Guernica: Kicillof trabaja a contrarreloj para ubicar a las 2.000 familias en predios municipalesEn medio de las tensiones, Alberto Fernández y Rodríguez Larreta volverán a reunirse para definir cómo sigue la cuarentenaLionel Messi es el futbolista mejor pago de 2020: cuánta distancia le sacó a Cristiano Ronaldo y quiénes completan el top 10El maquinista de la Tragedia de Once confesó que había anulado los frenos del tren

Leer más »

Cómo el peronismo, durante 28 años de la democracia, castigó a la provincia de Buenos Aires

Foto archivo: Alberto Fernández en la asunción de Axel Kicillof (Presidencia de la Nación)“Ni que se estuviera firmando el acuerdo con Siria”, dijo Cristina Fernández de Kirchner el 20 de julio de 2012 cuando vio la cantidad de camarógrafos y fotógrafos que entraban al despacho presidencial donde iba a firmar la pax con Daniel Scioli, que había anunciado que pagaría el aguinaldo de los empleados estatales de la provincia de Buenos Aires en cuatro cuotas porque no tenía los fondos suficientes para hacerse cargo de la obligación.El gobernador que después fue candidato a presidente vivió su segundo mandato bonaerense bajo la espada de Damocles. Salvo en el 2009, los primeros cuatro años todavía había quedaba el empuje de los tiempos de las tasas chinas y había podido transitarlos con pocos ruidos. Pero desde 2011, los ingresos no le alcanzaban ni para pagar sueldos. Y la ayuda que conseguía de la Nación era a través de préstamos que le daba el ANSES a tasas internacionales, sin ninguna contemplación. Así y todo, siempre necesitaba del aval de la Presidenta y del ministro de Economía. En el 2012 era Hernán Lorenzino. Luego, Axel Kicillof.La provincia de Buenos Aires llegó a su piso histórico durante la gestión Fernández de Kirchner-Kicillof en materia de coparticipación: 18%. El tercer gobierno kirchnerista benefició en forma discrecional a muchas provincias argentinas y, siempre, castigaba a Scioli. Era su manera de mantener sujetado a quien pretendía ser el próximo presidente en la Argentina.Difícil el vínculo de Daniel Scioli con Cristina Kirchner. NA Entrevistado en enero de este año por Jorge Fontevecchia, el gobernador Kicillof reconoció que la coparticipación había caído pero se excusó: “Había muchísimos programas de diferentes ministerios a los municipios, algunos en bienes, otros en servicios, que pagaba la Nación. Y otros a través de transferencias económicas. Todo eso durante el gobierno de Mauricio Macri se cortó. En términos globales, la Nación dio más plata fuera de coparticipación”.No todos piensan lo mismo, ya que en rutas, red de aguas, cloacas, metrobús y programas de asfalto, los ingresos a la Provincia continuaron, e incluso aumentaron. Pero no deja de ser curioso que el ministro que más castigó a la provincia de Buenos Aires desde que existe una ley de coparticipación (la ley 20221, de 1973), sea ahora el gobernador al que le toca gestionar un distrito con demandas estructurales muy difíciles de resolver. “Buenos Aires es un Moby Dick al que le tirás unas sardinas para el almuerzo, no le va a alcanzar nunca nada", dijo un ex funcionario de Scioli.Jorge Remes Lenicov, quizás el economista que más conoce la historia de la coparticipación, redactor de varios artículos de la ley vigente de 1988, la 23548, cuando era ministro de Antonio Cafiero, responsabilidad que continuó ocupando con Eduardo Duhalde, y asesor de los artículos de copartipación para la Constitución de 1994, asegura que “las provincias chicas que saben que, bajo cualquier indicador objetivo, la provincia de Buenos Aires ganaría y varias de ellas perderían, prefieren el statu quo”. “Les resulta más cómodo recibir las remesas federales y no asumir el costo político de recaudar. Tampoco desean la explicitación de todos los fondos provenientes de Nación, iniciar procesos de transformación internos y transparentar los subsidios directos o indirectos recibidos”, agrega.Rascando en la memoria de la coparticipación argentina, aparece que cuando Raúl Alfonsín redujo la coparticipación que recibía la provincia de Buenos Aires (gobernada por el radical Alejandro Armendáriz) fue con la intención de lograr el respaldo de algunas provincias gobernadas por el peronismo. En 1987, había ganado las elecciones el peronista Antonio Cafiero, entonces la obsesión era lograr más puntos de coparticipación. Ya habría tiempo para hacer una ley pensada bajo algún criterio racional.En cambio, Axel es el gobernador elegido por Cristina Kirchner. (@nicolasaboaf/)Cuando Eduardo Duhalde aceptó renunciar a la vicepresidencia para ser candidato a gobernador, lo hizo a cambio del Fondo del Conurbano y así la coparticipación alcanzó el pico del 25%. Pero, enfrentado con el gobierno nacional, Menem le fue otorgando recursos de ese mismo fondo a otras provincias, Domingo Cavallo le otorgó regalías a las provincias petroleras patagónicas, y en 1994 se consolidó en la Constitución una distribución tan poco racional como la que venía.Eso sí, en 1996 había que discutir una nueva ley de coparticipación, ahora sí la definitiva. Obviamente, eso nunca sucedió. “Es más difícil sacar una ley de coparticipación en la Argentina que hacer una reforma de la Constitución”, suele decir otro experto en el tema, aludiendo a que se trata de una ley que necesita la mayoría absoluta de los miembros de la Cámara y luego debe ser refrendada por las legislaturas de todas las provincias. Lo que hay, entonces, son parches.“Hay un criterio devolutivo y otro que es solidario”, dice Gustavo Marangoni, ex presidente del Banco Provincia, actual director de MyR Asociados. “Si la provincia de Buenos Aires recibiera lo que genera, la diferencia con las demás provincias sería notable. Entonces se utiliza el criterio solidario, que a mi juicio se exageró, algo que puede notarse en la cantidad de empleados públicos que hay por habitante”. En efecto, Ciudad de Buenos Aires y Provincia de Buenos Aires están en el orden del 10%, cuando en las provincias del norte y el sur supera en muchos casos largamente el 50%.Alberto Fernández durante el mensaje que dio sobre coparticipación, en Olivos.Hay quienes piensan que no hay forma de ser un buen gobernador en la provincia de Buenos Aires. “La provincia necesita interventores con votos, gobernadores con buena imagen que no sean de la provincia, y que respondan al poder central”, es la visión de un analista que habló con Infobae.Remes Lenicov calcula que si se siguiera el criterio distributivo en materia de coparticipación de países federales como Brasil, la provincia recibiría el 31% de los fondos, el 37% según el cálculo de Italia y el 43% según el utilizado en los Estados Unidos. Como se dijo, Macri llevó el 18% del gobierno anterior a 22%. Ahora, Alberto le otorgó un 1% que le sacó a la Ciudad de Buenos Aires. Está en 23%, pero en 1972, con la dictadura de Alejandro A. Lanusse, recibía el 34%.La situación es clara. La apuesta estratégica en materia política de Cristina y Máximo Kirchner, la provincia de Buenos Aires, necesita fondos para realizar una gestión que recupere el castigo al que el distrito más importante del país viene siendo sometido en forma sostenida, sobre todo por los gobiernos peronistas.Porque -digamos todo- el peronismo fue consistente en hacer de Buenos Aires una provincia inviable, al punto que puede decirse que ese castigo se transformó en política de Estado, porque la impulsó Menem, pero también Néstor y Cristina. Solo Macri bajo la gestión de María Eugenia Vidal cortó con una tendencia nefasta de la política argentina.Entre varias razones, lo que más pesó era la necesidad de sostener acuerdos políticos que permitieran la gobernabilidad a través de los votos de los representantes de las provincias en el Senado. Pero una novedad existe hoy en la política argentina: la accionista principal de la coalición de gobierno conduce la Cámara alta y tiene el talento para tener a cada uno de los senadores en un puño.Con uno de sus herederos al mando de la provincia más poderosa y ella misma a cargo del látigo en el Senado, quizás ya no necesite los acuerdos políticos que les hicieron falta a otras administraciones en el pasado para darle gobernabilidad a la gestión.¿Cómo le salió el tiro a Alberto Fernández contra Rodríguez Larreta? Prensa GCBAQuizás, lo que empezó con el desprolijo manoteo a la Ciudad de Buenos que Alberto Fernández le propinó a Horacio Rodríguez Larreta el miércoles último, siga con otros, no sabemos si más o menos sutiles. Por lo menos, es el sentimiento que corre por los despachos de algunos gobernadores, cada vez más alineados con el “presidente porteño más federal”, para evitar correr similar suerte.“Esperamos lo peor”, escribió por WhatsApp un alto funcionario de una provincia mediana, que firmó el documento avalando la decisión del Presidente. Otro, de una provincia del NEA, expresó: “Confiamos en Cristina, ella no nos va a traer problemas”. Sin embargo, reconoció que es un tema que se sumó a la conversación de los gobernadores. Una tercera fuente, aguerrido funcionario de una provincia de vínculo errante con los Kirchner, fue al hueso: “Ya estamos en el horno y nos preparamos para la resistencia”. Finalmente, tal como dice un profesional del CFI (Consejo Federal de Inversiones) muy crítico del manejo de los distritos que no reciben inversión privada y dependientes de los fondos nacionales, “siempre es preferible recibir plata regalada que ponerse a trabajar”.Seguí leyendo:Diego Santilli, sobre la quita de coparticipación: “No está bien quitarle a uno para resolverle los problemas a otro”Alberto Fernández rescata la liga de gobernadores del PJ y se distancia cada vez más de las provincias opositorasUn fallo de la Cámara Electoral instó al Congreso a actualizar la cantidad de diputados que representa a cada provincia

Leer más »

Alberto Fernández, Santiago Cafiero y otros referentes políticos despidieron a Mario Cafiero

El presidente Alberto Fernández expresó sus condolencias por la muerte de Mario Cafiero (NA)El presidente Alberto Fernández y representantes de todo el arco político de la Argentina se manifestaron en la mañana del domingo en las redes sociales para comunicar su pesar por la muerte de Mario Cafiero y para transmitir sus condolencias a la familia, en especial a su sobrino y actual jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. También se hizo pública la palabra del propio Santiago Cafiero -hijo de Juan Pablo Cafiero, hermano mayor del político fallecido-, que describió a su tío como “un luchador de enormes convicciones”.Gobernadores, ministros, embajadores y titulares de organizaciones sindicales expresaron en Twitter su dolor por el fallecimiento del dirigente de 64 años, que murió en las primeras horas del domingo tras no poder superar una operación por un cáncer en estado avanzado.El jefe de Estado escribió su mensaje de apoyo poco antes de las 11 de la mañana. El mandatario subió una foto junto a Mario Cafiero y escribió: “Murió mi querido amigo Mario Cafiero, presidente del INAES. Fue un gran dirigente y una enorme persona, de valores nobles y convicciones firmes. Mis condolencias y mi abrazo a la distancia a su familia y sus seres queridos”.Francisco Cafiero, sobrino y secretario de Asuntos Internacionales del Ministerio de Defensa, fue el primer familiar del ámbito político que expresó su dolor por la pérdida de su tío.“Me enseñaste a no aflojar. Nunca dejaste de lado tus ideas y convicciones. Militamos juntos el sueño de la unidad peronista. Siempre estabas de buen humor. La peleaste hasta el último día. Te voy a extrañar”, escribió Francisco en Twitter.A los pocos minutos, apareció la palabra de Santiago Cafiero, el actual Jefe de Gabinete, destinatario de la mayoría de las muestras de afecto. El sobrino del dirigente fallecido escribió en las redes sociales: “Mario fue un luchador de enormes convicciones. Un tipo coherente, querido y respetado. Lo vamos a extrañar mucho. Gracias a todas y todos por los mensajes de afecto hacia él y la familia”.A esto se sumó una larga lista de mensajes de apoyo, agradecimiento y valoración de la figura política del segundo hijo del histórico dirigente peronista, Antonio Cafiero. Mario Cafiero deja detrás una larga trayectoria política que abarca las últimas tres décadas en el país.El ex senador y referente de Juntos por el Cambio, Federico Pinedo, fue uno de los primeros en publicar un mensaje: a las 8:12, poco después de la noticia anunciada por Infobae, escribió: “Gran dolor por la partida de Mario Cafiero, un patriota, un hombre honesto, un apasionado y un amigo”.En el transcurso de la mañana, también aparecerían las condolencias del presidente de la Unión Cívica Radical de Buenos Aires, y ex vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador: “Lamento mucho el fallecimiento de Mario Cafiero, un hombre de diálogo y comprometido con la democracia de nuestro país. Mucha fuerza a su familia y seres queridos”.Desde el oficialismo, los dos primeros grandes representantes en manifestar su dolor fueron Agustín Rossi y Matías Kulfas.El Ministro de Defensa publicó: “Lamento mucho el fallecimiento de Mario Cafiero, gran compañero y amigo. Juntos soñamos reconstruir la unidad del peronismo en los últimos años. Abrazo a toda su familia, en especial a @FranCafiero y @SantiCafiero”.A su vez, el titular de Desarrollo Productivo de la Nación expresó: “Enorme tristeza por la partida de Mario Cafiero, un compañero valioso que hasta el final trabajó por una Argentina más justa. Acompaño a sus familiares y amigos en este difícil momento”.Las muestras de afecto desde el Gabinete nacional se extendieron también a figuras como Nicolás Trotta y Daniel Arroyo.Por su lado, el ex vicepresidente y actual embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli manifestó en un tweet que Cafiero era “un dirigente político ejemplar, con una calidad humana que lo destacaba, intachable y un luchador incansable de las causas sociales”.En la misma sintonía, el secretario de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete, Fernando “Chino” Navarro, escribió: “Gran pérdida el fallecimiento de Mario Cafiero. Un compañero honesto con enormes convicciones y un luchador incansable”.El primer gobernador en expresar su dolor en las redes fue el mandatario de La Rioja, Ricardo Quintela, quien mostró su lamento por la muerte de quien en 2001 integrara el ARI junto a Elisa Carrió.Desde el sindicalismo, también hubo mensajes de apoyo al hijo de Antonio Cafiero. Héctor Daer escribió: “Mis condolencias a la familia de Mario Cafiero. Fue un gran compañero y militante peronista. Siempre será recordado. Que en paz descanse”.Uno de los mensajes más emotivos llegó precisamente desde el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social, que Mario Cafiero presidía desde la asunción del nuevo Gobierno.El comunicado publicado por INAES en las redes socialesLa entidad social publicó un comunicado en el que destacó: “Su camino dedicado a la función pública tanto como a la militancia política y social, desde cada una de las responsabilidades que eligió asumir a lo largo de su vida, tuvo como permanente premisa el diálogo, la búsqueda de consenso y el respeto por delante de todo, tanto en las coincidencias como en las diferencias (...) La mirada que nos deja Mario se enlaza indisoluble con la del Papa Francisco, la de la economía social y solidaria, y la del Presidente Alberto Fernández: Los sueños comunes son el sustento básico de toda acción política”.Nacido el 21 de enero de 1956 en San Isidro, provincia de Buenos Aires, Mario Cafiero era el segundo de los diez hijos de Antonio Cafiero (1922-2014), quien supo ser ministro de Comercio Exterior de Juan Domingo Perón, gobernador bonaerense en los años 80 y senador en los 2000. Su hermano Juan Pablo fue ministro de Justicia de Felipe Solá y embajador del matrimonio Kirchner ante la Santa Sede. Ahora, su sobrino Santiago, es la mano derecha y jefe de Gabinete de Alberto Fernández.Mario Cafiero comenzó su carrera política como asesor legislativo a mediados de los 80 y luego se desempeñó como secretario general de la gobernación de la provincia de Buenos Aires entre 1987 y 1991, durante la gestión de su padre. En ese cargo, debió atravesar uno de los períodos más complicados de la historia económica moderna: la hiperinflación de Raúl Alfonsín.Mario Cafiero tenía 64 años (Facebook)Su primer mandato como diputado nacional, de 1997 a 2001, fue por el Partido Justicialista. Sin embargo, con los años se fue alejando del peronismo más tradicional y se acercó a los sectores más combativos y de izquierda. Desde entonces, representó siempre el ala izquierda del clan Cafiero. La ilegitimidad de la deuda externa se volvió una de sus banderas de batalla. También criticó la injerencia del FMI en las políticas económicas locales.Algunos años después intentó sin éxito ser reelecto pero por una fuerza de izquierda: el MST. Luego participaría de la fundación de Proyecto Sur junto a Fernando “Pino” Solanas y, como vicepresidente de esa fuerza, jugaría un rol central en la posterior incorporación del cineasta al Frente de Todos que llevó a Alberto Fernández a la presidencia.Mario Cafiero provenía de una familia muy católica. En los últimos años, con discreción, mantuvo una estrecha relación con el Papa Francisco. Jorge Bergoglio lo recibió brevemente fuera de agenda durante su visita a Temuco, Chile, en enero de 2018. El Santo Padre también lo había recibido anteriormente en El Vaticano.Seguí Leyendo:Murió el dirigente Mario Cafiero, tío del actual jefe de Gabinete

Leer más »

Integrante del “Grupo Q”, remero, y ex jefe del creador del “Secreto de Tus Ojos”: la historia del procurador Eduardo Casal

Casal se reúne al menos una vez por mes con sus amigos en el Club Palermo. “El Dr. Casal es un joven funcionario que se destaca por la seriedad de su trabajo y su inquietud de superación. Estudioso, dedicado, prolijo, no retacea jamás su colaboración. Su trato es excelente con todos los que lo rodean. Busca ampliar y completar su ya sólida formación jurídica, realizando cursos de especialización y ha ingresado en la carrera docente universitaria”.La descripción está fechada el 25 de octubre de 1984 y lleva la firma de Carmen Argibay, entonces a cargo del juzgado de sentencia letra "Q" y luego jueza de la Corte Suprema. Eduardo Casal, el actual procurador general interino, era su secretario. En realidad era una suerte de boletín que se entregaba a fin de año y se utilizaba como referencia para posibles ascensos. La jueza le ponía calificaciones a sus secretarios en “condiciones morales”, “condiciones ejecutivas” y hasta “condiciones físicas”. Ese boletín lleva “sobresaliente” en cada renglón. Y un llamativo “20” como nota numérica.Desde muy chico, Eduardo Casal fue un alumno aplicado. Abanderado en la escuela primaria, a las 12 años atravesó sin mayores dificultades el ingreso al Colegio Nacional Buenos Aires. Aunque vivía en Olivos, su padre no dudó a la hora de anotarlo. Para dar los exámenes, se preparó con un profesor particular, un estudiante de Medicina que daba clases en sus ratos libres. Por ese entonces, el ingreso consistía en una evaluación de Geografía, Historia, Castellano, y Matemática. Todos en una misma tarde.Casal ingresó a “la octava”, en el turno tarde. El primer año le costó mucho adaptarse: se llevó tres materias pero logró pasar a segundo. Nunca más volvió a estudiar en verano. De aquella época, guarda buenos recuerdos de varios profesores. “Nos hacían pensar, más allá de la situación que se vivía en el país”, suele decir con orgullo en las reuniones de ex alumnos.El golpe militar de 1976, lo sorprendió en el último año del secundario. Todavía se conmueve con los tres compañeros desaparecidos, dos de su misma división. Tampoco se puede olvidar la reacción de su padre, cuando comentó la triste noticia en su casa: “¡Qué barbaridad!, cómo pueden pasar esas cosas”. Nunca más volvieron a hablar del tema ….En 1988, Casal volvió al colegio como profesor de Derecho, cargo que mantiene hasta la actualidad. También ejerció la docencia en la UBA, en la Universidad de Belgrano, y en la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES).Su primer trabajo fue como “pinche”, en el juzgado en lo criminal de sentencia letra "Q". Otra vez su padre tuvo mucho que ver con esa oportunidad. Todavía no había comenzado la carrera de Derecho en la UBA y no tenía previsto trabajar. Se había pasado todo el verano aprendiendo mecanografía. No para un futuro trabajo, sino para pedir un puesto de oficina si le tocaba la colimba.“Ese año fue especial. Las clases 56 y 57 habían quedado eximidas porque bajaron la edad de 21 a 18 y Eduardo era clase 58. Le tocó número bajo en el sorteo pero estaba el conflicto con Chile y podían llamar a cualquiera”, contó un amigo de toda la vida.Al final, se salvó de la colimba y su curso veraniego le sirvió para ingresar a la Justicia.Casal y sus compañeros del juzgado Q, en 1979. Casal ingresó a la secretaría 18 del juzgado "Q", en el quinto piso del Palacio de Tribunales, entonces a cargo del juez Manuel Larrea, alias “Manolo”. Estaba entusiasmado como pocos. Se tomaba el colectivo bien temprano en Olivos y era el primero en llegar, a las 7:30 en punto. No pasó mucho hasta que su padre le compró un Fiat 600 que estacionaba en la puerta del Palacio.Cuando terminaba la jornada, también era de los primeros en irse para cumplir con sus clases en la Facultad. El secretario de ese entonces, un hombre mayor conocido por su trato despótico hacia los empleados, le insistía una y otra vez para que alargara la jornada. Casal no aguantó la presión y presentó la renuncia.El secretario tomó el papel, lo leyó, y se lo rompió en la cara. Fue una escena imborrable. Al día siguiente, el hombre mayor comenzó a llegar temprano para controlar si era verdad que el joven Casal madrugaba.Tras ese episodio, pasó a la secretaría 19, a cargo de Jorge Michelli, uno de los amigos que mantiene hasta la actualidad. Casal ya comenzaba a destacarse. Pese a su juventud, ayudaba con las sentencias.Cada tanto le tocaba bajar hasta la Alcaidía del Palacio y leer la sentencia de un algún preso peligroso. Fue el caso de “González”, condenado por homicidio calificado. El actual procurador pidió a los empleados del Servicio Penitenciario por un tal “González” y le trajeron un hombre en silla de ruedas. Le llamó la atención pero siguió con su trabajo. “Vengo a notificarlo de la condena”, arrancó diciendo… El detenido estalló en llanto: “No tengo nada que ver”, repetía con desesperación. No pasó mucho tiempo hasta que advirtieron que era otro “González”. No tenía nada que ver con el hecho.La anécdota todavía circula, con distintas versiones, entre los integrantes del “Grupo Q”.Strassera estuvo a cargo juzgado de sentencia "Q". En 1982, Casal se recibió de abogado con un promedio superior a 7,50. El juzgado ya estaba a cargo de Julio Strassera. Pocos meses después, le llegó la oportunidad de un ascenso a secretario. “A mí me nombraron fiscal, y el juez tenía que decidir quién iba a ser mi reemplazante. Me invitó a almorzar y me preguntó mi opinión. No tardamos mucho en coincidir que Eduardo era la persona indicada”, recuerda Jorge Michelli en una extensa charla con Infobae.Strassera eligió a Casal ante las presiones desde el Ministerio de Justicia, que le pedían ese cargo.Dos años después, ya durante el gobierno de Ricardo Alfonsín, Strassera fue designado fiscal de la Cámara Federal de Apelaciones y en su reemplazo asumió Carmen Argibay, con quien Casal entabló una relación casi de amistad.Al final de cada año, la jueza calificaba a sus secretarios con enorme dedicación. También se tomaba muy en serio el ingreso de los nuevos empleados. En 1987, para cubrir una vacante, le propuso a Casal que los candidatos escribieron una nota respondiendo a la pregunta ¿por qué quiere ingresar al juzgado "Q"?. Los escritos eran anónimos, para que nadie conociera la identidad de los candidatos. Con los resultados, decidió tener una entrevista personal con los tres mejores.Descartados los dos primeros, le quedaba una sola opción. ¿Por qué quiere ingresar al juzgado "Q"?, insistió la jueza. Un joven estudiante de Historia respondió con sinceridad: “Mi mamá es viuda y somos siete hermanos”. Argibay no dudó en darle el puesto.Ese joven estudiante era Eduardo Sacheri, autor de la novela “La pregunta de tus ojos”, luego llevada al cine por Juan José Campanella, con el título “El secreto de tus ojos”.Eduardo Sacheri trabajó en el juzgado hasta 1991. (Franco Fafasuli/)((Franco Fafasuli)/)“Yo tenía un hermano en otro juzgado que me había avisado que estaban buscando gente. Recuerdo que se manejaban con mucha transparencia, nada que ver con la imagen que uno tiene de la Justicia”, contó Sacheri para esta nota.Aunque pasaron muchos años, el escritor tiene muy buenos recuerdos de su ex jefe: “Era muy puntual, siempre estaba dispuesto a enseñarte y me decía todo el tiempo que estudiara Derecho”. Por suerte no le hizo caso.Estuvo apenas cuatro años en Tribunales, pero aquella experiencia le sirvió de inspiración para reconstruir el ambiente de la época. Sus ex compañeros reconocen varios gags en el libro y en la película ganadora del Oscar. “No me llame doctor, no soy abogado”, la frase que repetía el personaje de Ricardo Darín era una muletilla del oficial primero del juzgado, Juan Carlos Travieso, otro de los integrantes del “Grupo Q”. El personaje de Guillermo Francella -inspirado, dicen algunos, en un empleado de otro juzgado que tenía graves problemas con el alcohol- rechazaba los llamados telefónicos con el famoso “Banco de espermas”. “En realidad esa frase es una adaptación. Uno de los empleados nuestros atendía y decía ‘Comando de Lucha Anti Peronista’”, recuerda, entre risas, uno de los ex compañeros de Sacheri.Los protagonistas del film que reconstruye el ambiente del juzgado "Q", donde se desempeñó Casal: Ricardo Darín, Soledad Villamil y Guillermo FrancellaEn junio de 1987, Casal fue designado Secretario letrado de la Corte Suprema en la Procuración General, cargo equiparado a la jerarquía de un juez de primera instancia. En ese momento, el procurador era Juan Gauna. “Me acuerdo que me vino a ver a mi despacho en la calle Talcahuano, no quería abandonar la carrera judicial, pero yo le insistía que aprovechara la oportunidad”, recuerda Michelli sobre aquel momento.En septiembre de ese año, Gauna renunció como procurador para hacerse cargo de la Secretaría de Defensa del gobierno de Ricardo Alfonsín. Andrés D’Alessio fue designado en su reemplazo. Luego los sucedieron en el cargo Oscar Roger, Aldo Montesano Rebón y Oscar Luján Fappiano, quien terminó nombrando a Casal como Procurador Fiscal ante la Corte Suprema. Tenía apenas 34 años.Entre sus logros jurídicos de aquella época se destaca el primer recurso extraordinario “per saltum” para que la Corte suspendiera la efectivización de las excarcelaciones dispuestas por un juez de primera instancia en la causa conocida como “Operación Langostino”.Casal siempre sostuvo la validez de la reincidencia como agravante que impide la libertad condicional, lo que le valió críticas desde sectores garantistas. Recientemente, la Corte Suprema siguió la opinión de Casal al revocar una sentencia de un tribunal superior de provincia que había absuelto al padrastro de una menor acusado de abuso sexual sin considerar las declaraciones de la víctima de acuerdo con las pautas establecidas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.Casal, cuando le tocó exponer en la Naciones Unidas. Casal dejó el juzgado "Q" hace más de tres décadas, pero mantiene un grupo de amigos de aquella época. El llamado “Grupo Q” (no todos eran empleados del juzgado) se reúne a compartir asados al menos una vez por mes. Primero, en el Círculo de Devoto, pero desde hace un tiempo se mudaron al club Palermo, un club de basquet con un quincho reservado para sus tertulias. El puesto de asador es de Nelson Jarazo, actual juez del Tribunal Oral Federal 2 de La Plata. “Eduardo es muy callado y reservado, pero es de compartir con sus amigos y de cultivar la amistad”, define a su amigo ante una pregunta de Infobae.Después de tantos años, Jarazo conoce de memoria los cortes preferidos y el punto de la carne de cada comensal. A Casal le gusta la carne bien cocida, el chorizo mariposa, y trata de esquivar las carnes con mucha grasa.El procurador no se encarga de comprar la carne. Tampoco pone la mesa. Su tarea en cada encuentro es mantener la limpieza. “Llega y limpia las copas y los platos con alcohol, es meticuloso en eso”, cuenta uno de los participantes.Jarazo, Michelli, Casal y otro de sus amigos. Casal es muy reservado también en lo que concierne a su vida privada. En alguna charla mencionó sus veraneos en Chapadmalal, en una pequeña casita que les prestaba su suegro para pasar la feria judicial de enero junto a mujer y sus tres hijos. También compartió alguna anécdota sobre sus años como remero de pista del club América, en Tigre. Con el paso del tiempo, perdió la energía pero mantiene la pasión por ese deporte. Cada tanto, se prende a una regata recreativa que lo obliga a estar en forma.Otra pasión, solo conocida por sus amigos y su entorno de trabajo, es la navegación a vela. El comienzo también se remonta a la adolescencia, de la mano de su padre. Cuando terminó la carrera de abogado, se dio el gusto de hacer el curso en el club Tribunales, en la zona de San Isidro. A los paseos luego se sumaron sus tres hijos y su esposa. El velero sigue guardado para alguna ocasión especial.Casal, con gorra azul, en una regata reciente. En diciembre de 2017, otra vez le tocó un nuevo desafío: reemplazó a Alejandra Gils Carbó como titular interino de la Procuración General. Pensó que era por un tiempo pero lleva dos años y ocho meses en el cargo, todo un récord. Durante este período, aprendió a convivir con la sombra de un “reemplazante”. Primero fue la candidata de Mauricio Macri, Inés Weinberg de Roca. Y ahora, el juez Daniel Rafecas, con quien mantiene buen diálogo.Sin las mayorías necesarias para reemplazarlo, el kirchnerismo emprendió una embestida desde el Congreso para desgastarlo y forzar su salida. En plena pandemia, activó la Bicameral del Ministerio Público e intentó poner en marcha la comisión de juicio político de la Cámara de Diputados.Esta semana, el bloque K del Senado votó una cuestión de privilegio contra Casal por la supuesta demora en tomarle juramento a César Grau, el nuevo representante del Senado ante el Tribunal de Enjuiciamiento del Ministerio Público Fiscal. El proyecto incluye la amenaza de una denuncia penal, aunque la jura se concretó este mismo viernes. “Casal gobierna la institución de facto y hace política. Es un paladín del Derecho para unos y un distraído cómplice para otros”, llegó a decir en pleno debate el senador del Frente de Todos Martín Doñate. Casal no tiene diálogo con el Gobierno. Ningún funcionario se sentó en su escritorio para pedirle que se vaya. Tampoco llegaron emisarios. “Su mayor virtud es su independencia de la política”, sostienen sus amigos. Seguí leyendo:En medio de fuertes cruces, un senador kirchnerista tuvo un exabrupto contra Casal: “Gobierna de facto y hace política”La “comisión Beraldi” se reúne con Eduardo Casal, blanco de las críticas K, en medio de las primeras diferencias internas

Leer más »

Murió el dirigente Mario Cafiero, tío del actual jefe de Gabinete

El dirigente político Mario Cafiero (Facebook)Mario Cafiero, ex diputado nacional y tío del actual jefe de Gabinete de la Nación, murió a las 7 de la mañana del domingo. El ex dirigente tenía 64 años y entró en coma en la tarde del sábado. Estaba internado en un hospital de La Plata, donde lo habían operado por un tumor que padecía desde hacía tiempo y que recientemente había hecho metástasis.El apellido Cafiero es indisociable de la política argentina. Durante las últimas seis décadas, varios miembros de la familia ocuparon importantes cargos en diferentes gobiernos, todos peronistas. Mario Cafiero fue uno de ellos, con actuación política desde mediados de los años 80, primero de la mano de su padre, y luego por cuenta propia.Mario Cafiero, nacido el 21 de enero de 1956 en San Isidro, provincia de Buenos Aires, era el segundo de los diez hijos de Antonio Cafiero (1922-2014), quien supo ser ministro de Comercio Exterior de Juan Domingo Perón, gobernador bonaerense en los años 80 y senador en los 2000. Su hermano Juan Pablo fue ministro de Justicia de Felipe Solá y embajador del matrimonio Kirchner ante la Santa Sede. Ahora, su sobrino Santiago, es la mano derecha y jefe de Gabinete de Alberto Fernández.Mario Cafiero comenzó su carrera política como asesor legislativo a mediados de los 80 y luego se desempeñó como secretario general de la gobernación de la provincia de Buenos Aires entre 1987 y 1991, durante la gestión de su padre. En ese cargo, debió atravesar uno de los períodos más complicados de la historia económica moderna: la hiperinflación de Raúl Alfonsín.Su primer mandato como diputado nacional, de 1997 a 2001, fue por el Partido Justicialista. Sin embargo, con los años se fue alejando del peronismo más tradicional y se acercó a los sectores más combativos y de izquierda. Desde entonces, representó siempre el ala izquierda del clan Cafiero. La ilegitimidad de la deuda externa se volvió una de sus banderas de batalla. También criticó la injerencia del FMI en las políticas económicas locales.Dos generaciones del clan Cafiero: (de izq a der) Francisco, Mario, Juan Pablo y SantiagoEn 2001 se presentó como candidato a diputado por el ARI, de Elisa Carrió, y desde su banca denunció la fuga de capitales durante el denominado “corralito” impuesto por Domingo Cavallo.Algunos años después intentó sin éxito ser reelecto pero por una fuerza de izquierda: el MST. Luego participaría de la fundación de Proyecto Sur junto a Fernando “Pino” Solanas y, como vicepresidente de esa fuerza, jugaría un rol central en la posterior incorporación del cineasta al Frente de Todos que llevó a Alberto Fernández a la presidencia.Ya con el nuevo gobierno, el ingeniero industrial graduado en la UBA fue designado como presidente del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), nombre remozado del organismo que coordina las cooperativas, ahora dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo. Un cargo muy a propósito para un político con inquietudes sociales como siempre fue Mario Cafiero.Al frente del INAES, un organismo que busca respaldar la tarea de las cooperativas de producción, Cafiero fue muy crítico con la gestión que se hizo bajo el macrismo del área que ahora dirige Matías Kulfas.Mario Cafiero fue quien acercó a Pino Solanas y a Proyecto Sur a la fórmula Alberto Fernández - Cristina Kirchner“Hoy tenemos 10.000 cooperativas, pero había 20.000, que desaparecieron porque siempre les faltaba un papel para formalizar el registro”, lamentaba. Se trata de las cooperativas de trabajo que se crearon para intentar generar empleo en blanco en la economía informal que domina entre los sectores más humildes.En colaboración con Javier Llorens, escribió La Argentina robada: el corralito, los bancos y el vaciamiento del sistema financiero (ediciones Macchi, 2002).Mario Cafiero provenía de una familia muy católica. En los últimos años, con discreción, mantuvo una estrecha relación con el Papa Francisco. Jorge Bergoglio lo recibió brevemente fuera de agenda durante su visita a Temuco, Chile, en enero de 2018. El Santo Padre también lo había recibido anteriormente en El Vaticano.Mario Cafiero estaba casado con Amalia Zille, tenía siete hijos y seis nietos. Esta mañana, cuando trascendió la noticia de su fallecimiento, el presidente Alberto Fernández lo despidió a través de las redes sociales: “Murió mi querido amigo Mario Cafiero, presidente del INAES. Fue un gran dirigente y una enorme persona, de valores nobles y convicciones firmes. Mis condolencias y mi abrazo a la distancia a su familia y sus seres queridos”.Su sobrino, el jefe de Gabinete, también destacó sus “enormes convicciones”. “Un tipo coherente, querido y respetado. Lo vamos a extrañar mucho”, agregó Santiago.Del mismo modo, la vicepresidenta, Cristina Kirchner, lo despidió en Twiter: “Hoy por la mañana falleció Mario Cafiero, gran militante que siempre actuó de acuerdo a sus convicciones. Mis condolencias a sus familiares y amigos”. De igual forma, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, se expresó en su perfil de Twitter: “Lamento el fallecimiento de dos grandes compañeros como Mario Cafiero y Carlos Casamiquela. Un abrazo para sus familias y seres querido”. También, el canciller, Felipe Solá, se expresó en su cuenta de Twiter: “Hoy se fue Mario Cafiero. Vivió para sus ideas y su familia. Fue un hombre de una constancia y una coherencia excepcionales. Estudió y denunció el endeudamiento argentino. Trabajó sin desmayos por afianzar la economía social. Íntegro. Digno. Adios, querido Mario”. Por su parte, el ministro de Salud nacional, Gines González García, tuiteó: "En memoria del querido Mario Cafiero entrañable compañero, militante a tiempo completo, gran persona. Mario supo soñar con otros e hizo historia. Hasta siempre, te vamos a extrañar. Incluso, Elisa Carrió se despidió del hombre en redes: “Mario Cafiero extraordinaria persona, compañero de banca y amigo. Acompaño con profundo dolor a toda su familia en este triste momento”.Sergio Massa, el presidente de la Cámara baja, también utilizó su cuenta en la red socal Twiter para expresar su dolor frente a la perdida: “Lamento profundamente la muerte de Mario Cafiero. Mi saludo y acompañamiento a su familia, seres queridos y amigos". El ministro del Interior, Wado De Pedro, también tuiteó: “Nos toca despedir al compañero Mario Cafiero, una gran persona y un dirigente muy comprometido. Mis condolencias a su familia y seres queridos”. Del mismo modo, Luis D’elia: “Con Mario Cafiero y Luis Farinello viajamos a Teherán (Irán) estuvimos 20 días compartiendo, nos entrevistamos con la más altas autoridades de la Revolución Islámica y pude descubrir en el un buscador de la verdad y la justicia Te extrañaremos mucho” Seguí leyendo:Alberto Fernández quedó conforme con su estrategia en el BID, pese a la distancia diplomática que causó con Trump y BolsonaroPor qué la elección de Claver-Carone significa una grave derrota diplomática para la ArgentinaTras la aglomeración en bares y restaurantes, la Ciudad clausuró otros siete locales por incumplir los protocolos sanitarios

Leer más »

Se realizó un banderazo en contra del gobierno nacional en distintos puntos del país

Miles de personas se autoconvocaron este domingo en distintos puntos del país para protestar en contra del gobierno nacional, a pesar de las restricciones para circular debido a la pandemia de coronavirus.La marcha de “#13S” fue convocada a través de las redes sociales bajo las consignas “Todos por la República” y “Todos a las calles”. En el Obelisco porteño los manifestantes portaron en su mayoría banderas argentinas, cacerolas y carteles con diversas consignas como el rechazo a la quita de coparticipación a la ciudad de Buenos Aires, a la cuarentena obligatoria, a la prisión domiciliaria de Lázaro Baéz y a la reforma judicial, entre otras.También hubo protestas frente a la Quinta de Olivos, en el centro de Bariloche, de la ciudad de Córdoba, en Mar del Plata, Rosario y La Plata. Muchos de los manifestantes optaron por movilizarse con sus automóviles para respetar la distancia social. El “bocinazo” se hizo sentir con fuerza en las calles de la capital cordobesa.Pasadas las 16, en las redes sociales comenzaron a viralizarse fotos y videos de la protesta y el hashtag “#13STodosALasCalles” se ubicó entre las principales tendencias de Twitter.Marcha 13S Obelisco (Infobae)El pasado 17 de agosto miles de personas también se habían movilizado tras una autoconvocatoria en las redes sociales. Anteriormente ya habían marchado el 20 de junio y el 9 de julio.(Gustavo Gavotti)Esta mañana, el ex presidente Mauricio Macri publicó una carta en la que acusó a las “autoridades al frente del Poder Ejecutivo Nacional” de estar “desplegando una serie de medidas que consisten en el ataque sistemático y permanente a nuestra Constitución”.“Para poder gobernar sin límites, violentan la Ley Fundamental de la Nación”, dijo Macri, para quien “el rumbo que ha tomado el país deja al descubierto la intención del Gobierno de establecer un Nuevo Contrato Social en la Argentina con principios dominantes inéditos”.“La democracia es el derecho a no tener miedo. Las ansias de libertad en toda la sublime belleza de su expresión”, tuiteó el ex ministro de Educación Alejandro Finocchiaro, en tanto que el diputado del PRO Fernando Iglesias publicó una imagen suya dirigíéndose en auto a la concentración en el Obelisco.Seguí leyendo:Más aportes, medicamentos y prepagas: los cambios que proyectan el Gobierno y la CGT para las obras socialesEl ingreso ilegal de ciudadanos chinos, en los archivos que los hackers robaron a MigracionesSorprendentes resultados de una investigación sobre el robo más grande en la historia del boxeo mundialEmilio Monzó: “Hay que armar un equipo con volumen político para gobernar, no un rejunte como hicimos la otra vez”

Leer más »