Último momento

Política

Alberto Fernández monitorea informes sobre el avance del coronavirus para terminar de definir la extensión de la cuarentena

El presidente Alberto Fernández estudia informes para definir la continuidad y la modalidad de la cuarentena Aunque en el entorno presidencial dan por descontada que la extensión de la cuarentena es una decisión ya tomada que será comunicada, según fuentes oficiales, antes del lunes, Alberto Fernández espera una serie de informes oficiales y la visión de los especialistas del comité de expertos que convocó en los primeros días del mes para terminar de madurar la definición y su duración.“Va a seguir siendo una definición profesional. Estamos todos aprendiendo", explicó a este medio un alto integrante del círculo presidencial que monitorea junto al jefe de Estado la evolución de la pandemia en nuestro país.Según confiaron, el Presidente podría tener en las próximas horas una teleconferencia con los reconocidos infectólogos y epidemiólogos que integran el comité de crisis conformado ad hoc para esta crisis para evaluar en conjunto los efectos de la cuarentena obligatoria decretada el jueves 19, la evolución de los casos locales y los pasos a seguir. Sería en la noche del domingo.El jefe de Estado espera, en esa línea, los informes del Ministerio de Salud, el intercambio de datos con las provincias y, en especial, con la ciudad y la provincia de Buenos Aires -donde se concentran el 70% de los casos- y la opinión de sus asesores más experimentados.Los trascendidos dan cuenta de que la extensión podría llegar hasta mediados de abril (ESTEBAN COLLAZO/)En el seno del Gobierno hay un moderado optimismo respecto de la curva de casos, que crecen a un ritmo diario en torno al 30%. “Creemos que la cuarentena va a tener un impacto. Es lógico. La duda es si impacta algo o si impacta mucho”, se preguntaba ayer un funcionario del staff presidencial abocado, casi a tiempo completo, al intercambio de información con otros países.En los últimos días, un puñado de secretarios de Estado, encabezados por Carla Vizzotti, secretaria de Acceso a la Salud, y Cecilia Nicolini, asesora de la Presidencia, se comunicó en forma virtual con autoridades jerárquicas de los gobiernos de China, Israel y Corea del Sur, entre otros. Tres de los países que aplicaron métodos a priori efectivos en torno al distanciamiento social en la batalla contra el coronavirus. Este sábado estaba prevista otra teleconferencia con España, junto a Italia, el país más afectado por la crisis sanitaria.Fernández se nutre de esa información, de los reportes diarios de los distintos ministerios y de la opinión de los especialistas para definir la continuidad, y la modalidad, de la cuarentena. “La estrategia es ganar tiempo”, explicó el ministro de Salud, Ginés González García. Alberto Fernández y Ginés González García Los trascendidos dan cuenta de que la extensión podría llegar hasta mediados de abril. Pero no hay aún confirmación oficial. Altas fuentes de la Presidencia juran que todavía no está decidido. “Es minuto a minuto”, aseguran. Hay, de todos modos, fuentes que aseguran que el Presidente está convencido de prolongar el aislamiento hasta fines de abril. “Nos falta la evaluación de estos últimos días. Incorporamos además ciertas cuestiones de conducta”, resaltan en el entorno presidencial.Al Gobierno le preocupa la cuestión sanitaria. Pero la problemática social en el corazón del Gran Buenos Aires es otro de los termómetros que la Casa Rosada tantea a diario. La continuidad del aislamiento no genera el mismo efecto en el conurbano que en la Ciudad.En Olivos tomaron nota de que la instrumentación de la cuarentena en los barrios populares del Gran Buenos Aires es prácticamente inviable bajo el lema “quedate en casa”. La idea es ahora que los vecinos, al menos, no salgan del barrio.Foto de archivo ilustrativa de la Ciudad de Buenos Aires en medio de la cuarentena por el coronavirus. Mar 21, 2020. REUTERS/Matias Baglietto (MATIAS BAGLIETTO/)Mientras tanto, el Estado desplegó una batería de medidas para tratar de paliar la crisis social que trae aparejado el brutal freno de la actividad económica y las consecuencias sobre los sectores vulnerables e informales. La inscripción para el cobro de los $10.000. El reparto de alimentos frescos y secos que en los próximos días empezará a acentuarse. Y la efectivización del pago adicional de la Asignación Universal por Hijo (AUH), este viernes, son algunas de ellas.Fernández, que en la semana convocó a curas villeros, tiene confianza en la Iglesia y en el rol que ocupa en el reparto de alimentos. El Gobierno sí evidenció una fuerte baja en el tránsito en el área metropolitana. Los últimos datos que el ministro Mario Meoni le acercó al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, daban cuenta de una disminución del 90%, a pesar de las congestiones en los accesos.Fernández va a esperar la ronda de consultas prevista para las próximas horas para anunciar, en esa línea, cómo continúa la vida de los argentinos que desde hace poco más de una semana están aislados para tratar de que los casos por coronavirus no se disparen de forma descontrolada como ocurrió en Italia, España o los Estados Unidos.El Presidente, el gobernador Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta ya saben que los contagios van a crecer considerablemente a partir de mediados de abril. Y que los efectos del aislamiento tendrán un análisis mucho más riguroso a partir de la semana próxima, después de quince días de instrumentada la medida.La continuidad de la cuarentena es un hecho en ese sentido. Lo que se debate en el seno del poder es hasta cuándo. Y si habrá nuevas restricciones. Las decisiones se mueven con la dinámica que marca la pandemia.Seguí leyendo:Coronavirus: inquietan los grandes centros urbanos y el Presidente recurre a las redes tradicionalesLas lecciones de Europa, Asia y Estados Unidos para la Argentina ante el avance del coronavirus

Leer más »

Coronavirus: la Ciudad de Buenos Aires ya aisló en 20 hoteles a 2.056 pasajeros que llegaron del exterior

La habitación de uno de los hoteles en los que están aislados los pasajeros que ingresaron de países con circulación comunitaria de Covid-19Trastornos de ansiedad generalizada, ese enemigo interior que no respeta edades ni clases sociales, es uno de los principales síntomas que presentan buena parte de los 2056 pasajeros que llegaron a la Argentina provenientes de países con circulación social del Covid-19, que tienen residencia en la Ciudad de Buenos Aires, y que ya fueron aislados en 20 hoteles privados o sindicales puestos a disposición para que la administración de Horacio Rodríguez Larreta los utilice durante la emergencia de la pandemia.El trastorno de ansiedad generalizada suele presentar molestias orgánicas. Los especialistas explican que el corazón se acelera, hay una sensación de presión en el pecho, la respiración se entrecorta, hay temblores, y una repercusión psíquica. El paciente teme lo peor, avizora el futuro cercano de manera catastrófica.A ellos -y al resto- se les explica que el aislamiento es beneficio propio y de los demás. Que deben estar atentos a los síntomas que presenta el nuevo coronavirus y que la enfermedad dista mucho de ser un simple resfrío.Pero la situación no es sencilla. Cada familia tienen razones particulares para estar disgustadas, y así se lo expresan a las abnegadas enfermeras y voluntarios abocadas a controlarlos, a darle seguimiento a cada uno de ellos, a tratar de satisfacer sus necesidades. Lo mismo ocurre con el personal de los hoteles que también se debe acostumbrar a que los visitantes no son turistas que llegan a la Ciudad dispuestos a sorprenderse con sus paseos y gastronomía.Cinco familias llegaron a Ezeiza sin sus valijas. Quedaron en España y Estados Unidos. Les falta ropa. Una madre hace saber que debe conocer una hora antes los horarios de almuerzo y cena porque a su hijo tiene problema de reflujo. Como esos, infinidad de reclamos. Todos comprensibles. Pero el bien común, la lucha contra el Covid-19 y la intención de “aplanar la cuerva” de contagios, está primero. El gobierno de la Ciudad -como ocurre en otras provincias y municipio- invierte del erario público fondos para solventar los gastos en los hoteles. Los sindicales firmaron un acuerdo en los que desisten del canon por el uso de las instalaciones. Todo en pos de aportan un granito de arena en la guerra contra el coronavirus que ya supera al millón de contagiados en el planeta y que mató a más de 25 mil personas.Camareros, mucamas, enfermeras, médicos y hasta cocineros han prestado sus oídos para escuchar como a sus huéspedes les cambio la vida, al menos por dos semanas.No se cansan en recordar que de un día para el otro, y después de mucho peregrinar para ser “repatriados” en vuelos especiales de la aerolínea de bandera, o de varias reprogramaciones de otras líneas aéreas, llegaron al Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini, les tomaron la temperatura y los subieron a micros o combis que ya los estaban esperando. La “cápsula sanitaria” a la que fueron sometidos -no sin algunos inconvenientes como protestas y hasta golpes a muebles y personal de la PSA- terminaría en hoteles que obviamente no tienen los espacios y comodidades de sus hogares, donde creían que transitarían, primero los 14 días de expectación ante la posible enfermedad producida por el enemigo invisible, y después por el decreto 260, y su modificatorio 287 firmado por el presidente Alberto Fernández, a través del cual se estableció el “aislamiento social obligatorio”.En el Aeropuerto de Ezeiza se aplica la "capsula sanitaria" para los pasajeros que ingresar de países de riesgo por el coronavirus según el ministerio de Salud de la Nación.Los hoteles disponibles -se siguen sumando- que ya fueron ocupados, según pudo establecer Infobae desde el ministerio de Salud porteño, a cargo de Fernán Quirós, son: Presidente, Cyan de las Américas, Gran View, Deco Recoleta, Ibis Congreso, Cyan Américas Tower, BA Central, Regente Palace, Facón Grande, Escorial, Panamericano, Ibis Obelisco, Argenta Tower, Sarmiento Palace, Impala, Hotel Buenos Aires, Rochester, Luxor y Viasui.Los pasajeros llegaron al Aeropuerto de Ezeiza o al Puerto de Buenos Aires desde diversas partes del mundo: Alemania, España, Brasil, Uruguay, Estados Unidos, Qatar, Emiratos Árabes, Tailandia, México, India, Chile y Panamá."Les pedimos paciencia a todos aquellos que se encuentren aislados en los hoteles. Entendemos las complicaciones que se pueden ocasionar pero este es el núcleo de la enfermedad. Hay gente que tiene la enfermedad, que la cursa y que es un riesgo para los demás y no para ellos mismos. Son aquellos que transitan la enfermedad estando bien clínicamente. Esas personas no precisan cuidado médico pero sí estar aislados. Ellos son, básicamente, los que están alojados en los hoteles”, analizó ante Infobae el ministro de Salud porteño Fernán Quirós."Les pedimos paciencia a todos aquellos que se encuentren aislados en los hoteles. Entendemos las complicaciones", afirma el ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires. Hoteles contra el cororonavirusAl Hotel Panamericano se habían trasladado los 400 pasajeros del ferry de la empresa Buquebus que provenía de Colonia, Uruguay. El 20 de marzo pasado en la terminal portuaria de Puerto Madero se activó el protocolo especial por un posible caso de coronavirus luego de que un pasajero le informara al capitán que en un kit rápido (no definitivo) para detectar COVID-16 había dado positivo.De inmediato el capitán de la nave reportó la novedad a la empresa y a las autoridades de la Prefectura Naval Argentina y de sanidad de fronteras para que se montara el operativo previsto para este tipo de situaciones. Todos los pasajeros del buque Juan Patricio están aún en cuarentena en el Panamericano, menos el joven que disparó la alarma. A él se le tomó un hisopado de fauces que volvió a dar positivo y en este momento se encuentra en buen estado de salud internado en el Sanatorio Luis Agote de Swiss Medical.La mayoría de estos hoteles tienen historia propia. El Panamericano, por ejemplo, fue el bunker de campaña que eligió en 1999 La Alianza para esperar los resultados de las elecciones que llevaron a Fernado de La Rúa a la presidencia de la Nación. También para organizar la transición con el gobierno saliente que estaba a cargo de Carlos Saúl Menem.Además de los hoteles privados con los que el gobierno porteño firmó acuerdos, los gremios también pusieron a disposición de las provincias y de la administración a cargo de Rodríguez Larreta sus hoteles que irán siendo utilizados a medida que puedan viajar a sus provincia los afiliados que estaban alojados en ellos.Héctor Daer, el secretario general del gremio de Sanidad, y cotitular de la CGT, le informó a Infobae que los gremios que ya pusieron a disposición sus hoteles son: Federación del Petroleo y Gas, Gastronomicos, Sanidad, Comercio, La Bancaria, Federación Argentina del Trabajador de Universidades Nacionales, Tintoreros, Remiseros, Hielo, Empleados del Tabaco, Obreros Textiles, Luz y Fuerza, Asociación Personal Legislativo, Perfumistas, Obras Sanitarias Sindicato del Seguro y la Unión Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles.El pasado lunes 24, los 76 argentinos provenientes de cruceros de Francia y España y de un vuelo procedente de Turquía fueron derivados al Hotel Facón Grande, propiedad de la Uatre, el gremio de los peones rurales.El Escorial, otro de los hoteles en los que hay pasajeros alojados, pertenece a OSECAC, el gremio de los mercantiles que conduce Armando Cavalieri. También ofreció el Hotel de las Provincias, pero aún no fue utilizado.Desde ese gremio se aseguró a Infobae que “ambos hoteles tienen una capacidad total de 121 habitaciones, y cuentan con asistencia alimentaria, televisión y refrigerio, entre otras facilidades. También, para los casos que requieran mayor asistencia, habrá respiradores disponibles, hasta tanto las personas afectadas puedan ser trasladadas a un centro de mayor complejidad”.Los 120 pasajeros en cuarentena en el Hotel La Bancaria provienen de Miami, Santiago de Chile y San Pablo.Al Hotel La Bancaria, ubicado en pleno centro porteño, sobre la calle Suipacha entre Cordoba y Paraguay, fueron derivados 120 personas provenientes de las ciudades de Miami, Santiago de Chile y San Pablo. Según detallaron desde el gremio que lidera Sergio Palazzo “la limpieza y la comida corre por cuenta del Comité de Crisis del Gobierno de la Ciudad, y dos veces por día, los pasajeros en aislamiento sanitario son controlados por dos médicos”.El Hotel del gremio bancario tiene dos habitaciones y una disposición de 180 plazas.Desde la cartera de Salud porteña explicaron a este medio que en esos albergues solo son alojados los “residentes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que lleguen desde destinos que sean considerados de riesgo por el Ministerio de Salud de CABA”. De esta manera la administración porteña busca garantizar que estas personas cumplan con el aislamiento social, preventivo y obligatorio tal como indica la Organización Mundial de la Salud. Los operativos, denominados “capsula sanitaria”, se realizan en conjunto con el gobierno nacional, están a cargo del Ministerio de Salud de la Ciudad, el SAME, la Secretaría de Transporte local, Policía de la Ciudad, Policía Federal y Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).Además de la limpieza general y de residuos patogénicos, en los hoteles se brinda desayuno, almuerzo, merienda y cena, y hay provisión y recambio de sábanas y toallas, guantes, barbijos, jabón, champú y alcohol en gel.Los pasajeros que llegan son asintomáticos y son controlados por una guardia médica que funciona las 24 horas y que también cuenta con atención psicológica o psiquiátrica. También esta destinado un médico por hotel y una dotación de más de 200 voluntarios para atender las necesidades de los pasajeros.Son equipos de entre 10 y 18 voluntarios por hotel que se encargan de la orientación, la contención y la asistencia de los “aislados”. Dicha asistencia incluye la provisión de las cuatro comidas diarias; la provisión de kits de limpieza personal y blanquería; la logística de envío y entrega de pedidos o mandados personales, que va desde la compra de medicación, deliveries de comida y otras necesidades personales. Los voluntarios funcionan también como el nexo con los médicos de guardia y con el servicio de atención psicológica.En el Hospital Fernández falleció el pasajero que había llegado de Miami y estaba en cuarentena en un hotel re Recoleta. Tenía coronavirus. (Nicolás Stulberg)Fue en el Hotel Deco Recoleta donde este aceitado sistema fue puesto a prueba después de la descompensación que sufrió un pasajero de 70 años que había llegado de Miami el martes 24 en el vuelo 1305 junto a su esposa.De inmediato fue trasladado por una ambulancia del SAME el jueves pasado al hospital Fernández para ser atendido. Gota era la única enfermedad de base preexistente que tenía y estaba controlada por la medicación que tomaba y una dieta estricta. A las pocas horas falleció. El viernes pasado se estableció que fue a causa del Covid-19.Seguí leyendo:Las lecciones de Europa, Asia y Estados Unidos para la Argentina ante el avance del coronavirusAlberto Fernández monitorea informes sobre el avance del coronavirus para terminar de definir la extensión de la cuarentena

Leer más »

Las tres curvas dramáticas que se mueven al compás del coronavirus y también preocupan al Gobierno

El Gobierno montó una sala de situación para seguir en tiempo real la evolución de los nuevos casos de coronavirus (Foto de archivo)La efectividad de la cuarentena dispuesta por el presidente Alberto Fernández podrá comenzar a medirse a partir de la segunda semana de abril. Esto se explica por el comportamiento del virus, que luego de ingresar al organismo de las personas demora hasta 14 días en manifestarse.Los 690 casos positivos conocidos hasta el momento contrajeron la enfermedad antes del período de aislamiento obligatorio. Todavía faltan algunos días para conocer la cantidad de infecciones producidas fehacientemente a partir del 20 de marzo y eso desvela al Gobierno, que debe tomar decisiones sobre un escenario aún incierto.Lo que pretenden las autoridades sanitarias con las medidas restrictivas no es eliminar el virus porque saben que no pueden hacerlo. Apostar a ello sería gastar recursos infinitos en una tarea imposible. De hecho, lo más lógico es que de acá a unos años todos los habitantes de la Argentina terminen teniendo la enfermedad si no aparece antes una vacuna.El objetivo del Ministerio de Salud es evitar un aceleramiento en la cantidad de casos positivos que termine devastando el sistema sanitario. La experiencia italiana permitió conocer los alcances trágicos de un colapso del sistema hospitalario y para que eso no suceda aquí es imprescindible aplanar la curva de contagios nuevos.Curva de casos totales de contagios y muertes en la ArgentinaLa escala que hizo el virus en Europa después de hacer desastres en China y antes de aterrizar en Sudamérica le dio una pequeña ventaja en el calendario a la Argentina, que tuvo una ventana para prepararse para recibir a la pandemia.Se alistaron hospitales, se adecuaron hoteles y clubes y se destinaron partidas especiales para adquirir respiradores e insumos médicos. Ayer, hubo una buena noticia: llegaron al país 31 mil reactivos para hacer los testeos. Gracias a ello, en los próximos días es muy probable que se modifique la definición de caso sospechoso, que hoy engloba exclusivamente a quienes tienen antecedentes de viaje, estuvieron en contacto con enfermos o están internados con problemas respiratorios graves.Esta decisión habilitará a los médicos a testear a todos los pacientes que tengan algunos de los síntomas hasta hoy conocidos del Covid-19: fiebre, tos, dolor de garganta y dificultad respiratoria. También provocará un aumento de la cantidad de enfermos porque hace ya varios días que el virus que comenzó a transitar localmente en distintos conglomerados urbanos.A partir del cambio en la definición de caso sospechoso, habrá más pruebas y más contagios registrados oficialmente (Andreas Gebert/)Pese a todos los esfuerzos realizados, a esta altura hay muchas soluciones que ya no dependen de los recursos que se destinan. Es un momento en donde todos los países demandan los mismos insumos y la oferta es limitada.El Presidente y las provincias coincidieron en aplicar una estrategia de supresión que se sostiene sobre tres ideas básicas: aislar a los enfermos para desacelerar la propagación de la infección, cuidar a los sectores de riesgo -especialmente los mayores de 70 años- y distanciar a la sociedad.“La curva de infectados va a continuar creciendo y eso no nos tiene que confundir en nuestro objetivo, que es disminuir la ola para entrar en una fase más lineal gracias a los efectos de la cuarentena”, explican los especialistas en Salud que tienen acceso a la mesa chica donde se definen políticas públicas sobre la cuestión.Esta semana, Infobae reveló que sólo en la Ciudad de Buenos Aires esperan más de 10 mil contagiados en los últimos días de abril. En el peor día de la pandemia habrá 1800 casos nuevos y el sistema hospitalario porteño se prepara para asistir a 2500 personas a la vez en hoteles, salas generales y camas de terapia intensiva.En el Conurbano también se preparan para meses difíciles aunque entienden que la situación sanitaria y económica es muy frágil, principalmente en el segundo y en el tercer cordón. De ahí las declaraciones del gobernador Axel Kicillof, que se diferenció del discurso oficialista y pidió dejar de perseguir a quienes no cumplen con la cuarentena. Sabe que hay muchas zonas donde es mejor que los chicos estén en las calles y no hacinados en sus hogares precarios.Ante ese panorama, hay una pregunta lógica de dificilísima respuesta que se impone en los gobiernos y en los circuitos de poder: ¿Cuál es la fecha adecuada para soltar la curva? O en otros términos: ¿A partir de qué momento serán más dañinas las consecuencias sociales del parate económico que las de la crisis sanitaria?Por lo pronto, hay equipos que trabajan en nuevas medidas para proteger los adultos mayores una vez que se termine la cuarentena. Hay una coincidencia generalizada en aplicar restricciones para este sector aun cuando termine el aislamiento social obligatorio. La explicación es sencilla: son las víctimas predilectas del virus tanto por su edad como por sus cormobilidades.Independientemente de la fecha final de la cuarentena, cuya salida será transitoria y escalonada, hay otras variables que analizan las autoridades y lo explican así: “Nosotros venimos describiendo lo que va a suceder con la curva de la enfermedad viral, pero detrás de ella hay un conjunto de curvas de las siete plagas de Egipto”.“La primera es la de las enfermedades de salud mental, la segunda es la deterioro económico y la tercera es la del daño en la malla social”, describen.De los alcances de esas gráficas imaginarias dependerá en gran medida el nuevo orden global. Ya nada volverá a ser igual a como lo era antes. Parece exagerado, pero los especialistas ya empezaron a involucrar este concepto en sus trabajos. Las condiciones de vida, los vínculos entre las personas, las miradas, la cultura, el comportamiento de las sociedades, las enfermedades, los sistemas, los gobiernos y la política van a ser diferentes y ese es el gran legado que dejará el coronavirus.Todas las estadísticas del coronavirus en la Argentina

Leer más »

La Cámara de Casación rechazó el pedido de prisión domiciliaria de Juan Pablo Schiavi

La Sala de Feria de la Cámara Federal de Casación Penal rechazó por mayoría los pedidos de prisión domiciliaria por la propagación del coronavirus hechos por las defensas de Juan Pablo Schiavi, Sergio Cirigliano y Víctor Astrella.Los jueces Gustavo Hornos y Daniel Barroetaveña consideraron que el rechazo de la solicitud tiene sustento en los informes médicos presentados, las condiciones personales y las condiciones en las que cumplen su condena los internos. El tribunal le encomendó a las autoridades de la Unidad 31 del Servicio Penitenciario Federal que adecue de la mejor manera los medios para garantizarles la salud en el contexto extraordinario de la actual pandemia por Covid-19.Asimismo, los camaristas resaltaron la transcendencia legal que tiene el rol de la víctima en la etapa de ejecución de la pena. En este caso la parte querellante había solicitado que se rechace el pedido de morigeración de las condiciones de detención con argumentos que fueron atendidos por los magistrados.En el fallo, los jueces recalcaron el hecho de que la difícil situación que atraviesa nuestra sociedad en este momento requiere para poder sortearla de los esfuerzos y sacrificios de todos los integrantes de la comunidad. Y agregaron que las autoridades judiciales no pueden ser ajenos a ello, y se les debe exigir la demostración suficiente de capacidad de maniobra y adaptación para evitar cualquier posible crecimiento de la crisis sanitaria.En este sentido, remarcaron que como parte de los esfuerzos generales que se llevan adelante para frenar la pandemia del coronavirus, y para evitar que arrase con las personas detenidas, es un deber esencial de la Justicia tomar medidas urgentes para proteger la salud y la seguridad de los sujetos privados de la libertad.Por otro lado, en fallos dictados en el contexto de la pandemia por el Covid-19, la Sala de Feria del máximo tribunal penal dispuso conceder la prisión domiciliaria a mujeres que cumplen condena que se encuentran en situación de riesgo.Los camaristas advirtieron que a la luz del contexto de pandemia es necesario aplicar una medida alternativa al encierro que al mismo tiempo garantice neutralizar del mejor modo los riesgos procesales. Los magistrados consideraron que, a su vez, esta medida debe resguardar el interés superior del niño y de la salud de la mujer detenida.La Cámara Federal de Casación Penal resolvió de esta manera un recurso de casación interpuesto por la defensa de una mujer que fue llevada a juicio acusada de ser coautora del delito de tráfico de estupefacientes agravado por la intervención de tres o más personas organizadas, en concurso real con tenencia ilegítima de arma de fuego.Al contestar la vista, el fiscal interviniente consideró que el pedido no era procedente al tener en cuenta que el delito imputado tiene una pena alta sin posibilidad de que sea de ejecución condicional.En su voto, el juez Hornos señaló que “no debe escaparse del análisis que requiere el caso la circunstancia relativa a la situación excepcional derivada de la pandemia declarada por la aparición del virus COVID-19” y las consecuencias que podría traer aparejada la detención a la mujer que está dentro de la población con alto riesgo de contagio. Además -sostuvo el magistrado- debe tenerse en cuenta la necesidad de dar primacía, en este contexto, al Interés Superior de su hijo de 9 años de edad.Para decidir, los camaristas tuvieron en cuenta las “Reglas de Bangkok” y las Recomendaciones IV y VI del Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles referidas a Género en contextos de encierro y a los derechos de las mujeres privadas de la libertad y su derecho a la salud.

Leer más »

El Gobierno envió respiradores e insumos sanitarios a provincias del NOA y NEA

El la primera etapa se distribuirán 194 equipos (MARiA<EUGENiA>CERUTTi/)El Gobierno nacional continúa el operativo para distribuir casi 200 respiradores y otros insumos sanitarios esenciales en todo el país, de forma rápida y equitativa de acuerdo a los casos detectados, con el objetivo de fortalecer los sistemas de salud provinciales ante el aumento de la circulación del coronavirus COVID-19.Un avión de la Fuerza Aérea partió este mediodía de Aeroparque equipado con 23 respiradores para entregar en las provincias de Salta, Jujuy, Santiago del Estero, Catamarca y La Rioja, y otros 26 en Formosa, Corrientes y Misiones, además de partidas de alcohol en gel y pulverizadores, entre otros materiales básicos.“Estamos distribuyendo todos los respiradores y los insumos con racionalidad a todo el país para que estén donde hagan falta”, afirmó desde la estación aérea el ministro de Salud, Ginés González García, y remarcó: “La única forma de distribuir con equidad un recurso escaso es que lo manejemos centralizadamente”.El Ministerio de Salud de la Nación ya había anticipado una entrega de 64 respiradores a la provincia de Buenos Aires y otra de 10 a Chaco. Serán 194 los respiradores distribuidos en esta primera etapa, con otros que se enviarán a distintos puntos del país.Dada la escasa cantidad de empresas productoras de respiradores, el Estado nacional tomó la decisión de regular y centralizar su distribución con el objetivo de lograr una mayor equidad entre todas las provincias en base a las necesidades que cada una vaya teniendo.También se enviaron partidas de alcohol en gel y pulverizadores (MARiA<EUGENiA>CERUTTi/)Así se manejó también durante la crisis sanitaria ocurrida en 2009 con la explosión de casos de personas contagiadas con el virus H1N1, lo que permitió una distribución racional y equitativa de los antivirales, siguiendo el criterio de la OMS, que recomendó la administración estatal del stock.Además, se podrían adquirir respiradores del exterior sin ningún tipo de arancel, tanto para el sector público como privado.“El Presidente y todos los que trabajamos en esta pandemia estamos haciendo un esfuerzo enorme todos los días para cuidar la salud de los argentinos”, destacó el ministro y agradeció especialmente a “todos los que ponen el cuerpo para que los recursos lleguen a donde tienen que llegar”.Este sábado murió un hombre de 52 años en la Clínica Pueyrredon de Mar del Plata y se convirtió así en la víctima fatal número de 18 de la Argentina por coronavirus y la segunda que tiene lugar en la ciudad balnearia.Presidencia (MARiA<EUGENiA>CERUTTi/)El paciente había sido diagnosticado con la enfermedad hacía una semana y se encontrada en terapia intensiva y bajo asistencia mecánica respiratoria. De acuerdo con la Secretaría de Salud del Municipio precisó, el hombre regresó al país el pasado 14 de marzo.Hasta el momento el Ministerio de Salud de la Nación informó que en todo el país el total de casos de personas contagiadas asciende a 690. Respecto a los confirmados, el 56% son importados, el 24,2% son contactos estrechos de casos confirmados, y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.Entre otros datos, la cartera que comanda Ginés González García precisó que el 41,5% son mujeres y el 58,5% son hombres, mientras que las principales franjas etarias afectadas de los casos registrados corresponden a personas de entre 20 y 59 años, siendo de 30 a 39 años la más afectada.Seguí leyendo:Coronavirus: Italia confirmó 889 nuevos muertos y ya son más de 10.000 las víctimas fatalesLas tres curvas dramáticas que se mueven al compás del coronavirus y también preocupan al GobiernoLos irónicos posteos de Alexander Caniggia, a horas de comenzar el arresto domiciliario por violar la cuarentena totalSegunda muerte por COVID-19 en Mar del Plata: ya son 18 los fallecidos en la Argentina

Leer más »

Mauricio Macri le pidió al Gobierno que reanude los vuelos de repatriación de argentinos varados en el exterior

El ex presidente Mauricio Macri le pidió al Gobierno nacional que retome el operativo de repatriación de los argentinos que quedaron varados por el mundo a raíz del cierre de fronteras generado por la pandemia de coronavirus.A través de las redes sociales, el referente de Juntos por el Cambio replicó un mensaje publicado por la cuenta oficial del PRO. “Queremos pedirle al Presidente Fernández que reconsidere su decisión de impedir el regreso de los argentinos fuera del país. Muchos de ellos están a la deriva, durmiendo en aeropuertos, expuestos a contagiarse y angustiados por su futuro”, decía el posteo.Desde el PRO, argumentaron que se trata de una “cuestión humanitaria” y señalaron que “casi todos” los varados “salieron antes de la declaración de la pandemia y tenían pasajes de vuelta”. Y agregaron: “Ahora están viviendo una crisis global en un país que no es el suyo. Tienen derecho a volver”.Si bien desde la oposición reconocen la gravedad de la situación e incluso apoyaron las medidas de aislamiento social obligatorio y el cierre de fronteras, consideraron que el Gobierno “puede hacer un esfuerzo más por repatriar a los argentinos que sólo quieren estar en su país”.Ayer, el gobierno argentino resolvió ampliar el cierre de fronteras que regía desde el 16 de marzo último “a las personas residentes en el país y a los argentinos y las argentinas con residencia en el exterior” a través de la clausura de la totalidad de los pasos internacionales, puertos, aeropuertos y centros de frontera, a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia.Si bien el DNU establece como plazo de vigencia el 31 de marzo, inclusive, aclara que el período previsto “podrá ser ampliado o abreviado” por el Ministerio del Interior previa intervención de la autoridad sanitaria nacional conforme a la evolución de la situación epidemiológica.Se establece también que la Cancillería adoptará “a través de las representaciones argentinas en el exterior, las medidas pertinentes a efectos de facilitar la atención de las necesidades básicas de los nacionales argentinos o residentes en el país que no pudieran ingresar al territorio nacional”, hasta tanto puedan hacerlo.El marco de este DNU son las medidas que viene tomando la Argentina luego de haber sido declarada pandemia el coronavirus por parte de la Organización Mundial de la Salud.El ministerio de Salud ya había establecido la prohibición de ingreso al país por un plazo de 30 días de las personas extranjeras no residentes que hubieren transitado por “zonas afectadas” en los 14 días previos a su llegada.Tampoco podían entrar al país extranjeros no residentes, antes de decretarse el aislamiento social, preventivo y obligatorio, a partir del 20 de marzo y hasta el 31 del corriente mes, pudiéndose ampliar este plazo según las consideraciones de la autoridad sanitaria ante la situación epidemiológica del país.Estas medidas, indica el decreto, “resultan las imprescindibles, razonables y proporcionadas con relación a la amenaza y el riesgo sanitario que enfrenta el país” y “obedece a la necesidad imperiosa de resguardar, tanto a quienes se encuentran en el territorio nacional de la propagación del coronavirus COVID-19”.Finalmente, también recuerda que “la evolución de la situación epidemiológica exige que se adopten medidas rápidas, eficaces y urgentes, por lo que deviene imposible seguir los trámites ordinarios para la sanción de las leyes”.Seguí leyendo:El drama de Italia por el coronavirus: tuvo 969 muertos en las últimas 24 horasCoronavirus: cuándo será el peor día en la Ciudad de Buenos Aires según analiza el gobierno porteñoCuándo va a terminar la pandemia y qué pasará despuésMurió un hombre que había llegado de Miami y estaba aislado en un hotel de Recoleta: investigan si tenía coronavirus

Leer más »

El Gobierno aplicará una batería de medidas para reactivar la obra pública durante la cuarentena

Apuran medidas para evitar que haya despidos masivos en la construcción (REUTERS/)El Gobierno aplicará desde el lunes una batería de medidas para reactivar la obra pública durante la cuarentena, en un intento por evitar que la parálisis de la construcción en la Argentina, que se agravó por la emergencia sanitaria, ocasione la pérdida del trabajo para entre 80.000 y 100.000 personas.Por un lado, como la obra pública está considerada servicio esencial en el decreto que establece el aislamiento obligatorio, el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, hará junto con empresarios y sindicalistas del sector un relevamiento de los proyectos que están en condiciones de reactivarse en todo el país y luego se coordinará con cada jurisdicción provincial o municipal la forma de instrumentar la decisión en cada uno de los sectores que intervienen en la actividad.Por otro, los ministerios de Economía y de Trabajo comenzaron a analizar la creación de un Programa de Recuperación Productiva (REPRO) especial para la construcción que permitiría subsidiar el pago de parte de los salarios a los trabajadores que estén sin empleo por la parálisis de la obra pública y privada. Se apuntaría, en principio, a las pymes, aunque en la actividad son comunes las empresas con más de 25 empleados, por lo que se está buscando alguna herramienta válida para el sector.Gabriel Katopodis y Alberto Fernández (ESTEBAN COLLAZO/)A pedido de los empresarios, Katopodis también analiza con el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, la propuesta de que las compañías constructoras puedan tomar algunas líneas de crédito con tasas del 25 por ciento, similares a las que se anunciaron en febrero para las pymes. Además, se evalúa la posibilidad de que puedan tener descubiertos en el banco para poder pagar los sueldos y tampoco se descarta en el Gobierno un descuento en las contribuciones patronales.De todas formas, la prioridad de la Casa Rosada en este momento tan complejo es movilizar todos los recursos existentes para finalizar unos 70 proyectos de obra hospitalaria en distintos lugares del país, que permitirán afrontar con mejor infraestructura la emergencia que podría presentarse cuando en la Argentina se alcance el pico de contagiados por el coronavirus.Para ello, en Obras Públicas señalaron a Infobae que están “adecuando toda la operatoria y la estructura administrativa del Ministerio, modificando una cantidad de procesos que permitan de manera rápida, abreviada y a distancia ejecutar la certificación de las obras, los pagos que se requieran y usar la firma digital para garantizar que todo pueda seguir funcionando pese a la cuarentena”.Katopodis está en contacto permanente con el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Iván Szczech, y el titular de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA), Gerardo Martínez, que desde hace semanas reclaman medidas concretas para superar el freno del sector: la construcción ya lleva 22 meses consecutivos de caída y sólo entre noviembre y enero pasados se perdieron 47.000 empleos.Gerardo Martínez, el titular del sindicato de la construcciónDesde mediados de marzo hay reuniones frecuentes de una mesa se seguimiento entre funcionarios de dos ministerios (Obras Públicas y Vivienda), empresarios y sindicalistas de la construcción para analizar cómo reactivar el sector, pero los contactos son casi cotidianos. Anteayer hubo una teleconferencia entre la ministra de Vivienda, María Eugenia Bielsa; Katopodis, Szczech y Martínez, un encuentro virtual que se repetiría hoy para avanzar con medidas concretas.En la UOCRA alertan que la crisis del sector se agudizó con el coronavirus y le plantearon al ministro de Obras Pública su preocupación porque durante la actual cuarentena están cerrados los corralones de materiales, lo que ocasiona que las obras se paralicen por la falta de insumos. Katopodis se comprometió a analizar la posibilidad de habilitar a aquellos comercios mediante una norma adicional en caso de que se confirme la extensión del aislamiento obligatorio.En el sindicato que encabeza Gerardo Martínez también plantearon la inquietud por las deudas que mantiene el Estado con las contratistas de obra pública, mientras que desde la cartera de Katopodis aseguraron que el 10 de diciembre se adeudaban unos 35.000 millones de pesos y que hoy el monto no es significativo, aunque prometieron que en las próximas semanas se pagaría “buena parte” de los fondos todavía impagos. “Eso significaría una inyección de recursos para la reactivación del sector una vez que la cuarentena nos dé un poco de respiro”, destacaron.En la UOCRA afirman que se perdieron 47.000 fuentes de trabajo entre noviembre y febrero (DIEGO GIUDICE/BLOOMBERG NEWS/)El ministro, de todas formas tiene previsto en estos días firmar convenios con más de 30 intendentes del área metropolitana de Buenos Aires para ejecutar proyectos de obra pública. Pese a la cuarentena, en la cartera que lidera Katopodis sostienen que están en condiciones de seguir operando a distancia, ya que la firma se hará de manera digital, lo que permitirá el desembolso de los fondos”. De esa forma, afirmaron, “en dos o tres semanas habrá pequeñas y medias obras en muchos lugares”.En el Gobierno imaginan que si el coronavirus no tiene un impacto tan fuerte en la Argentina y se puede ir normalizando gradualmente la actividad económica podrá ponerse en marcha el plan nacional de obras públicas Argentina Hace que se había anunciado a principios de marzo, que tiene previsto un presupuesto anual de 8.500 millones de pesos y que contempla la construcción de rutas y la finalización de diversos proyectos que ya están en ejecución mediante la firma de convenios con las provincias y con los municipios para reactivar la economía local y generar trabajo.Seguí leyendo:Alerta en el Gobierno por los kits de reactivos para detectar el coronavirus que llegan de ChinaLa Argentina cerró todas sus fronteras hasta el 31 de marzo

Leer más »

María Eugenia Vidal reapareció para dar un mensaje por el coronavirus: pidió apoyar al “Presidente, gobernadores e intendentes”

María Eugenia Vidal (Franco Fafasuli/)María Eugenia Vidal decidió hablar por primera vez desde que el coronavirus fue declarado una pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y su avance en el país copó con exclusividad la agenda social, política, económica y sanitaria de los gobiernos nacional, provinciales y municipales. Si bien Mauricio Macri había tenido la semana pasada un cruce telefónico con el presidente Alberto Fernández en el que, según fuentes al tanto de la conversación, el ex mandatario se puso a disposición de la administración del Frente de Todos, la ex gobernadora bonaerense no tuvo hasta ahora ningún intercambio con Axel Kicillof.Y sí se pronunció este viernes sobre el virus que tiene en vilo al planeta y a la Argentina desde su cuenta de Instagram.“En estos momentos difíciles, de incertidumbre, de preocupación, y en algunos casos hasta de angustia y miedo, les quiero mandar toda mi fuerza. Decirles que si cada uno pone su parte vamos a estar menos solos y vamos a salir adelante. Poner nuestra parte es acompañar y apoyar las decisiones del Presidente, de los gobernadores, de cada intendente. Cada uno de ellos toma las mejores decisiones que cree posibles para ayudarlos a enfrentar algo que todavía no conocemos. Poner nuestra parte es agradecer, como lo hacemos cada noche con nuestro aplauso a aquellos argentinos que cada noche salen de su casa”, resaltó Vidal en el video de poco más de dos minutos que grabó desde su casa.Mauricio Macri y María Eugenia VidalEl mensaje de la ex gobernadora, que desde que dejó su cargo tras la derrota en las elecciones de octubre pasado se recluyó en un celoso bajo perfil, trascendió justo el mismo día en que Macri también utilizó sus redes sociales para pedirle al Gobierno, a través de un comunicado del PRO que lidera en los papeles la ex ministra Patricia Bullrich, “que reconsidere su decisión de impedir el regreso de los argentinos que están fuera del país”.“Muchos de ellos están a la deriva, durmiendo en aeropuertos, expuestos a contagiarse y angustiados por su futuro”, subraya el comunicado que Macri rescató en sus redes.Es que este jueves, la Casa Rosada decidió cerrar todas las fronteras para impedir el avance del virus en el país, una iniciativa de emergencia que deja a miles de argentinos varados en distintos puntos en todo el planeta. Aunque con excepciones para casos particulares.Vidal, por su parte, insistió en el mensaje de respetar el aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el jefe de Estado la semana pasada, y que en estas horas extendería hasta Semana Santa.“Quedarnos en casa es también ayudar a ellos a que ayuden a otros. Poner nuestra parte es ser solidarios. Ser solidarios también es para todos aquellos que puedan ayudar con donaciones y transferencias a todas las organizaciones que van ayudando a otros. En los próximos días voy a ir publicando en mis redes sociales quiénes son, al menos los que yo conozco”, remarcó la ex mandataria.“Los momentos de dificultad son los que nos desafían. Ahí es donde cada uno de nosotros muestra de verdad de qué está hecho. Estoy convencida de que puede ser un momento para que saquemos lo mejor de nosotros mismos. Les propongo que aprendamos y nos superemos, que confiemos en nosotros, que hagamos nuestra parte. De esta salimos juntos. Cuídense, cuiden a sus familias, les mando un beso grande”, finalizó Vidal su mensaje.

Leer más »

Rechazaron la excarcelación que pidió Amado Boudou por el coronavirus

Amado Boudou días después de conseguir la libertad en el penal de Ezeiza - Crédito: Nicolás SturlbergEl ex vicepresidente Amado Bouodu no saldrá de prisión en medio de la pandemia del coronovirus. El Tribunal Oral Federal 4, que dictó su condena por el caso Ciccone, rechazó el pedido de excarcelación que había hecho su defensa justificada en el riesgo de contraer la enfermedad durante su detención. El Servicio Penitenciario Federal no había incluido al ex funcionario kirchnerista entre los presos considerados en riesgo. Para el tribunal, la Covid-19 no implica una libertad automática para los detenidos.En consonancia con el dictamen del fiscal Marcelo Colombo, el TOF aseguró que la defensa de Boudou “en esta oportunidad, no controvirtió ni efectuó alegaciones suficientes para motivar un pronunciamiento novedoso y contrario” a lo que había resuelto la Cámara Federal de Casación Penal para que Boudou siguiera detenido.Además, el juez remarcó que Boudou “no presenta patologías crónicas, ni tratamiento médico actual", “no cursa enfermedad infectocontagiosa aguda, no presente enfermedad presdisponente en caso de infección de COVID-19” y permanece "compensado hemodinámicamente en buen estado general, a febril, y sin intercurrencias clínicas agudas”."La emergencia sanitaria declarada en razón de la pandemia por el Covid-19 no comprende ninguno de los supuestos que posibilitan el otorgamiento automático de la excarcelación, por lo que no encuentro en las particularidades de este caso motivo alguno para dictar una decisión en el sentido pretendido por la defensa, más aún, cuando esta parte tampoco efectuó análisis jurídico alguno en orden a encuadrar su situación dentro de las hipótesis previstas en por el ordenamiento procesal”, sostuvo la resolución firmada por el juez Daniel ObligadoEl jueves, en tanto, la Corte Suprema había rechazado revisar, durante la feria judicial extraordinaria a raíz de la emergencia sanitaria, la libertad del ex vicepresidente Amado Boudou, condenado por la causa Ciccone a cinco años y ocho meses de cárcel. La decisión fue tomada por el presidente del máximo tribunal, Carlos Rosenkrantz, quien se encuentra a cargo del tribunal hasta el 31 de marzo.La defensa de Boudou había planteado un “pronto despacho”. Se trata de un mecanismo en donde busca apurar los plazos de un magistrado o tribunal. Lo había hecho en febrero y lo reiteró la semana pasada, ante la posibilidad de que el coronavirus se extienda entre los detenidos en la cárcel de Ezeiza y el ex vicepresidente pudiera enfermarse.En su resolución, la Corte Suprema respondió al pedido de pronto despacho: “en mérito a la feria extraordinaria dispuesta por el artículo 2 de la acordada 6/2020 y toda vez que no se configuran los presupuestos establecidos por los artículos 3 y 4 de la citada norma corresponde negar la petición formulada sin perjuicio de ello remítase para conocimiento del Tribunal Oral Federal número 4 a sus efectos”.El propio abogado Alejandrdo Rúa, defensor de Boudou junto a Graciana Peñafort, se encargo de informar la resolución por Twitter. “Hoy Rosenkrantz nos dijo que no, que en la Corte Suprema no se van a ocupar y que tratar las quejas de aquel a quien en estas condiciones de pandemia le están haciendo cumplir ya una condena en prisión sin sentencia firme no es un tema”.El Servicio Penitenciario Federal no incluyó al ex vicepresidente entre los detenidos que figuran entre los considerados de “presos de riesgo” y así lo informó al Tribunal Oral Federal 4, que dictó su condena. A quien sí incluyó es a José Núñez Carmona, amigo de Boudou, quien tiene problemas cardíacos, tal como informó Infobae al dar a conocer la lista de los 1280 presos que están incluidos en ese grupo.“La Corte Suprema en lugar de resolver lo que le pedíamos, esto es la libertad de Amado, se lo pasó a al Tribunal oral que había condenado a Boudou. El tribunal pidió una serie de medidas para ver si Amado era población de riesgo -se quejó Peñafort-. No estábamos diciendo que Boudou es población de riesgo, porque no lo es más que cualquiera de nosotros. Lo que es riesgoso para Boudou es seguir preso, más aún cuando está preso tan arbitrariamente por decisión del Poder judicial en un lugar que lo pone en riesgo: la cárcel”En agosto de 2018, Boudou fue condenado a cinco años y 10 meses de prisión por los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública. También fueron condenados Núñez Carmona, socio y amigo de Boudou, a 5 años y 6 meses de prisión y el empresario Nicolás Ciccone a 4 años y 6 meses. Los tres quedaron detenidos en el momento de la sentencia, aunque Ciccone en prisión domiciliaria. Luego fueron liberados pero volvieron a ser detenidos. Desde entonces, Boudou y Nuñez Carmona están presos en la cárcel de Ezeiza.Además fueron condenados el arrepentido Vandenbroele a dos años, el ex funcionario de la Adminstración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) Rafael Resnick Brenner a tres años y el ex jefe de Gabinete del Ministerio de Economía Guido Forcieri a dos años y seis meses. En estos casos es de cumplimiento en suspenso por lo que no fueron detenidos.Después de las PASO, en agosto de 2019, fueron muchos los dirigentes kirchneristas que fueron liberados. La mayoría estaba preso porque estaba procesado, sin condena. El tiempo en prisión, el fin de los riesgos procesales o la aplicación de las nuevas reglas para las prisiones preventvias que fijó la Comisión bicameral antes del cambio de Gobierno sirvió para que se liberara a muchos de los detenidos que se consideraron presos políticos.Sin embargo, el caso de Boudou no tuvo la misma suerte. El vicepresidente había enfrentado un juicio en donde se lo condenó y la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal ratificó ese resultado. También rechazó el recurso extraordinario para poder llegar a la Corte Suprema de Justicia. La defensa de Boudou, sin embargo, sostiene que hasta que la Corte Suprema de Justicia no revise su sentencia el ex vicepresidente sigue siendo inocente, porque no hay sentencia firme.A fines de febrero, la defensa solicitó un pronto despacho a la Corte Suprema, es decir que acelere una decisión sobre un pedido de revisión de condena. Lo hizo luego de que se conociera un documento que señala que el arrepentido Alejandro Vandenbroele cobró dinero para instalar una posada en Mendoza después del veredicto. Allí se reclamó que se anulara el juicio en donde lo sentenció a cinco años y ocho meses de cárcel y se hiciera un nuevo debate. Aún no hubo respuesta a ese planteo, pero Vandenbroele apareció públicamente para desmentir que se hubiera tratado de un pago por su declaración contra Boudou, y renunció al Programa de Protección de Testigos.

Leer más »

Fracasó la negociación del Gobierno con la Iglesia cubana para alojar a los argentinos varados en La Habana por el coronavirus

La decisión de Alberto Fernández de cerrar las fronteras para evitar la aceleración de la pandemia del coronavirus gatilló un operativo internacional destinado a obtener alojamiento para los muchísimos argentinos que quedaron varados alrededor del mundo.En La Habana hay cerca de mil argentinos en hostales, hoteles cinco estrellas y casas de familia, y la intención del gobierno argentino es obtener nuevos sitios para dormir ante la posibilidad del cierre obligatorio de los alojamientos autorizados frente al avance del coronavirus. En el caso de Cuba, se inició una gestión diplomática reservada que incluye a la Cancillería, a la Secretaría de Culto, a la Conferencia Episcopal, a las autoridades religiosas en Cuba y al gobierno comunista que lidera Miguel Díaz-Canel, invitado a la asunción de Alberto Fernández pese a las resistencias políticas de la Casa Blanca.Alberto Fernández y el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, durante su encuentro en la Casa RosadaGuillermo Oliveri, secretario de Culto, habló por teléfono con monseñor Oscar Ojea, titular de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), para pedirle que medie con las autoridades religiosas en Cuba con la intención de lograr un lugar de alojamiento para los argentinos varados en La Habana. Ojea cumplió con el pedido de Oliveri y la negociación se puso en marcha, mientras se redactaba el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que ordenaba el cierre de todas las fronteras nacionales. Esta negociación en Cuba tenía una dificultad básica. La Iglesia católica es resistida por las autoridades del régimen comunista y entonces su capacidad administrativa y logística es limitada. Es cierto que la visita de Francisco a La Habana mejoró las relaciones institucionales, pero el clero católico está muy acotado, tiene escaso poder y mínimas condiciones edilicias.Ojea dialogó en Cuba con los responsables de la Comisión Episcopal y transmitió la información al secretario Oliveri, que informó al canciller Felipe Solá, que se puso en contacto con Javier Figueroa, embajador argentino en La Habana. Figueroa dialogó con el cardenal Juan de la Caridad García, que es secretario de la Comisión Episcopal de Cuba. “Vemos cómo hacemos”, le contestó Caridad García al embajador argentino.No está previsto que salga un próximo avión de La Habana a Buenos Aires con los argentinos varados en Cuba. El último despegó ayer y aterrizó en Ezeiza a la medianoche (Carlos Jasso/)Pasado el mediodía (hora de Cuba), Figueroa dialogó de nuevo por teléfono con De la Caridad para avanzar en la negociación. Pero la respuesta del cardenal cubano fue desalentadora y terminal: “No tengo lugar; lo siento”, dijo desde su oficina en La Habana. Ahora, el embajador argentino y su mínima dotación diplomática deberán hacer lo imposible para contener a los cientos de argentinos que están varados, con escasos recursos económicos y de pésimo ánimo personal. En la Cancillería ya saben que están reservadas 500 habitaciones en hoteles económicos de La Habana para dar alojamiento a las familias más necesitadas. Por lo menos para los próximos 15 días.Figueroa tuvo la difícil tarea diplomática de decidir –en un amargo triaje– quién regresaba anoche a Buenos Aires. Embarcó a 11 bebés, a ciudadanos mayores en complejas situaciones médicas, y tuvo que dividir a familias enteras. La situación no cambió hoy: negocia un nuevo vuelo de rescate, pero recién comenzó las gestiones y todas las fronteras nacionales están cerradas.El embajador argentino, junto a su esposa Alessandra Viggiano, que también es diplomática de carrera, intentan contener a los varados argentinos que están desperdigados en casas de familia, hostales y hoteles cinco estrellas a precio de pandemia del coronavirus (30 dólares la noche). No es tarea fácil y se agravará en los próximos días: el gobierno cubano empezará a cerrar hoteles y a prohibir que casas de familia concedan alojamiento a turistas. Estoy en permanente contacto con nuestras representaciones en el exterior y con cancilleres de otros países. Enviaremos recursos y diseñaremos la logística para asistir a los argentinos que están lejos de su hogar. Ese es el compromiso que el Presidente ha hecho y lo cumpliremos.— Felipe Solá (@felipe_sola) March 26, 2020Figueroa había conversado ayer con el cardenal cubano tras la gestión iniciada por monseñor Ojea. Pero hoy esa ilusión terminó. De la Caridad informó al embajador argentino que no tiene espacio disponible para albergar a los argentinos varados en La Habana. “Lamentablemente se nos cerró esa puerta”, dijo Figueroa desde Cuba.

Leer más »