Último momento

Política

El nuevo equilibrio político y emocional en lo más alto del poder: todo anda mejor si entre ellos no hablan

(Presidencia)A Alberto Fernández le cuesta mentir. Esta semana en una entrevista televisiva le preguntaron tres veces cuánto hacía que no hablaba con Cristina Fernández de Kirchner. El Presidente no contestó. No inventó. Tampoco mintió. Simplemente evadió la respuesta concreta.Reconocer que ya pasaron dos meses desde la última vez que estuvieron juntos, podría convertirse en una bomba mediática sin sentido. Entre otras cosas, porque si tuviera que decir toda la verdad debería confesar también que —sin diálogo directo entre ellos— no solo está mas tranquilo, sino que la coalición gobernante parece haber entrado en un equilibrio interno como nunca antes desde que el Frente para la Victoria asumió el poder.El Presidente parece sentirse cómodo con el nuevo esquema. Y a todas luces la modalidad es mucho más funcional. No hay gritos, no hay enojos, ni desilusiones mutuas. Y, lejos de significar que Alberto quedó solo en el puente de mando, de a poco se fue afianzando en lo cotidiano un ida y vuelta natural con Máximo Kirchner.Desde hace unos quince días, cuando se juntaron en Olivos a solas para separar la paja del trigo de la relación mutua, ambos acuden al Telegram (la app preferida de La Cámpora) para coordinar cualquier acción de gobierno por mínima que parezca.La mesa semanal entre ellos y Sergio Massa también desapareció. “Terminaba siendo más social que de trabajo, ahora las reuniones son mucho mas expeditivas”, reconocen cerca de ellos. El momento cumbre de este flamante sistema de coordinación fue el martes y quedó rubricado con una foto: la que se sacaron en el Congreso Máximo, Sergio Tomás, Martín Guzmán y Daniel Arroyo, entre otros, convalidando que el gobierno en bloque apoyaba el aporte solidario de las Grandes Fortunas.Lejos de funcionar de correveidile, el ida y vuelta cotidiano entre Alberto y Máximo parece calmar antes que nada al Presidente. Y organizar también la agenda política del Gobierno. Alberto piensa mejor de a dos y en voz alta. Esa era la clave de su relación con Néstor Kirchner. Un ida y vuelta cotidiano y frenético. Y fue de las cosas que mas extrañó cuando como Jefe de Gabinete su Jefa pasó a ser Cristina. Ella solía dar órdenes a la distancia y evitar el contacto constante. Un mundo opuesto a su zona de confort.El otro que reedita ese sistema de conexión con el presidente es el ministro Guzmán. Poseedor de un sistema de pensamiento matemático, cada vez que tiene que tomar decisiones de fondo se apersona ante el Presidente y despliega la batería de posibilidades con sus consecuencias. En ese marco Alberto decide con comodidad, guiado y sin presiones. Está claro que el ministro anda por la vida jugando al truco con el ancho de espada, el de basto y el siete de espada siempre a mano. Sin embargo no gana todas las partidas.Esta semana, por ejemplo, tuvo que ceder presupuesto ante la titular del ANSES Fernanda Raverta. La disputa fue por el aumento a jubilados. Guzmán se había plantado en un 4,5% que equiparaba el que tendrían que haber aplicado con la fórmula de Macri. Raverta presionó por un 5 por ciento. La tensión llegó a tal punto que en Economía llegaron a escuchar desde la ANSES: “Entonces vení a sentarte vos acá. Te dejo la llave…” Finalmente el Presidente no solo cedió a la presión de Raverta, sino que filtró antes de tiempo la información en un reportaje radial y adelantó los tiempos del anuncio. Un anuncio que igual dejó sabor a poco.¿Y por qué no aprovecharon este último aumento por decreto para volver a aplanar la pirámide?, ¿por qué optaron por un aumento generalizado y no por subir más la mínima a costa de los que más cobran? La respuesta tiene sólo explicación jurídica. Si bien esa fue la fórmula que aplicaron en el primer aumento por decreto, esta vez optaron por bajar las chances de litigios judiciales. Al principio de la pandemia se podía alegar una emergencia que hoy ya casi no cuenta.La idea de reforzar a los de abajo se concentra hoy en apoyaturas indirectas. Los medicamentos gratuitos que representan casi un 50% de sus ingresos para los de la mínima y el congelamiento de prestamos tomados por los jubilados durante el período macrista con una indexación al estilo UVA con los que están endeudados casi la mitad de los jubilados.En pocos días el ANSES anunciarán que bajarán los intereses de esos préstamos y a su vez largaran una nueva línea de créditos blandos para los jubilados de la mínima. Maneras de subir sus ingresos sin generar juicios por parte de los del tope de la pirámide. Superada la cuarentena, este fin de semana el Presidente encontró una buena excusa para seguir con su Piyama Party. Viajó a Chapadmalal junto a la primera dama, a su vocero Juan Pablo Biondi, al ministro Guzmán y al representante ante el FMI Sergio Chodos para participar desde allá de la Cumbre del G 20.En las charlas en medio de la mezcla de trabajo y descanso, el Presidente dejó claro que estará pendiente esta semana de Daniel Rafecas. Su candidato a procurador tiene que tomar una decisión y Alberto espera que después de la charla que tendrán el juez y la vicepresidenta mañana, Rafecas acepte su nominación. El deseo presidencial no es de fácil resolución. La comisión asesora para la reforma judicial recomendó cambiar el modo de elección del procurador y que pase a ser elegido por mayoría simple en el Senado (la condición publica que había puesto Rafecas para asumir era justamente que eso no pasara, que se siguieran exigiendo los dos tercios en el Senado para su nominación).Algunos creían que esa era la llave que manejaba CFK para evitar que asumiera Rafecas. El encuentro entre ambos, si se concreta, sería la manera de destrabar esa desconfianza. También sería un gesto de Cristina hacia Alberto. Todos los ojos están posados en saber si finalmente el Presidente logra ungir a su candidato a Procurador o no. Rafecas esta entre la espada y la pared: ser fiel a su palabra o ser agradecido con el Presidente. Si se resiste la autoridad presidencial quedará una vez mas mancillada ante la opinión publicada.Bonus TrackLa cena en Chapadmalal del viernes por la noche entre Alberto Fernandez, Martín Guzmán, Sergio Chodos, Juan Pablo Biondi, dos invitados no funcionarios y la primera dama, tuvo un momento tenso. Fue cuando Fabiola Yañez pidió acompañar el asado con vino blanco. “No tenemos señora”, dijo el mozo. Los presentes se miraron sin emitir palabra. A diferencia del duo Macri-Juliana que usaban esa residencia para ir a descansar a menudo y que se movían con un séquito de confianza que estaba al tanto de todos sus gustos, Alberto y Fabiola se movilizan casi sin personal.A tal punto que el vocero presidencial fue el encargado de conseguir las medialunas para el desayuno del sábado. En sus costumbres cotidianas Alberto parece imitar la austeridad de Mujica. Aunque por sus antecedentes como vecino de Puerto Madero nadie pueda entenderlo ni reconocerlo.Seguí leyendo:Alberto Fernández: “Nadie ha planteado cambiarlo a Rafecas de candidato a la Procuración”Más del 50% de los argentinos desaprueba la gestión de Alberto Fernández y crece la imagen positiva de Horacio Rodríguez Larreta

Leer más »

La Cámara de Diputados revisará qué hacer con las licencias de los legisladores

(Adrián Escandar)¿Qué pasa cuando un diputado nacional pide licencia en la Cámara para irse a un cargo en el Poder Ejecutivo, pero no renuncia? La banca permanece “vacía”, sin ser ocupada por quien es su suplente, ni siquiera en forma provisoria. Los ciudadanos de la provincia por la que fue elegido dejan de tener a uno de sus representantes y el bloque respectivo pierde un voto.¿Es usual que los diputados pidan licencia en lugar de renunciar? Sí, aunque muchos consideran que si la licencia se prolonga, puede no ser ético. En la práctica, es lo que ha sucedido siempre con el consentimiento de la clase política, por más que vaya contra el sentido común.¿La banca queda “vacante” cuando un diputado pide licencia? Formalmente no, ya que sigue siendo diputado, a los fines de los fueros por ejemplo, por más que no esté en ejercicio de sus funciones.¿Puede volver cuando quiera a su banca? Sí, en la medida que renuncie a su cargo en el Ejecutivo. Algo usual cuando el oficialismo está muy justo en el número de votos para aprobar una ley. ¿Un ejemplo? La votación del Memorándum con Irán en febrero del 2013, cuando el kirchnerismo logró la aprobación por 131 votos contra 113 negativos. Para garantizar el quórum de 129, el oficialismo hizo volver a sus bancas a dos diputados que habían pedido licencia. El chubutense Carlos Eliceche y la tucumana Beatriz Mirkin debieron renunciar a sus cargos provinciales de ministros y reasumieron sus bancas un día antes. La oposición se quejó y planteó una cuestión de privilegio, pero el Frente para la Victoria -con la mayoría que tenía - desoyó los reclamos.¿Qué dice el Reglamento de la Cámara de Diputados? Su artículo 21 establece que “en caso de producirse alguna de las situaciones de vacancia transitoria previstas en el presente artículo, la Cámara podrá disponer la incorporación del diputado suplente, quien cesará en sus funciones cuando se reincorpore el titular”.¿La Cámara de Diputados le tomó juramento a un suplente como “diputado provisorio” alguna vez? No, en los hechos, nunca fue aplicada esta figura en la historia del Congreso nacional.Este artículo 21 - para algunos “ambiguo”, para otros directamente “inconstitucional”- es el que la Cámara Nacional Electoral (CNE) le acaba de pedir hace una semana a la Cámara de Diputados que “precise” sus alcances. Puntualmente señaló que “teniendo en cuenta la inexistencia de antecedentes de aplicación de la norma reglamentaria en que se funda la controversia suscitada -lo cual da cuenta de la potencial inconstitucionalidad que ello puede importar- cabe formular una recomendación para que la Cámara de Diputados de la Nación precise, dentro del próximo período parlamentario, los alcances del artículo 21 de su reglamento interno, a fin de evitar la reiteración de situaciones conflictivas en torno a las cuestiones de hecho y de derecho motivadas por los permisos que acuerde a sus miembros, para desempeñar empleo o comisión del Poder Ejecutivo Nacional”.Fue a partir de un reclamo en la Justicia de Marcelo “Oso” Díaz, dirigente del GEN -la fuerza política liderada por Margarita Stolbizer- quien pidió asumir en reemplazo del diputado nacional del Frente Renovador -hoy parte del Frente de Todos- José Ignacio De Mendiguren, quien fue nombrado al frente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) a fines de enero pasado.Marcelo Díaz (der.) estaba cuarto en la lista de 1PAIS de 2017, cuando el GEN fue aliado del Frente Renovador. Por corrimiento, le correspondería ocupar la banca de De Mendiguren si este renunciaba. Díaz estaba cuarto lugar en la lista original de la boleta de 1PAIS de las elecciones legislativas de 2017, cuando el GEN fue de aliado de la fuerza de Sergio Massa, actual presidente de la Cámara de Diputados. Por corrimiento, le correspondería ocupar la banca de De Mendiguren si esta quedaba vacante.Si bien la CNE ratifica que la Cámara de Diputados es “soberana” en otorgarle licencia a un integrante, y reconoce que no puede “obligar” a otro poder a modificar su reglamento de funcionamiento, la resolución abrió la discusión parlamentaria sobre la aplicación del artículo 21 del reglamento, al pedirle a la Cámara baja que “revise” la calidad del diputado transitorio.“Vamos a cumplir con el fallo y pedirle a los bloques que hagan una propuesta para tratar de encontrar una solución viable y jurídicamente de consenso. No puede ser la opinión de un bloque”, le dijeron a Infobae en el entorno de Massa.“Hay que encontrar la forma de que la suplencia no sea con voto condicionado porque afecta el fuero del legislador. Debería ser por un plazo definido, o sea que en ese plazo establecido, no pueda volver el titular porque sino el suplente podría ver afectada su libertad a la hora de votar. Tiene que tener libertad de mandato si asumiera mientras dura la licencia”, agregaron quienes conocen el razonamiento que esbozó el presidente de la Cámara baja luego de leer el fallo de la Cámara Electoral.Ya la Cámara de Diputados dio sus primeros pasos para avanzar en ese pedido de la CNE. La presidenta de la Comisión de Peticiones, Poderes y Reglamento, Mayda Cresto (Frente de Todos-Entre Ríos) le pidió en una nota enviada el viernes a los presidentes de los bloques su opinión sobre la posible modificación de ese artículo del reglamento interno del cuerpo. Sin embargo, aún no está convocada una reunión de la Comisión por este tema y por la cercanía del final de la ordinarias, el tema pasará ya para el próximo período parlamentario.La nota enviada el pasado viernes por la presidenta de la Comisión de Peticiones, Poderes y Reglamento, Mayda Cresto, a los presidentes de los bloques.El jefe de la principal bancada opositora, Mario Negri, le confirmó a Infobae la invitación a emitir opinión y adelantó que analizarán el fallo para considerar el tema en el interbloque de Juntos por el Cambio.Qué dijeron los camaristas electoralesEl fallo del máximo tribunal electoral del país fue en una votación dividida dos a uno. Sus dos miembros titulares, Alberto Dalla Via y Santiago Corcuera, votaron en sentido contrario, y debió laudar un tercer juez sorteado de la Cámara Nacional en los Civil y Comercial Federal, Alfredo Gusmán.Corcuera y Gusmán no le reconocieron a Díaz “legitimidad” para acudir a la Justicia Electoral en el reclamo de la banca, y por ende, no habilitaron el tratamiento de la cuestión de fondo. No obstante, respecto del pedido de la cautelar, opinaron que “no existe norma alguna que imponga a la Cámara de Diputados incorporar a un reemplazante provisorio mientras dura la licencia de uno de sus miembros”. Asimismo, señalaron que “no se configura tampoco una acción u omisión teñida de arbitrariedad o ilegalidad manifiesta que permita tener por configurados los requisitos de procedencia del amparo”.Al mismo tiempo, consideraron que “tampoco puede entenderse que exista en la especie un ‘caso’ que autorice al Poder Judicial a revisar el régimen de permisos para empleos o comisiones en el Poder Ejecutivo nacional, previsto en el artículo 21 del Reglamento de la Cámara de Diputados de la Nación, sobre la base de que esa norma interna la faculta y no la obliga a ’disponer la incorporación del diputado suplente’”. Por otro lado, señalaron que de considerar al planteo como “idóneo” y admitir la existencia de un caso (judicial) “supondría reconocer la existencia de un cargo de “diputado provisorio o transitorio” que no solo es inexistente -como se vio- en nuestras leyes y en nuestra Constitución Nacional, sino que implicaría sujetar el desempeño del cargo a una condición no prevista por el constituyente ni el legislador, vinculada con el obrar discrecional del diputado titular”.Revocaron así la resolución del juez de primera instancia con competencia electoral, Adolfo Ziulu, de junio pasado que había sido apelada por el abogado de la Cámara de Diputados, Raúl Enrique Garo, ante la Cámara Electoral.Los camaristas electorales Santiago Corcuera y Alberto Dalla Via tuvieron votos contrapuestos al pedido del dirigente del GEN Marcelo Díaz (Maximiliano Luna)Díaz y el presidente del GEN en Buenos Aires, Rubén Grenada, habían solicitado la inconstitucionalidad del artículo 21 del Reglamento de Diputados por entender “que” se estaba “desnaturalizando mediante la utilización de normas reglamentarias uno de los principios que sustentan el sistema republicano de gobierno, como es el de representatividad”, y habían requerido una medida cautelar para que la Cámara baja “arbitre las medidas necesarias a los efectos de disponer la inmediata incorporación” de Díaz en su carácter de suplente.El dirigente del partido creado por Stolbizer había argumentado que “la situación omisiva por parte de la HCDN, ante una licencia de dos períodos de un legislador” ponía “en juego los derechos que lo asisten de representar al pueblo, máxime frente a una representación menguada como le sucede a la provincia de Buenos Aires ”En cambio Dalla Via sí consideró que Díaz estaba habilitado a acudir a la justicia. El presidente de la CNE consideró que “la cuestión planteada requiere determinar si la omisión de la Cámara de Diputados de la Nación -en virtud de la interpretación que hace del artículo 21 del reglamento del cuerpo legislativo de autos- vulnera el derecho del diputado Díaz de cubrir una vacante que se ha producido por una licencia que abarca el término de dos períodos legislativos”. Dalla Via sostuvo, asimismo, que esto no implicaba “sustituir el criterio de otros poderes por el de los jueces”, y que además quedaba pendiente expedirse sobre el reclamo de fondo.En la sesión extraordinaria del 29 de enero de este año, Massa sometió a votación el pedido de licencia del ex presidente de la UIA como diputado “por el presente período legislativo, sin goce de dieta, y el próximo” para asumir como presidente del BICE. La moción fue aprobada y De Mendiguren abandonó el recinto aplaudido.Extracto de la sesión del 29 de enero de 2020 cuando la Cámara de Diputados aprobó la licencia de De Mendiguen. (Infobae)En una nota enviada por Díaz al presidente de la Cámara de Diputados y a los presidentes de los bloques el mismo 29 de enero, Díaz advirtió que “la Carta Orgánica del mencionado Banco impide de manera categórica que sus Directores puedan formar parte del Congreso de la Nación”. En consecuencia, pedía que se lo convoque a prestar juramento como diputado ante la ida de De Mendiguren al Ejecutivo.El dirigente del GEN destacaba en la carta que “una simple licencia no logra subsanar dicho impedimento ya que ese permiso no excluye del cuerpo al legislador que sigue –aún con licencia- formando parte del mismo. Corresponde por tanto que el alejamiento del legislador para asumir su nuevo cargo se encuentre precedido de una renuncia lista y llana al cuerpo legislativo. De lo contrario, se produce una flagrante violación normativa que la Cámara de Diputados no puede convalidar”.También mencionaba que “el artículo 72 de la Constitución Nacional establece que ningún miembro del Congreso (y el legislador en uso de licencia lo sigue siendo) puede recibir empleo o comisión del Poder Ejecutivo. Esta situación se da en la especie atento que la nueva designación de De Mendiguren depende de un Decreto del Poder Ejecutivo”. Y recordó que “el artículo 21 del Reglamento Interno de la Cámara de Diputados establece para los casos en que se autorice al legislador a desempeñar empleos o comisiones del Poder Ejecutivo, no podrá conceder el permiso por más de un período legislativo”.Este pedido de licencia de De Mendiguren, en lugar de una renuncia, obturó en los hechos la asunción de Díaz. El oficialismo se privó así de tener un voto más, pero evitó a su vez darle a la oposición otro integrante.Infobae buscó contactar el viernes a De Mendiguren, pero el legislador en uso de licencia no respondió la consulta.Los argumentos de DíazEl fallo por dos a uno de la CNE negándole legitimidad le cerró la puerta a Díaz para seguir el reclamo de asumir como suplente. Solo le queda una última instancia: un recurso extraordinario ante la Corte Suprema, para el cual tiene diez días hábiles. El plazo se cumple el próximo viernes 27. Según le dijo a Infobae, aún no decidió si recurrirá al Máximo Tribunal del país.“Lo estoy evaluando, pero no lo veo viable. El fallo es un traje a medida de las necesidades del Gobierno. Por el voto de dos jueces, me dejaron sin posibilidad de reclamar en la Justicia Electoral, algo que es absolutamente electoral. ¿Adónde iba reclamar, en el fuero laboral? ¿En la justicia en lo Contencioso Administrativo? Ni siquiera permitieron que se discuta la cuestión de fondo. Este fallo vergonzoso dejó en claro que en la Argentina, sobre todo a partir de la asunción del nuevo camarista, que fue apoderdo del PJ de Tucumán (por el juez federal Daniel Bejas), la Justicia electoral va a tener una dudosa falta de independencia”, sostuvo Díaz. Bejas fue el candidato de la terna propuesto por Alberto Fernández para ocupar la vacante existente en la CNE y su pliego fue aprobado por el Senado hace dos semanas. Aún no asumió su cargo.“Si hubiera tenido un fallo a favor reconociéndome legitimidad para reclamar, tendría que volver al Juzgado de primera instancia y luego me tendrían que juzgar dos camaristas afiliados al peronismo, uno de ellos ex apoderado del PJ, para que me permitan ocupar una banca que pasaría a ser de la oposición. No va a haber Justicia Electoral en este país. Me parece un hecho muy grave, y la dirigencia política no está tomando la debida nota, más allá de que por los tiempos del proceso judicial, yo no habría llegado a asumir porque el mandato se termina a finales de 2021”, advirtió en diálogo con este medio.“La Cámara Electoral le pide a la Cámara de Diputados que adecue el reglamento para que no sucedan a futuro estas cosas, pero me cerró la vía judicial por dos votos contra uno. En la mayoría de los concejos deliberantes, y las legislaturas provinciales, cuando un integrante pide licencia, lo reemplaza el suplente por el tiempo que dura la licencia. Acá De Mendiguren va a estar de licencia hasta finales del 2021 que se termina el mandato, y la Justicia hizo oídos sordos a esto”, se quejó el dirigente del GEN de la Provincia de Buenos Aires.“Lo que tengo claro es que por estar en la oposición y integrar la fuerza política que conduce Margarita, Cristina Kirchner me vetó para que no asuma por mi militancia”, concluyó.El debate sobre el “diputado provisorio”Según la lectura técnica de fuentes de la Secretaría Parlamentaria de la Cámara baja consultadas por Infobae, el fallo de la CNE ratificó la facultad del cuerpo de darle licencia a un integrante, y de no hacerlo asumir a Díaz en lugar de De Mendiguren. También consideran que el cuerpo debería evaluar la eliminación de la figura del “diputado provisorio” prevista en el artículo 21 del Reglamento.Ese artículo fue incorporado a fines de los ’90 en la época en que Humberto Roggero, era presidente del bloque del PJ en esos años, recordó Graciela Camaño, conocedora de los temas parlamentarios ya que va por su séptimo mandato en la Cámara baja. “Se discutió mucho su constitucionalidad porque implicaba que hubiera dos diputados para una misma banca. Ese es el motivo por el cual nunca se aplicó. Porque la licencia no le quita sus fueros a un diputado, ni su condición de tal. Entonces se podía tener más diputados de los que establece la Constitución Nacional”, observó la ex aliada de Massa y hoy presidente del Bloque Federal Unidos por una Nueva Argentina.La diputada Graciela Camaño, de larga trayectoria en el Diputados, cuestiona la constitucionalidad del artículo 21 del Reglamento (Gustavo Gavotti)La legisladora reconoció que “lo habitual en el Congreso es no renunciar” cuando un legislador se va a un cargo al Ejecutivo. Y recordó que “(Graciela) Ocaña fue en la lista con Jorge Ceballos en las elecciones de 2003. Se fue al PAMI, nunca quiso renunciar y (Jorge) “el Huevo” Ceballos nunca pudo asumir en su reemplazo”. Ante la consulta de Infobae sobre si la decisión de no renunciar a la banca le genera a los bonaerenses tener un representante menos en la Cámara de Diputados, Camaño advirtió que “la Provincia de Buenos Aires tiene un problema de representación mucho más grave, que es la subrepresentación de diputados acorde el último censo de población”.Seguí leyendo:Peronista, de íntima relación con Juan Manzur y amante de las motos: quién es Daniel Bejas, nuevo camarista electoralEl Frente de Todos presentó un proyecto para modificar el reglamento en Diputados y habilitar las sesiones remotas sin discutir el protocolo

Leer más »

Ernesto Sanz: “Hay un plan de impunidad y venganza”

Ernesto SanzEl ex presidente de la UCR y fundador de Cambiemos Ernesto Sanz planteó que la intención del kirchnerismo de modificar el funcionamiento de la Procuración General forma parte de un plan de impunidad y venganza. De acuerdo a la visión del ex senador, el proyecto para cambiar la forma en que se nombra y se desplaza al jefe de los fiscales se encolumna detrás de otras jugadas políticas como la decisión de la Oficina Anticorrupción de dejar de ser querellante en las causas contra ex funcionarios, el ataque a los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli, y la desnaturalización de la figura del arrepentido, clave en la investigación de los cuadernos que tiene a Cristina Kirchner y a empresarios como imputados. “Este gobierno tuvo muy pocos planes. Un plan económico, que fue la reestructuración de la deuda. Luego se agregó un plan sanitario. Y también tuvo un plan vinculado a la Justicia. Esto de la Procuración responde a ese plan de quitar del medio a un procurador como es Eduardo Casal porque no responde a las órdenes de Cristina Kirchner”, aseguró Sanz en diálogo con Luis Novaresio en radio La Red. Y agregó: “A esto yo lo llamo un plan de impunidad y venganza”. La maniobra para avanzar sobre Casal provoca tensiones en la cúpula del poder político. Los senadores que responden a Cristina Kirchner quieren que el jefe de los fiscales pueda ser nombrado por mayoría simple. La ley vigente exige el voto de 2/3 de los presentes. Más allá de la técnica legislativa, la jugada empujaría al candidato del presidente Alberto Fernández, Daniel Rafecas, a declinar su postulación. Rafecas ya anunció públicamente que no asumirá el cargo si su nombre no obtiene el consenso político previsto en la legislación vigente.La puja política pone de manifiesto las contradicciones entre Alberto Fernández y su vicepresidenta, Cristina Kirchner. Sanz prefiere no hablar de “doble comando”, pero coincide en que existe “una contradicción permanente” en la toma de decisiones que “suena a un doble proyecto” y que resulta “lamentable” para el país,. En ese marco, Juntos por el Cambio se sumerge en un desafío complejo de cara a las elecciones legislativas del próximo año. Aún está latente una definición del gobierno nacional sobre las primarias obligatorias. Si finalmente se suspenden -como sugieren algunos sectores que debería suceder-, la oposición se vería en la encrucijada de buscar una alternativa para legitimar liderazgos. “Esto es un enorme desafío para Juntos por el Cambio para pasar a ser una coalición con mayúsculas, con los pantalones largos, con el DNI. Si no hubiera PASO, vamos a tener que buscar un sistema de primarias al estilo americano”, conjeturó Sanz. En ese esquema -aventuró- es apresurado jubilar o retirar a dirigentes como Mauricio Macri. “Los liderazgos los va a terminar definiendo la sociedad y confío mucho en que quienes quieran protagonizar la próxima etapa van a tener un plazo suficiente para mostrar sus condiciones”, completó.Seguí leyendo: Ricardo Sáenz aseguró que el kirchnerismo busca disciplinar a los fiscales con la nueva ley

Leer más »

La designación de Rafecas como Procurador pone en jaque el equilibrio político entre Alberto Fernández y CFK

Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner en el Museo del Bicentenario (JUAN MABROMATA/)El equilibrio político entre Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner está puesto en jaque por la designación de Daniel Rafecas como Procurador General y por la iniciativa apoyada en la bancada oficialista del Senado que pretende modificar la mayoría que se necesita para aprobar su pliego que fue enviado por el Presidente a la Cámara Alta hace 257 días.Alberto Fernández sostendrá a Rafecas como su candidato a Procurador General, pese al movimiento político de acoso y derribo que empuja la bancada oficialista del Senado desde la llegada de su pliego a la mesa de entrada de la Camara Alta. La nominación de Rafecas ingresó el 11 de marzo de 2020, y desde ese momento quedó a merced del bloque kirchnerista que conduce José Mayans y lidera Cristina.El Presidente y el candidato a la Procuración tienen previsto encontrarse esta semana en la Casa Rosada, y allí ambos ratificarán su acuerdo institucional: Alberto Fernández respaldará su designación y Rafecas insistirá con la necesidad de tener las dos terceras partes de los votos de la Cámara de Senadores (48 sobre 72) para acceder a la Procuración General.Alberto Fernández con Daniel Rafecas en su despacho de la Casa RosadaCFK y sus senadores de confianza no hicieron un sólo gesto para diseñar un método político que permita obtener la designación de Rafecas. Al contrario: Oscar Parrilli, Juan Pais, Martín Doñate, María de los Ángeles Sacnun y Anabel Fernández Sagasti dedicaron su tiempo a encontrar una diagonal que permita bloquear a Rafecas, evitar acuerdos con la oposición y empujar una ley que sirva para coronar un candidato de Cristina.“Yo no pedí la ley de reforma de la Procuración que se tratará en el Senado”, confió Alberto Fernández en la intimidad del Complejo Chapadmalal, adonde llegó para participar con cierto sosiego del G20 virtual que organizó Arabia Saudita.-¿Y que te pareció?-, le preguntaron.-No puedo opinar. No lo leí.Alberto Fernández se muestra cauteloso ante los medios, pero está preocupado puertas adentro de la quinta de Olivos. El Presidente cree en la construcción política a través del diálogo y choca de frente con CFK que considera que la acumulación de poder sólo es efectiva desde una lógica agonal. Estas miradas distintas sobre el funcionamiento de la democracia ya se dirimen al momento de analizar la designación de Rafecas y la posible sanción de la nueva ley de la Procuración.Alberto Fernández puede aparecer flexible al momento de analizar el cambio de mayorías para designar al jefe de los fiscales (de 48 a 37 votos), pero pierde la sonrisa cuando ratifica que CFK impone -siempre- su perspectiva bélica de la política.Cristina Fernández en el recinto de la Cámara de SenadoresLa Vicepresidente juega a desgastar a Rafecas y conoce cómo actuará Juntos por el Cambios. CFK asume que la oposición no votará al candidato presidencial, y en ese momento se quedará con el centro del tablero: si Alberto Fernández no puede coronar a Rafecas, ella tiene los votos para designar a Alejandro Slokar, un juez de la Casación que se alinea con Justicia Legítima y el Instituto Patria.Y si finalmente hay un juego de suma cero, donde no hay designación de jefe de los fiscales, Cristina Fernández habrá logrado congelar la nominación de Rafecas -que era la intención presidencial- y aprobar la ley del Procurador en la Cámara Alta, pese a que no era prioridad de Balcarce 50.Hacia adelante hay dos semanas que exhibirán la correlación de fuerzas entre Alberto Fernández y Cristina. La bancada kirchnerista del Senado impondrá en pocos días su peso propio y dará media sanción al proyecto que reduce la mayoría para elegir al Procurador General. Y a continuación esa iniciativa deberá tener tratamiento de la Cámara de Diputados que no controla el Frente de Todos.En este contexto, el Presidente tiene la oportunidad de probar que su agenda política no se pliega al proyecto de acumulación de poder de CFK. La media sanción del Senado reformando las condiciones institucionales de la Procuración, puede quedar enterrada para siempre por decisión de Alberto Fernández.El jefe de Estado sólo necesita convocar a sesiones extraordinarias y obviar esta iniciativa que responde a los intereses políticos de la Vicepresidente. Si Alberto Fernández es fiel a sus convicciones éticas, no tendría sentido enviar un proyecto que alienta la fractura política y desalienta el diálogo con la oposición parlamentaria.Alberto Fernandez camina junto a Sergio Massa, rumbo al Centro Cultural Kirchner, cuando ya se había conocido la carta de Cristina recordando sus diferencias con el titular de la Cámara de Diputados (AGUSTIN MARCARIAN/)En caso contrario, si incluye en las sesiones extraordinarias la reforma a la Procuración, Alberto Fernández puede pagar un costo político que es pertenencia de Cristina Fernández de Kirchner. El Frente de Todos no tiene los votos necesarios para sancionar la ley cocinada por la bancada kirchnerista en el Senado, y si va al recinto y es rechazada, el Presidente y la Vice pagan por igual: uno por que habilitó su tratamiento, y la otra porque empujó desde la Cámara Alta. La oposición en Diputados ya explicitó su rechazo a la iniciativa que llegará del Senado. No sólo juntos por el Cambio, sino también la diputada Graciela Camaño, que responde a Roberto Lavagna y es muy escuchada por los legisladores de la oposición que siempre coquetean con la Casa Rosada.Camaño conoce la mayoría de los secretos del poder y su rechazo es observado con atención por Balcarce 50. Alberto Fernández y Sergio Massa han sellado sus labios, pero sus voceros explican con escaso maquillaje: “No quieren esa ley. Y no harán nada para que salga”. Si CFK logra que el Presidente habilite el tema en las sesiones extraordinarias, y luego reúne los votos necesarios, su poder será omnipresente en toda la administración pública. Desde esta perspectiva, la Vicepresidente manejaría los siguientes resortes de poder:1. Agencia Federal de Inteligencia (AFI)2. Unidad de Información Financiera (UIF)3. Oficina anticorrupción (OA)4. Procuración del Tesoro5. Inspección General de Justicia (IGJ)6. La Procuración GeneralAlberto Fernández se encuentra frente a su punto de inflexión en la Presidencia. El proyecto de la bancada kirchnerista de senadores no es aceptado por la oposición ni por la mayoría de los fiscales sin importar su jurisdicción o competencia. “La institución quedará destruida para siempre”, opinó Raúl Plee, fiscal ante la Casación Federal. Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner en el Museo del BicentenarioJunto a su decisión de soslayar la reforma kirchneristas a las condiciones institucionales de la Procuración, Alberto Fernández podría ejecutar otro gesto político para confirmar que no hay cohabitación en la Casa Rosada. Si después de su encuentro con Rafecas queda confirmado que se mantiene como candidato a la Procuración, el Presidente enviaría -de nuevo- su pliego para que sea tratado en las sesiones extraordinarias.Es decir: ante el avance de CFK que tiene su propia agenda de poder, el Presidente impondría su propia hoja de ruta insistiendo con Rafecas y obviando la medida sanción a la reforma de la Procuración General. Un Gambito de Dama para ocupar el centro del tablero, una jugada básica para llegar entero al final y vencer antes que se acabe el tiempo.Seguí leyendo:Alberto Fernández: “Nadie ha planteado cambiarlo a Rafecas de candidato a la Procuración”Más del 50% de los argentinos desaprueba la gestión de Alberto Fernández y crece la imagen positiva de Horacio Rodríguez Larreta

Leer más »

Ricardo Sáenz aseguró que el kirchnerismo busca disciplinar a los fiscales con la nueva ley

Ricardo Sáenz (Foto: Gustavo Gavotti)La designación de Daniel Rafecas como procurador general de la nación provocó una fuerte controversia política en el gobierno nacional. El eje del debate gira en torno a una ley impulsada por el kirchnerismo para simplificar el trámite legislativo para la aprobación del pliego.Los senadores que responden a Cristina Kirchner quieren que el jefe de los fiscales pueda ser nombrado por mayoría simple. La ley vigente exige el voto de 2/3 de los presentes. Más allá de la técnica legislativa, la jugada política empujaría al candidato del presidente Fernández a declinar su postulación. Rafecas ya anunció públicamente que no asumirá el cargo si su nombre no obtiene el consenso político previsto en la legislación vigente.Pero la ley que discute el Congreso tiene otros aspectos que preocupan al ámbito judicial. El fiscal general ante la Cámara del Crimen Ricardo Sáenz puso el foco en los criterios que incluye el proyecto para remover a los integrantes del Ministerio Público Fiscal.“Actualmente, nosotros tenemos un jury de 7 miembros y se necesita el voto de 5 para remover a un fiscal. La nueva ley exige el voto de la mitad más uno de los miembros, algo que es gravísimo”, introdujo en diálogo con radio Mitre.Y graficó: “La estabilidad no es un derecho mío, la estabilidad hace que yo sea independiente. Si yo estoy a tiro de que me echen por cada cosa que hago, no voy a hacer todo lo que tengo que hacer. Esa es la intención; disciplinar a los fiscales”.El dato no es menor en un país que se encuentra transitando hacia una sistema acusatorio, donde los fiscales asumirán el control y la dirección de las investigaciones, reduciendo el rol de los jueces a garantizar la legalidad del proceso.Oscar Parrilli recibió el viernes una carta de fiscalesLa semana pasada, Sáenz y otros fiscales le enviaron una carta al senador Oscar Parrilli en la que expresaron sus preocupaciones sobre el dictamen que se discutió en la Cámara Alta. Y plantearon: “La reforma también parece incluir el régimen disciplinario y de remoción de los fiscales, por lo cual debe cuidarse que no se establezcan mayorías que puedan afectar la imparcialidad de las decisiones del tribunal de enjuiciamiento y en definitiva el debido proceso, en detrimento de la estabilidad y autonomía en el ejercicio de sus funciones”.Sobre la posible modificación del modo de elección del procurador la carta de los fiscales a Parrilli señala que:* La Constitución Nacional reconoce la existencia de un órgano extra poder, el Ministerio Público Fiscal y le acordó un estatus y una finalidad, respectivamente: la autonomía funcional y la defensa de la legalidad y los intereses de la sociedad.* La ley del Ministerio Público, como ley reglamentaria de la Constitución, cuidó de cumplir este mandato y estableció que el Procurador General de la Nación debía ser nombrado con acuerdo del Senado, con los dos tercios de los presentes.* La ley quiso que su designación surgiera de una concertación de las fuerzas políticas y de la representación federal de que se encuentra investido ese cuerpo.* Esa mayoría permite una legitimación adecuada en el diseño constitucional para cumplir con la autonomía reservada al Procurador como cabeza del MPF y, con ella, la defensa de la sociedad que conocerá que hay un Procurador General y que hay Fiscales que actuarán en su defensa sin importar las presiones que se quieran ejercer sobre ellos.* La mayoría simple, significaría refrendar un Procurador por un mismo partido o coalición de gobierno a la que pertenece el Poder Ejecutivo que lo propone, significando una involución; un retroceso a la situación anterior a la Constitución del año 19.Seguí leyendoLa designación de Rafecas como procurador pone en jaque el equilibrio político entre Alberto Fernández y CFKEl nuevo balance emocional en lo más alto del poder: todo anda mejor si entre ellos no hablan

Leer más »

Fernando Espinoza: “En el diálogo y la búsqueda de consenso está el futuro real de La Matanza, de la provincia y de la Argentina”

Fernando Espinoza junto a Verónica Magario en la reunión junto al Conseo Consultivo de La MatanzaEl intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, se reunió con el Consejo Consultivo del municipio para definir la etapa de los próximos años del Plan Estratégico, junto a representantes de los distintos sectores de la comunidad. Se trata de un proyecto que nació en el mismo distrito y fue desarrollado y debatido por las principales organizaciones de la vida comunitaria: desde el mundo empresarial y laboral, las iglesias, los profesionales, el sector judicial, la Universidad y todo el sector educativo, cultural, hasta las organizaciones sociales, clubes y sociedades de fomento.Fernando Espinoza explicó en su discurso que el proyecto que lleva 15 años era “un sueño que hoy es una realidad”. “Así, fuimos desarrollando y debatiendo con todas las organizaciones qué Matanza queríamos, con respecto a las prioridades de obras públicas que teníamos que llevar adelante y cada uno de los sectores iba diciendo lo que pensaba”, señaló. “Me acuerdo que La Matanza tenía sólo el 50 % de agua potable y hoy tiene el 92%, era algo impensable lograr eso”, agregó y destacó la labor de las organizaciones sociales, las cooperativas de trabajo, la CGT y la CTA.“Con la conducción del querido Alberto Balestrini, encaramos un camino lleno de dificultades, que precisaba la rigurosidad de los procedimientos, la certeza de los anhelos, la capacidad de generar proyectos y la fuerza para no abandonar nunca”, expresó Espinoza en el encuentro que contó también con la presencia virtual de la vicegobernadora bonaerense, Verónica Magario.“Hoy es un día inolvidable y un gran logro, no desde lo personal, sino desde lo colectivo. Generar el Proyecto Matanza y una nueva etapa a través de esta mesa de diálogo y consenso es darle forma a una convicción”, agregó el intendente. “Pensar un desarrollo estratégico hoy, es empezar a construir una nueva etapa, una Argentina de crecimiento, producción y oportunidades para todos y todas”, agregó la ex intendenta del distrito.Espinoza destacó también la importancia de poder realizar esta jornada de trabajo en medio de la pandemia, remarcó que hace trece años “La Matanza era otra” y recordó “cuando el Consejo Consultivo de aquel momento fue a la Casa de Gobierno a presenciar la firma de las redes de agua potable para La Matanza, que firmaba el presidente Néstor Kirchner”.“Me acuerdo, también, del sueño de tener los parques industriales o el anhelo de tener un plan para abrir industrias, y lo hicimos con los trabajadores y con los empresarios así como también el sueño de generar grandes conectividades, avenidas, las grandes obras que unían a La Matanza con los demás municipios y con la Capital Federal”, agregó. “O la construcción, que ya empezamos, de la Autopista Juan Domingo Perón, algo que va a cambiar para siempre la realidad de todas las ciudades del centro y sur de La Matanza”.El intedente de La Matanza, Fernando EspinozaEn materia de seguridad, Espinoza advirtió: “Generamos la creación de la Guardia urbana, el Centro de Monitoreo y ahora estamos volviendo a llevar adelante la creación de la Base de Gendarmería Nacional en La Matanza, que tenemos que ampliar. Esta semana ya tenemos 400 efectivos más de Gendarmería recorriendo el distrito. Estamos trabajando con el Consejo de Seguridad y nos reunimos también esta semana con los jueces, los fiscales, con los expertos, con los representantes de la Gendarmería y la policía”.Y agregó: “Lo mismo con la Policía Bonaerense, generamos 400 efectivos más de los grupos especiales que ya están trabajando en La Matanza y vamos a darle más tecnología a la prevención en seguridad que tiene que ver con la multiplicación de las alarmas de alertas vecinales, más de 2000 nuevas cámaras que empezamos a colocar para ampliar el monitoreo de cada una de las ciudades de La Matanza, la geolocalización a través de las lectoras de patentes de vehículos que pudieron o pueden delinquir y el reconocimiento facial, que es muy importante para la prevención del delito”.Espinoza destacó que así como “en 2001, 2002, 2003 La Matanza era la capital de la desigualdad, en 2007 junto a Néstor Kirchner, empezamos a generar esta nueva Matanza y hoy esa capital de la desigualdad se transformó en la Capital nacional del Trabajo y la Producción declarada por ley en el año 2014”. En referencia a los próximos objetivos, el intendente remarcó que “otro sueño” es el de que “La Matanza sea la Capital del Polo productivo tecnológico de la Argentina que ya vamos a empezar a construir y ser, en unos años, la Ciudad de la Innovación con este Polo productivo tecnológico y con todas las Políticas públicas que vamos a llevar adelante”.En este sentido, el jefe comunal recordó que La Matanza fue premiado hace un mes por la UNESCO como Ciudad del Aprendizaje, “siendo una de las 57 ciudades del mundo honradas con este reconocimiento”.También participaron del evento de manera presencial el jefe de Gabinete municipal, Claudio Lentini; la secretaria de Producción de La Matanza, Débora Giorgi; la secretaria de Ciencia, Tecnología y Políticas Educativas de La Matanza Silvina Gvirtz; el coordinador el Consejo consultivo, Antonio Colicigno; la Defensora del Pueblo, Silvia Caprino; el presidente de la Federación Empresaria de La Matanza, Claudio Pugliese; Juan Carlos Larruccia, presidente de la Unión Industrial local; Luis Mogno por la Cámara de Industria y Comercio; María Sessana, Jefa Regional de Educación; Santiago Rostom, en representación del Obispado de San Justo; la directora de Caritas Rosa Garzón, en representación del Obispado de Laferrere; Gabriel Ciullia del Consejo Pastoral Evangélico; Mario Ortiz por CGT La Matanza; Ernesto Ludueña por la CGT La Matanza en Unidad; Héctor Sposato por la CTA; la UNLAM; Marcelo Rossi en Representación del Consejo de Ninxs y adolescentes y Juan Álvarez del Frente de Estudiantes Terciarios.Por Zoom, además de la vicegobernadora Magario, participaron también más de 500 referentes del campo de la justicia, colegios de profesionales, represéntalas de la Salud, la educación, la cultura, cámaras empresariales, cámaras de comercio, la Universidad y centros de estudiantes, centros de jubilados, clubes de barrio, credos, foros vecinales, y organizaciones sociales.“En 2003 estábamos en el décimo subsuelo, con una desocupación del 52% y una indigencia del 33% en La Matanza, 70% de pobreza. Del 52% de desocupación, pasamos en 2015, al 8% de desocupación, al 4% de indigencia y al 14% de pobreza”, agregó Espinoza y concluyó: “Nosotros pensamos y soñamos que el camino es unidos, como un gran Cabildo abierto que represente los derechos de todas y de todos con todos los sectores de la sociedad y eso realmente me emociona porque creo que en el diálogo y la búsqueda de consenso es donde está el futuro real de La Matanza, de la provincia y de la Argentina”.SEGUÍ LEYENDO:Re-reelecciones, boleta única y desdoblamiento: la agenda paralela que preocupa a los intendentes de la provincia de Buenos AiresLa Casa Rosada refuerza la liga de gobernadores y el nexo con los intendentes de cara a las elecciones de 2021

Leer más »

Alberto Fernández cerró su participación en el G20: “Nadie se salva solo en un planeta que se incendia”

Segunda participación de Alberto Fernández en el G20 2020 (Damián Rodríguez/Presidencia)El presidente Alberto Fernández cerró en la mañana del domingo su participación en el G20 con un mensaje reforzado en la necesidad de perseguir los compromisos medioambientales globales y apuntalar la inversión en educación y alimentos dentro de una región necesitada como América Latina.El mandatario argentino participó desde la residencia de Chapadmalal en la cumbre de los líderes políticos mundiales que se realiza mediante la modalidad virtual con base en Riad, Arabia Saudita.Después de una primera intervención del sábado enfocada en las estrategias de recuperación tras la pandemia de coronavirus, el presidente argentino volvió a reclamar la importancia de atender los problemas específicos de los países en desarrollo y la importancia de que Argentina mantuviera su compromiso con las acciones de cuidado ambiental.“Es necesario un compromiso colectivo para lograr la pronta y efectiva implementación del Acuerdo de París. Nadie se salva solo en un planeta que se incendia, se inunda o se envenena”, aseguró Fernández en un discurso que apenas superó los cinco minutos.El discurso del presidente duró poco más de 5 minutos (ESTEBAN COLLAZO/)“Nuestro país está comprometido con una agenda de transición justa hacia el desarrollo integral y sostenible. Esta crisis también nos conmina a abordar la sostenibilidad de nuestro futuro ambiental. Debemos acrecentar los esfuerzos conjuntos para la conservación y el uso sostenible de los ecosistemas y los bienes y servicios asociados”, continuó.El mandatario argentino también destacó la necesidad de recibir una provisión de “recursos financieros, creación de capacidades y transferencia de tecnologías a la luz del Principio de Responsabilidades Comunes pero Diferenciadas”.Al igual que en el discurso del sábado, Fernández volvió a destacar el impacto que habrá generado la pandemia de covid-19 en una región como América Latina. Por eso, subrayó la necesidad de que las inversiones apuntadas a la recuperación deberán estar enfocadas en el aspecto educativo.“La educación pública es la base para construir una sociedad democrática, con justicia social y respeto a los derechos humanos”, enfatizó."La pandemia puso de relieve que la conectividad y la inclusión digital son derechos básicos que debemos garantizar para todas y todos", afirmó Fernández (ESTEBAN COLLAZO/)Asimismo, destacó que el problema mundial con el coronavirus aceleró el proceso de educación a distancia en diferentes países y volvió a ubicar el acceso a conectividad como un derecho primordial para cualquier ciudadano.“La pandemia puso de relieve que la conectividad y la inclusión digital son derechos básicos que debemos garantizar para todas y todos. Aún persisten brechas considerables en el acceso efectivo al mundo digital. Por eso, diseñamos un plan de conectividad, distribuimos equipos y brindamos formación docente en el uso de herramientas digitales”, dijoY completó: “Estamos comprometidos con el acceso a una educación inclusiva, equitativa y de calidad para todos, en particular para las niñas y niños y los grupos vulnerables”.Al igual que en el aspecto educativo, el presidente argentino volvió a ponderar la alimentación como un derecho básico que no puede faltar en ninguna región del planeta. Advirtió que el covid-19 “agravó la crisis alimentaria mundial” y que es necesaria una acción rápida por parte de los líderes mundiales para atender ese problema.“Necesitamos comprometernos con aliviar esa situación. Nuestras políticas están orientadas a aumentar el potencial productivo agrícola en todas las regiones del país. Un comercio agrícola abierto y transparente es esencial para poner fin al hambre, atendiendo las necesidades de los más desfavorecidos”, sentenció.El presidente argentino intervino desde la residencia de Chapadmalal (ESTEBAN COLLAZO/)A su vez, Fernández hizo un repaso de la importancia en mantener activas las políticas en cuestiones de género, el empoderamiento de la mujer, la generación de empleo, el aumento de productividad y el desarrollo del sector energético y consolidó las estrategias de cuidado del medio ambiente, tal como lo había planteado en marzo, durante una de las reuniones extraordinarias relacionadas al G20.“Invitamos a redoblar los esfuerzos para apoyar acciones en materia de adaptación y reducción de riesgos de desastres, en particular, para las comunidades más vulnerables. Fomentar la coherencia entre las acciones de mitigación, las medidas de adaptación y la protección del ambiente, a la luz de la ciencia climática”, afirmó Y completó: “Nuestro compromiso es y será siempre, garantizar una transición justa e inclusiva hacia un desarrollo sostenible”.La posición argentina, delineada por el mandatario, fue sostenida en los últimos meses en los distintos ámbitos del G20, así como en la reunión de ministros de Relaciones Exteriores, celebrada en septiembre, y de la que participó el canciller Felipe Solá para ratificar el apoyo del Gobierno argentino al multilateralismo, a la necesidad de fortalecer la cooperación mundial y luchar contra las desigualdades, especialmente en un contexto de incertidumbre global frente a la pandemia.El G20 reunió a los líderes de 19 países más la Unión Europea en su conjuntoEl G20 nació en 1999 como una reunión técnica de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales. En plena crisis económica de 2008, se convirtió en lo que es hoy: un espacio clave de discusión y toma de decisiones en el que participan los máximos líderes mundiales y las principales economías. Sus miembros representan el 85% del producto bruto global, dos tercios de la población mundial y el 75% del comercio internacional. Por primera vez su reunión anual se celebra en un país árabe.Es un foro cuyos miembros permanentes son 19 países de todos los continentes más la Unión Europea (UE) en su conjunto. Está integrado por Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Turquía y la UE.Seguí Leyendo:Alberto Fernández en el G20: “Advertimos que el riesgo de la segunda ola también existe en Latinoamérica”

Leer más »

Radiografía del IFE: cómo se distribuyeron los $265.000 millones que desembolsó el Gobierno

Seleccionar en la ventana de arriba a la izquierda la opción de visualización: porcentaje de la población de cada provincia alcanzada por el IFE; monto total en pesos por distrito y gasto por habitante que insumió el IFE. Al pararse sobre la provincia, se despliega la información.Chaco y Santiago del Estero fueron las provincias con mayor porcentaje poblacional beneficiado con el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), el pago extraordinario que dispuso el Gobierno al dictar la cuarentena estricta a fines de marzo, y que replicó en otras dos oportunidades en los últimos seis meses. El pago de los $10.000 alcanzó al 29% del total de habitantes de esos dos distritos. Con porcentajes ligeramente inferiores, le siguen el resto de las provincias del Noreste (NEA) y el Noroeste (NOA).En el otro extremo, la Ciudad de Buenos Aires fue la que tuvo menor cantidad de habitantes beneficiados con esta asistencia de emergencia: solo el 11% de los habitantes del distrito porteño. En tanto en Chubut, lo recibió el 12% y en Santa Cruz y Tierra del Fuego, el 13% de la población local.El total de beneficiarios del IFE ascendió a 8.839.044 personas, el 20% de los argentinos, de acuerdo a los números oficiales de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) analizados por la Unidad de Datos de Infobae. Según el organismo conducido hoy por Fernanda Raverta, la cobertura sería aún mayor si se considera que “la prestación es por hogar, es decir, cubre a más de una persona en promedio”. Destinada a los sectores más vulnerables, “es la prestación económica de mayor alcance de la historia argentina”, afirman en la ANSES.El IFE -que iba a ser en principio un único pago de $10.000- terminó abonándose en tres oportunidades. Si bien fueron anunciados como pagos mensuales, los desembolsos no tuvieron esa regularidad, y las fechas de cobros tuvieron retrasos. El primer pago fue abonado entre abril y mayo; el segundo pago se concretó entre junio y julio; y el tercero debía abonarse en agosto, pero terminó de pagarse en septiembre.Según datos de la ANSES, las tres etapas del IFE implicaron una erogación total de $265.171 millones, casi un punto del del PBI. Según el informe del mes pasado de la Oficina Nacional de Presupuesto del Congreso sobre el impacto financiero del COVID-19, al 5 de octubre, se habían ejecutado $257.901 millones, cifra que representa el 28% del total de $941.328 millones destinados por el Ejecutivo a medidas económicas para enfrentar la crisis sanitaria.El IFE fue dispuesto por un decreto del presidente Alberto Fernández y estuvo destinado a trabajadores informales y monotributistas afectados por la cuarentena, personal de casas particulares, desempleados, así como a los padres o madres beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y a las mujeres que perciben la Asignación Universal por Embarazo (AUE). Solo podía solicitarlo un integrante por familia y no podían recibirlo quienes ya cobraban otro plan social o subsidio por desempleo.El presidente Alberto Fernández y la titular de la ANSES, Fernanda Raverta.Las cifras según el distritoEn montos absolutos de dinero y beneficiarios, la provincia cuya población recibió más IFE fue Buenos Aires: $96.620 millones que fueron cobrados por 3.220.662 personas. Le sigue Córdoba con $22.162 millones percibidos por 738.729 beneficiarios, y Santa Fe, con $20.463 millones destinados a 682.098 ciudadanos con domicilio en ese distrito.A continuación, aparecen según el análisis de Infobae, Tucumán (393.135 beneficiarios), Salta (362.988), Mendoza (356.646), CABA (348.598) y Chaco (347.639), con montos totales entre los $12.000 y los 10.000 millones. El resto estuvieron por debajo de los $10.000 millones.Si se tiene en cuenta el gasto por habitante de este pago excepcional por la pandemia con relación a la población total de cada provincia, el ranking lo lidera Chaco: $8.658 per cápita. Le sigue Santiago del Estero, con $8.577; Formosa, con $8.132; y Corrientes, con $8.014. En el otro extremo, CABA figura con el menor gasto por el IFE por habitante,$3.400, seguida de Chubut ($3.750), Santa Cruz ($3.795) y Tierra del Fuego ($3.910).Además de Chaco y Santiago del Estero, las otras provincias que tuvieron más de 25.000 beneficiarios por cada 100.000 habitantes fueron Formosa, Corrientes y Salta.El IFE y el COVIDA finales de junio, una treintena de diputados de Juntos por el Cambio presentaron un proyecto para pedirle al Gobierno que no se excluyera a ninguna provincia del tercer pago del Ingreso Familiar de Emergencia. Fue luego de que se anunciara que se mantendría el beneficio sólo en las zonas más afectadas por el coronavirus y que se encuentren en la primera fase de aislamiento, como CABA, Provincia de Buenos Aires y Chaco. “El Gobierno debe considerar que, si bien hay provincias que han pasado a la fase de distanciamiento social tras el aislamiento, no significa que de la noche a la mañana se reactiven sus comercios y su industria, sigue habiendo enormes dificultades para las familias”, argumentó el diputado nacional de San Luis, Alejandro Cacace, en ese momento en declaraciones radiales.Pero finalmente, el Ejecutivo nacional no avanzó en ese sentido, y la pandemia se expandiría con muchas más fuerza desde el AMBA hacia el interior a partir de agosto.De hecho, si se cruzan los datos del IFE con la tasa incidencia de COVID-19, que refleja la cantidad de casos de coronavirus detectados cada 100.000 habitantes, no surge una correlación visible. Chaco, Santiago del Estero y Salta, tienen incidencias cercanas a los 1.400 casos para ese indicador, un valor que es casi la mitad del que muestran Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires.Desde la ANSES le confirmaron a Infobae que la situación de la pandemia en las distintas provincias no fue un elemento tenido en cuenta a la hora de la distribución del IFE, sino que “lo que se consideró fue la situación socio-económica de la población beneficiaria”. De hecho, las provincias con mayor cobertura del IFE son las de mayores índices de pobreza e indigencia.Según los datos del INDEC del primer semestre, la pobreza rozó el 43% en las provincias del Noreste (Corrientes, Misiones, Chaco y Formosa), en tanto el Noroeste, (Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja y Santiago del Estero), tiene un 40,7% de su población bajo la línea de pobreza.Sin cuarta etapaEl Gobierno ya anunció a través del ministro de Economía, Martín Guzmán, que no habrá un cuarto pago del IFE, lo que le permitirá al fisco ahorrar en diciembre unos $90.000 millones.“El IFE sirvió muchísimo. Protegió a gente que estaba en una situación muy dura. Generó un efecto real en la economía. Implicó un esfuerzo importantísimo. Las medidas de protección social van evolucionando. Hoy no es el momento de un IFE 4 porque hay que mantener ciertos equilibrios para también proteger a la actividad, proteger a la gente, a todo el país”, advirtió Guzmán la semana pasada.El ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán. (EFEI0342/)“Por ahora no va a haber más. En diciembre, enero y febrero se va a empezar a vacunar. Fue una asistencia de emergencia en la pandemia. No nació como un plan social, que requiere una contraprestación”, confirmaron desde la ANSES a Infobae.“A los programas sociales ya anunciados -como el Potenciar Joven y el Potenciar Trabajo- se les van a sumar otros anuncios para cubrir a otros sectores”, aseguraron. Raverta había dicho dijo días atrás que se estaba evaluando cómo iba a reemplazarse, y se analizaba si sería “una nueva prestación” o “un nuevo derecho”. Guzmán aseguró que se buscaba “focalizar la ayuda en los sectores que más lo necesitan”.La decisión generó críticas internas dentro del propio oficialismo, aunque se buscó que no se amplificaran públicamente. Sin embargo, en medio del debate sobre el impuesto a la riqueza, el diputado nacional del Frente de Todos, Juan Carlos Alderete, cuestionó a Fernández por finalizarlo. “El gobierno se equivocó al sacar el cuarto IFE porque vienen las fiestas”, afirmó el dirigente de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) en declaraciones radiales.Quiénes fueron los beneficiariosEn cuanto a su situación laboral o social de los que lo cobraron, el 61,7% (5,6 millones) de los que recibieron el IFE son trabajadores informales o desocupados sin seguro por desempleo. El 27% (2,4 millones) perciben la AUH o la AUE; y el 7,8% (689.445) son monotributistas categorías A, B o tienen monotributo social. Solo el 2,1% (185.620) son personal de casas particulares, en tanto apenas el 1,4% (123.747) son beneficiarios del programa Progresar destinados a los jóvenes.“La mayoría de la población beneficiaria alcanzada por el IFE no tiene la posibilidad de acceder a un empleo formal como consecuencia de una problemática estructural”, se advierte en un informe del Observatorio de la ANSES. Para llegar a esta conclusión, tuvo en cuenta la inserción laboral en relación de dependencia de los beneficiarios del IFE en el año inmediato anterior. “Sólo 826.195 beneficiarios -el 9,3%- tuvieron al menos un mes de trabajo en relación de dependencia formal en el período febrero 2019 a enero 2020. En promedio percibieron una remuneración de $13.046 durante cuatro meses”, precisa el documento elaborado por el organismo.Las mujeres (55,7%) son ligeramente más que los hombres (44,3%) entre los que cobraron el IFE. “Esto podría ser explicado principalmente por tres fenómenos: por un lado, la desigualdad de género se siente más en los estratos más vulnerables de la población; por el otro, en caso de haber más de un/a solicitante por hogar se le dará prioridad a la mujer y, finalmente, alrededor del 27% de los beneficios de IFE se otorgaron a titulares de AUH donde la proporción de mujeres supera al 90%”, se explica en el informe de la ANSES de julio pasado. Desde el organismo le confirmaron a este medio que los datos no variaron sustancialmente en el pago del IFE posterior.En cuanto a las franjas etarias, el pago de emergencia es decreciente a mayor edad: la cobertura entre los 18 y 24 años es del 52%; entre 25 y 34 años, del 44%; entre 35 y 44 años, del 28%; entre 45-54 años es del 21%; y en el grupo de entre 55-65 años es del 14%.Esta distribución de mayores beneficiarios entre los jóvenes y adultos sub-50 se vincula -según el análisis de la ANSES- con el hecho de que “son el sector de la población más castigado por el desempleo, la desigualdad y la informalidad e inestabilidad laboral”.Los rechazadosSegún los datos oficiales del organismo, la cantidad de solicitantes del IFE superó los 13,4 millones de personas, de las cuales 4,6 millones, por diversos motivos, no fueron seleccionadas.Las principales causas de rechazo fueron tener alguna persona de su grupo familiar con empleo en relación de dependencia, o ingresos por jubilación o pensión; o ser titulares - o alguien de su grupo familiar- de algún plan social incompatible; no haber superado el control socioeconómico o de gastos; ser monotributistas categoría C o superior; otro beneficiario en el grupo familiar que percibía la AUH y se le asignó el IFE a esa persona; o extranjeros con datos insuficientes.Cómo se procesó la informaciónLa Unidad de Datos de Infobae descargó los datos de pagos del IFE del repositorio de datos abiertos del gobierno nacional.La información se procesó en formato abierto y se calcularon varios indicadores como gasto per cápita, beneficiarios por 100.000 habitantes y porcentaje de población alcanzada. También se llevó a datos abiertos información contenida en este documento de ANSES, que estaba en formato cerrado, para graficar el perfil de los beneficiarios.Para consultar y descargar la hoja de cálculo, siga este enlace.Visualizaciones: Daniela CzibenerSeguí leyendo: Luego del recorte del IFE, el gobierno prepara medidas de ayuda social para contener los reclamos de fin de año

Leer más »

Homenaje a Isabel Perón en la CGT: dos libros, una placa y un mensaje desde Madrid

Mensaje de Isabel Perón (Infobae)“Nos pareció que la mejor forma de recibir el Día de la Soberanía Nacional era homenajear a dos grandes mujeres”, dijo Julio Piumato, secretario general de la Unión de Empleados Judiciales de la Nación (UEJN), al hablar en nombre del Consejo Directivo de la CGT en la presentación de los libros Santa Eva Perón, de Iciar Recalde, y María Estela Martínez, por siempre de Perón, de Diego Mazzieri, en el salón Felipe Vallese de la CGT.En el panel lo acompañaban, además de los autores, Estela Ferreiro, sobrina y ahijada de María Estela Martínez de Perón, y el padre Pepe Di Paola.La coordinación del acto estuvo a cargo de Maia Volkovinsky, integrante de la Comisión Directiva de la UEJN.En el hall de la CGT, se colocó una placa en homenaje a la Presidente derrocada por el golpe de Estado de marzo de 1976, “en eterno agradecimiento por haber legado la ley de contrato de trabajo” y “en reconocimiento a su lealtad y lucha por la causa del general Perón, su defensa de la soberanía nacional y del movimiento obrero organizado”.En buena medida, fue también un acto de desagravio. Diego Mazzieri, autor de la biografía de la viuda de Perón, señaló que “muchos de los que claman por memoria, verdad y justicia cada 24 de marzo, en 1976 estaban celebrando el golpe de Estado y hoy no reconocen que la primera víctima del Proceso de Reorganización Nacional fue la Presidente derrocada y secuestrada”.“Por eso, reivindicar a la Señora de Perón es homenajear también a muchos trabajadores y sindicalistas, quienes a pesar de haber sufrido detenciones ilegales, desapariciones, vejaciones y torturas, prácticamente no figuran en los libros de historia ni en las crónicas de los medios”, agregó.Durante el acto, se transmitió un breve audio de Isabel Perón en el cual agradece al autor del libro, al papa Francisco -que recientemente le envió un rosario- y envía un saludo a la CGT.El mensaje fue enviado a través de Estela Ferreiro, quien aludió a los “entrañables recuerdos de la Señora en la CGT” y reiteró los saludos de Isabel Perón, “especialmente a los trabajadores y a los humildes que, como dijo ella en un discurso, fueron quienes forjaron esta Patria aun a costa de su sacrificio”.Ferreiro ponderó la profunda religiosidad que su tía ha mantenido desde siempre, y que “la ha sostenido muchos años, a pesar del cautiverio, la persecución y las calumnias”.Estela Ferreiro, al hablar en el homenaje a su tía, María Estela Martínez de Perón, en la CGT. A su lado Julio Piumato, secretario general del gremio de Judiciales, y en primer plano, Diego Mazzieri, autor de la biografía de IsabelAl respecto, Mazzieri leyó un párrafo de una carta que Isabel Perón le envió hace 10 años: “...sepa que la humana calumnia y detracciones no deben sernos nunca hirientes en tanto es el juicio de Dios el que nos importa en esta hora final. Por lo demás, como decía el General no podrán hacer verdad una sola de las mentiras que esgriman”.Estela Ferreiro dijo además que no respetar a la viuda de Perón implicaba no respetar “al mismísimo General, que la eligió como esposa y como su representante en importantes momentos de su vida y de la vida política argentina”. “Usan el nombre de Perón para juntar votos mientras mancillan su apellido”, acusó.Y, en respuesta a cierta tendencia que existió en algunos sectores de enfrentar a Isabel con María Eva Duarte, aseguró que su tía “siempre admiró a Evita”. Y recordó que en el momento conmocionante de la devolución de su cadáver a Perón en Puerta de Hierro -tras un ocultamiento de 16 años- “para que el General no estuviera en shock ni se impresionara tanto, ella tomó coraje y limpió sus cabellos, los lavó, los peinó, y acicaló el cuerpo, lo que habla del amor y devoción que tenía por su marido y por su lucha”.Iciar Recalde, autora de Santa Eva Perón y también del prólogo de la biografía de Diego Mazzieri, se mostró crítica de la etapa actual: “Argentina se ha convertido en el reinado de la iniquidad y la mentira. No se afirma nada de la realidad, se evaporan las certezas, prevalecen los ánimos divididos, el desencanto y la autodenigración que encubren los grandes dramas nacionales con historia falsificada donde los infames son próceres y los patriotas extraños en su propio suelo”.El padre Pepe Di Paola, Iciar Recalde y Julio Piumato“Una Argentina que ha extraviado la doctrina y a la que se le ocultan las enseñanzas de Perón y de sus dos mejores discípulas, Eva e Isabel”, agregó. Y llamó a “volver a hacer primar nuestros valores: los de la comunidad organizada”, como “el amor al prójimo, la solidaridad y la fe”.Para Diego Mazzieri, Isabel fue una visionaria que en su último discurso en al CGT anticipó los planes de degradación del salario real, desindustrialización y destrucción del ser nacional argentino. Citó un discurso de la entonces Presidente tras la sanción de la ley de represión del narcotráfico: “¡Ay del futuro de los hijos de nuestra Patria, cuando los centros de poder introduzcan la droga hasta en la misma escuela... ese día ya no estará en juego la libertad de la Patria, sino se debatirá algo mucho más profundo que es la libertad misma de la conciencia del ciudadano!”También Julio Piumato recordó que “la Señora” había predicho “exactamente lo que se venía y cuál era el proyecto de Martínez de Hoz”, a la vez que destacó que “el tercer gobierno peronista dejó cifras insuperables” como “el salario real más alto de la historia”. “Hoy estamos a años luz de eso. Hoy el 50% de los argentinos cobra un salario por debajo de la línea de pobreza y encima al otro cincuenta le meten la mano en el bolsillo y le cobran un impuesto al trabajo”, señaló.“Argentina no tuvo chicos pidiendo limosnas en la época del peronismo. Hoy, paradójicamente, algunos quieren matar al niño concebido y eso no es peronismo”, dijo, en alusión al proyecto de legalización del aborto que el Gobierno acaba de enviar al Congreso.También aludió a la dimensión espiritual y trascendente del peronismo que en la figura de Isabel Martínez de Perón se reveló en la “dignidad de no claudicar”, lo que le valió ser “la única jefe de Estado que estuvo cinco años presa”.El padre José María “Pepe” di Paola, autor del prólogo del libro de Iciar Recalde, señaló que en Santa Eva Perón se destaca la profunda espiritualidad de Juan y Eva Perón. “Espiritualidad que no se valora en la política actual pero sí se valoraba en aquel tiempo. No sólo fueron personas de una sabiduría, conocimiento y practicidad muy grandes, sino también de una fuerza, de una experiencia de Dios muy grande. De una enorme espiritualidad, como la de Isabel Perón, que se va al exilio y que en el silencio y en su fe vive el ostracismo”.“En estos tiempos la espiritualidad es dejada de lado y así estamos de mal en la Argentina- siguió diciendo- porque entonces priman los caminos superficiales, de vacío, sin ningún compromiso y por eso vale lo mismo estar aquí o allá, no hay convicciones”.“El de Iciar Recalde es un libro que nos invita a la fe y al compromiso y también que pone en evidencia que vivimos en una sociedad alejada de todo esto -dijo-. Tantos años de dejar de lado esta doctrina van haciendo mella en la sociedad argentina. Entonces, cuando se prefiere la muerte antes que la vida, cuando se prefiere un mundo fácil, simple, cuando se olvidan de los descamisados de los barrios populares y de las villas, es que se ha perdido la mística”.De izq a der: Pepe Di Paola, Iciar Recalde, Julio Piumato, Estela Ferreiro y Diego Mazzieri, en el salón Felipe Vallese de la CGTSeguí leyendo:Diego Mazzieri: “Le dije a Isabel Perón que, ante tantas falsedades que se vertían sobre ella, había que escribir un libro”El día que quisieron vender el busto de Isabel Perón que la Rosada encargó en 2007 y un anticuario lo impidióIsabel Perón, primera presa política de la dictadura: ¿por qué el kirchnerismo no puso su busto en la Casa Rosada?El papa Francisco le envió un rosario a Isabel Perón por intermedio de un amigo y de su biógrafo

Leer más »

La trama oculta de una relación compleja: los diez motivos que alejan a la CGT del gobierno de Alberto Fernández

Los dirigentes de la CGT y Alberto Fernández, una relación llena de vaivenesHay al menos diez motivos que explican por qué la Confederación General del Trabajo (CGT) se siente lejos del Gobierno del que, hace apenas un año, estaba segura de que iba a formar parte. Hay razones políticas, económicas, personales y hasta psicológicas que ayudan a entender las dificultades de una relación compleja, aunque decisiva para un poder político que necesita de los sindicalistas para salir de la crisis.1. El estilo “equilibrado” de Alberto Fernández. Antes de asumir, en su visita a la CGT de noviembre de 2019, el Presidente le prometió a la dirigencia gremial: “El movimiento obrero organizado es parte del Gobierno que se va a instalar en Argentina desde el 10 de diciembre. Y no es un acuerdo político, es la convicción que todos tenemos”. Hoy, sin embargo, no es es precisamente la sensación que predomina en el sindicalismo.El primer mandatario no privilegió a la central obrera ni a ningún sector interno y a lo largo de su gestión trató de equilibrar sus gestos para que cada dirigente estuviera contenido. Un intento inédito a la luz de los claros favoritismos demostrados por cada gobierno desde 1983, pero que, en la práctica, no conformó casi a ninguno.Héctor Daer y Alberto Fernández, el 17 de octubre en la CGTEl jefe del Estado eligió de manera permanente al cotitular de la CGT Héctor Daer para participar de algunas reuniones en nombre de toda la central obrera, como la del 9 de julio en la Quinta de Olivos, junto con empresarios del Grupo de los Seis, pero esa actitud ocasionó cortocircuitos con el otro cotitular cegetista, Carlos Acuña, enrolado en el barrionuevismo, marginado de todo contacto con el Gobierno.Sin embargo, Alberto Fernández también calificó de “dirigente ejemplar” a Hugo Moyano, un enemigo de la cúpula cegetista, durante la tercera inauguración del Sanatorio Antártida, y recibió al jefe sindical y a su familia para almorzar en la Quinta de Olivos (en un polémico contacto sin barbijo ni distancia).Con el mismo afán de tratar de manera igualitaria a todas las corrientes sindicales, el Presidente participó de un plenario de la CTA de los Trabajadores, dirigido por el diputado ultra K Hugo Yasky, una central obrera que ha competido con la CGT mediante sindicatos paralelos y la creación de agrupaciones opositoras.Sin embargo, si hay un sector gremial discriminado por el primer mandatario de forma sistemática es la CTA Autónoma, liderada por Ricardo Peidró, cuyo sesgo combativo e independiente del Gobierno le valió quedar marginada de reuniones sobre el diálogo social y de las deliberaciones del Consejo del Salario Mínimo.Alberto Fernández, con su esposa y la familia Moyano2. La influencia de Cristina Kirchner. Durante su gestión presidencial se recostó sobre el sector que hoy maneja la CGT, y que entre 2012 y 2015 estaba expresado en la central obrera conducida por Antonio Caló, mientras que la fracción cegetista liderada por Moyano se oponía al kirchnerismo gobernante.La administración de Mauricio Macri logró invertir ese cuadro: el moyanismo se unió a la ex presidenta para derrotar al gobierno de Cambiemos y la cúpula cegetista fue responsabilizada por el kirchnerismo duro de no haberse endurecido lo suficiente entre 2015 y 2019. Para la vicepresidenta, el sector de “los Gordos” (Sanidad y Comercio) forma parte del establishment sindical que apoyó a todos los gobiernos y se alió a todas las expresiones empresariales. Por eso los K hostigan cada vez que pueden a la conducción de la CGT y buscan que Pablo Moyano sea encumbrado como su líder cuando la central obrera renueve autoridades.Muchas de las decisiones oficiales que la CGT interpreta como perjudiciales para su capacidad de incidir en el poder político son “por culpa del Instituto Patria”, según la conducción cegetista. A ese mismo origen le atribuyen los espacios de participación institucional que el Gobierno le fue habilitando a la CTA de Yasky. Y el impulso unilateral en el Congreso a proyectos de ley que la cúpula de la CGT no avaló, como el teletrabajo.3. La imposibilidad de sentirse privilegiados. Los reflejos tradicionales del sindicalismo han derivado en la exigencia de que cada gobierno le extienda una alfombra roja para tener acceso directo a la Casa Rosada. Cristina Kirchner fue la primera jefa del Estado que, desde una administración de signo peronista, rompió una regla de oro que rigió la relación entre el poder político y el sindical desde hace décadas y que se expresó en un intercambio: paz social a cambio de un kit de privilegios para consolidar a la dirigencia gremial. Alberto Fernández, aunque con modos menos traumáticos, continuó esa misma línea y reparte gestos entre las corrientes sindicales sin brindarle a ninguna una llave maestra para incidir en las medidas de gobierno.La última reunión del consejo directivo de la CGT, con críticas al Gobierno y amenazas de protestas4. Casi sin cargos en la estructura gubernamental. La CGT preveía que el regreso del peronismo al poder iba a traer aparejada automáticamente la designación de sus fieles en puestos clave como el Ministerio de Trabajo o la Superintendencia de Servicios de Salud, que distribuye los fondos de las obras sociales. Sin embargo, la central obrera quedó excluida del reparto de espacios en el gabinete nacional.La cúpula cegetista quedó conforme con el nombramiento de Claudio Moroni como titular de Trabajo, a quien lo elogian por su capacidad de gestión y de diálogo, aunque en la estructura de la cartera laboral no hay funcionarios propuestos por la central obrera y sí salidos del andamiaje sindical, como Alberto Tomassone, abogado del gremio de Armando Cavalieri y asesor del ministro, y Mónica Risotto, abogada del sindicato de peones de taxis, que fue nombrada directora nacional de Asociaciones Sindicales.Moyano aspiraba a que su asesor Guillermo López del Punta fuera ministro o secretario de Transporte, pero debió conformarse con dos cargos de menor jerarquía en esa cartera, la Secretaría de Planeamiento y la presidencia de la Junta de Seguridad en el Transporte. En ese mismo ministerio, sin embargo, fue encumbrado como jefe de Gabinete el abogado de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) Abel De Manuele. Los gremios ferroviarios también lograron espacios: Agustín Special, de La Fraternidad, es subsecretario de Transporte Ferroviario, y Daniel Vispo, de la Unión Ferroviaria, quedó a cargo de la empresa Belgrano Cargas y Logística.Una cosecha módica de puestos para un sindicalismo que durante el reinado del metalúrgico Lorenzo Miguel, en los años setenta, ponía, sacaba o vetaba ministros del gobierno peronista. Otro signo de pérdida de poder.Armando Cavalieri y Carlos Pérez, de Comercio, llegaron a reunirse con Ginés González García antes que la CGT5. Obras sociales. Es el músculo más sensible del poder sindical, que le brinda atención médica a 14 millones de personas en todo el país, y el Gobierno pasó de comprometerse a designar un candidato de la CGT para presidir la Superintendencia de Servicios de Salud, el médico David Aruachan, a incumplir sorpresivamente su promesa y nombrar allí a Eugenio Zanarini, un hombre de confianza del ministro de Salud, Ginés González García. La relación de la central obrera con el ministro está llena de zigzagueos: de por sí, los sindicalistas tardaron casi tres meses en acceder al despacho del titular de Salud porque el pedido de audiencia efectuado en diciembre nunca fue contestado hasta marzo, cuando ya había comenzado la pandemia.González García consiguió en abril una ayuda adicional para compensar la caída de la recaudación de las obras sociales, aunque el dinero nunca salió del Tesoro Nacional, como querían los sindicalistas, sino de fondos propios del sistema de seguridad social y que provienen del aporte de los trabajadores. Y el ministro no avanzó hasta el momento con su promesa de elaborar junto con la CGT un proyecto de ley complementaria para corregir asimetrías que, según la dirigencia gremial, profundizan la desfinanciación del sistema de salud.6. Un Congreso distante. Más allá de la buena relación personal y política del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, con el cotitular de la CGT Carlos Acuña, el Frente de Todos no consensúa sus proyectos laborales con la central obrera, según se quejan los dirigentes cegetistas. Aquí también le adjudican al kirchnerismo duro imponer su agenda de temas sin consultas previas: fue uno de los componentes que caracterizó el debate sobre la ley de teletrabajo. Los sindicalistas de la CGT admitieron que los llamaron para pedirles su opinión cuando la iniciativa ya estaba redactada y definida. De la misma forma, los legisladores oficialistas tampoco atendieron los pedidos de la CGT de introducir cambios en el sistema de obras sociales.La CGT y la AEA, en una reunión virtual que causó polémicas7. Falta de participación y de comunicación. Sin cargos en el gabinete, la CGT pretendía al menos incidir en las medidas de gobierno. Nunca lo logró. Y la pandemia profundizó la brecha: si bien la cúpula cegetista apoyó la estrategia sanitaria elegida por Alberto Fernández, primero insistió sin éxito en la flexibilización de la cuarentena para evitar la debacle económica y luego tampoco logró que la Casa Rosada convocara al sindicalismo y al empresariado para definir cómo se podría reactivar la economía en la postpandemia. Hay un problema adicional: los sindicalistas protestan porque no tienen interlocutores válidos en muchos ministerios: la pelea por los espacios de poder entre los miembros del Frente de Todos afecta la gestión. Además, la CGT se queja de que se entera por los diarios de muchas medidas oficiales. Probablemente no sea nada personal: le suele suceder lo mismo a gobernadores, intendentes, legisladores y dirigentes del oficialismo.8. Sesgo antiempresarial. “Sin empresas no hay trabajadores”, advierten con frecuencia los dirigentes de la CGT con una lógica implacable, sobre todo en esta crisis pandémica, pero que es vista como un acto de traición a la clase obrera por el kirchnerismo duro y su mirada demonizada sobre los empresarios. Bajo esa lupa se examinó la reunión de la CGT con los dueños de grandes compañías agrupados en la Asociación Empresaria Argentina (AEA) y también, pese a que fue alentado por Moroni, el acuerdo alcanzado con la Unión Industrial Argentina (UIA) para suspender al personal sin tareas con una asignación económica equivalente al 75% del sueldo neto. Aun hoy, pese a los pedidos de la CGT, al Gobierno le cuesta sistematizar el diálogo tripartito para salir de la crisis. Curiosamente, o no tanto, hay más avances en las conversaciones que diez sindicatos mantienen con movimientos sociales para elaborar el plan que contempla la creación de 4 millones de fuentes de trabajo.Funcionarios nacionales y dirigentes de la CGT, en una de las pocas reuniones realizadas este año9. “Sensación” de ajuste económico. A este gobierno peronista le tocó administrar los críticos recursos de una Argentina que arrastraba los problemas económicos heredados del gobierno macrista, aunque la necesidad de acordar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) lo puso a las puertas de un ajuste. La CGT se resiste a aceptarlo sin medidas de contención social: por eso, en su última reunión del consejo directivo, la dirigencia de la central obrera criticó el recorte de la ayuda económica y la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, e incluso se insinuó la posibilidad de una medida de fuerza si no escuchaban sus reclamos. En la central obrera imaginan que el aumento de los precios que se aceleró y el descongelamiento de las tarifas tendrá un correlato en alguna alternativa para contener los salarios en 2021. El diálogo con el Gobierno no se rompió, pero a la CGT le costará más que antes llegar a plantear sus demandas ante la plana mayor del poder.10. Desconfianza creciente. A esta altura de la enumeración, la conclusión es lógica: hay un clima de desconfianza recíproca que torna impredecible cómo evolucionará la relación Gobierno-CGT. Esta central obrera no es la misma que la de aquellas épocas de apogeo del sindicalismo, en los momentos de mejores índices del empleo registrado. Y desde 2021 se sumará otro componente que interferirá en el vínculo con la Casa Rosada, que es la elección de las nuevas autoridades de la CGT, postergada este año por la pandemia. El gran condicionante, por supuesto, será la situación económica. Y con un telón de fondo que serán las necesidades del oficialismo por mantener su caudal de votos en las elecciones legislativas. Una suma de elementos que, acumulados en un año decisivo, sumarán inquietud al Gobierno y a un poder sindical acorralado.Seguí leyendo:Alberto Fernández en el G20: “Advertimos que el riesgo de la segunda ola también existe en Latinoamérica”El futuro del jefe de los fiscales: la ofensiva kirchnerista suma otra prueba política para el Presidente

Leer más »