Último momento

Política

Los cinco pedidos de Cristina Kirchner que Alberto Fernández aceptó para el nuevo gobierno

Alberto Fernández está convencido de que se puede gobernar bajo la diversidad y con los planteos de Cristina KirchnerAlberto Fernández y su núcleo duro de toma de decisiones aseguran que “no habrá doble comando”, rechazan la idea de un gobierno atado a los caprichos de Cristina Kirchner y, por el contrario, hablan de “gestionar la unidad en la pluralidad” bajo un mecanismo de equilibrio de poderes sintetizado en lo que denominan la “lógica de la concordia” que implicará el gobierno del Frente de Todos. Así evalúan hoy los allegados más cercanos a Fernández el esquema de poder que se avecina. Y en este contexto los pedidos de la vicepresidenta electa se ven más como un “eje de construcción unificado” que como propuestas contrapuestas a las convicciones del propio Fernández.“Alberto y Cristina saben que se necesitarán mutuamente. Aquí no hay competencia alguna ni peleas por espacios de poder”, aseguró a Infobae uno de los referentes del presidente electo que diagrama en estos días desde las oficinas de Puerto Madero el nuevo perfil del gobierno que tendrá la Argentina los próximos cuatro años.Hay al menos cinco reclamos, sugerencias o pedidos concretos que Cristina Kirchner deslizó en la semana que culmina y que Alberto Fernández aceptó como parte de este juego de “equilibrio de poderes”. Se trata de un esquema de poder planteado sobre la base de “la unidad en la diversidad” y en esa “lógica de la concordia” que busca Fernández.El listado de acuerdos sellados en los últimos días es incompleto: puede haber más reclamos que la vicepresidenta electa hizo a Fernández en aquella última reunión en el departamento de Recoleta y que aún no se conocen. Las concesiones más visibles son las siguientes:1-El nuevo Senado. Cristina Kirchner pidió expresamente que haya un bloque unificado en la Cámara alta y que el jefe de esa bancada sea el formoseño José Mayans. El planteo le cerró perfectamente a Fernández por una simple cuestión: mantendrá en línea la liga de gobernadores ya que Mayans es un hombre que responde al eterno gobernador de Formosa Gildo Insfrán. Así, se corrió a un costado a Carlos Caserio, que iba a comandar un bloque del PJ pero que despertaba desconfianzas de la ex Presidenta. Caserio ya le confirmó al presidente electo que aceptará el pedido y estará el frente del Ministerio de Transporte. “Hay que aceptar las reglas de juego y aceptar el equilibrio del poder entre Alberto y Cristina en el Poder Ejecutivo y el Congreso”, le dijo Caserio a sus allegados, según pudo saber Infobae. Pero hay más en los movimientos del Senado. La vicepresidenta electa quiere que Anabela Fernández Sagasti sea la presidenta provisional, aunque no se descarta aun el nombre de Oscar Parrilli. Se entiende: Cristina Kirchner sabe que en el futuro inmediato estará ocupada con sus viajes a Cuba para ver a su hija Florencia y quiere dejar gente de su extrema confianza al frente del Senado.Sergio Massa le garantiza a Fernández una cuota de racionalidad en la Cámara de Diputados REUTERS/Mariana Greif (MARIANA GREIF/)2-Diputados en equilibrio. La jugada de poner a Máximo Kirchner al frente del bloque de diputados fue acordada por Sergio Massa y Alberto Fernández en el viaje que hicieron recientemente a Uruguay para visitar a Tabaré Vázquez y al candidato del Frente Amplio Daniel Martinez que hoy se juega la continuidad en el poder de su partido. Cristina Kirchner aceptó de inmediato la propuesta de poner a Máximo al frente del bloque de Diputados. “Ahora empieza otro gobierno y las cámaras se reordenan”, justificó el futuro jefe de Gabinete Santiago Cafiero ante un diputado del PJ. Más allá de que la designación del hijo de la vicepresidenta al frente del bloque de Diputados del PJ haya sido acordada con Fernández y Massa, lo cierto es que en los hechos será un eslabón más de la cadena de peso de poder que tendrá la vicepresidenta en el Congreso. También cierra aquella “lógica de la concordia” del poder donde Massa contendrá al peronismo ortodoxo y Máximo Kirchner al cristinismo de paladar negro. Nada queda librado al azar.Agustín Rossi tuvo que aceptar a regañadientes su salida del Congreso para ir al Ministerio de Defensa. Hace diez días Rossi comentaba a sus amigos que “ni loco” volvería a Defensa y lo graficaba abiertamente con una humorada. “Sería ir a un Ministerio que no tiene plata ni para tirar tres balas o salir a dar una vuelta en un buque de guerra”, decía. Pero Rossi también puso sus condiciones para volver a ser ministro de Defensa. No fue casual que el miércoles pasado Diputados consiguió aprobar una ley para crear un fondo especial para reforzar el equipamiento de las fuerzas armadas que le permitirá a Rossi llegar al Edificio Libertador más robustecido. El fondo aprobado establece que un porcentaje de los ingresos corrientes de cada presupuesto vayan para la defensa. Así habrá un 0.35% en 2020, un 0.5% en 2021, un 0.65% en 2022 y un 0.8% en 2023.Con la llegada de Máximo y la concesión a Cristina Kirchner, el futuro presidente de la Cámara de Diputados se aseguró también cierto “equilibrio de poder interno”. Es que Massa tendrá un rol decisivo en Diputados y un peso muy fuerte. Por ejemplo, definirá un representante parlamentario en el futuro Consejo Económico y Social pero también pondrá uno de sus referentes en el Consejo de lucha contra el Hambre y en el Consejo de Seguridad, además de Diego Gorgal, su especialista en temas de seguridad que irá al ministerio que deja Patricia Bullrich. Massa estuvo el martes pasado en las oficinas de Puerto Madero con Fernández y delinearon el paquete de siete leyes que impulsarán en los primeros 15 días de gobierno. Allí se cuentan la ley del Plan Argentina contra el hambre; la creación del Consejo de Seguridad; la creación de un Consejo Económico Social con representación de movimientos sociales, sindicales y empresarios; una ley de emergencia económica; la ley de reforma al presupuesto y renegociación de la deuda externa, una ley de promoción de hidrocarburos y la reforma a la ley de ministerios. Todo esto también forma parte de algunos reclamos consensuados con Cristina Kirchner.Zannini representa una concesión de Fernández para Cristina Kirchner (cronicadelnoa)3-El regreso de Zannini y Ginés. Cuando todos veían desterrada la idea de un regreso al poder de los aliados históricos de Cristina Kirchner al poder, surgió la decisión de que el ex secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, sea designado procurador del Tesoro, el órgano que dirige el cuerpo de abogados del Estado y sus vínculos con la Justicia. Al albertismo puro no le agrada del todo esta idea. Pero repiten el eslogan del momento: “Hay que equilibrar fuerzas y armar unidad desde la pluralidad”. El otro eslabón de un viejo reclamo de Cristina Kirchner se llama Ginés González García, quien volverá como ministro de Salud a pesar de que en las oficinas de Puerto Madero habían pensado para ese lugar en Pablo Yeldin, referente del gobernador de Tucumán Juan Manzur. Esa designación que quedó trunca también operaba para Alberto Fernández en relación a su vínculo con la liga de gobernadores. Pero el “equilibrio de poderes” con la vicepresidenta electa parece ser más fuerte.4-Embajadas clave. En el organigrama de la política exterior ya hay casilleros que empezaron a ocuparse. A la vicepresidenta electa le interesa en particular la relación con China y Estados Unidos. Los nombres que hay en danza forman parte de este juego de concesiones mutuas entre Fernández y la ex Presidenta. Para Estados Unidos se destinaría a un hombre de extrema confianza del presidente electo como es Jorge Argüello y para Beijing aparece el nombre de un joven dirigente del kirchnerismo como es Sabino Vaca Narvaja. Ya hay pistas concretas de esta definición: hace unos días Vaca Narvaja escribió en el portal El Cohete a la Luna: “A partir del próximo 10 de diciembre la Argentina comenzará a transitar una nueva etapa, en la que será fundamental potenciar las relaciones con la República Popular China”. Y para que no queden dudas de sus deseos por ir como embajador a Beijing añadió: "Nuestro país debe retomar el diálogo para la firma del postergado memorándum de adhesión a la emblemática Nueva Ruta de la Seda. Hay que aprovechar la nueva estrategia global china y así dinamizar el comercio regional a través de la infraestructura que China ofrece”.5-El traspaso de poder. Hasta la semana pasada se habían acordado tentativamente entre Alberto Fernández y Mauricio Macri los lineamientos centrales del traspaso de mando que incluían la entrega del bastón y la banda presidencial en la Casa Rosada como tradicionalmente se hizo en la Argentina. Pero todo cambió después de aquella reunión en el departamento de Recoleta de Cristina Kirchner.El presidente electo optó por hacer todo el traspaso en el Congreso y obligó a Macri a este movimiento que no tenía previsto. “Cristina no tuvo nada que ver en esa decisión. Fue un tema exclusivo de Alberto que quería homenajear a Néstor”, dijo un colaborador del presidente electo. La explicación radica en que al entregar en 2007 el poder a Cristina Kirchner, Néstor Kirchner rompió el protocolo de la Casa Rosada y realizó todo el traspaso en el Congreso. La decisión de Fernández responde a su idea de emular desde lo gestual hasta la política a la administración de Néstor. La secuencia se completará con el auto descapotable de la Presidencia que llevará a Fernández y a Cristina Kirchner del Congreso a la Casa Rosada como una muestra fiel de ese “equilibrio de poderes” o “unidad en la pluralidad” que se propone cumplir el nuevo gobierno.Seguí leyendo: https://www.infobae.com/politica/2019/11/23/alberto-fernandez-modero-sus-apariciones-publicas-y-concentrara-los-esfuerzos-en-definir-su-gabinete/https://www.infobae.com/politica/2019/11/23/marco-enriquez-ominami-el-canciller-en-las-sombras-que-tendra-alberto-fernandez/

Leer más »

Patricia Bullrich: “Muchos gobiernos no se fueron bien económicamente y sin embargo volvieron”

Mauricio Macri y Patricia Bullrich (NA)La entrevista con Patricia Bullrich se dio 24 horas después de que Mauricio Macri y la plana mayor del PRO, sin Marcos Peña, definieran en forma oficial que la ministra de Seguridad sea la próxima presidenta del partido, en reemplazo del senador Humberto Schiavoni.-Ayer se terminó de definir que va a ser la candidata a presidir al PRO, ¿por qué usted?-Me parece que por el consenso del PRO y de todos los dirigentes que después del 27 de octubre comenzamos a analizar la nueva etapa, y además venía un recambio de presidencia porque ya estuvo Humberto (Schiavoni) dos mandatos. Comenzamos a pensar en qué perfil. Y un perfil que creo que en nuestro caso es de ejecutividad, de eficiencia en la tarea y de capacidad política, y también una relación de cercanía y de trabajo conjunto durante cuatro años con Mauricio. Son temas importantes. Es la relación con todos. Estos años siempre tuvimos apertura a visitar y a viajar a cualquier lado. También visitamos a nuestros dirigentes. Y por otro lado una idea de cómo darle una impronta de mucho esfuerzo, mucha dedicación, y mucha construcción política al partido.-¿Y qué lectura hace de su designación siendo que no es una dirigente originaria del PRO?-En primer lugar me parece una fuerte apertura. Muestra un partido que es capaz de pensar en cómo crecer y no en títulos de propiedad y espacios cerrados. Por otro lado creo que la integración nuestra, fusionando el partido Unión por la Libertad, también fue una demostración de querer hacer crecer el espacio del PRO como el equilibrio fuerte en lo que antes fue Cambiemos y hoy es Juntos por el Cambio. Yo también tengo antigüedad en política, puedo conocer a la gente y dialogar.-Hasta ahora las decisiones se tomaron en una sola mesa de cuatro personas: Mauricio Macri, Marcos Peña, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal. ¿Usted cree que eso va a cambiar?-En primer lugar, desde mi perspectiva, eso va a tener un cambio fuerte y además creo que es la perspectiva de todos. Esto lo he hablado con el Presidente, con Larreta, con Vidal, con casi todos. Con Rogelio (Frigerio), con (Emilio) Monzó, con Peña. Con todos. La necesidad de generar un sistema de decisiones claro y concreto, que todos conozcan las reglas. Siempre hay ciertos temas ejecutivos que los decide una mesa más ejecutiva. Hay temas estratégicos que tienen que ser decididos y consultados. Todos somos conscientes de la necesidad de un sistema de decisiones que tiene dos pisos. El primero, al interior del PRO, y un segundo piso a decisiones consensuadas, que es al interior de Juntos por el Cambio. Eso es un aprendizaje que todos hicimos.-¿Usted considera que se debe respetar el liderazgo de Macri después del 10 de diciembre o, como dicen los socios del PRO, debe ser una conducción colegiada?-Yo creo que eso se va a ir dando y se va a ir acomodando en la medida en que vayamos logrando una toma de decisiones en común y el liderazgo es algo que es natural en alguien que ha sido nuestro presidente. El liderazgo no implica no tener un sistema de decisiones abiertas. Son dos cosas compatibles. Es una realidad que va a pasar. Mauricio va a recorrer el país, va a ser invitado por distintos países y eso le va a dar un nivel de prestigio y liderazgo que va a ejercer. Eso no va en detrimento de nadie. No tiene que plantearse como un tema duro y de imposiciones. Tiene que plantearse como un elemento colectivo.Mauricio Macri, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta junto a la plana mayor del PRO, el viernes, en Olivos -¿Usted fue la autora del cántico “Vamos a volver” el día que perdieron las elecciones en Costa Salguero?-Fue el chiste, hay que cambiarle la música. Es un chiste.-¿Y cree en serio que van a volver?-Vamos a trabajar para eso. Somos un partido de gobierno. Vamos a repasar con más tranquilidad nuestros problemas para corregirlos. Pero ya somos un partido de gobierno. Hay dos grandes espacios que son coaliciones, no partidos. Nosotros vamos a buscar volver. Es la lógica de cualquier partido que pasa a la oposición.-¿Y por qué cree que los volverían a elegir si dejan la gestión con muy malos indicadores económicos, por ejemplo?-Nos vamos con algunos malos indicadores, y otros no tan malos. El tiempo y la realidad lo van a demostrar. Nos vamos con muchas virtudes. Nos vamos transparentes, sin corrupción, con muchas políticas públicas de mucha calidad, nos vamos con libertad de prensa, nos vamos con muchas cosas. Y en economía, bueno, vamos a mejorar. También en la Argentina no hay muchos gobiernos que se hayan ido bien económicamente y sin embargo han vuelto. Hay que mejorar esos problemas hacia el futuro.“Vamos a repasar con más tranquilidad nuestros problemas para corregirlos. Pero ya somos un partido de gobierno. Vamos a buscar volver”-¿Cree que la UCR quiere romper la coalición con el PRO? Le pregunto por el caso de Adolfo Rubinstein. -No. No creo. Lo de Rubinstein fue un poco desagradable porque no me parece que este bueno ese tipo de formas. En la cuestión de fondo, Juntos por el Cambio es diverso total. Pero la forma hay que respetarla cuando uno es gobierno.-¿Qué pasó con el protocolo del aborto no punible? Porque hay fuertes trascendidos, más allá de la cuestión de fondo, de que fue una maniobra de la UCR para tensionar. ¿Cree que fue la excusa que encontró el radicalismo para desmarcarse del PRO a tres semanas del final del gobierno?-Si mirás los votos del radicalismo, la mitad votó a favor y la mitad en contra (N. de la R.: fueron 24 votos a favor y 16 en contra en la Cámara baja en el bloque radical). Tampoco tienen una posición unívoca con el aborto. Es algo que cruza a todos. No me parece que haya sido una estrategia. No creo que el radicalismo quiera romper. Por supuesto que el radicalismo con toda legitimidad va a buscar crecer, trabajar para hacer más. Y eso es legítimo. Nosotros lo vamos a hacer desde el PRO. Todos para un mismo cántaro, que sea Juntos para el Cambio. Todos necesitamos de Juntos por el Cambio.-Ayer no estuvo Peña en Olivos. Se lo señala como fuera de la discusión a futuro, al menos por un tiempo. ¿Cómo termina usted su relación con él, siendo que fue el hombre fuerte del PRO en estos años? ¿Se llevó mal?-Yo termino bien. He tenido muchas discusiones con Peña, pero las discusiones siempre han sido en el marco de convicciones, de políticas y de lo que él podía considerar mejor y yo podía considerar mejor. Es mucho mejor la relación que tuve con Peña de discutir muchas cosas que una relación de verticalidad y no decir nada. Es una relación de madurez. Siempre hemos hablado de los temas en los que podíamos tener una mirada distinta. Siempre sentí que las cosas que tenía que decir, las dije.-¿No se calló nada?-Te diría que algunas veces repetí algunas cosas y ya a la tercera no la dije más. Eso es normal. Al final uno se da cuenta que hay una decisión tomada y no sigue. Creo que de las cosas importantes no, no me calle. Y con Marcos esto lo hemos hablado. Siempre hemos tenido una relación de diálogo. Algunas veces fuertes.-¿No termina peleada con él?-No me voy ni peleada. Es raro que yo me pelee. Lo que sí digo son las cosas. Es mejor decirlas que atragantártelas. A mí también me dijeron muchas cosas. Sobre mi estilo y sobre política. Vos decís y recibís y también tenes que pensar aquello que te dicen.(REUTERS) (AGUSTIN MARCARIAN/)-¿Va a ser candidata en 2021? Se dice que tiene un acuerdo en la Ciudad con Rodríguez Larreta.-Yo tengo un acuerdo histórico con Horacio en la ciudad. Lo apoyé a él como jefe de gobierno. Mi partido desde ante de estar nosotros en el PRO, nuestro bloque de diputados siempre votó junto con Horacio cuando era jefe de Gabinete, cuando ya (Juan Pablo) Arenaza era diputado (N. de la R.: el dirigente es en la actualidad funcionario porteño del área de Seguridad), hace más de una década. Siempre hemos tenido una relación y participación. Hoy tengo dos diputados en la Ciudad. Por supuesto son del bloque PRO. Yo soy una miembro activa del PRO de la Capital Federal. Me ha costado, hice por tercios la campaña:, un tercio en la Ciudad, un tercio en la Provincia y un tercio en el interior. Pero nunca abandoné la Ciudad. Lo siento como mi lugar.-¿Y qué piensa el proyecto presidencial de Rodríguez Larreta 2023?-Me parece que es muy temprano. Lo veo a Larreta como una persona muy constructiva, con mucha capacidad de trabajo, ideas, y siempre me ha gustado su forma de trabajar. Pero todavía no terminamos este mandato.-Le vuelvo a preguntar. ¿No cree que el liderazgo de Macri se va a licuar a partir del 10 de diciembre?-Yo creo que Mauricio está muy decidido a trabajar. Y ese trabajo, ese reconocimiento, ese estar con la gente va a ser el factor que va a determinar eso. De alguna manera el liderazgo se construye todos los días. No hay día que uno no tenga que trabajar para liderar. Me parece que le va a poner toda la fuerza. No hay que poner en discusión si es o no es. Las cosas tienen que fluir.Seguí leyendo:En una reunión en Olivos, Mauricio Macri oficializó que Patricia Bullrich será la nueva presidenta del PRO

Leer más »

Fabián De Sousa: “El Gobierno de Macri presionó para que me pusieran preso injustamente”

(Infobae)Pasó 20 meses preso hasta el 8 de octubre pasado. Dice que puede ser considerado un preso político “si así se considera a las personas que están injustamente detenidas sin un debido proceso, por su pensar y por su hacer”. Llega al estudio con uno de sus tres hijos, quien no le pierde pisada. “Es lo más duro. La familia. Por eso no me olvido de los amigos que ni siquiera le fueron a tocar la puerta a mi esposa para ver si ellos necesitaban algo. A esos les he perdido el respeto”, agrega con evidente amargura.“Mauricio Macri presionó para que me detengan a mí y a mi socio”, define sin dudar. Y no ahorra adjetivos para la gestión Cambiemos: “Fue el gobierno más corrupto de la historia”. A su socio lo menciona siempre por su nombre de pila: Cristóbal.Fabián De Sousa rompe el silencio. Habla por primera vez después de haber estado con prisión preventiva. Se refiere, esencialmente, a las tres acusaciones que pesan sobre él: la evasión de casi 8.000 millones de pesos por el impuesto a la transferencia de combustibles de su empresa OIL, a la venta presuntamente fraudulenta de parte de sus empresas a pesar de la prohibición judicial, y a la aparición en la causa Cuadernos. “Soy inocente”, le dice a Infobae. “Quizá deba pedirle perdón a la sociedad por no haber hecho algunas cosas bien. Pero delitos, no cometí”, sentencia. Acusa con nombre y apellido a funcionarios de Cambiemos por presionarlo para que venda sus empresas: “Fabíán Rodriguez Simón, Torello, Nicolás Caputo, Mario Quintana, Alberto Abad”.Asegura que no le importa que le digan “empresario K” porque siempre se interesó en la política, pero niega que Cristina Kirchner le haya dicho que tenía que comprar medios de comunicación para que sean afines a ese proyecto.Aquí la entrevista completa:—¿Cómo estás?—Bien. Trabajando. Adaptándome a la vida en libertad. Sabés que estuve casi 20 meses injustamente detenido. Fue una experiencia difícil pero mis viejos me enseñaron que de todo se aprende. Y una vez que el 8 de octubre me dieron la libertad, es un proceso de adaptarme nuevamente a vivir en libertad, a vivir con la familia todos los días, a reinsertarme en el trabajo, a profundizar mi defensa acerca de cada una de las cosas que se me imputó por supuestos delitos que había cometido. Así que es todo un proceso que arrancó así, no pudo ser gradual sino que el mismo miércoles ya estaba a las 9 de la mañana en la oficina comenzando a programar esta nueva vida.—Dijiste “injustamente detenido”. Frente a quien vos crees que ordenó la detención injusta, que ya lo ampliaremos, ¿qué queda? ¿Rencor, sed de justicia, sed de qué?— No, rencor nunca. O sea, yo creo que hace a lo más bajo de la conciencia de las personas el odio, el rencor, la bronca. Justicia, no sed sino solo justicia. La Justicia será la encargada de poner las cosas en su lugar. Soy una persona plenamente creyente en el sistema democrático. Soy creyente de la república, o sea, de la división de poderes. Soy creyente de las funciones que cada uno tiene dentro de esas responsabilidades. Y sé que la Justicia en su gran mayoría es una herramienta que funciona bien y que con el tiempo las cosas terminan en su lugar, como corresponde.—¿Y si funciona bien por qué crees que se te dictó esta prisión preventiva?—Porque una gran parte de la Justicia funciona bien. Esta prisión preventiva, como ya hay un fallo judicial que ha determinado que las causas por las cuales se nos detuvo son inexistentes, son inexistentes tanto luego del proceso de investigación realizado por la jueza de instrucción como también por la documentación obrante en el expediente en el cual se resolvió el dictado de la prisión preventiva. Con lo cual demoró 20 meses. Es un dolor muy fuerte para uno perder la libertad, es un valor que uno no considera a diario cuando lo tiene pero cuando lo pierde le duele mucho. Un dolor muy fuerte para la familia, para los hijos, para tu mujer, para tu mamá, es un dolor muy fuerte. Pero lo que pasó, sencillamente, es que tuvimos que dejar que el proceso camine, que el proceso avance, y terminó como nosotros decíamos desde el primer día. Esto es claramente injusto, es arbitrario, no tiene relación de los hechos ni con los hechos ni con el Derecho, más tiene relación con un proceso totalmente anormal. Y bueno, como te dije al principio, llega el momento en que la Justicia existe. Llega el momento donde las cosas se resuelven de acuerdo a los hechos y no de acuerdo a las intenciones ni a la voluntad totalmente irracional de algunas personas.—¿Fuiste un preso político?—Yo no soy político, soy empresario, fui empresario y voy a ser empresario. Si se considera ser preso político a las personas que están injustamente detenidas sin un debido proceso, por su pensar y por su hacer, pongámosle el título que quieras, considerame un preso político. Creo que lo grave acá es la injusticia de los procesos, no el título que se le ponga. O sea, he compartido lugar de detención con un montón de gente sin el debido proceso, o con debidos procesos absolutamente viciados. Están detenidos. Y algunos eran empresarios. Otros políticos. Otros del mundo a veces de algunas cuestiones que se consideran ilegales. Pero en la gran mayoría de los casos lo que vi es la falta del debido proceso. Un debido proceso en donde cada uno pueda defenderse con todas las herramientas, donde uno pueda poner a consideración de quien está llamado a resolver todas las pruebas y las pruebas sean consideradas y los testigos sean considerados, y las pericias se hagan. Digamos, es muy difícil poder defenderse cuando en ninguna instancia se abre la posibilidad de ofrecer todos los elementos que uno tiene para defenderse.Tras casi dos años de detención, Fabián De Sousa quedó en libertad (Adrián Escandar).—Yo hablaba, quizás mirando desde tu detención si querés, que tuvo que ver la política en el sentido el gobierno presionó, el gobierno de Mauricio Macri presionó para que vos fueras detenido.—Yo considero que sí. Considero que nosotros fuimos elegidos por el gobierno de Mauricio Macri, por el propio Presidente y muchos de sus funcionarios como un ejemplo de lo que no debe pasar. Nosotros empezamos a sufrir un acoso y un proceso de persecución y un conjunto de medidas totalmente arbitrarias e ilegales desde el principio del gobierno de Mauricio Macri, allá por febrero/marzo del 2016. Eso nos puso en un lugar muy difícil desde el punto de vista de poder sostener la actividad de nuestras compañías y asimismo nos puso en un lugar difícil en la vida personal. O sea, todos los días cada cosa que pasaba pensábamos qué es lo que iba a pasar mañana. Vivimos un tiempo muy difícil en donde el mañana era incierto, absolutamente incierto. Incierta la libertad y en algunos momentos llegué a pensar si incierto en la vida.—En algún momento del relato periodístico se dijo que hubo una reunión tuya y de tu socio con Mauricio Macri en el que los presionaba para que vendieran y que después de esa reunión todo se precipitó. ¿Es correcto esto?—Yo no tuve una reunión con Mauricio Macri siendo el presidente de la república. Creo que mi socio tampoco. Él sí ha tenido reuniones con personas vinculadas al Presidente, con distintos roles, con roles como funcionarios públicos o con roles de ser la persona de confianza del presidente con distintos estamentos del Estado, caso Fabián Rodríguez Simón.Yo personalmente yo, tuve cuando empezó la situación de acoso, del conflicto que nosotros decíamos, la crisis, lo que encontramos fue algunas oportunidades de desprendernos de activos y algunas sugerencias de quiénes deberían ser los beneficiarios de ese desapoderamiento de activos.—A ver si te sigo, estos personajes vinculados al presidente, Pepín Rodríguez Simón, ¿les sugerían deshacerse de activos y vendérselos a determinadas personas?—En el caso de Fabián Rodríguez Simón no conozco si le sugería a Cristóbal vender activos. Sí yo tuve reuniones o sugerencias a través de terceras personas de desprenderme de los medios, por ejemplo. De desprenderme de los medios. Tuve reuniones con personas como Cohen, que fue una persona de conocimiento de Nicolás Caputo y del presidente que le dijeron sería bueno que te desprendas de los medios, después te definiremos quién será la persona o quiénes serán las personas que podrán hacerse cargo de esos medios. Pero tuvimos sí sugerencias de desprendernos de activos. De muchos activos. Terminó, culminó teóricamente con una cesión casi a título gratuito sujeta a la aprobación de un juez de regalar el Grupo a dos empresarios ampliamente vinculados al presidente y a sus amistades como son Orlando Terranova y como es Ignacio Rosner. (Infobae)—O sea, vos dirías que hubo una suerte de sugerencia desde el poder de actuar con los activos, con las compañías de ustedes, bajo amenaza de que si no lo hacían iban a sufrir una persecución judicial.—Absolutamente. Absolutamente. Las sugerencias desde el poder fueron a finales del segundo semestre del 2017: “La única forma que no vayan presos es que se desprendan de su Grupo, de su compañía”.—¿Puedo preguntarte quién te dijo eso?—A mí personalmente no, a mi socio sí. Y él lo ha declarado como testigo en la causa en la cual yo denuncié una supuesta existencia de una asociación ilícita entre el presidente Mauricio Macri, entre Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, Torello, Nicolás Caputo, Mario Quintana, Alberto Abad, quienes cumplían distintos roles en el tema de las sugerencias y en el seguimiento de cada una de las acciones que ellos proponían.—Acabás de mencionar a alguien a quien vos referiste en tus declaraciones judiciales, incluso hablaste como de una AFIP encargada de presionar o de espiar, que es Alberto Abad.—No, yo digo que hay una AFIP que con respecto al contribuyente Indalo y Cristóbal López y Fabián De Sousa actuó fuera de todo procedimiento. O sea, es muy raro, son inéditas las situaciones que hemos vivido producto de las acciones de la AFIP desde marzo del 2016. Inédito en el sentido de que por primera vez, por ejemplo, las Resoluciones Generales que establecían derechos para los contribuyentes, generalmente un derecho es vivido o puede ser sujeto para cualquier persona que no tenga una condena firme, generalmente todos sabemos que la presunción de inocencia funciona. Bueno, así funcionó históricamente. A partir del proceso contra nosotros, en el caso que nosotros hayamos sido denunciados por la Administración Federal de Ingresos Públicos, las normas empezaron a establecer que la condición de exclusión para usufructuar un derecho era haber sido denunciados por la Administración Federal de Ingresos Públicos. Si después el fiscal nos imputaba, se modificaba la norma y se consideraba la imputación. Si después un juez nos procesaba, se cambiaba la norma e intempestivamente, de forma casi concomitante con el cambio de nuestra calificación penal y era procesamiento. O sea, nosotros vivimos desde la Administración Federal de Ingresos Públicos un proceso de persecución absoluto. Que lo que hizo fue no solamente limitar nuestro usufructo de derechos creando normas a medida sino un proceso de persecución que hizo inviable el capital de trabajo de la gran mayoría de las compañías.—En una de las pocas notas que dio Alberto Abad a los medios de comunicación, y después el Presidente lo replicó, insistió en que el Grupo Indalo retuvo 8.000 millones de pesos en concepto de Impuesto a las Transferencias de Combustibles, que como agente de retención debían retener y depositar en el Estado, y con eso compraron nuevas empresas, sanearon sus pasivos, que es una de las imputaciones por las que te estás defendiendo. ¿Qué tenés para decir de eso?—No, claramente no creo que lo haya dicho así el licenciado Abad porque claramente hubiese mentido a la sociedad. El Impuesto a las Transferencias de Combustibles es un impuesto como el Impuesto al Valor Agregado, No somos agentes de retención de ningún impuesto, yo pago como contribuyente los impuestos que me corresponde pagar. Me corresponde pagar el IVA. En el caso de una empresa que refina el Impuesto a las Transferencias de Combustibles, que es un impuesto indirecto de las mismas características que el Impuesto al Valor Agregado, nosotros no éramos agentes de retención. Si hubiésemos sido agentes de retención, hubiese sido muy sencillo denunciarnos por habernos apropiado de fondos de terceros. Un agente de retención lo que administra son fondos de terceros. Nosotros éramos los responsables del pago de un impuesto, que es el Impuesto a las Transferencias de Combustibles, pagamos la totalidad de los impuestos, presentamos las 55 declaraciones juradas del período y las 55 declaraciones juradas o las pagamos con pago en cumplimiento oportuno, o las pagamos con pago contado, o los pagamos de acuerdo a la Resolución General que era para todos los contribuyentes que permitía pagarlo en 3, 6, 9 cuotas.—Discrecionalmente el titular de la AFIP las concedía o no.—Pero si los planes generales vos adherís, entrás a la Web Service e incorporás.—Ese plan general te sale.—Nosotros claramente presentábamos la declaración jurada, teníamos un saldo a pagar y ese saldo a pagar lo vinculábamos a un sistema que se llama “Mis Facilidades” y decíamos en vez de pagarlo en una cuota lo pagamos en 3, en 6, en 9 o de acuerdo a la cantidad de cuotas que había en el plan vigente al momento en que se presentaba la declaración jurada.Entonces nosotros no es que éramos agentes de retención. No éramos agentes de percepción ni de retención. Claramente lo que se intentó en el entramado de la sociedad y desde el propio administrador federal de ingresos públicos, el licenciado Abad, es construir una confusión como que yo había retenido plata de terceros y que esa plata no la había depositado y con esos fondos yo había hecho el crecimiento de mi grupo empresario.—O ampliaste o saneaste…—Lo había hecho. Nosotros en el período que el licenciado Abad dice que no pagamos los impuestos, o el fiscal de instrucción, que dice que pagamos 7 de 55 posiciones, nosotros pagamos 7.100 millones de pesos. 5.700 correspondientes a capital y 1.600 correspondiente a intereses. Cuando uno va a hacer la anticuación de la deuda, porque lo estoy discutiendo en el ámbito del juicio del Tribunal Oral, el 100 por ciento de la deuda, que es casi pública porque las cuestiones fiscales de Oil Combustibles ya no se hicieron en el ámbito del secreto fiscal que establece la 11.683, pasó a ser una cuestión de discusión pública hasta de las charlas de café. Cuando vas a hacer esa anticuación de la deuda, o sea, para ver qué antigüedad tiene esa deuda, el 90 por ciento de la deuda correspondía al año 2015. O sea, era deuda que se venía pagando en forma permanente en los planes de pago.—O sea que ante la imputación de se quedaron con 8.000 millones de pesos que debieron haber depositado en el fisco…—Eso es falso. Es una mentira. Y va a quedar también demostrado en el ámbito judicial como quedó demostrado que nos habíamos desprendido de los activos.De Sousa, durante el juicio por la causa de Oil Combustibles (Maximiliano Luna).—Segunda imputación, quisieron desprenderse de los activos y por eso se dispone la prisión preventiva.—Claro, nosotros, ante la sugerencia del Gobierno de que nos desprendamos de los activos para no quedar presos, dijimos bueno, dale, decinos quién. Nos dijeron Orly Terranova y nos dijeron Rosner. Dijimos listo, ¿sabés qué? Yo puedo volver a empezar de nuevo. Lo que sí te aviso es que yo te regalo mis bienes, si vos querés que yo te regale mis bienes para garantizar mi libertad yo te regalo mis bienes. Eso sí, tengo un montón de medidas inhibitorias, o cautelares, resueltas por la Justicia que yo antes de poder hacer una disposición voy a pedir la autorización. Nosotros desde el mes de octubre frente a la celebración de ese acuerdo de intención con Rosner le pedimos al juez de instrucción la autorización correspondiente. O sea, cuando el juez el 19 de diciembre de 2017 nos pone presos porque teóricamente habíamos intentado burlar una medida cautelar decidida por él hacía tres meses que tenía el 100 por ciento de la información en el expediente y ya dos veces había resuelto rechazar esa autorización en base a no tener información suficiente para poder resolver de otra manera. Y se presentaba información adicional. Es más, el día posterior a nuestra detención el juez convoca a los pseudo titulares del derecho de poder adquirir las acciones si hubiese existido una aprobación judicial a la negociación en el ámbito de la Justicia. Con lo cual muestra con claridad la perversidad y la arbitrariedad de lo que fue la resolución tomada el 19 de diciembre de 2017.—¿Te molesta, o qué te pasa cuando te dicen “es un empresario K”?—En lo personal no me molesta. Yo soy un empresario. K es una identificación que algún sector de los medios de comunicación era más fácil en algún momento denotarnos, como calificarnos, con ponernos una cualificación con una letra K. Y eso en algún momento la Argentina significaba ser buena persona, mala persona, buena persona.Nosotros no somos empresarios K, somos empresarios. El Grupo Indalo nace con el señor Cristóbal López en el año 1978. Cuando el señor Néstor Kirchner fue intendente, nosotros ya teníamos unas cuantas compañías en las cuales desarrollábamos la actividad comercial. Pero a veces cuando se crece, cuando no se comparten algunos valores, cómo se desarrollan los negocios, a veces es más fácil destruir al enemigo calificándolo o descalificándolo que compitiendo. Ha pasado ya casi cinco años desde que el gobierno de Néstor y Cristina Kirchner se fue del gobierno, no nos han podido hacer una sola denuncia por evasión. No nos han encontrado una sola cuenta en el exterior con fondos no declarados. No nos han encontrado una acción que haya sido del desarrollo de nuestra gestión que no se encuentre dentro del marco de las acciones que corresponden a un empresario, dentro de los balances, dentro del giro ordinario y dentro de la legalidad. (Infobae)—¿Tenés algún vínculo con Cristina hoy?—Yo los vínculos que tuve con Cristina, o que podré tener con Cristina, son vínculos vinculados, relaciones que he tenido con respecto a cuestiones políticas. O sea, yo he participado de actos políticos, he participado de reuniones políticas. Soy una persona a la que le interesa la política. Con lo cual he tenido reuniones, en actos y en reuniones de la política donde he discutido de diferentes temas.—Una versión indica que Cristina le pidió a De Sousa y a Cristóbal que compren C5N y el Grupo para tener un medio afín.—Eso es otra perversidad en la comunicación del crecimiento del grupo. A nosotros jamás ni el Gobierno ni nadie nos sugirió que hagamos ninguno de los negocios que desarrollamos. Desde el año 2008 se había desatado una feroz guerra contra Cristóbal y el desarrollo de sus negocios, y en una de esas reuniones que me convoca a la mañana me dice mirá lo que pasó, lo que surgió, no me acuerdo si había sido una nota en una página web o en un diario importante de la Argentina, y le digo mirá, Cristóbal, la única forma de defendernos de esto no es con cartas documento, la única forma de defendernos de esto, la única forma de volver a construir la verdad, es poder opinar y tener elementos en donde construir la opinión publicada.—El Gobierno hablaba de una suerte de estrategia también en la que involucró a Ricardo Echegaray como titular de la AFIP que los favoreció con este largo convenio para el pago de las deudas impositivas.—El Gobierno hizo todas las acciones necesarias para decir que Ricardo Echegaray y 23 funcionarios de la Administración Federal de Ingresos Públicos, que es lo que dice la imputación del fiscal, conformamos una organización delictiva con el objetivo de pagar los impuestos en cuotas. Que esto es lo que estamos discutiendo ahora en el ámbito del Tribunal Oral. Esta organización delictiva está conformada por 23 o 24 personas, desde inspectores de la Administración Federal de Ingresos Públicos, supervisores, jefes de agencia, jefe de región, el administrador federal, el jefe de la Dirección General Impositiva, el jefe de Recaudación, el jefe de Asesoría Legal. O sea, conozco ahora con profundidad porque tuve que prepararme con respecto a mi defensa en el juicio. Bueno, de las 23 personas que forman parte de la denuncia de esta organización delictiva yo conozco a dos, a uno Ricardo Echegaray y el otro Guillermo Mitchell. A Ricardo Echegaray lo conozco porque en alguna época de su vida vivió en Comodoro Rivadavia, lugar de donde yo soy de origen, con el cual tampoco tuve contacto y sabía que existía porque era dirigente en un club de rugby totalmente diferente al club de rugby donde yo participaba. Después lo vi en dos o tres reuniones vinculadas a temas de actos públicos en la Casa Rosada o en otros lugares donde había actos públicos. Con el que sí tenía contacto era con el responsable institucional de la Administración Federal de Ingresos Públicos que era Guillermo Mitchell. Que cuando nosotros nos hicimos cargo del control de los medios, como habrá sido con anterioridad de la misma manera, teníamos una relación periódica con respecto a la cobertura de la conferencia de prensa de la recaudación, con respecto a la cobertura de determinados actos o determinados procesamientos que hacía Aduana o la Administración Federal de Ingresos Públicos y que en el ámbito del canal o en el ámbito de la radio consideraban que no era un hecho que tuviese contenido que nos interesara. Cuando no existía esa cobertura por parte de los medios nuestros había algún llamado en el cual se nos citaba a ver si podíamos interceder a efectos de dar cobertura al evento de contenido que ellos habían construido.—Ahora has retomado la dirección de tus empresas. ¿Qué proyectos tenés?—Mucho no puedo tomar la dirección de mis empresas porque he tomado de manera muy tangencial colaborando con las personas que están en el día a día, que en su gran mayoría son personas que vienen trabajando conmigo desde hace 20 años. Digo tangencial porque al yo haber sido director y presidente de Oil Combustibles y haberse resuelto la quiebra estoy inhabilitado para poder desarrollar las funciones de director. Con lo cual no puedo formar parte del directorio de las compañías. Al estar aún hoy Oil Combustibles en situación falencial, o sea en quiebra, la administración de la sociedad la tienen los síndicos, no la tienen los beneficiarios finales, o sea los accionistas. Con lo cual ahí tampoco tenemos. Y de esa sociedad cuelga la totalidad de las compañías del Grupo Indalo. O sea, de la compañía de medios, de la compañía de producción de bicarbonato de sodio, de las compañías de petróleo, de las compañías de construcción. Todo el activo del Grupo Indalo dependía de Oil Combustibles. Era el controlante de todas las compañías. En un momento decían: “Ellos vaciaron la compañía para no pagar el impuesto y desaparecer”. Mirá, si hubiésemos vaciado la compañía no hubiésemos puesto en el patrimonio de Oil Combustibles el 100 por ciento de la tenencia de nuestras empresas. Todas. Todas nuestras empresas, desde la más pequeña al más grande el titular de las acciones era Oil Combustibles. Y si en el 2016 al Gobierno no le gustaba que nosotros pagásemos la deuda, o pagásemos nuestros impuestos en cumplimiento oportuno en cuotas nosotros tuvimos reuniones con Abad y las personas, los emisarios que ellos mandaron que fueron el doctor Ricardo Gil Lavedra y el doctor Marcelo Haissiner, en el cual nosotros dijimos bueno, está perfecto, vendemos tal empresa, vendemos tal empresa y vendemos tal empresa, acá está la plata y ustedes cobran, en seis meses hacemos el proceso de compra de las compañías y ustedes se cobran el 100 por ciento del monto que están reclamando y bueno, perdemos el derecho a pagar en cuotas. No lo quisieron. Ahí fue cuando resolvieron inhibirnos de tal manera que no podamos disponer de ninguno de nuestros activos. Esa oferta fue hecha en junio del 2016 y ellos a partir de ahí se presentaron como querellantes o actor civil en la causa penal y pidieron inhibición general de todos los bienes de tal manera que no podamos desapoderarnos. Nosotros, al momento que ellos plantean el plan de cuotas y que se genera esta situación teóricamente de tan difícil administración, planteamos desapoderarnos de determinadas sociedades y determinados activos. Juntábamos 500 millones de dólares en ese momento, con ofertas firmes de compañías importantes para la compra de esos activos, y con eso pagábamos la deuda. No nos permitieron.—Está claro. No digo la administración del día a día sino como concepto empresarial. Tu idea es sostener las empresas.—Tanto yo como mi socio estamos trabajando en hacer un proceso de avenimiento en la quiebra de Oxa, volver a recuperar Oil Combustibles como sociedad, antes como persona jurídica inicialmente y después veremos de qué manera y reclamaremos los activos que fueron vilmente vendidos, activos de 500 millones de dólares fueron vendidos de manera absolutamente irregular en un valor de 80 millones de dólares. Reclamaremos los activos que fueron transferidos de manera ilegal a YPF. YPF ha sido parte, se ha usado a YPF como parte o como pata de este proceso ilegal. Y ahí tomaremos el control de las demás sociedades que forman parte de Oil Combustibles como accionistas que están por debajo, la constructora, las compañías de medios, las compañías de producción de bicarbonato de sodio.—La idea es sostener el trabajo.—No, la idea es resolver el 100 por ciento de las condiciones limitantes desde el punto de vista comercial y comenzar a equilibrar las compañías y volver a crecer. No lo dudes que vamos a seguir trabajando para crecer y para generar valor.El empresario, durante su paso por Comodoro Py (Maximiliano Luna).—¿Qué expectativa te genera la presidencia de Alberto Fernández?—Muchas. Muchas como toda expectativa. Uno frente a los cambios tiene la ilusión de que las cosas pasen. Yo tengo ya 51 años, quiero un país distinto para mis hijos. Acá me acompañó mi hijo, y yo quiero un país distinto. Un país, no voy a decir de igualdad, sino de igualdad de oportunidades. En donde puedan partir los chicos de un mismo lugar. O sea, puedan partir de un lugar en donde se puedan alimentar, se puedan educar, se puedan formar y después la vida los va a ir haciendo de acuerdo a la voluntad, al esfuerzo de cada uno el ascenso social que cada uno pueda alcanzar. Pero ponerlos a todos en un punto de partida igualitario. Entonces, yo veo hoy una Argentina muy desigual. Veo una Argentina que va a ser muy complicada si mantenemos esta línea o esta tendencia. Porque vamos a tener una sociedad muy difícil para vivir.Entonces me genera la ilusión de que vamos a construir esa Argentina. Pero también me genera los miedos de que no se pueda. Porque yo hoy me acuerdo de haber estado el 31 de octubre de 1983, tendría 16, 17 años, vivía en Cañado Seco, un pueblito al Sur de Caleta Olivia, provincia de Santa Cruz, en el Norte de la provincia de Santa Cruz, estaría en cuarto, quinto año de la secundaria. Y me acuerdo que terminé ese lunes, terminé gimnasia en el colegio y me fui a hacer dedo. Este pueblito está a 17 kilómetros de Caleta y yo me iba a dedo y venía a dedo para ir a las actividades curriculares que no fueran puntualmente la clase. Me acuerdo que fui a hacer dedo y me levanta una camioneta de una empresa que se llamaba Estrafor. Y parece que venía de Comodoro esta camioneta, me lleva hasta Caleta, y al lado tenía un diario local, Crónica, que mostraba la imagen de Alfonsín y decía: “Ganó Alfonsín”. Y me acuerdo, debía ser un profesional vinculado a la perforación de pozos petroleros, yo era un joven, y él me decía “cambia la Argentina”. Yo creo que la Argentina que vivía en el 83 era mucho más justa que la que vivo hoy.—¿Qué crees que fue en la historia de la Argentina la presidencia de Macri?—Una gran decepción. Porque incumplió todas sus promesas. Yo creo que una gran parte de la sociedad creía que la presidencia de Macri, con los grupos de poder que formaban parte de su círculo, de sus subsistemas de construcción política eran los más hábiles para administrar empresas e iban a hacer los más hábiles para administrar las finanzas del Estado o el presupuesto del Estado, o la condición macroeconómica de la Argentina. Esto ha demostrado que quien tiene a veces habilidades para administrar empresas no tiene las habilidades para administrar los recursos financieros en pro del interés general.El otro tema que me decepcionó es el tema de la república. O sea, yo creo que deben haber sido los cuatro años más corruptos con la república. O sea, el Poder Judicial fue totalmente cooptado. Muchas de las decisiones vinculadas a que se resolvieran cuestiones judiciales que tenían que ver con la voluntad y con política y con un escenario de marketing que le servía en base a su discurso político. Vi una falencia absoluta del Congreso. Hoy estamos discutiendo una deuda impagable, y siendo que cuando estudiás la Constitución te das cuenta de que las facultades del empréstito son facultades que son del Congreso. Hoy le estamos echando la culpa a Prat-Gay, le estamos le echando la culpa a Macri, a Caputo, a un sinfín de funcionarios, pero la Constitución es sabia y ha establecido que el empréstito quedaba bajo la responsabilidad del Congreso y el Congreso nada hizo con respecto a esto. Yo me acuerdo que en los primeros tiempos de 2016 me cansé de golpear puertas de funcionarios diciendo che, está muy bien el tema de la reinserción de la Argentina en el mundo, está muy bien la reorganización financiera, está muy bien pagar las deudas como fue el acuerdo con los fondos buitres, está muy bien hacerlo en las mejores condiciones para la Argentina, y está muy bien que podamos insertar y usar el beneficio que significaba tener un país desendeudado para reconstruir la Argentina o para optimizar sus fuentes de producción, pero yo les decía es responsabilidad de ustedes establecer las condiciones y los límites con los cuales la Argentina se endeuda. Porque cuando uno en una empresa toma una decisión de endeudarse, o en cualquier actividad, lo que hace es saber para qué lo va a usar y saber cuál va a ser el flujo con el cual lo va a pagar. Porque endeudarse y no saber el flujo con el cual lo va a pagar es casi elegir un camino sin retorno, un camino sin salida.Entonces para mí fueron estas las dos cuestiones que me decepcionaron. Pero yo creo que hay un proceso de decepción que hace que de ese 31 de octubre de 1983 a hoy se hayan perdido muchas cosas.—Para terminar, salvo que quieras decir algo de lo técnico, lo jurídico, ¿hay algo de lo técnico-jurídico que no te pregunté que quieras decir?—No, no, yo estoy defendiéndome en el ámbito de los tribunales de todas las cuestiones que se nos han imputado. En su gran mayoría, todas, son claramente operaciones con el objetivo de construir tapas de diarios y horas y horas de medios de comunicación opinando sin conocer, y en muchos casos sin la voluntad de conocer, o sea, sin escuchar la contraparte, sin informarse. Ayer el fiscal me decía en el ámbito de mi indagatoria, los diferimientos. En un momento digo pará, pará, los diferimientos son una figura específica en el área tributaria. O sea, es un beneficio promocional. Entonces, yo entiendo que mi mamá cuando difiere el pago de la tarjeta en vez de pagarla el día 10 difiere el pago de la tarjeta, y en ese contexto por ahí tiene lógica. Pero en un contexto tan profesional y tan técnico hablar de diferimiento pará, no, no, no es un diferimiento. Digamos, yo creo que se construyeron un montón de cuestiones que no tienen nada que ver con la realidad.—Está claro. ¿Qué fue lo peor de la cárcel, de los 20 meses?—Lo peor es la familia. Los hijos. Yo tengo tres hijos, uno mayor que está estudiando en el exterior, una nena de 13 años y el chiquitín que cuando caí preso tenía 1 año. Era el que me daba más tristeza porque quedaba solito. El más…—Desamparado.—El más desamparado. Y después lo que vive la familia. Lo que significa la trituradora de carne de poder ir a ver a un preso. La trituradora de carne de poder asistirlo. O sea, horas y horas de espera, maltrato, pero no maltrato que el sistema no funciona, sino el maltrato del control, de la requisa, de la revisión. Horas esperando para entrar. Horas esperando para salir. Para poder ver a tu familiar. Entonces mi familia sufrió una cuestión, como todas las familias que van a la cárcel sufrió una cuestión realmente dura.En lo personal me adapté. O sea, tuve que adaptarme. Me costó. Pero lo usé para reflexionar. Lo usé para leer. Lo usé para prepararme para mi juicio. Lo usé para estudiar. Lo usé. Que en esta reflexión lo único que puedo decir es que siempre lo que hice lo hice de buena fe. Que si la sociedad cree que cometí un error le pido mil disculpas. Yo nunca quise usufructuar fondos de la sociedad, ni yo ni mi socio, con fines propios sino siempre trabajamos en pro de la construcción de valores, en la construcción del trabajo, la inversión. La gente por ahí no creía que yo hace 10 años no me voy de vacaciones, creía que vivía la vida loca. No, yo hace 10 años que no me voy de vacaciones y he postergado a mi familia completa en la vía de hacer cosas y construir valor.Y en esa reflexión le pediré disculpas a la gente si cometí errores. Pero que cometí delitos, que no cometí delitos. Claramente le pido disculpas desde lo moral si tuviera que hacer una disculpa. Pero desde el punto de vista de la comisión de un acto delictivo y de haber formado parte de una organización delictiva con personas que jamás crucé en mi vida es una locura absoluta que me tocó vivir.—El relato casi anecdótico, casi anecdótico no, anecdótico, de una pelea dentro de la cárcel con Núñez Carmona, el Pata Medina. ¿Existió eso?—Sí, claro. La cárcel es eso, vos ponés en riesgo todos los días tu vida.—Sin metáfora.—No, no es metáfora.—Por eso, sin metáfora.—Sin metáfora. Es de verdad. O sea, acordate que es mucha gente, con situaciones totalmente distintas. Psicológicamente cada uno viviendo su restricción de la libertad de manera…—Sí, como puede.—Cada uno como puede. Algunos se ponen violentos, otros no. Otros se ponen constructivos. Otros se ponen conciliadores. Y sí, tuvimos un episodio en 2018, principios, mediados de 2018, con Pata Medina. Pero son temas que ya están olvidados.—¿Alguna vez alguien quiso matarte en la cárcel?—No.—Dijiste “hay que sobrevivir”, pensé…—No, porque siempre muere gente, todos los días muere gente en la cárcel. Todas las semanas mueren una o dos personas en la cárcel. No me tocó en la estancia en mi pabellón, pero en la estancia de unidad penitenciaria siempre muere gente.—¿Y cómo armas la cabeza para bancarte eso?—Con la ilusión de recuperar lo que uno perdió que es la libertad. Con la ilusión de la familia, de los amigos que van a verte dos, tres o cuatro veces por semana. Con la ilusión de poder demostrar a la sociedad y poder demostrar en el ámbito de la Justicia que son una absoluta arbitrariedad las cosas que te imputan. Desde mi punto de vista, sabiendo que era totalmente injusto lo que estábamos viviendo con la ilusión de pelear, con la ilusión de demostrar que lo que se nos imputaba, que lo que se nos cargaba a nosotros no era la realidad. Entonces con esa ilusión de poder pelear y poder explicar en el ámbito de la Justicia, una Justicia seria, una Justicia transparente que evalúe el Derecho y los hechos, y de poder explicarle a la sociedad, que es el camino que he empezado a hacer desde que salí el 8 de octubre, preferí terminar mi declaración, que la terminé ayer, mi declaración indagatoria en el ámbito del Tribunal Oral, y hoy comenzar a explicarle a la sociedad qué hice, por qué lo hice y qué voy a hacer y que en ese camino y en esa evaluación profunda que he hecho de cada acto que he hecho no he encontrado una acción delictual como tampoco he encontrado una acción que vaya en contra del interés general de mis vecinos.—¿Los 20 meses tamizaron los verdaderos amigos?—Sí, claro.—De los que eran amigos del campeón.—Sí, armás una agenda nueva. Armás una agenda nueva. De la agenda te quedan muy pocos. El otro día me cruzo con alguien, justo hace unos días atrás, hoy charlaba en el almuerzo. “Eh, amigo”. “No somos más amigos”. Me tocó vivir situaciones difíciles y no golpeaste la puerta de mi casa. Porque viste que a veces es difícil ir a la cárcel, es una decisión personal complicada, tenés que tener un montón de documentación, domicilio, certificado de domicilio, fotos, un montón de cosas, e ir y meterse en la trituradora que significa estar dos, tres, cuatro horas para entrar y dos o tres horas para salir. Y en algunos casos considerar que existe algún tipo de maltrato porque te requisan. Porque te requisan, pero también hay que entender el estado, la situación de los muchachos que están haciendo ese trabajo que tienen que controlar porque como hay gente buena que va a la cárcel hay gente mala que va a la cárcel, unos llevan cuestiones ilegales, armas, cuchillos, cuestiones que están prohibidas. Entonces la requisa hace eso.Entonces digo mirá, yo entiendo que a veces cueste ir a la cárcel y lo acepto, porque en lo personal no había ido nunca a la cárcel, y había tenido algunos amigos presos y jamás se me había ocurrido hacer los papeles e ir. Con lo cual desde mi propio concepto dije bueno, si yo no tuve la fuerza de voluntad para hacerlo no puedo separar entre buenos y malos o entre amigos y no amigos a los que no fueron. Pero golpeá la puerta en mi casa. Porque nadie sabe cómo queda la familia de un preso. Si si necesita contención, si necesita un vaso de agua, si necesita que la ayuden a llegar a fin de mes. Entonces digo, los amigos son los que golpearon la puerta, los que fueron, los que estuvieron, los que se predispusieron a ayudar, los que se predispusieron a creer, los que quisieron escuchar, los que quisieron ver, los que quisieron saber. A esos considero mis amigos. Y a todos los demás, como decís vos, los amigos del campeón, pasan a otro lugar. Digamos, sin rencor, sin bronca, pero uno es como que les pierde un poquito el respeto.Seguí leyendo:El insólito canciller en las sombras que tendrá Alberto FernándezAlberto Fernández define su gabinete, Cristina Kirchner domina el Congreso y cada uno asegura sus territorios

Leer más »

Antoni Gutiérrez-Rubí, consultor de Cristina y Massa, dio 14 claves para entender cómo juegan las emociones políticas en la puja por el poder

Antoni Gutiérrez Rubí, el experto en comunicación que asesoró a Cristina Fernández de Kirchner y a Sergio MassaAntoni Gutiérrez-Rubi tiene la suficiente capacidad intelectual para lograr que Cristina Fernández de Kirchner y Sergio Massa lo escuchen sin interrumpir. A la ex presidente le atenuó los rasgos histriónicos y lacerantes de su discurso, y a Massa le bajó la velocidad a sus declaraciones y su ansiedad. Si se conoce la trayectoria de la vicepresidente electa y del futuro titular de la Cámara de Diputados, no es poco mérito profesional para Gutiérrez-Rubi, que, además, conoce todos los secretos de la política española.En su último libro, “Gestionar las emociones políticas”, el consultor catalán argumenta que los deseos y las intenciones pesan tanto como la ideología para sostener un relato, y que lo dirigentes democráticos no tienen que temer a los humores personales al momento de hacer proselitismo en el siglo XXI.Sergio Massa, Cristina Kirchner y Axel Kicillof durante un acto de campañaEstas son las 10 claves que propone Gutiérrez-Rubi para entender cómo impactan las emociones en la política y la opinión pública:1. “La Democracia podría ser la línea roja para la comunicación y la política. Ignorar los sentimientos es grave. Sobreexcitarlos para su utilización política es peligroso. la historia da fe de ello”.2. “La economía de la atención coloniza las relaciones y somete a las audiencias a la fracción constante de su interés y su continuidad. El miedo a perder 'share’ social y público convierte convierte toda conversación en un estímulo permanente. Sin tiempo para una digestión lenta y pausada, todo se convierte en un fast food conceptual. La conversación se reduce, cada día más, al propio eco”.3. “En este contexto, la comunicación política y electoral corre el riesgo -ya es así- de contribuir a la reverberación continuada. Los electores ya no pueden ser lectores de programas, ni tampoco contrastar adecuadamente alternativas. La racionalidad electiva es sustituida, crecientemente, por la emocionalidad selectiva. Pensamos lo que sentimos, votamos lo que sentimos”. (Bruno Rattazzi/Infobae)(Desireé Jaimovich/Infobae)4. “La campaña electoral se mueve a golpe de emojis y likes. Pero. también, de desprecios y fakes. Todavía es pronto para sacar conclusiones del efecto like en la política democrática. Aunque ya intuimos que gustar es un camino diferente al de convencer, gobernar o dirigir”.5. “(...) Debemos convertir el conocimiento de la psicología, de la neurociencia y de las emociones, que rigen y explican el comportamiento de nuestros ciudadanos, en un estímulo para repensar la oferta política democrática, con nuevos ingredientes para no renunciar a nuestras convicciones políticas e ideales morales. La arrogancia de la ideología debe dar paso a una nueva filosofía”.6. “La única posibilidad real de conseguir una comunicación política efectiva es la conexión emocional. Hasta que no se conecta, uno no se pone en la piel de los otros. Se ha de entender que buena parte de las ideas nacen de sentimientos o emociones. Es muy difícil hacer un discurso estrictamente ideológico, racional”.7. “Emocionarse y emocionar es la clave. Emocionarse por el cambio social, por las nuevas ideas y por los retos. Solo así es posible emocionar. La capacidad que tengan los progresistas para transmitir pasión por los cambios, entusiasmo por las ideas e ilusión por los retos se convertirá en la llave emocional que les permitirá conectar con los ciudadanos”.8, “Las emociones nos permiten los sueños y, también, las pesadillas. Estamos en un momento altamente voluble e incierto. Entender las emociones profundas, comprender los miedos, atender las sensibilidades. No hay otro camino si se quiere que la política democrática puede canalizar los humores sociales en objetivos políticos”.9. “Cuatro segundos es el tiempo de nuestra paciencia cognitiva para seguir leyendo un artículo de un sitio de web, por ejemplo. Pero no es sólo el tiempo que invertimos en lo que leemos, sino en la mayoría de las acciones que tomamos, cada vez más. También en el voto. En una época con tanta información disponible. ¿para qué ya decidir mi voto? Protejo mi decisión, la hago más intima, más personal, hasta el último minuto. Aumenta así la fragilidad del mal llamado voto cautivo”. (Bruno Rattazzi/Infobae)(Desireé Jaimovich/Infobae)10. “La clave de la nueva comunicación política es el discurso emocional: llegar al corazón de los electores, en la calle y en la Red. Sin discurso emocional no es posible ganar ni transformar”. 11. “El relato, la narración, es la clave de todo. El discurso racional puede no ser suficiente”.12. “La política de las emociones es aquella que reconoce el papel determinante de los sentimientos en el compromiso y la acción política”.13. “Si las emociones siguen siendo ignoradas y despreciadas por los demócratas, serán los autoritarios de la pospolítica quienes las explotarán en beneficio propio”.14. “La narración siempre ha sido siempre el vehículo para transmitir experiencias. Hoy en día el poder de internet multiplica la capacidad de expansión del relato porque aumenta la capacidad de los narradores, de las voces”.Seguí leyendo:Cómo se gestó el operativo de Alberto Fernández para dar asilo a los hijos de Evo Morales en la ArgentinaEl insólito canciller en las sombras que tendrá Alberto Fernández

Leer más »

Qué medidas puede tomar el Senado tras la denuncia contra José Alperovich por violación

Luego de que una sobrina segunda lo denunciara por abuso sexual, el comportamiento del ex gobernador de Tucumán y actual senador nacional José Alperovich quedará bajo la lupa del Congreso. Frente a un escándalo de esa naturaleza, los miembros del Senado tienen a disposición una batería de acciones para brindar garantías a la sociedad sobre los miembros de su cuerpo.Como cualquier otro legislador, Alperovich está protegido por la inmunidad de arresto que le conceden los fueros parlamentarios. Ese resguardo -establecido en los artículos 68, 69 y 70 de la Constitución Nacional- impide que otros poderes del Estado puedan “acusar, molestar y detener" a los representantes del Congreso por razones políticas. Con esta garantía, lo que se busca es salvaguardar la representación política de la ciudadanía.La inmunidad tiene límites. Frente a la denuncia por violación, no existe prohibición alguna para que la Justicia avance contra Alperovich, lo cite a declarar e incluso está facultada a emitir sentencia. Sin embargo, en caso de que algún juez pida el arresto de uno de los miembros del Congreso, el cuerpo legislativo tiene que juntar la mayoría necesaria habilitar esa prerrogativa.“Pueden pasar tres cosas. Sus pares del Senado podrían considerar que la acusación es grave y lo suspendan por un tiempo determinado. La otra alternativa es removerlo por 'inhabibilidad moral’ o bien, la tercer salida es esperar que el juez pida su desafuero y aprobarlo", afirmó a Infobae el abogado constitucionalista Félix Lonigro.En todos los casos, aclaró Lonigro, los miembros de la Cámara alta tienen que lograr una mayoría agravada de 2/3 de los votos para que la decisión tenga validez. ¿Es factible que un legislador pueda ser eyectado del Congreso o sancionado, aún cuando se presume la inocencia del acusado y -al menos al momento de tomar la decisión- no ha habido condenas? Para el derecho constitucional, la respuesta es positiva.“Aún sin haber delito, los legisladores pueden considerar que existe una inhabilidad moral de parte de un legislador. Hay que recordar lo que sucedió con el diputado Ángel Luque, el padre del asesino de María Soledad Morales en Catamarca. Solo por decir que él, de haber estado en el lugar de su hijo, 'habría hecho desaparecer el cadáver" de la víctima, para sus pares de la Cámara de Diputados fue una situación que ameritaba echarlo", consideró Lonigro. “La decisión de una Cámara de suspender o expulsar por inhabilidad moral es algo que no se puede cuestionar judicialmente. En la doctrina se considera esto como un acto político no judiciable”, planteó el abogado.En el mismo sentido, se expresó Félix Loñ, profesor de derecho constitucional: “Se requiere una profunda investigación sobre esta denuncia porque se trata de un hecho gravísimo. De confirmarse el abuso sexual, el senador debería ser removido del cargo que ejerce. Pero por el momento sería bueno suspenderlo”. “Hay que terminar con esa idea de que tanto la Cámara de Diputado como el Senado sean el refugio de personas que cometen delitos de cualquier tipo. Porque pareciera que ser senador le da jerarquía especial y no es así. No surge de ningún artículo de la Constitución. No tiene inmunidad y es un ciudadano como cualquier otro”, agregó el abogado constitucionalista.Los antecedentes en el Congreso ante delitos sexualesEl caso de Alperovich tiene antecedentes inmediatos frente a otras acusaciones graves contra legisladores. Algunos involucrados resolvieron evitar las rispideces con sus pares de Cámara y tomaron decisiones a título personal que permitieron sortear el problema temporalmente.Uno de ellos fue el senador bonaerense del Frente para la Victoria Jorge “Loco” Romero, denunciado por abuso sexual a fines de 2018. El dirigente pidió en mayo de este año una licencia sin goce de sueldo, tras no asistir seis veces consecutivas a las sesiones. No obstante, el período de ausencia fue de 30 días, tras lo cual volvió a hacer uso pleno de su banca. El mandato de Romero finaliza el próximo 10 de diciembre. No fue electo para renovarlo.El otro caso reciente fue el del presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Manuel Mosca (PRO), quien recibió dos denuncias por abuso sexual ante la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. El 30 de El diputado evitó las sanciones de sus colegas al solicitar una licencia por 60 días.Independientemente de lo que decida el propio Alperovich, el oficialismo ya tomó la iniciativa para acelerar los procedimientos ante la acusación de la presunta víctima ante los Tribunales Penales de la provincia y la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM) en Buenos Aires.En ese marco, la senadora Silvia Beatriz Elías de Pérez pidió la activación del protocolo por violencia de género en el ámbito del Poder Legislativo, dado que la denunciante era empleada del despacho de la senadora tucumana Beatriz Mirkin, también pariente de Alperovich. Fue activado por el presidente de la Cámara, Federico Pinedo, en la noche del viernes.Silvia Elías de Pérez, senadora nacional "Solicitamos a la Presidencia de la Cámara que active el protocolo previsto para estos casos, el cual fue sancionado en 2018. No queremos que especulaciones políticas tiñan de sospechas la investigación de estos graves hechos, solo pedimos que los jueces actúen sin más límite que la ley y la verdad”, afirmó Elías de Pérez.En concreto, el protocolo establece los pasos que un Comité de Seguimiento -creado al efecto de esta iniciativa- debe tomar en caso de recibir una denuncia. En consecuencia, la joven ya fue trasladada a otra dependencia, aunque también se le permitió no ir a trabajar por un tiempo, según indicaron fuentes del Senado a NA.De confirmarse que la acusación es efectivamente cierta, el Comité de aplicación tendrá la posibilidad de tomar dar intervención a la autoridad para que instruya un sumario administrativo.Según lo establece el protocolo, las autoridades de aplicación son las máximas autoridades administrativas del Congreso. Es decir, los presidentes de las dos Cámaras.Esto implica que hasta el 10 de diciembre estos legisladores sean Emilio Monzó y Federico Pinedo. Pero una vez que, en sintonía con el cambio de gobierno, comience el nuevo período legislativo, sus lugares serán ocupados por Sergio Massa y Cristina Kirchner, respectivamente.En paralelo, la Comisión Banca de la Mujer (que preside la peronista pampeana Norma Durango e integran todas las legisladoras) reclamó que la Justicia aborde el caso “con celeridad”.Por ahora, Alperovich resiste. "No hice nada”, se defendió ante el diario La Gaceta de su provincia. Según la denuncia, la mujer de 29 años, quien trabajó junto a él desde 2017 hasta mayo de 2019, reveló a través de su abogado Ricardo Santoro: “Siempre sucedió en el entorno de seguridad de él. Ella sentía que no podía ni gritar”.

Leer más »

Dudas por la aplicación de la ley de Paridad de Género en el reemplazo de diputados hombres que renuncian el 10 de diciembre

Actualmente, las mujeres representan el 38% del total de diputados de la Nación.En la madrugada del 23 de noviembre de 2017, la Cámara de Diputados de la Nación convirtió en ley la Paridad de Género en cargos electivos, que obligó a todos los partidos a nivel nacional a constituir las listas con un 50% de varones y 50% de mujeres. La norma debutó en estas últimas elecciones. Hoy, a dos años exactos de su sanción, la ley de paridad podría paradójicamente ser invocada para que el lugar que le correspondería a una mujer, sea ocupado por un hombre.Esta situación se podría dar en varios casos, por la actual transición que existe entre la vieja ley de cupo -que establecía un piso de 30% de mujeres en las listas- y la sancionada a fines de 2017, post elecciones legislativas de ese año, que elevó ese mínimo al 50%.Uno de ellos es el reemplazo del diputado nacional de Cambiemos, Guillermo Montenegro, que el 27 de octubre ganó la intendencia de Mar del Plata. El todavía legislador había sido electo en 2017 en los comicios de medio término en los que ingresaron 15 diputados nacionales -10 hombres y 5 mujeres- de Cambiemos por la Provincia de Buenos Aires.En el lugar 16º de la boleta estaba Adriana Cáceres, quien por corrimiento debería reemplazara Montenegro cuando asuma como jefe comunal de Mar del Plata. Pero a partir de la sanción a fines de ese año de la ley de Paridad de Género en cargos electivos, podría ingresar en su lugar Marcelo Osmar Del Sol, ubicado en el puesto 17º de la lista.Esa norma, que lleva el Nº 27.412, establece que ante el fallecimiento o renuncia de un/a diputado/A titular, debe reemplazarlo el/la candidato/a de su mismo sexo que figure en la lista según el orden establecido.La boleta de candidatos a diputados nacionales de Cambiemos del 2017Sin embargo, en casos como éste donde los diputados fueron electos antes de que se sancionara la ley de Paridad, abre una discusión sobre si corresponde o no la aplicación retroactiva de la ley de Paridad de Género para cubrir bancas que quedarían libres, a las cuales los legisladores accedieron mediante listas conformadas con una normativa anterior, la ley de cupo del 30%.“La ley de Paridad es muy clara y dice que en caso de renuncia o fallecimiento, asume el que le sigue del mismo sexo. En el 90% de los casos, favorece a las mujeres y así fue pensada la ley para preservar la paridad, con el objetivo de que no hagan renunciar a una candidata mujer electa de la lista para que asuma el hombre que le sigue. Pero en este caso favorece a un hombre”, sostiene Cristian Ritondo, cabeza de la lista de diputados nacionales del oficialismo en la Provincia de Buenos Aires en las elecciones de octubre, y futuro presidente del PRO en la Cámara baja a partir del 10 de diciembre.Por lo pronto, a principios de la semana próxima, ingresará al Juzgado Federal N°1 de La Plata una presentación de una abogada de la ciudad de La Plata, Nuria Drendak, con un pedido de “declaración de certeza” para confirmar el ingreso de Del Sol en lugar de Cáceres. Esta letrada representó, entre otros, a la familia de Gonzalo Acro, el hincha de River asesinado por el control de la barra del club.En diálogo con Infobae, Ritondo citó el antecedente del dirigente del PRO Jorge Garayalde, que no pudo asumir como diputado nacional por la Capital, luego de un fallo de la jueza electoral María Servini. Esta magistrada dispuso en junio pasado que, ante la renuncia en diciembre de 2018 de Anabella Hers Cabral -electa en 2015-, le correspondía el lugar a otra mujer en base a la ley de Paridad, y no a Garayalde, que la seguía en la lista.La potencial damnificada por la interpretación de actual ministro de Seguridad bonaerense opina distinto. “Se quiere hacer una mala interpretación de la ley de Paridad, que entró en vigencia en estas elecciones del 2019 y busca precisamente promover la real igualdad de oportunidades en la política. Cuando fui en la lista, estaba vigente la ley de cupo, y por eso tengo dos hombres delante mío, y me siguen otros dos. Corresponde que asuma el que continúa al que renuncia, en este caso, una mujer”, sostuvo Cáceres.“Nosotros somos el ultimo eslabón de la anterior ley de cupo femenino, estamos en un período de transición. La jueza Servini falló en otro distrito, Capital, e hizo ingresar a una mujer. Sabemos que se quieren hacer interpretaciones erróneas perjudicando a las mujeres y debemos estar atentas”, advirtió la actual directora del Instituto Nacional de la Juventud y secretaria general del PRO en Pilar, en diálogo con Infobae.Adriana Cáceres, la candidata 16º de la boleta de Cambiemos del 2017, que debería ingresar por corrimiento en reemplazo de Montenegro.Ante una posible disputa en puerta por esa banca que quedará vacante el 10 de diciembre, Ritondo asevera que desde Cambiemos no quieren que “se dilate la asunción" del candidato hombre que debe reemplazar a Montenegro hasta que se constituya la Comisión de Peticiones, Poderes y Reglamento con la nueva integración de la Cámara. Si la discusión sobre quién debe reemplazar al intendente electo de Mar del Plata en Diputados no se resuelve antes del recambio de la mitad del cuerpo, es factible que los nuevos integrantes de Peticiones no se definan hasta marzo, cuando reinicie la actividad parlamentaria.“No queremos entrar en una discusión abstracta sobre a quién le corresponde y quedarnos mientras tanto sin un diputado. Se van a tratar temas muy importantes para el país, como la posible delegación de facultades, y todos los votos cuentan. Por eso, queremos contar con una certificación de la Justicia que confirme que le corresponde asumir a Del Sol, para que pueda hacerlo inmediatamente”, argumenta el futuro presidente de la bancada del PRO.Por los resultados electorales de octubre, los dos bloques mayoritarios de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos estarán parejos en cantidad de integrantes. Y si bien la futura oposición de Juntos por el Cambio tendrá más miembros -si se mantiene unida-, el oficialismo entrante buscará tejer alianzas que le aseguren la mayoría.Sin embargo, hay quienes suman a esta posible disputa un componente político. Cáceres responde a la línea de Marcos Peña, con quien siempre trabajó desde que comenzó a militar en 2007 en el PRO. En cambio, Del Sol es militante del macrismo en Mataderos, y un hombre cercano a Ritondo.Marcelo Del Sol (extremo izquierdo) y el diputado electo del PRO, Cristian Ritondo, actual ministro de Seguridad bonaerense (el del medio a la derecha)“Nebulosa” en CórdobaEl reemplazo de Montenegro no es el único caso de un hombre que se va a funciones ejecutivas, y en el orden de la lista para el reemplazo sigue una mujer. Hay al menos otros cuatro similares.El actual diputado nacional Martín Llaryora fue electo intendente de la ciudad de Córdoba en las elecciones provinciales de este año, por Hacemos por Córdoba, agrupación liderada por el gobernador justicialista Juan Schiaretti. Actual vice presidente tercero de la Cámara baja, Llaryora ya presentó su renuncia como legislador a partir del 9 de diciembre.Quien figuraba en la boleta del 2017 en cuarto lugar y que sería su reemplazante es Daniel Passerini, actual legislador provincial y, a su vez, electo vice intendente de la capital cordobesa en mayo pasado. Por corrimiento, quien le sigue en la lista es Claudia Márquez, coordinadora del Consejo Municipal de Violencia de Género de Río Cuarto.La boleta de Unión por Córdoba del 2017Sin embargo, ante la consulta de Infobae sobre quien lo reemplazará a Llaryora para completar los dos años de mandato restantes, fuentes del PJ local dijeron que “hay una nebulosa” sobre si debe asumir Márquez, que estaba en ese momento en quinto lugar en la boleta, o el candidato varón del sexto lugar, Héctor Guillermo Muñoz, actual jefe de Gabinete de la Municipalidad de Villa María, en función de la ley de Paridad.Por lo pronto, informaron que ambos dirigentes son del mismo espacio político y que no harán ninguna presentación desde el PJ cordobés y esperarán a que sea la Justicia Electoral Federal la que defina quien debe ser el reemplazo. “No vamos a elegir nosotros porque sería ir en contra de uno u otro de los integrantes de nuestra lista”, agregaron.Claudia Márquez es quien sigue en la lista por la que ingresó Llaryora a la Cámara de Diputados en 2017.Un jurista ligado al justicialismo local explicó a Infobae que “la situación deviene abstracta hasta que no se formalice el reemplazo de Llaryora por Passerini, que es el que sigue en la lista, y eventualmente, se concrete su renuncia para asumir como vice intendente de la ciudad capital de Córdoba. Si eventualmente Passerini, presentara licencia y no renunciara, se clausuraría la posibilidad de que entre el que sigue en la lista y Córdoba se quedaría con un diputado menos a nivel nacional". En cambio, si renuncia -que es lo que se estima que sucederá-, coincidió en que “será la Justicia la que determine el criterio de reemplazo, por orden de lista o por género. En el caso de que alguno de los dos candidatos posibles se viera afectado por la resolución judicial, deberá decidir individualmente si quiere hacer algo en resguardo de sus intereses vulnerados”.Sin conflicto a la vistaOtro caso de renuncias para ir al Poder Ejecutivo, en este caso nacional, es de la agrupación 1País, cuya boleta fue encabezada en 2017 por Felipe Solá, seguido por Mirta Tundis, Daniel Arroyo y José Ignacio de Mendiguren. Los cuatro ingresaron a la Cámara baja por la Provincia de Buenos Aires.Solá ya está casi oficializado como el futuro canciller de Alberto Fernández, y Arroyo como su ministro de Desarrollo Social. También se habla que De Mendiguren podría ocupar un cargo en el futuro Gabinete. Quien sigue en la lista en el quinto lugar es Liliana Schwindt.La boleta de diputados nacionales de 1País por la Provincia de Buenos Aires que compitió en 2017.Si se reclamara el reemplazo de la vacancia por un reemplazante del mismo género, le correspondería a Jorge Sarghini, y se perdería el ingreso de una mujer por corrimiento. Sin embargo, ante la consulta de Infobae, Solá lo descartó y aseguró que en lugar de Arroyo entrará Schwindt, y en lugar de Arroyo, Sarghini, siguiendo el orden de la lista original.“Si no fuera así, sería una doble vulneración, porque ni siquiera se estaría aplicando la ley de cupo del 30%. En mi caso, se van probablemente tres hombres que estaban delante de mí en la lista, en la que no había paridad”, advirtió Schwindt en diálogo con este medio. Oriunda de Olavarría, fue diputada nacional del Frente Renovador y estaba tercera en la lista de diputados nacionales de Consenso Fedaral en las últimas elecciones, pero no llegó a ingresar.Para Schwindt, “no se puede aplicar ley de Paridad por retroactividad bajo ningún punto de vista. Es una una locura que después de sancionar la ley de Paridad, tengamos que discutir esto. Incluso la Corte falló recientemente a favor de que el reemplazo del senador por Neuquén (Horacio) “Pechi” Quiroga le correspondía a una mujer, Lucila Crexell”.El candidato radical falleció poco antes de las elecciones y la banca por la minoría fue reclamada por el primer suplente, el empresario Pablo Cervi. Pero tanto la Cámara Nacional Electoral como la Corte Suprema fallaron que le correspondía a Crexell en cumplimiento de la paridad.Vacantes santafesinasEl actual presidente del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, cederá la jefatura parlamentaria a Máximo Kirchner el 10 de diciembre, y pasará a estar a cargo nuevamente del Ministerio de Defensa, dos años antes de completar su mandato legislativo. Quien lo secundaba en la boleta, la actual diputada Alejandra Rodenas, a su vez fue electa vicegobernadora de Santa Fe.Desde el entorno de Rossi informaron a Infobae que será reemplazado por la cuarta de la lista del Frente Justicialista del 2017, Patricia Mounier -dirigente del SADOP, el gremio de los docentes privados-, y que Rodenas será reemplazada por Esteban Bogdavich, ya que quien estaba quinto -Juan José Saleme- fue electo concejal en la capital santafesina.La boleta del Frente Justicialista de 2017 por Santa FeTambién aclararon que “la lista original previa de Rossi antes de las PASO tenía paridad, por una política histórica del espacio aún cuando no se había sancionado la ley. Luego de las Primarias, al quedar intercalados los precandidatos de las dos listas, no se pudo mantener esa paridad”.En busca de la “paridad real”Actualmente las mujeres representan el 38% en la Cámara de Diputados y el 40% en Senadores, según datos relevados por Ojo Paritario, un colectivo creado e integrado por académicas, legisladoras y mujeres de distintas disciplinas y extracciones partidarias, que promueve la igualdad real de trato, derechos y oportunidades. Esta organización fue la que presentó el amparo para frenar la asunción de Garayalde, en lugar de Hers Cabral, tras su renuncia a su banca de diputada nacional en diciembre del 2018 para irse al Consejo de la Magistratura de la Ciudad.Esa presentación dio lugar al fallo de Servini invocado por Cambiemos en la Provincia de Buenos Aires, por el cual Hers Cabral fue reemplazada por la siguiente candidata mujer de la lista de Cambiemos, y no por Garayalde que estaba en el puesto inmediatamente a continuación en la boleta del 2015. Así, fue Alejandra Alcira Caballero la que terminó jurando en su lugar el 26 de junio último.Jura de la diputada Alejandra Caballero en junio de este año en lugar de Anabella Hers Cabral.En esa resolución, la jueza electoral de la Capital Federal concluyó: “Entre dos soluciones posibles, debe procurarse aquella que garantice el adecuado equilibrio entre mujeres y hombres en la composición del cuerpo legislativo. Disponer lo contrario implicaría en los hechos una disminución en el porcentaje de la representación de las mujeres en el Parlamento vulnerando el accionar progresivo de la legislación cuya finalidad no fue otra que dar cumplimiento al mandato constitucional en pos de la igualdad real de oportunidades para el acceso a cargos electivos, removiendo de esa forma los obstáculos que permitan una mayor participación de la mujer en los ámbitos de las decisiones políticas”.Una de las firmantes del amparo judicial por el caso Hers Cabral, la ex diputada Marcela Durrieu, analizó en diálogo con Infobae: “Toda ley nueva, aunque se la reglamente tiene un montón de agujeros. Al impugnar el caso Hers, intentamos hacer una construcción ordenada hasta que la ley se estabilice, mientras atravesamos una situación de transición porque, por la ley de cupo en las listas había el doble de hombres que de mujeres. Por eso es posible que ante las renuncias, perdamos algunas bancas, porque la mayoría de los que se van son varones. Pero hay que mirar más a largo plazo. Hay que tener como objetivo llegar a la paridad real”.Seguí leyendo:Macri cuestionó a Rubinstein por el protocolo sobre el aborto no punible: “Fue una decisión unilateral y eso está mal”La última resolución que firmó Adolfo Rubinstein antes de renunciar

Leer más »

El insólito canciller en las sombras que tendrá Alberto Fernández

Ominami, Rouseseff y Alberto Fernández en la recioente cumbre del Grupo Puebla en Buenos Aires (Maximiliano Luna)No sólo se considera amigo de toda la vida de Alberto Fernández, sino su “fan, groupie y admirador”. Desde ese lugar y en función de la afinidad política que tiene con el presidente electo o los nexos internacionales que cosechó a lo largo de su vida, el dirigente socialista chileno Marco Enriquez Ominami actúa hoy como asesor internacional y se convertirá desde el 10 de diciembre en una suerte de “canciller en las sombras” del nuevo gobierno argentino.Ominami y sus allegados aclaran que no será un asesor rentado de Alberto Fernández sino que trabajará ad honorem para ayudar el próximo presidente argentino y reforzar desde Buenos Aires al Grupo de Puebla conformado por dirigentes progresistas latinoamericanos.Hijo del cofundador del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) de Chile, Miguel Enríquez, y miembro del Partido Socialista hasta 2009, Ominami fue diputado y en 2010 fundó el Partido Progresista por el que disputó la presidencia en 2013 donde fue derrotado por Sebastián Piñera.Ahora se tomó un respiro de la política chilena y pasará gran parte del tiempo en Buenos Aires. A todos los que le preguntan qué va a hacer en la Argentina con Alberto Fernández les contesta lo mismo: “Ayudar en todo lo que pueda a alguien que entiende la necesidad de responsabilidad y la ética de la convicción política”, según reconstruyó Infobae en el Frente de Todos.De esta manera, Ominami será una suerte de asesor internacional del nuevo presidente argentino aunque no quiere un cargo, mucho menos un contrato o una oficina en la Casa Rosada. “No estará en ningún lugar fijo. Sólo estará al lado de Alberto para lo que lo necesite”, explicó un asistente del dirigente de izquierda chileno.Ominami conoció a Fernández en 2009. Desde allí que lo empezó a admirar y a contactar en forma ininterrumpida. Comparten el ideal del Grupo de Puebla y en cada acto al que van juntos el presidente electo lo presenta como “un gran amigo de la vida”. Por esta razón y por los lazos internacionales que tiene Ominami es que tendrá un papel preponderante en la diplomacia argentina de los próximos años. Ominami durante la última campaña electoral en ChileLos recientes viajes internacionales que hizo Fernández durante la campaña fueron moldeados en gran medida con la mano de Ominami. Así ocurrió con la visita a España para ver al presidente Pedro Sánchez o a Portugal para reunirse con el primer ministro Antonio Costa. Y no fue casual tampoco que Ominami tenga ciudadanía francesa y que haya acercado a Fernández con el premier Emmanuel Macron en una charla telefónica que después del 10 de diciembre se traducirá en una visita oficial a París.En el plano regional, Ominami aceitó los contactos de Fernández con el mexicano Andrés Manuel López Obrador, Evo Morales, Nicolás Maduro e incluso su contrincante chileno Piñera.Amigo entrañable del ex presidente de Colombia Ernesto Samper, el dirigente chileno también fue uno de los artífices de la reciente cumbre del Grupo de Puebla en Buenos Aires.“Los lazos internacionales que tiene Ominami no los tienen muchos dirigentes de América latina y eso le va a ayudar mucho a Alberto (Fernández)”, suele repetir el ex embajador de Cristina Kirchner, Eduardo Valdés.Desde el Grupo de Puebla se acaba de trazar “una hoja de ruta” para dar solución a la crisis de Bolivia y ello contó con el visto bueno de Fernández en consultas con Ominami. Así se dispuso que haya una mesa de diálogo, la conformación de una comisión de la verdad para esclarecer los hechos de violencia y el sometimiento de la fuerza pública a esta hoja de ruta, entre otras cosas.No sólo esto. Según pudo saber Infobae, para lograr la intempestiva salida de Bolivia hacia México de Evo Morales intervino Ominami activamente en coordinación con Alberto Fernández y López Obrador. Y recientemente el dirigente chileno habría avanzado en negociaciones reservadas junto con Jorge Argüello y bajo el visto bueno del presidente electo para sacar de La Paz a los hijos de Morales, Evaliz Morales y Alvaro Morales, ambos de 25 años, que podrían ser amparados en la Argentina.Ominami estuvo detrás del armado de la visita de Alberto Fernández a España (Alejandro Rios/)Cuando apenas tenía cinco años Ominami tuvo que huir de Chile con su madre. Es que a su padre lo habían asesinado el 5 de octubre de 1974 en un tiroteo con la incipiente dictadura de Augusto Pinochet y huyeron a París. De allí que Ominami tenga ciudadanía francesa y amplios lazos con la dirigencia política gala. De hecho, fue el mismo dirigente chileno que lo acercó a Fernández con Macron.En Chile, la Justicia inició una investigación sobre supuestos aportes irregulares tanto a la ex presidenta Michele Bachelet como a Ominami en lo que fueron los coletazos del caso Odebrecht. Al dirigente de la izquierda chilena se lo acusó de usar un avión durante su campaña presidencial de la empresa OAS asociada a la gigante de la construcción de Brasil. Ominami rechazó esas acusaciones por “infundadas”.Desde la lectura de Fernández, Lula da Silva, Cristina Kirchner y el propio Ominami todo se trata de una “persecución política” o “politización de la justicia” que arrasa toda la región en estos días bajo el denominado lawfare internacional.Seguí leyendo:Alberto Fernández define su gabinete, Cristina Kirchner domina el Congreso y cada uno asegura sus territoriosMauricio Macri se moverá rápido para evitar que la crisis generada por el aborto no punible debilite a Cambiemos

Leer más »

Cómo se gestó el operativo de Alberto Fernández para dar asilo a los hijos de Evo Morales en la Argentina

AFP 163Desde hace una semana y en estricta reserva, Alberto Fernández habiltó a dos de sus hombres de confianza en el plano internacional para realizar una misión delicada: traer a la Argentina a Evaliz Morales Alvarado y Alvaro Morales Peredo, los dos hijos del saliente presidente de Bolivia Evo Morales.“Fue un pedido expreso de Evo a Alberto que no se dudó en cumplir”, dijo a Infobae un allegado al presidente electo. Así, Alberto Fernández puso a trabajar desde el lunes pasado en este operativo a Jorge Argüello y al dirigente de la izquierda de Chile Marco Enríquez-Ominami en la misión de sacar de Bolivia a los hijos de Evo Morales.Ambos jóvenes llegarán esta tarde a la Argentina en un vuelo de LATAM y se está preparando un lugar que aún se mantiene en reserva para hospedarlos.La Cancillería argentina también ayudó y Jorge Faurie se comunicó con Arguello para habilitar el asilo de los hijos del ex presidente de Bolivia. Fue un trabajo en conjunto que partió de la decisión de Alberto Fernández de cumplir con un deseo de Evo Morales de proteger a sus hijos.Según pudo reconstruir Infobae, la decisión de venir a la Argentina y no ir a México fue exclusiva de los hijos de Evo Morales. Se definió “por cercanía y para dar mayor celeridad al tema”, dijo un allegado a Ominami.Anteayer, la hija del ex presidente de Bolivia ya había cancelado una solicitud de asilo en México y esto lo informó la canciller del gobierno interino, Karen Longaric, que buscó despejar sospechas de cualquier acción contra la joven.“Ella renunció al asilo, esa es una decisión muy soberana y muy propia de ella. El gobierno de Bolivia no está ejerciendo persecución sobre ningún político (…) no hay mandamiento de apremio en su contra”, indicó Longaric.De hecho el gobierno interino de Jeanine Añez había habilitado un salvoconducto diplomático para que los hijos de Evo Morales que estaban en la embajada de México en La Paz para salir hacia el aeropuerto hacia México.Todo esto quedó descartado por las negociaciones en paralelo que ya habían motorizado Alberto Fernández con la Cancillería argentina.Jorge Arguello y Enriquez Ominami fueron los gestores para concretar la salida de Bolivia de los hijos de Evo Morales¿Implicará la llegada de Alvaro y Evaliz que Evo Morales también venga después a la Argentina? Por ahora todos los allegados a Fernández rechazan esta idea.Argüello y Ominami estuvieron en los últimos tres días enfrascados en arduas negociaciones secretas y no querían que el tema se ventilara por cuestiones de “seguridad y resguardo”, dijeron en las oficinas de Fernández de Puerto Madero.Hubo momentos de tensión porque los trámites se demoraban pero también de humor. Por ejemplo, los dos hijos de Morales tienen 25 años y cuando hablaron por teléfono la primera vez con Argüello, este les preguntó si eran mellizos y la respuesta ruborizó al ex embajador de Cristina Kirchner: “Somos de distintas madres”, le dijeron.La anécdota quedó en el recordatorio de todo este periplo que culminará esta tarde cuando los dos hijos de Morales arriben a Ezeiza.Seguí leyendo:Los hijos de Evo Morales salieron de Bolivia hacia la ArgentinaEl insólito canciller en las sombras que tendrá Alberto Fernández

Leer más »

Alberto Fernández moderó sus apariciones públicas y concentrará los esfuerzos en definir su gabinete

(Archivo) El presidente electo, Alberto Fernández, durante la jura del gobernador de Tucumán, Octubre 29, 2019. REUTERS/Agustín Marcarian (AGUSTIN MARCARIAN/)Alberto Fernández terminó de entender el peso de sus apariciones en los medios comunicación cuando sus anuncios sucesivos sobre la ley de despenalización del aborto postergaron sine die su audiencia informal con Francisco en su despejado comedor de Santa Marta. Desde ese momento, la presentación de un libro y un extenso reportaje, el presidente electo solo habló con los periodistas en una improvisada conferencia tras visitar en su casa a Cristina Fernández de Kirchner.Antes de bajar su perfil mediático, Alberto Fernández desplegó un discurso multitemático que promovió ciertos interrogantes en Washington y ciertas capitales europeas. El presidente electo se enfrentó con la Organización de Estados Americanos (OEA) y Donald Trump por la renuncia de Evo Morales y el fraude que cometió en los comicios generales del mes pasado.La OEA tiene probado el fraude realizado en las elecciones que habían dado ganador a Morales, pero su secretario general Luis Almagro avanzó contra Alberto Fernández sin una sola evidencia que respaldara sus acusaciones públicas. Almagro aseguró desde Washington que el presidente electo había infiltrado a dos espías entre los observadores internacionales que habían llegado a La Paz para monitorear los comicios.Almagro no dijo la verdad sobre los supuestos espías argentinos, pero sus imputaciones quedaron en las redes sociales y en los medios de comunicación. Y ya no habrá manera de corregir el daño colateral hecho sobre la figura pública de Alberto Fernández. La Casa Blanca tiene siglos de experiencia en montar información en los medios, y no dudó en usar su aparato de difusión para confirmar que está intacta la relación política que iniciaron Trump y Alberto Fernández tras la crisis en Bolivia, la caída de Morales y su exilio en México.No es habitual que un presidente electo llame por teléfono a un funcionario de segundo rango del Departamento de Estado para protestar por un comunicado de prensa de Trump que ratifica su posición sobre Morales y su ideología.Alberto Fernández ejecutó ese extraño movimiento diplomático, y en Washington -días más tarde- replicaron con cortesía protestante. "Esperamos seguir trabajando con la Argentina como socio democrático, como socio económico, y vemos buenas perspectivas para trabajar con el gobierno entrante, aseguró el Secretario de Estado Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, Kevin O’Reilly.Cada jefe de Estado tiene su propia agenda, y la ejecuta de la mejor manera que puede. En el caso de Fernández, lo que sorprende afuera y adentro del país, es que hace declaraciones periodísticas sin medir sus efectos políticos e institucionales. A Francisco no le molestó que el presidente electo ratificara su posición sobre la ley de despenalización del aborto, sino que revelara su premura para tratarla cuando acordaban una audiencia informal en Santa Marta. (Infobae)Idéntica situación se observó cuando Alberto Fernández reveló ciertos detalles de la conversación que mantuvo con Emmanuel Macron. En la diplomacia internacional sólo se cuenta lo acordado de las llamadas telefónicas entre dos jefes de Estado, y una palabra de más en público puede ser un comentario de menos en la intimidad de una cumbre bilateral. Las repercusiones políticas de sus constantes apariciones mediáticas implicaron un cambio en su agenda pública que era generosa y multifacética. El jueves Alberto Fernández se había comprometido a participar de la presentación de un libro de Rafael Bielsa, y un día más tarde tenía previsto concurrir a la facultad de Ciencias Económicas de la UBA a reivindicar la enseñanza gratuita. Pero el presidente electo canceló esas presentaciones y su equipo de prensa sólo difundió su encuentro distendido con Patti Smith, una cantante que piensa igual que Alberto Fernández sobre la riqueza, la pobreza y el poder mundial. Encuentro de Patti Smith con Alberto Fernández en Puerto Madero (Twitter Alberto Fernández)La abrupta cancelación de sus apariciones públicas, transformaron a las redacciones periodísticas y las redes sociales en un serpentario mediático. Se especuló con la salud del presidente electo o un supuesto tirón de orejas de Cristina Fernández a Alberto Fernández por sus presunta compulsión a hacer declaraciones.Nada era cierto. Alberto Fernández se refugió en sus oficinas en Puerto Madero porque ya asumió que tiene que ser cauto en sus opiniones públicas y porque a tres semanas de la asunción presidencial todavía no pudo ocupar todas las casillas más importantes de su gabinete nacional. Aún no tiene definido al equipo económico, debe satisfacer las demandas de Cristina Fernández, cavila sobre su futuro jefe de los espías civiles, tiene que designar más de quince embajadores políticos en las principales capitales del mundo, y ya empezó a escribir su primer discurso ante la Asamblea Legislativa del 10 de diciembre.Agenda completa para encima sumar un altísimo grado de exposición pública que interfirió su relación institucional con Estados Unidos, Uruguay, Bolivia, Brasil, la OEA, el Grupo Lima y el Mercosur, entre otros protagonistas de la agenda internacional. Mientras tanto, en la Argentina continúa la transición que ahora lideran Marcos Peña y Santiago Cafiero, probable jefe de Gabinete de Alberto Fernández. Hace dos semanas que Macri y el presidente electo no hablan, pero la relación se endulzó al margen de sus diferencias ideológicas respecto a Bolivia y la renuncia de Morales. El presidente le recomendó a Alberto Fernández hacer gimnasia y las recetas del chef que cocina en la Casa Rosada. El presidente electo agradeció los consejos y quedaron en contacto. Si no hay hechos traumáticos, recién se verán el 10 de diciembre en la Cámara de Diputados. Macri le entregará la banda y el bastón de mando, y Alberto Fernández se hará cargo del Poder Ejecutivo.Seguí leyendo:Rafael Bielsa: “El periodismo mentiroso va a desaparecer”Alberto Fernández define su gabinete, Cristina Kirchner domina el Congreso y cada uno asegura sus territorios

Leer más »

Rafael Bielsa: “El periodismo mentiroso va a desaparecer”

"No me gusta que contrabandeen una operación travestidos de periodistas", dice el ex canciller Rafael Bielsa (Infobae)Es uno de los hombres de la política más cultos y formados de los que han ejercido la función pública. Cualquier sospecharía, por eso, que tiene reservado un cargo en el futuro gobierno de Alberto Fernández. “Nadie me ha ofrecido nada de nada”, se apura a decir Rafael Bielsa cuando se lo consulta. ¿Y si el ofrecimiento llegara? “Hay honores que no se piden ni se pueden rechazar”, dice con rapidez y con un bello respeto por el uso de la lengua castellana que lo distingue. “Me gusta nuestro idioma y me gusta honrarlo. Algunos creen que hablo de forma ornada y que se me entiende poco", agrega divertido.El rosarino está presentado su último libro, Lawfare, guerra judicial-mediática, escrito con Pedro Peretti, en el que aborda este fenómeno descripto como una suerte de construcción intelectual que consiste en el forzamiento de la ley penal para perseguir a dirigentes políticos por causas derivadas de su gestión, en beneficio de grupos económicos concentrados, y todo sostenido y apoyado por la información amañada, si no difamatoria, de medios de comunicación hegemónicos. El trabajo se inicia con el episodio del Grito de Alcorta, revuelta del campo nacida en Santa Fe, y sobrevuela la historia hasta llegar a Cristina Kirchner, “injustamente perseguida”, dice Bielsa.En una extensa entrevista con Infobae, el ex Canciller valoró la gestión de Macri (“Es una razonable forma carente de todo contenido; es una nada”), del periodismo (“El periodismo mentiroso va a desaparecer”), del kirchnerismo (“Pongo las manos en el fuego por Kicillof, y por la fortuna de Cristina, presumo su inocencia"), opinó sobre Bolivia (“Hubo golpe de Estado”) y de muchos temas más. Es apasionante escucharlo. Es un fino arquitecto de la palabra que construye desde la hondura de un pensamiento que sostiene la duda, la curiosidad y la pulsión de vida. Hipnotiza con lo que dice y lo hace historia personal rememorando a su padre coleccionista de cosas inútiles. Con él conversamos y compartimos la nota completa.—¿Estás enojado con el periodismo? ¿Por eso del libro de lawfare?—No, Luis. Me enoja la mentira. Siempre tengo presente esa frase de Rodolfo Walsh, que algo entendía de este negocio, que decía: “El periodismo es verdad, lo que es mentira es operación”. Entonces, no me gusta que contrabandeen una operación travestidos de periodistas. Hay muchos ejemplos de tipos que no hacen eso, vos tenés un colega, Hugo Alconada Mon, tenés otro colega, con más asperezas pero que no hace eso, Carlos Pagni. Entonces por qué, teniendo esos ejemplos, uno tiene que aceptar que haya periodistas que tergiversan lo que vos dijiste, que no es lo mismo que sacar de contexto. Sacar de contexto es una banalidad, una banalidad que suele ser un pretexto de los que dijeron lo incorrecto. En el caso de la tergiversación, dicen que cuando vos dijiste esto en realidad dijiste esto otro. Eso no está bien. No solo que no es de periodismo, por eso yo dije: el periodismo que miente va a desaparecer, como los dinosaurios de la canción de Charly. No está bien, no son el periodismo. No está bien en la vida privada.—Creo que alguna vez deberíamos darnos una autocrítica, pero no con ánimos de clavarnos puñales sino de saber cómo estamos trabajando. Walsh sostiene todo el tiempo que los hechos nunca traicionan. O sea, que hay cuestiones que son fundamentales. Es muy interesante porque el concepto de lawfare, y corregime si la definición está más o menos ajustada, esta cosa de una utilización forzada por parte del Poder Judicial de determinados hechos para responder a una hegemonía económica, política, del momento amparada por el periodismo. ¿Esta es un poco la idea?—Mirá, la idea es que es un cuadrado con cuatro ángulos. Un ángulo son los intereses concentrados, los intereses que se apropian de las ganancias, que hoy son diversificados. Es difícil encontrar una gran empresa de medios que solo se ocupe de ser propietaria de un diario. Por lo general tienen divertimento, tienen intereses agrarios, tienen intereses en petroquímicas, tienen intereses financieros. Son intereses concentrados con actividades desconcentradas. Ese es un ángulo.El otro ángulo son las personas que se oponen a ese modo de apropiación del excedente que se produce. Que yo los llamo los militantes populares, nacionales y populares, donde hay una vasta paleta de expresiones.Luego está el Poder Judicial, que por lo general, por la propia aplicación del Derecho, es conservador. Ya es conservador el Derecho codificado, porque el Derecho codificado va detrás de los hechos, imaginate el que aplica el Derecho codificado. Y es corporativo, no como una crítica sino como una consecuencia quizás no querida del hecho de su carácter vitalicio. Son vitalicios mientras no tengan mala conducta.Y en el cuarto lugar están los servicios de inteligencia auto regulados. Esto es, servicios de inteligencia que trabajan por fuera de las órdenes estatales, por fuera de las órdenes que le da la autoridad pública, y que esa información la usan para sus propios fines.Entonces esto a veces es funcional, quizás. Yo no quiero caerles en particular a los jueces ni a los periodistas, por eso empecé dándote contraejemplos. Hay jueces que son tipos extraordinarios, probos, valientes, gente del Ministerio Público, Federico Delgado... Individuos que ponen el cuerpo para tratar de pelear por la verdad. Entonces por qué razón yo, que miro esa figura geométrica y la veo funcionar, tengo que tomar como natural solo lo que es más poderoso. Yo no la tomo como natural. A mí me parece una perversión. ¿Y sabés en qué termina eso, Luis? Eso termina en que cuando vos hacés una encuesta de credibilidad, los jueces, los políticos, el Poder Legislativo, los periodistas, la Iglesia, están en el horno. Están en el horno. ¿Y sabés qué es la falta de confiabilidad de la gente en un colectivo? Es el paso previo a la desesperanza. Y la desesperanza es la indiferencia. Entonces ese es un triunfo de esta fase del capitalismo, ciudadanos indiferentes. ¿Por qué? Porque los tripulan con elementos de consumo.Entonces, la Argentina tiene una larga tradición movimentista, una larga tradición libertaria, una larga tradición de alzarse contra los abusos. También tiene una larga tradición de equivocarse. No, yo no estoy haciendo la exaltación de los movimientos populares. No lo estoy haciendo. Y me hago cargo de todas las palabras espantosas, “choriplaneros”, me hago cargo de todo. No es una exaltación, digamos, kitsch de una cultura. Lo que estoy diciendo es que la Argentina tiene posibilidades, de acuerdo a lo que es y a la población que la habita, de ser un país donde, parafraseándolo a Benedetti, se pueda vivir feliz sin tener que pedir permiso. Entonces me duele que nos apartemos de ese camino. Y me parece que la mentira, la mentira sistemática, es un modo de apartarse de ese camino.—Me parece que es un hallazgo del trabajo que estás presentando iniciarlo con un hecho como el Grito de Alcorta. ¿Por qué te parece que era un gran modo de empezar el libro?—Bueno, no me lo pareció a mí, se lo pareció a Pedro Peretti, que hace rato viene trabajando sobre estos personajes, que han sufrido la muerte, el escarnio, la descalificación, la estigmatización, la cárcel, la persecución, el exilio. Que los hemos olvidado, no hay una calle en nuestra ciudad, querida ciudad de nacimiento, que se llame Francisco Netri. A Francisco Netri lo mataron en Sarmiento y Urquiza a balazos. Era un abogado napolitano que había validado su título en la Argentina, que era un gran orador, que se había sumado tarde al Grito de Alcorta. Pero era un hombre de principios, un hombre inclaudicable, entonces primero lo intentaron seducir, típico proceso del poder. Segundo, lo intentaron atemorizar. No pudieron seducirlo, no lo pudieron atemorizar, lo mataron. Bueno, su hermano, Pascual Netri, cura, le inventaron un escrito, diciendo que el escrito era de él. Dos peritos amañados dijeron que era de él ese escrito, fue a la Cámara y la Cámara lo absolvió. Tuvo problemas, problemas con el Obispado, problemas de toda naturaleza. Hasta que al final volvió. Ahora, ¿qué es lo que pasa con las víctimas de la calumnia, de la injuria, de la difamación, cuando se demuestra que son inocentes? El proceso de explicar que son inocentes es una revictimización. Hoy que hablamos tanto de la revictimización de Thelma Fardin cada vez que la pobre tiene que contar por lo que pasó, y yo la entiendo. Yo entiendo porque yo demandé a un colega tuyo, seis años me llevó la demanda, porque había puesto en entredicho si yo había sido secuestrado, torturado, desaparecido, etcétera.—Recuerdo eso.—Y lo demandé. Y tuve que producir pruebas. Y todo ese proceso fue un proceso muy doloroso. Muy doloroso porque, yo no me quiero colocar en ese lugar, te quiero decir, me la recontra banco y no lo hice por mí, lo hice por mis hijos, y me importa un comino lo que reguló el juez y no lo cobraré. Está totalmente fuera de mi esfera de intenciones. Pero seis años, Luis. Seis años para terminar explicando de nuevo lo que te duele. Y lo que en realidad fue como vos dijiste. Y además no demandé al Estado ni por ser desaparecido, ni por ser torturado, ni por perder mi trabajo, ni por irme al exilio. Nunca le pedí un centavo al Estado. Porque yo pensé que no era ningún tonto cuando hacía las cosas que hice, por un lado, y por otro lado porque el Estado son todos. ¿Qué tiene que ver con mi opción política? ¿Por qué tengo que demandar al Estado? No me parece mal que otro lo demande, yo no lo hice. Y encima lo tengo que explicar. Y encima me lleva seis años. Entonces me parece que es muy injusto.Mirá, un colega tuyo le hizo una entrevista a Pedro Peretti los otros días en una radio. Y le dijo: “Bueno, pero Cristina Kirchner tiene múltiples pedidos de captura”. Mirá, Cristina Kirchner no tiene ningún pedido de captura, si tuviera un solo pedido de captura el pedido de captura sería otra demostración más de lawfare. ¿Por qué? La cosa es así: vos podés dictar procesamientos con o sin prisión preventiva. Cristina tiene algún procesamiento con prisión preventiva. ¿Cuándo la prisión preventiva se hace prisión efectiva? Cuando se puede profugar el reo, por decirlo de alguna manera. Cristina siempre estuvo a derecho. Entonces, el día de mañana yo pienso, yo quiero creer, y me asiste el Derecho, porque hasta que no la declaren culpable es inocente, yo quiero creer que no hizo nada de lo que le reprochan. El periodista tiene derecho a creer que sí hizo. Lo que no tiene derecho a decir es que tiene orden de captura.—¿Ahí vos entendés que hay un ejercicio lawfare o una torpeza, una ignorancia nuestra que muchas veces desde el periodismo confundimos procesamiento con una sentencia condenatoria, sobreseimiento con una solución? Digamos, ¿no crees que también…?—Luis, es muy sencillo, si vos me preguntas a mí de la sección “Exitoína” de la editorial de Fontevecchia, yo te digo: “Luis, disculpame, estoy afuera, no sé nada”. O si vos me decís a mí “Rafa, quiero que me expliques un poquitito la biografía de ese maravilloso bailarín que es Bocca”. “Disculpame, Luis, no sé nada”. Y esto vale para todos y mucho más para un periodista. Si un periodista va a hablar de lo que no sabe debe decir: “Discúlpenme por la imprecisión de mi lenguaje”. Pero no se puede decir que tiene pedido de captura.—No, claro.—No lo puedo decir. No lo puedo decir, aunque no fuera abogado. No lo puedo decir. O lo estudio. Y si no estudio, no hablo de lo que no sé. Y cuando fueron los episodios de Ecuador, cuando fueron los episodios de Perú, cuando fueron los episodios de Chile, cuando fueron los episodios de Bolivia, yo leía los diarios ecuatorianos, peruanos, bolivianos, chilenos, buscaba diarios que eran tradicionales, buscaba diarios que eran no tradicionales, buscaba información. A ver, la comunicación pública es un tema para tomárselo muy en serio. ¿Sabés por qué te quiero decir? Uno tiene chicos y tiene familia, entonces vos imaginate que un tipo miente sobre vos, ¿no? Entre paréntesis, un tema para hablar, qué pasa con nosotros los argentinos, país donde nunca nadie adquiere la condición de decente. Nunca nadie. Debería haber una prescripción adquisitiva del carácter de decente. Bueno, este señor no me gusta cómo piensa, es un sinvergüenza, está con Cristina, sí, pero no robó, ¿está claro? Nunca pisé un juzgado a prestar declaración indagatoria. Bueno, ¿cuándo se adquiere eso?Pero dejando de lado eso, yo me pongo a hablar de una cuestión y alguien dice una mentira a mi respecto. Eso me pone mal, Luis. Me angustia. Domingo a la mañana, leo un artículo. El artículo me maltrata sobre la base de una mentira. Yo me pongo mal. Entonces qué te produce la angustia, una de las cosas que te suele producir, maltratás a los que más te quieren y a los que vos más querés. A los que tenés cerca. Entonces, lo que después no te perdonás es por qué esa mentira me hizo tratar injustamente a mis personas amadas. Solo porque estaban cerca, déjenme en paz, no me molesten. No es difícil de entender, Luis.—Es cierto.—Es una cosa bastante sencilla de entender.—Ahora, hay algo muy interesante que vos decís, es verdad que no hay adquisición por el paso del tiempo de la decencia o de la honestidad. Para no hacer el elogio, que sí tengo ganas de hacerte, en el caso tuyo se podrán discutir un montón de cosas, pero pongo el caso de Axel Kicillof, a quien muchas veces he discutido.—Pongo las manos en el fuego por ese hombre.—Pero a mí me pasa algo muy parecido. Yo he tenido enormes discusiones o contradicciones, pero si alguien me dijera “está en los cuadernos” me río instantáneamente. Después discutamos los cuadernos, pero digo, me da risa esta cuestión. Ahora, esto, ¿vos creés que forma parte de una estrategia deliberada, la de no generar decencia y estigmatizar a alguien del poder central hegemónico, o en realidad forma parte también de hecho de una enorme cantidad de corrupción que no ha sido nunca esclarecida en la Argentina?—Bueno, a ver, vamos, son piolas las dos preguntas. La primera pregunta es la siguiente: el fallecido, inteligente e inusual periodista que fue Julio Blanck lo dijo en blanco y en negro: practicamos periodismo de guerra. Periodismo de guerra es un periodismo castrense. El periodismo castrense tiene mandos jerárquicos. Entonces la línea se baja de arriba. Y de arriba baja a los coroneles, de los coroneles a los tenientes, de los tenientes a los capitanes, de los capitanes a los cabos. Entonces claro, es como el episodio de Los Horneros. El señor Yabrán dijo: “Que me saquen una foto es como que me peguen un tiro en la frente”. Y qué entiende Gregorio Ríos: hay que prenderle fuego al pobre Cabezas. Muy bien, esto es igual. Cómo entiende un cabo una orden generada respecto de alguien que ve el cuadro completo, cómo entiende ese sujeto la fotografía. Entonces te puedo aceptar que ahí abajo o un poquito más arriba no es deliberado. Uno aprende algo en el curso de la vida: el odio te impide entender, y el amor te obliga a aceptar. Entonces entre odiar, con lo cual te quedas burro, o amar, donde en todo caso perdonás hasta pecados, yo elijo ese camino. No quiero odiar, no me gusta odiar, es una cosa que me fastidia. Entonces, tampoco porque no quiero odiar no quiero aceptar que me coloquen en el lugar donde empiezo a experimentar una parte de mí que no quiero experimentar. No quiero experimentar esa violencia.Pero no te quiero dejar de contestar lo segundo. Porque es muy importante para vos. Es muy importante, tu pregunta es muy importante para mí, no para vos. Mirá, Luis, las sociedades que son rectas, vamos a poner un caso fuera de disputa, la escandinava. No es que son rectas porque les nacieron de repente 70 Lutero. ¿Me entendés? O 50 Giordano Bruno. No, no, son rectas porque los caminos de la rectitud y el acatamiento de la ley son los que producen provecho colectivo. Entonces, es mucho más cómodo hacer un negocio. Yo te digo: “Luis, mirá, esta es mi casa, ¿la querés comprar?”. “Perfecto. Vale tanto”. “Eh, me parece mucho”. “Después hablamos. Te quiero decir una cosa: acá abajo hay una filtración. Yo la puedo arreglar, si querés te la arreglo. Pero te quiero avisar, hay una filtración”. Lo que se llama vicio redhibitorio. Muy bien. ¿Vos sabés cómo nos hace ahorrar dinero que yo te diga la verdad y que vos me creas la verdad? Bueno, entonces esto tiene que ver con una vieja situación de la República Argentina. La corrupción es inaceptable, Luis, es inaceptable. Y es inaceptable por dos razones. La primera porque la función pública es facultativa, no es obligatoria. ¿Querés ganar dinero? Andate a la actividad privada. Yo trabajo en la actividad privada. Ah, fenómeno. Y si el día de mañana tengo la posibilidad de trabajar en mi vocación trabajaré en mi vocación.Entonces, qué te quiero decir: a mí nadie me obliga a elegir un cargo público. Ahora, qué es lo que sé: cargo público=malaria. No me va a alcanzar la plata. Esto lo tengo que saber. Porque la función pública no es para ganar dinero. Entonces, por eso es la primera razón por la cual es inaceptable la corrupción. Pero la segunda por qué es, porque es cara. Es cara en términos de la negociación colectiva. La cantidad de pasos, de costos de transacción, de costos de información, de costos de oportunidad que vos vas pagando a cada paso cuando una sociedad no cree en la rectitud de las conductas, la hace muy ineficiente. Entonces, a mí me parece que si nosotros nos miráramos con un poco de caridad, y entendiéramos que sin un largo período ejemplar por parte de quienes tienen la gobernanza global de la Argentina, que no es solo el gobierno, también es la jerarquía eclesiástica, también son las Fuerzas Armadas, también las policiales, también las empresariales, si hay un período donde la gente entienda “bueno, esto es mejor que antes, esto es mucho mejor que antes, yo voy a un lugar, me puedo sacar el Documento Nacional de Identidad por carta”. Porque nadie piensa que voy a mentir. Entonces todo tiene que ver con que el principio es “no te creo”. ¿Y eso qué es? La extendida corrupción. La famosa frase, la frase letal de los 70, “en algo andarán”, “por algo habrá sido”.—“Algo habrán hecho”.—“Algo habrán hecho”. Esas son frases que nos han hecho mucho daño. Entonces, sin echarle la culpa a nadie, sin tampoco dictar cátedra ni ponerte en un lugar, digamos, de pureza, yo lo que digo es a lo mejor se trata de la credibilidad, por razones económicas.—Sobrevuela en todo el libro la hipótesis de una persecución a través del lawfare a Cristina Fernández de Kirchner. Yo sé que vos me vas a decir hay un principio elemental que es la inocencia hasta que no se pruebe lo contrario, la inocencia con la revisión propia de lo que te piden las instancias de la Justicia y demás. Sabiéndote un tipo de una honestidad intachable, ¿creés que ha sido perseguida en este contexto Cristina Fernández de Kirchner?—Mirá, yo lo que digo es lo siguiente, vamos a separar dos cosas: una es la prisión, prisión efectiva. Yo nunca voy a usar la expresión preso político ni para Amado, ni para Julio, a los que visito en la cárcel, eh, te quiero aclarar. O sea, no me estoy diferenciando. Soy distinto, que no es diferenciarse. No uso la expresión presos políticos, pero son personas que por razones políticas están privadas de su libertad ambulatoria. Hay infinitos casos que gozan de libertad ambulatoria en situaciones mucho más graves que la de ellos, por ejemplo, atropellar y matar borracho a un ser humano, que caminan libremente. Entonces yo lo que digo es que el Código Procesal es muy restrictivo para quitarle la libertad ambulatoria a una persona. Yo lo visité a Julio y sé cómo vive Julio. No lo voy a pintar como lo que no es. Julio es un hombre fuerte, es un hombre de convicciones, tiene una mujer maravillosa, una mujer de Atenas, que lo banca y que trabaja por él y por su libertad. No lo quiero pintar como una víctima. Pero vive en un pabellón común con ocho presos en la otra punta del penal en una celda que puede tener fácilmente 2 metros por 3. Y esta es la verdad, yo lo vi. Yo lo fui a ver y vi en la celda en la que vive.Entonces digo, por qué ese doble estándar. Por qué algunos tienen los derechos y garantías que establece la Constitución y los otros no. ¿Sabés por qué estos no? Porque son políticos. De Cristina yo no sé todas las causas porque no soy su abogado, eso habría que preguntárselo a Beraldi o a Maxi Rusconi que son excelentes abogados, sumamente talentosos y expresivos. No conozco todas, pero yo creo que una gran cantidad fueron por portación de animadversión política. Estoy convencido de eso.—Dejame que tome un argumento tuyo. La función pública empobrece o cuanto menos no te permite enriquecerte. Alguien que ejerció la función pública cuanto menos de cinco en cuatro quintos de su vida, ¿puede haber acumulado la fortuna que acumuló Cristina Fernández?—Eso es precisamente lo que yo trato de evitar, porque esa es una conjetura. Yo lo que te podría decir, digamos, cínicamente, ¿no?, es que por esa causa ya fue juzgada y ya fue sobreseída.—Oyarbide.—Sí, bueno, ¿te das cuenta? Entonces qué es lo que sucede, por eso digo, cuál es la trampa, la trampa es la de jerarquización de todo. Si nosotros desjerarquizamos todo, entonces la respuesta al sobreseimiento es Oyarbide. Y mañana va a ser: es Freiler. Y pasado va a ser: es Fulano. Y tras pasado va a ser… Es Bonadio. ¿Me entendés? Porque todas las suertes son circunstanciales. Como yo soy amigo de la mayoría, y los conozco desde hace 30 años, y tengo lazos de afecto con la mayoría, mirá, yo prefiero el anonimato a ser Judas. Entonces no abomino de mis relaciones, nunca les pido nada, eso se lo podés preguntar a ellos, lo sabrás, viste. Los conozco hace mucho tiempo, desde momentos en que no eran jueces.Entonces, te repito, yo trato de comprender. El estándar no es el héroe. La gente no tiene por qué sobrecalificar todo el tiempo. Hay gente más fuerte, hay gente más débil, gente más ensañada, gente más comprensiva. Mira, no sé, no hay un modelo de ser humano argentino, por decirlo de alguna manera.Lo que sí te digo es que estos excesos los españoles dicen de tales polvos tales lodos. Entonces, los excesos de hoy mañana los pagás de alguna manera.—Claramente.—Cómo los paga la Argentina hoy, querido Luis. Nosotros hablamos de la grieta, la grieta, la grieta. El problema de la Argentina no es la grieta, el problema de la Argentina es que está agrietada. Está agrietado el Legislativo. Está agrietado el Gobierno. Está agrietado el Poder Judicial. Está agrietado el mercado, no tenemos precios. Todo está agrietado. Entonces el tema es el siguiente. Vos dónde vivís, Luis. Dónde vivo yo. Dónde quiero morir, dónde quiero que me entierren. Dónde quiero que crezcan mis hijos. En esta patria. Entonces es la casa de todos. Yo no quiero romper nada, ¿me comprendés? Lo que digo es bueno, a ver, por qué yo, y si no quién. Por qué ahora. Y si no cuándo. ¿Sabés lo que van a decir del libro? No, es un libro oportunista. No, es oportuno. Pero no es oportunista, porque cuando lo empezamos a escribir con Pedrito Peretti, después que él presentó su libro sobre la agricultura en Argentina, dos días después presentó Sinceramente Cristina Fernández de Kirchner y ahí por primera vez le hizo un elogio público a Alberto. Lo empezamos a escribir en el pleistoceno del proceso que culminó en su entronización como presidente electo.—Dejame salir un poco del libro. ¿Qué significa, políticamente hablando, Mauricio Macri después de cuatro años de presidencia?—Es una razonable forma con una carencia total de contenido. Total. Es imposible extraer una idea. Es imposible extraer, encontrarle belleza a una expresión. Es imposible identificarse con alguna de las medidas que tomó. Es imposible ser piadoso y comprensivo con “queridos reyes imagínense la angustia que habrán sentido nuestros patriotas”. Es imposible reconciliarse con una derrota electoral, con su gente a la intemperie e irse a jugar al golf a Córdoba. Es imposible, a mí me resulta imposible. Lo digo con todo respeto. Que esto iba a terminar así no solo lo sabía, lo escribí. Lo vengo escribiendo y escribiendo y escribiendo y escribiendo. O sea, no estoy repitiendo nada nuevo, que iba a terminar tan mal, que iba a haber mala praxis no, eso no me lo imaginaba. (Infobae)—¿Es mala praxis o es este el modelo? O sea, los que más critican creen que este era el ejercicio perverso cubierto por estas formas que vos mencionabas.—No, a ver, el problema es el siguiente. Las ideas políticas son conducir a tu patria cuando tenés la máxima responsabilidad a un lugar donde la mayoría de tu constituency, de la gente que te vota, que vos querés, a la que apreciás, que te importa, tenga un lugar medianamente cómodo. Bueno, el problema de este gobierno es que no es un gobierno de clase, porque ha perjudicado mucho a su clase, a la clase de su padre, por ejemplo. Es un gobierno de club house, es un gobierno de country. Es un gobierno de amigotes. Es un gobierno de tercer tiempo de rugby, ¿me entendés? Entonces, vos me decís, ¿fue deliberado? Mirá, muchos sabrían que lo que estaban haciendo iba a tener consecuencias negativas. Yo, por ejemplo, estoy seguro que lo que hacía Caputo, quien estuvo en el Banco Central, o lo que hacía Aranguren, ellos sabían que iba a traer las consecuencias que trajo porque son muy inteligentes, muy inteligentes. Ahora, el tema es cómo están pegados, cuál es la argamasa que pega esas dos voluntades. Bueno, cuando tenés un proyecto de nación y cuando te duele en realidad, la nenita con la que te subiste y te sacaste una foto antes de ser presidente de la Nación arriba de un charco en una villa miseria, cuando te duele esa nena de verdad la seguís. La seguís, la seguís al barrio, la seguís ayudando, la seguís viendo, acompañás su adolescencia, te ocupás de dónde está su colegio. Aunque sea porque en una gota de mar está la idea de mar. Aunque sea por eso, por ayudar a alguien. Ayudar a alguien es muy lindo, que alguien te diga nunca hubiera podido tener este título si vos no me hubieras dado una mano es una cosa bella. Es algo que no le importa, entonces ese es el problema que tienen los clubes de country. Por eso tienen tantos problemas matrimoniales, porque ni siquiera se respetan el matrimonio.—¿Hubo golpe de Estado en Bolivia?—Mirá, que fue un golpe de Estado fue un golpe de Estado. Que no siguió las formas de la teoría del golpe de Estado de Curzio Malaparte no siguió esas formas, porque los instrumentos cambian. Porque ahora juegan otros jugadores que no jugaban en 1930, en 1925, antes de la Marcha de Roma.Para mí fue un golpe de Estado, fue un proceso de desestabilización donde ningún error de Evo puede justificar estas matanzas. Vos sos abogado, yo soy abogado. Cómo no va a repugnar a nuestro sentido del Derecho un decreto de un Ejecutivo transitorio exculpatorio de cualquier demasía. Eso va contra los tratados internacionales, el Derecho Internacional, las garantías, los derechos humanos, contra cualquier cosa. Entonces, nosotros nos distrajimos con la discusión semántica porque esa es la discusión a la que nos dejamos llevar por el Gobierno. ¿Qué necesidad teníamos de esperar que el Gobierno definiera de qué se trataba? Que haga lo que quiera. El Gobierno está tratando de transformar a la señora Trota contra todos los pesares en embajadora del presidente ante sí mismo que es Juan Guaidó. Y está forzando la interpretación y la reglamentación del Tratado de Viena. Bueno, está bien, no hay que prestarle tiempo a ese tipo de cosas, Luis, no hay que prestarle tiempo. Yo no me hubiese detenido un segundo en eso, me parece que Alberto hizo lo que hace un hombre al que le importan ciertas cosas, se pasó el domingo y el lunes tratando de salvarle la vida o de ayudar…—Asilar, claro.—… a que Evo salvara la vida. Hubiera sido una tragedia para Bolivia que a Evo lo prendiese una turba de fascistas exacerbados. Lo mismo Álvaro García Linera, lo mismo la gente que lo acompañaba, lo mismo su canciller, Perri. Bueno, me parece que eso es lo que hace un hombre, que además de ser un hombre de Estado, además de ser un hombre de Estado, es un hombre preocupado ante una tragedia humana. Entonces, yo me siento orgulloso. Es como cuando Marcelo, mi hermano, se dejó hacer el gol porque habían conquistado un gol inválido, yo me sentí orgulloso. Para mí fue un momento epifánico del fútbol, mirá que veo fútbol de hace rato, y sin embargo para mí fue una belleza estética, ética, de un valor que nunca lo había visto en mi vida en una cancha de fútbol. Por supuesto después tus colegas lo pulverizaron, lo destruyeron. Está bien, esas son cosas naturales y que hay que pasarlas por alto. Entonces esto es lo mismo. A mí me conmovió lo que hizo Alberto. La discusión semántica del señor Macri, un gramático como sabemos, un lector compulsivo del Siglo de Oro español, que se cuida muchísimo en las expresiones y en las palabras, un seguidor de Quevedo, un admirador de Góngora, golpe de Estado sí, golpe de Estado no. Los esfuerzos de su canciller. Yo no entiendo cómo un excelente embajador en Portugal, porque Jorge Faurie sirvió en nuestro gobierno como embajador en Portugal y después siguió, un embajador de primerísimo nivel, con todas las condiciones, yo no entiendo cómo se ha visto reducido a este papel que lo va a dañar a él cuando esto pase.—A lo mejor muchos meses después entienda la salida de Susana Malcorra después de todo esto, ¿no?—También. Susana, una extraordinaria persona, yo la conozco hace años. Decente, profesional, vinculada. ¿Pero sabés qué es lo que pasa, Luis? Como dice Santa Teresa: mucho más se va al infierno por los bienes que Dios concede que por los que niega. Y a Susana el bien que le interesaba era la Secretaría General de Naciones Unidas. Entonces cuando vos estás con un pie en el bote y un pie en el muelle te vas al agua, tarde o temprano. O estás en el bote o estás en el muelle. Entonces a mí Dios, la vida, me enseñó que hay que estar en un lado, no se puede estar en un lado para estar en otro, ¿me entendés? Yo lo lamento mucho porque tenía el physique du rôle, tenía el encanto, tenía el conocimiento, tenía el mapa en la cabeza, tenía agenda, tenía juego propio, estaba en la rosa. Tenía tantas condiciones. Pero el tema era ser canciller de Argentina.—¿Aceptarías ser funcionario del gobierno de Alberto?—No me lo han ofrecido y no me gustan los contrafácticos.—¿Nada te ofrecieron?—Nada. Y yo creo que lo bien que hacen porque yo me conozco. Se ve que ellos también (risas).—Definime eso, lo bien que me conozco. ¿Por qué?— No, hablo de lo bien que hacen en no ofrecerme nada. Como decía Groucho Marx: yo no sería socio de un club en el que me aceptaran como socio (risas).—¿Pero por qué no te aceptarías como socio de tu club?—Cuando uno se conoce, Luis, no se aprecia mucho. Conocerse es un ejercicio de aceptarse como sos, pero también es la nostalgia de no ser lo que podrías haber sido. Eso es conocerse. Si vamos en serio, eh.—Sí, claro.—Si vamos al narcisismo es otra cosa.—¿Y el anhelo, el paraíso perdido tuyo cuál es?—Los 20 años. Yo me acuerdo con muchísima más fidelidad de los 23 para atrás que de hace cuatro años atrás. Pero con muchísima… Yo me acuerdo, yo voy a ciertos lugares en Rosario y un olor me evoca una canción, una canción me evoca un árbol, un árbol me evoca una temperatura y un sentir la temperatura, esos días de julio que hace un calor incierto, un calor silencioso en Rosario, aunque es pleno invierno, y es como una ilusión efímera de primavera, que son tres o cuatro días. Bueno, yo eso lo tengo, lo tengo incorporado a mí. Entonces me parece que la mejor versión del que pude haber sido y del que soy una ruina fue esa. Ese era el tipo, el más generoso, el más altruista, el más valiente, el más desprendido. Y a partir de ahí todo fue pérdida y deterioro.—Lamentablemente yo no fui amigo del Negro Fontanarrosa, sí vecino sus últimos tiempos, y sí admirador como el 99 por ciento de todos los rosarinos que lo veíamos regalar sus dibujos al que se acercara, o regalar una frase fenomenal, y cuando yo me vine para acá él me dijo: “Te van a preguntar qué tenemos los rosarinos, vos mentiles, pero entre vos y yo no tenemos nada, pero ellos creen que sí”. ¿Qué pasa con el tema de la rosarinidad?—No, yo creo que pasa algo con el tema de la rosarinidad y la cultura. A mí me parece que como Rosario es una ciudad básicamente ligur, básicamente fenicia, piamontesa, donde se prestigia mucho el tener, se hace cuesta arriba el arte. Pero la magia del arte es que el goce está en el obstáculo, si no hay obstáculo no hay deseo. Entonces yo creo que el obstáculo nos hace buenos en las expresiones que se nos ponen por delante y no nos dejan ser lo que queremos ser. Imaginate que tenés que hablar con un amigo tuyo de la secundaria y vos le querés hablar de la película Joker y el tipo te quiere hablar de un BMW que se acaba de comprar, es imposible el diálogo. Entonces qué es lo que hace uno, bueno, uno se pone en estrategia de supervivencia, lo escucha al otro hablar del BMW y uno se imagina secuencias de Joker que el director nunca filmó. Bueno, yo creo que ha pasado eso, por eso tanto músico, tanto poeta, tanto bailarín, bailarina, tanto artista plástico, tanta gente que ha tenido y tiene un rol muy destacado en la cultura.—Hiciste rodar acá la expresión deseo. El deseo es el mejor arquitecto de la vida, eh.—Ah, mientras hay deseo hay vida. Por eso es que la curiosidad, la curiosidad y la pasión por la actividad, que tienen las dos cosas mucho que ver con el deseo, con la pulsión vital, genera grandes longevos. ¿Vos no te fijaste quiénes son longevos? Mirá, Paulo Casals, Segovia, Von Karajan, Chaplin. Todos enormes apasionados. Mi viejo se murió a los 90 años, tenía una curiosidad, pero tenía curiosidad por cosas que yo no entendía que le suscitaran curiosidad, hormigas, almidón. Y era capaz, tenía una minucia y una avidez por esas moléculas de realidad. Y yo decía, pero qué le ve de interesante, es un bobo. Y ahora con los años me doy cuenta qué era lo interesante, su curiosidad era lo interesante.—Casi una pregunta de autoayuda. ¿Cómo convivís con la curiosidad? La curiosidad para mí es, y no te cuento nuestro oficio, a mí me da curiosidad casi todo, incluso lo más inútil, ¿no?—Y te lo agradecen tus entrevistados.—¿Cómo convivís con la curiosidad con la inapelable cosa inabarcable del todo?—No, eso es como el mar, viste, cuando vos tenés el mar por delante vos no pensás que llega hasta Costa de Marfil, vos te zambullís. Y la curiosidad es eso, yo me zambullo. Yo siempre estoy leyendo, siempre estoy viendo, siempre estoy mirando. Y como los trabajos se me dan fácil, entonces siempre estoy tratando de hacer rápido lo que me permite ganarme el sustento para que me quede tiempo para saciar la curiosidad que es infinita. Pero no me causa ninguna angustia, porque como no tengo un afán filatélico por la curiosidad, no es que estoy coleccionando conocimientos viste. Hablar en televisión es difícil en estos tiempos. El otro día estuve en un programa de Ernesto Tenembaum y un amigo, un tipo que es el dueño de un club de video, me dice: “Una clase brillante diste sobre Bolivia”. Le digo: “¿Y se entendió?”. “Nada”, me dice. (Risas) Entonces yo a veces tengo miedo cuando hablo porque capaz que uso palabras que la gente se cree que las uso de vanidoso. Cuando la palabra se deteriora usar ciertas palabras que parecen suntuosas suena como una ostentación obscena de riqueza. Entonces se te complica. Pero lo importante es la pasión. Para todo. Mientras dura la pasión, hay relación. Mientras dura la pasión, hay voracidad. Mientras dura la pasión, hay vida. Cuando la pasión se termina, uno se termina.—¿Y a dónde está tu pulsión de vida, tu pasión hoy?—Yo tengo una familia que quiero mucho, vos los conocés. Es el lugar donde más me gusta estar. Y tengo una novela en la cabeza. Que nunca me falte ninguna de las dos cosas, es todo lo que necesito. No tengo casa de fin de semana, vos me ves los fines de semana dónde estoy yo. Siempre tengo el mismo auto. No me interesa la ropa. No uso reloj. No uso anillos. La pasión es amar a la familia y tener una novela en la cabeza e ir escribiéndola todo el tiempo, todo el tiempo, todo el tiempo. Como dice García Lorca: con ello tengo bastante.—Me hurto a mí mismo del otro programa, no de acá, porque yo siempre termino la entrevista -y hoy en día lo sigo haciendo- con “¿nos morimos y qué pasa?”. Un día un director de cámara me dijo: “No le encuentro demasiado sentido a esa pregunta”. Yo dije: “Quiero decirle que es lo único que espero de la entrevista, porque de lo otro más o menos…”. ¿Nos morimos y qué pasa?—No está en el elenco de mis diez preocupaciones principales en este momento. Que la nave vaya, como decía Fellini.—Qué hermosa película Y la nave va. Qué hermosa película. Edmea Tetua...—Qué maravilla.—A mí que me gusta esta mirada sartreana de que estamos tirados así, eyectados a este mundo de una manera arbitraria con una cosa finita, con una dimensión finita de la existencia. Él dice antes que ser pesimista, esto es muy optimista porque nos obliga a perseguir el deseo y a construir. ¿Te cierra o es un taparrabos que uno usa para…?—No, no, no. A ver, que todo es efímero todo es efímero. Que algo va a pasar cuando nos morimos, algo va a pasar cuando nos morimos. Que estamos tirados, después podés ver quién te tira, ¿no? Hoy en el almuerzo me decía alguien: alguien tiró los naipes. Y yo le digo quién los tiró. No, siempre tenés esa pregunta. Pero independientemente de eso, que es de una enorme ayuda para los que tenemos fe en los momentos donde necesitamos la fe, independientemente de eso nosotros manejamos pocas cosas. Me parece que algo que nos rescata es que la curiosidad nos permite manejarlas un poquito mejor y con un poquito de mayor sentido de dirección y con un poquito más de, perdoname la insistencia, de caridad hacia nuestros compatriotas y las personas que tenemos cerca y ser menos taxativos y menos tajantes y escuchar. Es tan lindo escuchar. Y la gente tiene tanta necesidad de ser escuchada.—Circuló mucho oportunidad, deseo, pasión en esta charla, ¿no?—Sí.—Es un hermoso tándem.—Sí, en realidad es un círculo virtuoso, ¿no? De pasión, deseo, oportunidad. Es como decía Masotta de la pulsión de la escritura, es deseo de escribir, placer de estar escribiendo, goce ante lo escrito. Y eso se retroalimenta. Que es una metáfora de lo que acabás de decir.—Como experto internacional, ¿cuánto se parece, perdón la brutal comparación, el fundamentalismo que se ve en Europa especialmente, Alternativa para Alemania, Vox en España, Salvini en Italia, y sigue la lista, a los años 20, 30 del siglo pasado?—Respecto de los años 20, 30, hay diferencias bastante marcadas porque eso eran años donde los medios de comunicación, las maneras de comunicarse, eran más directas, eran más asamblearias, entonces todos esos eran hechos de masas. Cuando el Duce y el Führer hablaban, las plazas estaban llenas. Ahora funciona un mecanismo que diluye más la subjetividad que son las redes sociales, que son los medios digitales, medios alternativos, los chicos cada vez leen menos. No es comparable en ese sentido.¿En qué sí son comparables? Todo totalitarismo, como lo dice la expresión, tiene una visión unificada del mundo que quiere y por lo tanto equivocada, porque el mundo no es unificable. El mundo es muy complejo. Es muy complejo. Nigeria no es lo mismo que Argel. El Magreb no es lo mismo que Egipto. Israel no es lo mismo que Jordania. Entonces, a mí me parece que hay un remedio para esa heterogeneidad que debe vivir más o menos armónicamente que es el multilateralismo. La Unión Europea es cara, pero como decía aquella vieja propaganda de Grundig creo que era, caro pero el mejor, ¿no? El multilateralismo es caro, la institucionalidad es cara, las integraciones son caras, pero son lo mejor. Porque lo otro que te pasa es lo siguiente, cosa en la que nosotros prestamos poca atención en Argentina. El discurso de Trump, recepción en la última Asamblea General de Naciones Unidas, empieza diciendo así: “En esta patria que Dios me bendijo y puedo gobernar desde que soy presidente invertí 3 puntos, 5 trillones de dólares, en hacer de nuevo las Fuerzas Armadas, espero no tener que utilizarlas”. Esto para empezar. Y después dijo: “Pobres de los que creen en el multilateralismo, el futuro será de los patriotas, vuelvan a sus países que tienen tradiciones, que tienen cosas maravillosas, váyanse a sus países. Y el multilateralismo olvídenselo. Amen a sus países”. Entre decir eso y decir “no se junten para que los cace de a uno” no hay que ser demasiado vivo. Entonces eso es lo que tienen los totalitarismos de negativos. Y eso es lo que también tienen los largos procesos políticos. Mirá los romanos, que no eran compañeros tontos, las primeras magistraturas eran colegiadas para el control recíproco, anuales para que no se acostumbraran al boato, y no reelectivas para que no se enviciaran con el poder. Hay sabiduría en eso, ¿no?—Algo sabían. La última. ¿Contento con que la hermana más difícil en el debate público desde el periodismo vaya a ser funcionaria?—Muy contento, muy contento. Qué te puedo decir.—Sí.—No, muy contento. Si alguien se lo merece esa persona es María Eugenia. Sufrió mucho. Pagó precios que otros no quieren pagar por ser fiel a sus principios. La maltrataron mucho y muy mal en el ámbito político santafesino. No fue valorada debidamente, no por la ciudadanía que siempre la votó generosamente, pero no fue valorada por la corporación política. Y bueno, ahora tiene una oportunidad en su especialidad, ¿no es cierto? Una cosa maravillosa.—Nada menos. Me parece que hay un gen Bielsa, eh, porque me acuerdo de tu renuncia a ser diputado cuando perdiste una elección. Pienso en el gol de Marcelo. Pienso en la salida de María Eugenia aun cuando fue la diputada más votada en aquella elección. Se ve que…—¿Sabés por qué no tiene ningún valor ninguno de los tres gestos?—¿Por qué?—Porque eran inevitables.LA ENTREVISTA COMPLETA Entrevista completa a Rafael Bielsa - #TV (Infobae)(FOTOS: Santiago Saferstein)

Leer más »