Último momento

Política

El Gobierno interviene en el conflicto de Techint: citó a la empresa y al gremio para buscar una solución a los despidos

El ministro Claudio Moroni (Presidencia)Alberto Fernández aprovechó su mensaje de extensión de la cuarentena, que este domingo prorrogó hasta Semana Santa, para cuestionar a los empresarios que decidieron despedir trabajadores en medio de la pandemia que avanza y que pone a prueba el sistema sanitario de la Argentina.Este lunes, el Presidente le puso nombre y apellido a su discurso de domingo, que más allá de la mención elíptica pareció tener un destinatario: Techint, el holding de Paolo Rocca, que anunció el despido de 1.450 empleados de sus obras privadas de construcción que lleva adelante con una de las empresas del grupo, Techint Ingeniería y Construcción, en Buenos Aires, Tucumán y Neuquén, frenadas por la crisis en torno al coronavirus.“Has ganado tanta plata en tu vida, tenés una fortuna que te pone entre los más millonarios del mundo. Hermano, esta vez colaborá, y hacelo con los que hicieron grande a tu empresa, con los trabajadores”, machacó el jefe de Estado entrevistado por Ernesto Tenembaum y Reynaldo Sietecase, en radio Con Vos.En ese sentido, la Casa Rosada está dispuesta a interferir en la decisión de la compañía, que se instaló con fuerza en la opinión pública como un caso testigo en la crisis económica que se desarrolla en paralelo a la sanitaria. En especial por su magnitud.Paolo Rocca, presidente del grupo Techint (Foto: Adrián Escandar) (Adrian Escandar/)Según confiaron a este medio fuentes oficiales, el Ministerio de Trabajo, a cargo de Claudio Moroni -que a media mañana había llegado a Olivos para participar del encuentro del gabinete económico junto al jefe de ministros, Santiago Cafiero, y algunos de sus colegas- convocó para esta tarde a la empresa y al sindicato de la Unión de Obreros de la Construcción de la Argentina (UOCRA) en busca de una solución. Moroni será de la partida, en un encuentro, explicaron fuentes oficiales, que aún no estaba definido si sería presencial o virtual.“Es una mesa de trabajo para buscar una salida”, subrayaron colaboradores del ministro. El Gobierno analiza qué herramientas utilizar para encontrar una solución. La conciliación obligatoria, argumentan, no es una de ellas porque el holding se aferra a un par de artículos del convenio colectivo de trabajo que, según remarcan, avalan la decisión de rescisión de los contratos por la suspensión de las obras mencionadas por la crisis global. Y con el compromiso de volver a reincorporar a los trabajadores.Desde el gremio, y desde el Gobierno, no quieren saber nada."Es uno de los casos que más me conmocionó, no es momento de hacer eso, es una falta de solidaridad enorme. Una sociedad que descarta no es una sociedad, es una perversión. ¿Qué le puede pasar a una empresa que un mes trabaje menos? Que gane un poco menos. No quiero entrar en un ningún debate que nos enoje, es un llamado a la reflexión”, insistió el Presidente esta mañana. Alberto Fernández (Télam)Fernández resaltó que su deseo es que la pandemia del coronavirus les duela “lo menos posible” a los argentinos. “Los argentinos entienden lo que hacemos. La razón es poderosa. Es la vida de cada uno", aclaró.El Gobierno analizaba esta mañana en la reunión del gabinete económico eventuales medidas, complementarias a las ya tomadas la semana pasada, para tratar de paliar la crisis económica producida por el freno en la actividad.Aunque no había, por lo pronto, información sobre potenciales anuncios. “Esto es día a día”, explicaron voceros oficiales.Seguí leyendo:Martín Varsavsky: “Si mantenemos el aislamiento total, se va a producir un desastre económico y la gente se va a morir de otras cosas”

Leer más »

El gobierno porteño ultima los detalles de un plan para alojar a mayores de 70 años que viven en villas y barrios populares

En las villas de la Ciudad hay miles de adultos mayores en riesgo. Durante todo el fin de semana, en la sede del gobierno porteño hubo reuniones para definir los detalles. Todavía faltan precisiones, pero el anuncio se realizará esta semana. El Gobierno de la Ciudad evalúa un plan innovador para poder resguardar a los mayores de 70 años que viven en villas de emergencia y barrios populares, el sector de la población más vulnerable por la pandemia del coronavirus. Las primeras proyecciones, según pudo saber Infobae en fuentes oficiales, hablan de unas 4.700 personas movilizadas. Son cifras provisorias, como todo en esta crisis sanitaria. “La idea es invitarlos a trasladarse, de ninguna manera será compulsivo”, aclaran en el Gobierno de la Ciudad.Durante esta semana terminarán de definirse los detalles del plan. Los funcionarios se están reuniendo con organizaciones sociales y barriales, y con referentes de las villas de emergencia para explicar los riesgos que corren los adultos mayores. En esos encuentros se escuchan sugerencias, especialmente en el plano logístico. El plan apunta a los barrios de emergencia que se encuentran en la zona sur de la Ciudad y a las villas miseria. “El objetivo es acompañarlos en lugares especiales mientras pase lo peor de esta pandemia”, explicaron las fuentes consultadas.En el armado de este anuncio trabajan activamente funcionarios del Ministerio de Salud y de Desarrollo Humano. Esa cartera, a cargo de María Migliore, también estuvo trabajando en los últimos días para alojar a las personas en situación de calle. Finalmente se abrieron siete paradores para sumar 780 plazas disponibles. “Desde su apertura, 470 personas ingresaron y ya cuentan con cama, duchas, comida y contención de equipos profesionales”, consignó esa cartera en el último reporte.También se amplió el horario de atención y apertura de los centros que funcionan todo el año, y se fortalecieron los equipos del programa Buenos Aires Presente (línea de atención social 108) para derivar casos sospechosos.Larreta trabaja de manera coordinada con la Ciudad y la Nación desde que comenzó la pandemia. Si se toma en cuenta sólo a los adultos mayores de 70 años, se calcula que la Ciudad podría recibir unas 4.700 personas, más del doble de las que se alojaron en hoteles por los vuelos de repatriación. En esos casos, el aislamiento es obligatorio. Aunque hubo quejas puntuales en algunos de los hoteles por la falta de contacto con los médicos y los coordinadores, ese plan permitió aislar a más de 2 mil personas que tienen domicilio en la Ciudad. El resto de los que volvieron en los vuelos de repatriación de Aerolíneas Argentinas, llamativamente, pudieron volver a sus casas por sus propios medios. Incluso en aviones de cabotaje.Tras suspender los vuelos internacionales, el Gobierno nacional ahora analiza un nuevo método para seguir repatriando a los más de 10 mil argentinos que quedan varados alrededor del mundo.Los mayores que viven en las zonas de emergencia de la Ciudad serán invitados a alojarse en lugares especiales. Por estas horas se están definiendo las locaciones. Entre las opciones que se barajan hay hoteles y clubes de barrio. En el gobierno porteño también se trabaja contra reloj para capacitar y organizar a decenas de voluntarios que deberán asumir la difícil tarea de acompañar a los adultos mayores durante su aislamiento.Anoche, en su discurso a todo el país, el presidente Alberto Fernández se refirió a los adultos mayores que viven en villas y barrios humildes. “El riesgo también existe en los barrios humildes”, destacó. El tema ya lo había abordado la semana pasada en el encuentro con los curas villeros, que ya habilitaron las parroquias, tanto en Capital como en el Conurbano, para aquellos que no pueden cumplir el aislamiento en sus casas por problemas de hacinamiento.Otro programa para adultos mayores para hacer las compras y pasear a las mascotas El viernes pasado, la Ciudad lanzó “Mayores Cuidados”, un programa orientado a los adultos mayores que necesitan hacer compras en farmacias y comercios de proximidad o pasear a sus mascotas. Los interesados deben anotarse a través de la línea telefónica de la Ciudad 147.Un operador toma los datos personales (nombre y apellido, DNI, dirección, teléfono) y las necesidades de cada persona. Si no hay familiares o vecinos disponibles, el operador genera una contraseña personal y los contacta con un voluntario, que siempre debe conocer ese dato. “El Gobierno porteño realizará auditorías tanto de los voluntarios como de los adultos, para certificar la experiencia de los usuarios en ambos casos vía llamados telefónicos aleatorios y contacto directo por Whatsapp”, se informó a través de un comunicado.

Leer más »

Pichetto pidió mayor injerencia del Congreso en las decisiones sobre la pandemia

Miguel Ángel Pichetto aportó una visión distinta sobre la cuarentena (Maximiliano Luna)Miguel Ángel Pichetto tiene un estilo único y en un momento donde pareciera existir un discurso uniforme en torno a las decisiones adoptadas por el Presidente para evitar la propagación del coronavirus en la Argentina, sus intervenciones parecen disruptivas.Esta vez, el ex candidato a vicepresidente de Mauricio Macri planteó su sorpresa por la ausencia de los líderes del Congreso en las últimas decisiones adoptadas en torno de la pandemia. También cuestionó la inactividad en los tribunales, donde los jueces y los secretarios -pidió- deberían garantizar el funcionamiento de los juzgados sin poner en riesgo la salud de los empleados más vulnerables frente a la enfermedad.A modo de ejemplo, el dirigente recordó que el Congreso de los Estados Unidos nunca interrumpió su actividad y recomendó buscar herramientas tecnológicas para poder garantizar la organización de las sesiones.“Si un órgano no funciona, la gente empieza a reflexionar si es necesario tenerlo o no. Digo esto en términos extremos, pero me parece importante que el Congreso aparezca al lado del Poder Ejecutivo en estos momentos”, desarrolló.En declaraciones a radio Mitre, el ex senador nacional planteó además una mirada crítica con respecto a la cuarentena, que no puede ser eterna. “Hay que tener equilibrio entre el cuidado de la vida de la gente y el cuidado en orden al trabajo y la vida en sociedad... el aislamiento no es algo que se pueda sostener todo el tiempo”, aseguró.Y agregó: “Yo estoy acatando la cuarentena, pero no puede haber cuarentena para siempre. Tampoco es digna la vida en aislamiento social indefinido... hoy el doctor López dijo que los que tienen más de sesenta y cinco se van a tener que quedar en sus casas, yo no sé si vale la pena vivir de esa manera”.El ex legislador peronista también mostró una visión crítica con respecto a las medidas que se adoptaron para sostener la economía de las familias en medio del parate. Puntualizó que se priorizó a los planeros y se olvidaron de los trabajadores. “¿Qué pasa con el que trabaja? ¿Qué pasa con el que se gana la vida y hoy tiene miedo no solo al coronavirus sino a que cierre la pequeña empresa donde trabaja?”, se preguntó.En medio de la polémica entre el Gobierno y los empresarios que ejecutaron despidos y reducciones salariales, Pichetto pidió buscar un punto de concertación. "Los empresarios no son malos ni miserables, viven de la realidad y si durante un mes entero no les entra un peso, estamos en problemas", sintetizó.“Me parece que es importante escuchar y no descalificar al otro porque diga estas cosas. Por supuesto que primero está la vida, pero también está la posibilidad de salir a tomar aire, que las empresas vivan y que los cuentapropistas puedan salir a trabajar”, completó.

Leer más »

Argentina insisitó ante el G20 en la necesidad de crear un fondo de emergencia humanitaria y destrabar el comercio

El secretario de Relaciones Económicas de la Cancillería, Jorge Neme, en la videoconferencia del G20La Argentina reforzó hoy el pedido del presidente Alberto Fernández al G20 para diseñar un Fondo de Emergencia Humanitaria para combatir el coronavirus y eliminar a la vez los obstáculos para el comercio mundial.Por medio de una videoconferencia que se realizó hoy con secretarios de las cancillerías que integran el G20, el Secretario de Relaciones Económicas de la Cancillería, Jorge Neme, les reiteró a sus pares del G20 la propuesta Alberto Fernández para diseñar y acordar un Pacto Global de Solidaridad Integral y la necesidad de crear un Fondo Global de Emergencia Humanitaria para combatir el COVID-19.El planteo de la Cancillería argentina está en línea con lo que Fernández planteó la semana pasada en la videoconferencia que mantuvo con sus pares del G20 donde los convocó a suscribir “un gran Pacto de Solidaridad Global” porque “nadie se salva solo” y los llamó a crear “un Fondo Mundial de Emergencia Humanitaria” para combatir la pandemia del coronavirus.A su vez, Neme, que se encarga del área económica del Ministerio de Relaciones Exteriores propuso “eliminar obstáculos innecesarios al comercio internacional” y “prestar especial atención a la situación de las pequeñas y medianas empresas afectadas”.Según explicaron a Infobae en el Gobierno el planteo de Neme está relacionado con las demoras que existen en estos momentos tanto en la exportación de productos esenciales que hace la Argentina a diferentes países así como las donaciones de material sanitario que está recibiendo el país con muchas trabas burocráticas de aduanas.El G20 está presidido en estos momentos por Arabia que busca una activa participación de los miembros de este grupo de países industrializados. La semana pasada se dio la videoconferencia de presidentes y antes hubo otra reunión virtual de los ministros de Finanzas donde Martín Guzmán reclamó también un rol más activo de este grupo en la lucha contra el coronavirus.Neme participó de la reunión extraordinaria mediante conferencia con sus pares que integran el G20 con el objetivo de analizar los efectos del coronavirus COVID-19 a nivel global y debatir estrategias coordinadas para hacer frente a la pandemia.De esta manera, Neme sostuvo que la Cancillería a cargo de Felipe Solá, está trabajando en el diseño del Gran Pacto de Solidaridad Social y en la creación de un Fondo Mundial de Emergencia Humanitaria para enfrentar mejor equipados de insumos el contexto que vivimos, como propuso el presidente de la Nación. En otro pasaje de la conferencia se analizó cómo repercute el COVID 19 en las inversiones ya que se enfrentan a serios riesgos a la baja y, en este marco, Neme pidió “actuar juntos para garantizar su flujo continuo y asegurar que después de la pandemia, aumenten y mejoren la producción global y la creación de empleos”.Por último, el Secretario de Relaciones Económicas dijo que la Argentina está preparada para coordinar una respuesta común y urgente a la crisis actual basada en los cinco pilares: salud, economía, comercio, inversiones y mayor cooperación internacional.Seguí leyendo:El Gobierno interviene en el conflicto de Techint: citó a la empresa y al gremio para buscar una solución a los despidosEl gobierno porteño ultima los detalles de un plan para alojar a mayores de 70 años que viven en villas y barrios populares

Leer más »

Alberto Fernández recibirá a un grupo de religiosos que distribuirá alimentos para dos millones de familias

Alberto Fernández, la semana pasada, con los curas villerosAlberto Fernández recibirá hoy por la tarde a #SeamosUno, una red de entidades sociales y organizaciones religiosas y empresarias que ayudará a cubrir las necesidades alimentarias de los sectores más vulnerables de Capital Federal y la provincia de Buenos Aires.El Presidente tendrá un encuentro con los líderes de #SeamosUnos, católicos, judíos y evangélicos que predican para que “todas las diferencias encuentren los caminos de la fraternidad y la unidad” y ahora se enfocaron en un problema urgente, como es la distribución de cajas alimentarias a dos millones de familias del AMBA.Trascendió que están en condiciones de desplegar una logística puerta a puerta, con vehículos y voluntarios que están acercando las grandes empresas productoras de alimentos, que proveerán también los elementos de seguridad sanitaria para quienes se ocupen de la tarea.Los religiosos son los que proveerán los domicilios en los que hay que hacer las entregas y se comprometerán ante el Presidente a continuar con la distribución dos semanas después de concluida la emergencia sanitaria, como mínimo.En efecto, los dos grupos de sacerdotes que se reunieron con Alberto Fernández, ambos de reconocida trayectoria en el trabajo barrial, coincidieron en que el problema más grave es la provisión de alimentos sanos y frescos a las poblaciones vulnerables, que difícilmente se mantengan en el aislamiento social, preventivo y obligatorio si no tiene capacidad económica para proveerse de su ingesta diaria.Es lo que le dijeron los presbíteros José María “Pepe” Di Paola, Lorenzo “Toto” De Vedia, Carlos “Charly” Olivero, con quienes se reunió el martes pasado, luego de que esos llamados “curas villeros” emitieran un duro documento porque “muchas de las medidas preventivas aconsejadas por las autoridades sanitarias gubernamentales en materia de dengue (no acumular agua) o en materia de coronavirus (lavarse las manos varias veces por día con agua y jabón, usar alcohol en gel, limpiar superficies de contacto frecuente con agua y lavandina, aislarse catorce días ante la presentación de síntomas), resultan de imposible o muy difícil cumplimiento en barrios donde existe un fuerte déficit de agua potable, de calidad de agua segura y donde muchas personas viven en los pasillos de los barrios sin acceso a condiciones elementales (adolescentes y jóvenes afectados por el paco, por ejemplo), y solamente acceden a la alimentación a través de comedores comunitarios”.El sábado último Fernández recibió en Olivos al grupo de “curas en Opción por los Pobres”, integrado por el misionero religioso Daiel Echeverría, de La Matanza, el padre Paco Olivera, de Merlo-Moreno, el diácono Ricardo Carrizo, de Quilmes y los padres Eduardo de la Serna e Ignacio Banco, de Quilmes ambos.Con ellos también dialogó sobre la situación de los barrios carenciados del conurbano y la puesta a disposición de las parroquias en el marco del aislamiento social dispuesto como medida de prevención para evitar la propagación del COVID-19.Alberto Fernández, antes de asumir, en San Cayetano.En ambos casos ofrecieron su colaboración en la lucha contra la pandemia y, según trascendió, pusieron a disposición lugares para instalar camas de atención hospitalaria, lo que en varios casos ya se está organizando, aún con las dificultades del caso.Los dos grupos coincidieron, también, en que los refuerzos en la ayuda alimentaria so la clave para alcanzar el éxito en el corto plazo, mientras se van desplegando otras medidas, como un sistema de “changas cortas", que en muchos casos podría desarrollarse en los mismos barrios, para generar ingresos propios y mantener la fortaleza emocional de los grupos familiares.Seguí leyendo:Bono de Anses: se confirmó la fecha de cobro del beneficio extra de $10.000Analizan reabrir los bancos esta semana para el pago de jubilaciones y AUHUna de las expertas que asesoran al Gobierno aseguró que la salida de la cuarentena será por etapas

Leer más »

Agustín Rossi: “Médicos, enfermeros y paramédicos de los hospitales militares están a disposición en la crisis”

(Thomas Khazki)En el primer balance de la cuarentena obligatoria, las tareas de contención social y las perspectivas para el futuro inmediato ante la pandemia del coronavirus en la Argentina, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, expresó ayer sin vueltas: “No veo posibilidades de que haya un desborde social donde tengan que actuar las Fuerzas Armadas”.No sólo esto. Rossi dijo que “en algunos lados se pide el estado de sitio pero no creo que sea necesario y eso no lo vamos a permitir”. También fue tajante en cuanto al accionar de los militares en medio de las tareas de ayuda ante la crisis al evaluar “no existe posibilidad alguna de que las Fuerzas Armadas participen en seguridad interior. Cuando veo como vienen trabajando las fuerzas de seguridad me parece que es más que suficiente lo que hacen”, dijo.El ministro de Defensa se convirtió desde que estalló la pandemia y que el gobierno tomó medidas de contención sanitaria, social y económica en un actor clave. Rossi fue quien anunció el cierre de las fronteras, se puso al frente del operativo de contención social en el conurbano y muchas veces oficia como unos de los principales voceros del Presidente. “La crisis sin dudas permitió que visibilizar muchas capacidades de las Fuerzas Armadas que muchos argentinos no conocían o que no tenían en cuenta”, expresó el ministro de Defensa a Infobae al evaluar el accionar de los militares en esta crisis sanitaria por la que atraviesa el mundo.-¿Qué le pidió el presidente Alberto Fernández para enfrentar desde las Fuerzas Armadas esta crisis del coronavirus?-El Presidente me solicitó que todas las capacidades de las Fuerzas Armadas estuvieran a disposición en esta lucha contra la pandemia del coronavirus. Al visibilizar todas esas capacidades, la crisis sin dudas les hizo conocer a los argentinos aspectos de las Fuerzas Armadas que ignoraban o no tenían en cuenta. Es decir, que las Fuerzas Armadas tenían la multiplicidad de funciones que están mostrando en esta crisis.-¿Cómo vienen actuando?-En diferentes aspectos. Fuimos la primera agencia que actuó con un protocolo del Ministerio de Salud porque el 2 de febrero yo envié instrucciones de cómo actuar ante el coronavirus a las bases argentinas en la Antártida. Es que esas bases tomaron la decisión de restringir el contacto con ciudadanos chinos ya que en ese momento el virus estaba alojado aun en China y aplicamos un protocolo estricto del cuidado y la totalidad de los integrantes de las bases argentinas. Eso fue el 2 de febrero. A partir de allí empezamos a preparar todo el sistema de sanidad militar.-¿En qué consiste ese sistema en su totalidad?-Este consta de hospitales a lo largo de todo el país con tres hospitales centrales situados aquí en la ciudad de Buenos Aires. El hospital central militar, el Naval Pedro Mayo y el de la Fuerza Aérea en Pompeya mas el de Campo de Mayo. Pero además tenemos uno más en Córdoba, dos en Mendoza, otro en Salta y dos hospitales militares de la Armada en Bahía Blanca. Y hospitales militares en Comodoro Rivadavia y en Río Gallegos. A esa capacidad natural ya instalada donde hicimos valer todo el sistema de salud y ampliar la capacidad de camas agregamos dos más. En Campo de Mayo le agregamos un hospital reubicable del Ejercito que se instaló en paralelo para ampliar la capacidad de Campo de Mayo y a agregamos el Hospital militar reubicables de la Fuerza Aérea que dispusimos en Pompeya. Este último hospital tiene la capacidad de cuatro camas de terapia intensiva con capacidad de ampliar asi que es un aporte importante. Y obviamente todo el personal de sanidad de las Fuerzas Armadas. Médicos, enfermeros, paramédicos que están trabajando en esos hospitales que van a estar a disposición de la crisis. En materia de salud también sacamos una resolución que los estudiantes de cuarto año de enfermería van a poder estar a disposición en caso de que sea necesario. Ademas hicimos una convocatoria a todo el personal retirado de las Fuerzas Armadas del área de sanidad que no sea personal de riesgo para que se sume al operativo. En materia operativa sacando el tema de salud dividimos el país en 14 comandos de emergencia con oficiales de todas las fuerzas trabajan en conjunto con gobernadores e intendentes para tareas de sanidad, de logística, de traslados, pero en términos generales trabajan articuladamente con cada poder institucional en cada región. Las tareas que tienen son: por un lado, el apoyo humanitario previsto dentro de la ley de Defensa Nacional en cuanto a la distribución de alimentos en el conurbano y en distintos lugares del país. En el conurbano estamos trabajando en Quilmes y vamos a hacerlo en La Matanza a la vez que se están estudiando otros lugares. Fuera del cornurbano también estamos en La Plata. Por otro lado, hay tareas de apoyo a las fuerzas de seguridad en cuanto a apoyo logístico como por ejemplo, el patrullaje aéreo con helicópteros en el AMBA. Estos buscan apoyar a las tareas de las fuerzas de seguridad para el cumplimiento de la cuarentena. Este patrullaje es diurno y a veces en la noche también. En algunas zonas de frontera también hicimos patrullaje aéreo apoyo a las fuerzas de seguridad. Todo el despliegue de entrega de alimentos se hace en coordinación con el Ministerio de Desarrollo Social, la provincia de Buenos Aires, el personal de las Fuerzas Armadas que va desarmado y esta custodiado por las fuerzas de seguridad que garantizan el operativo.El Ejército, en tareas de distribución de alimentos-¿Van a seguir produciendo alcohol en gel y barbijos?-Sí, además de los operativos de sanidad y de entrega de alimentos, estamos trabajando con los laboratorios de las Fuerzas Armadas en la elaboración de alcohol en gel, repelentes, paracetamol. Esto va destinado a las Fuerzas Armadas y también a donde nos indique el Ministerio de Salud. De hecho esta semana hemos entregado 400 litros de alcohol en gel al PAMI para diferentes geriátricos de su competencia. Del mismo modo, la sastrería militar confecciona barbijos y en el Liceo Militar de Tucumán también trabajamos en la elaboración de barbijos. La Fuerza Aérea también trabajó en la repatriación de argentinos varados en el exterior. Se enviaron vuelos a Lima y Arequipa. Y también hicimos vuelos internos para traer a Buenos Aires a los argentinos que habían ingresado por las fronteras. Hay un apoyo también con vuelos Fokker para repartir respiradores artificiales que tiene el Ministerio de Salud para llevar a diferentes provincias sobretodo en el norte del país.-¿Existen posibilidades de desborde social donde tengan que actuar las Fuerzas Armadas?-No veo posibilidades de desborde social donde tengan que actuar las Fuerzas Armadas y tampoco las Fuerzas Armadas tienen un rol que cumplir en ese sentido.-Hay quienes creen que se debería decretar el estado de sitio para imponer la cuarentena a rajatabla…-Escuché que desde algunos sectores se pide el estado de sitio. Yo estoy absolutamente en contra. No creo que sea necesario. El estado de sitio sería en este caso para que las Fuerzas Armadas participen en seguridad interior y eso no lo vamos a permitir. Cuando veo como vienen trabajando las fuerzas de seguridad me parece que es más que suficiente lo que hacen. Cuando uno ve los operativos que se realizan no aparece una demanda mayor de personal de las fuerzas armadas. Así que no contemplo la posibilidad de decretar el Estado de sitio ni la posibilidad de que las Fuerzas Armadas participen en seguridad interior. No creo que sea necesario. Estas tareas que hacemos hoy lo hacemos con mucha eficiencia en el marco legal de la ley de defensa y la de seguridad interior.-¿Cree acertada la decisión del presidente de elegir la salud por sobre la economía?-El Presidente definió que entre la salud y la economía va a elegir la salud de los argentinos. Así que tomará todas las decisiones que sean necesarias para defender la salud de los argentinos. Nosotros acompañaremos porque la Argentina esta tomando decisiones correctas. Fueron decisiones duras y drásticas como la cuarentena pero se tomó en momentos en que los niveles de contagio eran bajos a diferencia de lo que se hizo en otros países. Y esto nos parece que permite ser optimistas de que habrá una buena respuesta ante la pandemia. De hecho la Organización Mundial de Salud (OMS) ponderó las decisiones que tomó la Argentina.-¿Está todo el aparato militar desplegado actualmente para enfrentar esta crisis?-Están todas las capacidades de las Fuerzas Armadas desplegadas para la protección de la salud de los argentinos. Hemos desplegado los 90.000 hombres de las Fuerzas Armadas y todos los recursos disponibles. Creo que este es el camino que hay que seguir en el estricto cumplimiento de la ley de seguridad interior y defensa nacional.Seguí leyendo:Coronavirus: Macri, Larreta, Vidal y Bullrich se reunieron por teleconferencia y acordaron seguir acompañando las medidas del GobiernoEl Gobierno envió respiradores e insumos sanitarios a provincias del NOA y NEA

Leer más »

El número de camas disponibles para enfrentar el coronavirus, un dato clave que por ahora es una incógnita

Santiago Cafiero, Eduardo de Pedro y Ginés González García en la Sala de Situación que se armó en el Ministerio de Salud para seguir el análisis permanente del COVID-19.El último informe sobre camas disponibles (en instituciones públicas y privadas) fue publicado en 2018. Habla de un total de 220.910 en todo el país, incluyendo 8.293 unidades de terapia intensiva para adultos y 1.823 unidades de terapia intensiva pediátricas. Esta información se volvió crucial porque es la que primero exhibe la capacidad del sistema de salud para responder frente a una emergencia sanitaria. Cuanto más lejos del porcentaje recomendado por la OMS (8 camas cada 1000 habitantes) se presente, más limitada será la una respuesta. Argentina tiene un índice 5.02, con grandes variaciones entre región centro (5.71) y NEA (3.59) y NOA (3.94).Desagregar ese “Análisis de la Situación de Salud en la República Argentina" que hizo el equipo del por entonces ministro de Salud Adolfo Rubinstein (en rigor, secretario) complejiza el escenario. De esas 220.910 disponibles, hay 85.784 que son camas para “internaciones prolongadas”, es decir, geriátricos u hospitalizaciones que impiden contar con ese recurso en medio de una emergencia. Tampoco las camas de maternidad y neonatología están disponibles, un 15.003 sumados ambos tópicos. Sumando camas generales, especiales, pediátricas y para hospital de día, finalmente, Argentina tenía disponibles 110007 camas disponibles.Tenía disponibles porque se supone que hoy tiene más. Hay una gran maquinaria en todos los rincones del país para generar ese recurso en playones de las fuerzas armadas, centros deportivos, religiosos, grandes escuelas, en los 10 nuevos hospitales modulares que se están construyendo con crédito de UNOPS, dentro de las 17 Unidades de Pronta Atención que se desarrollaron en tiempos del sciolismo en la provincia de Buenos Aires, o junto a ellos. Pero el número no se conoce.En concreto, no hay información de cuántas camas disponibles hay o habrá. El Ministerio de Salud actual no brinda esa información. En parte, porque está realizando una tarea de control sobre lo que le dicen las obras sociales de los sindicatos, que estaría bastante por debajo de lo que habían declarado. También porque las provincias se mostraron reacias a contar su propia disponibilidad, en líneas generales, también por debajo de lo que venían diciendo.Finalmente, porque el propio ministerio se demoró más de la cuenta en obtener esa información crítica, sin la cual es imposible realizar una política pública seria en medio de la emergencia sanitaria que exigirá atención hospitalaria en un porcentaje que rondará el 15% de los contagiados, o sea, ¿3 millones de personas? ¿1 millón? ¿En cuánto tiempo? “Tendríamos que habernos puesto con esto en febrero, pero la verdad es que nos desbordó la situación”, reconoció un funcionario del equipo de Ginés González García.Otro dato importante de este análisis es la cantidad de Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) que existen en el país, discriminados por región. El dato es particularmente significativo porque los CAPS dependen de los intendentes, ya que además de ejercer tareas de prevención y difusión de conductas saludables, dan la primera atención de la población más pobre.Son 7844 en todo el país, de los cuales 3078 están en la región centro, lo que incluye el conurbano. Una gran cantidad, 1953, tiene atención médica diaria y con especialidades 901 tiene atención médica por lo menos tres días por semana, y 45 tienen guardia permanente. REUTERS/Matias Baglietto (MATIAS BAGLIETTO/)Si los intendentes del conurbano tuvieran el presupuesto necesario de parte de Nación o de la Provincia de Buenos Aires para equiparlos, con todo lo que dicen que distribuyen pero la verdad que todavía no llegó (material para dar seguridad al personal sanitaria, más médicos y camas en varios lugares donde hay espacio), buena parte de la emergencia podría tratarse directamente ahí, como ya se está planificando, pero a una velocidad que no toma en cuenta la rapidez con la que se desplaza el virus.Infobae pudo constatar el caso de una provincia y de una intendencia del conurbano de la Tercera Sección Electoral que en público dan una cifra de camas disponibles y de terapia intensiva que no son ciertas. En ambos casos le pusieron, lisa y llanamente, un cero a la cifra real: donde dicen 300 hay 30, por ejemplo. Lo hacen por las buenas razones: no quieren asustar a la población. Mientras tanto, rezan para que las curvas de infectados que empezaron en China, siguieron en Europa y continúan en Estados Unidos, se comporten distinto en nuestro caso, confiados en que “Dios es argentino”.“La realidad demostrará qué hay y qué no”, concluyó un funcionario de larga trayectoria en la gestión pública, casi un sabio a la hora de discriminar qué puede hacer el Estado a esta altura, y qué no, en una carrera contra el tiempo que logró poner entre paréntesis hasta prejuicios ideológicos, porque lo que hoy cotiza no es el relato sino la capacidad operativa para desplegarse en la emergencia, con información y recursos humanos, tomando decisiones basadas en la evidencia científica.Una de las primeras conferencia de prensa que dio González García sobre el coronavirus. (Casa Rosada) (ESTEBAN COLLAZO/)Las nuevas condiciones para la política sufrieron un cambio tan drástico que los intendentes del conurbano que recibieron el llamado de Cristina Fernández de Kirchner, preocupada por la situación, contaron que la primera pregunta que les hizo la Vicepresidenta es cuántas camas tenían en el distrito.La realidad mató al relato. Y todo lo que no se hizo en décadas en esas barriadas cada vez más sumergidas quedará evidenciado apenas el virus empiece a circular con la fuerza de lo que no encuentra ningún freno de aislamiento social, calidad de vida o condiciones de higiene.Este fenomenal cambio de prioridades encuentra a la dirigencia política ante el desafío de la eficiencia en la gestión. Llegó el momento en que la sociedad va a juzgar por la capacidad que tendrá cada gobernante (Presidente, ministros, gobernadores, intendentes) para llevar adelante una estrategia efectiva contra el virus.No todos los que nos gobiernan tienen esa experiencia. Buena parte, nacieron y se criaron en la épica discursiva sin realidad, lo que les permitió ordenar su visión del mundo sin necesidad de contrastarla con los hechos. O adecuando los hechos al relato.El Estado argentino podrá ocultar la cantidad de casos infectados testeando menos personas de las que presentan síntomas, como sospechan muchos. No dirá las camas disponibles para los pacientes que necesitan hospitalizarse ni las de terapia intensiva para aquellos que requieran cuidados especiales en sus pulmones deteriorados por el COVID-19, quizás simplemente porque no lo sabe.Lo que nunca podrá modificar es la cifra de muertos porque, cuando esta pesadilla termine, la realidad se mostrará en blanco sobre negro y sin ninguna capacidad de ocultamiento. Seguí leyendo:Las tres curvas dramáticas que se mueven al compás del coronavirus y también preocupan al GobiernoMacri, Larreta, Vidal y Bullrich se reunieron por teleconferencia y acordaron seguir acompañando las medidas del GobiernoPara evitar las largas filas durante la cuarentena, sumarán cajeros móviles en el conurbanoEs falso que los seguros no cubrirán las pólizas de autos por siniestros que ocurran durante el aislamiento

Leer más »

Alberto Fernández extenderá la cuarentena obligatoria y ajusta el plan para contener al coronavirus en el conurbano

Alberto Fernández en su despacho de la quinta de OlivosAlberto Fernández ya tiene decidido que extenderá la cuarentena obligatoria y solo medita acerca de su modalidad frente a la cantidad de casos de contagio de coronavirus que se conocerán hasta fin de marzo. Si la curva de la pandemia no se aplana como desea el Presidente, la cuarentena será total y durará hasta el 12 de abril. En Olivos se debate acerca del impacto económico de la pandemia, pero Alberto Fernández mantiene su estrategia de privilegiar la salud pública y sólo revisará este método científico-político cuando promedie la segunda etapa de la cuarentena obligatoria. “Primero las vidas de los argentinos, después la economía”, repite como una letanía el Jefe de Estado. Alberto Fernández almuerza, toma jugo de pomelo y cena con miembros del gabinete nacional, amigos de la política y expertos en epidemiología y salud pública. Y a todos explica que su estrategia cartesiana -en comparación con otros países- dio resultado en esta etapa del desembarco de coronavirus en la Argentina.El Presidente toma los ejemplos de España e Italia, con miles de muertos, y las decisiones asumidas por Jair Bolsonaro y Andrés Manuel López Obrador (AMLO), que continúan autorizando la libre circulación y pueden convertir a Brasil y México en dos casos trágicos para América Latina. “No voy a cambiar ahora, no hay evidencia científica que avale una modificación en la estrategia contra el coronavirus”, insistió Alberto Fernández durante un almuerzo que protagonizó en la quinta de Olivos con ministros, secretarios de Estado y diputados nacionales.Alberto Fernández y López Obrador durante su último encuentro en la Ciudad de MéxicoLa clase política -de todos los partidos- y el establishment -de todos los sectores- están debatiendo puertas adentro acerca de la estrategia presidencial y de su nivel exposición pública. Alberto Fernández conoce cómo funciona el poder real en la Argentina y decidió bajar -por unos días- su aparición en los medios de comunicación. Fue un consejo de sus amigos que militan en la política, y lo cumplirá hasta que tenga que explicar sus razones para sostener una nuevo período de cuarentena obligatoria.En este sentido, y para contestar también al debate en el establishment, Alberto Fernández convocó hoy en Olivos a una reunión con Ginés González Garcia, ministro de Salud, y un comité de expertos que lo asesoran respecto al coronavirus y su impacto en la sociedad. El Presidente asume que habrá muchísimo lobby en los medios y en las redes sociales sugiriendo una nueva cuarentena más laxa y apuntando a un cauteloso lanzamiento de la actividad productiva. Alberto Fernández pretende una cuarentena total y se apoyará en los informes técnicos y científicos -que recibirá hasta el 31 de marzo- para argumentar ante la opinión pública y el establishment su decisión de continuar con su estrategia durante abril. Desde la perspectiva del Jefe de Estado, no se trata de aferrarse a una posición dogmática sin permiso para su revisión política. Y en este sentido, en la intimidad de Olivos, presentó una evidencia a favor: los curas que trabajan noche y día en el conurbano explicaron a Alberto Fernández que es muy difícil cumplir con la consigna de quedarse casa frente a las condiciones de hacinamiento que se presentan en las villas de emergencia. El Presidente escuchó los argumentos de los curas -entre ellos el Padre Pepe- y avaló que se incluyera en la consigna institucional que también se puede cumplir la cuarentena adentro del barrio. Esta decisión política, entendiendo qué sucede con la vida cotidiana en el primer y tercer cordón del conurbano, es una explicación que utiliza Alberto Fernández para replicar acerca de su eventual dogmatismo para enfrentar al coronavirus a partir de abril. El mensaje de Alberto Fernández junto a curas villeros (Pedro Kablan/Infobae)Además de responder a las críticas a su estrategia frente a la pandemia, el Presidente continúa ajustando su plan para contener al coronavirus en la Capital Federal y el conurbano bonaerense. Alberto Fernández se respaldó en la capacidad de gestión de Horacio Rodríguez Larreta y chatea seguido con Axel Kicillof y los intendentes más gravitantes del primer y tercer cordón, al margen de su pertenencia partidaria.El Presidente está satisfecho con la respuesta política y comunitaria frente a las necesidades que se deben afrontar para responder al pico de contagiados por el coronavirus. No solo por la donaciones que se están formalizando para comprar respiradores -la clave de la batalla por la vida que se avecina-, sino también por la disposición de ceder espacios propios -en templos, sindicatos, countries y parroquias- destinados a la instalación de camas y comedores asignados a la asistencia pública.Alberto Fernández ya asumió que un respirador de más implicará un hecho trágico de menos. Y se prepara para enfrentar un episodio vinculado a la salud pública que será crucial para la Argentina y definitorio para su presidencia. En Olivos, algunas veces, lo vieron sólo aguardando que llegara la madrugada. Seguí leyendo:Agustín Rossi: “Médicos, enfermeros y paramédicos de los hospitales militares están a disposición en la crisis”Axel Kicillof: “El haber actuado a tiempo nos está dando un lapso para prepararnos y equiparnos”

Leer más »

Alberto Fernández criticó a los empresarios que frente a la crisis reducen su personal: “Son unos miserables”

Alberto Fernández (Gustavo Gavotti)Alberto Fernández citó una entrevista que dio el papa Francisco la semana pasada para enviar un fuerte mensaje a los empresarios que con el avance del coronavirus decidieron reducir su personal.“Cómo dije en el G20, nadie se salva solo. Hay que ser solidario, ponerse en el lugar del otro y ayudarlo. Algunos miserables olvidan a quienes trabajan para ellos y en la crisis los despiden. A esos miserables les habló @Pontifex_es. Ahora les digo yo que no dejaré que lo hagan”, expresó el Presidente en sus redes sociales.La intervención del jefe de Estado sobre este tema se da luego de que Techint anunciara que despedirá a 1500 empleados pero en el mundo empresarial consideran que es un mensaje para todas las compañías ya que varias están consdierando tomar medidas similares frente al parate que sufrió la economía debido a las drásticas medidas de prevención tomadas por el gobierno nacional por la pandemia.El tweet del presidente Alberto Fernández en el que cita las palabras del Papa Francisco, emitidas durante la semana pasada durante una entrevista para la TV españolaAnte la posibilidad de que el presidente anuncie en las próximas horas una extensión de la cuarentena obligatoria, denominada en el Poder Ejecutivo como “aislamiento social, preventivo y obligatorio”, existe incertidumbre y especial atención sobre cómo afectará una medida de ese calibre en los sectores más vulnerables de la sociedad.En la actualidad, más de un 45% de los trabajadores argentinos se desenvuelven en el mercado informal. Esa estadística supone una realidad para varias millones de personas, que en su gran mayoría, dependen del día a día para poder sumar ingresos a sus hogares.Precisamente, tanto durante el sábado como en el transcurso de la jornada del domingo, Alberto Fernández habrá mantenido numerosas reuniones con especialistas en áreas de salud y de Desarrollo Social con el fin de poder garantizar una cuarentena lo más estricta posible, pero sin derrumbar las economías más endebles de la sociedad argentina.El ministro de Salud, Ginés González García, y el presidente, Alberto FernándezSe espera que durante todo el domingo, Fernández mantenga reuniones virtuales con gobernadores, empresarios, dirigentes políticos y sindicalistas. La idea del Ejecutivo estaría basada en demostrar la eficacia del aislamiento ya mantenido durante los últimos 11 días respecto a la evolución de los contagios del coronavirus en el país.“La Argentina podría ser un experimento positivo para el mundo”, se ilusionó un funcionario de la cartera sanitaria, en diálogo con Infobae. Se espera que esas cifras de la merma en la evolución de contagio puedan paliar, de alguna manera, las duras consecuencias que ocasionará el confinamiento en la economía.Captura de la entrevista que brindó el Papa Francisco a la TV española el 22 de marzoEl video que citó Alberto Fernández en su tuit corresponde a una entrevista que el Papa Francisco concedió al programa “Lo de Évole”, conducido por el periodista español Jordi Évole, en el canal LaSexta.Durante esa aparición, el máximo pontífice destacó la actuación de la mayoría de los líderes políticos mundiales, a quienes elogió por actuar con rapidez ante la amenaza de la pandemia del virus Covid-19."A muchos los he visto a la altura de las circunstancias, en la medida que todos podemos estar a la altura de las circunstancias. Hombres y mujeres realmente comprometidos porque han tomado las cosas en serio. En algunos lugares fue rápido, en seguida. En otros, tardó un poco más, pero la responsabilidad política en general, salvo alguna que otra excepción que es pública, ha sido buena”, afirmó Francisco.Además, durante su intervención, el papa afirmó que una de los aprendizajes que la cuarentena le brindará a la humanidad de cara al futuro es saber valorar la importancia de estar acompañado: “Tenemos que rescatar la convivencia (...) Quizás sea uno de los logros de esta tragedia”, afirmó.Foto del viernes del Papa Francisco dando una inusual bendición "Urbi et Orbi" -a la ciudad y al mundo- en una Plaza de San Pedro vacía en el Vaticano (REUTERS/Yara Nardi) (YARA NARDI/)En tanto, el Papa protagonizó el viernes un hecho histórico a lo largo del último siglo. Otorgó una indulgencia plenaria universal hacia todos los fieles de la Iglesia católica ante una Plaza San Pedro del Vaticano completamente vacía.“Nos encontramos asustados y perdidos. Al igual que los discípulos del Evangelio, nos sorprendió una tormenta. En esta tormenta estamos todos", anunció el pontífice durante su comparecencia."“En medio del aislamiento donde experimentamos la falta de los afectos, escuchamos una vez más el anuncio que nos salva: ¡ha resucitado y vive a nuestro lado!”, añadió en su mensaje Urbi et Orbi.Seguí Leyendo:Alberto Fernández se reúne en la Quinta de Olivos con el comité de expertos para definir la extensión de la cuarentena

Leer más »

El comité de expertos le recomendó a Alberto Fernández que prorrogue la cuarentena

La reunión del presidente junto a los especialistas que integran el comité de expertos contra el coronavirus ((Presidencia)/)Luego de la reunión que Alberto Fernández encabezó con el comité de expertos, el ministro de Salud, Ginés González García, explicó en conferencia de prensa que “unánimemente todos han opinado que hay que prorrogar la cuarentena”. Además, el funcionario anticipó que en el transcurso del día de hoy, el jefe de Estado hará el anuncio con los detalles de la extensión.“Tengo entendido que el Presidente de la Nación, que encabeza esta estrategia, va a hablar con la Nación Argentina. No sé bien a qué hora será pero él es el que transmitirá esta decisión”, sostuvo. Cuando un periodista le preguntó si será hoy, domingo, cuando Alberto Fernández informe la nueva disposición, respondió que sí, “seguramente sí”.Ginés González García se mostró optimista con las estadísticas que vienen arrojando los indicadores actuales. “Tenemos el orgullo que en el mundo se hable del modelo argentino. Porque no solo hemos comenzado con acciones muy fuerte desde el principio sino porque además las hemos hecho todas juntas: hemos iniciado antes y con muchísima más intensidad las medidas”. “Las decisiones siempre van a ser de acuerdo con la evolución, con las curvas, con los indicadores. Yo no le voy a decir ahora lo que va a pasar en abril o a principios de mayo. Ni yo ni nadie. Lo que estamos es previendo las cuestiones que pueden suceder y, sobretodo, ganando tiempo. Porque todos los días estamos mejor: mejor en preparación, mejor en recursos, mejor en diagnóstico”, expresó el ministro en virtud al avance de la pandemia en la Argentina.Anunció, a su vez, que han descentralizado las pruebas diagnósticas en 35 laboratorios del país y distribuido por las 24 jurisdicciones 35 mil reactivos. Esta iniciativa concederá una mayor capacidad de análisis del virus Covid-19 en todo el país, lo que redundará en un aumento significativo de los infectados. “Seguramente, por la natural evolución del ciclo de la epidemia más la mejora en la capacidad de diagnóstico, va a haber más casos en los próximos días. Implica, nada más, un seguimiento estricto de lo que vamos haciendo. No hay que asustarse”, aclaró. A su vez, celebró que “hasta ahora venimos por debajo de la curva de simulación”.El ministro remarcó que los niños no son un grupo de riesgo pero sí un mecanismo de transmisión, dijo que los respiradores son un recurso crítico, no solo en Argentina, sino en todo el mundo y que para garantizar el abastecimiento y la distribución equitativa de los aparatos se decidió centralizar la compra, y respondió una consulta periodística sobre la probabilidad de que la expansión del virus aborde todo el Conurbano, uno de los mayores temores del presidente Alberto Fernández. “No podemos resolver una situación de muchos años de debilidad. El Conurbano, que tiene la mayor cantidad de pobres de la Argentina, es un problema de la Argentina. Se está trabajando en una unidad del Área Metropolitana de Buenos Aires, tanto la Ciudad, la Provincia y la Nación para tratar estos temas. Estamos permanentemente buscando alternativas y mirando a todos, pero particularmente a los grupos más vulnerables. Y en el Conurbano esta vulnerabilidad existe y sobretodo por la magnitud de su problema”.Gines habilitó las apreciaciones del panel de expertos que lo acompañó a la conferencia para brindar respuestas sobre diversos temas referidos al coronavirus. Sobre los pronósticos de extensión de la cuarentena, Tomás Orduna, jefe de Medicina Tropical del hospital Muñiz, indicó: “En la sugerencia dada por el grupo, la prolongación debe continuar de la misma manera. Independiente de la fecha de hasta cuándo sería la cuarentena, de continuar tiene que serlo de la misma manera, muy férrea. Después se verá en diferentes momentos, qué cosas, como pequeños grifos, se puedan ir abriendo. Pero por el momento, los grifos siguen todos cerrados”.En el mismo sentido se manifestó el director científico de la Fundación Huésped, Pedro Cahn. Ensayó una proyección del virus por fuera del plazo estimado de la cuarentena total. “El coronavirus no se va a terminar, no va a desaparecer. Va a seguir circulando, como sigue circulando el virus de la influenza. Esto va a requerir que ciertas cosas que aprendimos durante este proceso tan inesperado tengamos que integrarlas. El lavado de manos llegó para quedarse. El día que no tengamos ninguna restricción vamos a seguir recomendando el lavado de manos. La higiene respiratoria, no toser en forma pública y utilizar el pliegue del codo, llegó para quedarse. Ciertas medidas de distanciamiento social van a ser las últimas en irse”.Por eso, interpreta que las actividades normales irán acomodándose de a poco a la dinámica cotidiana cuando se decrete el fin del aislamiento. “No se va a levantar la cuarentena como tal. Vamos a pasar a una segunda fase. No piensen que se van a abrir las canchas de fútbol y que vamos a ir todos a ver a nuestro equipo. Los grandes espectáculos públicos van a estar en la última fila porque lo que queremos evitar son justamente las grandes congregaciones. Imagínense un proceso de salida progresiva en la cual vamos a ir adquiriendo unas facultades que hoy tenemos restringidas. No es que un día apretamos ON y estamos en cuarentena, al otro día apretamos OFF y se terminó la cuarentena. Porque el virus no viene hacia nosotros, nosotros vamos hacia el virus si no cumplimos con la cuarentena”.Los expertos que estuvieron fueron la embajadora especial de la OMS/OPS para América Latina y el Caribe, Mirta Roses; el director científico de la Fundación Huésped, Pedro Cahn; el titular de la Sociedad Argentina de Infectología, Omar Sued, y los especialistas Ángela Gentile, jefa de epidemiología del hospital Ricardo Gutiérrez, Pablo Bonvehi, el ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología, Gustavo Lopardo y Tomás Orduna.Por el lado de los funcionarios, dijeron presente la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, el secretario de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi y el asesor presidencial Alejandro Grimson.El presidente junto al ministro de Salud de la Nación, Ginés González García ((Presidencia)/)El grupo de expertos venía reuniéndose desde enero en el Salón Gris del Ministerio de Salud de la Nación, donde solían sumarse algunos responsables del área sanitaria, más que nada el ministro de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, distrito donde impacta en forma directa el virus.Allí, en el edificio que fue de Obras Públicas en década del 40, siguen constituyéndose los consensos de base científica. Pero, la velocidad de la emergencia sanitaria los llevó a trasladarse en varias oportunidades a la Casa Rosada, donde fueron aconsejando al Presidente la necesidad de tomar drásticas medidas de aislamiento para contener la llegada del COVID-19 y, así, darle tiempo al sistema de salud a prepararse para enfrentar la llegada masiva de los contagios.Fernández mantuvo tres reuniones en la Rosada con ellos y sus consejos fueron cruciales para el cambio de dirección que tomó la Argentina en el más grande desafío sanitario que vivió la humanidad, una pandemia de dimensiones dramáticas, para la que todavía no existe retroviral comprobado ni vacuna, aunque las principales potencias están haciendo ingentes esfuerzos para desarrollarla, y cuanto antes.Alberto Fernández junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Salud ((Presidencia)/)En el Gobierno hay un “moderado optimismo” respecto a la curva de casos positivos del COVID-19 que crecen a un ritmo menor al esperado, por el freno al ingreso de argentinos y extranjeros al país y, quizás, por efectos de la cuarentena. En principio, esto podría traducirse como una circulación local todavía limitada, aunque es demasiado pronto para asegurarlo. “Creemos que la cuarentena va a tener impacto. Es lógico. La duda es si impacta algo o si impacta mucho”, dijo un funcionario consultado ayer por Infobae, abocado tiempo completo al intercambio de información con otros países.Concluida el encuentro con expertos, está previsto que el Presidente organizará encuentros virtuales similares con gobernadores, empresarios, sindicalistas y dirigentes políticos. Lo que estaría buscando es un amplio consenso político para dar continuidad a la cuarentena, lo que llevará a un duro parate económico que, espera, pegue un salto hacia arriba con la base segura de que la salud de la población se mantuvo por debajo de los índices mundiales.“Argentina podría ser un experimento positivo para el mundo”, se ilusionaba un funcionario de Salud esta mañana.Seguí leyendo:El número de camas disponibles para enfrentar el coronavirus, un dato clave que por ahora es una incógnitaLos angustiantes frentes de tormenta que aguardan a Alberto Fernández (y a todos nosotros)Hugo Sigman, sobre el tratamiento del virus: “Médicos dicen que con hidroxicloroquina el resultado es muy bueno”

Leer más »