Último momento

Política

Edward Prado, embajador de los Estados Unidos: “Atacar a un juez es atacar a todo el sistema judicial”

La conferencia convocada por el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos AiresEl ex presidente de Uruguay Julio Maria Sanguinetti, el embajador de Estados Unidos en Argentina, Edward Prado, la titular de Transparencia Internacional, Delia Ferreira Rubio, analistas políticos, abogados y empresarios participaron hoy de un debate sobre el impacto de la pandemia del coronavirus y cómo podría influir en el futuro de las sociedades.“Construyendo Futuro – Hacia la Nueva Normalidad” fue el título de la cuarta edición de “Diálogos para la Argentina”, organizada por el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires que se realizó de manera virtual y que fue presentada por Máximo Fonrouge y Fernando Frávega, presidente y director ejecutivo del Colegio, respectivamente.Los expositores hablaron de la justicia, de la institucional, la economía y el empleo, entre otros temas en esta época de pandemia.El primero fue Prado, embajador de Estado Unido en Argentina desde mayo de 2018. Como ex juez y fiscal en su país, Padro habló de la Justicia. “Es indispensable que el sistema de justicia sea transparente, independiente y justo. En Estados Unidos el pueblo tiene más confianza en el poder judicial que en los otros poderes del gobierno. Hay varias razones. Los tribunales son abiertos al público, cualquier persona puede escuchar a los testigos y las pruebas y el pueblo participa de los jurados. Los jueces toman decisiones sin tener represalias y en menos de un año. Todo se hace todo electrónicamente. Estamos viendo la necesidad de un sistema de tecnología en la justicia en esta etapa de pandemia. Las personas que no respetan el sistema hacen que todo el sistema se vea mal. Los abogados tienen la responsabilidad de defender a ese juez, aunque no estén de acuerdo con el fallo. Atacar a un juez es atacar a todo el sistema judicial”, sostuvo.Edward PradoLuego fue el turno de Carlos Pagni, periodista y columnista político del diario La Nación. Pagni habló sobre el impacto de la pandemia en el gobierno de Alberto Fernández, la crisis económica y cómo puede influir en las elecciones legislativas del año que viene. “Vamos a una situación política donde una franja de la sociedad, la clase media y media baja, va a ser el centro de la situación del año que viene por cómo impacta esa crisis. Quien dote a ese sector de visibilidad, quien mejor interprete a esos sectores va a determinar cuál sea el resultado de las elecciones, sobre todo en la provincia de Buenos Aires que va ser la principal disputa entre el oficialismo y la oposición”, analizó.El primer panel de la conferencia fue “Sociedad y Derechos: Desafíos de una Nueva Era”. Moderado por la abogada Cecilia Mairal participaron la periodista Inés Capdevilla, el analista Marcos Novaro, el CEO de la empresa Accenture, Sergio Kaufman, y el brasilero Horacio Bernandes Neto, presidente de la Asociación Internacional de Abogados.Kaufman habló sobre la situación de las empresas en pandemia. “Cuando uno tiene una crisis va a buscar el mapa. Pero acá no teníamos mapa y lo que hicimos fue definir prioridades y principios”, contextualizó. Explicó que primero se decidió cuidar la salud de la gente y se dispuso el teletrabajo. Sobre ese punto señaló que “la infraestructura tecnológica de la Argentina funcionó muy bien porque hay que tener en cuenta que estamos todos conectados”. “Ahora estamos viendo que si bien la gente sigue trabajando pero en una etapa de hastío. Lo que vemos es que va acumulando presión hasta que la gente dice que está bien lo de la salud pero tengo que vivir”, completó y agregó que “el mundo digital tomó una brutal exponencialidad que no vuelve para atrás” y que la Argentina tiene un gran futuro en la materia.“El tema de la justicia no es casual que este gravitando tanto”, dijo Novaro que analizó que “este gobierno tomó todas sus decisiones por decreto y no por leyes”. “Es llamativo que en el momento que la gente está aterrada por la pandemia y la economía la corrupción está tercera en algunas encuestas como tema de preocupación. Es importante que los gobiernos atiendan a esta cuestión. Es cierto que la gente al final termina votando por la situación económica pero la cuestión judicial no es irrelevante”, agregó.Sergio KaufmanLa periodista Capdevilla habló sobre las tensiones entre libertades y salud que está en discusión en todos los países: “Al mundo le quedan por delante muchos desafíos que nos van a modelar la vida diaria, como el cambio climático y la crisis económica. Nos quedan unos tres meses muy duros en la Argentina. No nos podemos dar el lujo de evitar discusiones, si las seguimos encauzando en términos binarios son discusiones vacías. Profundizan la grieta y la grieta es cada vez más profunda y esta dejando cada vez menos gente en lo costados porque ya está cansada”.El último panel fue “Justicia, Transparencia y República” moderado por la periodista Paz Rodríguez Niell. Participaron Ferreira Rubio y los abogados Alejandro Carrió y Juan Carlos Cassagne.Consultados sobre la reforma a la justicia federal que impulsa el gobierno nacional, los tres coincidieron que el momento de pandemia no es adecuado para hacerlo y que requiere consensos más amplios para su aprobación. “De ninguna manera discutiría una reforma judicial en la mitad de las urgencias y las penurias económicas y con un Congreso que no funciona de la manera más adecuada para tratar este caso. La reforma crea un montón de cargos de jueces en vez de pensar en capacitar a fiscales cuando tenemos por delante un sistema acusatorio. Mas jueces designados a las apuradas sin repensar al país para mi es un enorme error”, sostuvo Carrió.En su rol de titular de Transparencia Internacional, Ferreira Rubio dijo que ante la pandemia y las urgencias que impone la crisis algunos países relajaron los controles sobre los gobiernos. “En algunos países los organismos de control han colgado el cartelito de no entendemos porque estamos en cuarentena y la emergencia requiere respuestas rápidas. Las emergencias tienen estándares internacionales, no es un viva la pepa. En algunas provincias de Argentina los protocolos están por encima de la Constitución, de las leyes y nadie le pone coto. Eso plantea a futuro que aquellos países que no tengan previstas las regulaciones para las emergencias deberían prever un régimen en el que haya respuestas urgentes, pero respetando los controles. La emergencia no es un cheque en blanco”, sostuvo.Delia Ferreira RubioCassagne profundizó la metáfora del cheque en blanco. “Ese cheque en blanco no es para permitir el avasallamiento de los derechos fundamentales”. “La emergencia que debe ser transitoria se está convirtiendo en todo el mundo en permanente. Y aparece un nuevo derecho, que es el derecho de excepción y que es anormal en la situación jurídica en el estado de derecho en la Argentina. El principal limite a la emergencia es el respeto del estado de derecho. Eso supone separación de poderes y mantener el funcionamiento de los parlamentos”, sostuvo el abogado.El cierre de la conferencia estuvo a cargo de Sanguinetti, que habló sobre los “impactos económicos, sociales e institucionales” de la pandemia. “Los económicos tienen reposiciones enormes. Se está hablando de una caída del PBI en Latinoamérica del orden del 9 por ciento. Es un retroceso muy impresionante. Nos va a costar tal vez dos años recuperarnos. Eso genera repercusiones sociales muy fuertes. La consecuencia más importante es en el trabajo. El teletrabajo se ha incorporado a nuestras vidas. Era marginal y hoy protagónico. En cinco semanas nos salteamos cinco años”, describió.Julio María SanguinettiTambién que la desocupación se va a consolidar. “Pero con un problema mayor porque estamos en un cambio de las condiciones de trabajo y eso va a llevar a una caída del trabajo convencional para pasar a empleos que veían creciendo en el ámbito de las digitalizaciones. Eso nos lleva el desafío a la educación, formar nueva gente para esta nueva economía”, sostuvo.La mirada del ex presidente de Uruguay también abarcó a los gobiernos. “Como en todas las crisis la gente miró al estado que tenía que actuar desde la excepción recurriendo a todos los atributos de la constitucionalidad. Manejaron nuestra vida: la forma de transitar, nuestros hábitos diarios. Estamos más comunicados que nunca pero con las fronteras. Allí vino una situación que se manejó de forma diversas: las cuarentenas, las medidas excepcionales en lo laboral, en lo económica, la limitación de trabajo. Los presidentes asumieron un liderazgo inusual. Todos los presidentes para bien, mal o regular pasaron a ser inevitablemente protagónicos”, describió.

Leer más »

Elisa Carrió denunciará ante organismos internacionales “la destrucción y el desmantelamiento de la UIF”

Carlos Cruz, titular de la UIF (Adrián Escandar) (Adrian Escandar/)La ex diputada Elisa Carrió anunció en las últimas horas que denunciará ante el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) “la destrucción y el desmantelamiento de la UIF (Unidad de Información Financiera violando además el tratado anticorrupción”.La ex diputada del espacio Coalición Cívica/ARI que integra la oposición al gobierno nacional, reaccionó así luego de que trascienda que la conducción actual de la UIF había despedido a 15 empleados durante el mes de agosto. A raíz de eso Carrió anunció que se presentará ante el GAFI, que es una institución intergubernamental que tiene el propósito de desarrollar políticas para combatir el lavado de dinero y la financiación del terrorismo. La UIF es la unidad antilavado de la Argentina.La UIF está conducida por el penalista Carlos Cruz y desde comienzo de agosto inició un proceso por el cual fueron despedidos empleados que tuvieron una enorme tarea en los expedientes por casos de corrupción durante el kirchnerismo en los que intervino el organismo antilavado.El inicio de los despidos comenzó a principios de agosto cuando dejaron cesantes a al director de Análisis, Lucas Reboursin; el coordinador de Colaboraciones Internacionales, Lucas Pandolfo; y el jefe de Prensa y Comunicación, Rafael Manzanares. Luego fueron despedidos tres abogados integrantes del Departamento de Litigios Penales, dos empleados que revistaban miembros del área de Internacionales y un experto del área de Análisis, entre otros trabajadores de la Administración y del área de Supervisión. Se calcula que fueron echadas unas 15 personas en su mayoría que revistaba en cargos técnicos bajo la modalidad de contratos por tiempo indeterminado. Aún están vacantes los cargos que dejaron los que fueron despedidos.Algunos de los despedidos señalaron que tenían militancia partidaria y que ocupaban cargos técnicos, e inclusive varios de ellos ingresaron a la UIF entes del inicio del gobierno de Mauricio Macri. Durante el gobierno anterior y bajo la conducción de Mariano Federici y Eugenia Talerico la UIF tuvo una participación importante en muchos casos de corrupción en los que se investigó a ex funcionarios del kirchnerismo.La fachada del edificio de la UIFCarrió anunció que denunciará la situación ante el GAFI, que según lo establecido por su calendario tiene previsto evaluar a la UIF en el año 2021.Cuando Cruz asumió en la UIF había dicho que se iba a diferenciar de la gestión anterior, que puso énfasis en casos de corrupción del gobierno de los Kirchner: ”Va a haber un cambio en lo que se llama la política criminal. A veces, por falta de conocimiento en materia de cómo funciona el sistema económico, o cómo son los lineamientos más modernos a nivel internacional en materia de política criminal vinculada al lavado de activos, el narcoterrorismo, la trata, el narcotráfico y los delitos económicos complejos, se soslaya la investigación de hechos más graves que tienen que ver con criminalidad transnacional compleja, para derivarlos hacia hechos que son de investigación más sencilla, vinculados con la gestión en la administración pública”.Y había explicado que “Hay que poner el eje también en los ilícitos más graves derivados del contrabando, la evasión fiscal, actos fraudulentos vinculados con la contratación de deuda externa, y operatorias trasnacionales vinculadas a las sociedades offshore. Cuando el doctor Alberto Fernández hizo la apertura de sesiones legislativas hace unos días, puso el acento en dos ejes muy importantes que tienen que ver con el organismo. Por un lado, el control del lavado de activos vinculado, entre otros aspectos, con la trata de personas, el terrorismo y el narcotráfico. Y también sobre la contratación fraudulenta de deuda externa”.Desde la oposición señalan que los despidos tienen relación con el cambio de enfoque de la UIF anunciado por Cruz. Y con el desmantelamiento de organismos de control, ya que lo relacionan con los cambios de estrategia penal de la Oficina Anticorrupción que dejó de ser querellante en varios casos de corrupción donde había kirchneristas involucrados.Elisa Carrió anunció que recurrirá al GAFI por la situación de la UIF

Leer más »

Quién es Betiana Colhuan, la líder mapuche de 19 años que encabeza la toma de tierras en Villa Mascardi

Betiana Colhuan tiene apenas 19 años y ya a los 16 había sido ungida machi”, es decir la jefa, la líder, la representante del pueblo mapuche, en este caso de Lof Lafken Winkul. La joven es prima de Rafael Nahuel, asesinado en un enfrentamiento con efectivos de Prefectura el 25 de noviembre en 2017 en Villa Mascardi. Fue ella quien eligió al Parque Nacional Nahuel Huapi como el lugar “sagrado” para instalarse. El gobierno nacional está muy preocupado por su accionar y la señalan como a la instigadora del grupo de violentos encapuchados que incendian cabañas, atacan vecinos, y toman predios en las inmediaciones del Lago Mascardi, un lugar de belleza impactante y turístico ubicado a unos 35 kilómetros de la ciudad de San Carlos de Bariloche, en la provincia de Río Negro. Aunque parezca contradictoria una cosa con otra, Betiana es la consejera espiritual, religiosa y figura médica de su comunidad.Los problemas que hoy afectan a la zona no son nuevos y se extienden por toda la Patagonia. El tema de fondo es la pulseada por la propiedad de tierras sobre las cuales los grupos mapuches afirman tener derechos ancestrales. Concretamente, en Villa Mascardi el conflicto se intensificó en junio de 2017 cuando la machi Betiana aseguró haber recibido un mensaje extrasensorial, sobrenatural que la hizo visualizar al Parque Nacional Nahuel Huapi, como el lugar sagrado para instalarse.Desde ese momento la comunidad mapuche Lof Lafken Winkul que lidera Betiana comenzó a usurpar esos predios, unas seis hectáreas fiscales del Parque Nacional, que es un emblema turístico de Ríos Negro. Casi tres años después utilizan esas tierras como base para salir a atacar las cabañas de los vecinos y sembrar terror.Una foto que muestra las consecuencias de los ataquesHasta que ese predio de Villa Mascardi no fue señalado por la macho Betiana nunca había sido mencionado por ninguna comunidad mapuche como lugar de asentamiento, ni existían reinvidicaciones territoriales como las que ya existen y que la gran mayoría de los grupos mapuches realizan reclamos históricos, pacíficos legítimos y documentados.Por lo general cada Loft o comunidad mapuche tiene una machi, que básicamente es una persona que dedica su vida a la medicina ancestral mapuche, pero no cumple un rol ni tiene bajo ningún concepto la autoridad política para decidir dónde debe o no, radicarse una comunidad, como es el caso de la machi Betiana. Muy por el contrario, una machi tiene que cumplir la función de obrar para sanar, para curar, para buscar el kvme felen del ser humano, esto es el equilibrio y la salud, pero nunca llamar a la violencia, a dividir ni generar discordia. De otro modo, va en contra de su propósito en esta tierra.Esto es lo que las otras comunidades mapuches observan que no sucede con la comunidad Lof Lafken Winkul, que habría radicalizado Betiana. “Una machi tiene que tener una correspondencia territorial, un Tuwun (origen territorial) y un Kvpalme (descendencia familiar), un nexo que ancle, y la una verdaderamente al territorio que habita y en el que desarrolla sus funciones, esto es un requisito fundamental. No puede aleatoria y caprichosamente y sin fundamentos elegir un lugar para asentarse ignorando por completo y avasallando la presencia, soberanía y autodeterminación de otras comunidades. Eso va en contra de los valores, normas y principios comunitarios, o Az Mongen”, le explican a Infobae desde otra de las comunidades pacíficas que conviven desde hace años y años, en excelentes términos con sus vecinos.“Usar la etnia como excusa para escudarse y robar, amenazar, cuatrerear y mentir, es una bajeza”, sostienen otros integrantes de comunidades mapuches con quienes funcionarios del ministerio de Seguridad, a cargo de Sabina Frederic, mantienen un diálogo fluido y agregan: “Muchas de esas personas que esconden su rostro, lo hacen para delinquir impunemente en la zona, y claramente no son de origen mapuche”. El Lof Lafken Winkul, que lidera la machi Betiana, asegura reivindicar su pertenencia al linaje de un personaje histórico llamado Linkonahuel. Sin embargo, desde el gobierno nacional y de la provincia de Ríos Negro se asegura que no hay registro histórico de la presencia de ningún Linkonahuel a orillas del Lago Mascardi. Sí, en cambio está registrado históricamente que los primeros pobladores en radicarse y asentarse en la zona fueron Juan Bautista Treuque y José Domingo Inaleff, y no consta que en ésta zona que hubiera ningún otro asentamiento sedentario previo de ninguna otra familia ni comunidad indígena.A la izquierda la machi Betiana Colhuan y la Lamien María Nahuel -tía y prima de Rafael Nahuel- durante una exposición en la que exigían "memoria y justicia" por su primo y sobrino, asesinado durante un enfrentamiento con integrantes de Prefectura el 25 de noviembre de 2017, durante un violento desalojo que se realizaba contra integrantes de la comunidad mapuche Lafken Wincul Mapu del Lago Mascardi.El hecho es muy poco conocido, pero desde el gobierno nacional recuerdan que Betiana Colhuan, la joven machi que en 2017 dijo haber recibido un mensaje sobrenatural que le señaló como “sagradas” las tierras en la zona del Lago Mascardi, dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi, y por esa razón decidió usurpar el lugar junto a su comunidad, Lafken Winkul también fue protagonista, junto a otros veinte jóvenes del enfrentamientro que mantuvieron el 25 de noviembre de 2017 con el Grupo Albatros de Prefectura Naval Argentina. Entre ellos estaba su primo Rafael Nahuel, el joven que murió ese día.Para los vecinos, víctimas de constantes ataques, la legitimidad de la comunidad Lof Lafken Winkul es nula y sus actos de vandalismo se diferencias con lo pacifistas de las otra comunidades. Según pudo saber Infobae de fuentes del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), a cargo de la ex senadora Magdalena Odarda el Lof Lafken Winkul, que tiene como guía espiritual a Betiana Colhuan “no tiene el reconocimiento de otras comunidades de la zona”.Desde la agrupación mapuche Lof Wiritray - Relmü Lafken, una de esas comunidades que vive en absoluta armonía con sus vecinos, publicaron un comunicado en el que se afirma: “Nunca existió en el citado lugar, hasta noviembre de 2017 ninguna otra comunidad mapuche, ni asentamiento, ni reinvidicaciones territoriales ajenas a nuestro propio reclamo histórico, legítimo y documentado. Claramente no son de origen mapuche. Los vecinos de la zona aledaña a la ocupación los reconocen como del área metropolitana de Buenos Aires y como punteros de agrupaciones sociales y partidos políticos. Jamás el mapuche anduvo cobardemente escondiendo su rostro tras una capucha, al contrario, en nuestro Az Mongen (valores y principios comunitarios), es signo de virtud y nobleza dar la cara siempre y ante cualquier circunstancia”.Sobre el tema, en las últimas horas, la ministra de Seguridad recordó que desde su cartera mantienen conversaciones con los ocupantes de tierras en Río Negro y que le van a presentar una propuesta a los mapuches para tratar de alcanzar un acuerdo para terminar con el conflicto en Villa Mascardi. Dijo que apuestan al “camino del diálogo”.En una entrevista en Radio Con Vos, Sabina Frederic también destacó que que la ocupación en el lugar se produjo en 2017 y que en ese momento la Justicia ordenó un allanamiento que realizó la Policía Federal, que fue “infructuoso”. Explicó que luego entró al lugar “un grupo de Albatros, de Prefectura, y ocurrió la muerte de Rafael Nahuel, el primo de la Machi Betiana.Una vez más la funcionaria de Alberto Fernández calificó el operativo como “un fracaso el desalojo que ejecutaron las fuerzas que dependían de Patricia Bullrich” y destacó que “no hubo solución, ya que hubo allanamiento, intento de desalojo y un muerto, y la gente sigue ahí”.Por este antecedente y la muerte de Santiago Maldonado, durante el desalojo de un corte de ruta el 1 de agosto de 2017 por parte de Gendarmería Nacional en reclamo de tierra realizado en esa oportunidad en el Pu Lof en Resistencia de Cushamen en Chubut, es que el gobierno nacional decidió que no intervengan en la zona ninguna de esas fuerza federales y por eso podrían ir integrantes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) -ya intervienen en la toma de tierras del predio del INTA en El Bolsón-y de la Policía Federal.SEGUÍ LEYENDO:Juntos por el Cambio cuestionó al Gobierno por su posición sobre la toma de tierras en Villa MascardiSaqueos, incendios y amenazas: el historial de violencia de la familia a cargo de la toma de terrenos en Villa Mascardi“La toma de tierras no es un tema de Seguridad”, aseguró la ministra Sabina Frederic

Leer más »

Científicos e intelectuales le reclamaron al Gobierno que cese el “uso ilegal del terror sanitario como herramienta para someter a la población”

Un grupo de científicos, intelectuales, periodistas y personalidades de la cultura pidieron hoy a través de una carta pública que el Gobierno derogue la prórroga de la Ley de Emergencia 27.541 y los decretos “limitantes de los derechos constitucionales dictados en el marco de la pandemia” y reclamaron “el funcionamiento del Poder Judicial en su totalidad” para que esté “ampliamente disponible para actuar cuando las personas reclamen la defensa de sus derechos básicos”.Los impulsores del documento son, básicamente, los mismos que tres meses atrás denunciaron que se venía en la Argentina una “infectadura”, concepto que fue duramente criticado no solo por el oficialismo, sino aún dentro de Juntos por el Cambio, donde muchos dirigentes lo consideraron exagerado.“Hoy las circunstancias evolucionaron en el sentido que menos deseábamos, pero que entonces intuíamos: en nombre de cuidar la salud de la población, el Gobierno avanzó con una agenda ajena al contexto que vivimos y disociada de la realidad. Del discurso ultracientificista de los primeros meses se pasó sin escala, pero con igual afán, a propagar relatos con imcompleta y sesgada contrastación empírica o científica y hasta con datos erróneos destinados a mantener la reclusión y el sometimiento de gran parte de la población”, expresaron los firmantes.Los intelectuales Santiago Kovakloff, Juan José Sebreli, Jorge Sigal, Luis Alberto Romero, Darío Lopérfido, Federico Andahazi, Ricardo Lafferriere, Silvia Martínez, Roberto Cachanosky y Daniel Sabsay; Luis Brandoni, Maximiliano Guerra; los periodistas Gabriel Levinas, Ricardo Canaletti, Rosario Agostini, Lana Montalban, Eduardo Antin, Marcelo Panozzo, Luis Gasulla, Rogelio Alanzi, Sandra de la Fuente, Daniel Capalbo, Diego Dillenberger y Leonardo D’Espósito y los profesionales Aldo Isuani (Universidad de San Andrés), Lilia Puig (Universidad del Litoral), Santiago Leiras (UBA), Fernando Pedrosa (UBA), Elena Carmelich (UBA), Osvaldo Pérez Sammartino (UBA), Diego Bernardini (Universidad de Mar del Plata), Ricardo López Gottig (Universidad de Belgrano) e Ignacio Labaqui (UCA), son algunos de los firmantes.Pero, en especial, los impulsores resaltaron el crecimiento de las firmas de profesionales del CONICET, que normalmente tienen mayores dificultades para desempeñarse en sus tareas después de aparecer en posicionamientos críticos al Gobierno. Además de la ya conocida Sandra Pitta, firmaron Darien Prado (investigador IICAR-UNR), Pedro Lamberti (UNC), Eduardo Henquin (UNL), Sebastián Linares (UNL), Julio Montero (UBA), Santiago Poggio (UBA), entre varios. También se destacan las firmas de Héctor Cavallero, Pablo Racioppi, Leandro Querido, Gabriela Saldaña, Néstor Pérez Baliño, Gustavo Segré, Claudio Bargach y Gustavo Lema.La carta anterior fue firmada por 300 personas, el mismo número que figura en el documento conocido hoy. “Frenamos en 300 para que coincida con la anterior pero, en realidad, la primera carta tuvo el respaldo de 28.000 firmas en change.org y ahora vamos a mandar a los que se fueron sumando y se sumen a partir de ahora a esa misma aplicación”, explicó a Infobae un representante del grupo.En el texto puntualizaron que “resulta difícil enumerar en este breve espacio todos los casos de personas que han sido encarceladas, perseguidas, agredidas, perjudicadas y denunciadas en nombre de la salud pública y violentando garantías esenciales estipuladas por la Constitución Nacional”, al tiempo que advirtieron “por la escasa pericia que demuestra el Gobierno en el ámbito sanitario”.Los firmantes también reclaman por “el retorno del Congreso a su funcionamiento normal poniendo fin a las sesiones virtuales” y “el cese inmediato de la criminalización de actividades lícitas y el acoso de fuerzas de seguridad a los ciudadanos, así como de las actitudes impúdicas de los responsables de la seguridad pública y sus peleas por espacios de poder y futuras candidaturas”.Finalmente, expresaron que “es preciso acabar con el aprovechamiento de la cuarentena indefinida para avanzar en proyectos de impunidad personal y la concentración de poder de grupos políticos oficialistas”. “Es indispensable acabar con el uso ilegal del terror sanitario como herramienta para someter a la población”, concluyeron.Seguí leyendo:Quién es Betiana Colhuan, la líder mapuche de 19 años que encabeza la toma de tierras en Villa MascardiPolémica: se reestableció el límite a la importación de librosFrenaron en el Senado bonaerense un nuevo intento kirchnerista de liberar presos en forma masiva

Leer más »

Alberto Fernández criticó nuevamente la concentración de riqueza en la ciudad de Buenos Aires y pidió hacer un país más federal

Martín Guzmán, Cristina Kirchner, Alberto Fernández y Sergio MassaApenas tres días después de haber asegurado que la opulencia de Buenos Aires lo “llenaba de culpa”, el presidente Alberto Fernández volvió a cuestionar la forma “injusta” en que se distribuye la riqueza entre la capital del país y las provincias del interior.El mandatario cerró el acto de presentación de los resultados de la reestructuración de la deuda en el Museo del Bicentenario y adelantó que, tras haber superado “uno de los obstáculos” que impedíaN planear el futuro de la Argentina, ahora “tenemos que pensar un país que se reestructure de otro modo”.Sin embargo, tras las réplicas del Gobierno porteño, Fernández intentó bajarle el tono a la confrontación y aclaró que “el país injusto que tenemos hoy” no tiene “nada que ver con el gobierno de Rodríguez Larreta”.En esa línea, culpó a políticas que “tienen más de un siglo” y que han llevado a concentrar toda la riqueza en torno al puerto de Buenos Aires.Según Fernández, a lo largo de la historia se ha constituido un centro rico y dos países periféricos al norte y al sur. “Es un país muy desigual, estoy seguro de que nadie está conforme con este resultado”, dijo.Por eso, el Presidente repitió que “es el más federal de los porteños” y planteó la necesidad de “hacer ese país federal que tantas veces declamamos y pocas veces cumplimos”.El viernes, en Santa Fe, Fernández aseguró que la “maravillosa” ciudad de Buenos Aires lo llena de culpa por verla tan opulenta e injusta con el resto del país. Incluso aseguró que siempre soñó con el momento en que les devuelva a las provincias “todo lo que estas le dieron”.Las declaraciones sorprendieron a las autoridades porteñas, que salieron a contestar sin perder el tono conciliador. El mismo Rodríguez Larreta argumentó al día siguiente que “si hay diferencias y desigualdad con la Capital, debemos buscar que ese desarrollo llegue a toda la Argentina, porque nuestra idea es igualar para arriba”.También recomendó mantenerse alejado de los sectores “fanáticos”, tanto del oficialismo como de la oposición, y enfatizó que seguirá trabajando “con los sectores que busquen el diálogo”.En la misma línea, hoy el vicejefe Diego Santilli señaló que ese tipo de declaraciones “no suman” y aclaró que “Buenos Aires es muy solidaria ya que produce muchísimo más de lo que recibe por coparticipación y atiende en su sistema de salud público a muchas personas que no son de la Ciudad”.Durante el acto, Fernández celebró el acuerdo con los acreedores, agradeció a Cristina Kirchner, a su Gabinete, a los gobernadores, al papa Francisco y a los mandatarios extranjeros que lo ayudaron en la negociación, y pidió que asumamos la responsabilidad de lo que nos pasó “para que no nos vuelva a pasar”.“Ya salí dos veces de ese laberinto (de la deuda), todos nosotros salimos dos veces, no volvamos a entrar nunca más”, dijo.Seguí leyendo:El Gobierno anunció que logró reestructurar el 99% de la deuda bajo ley extranjera Boca comunicó que hubo un brote de contagios de coronavirus en el plantel y suspendió los entrenamientos por 72 horasCoronavirus: las proyecciones de un biólogo apuntan a una alarmante cifra de muertes para NavidadMás críticas al impuesto “Máximo”: empresarios y economistas aseguran que es confiscatorio

Leer más »

El Gobierno adelantó que podría haber vuelos de cabotaje a partir de octubre

“Si todo va bien, espero que para octubre o antes de fin de año se puedan hacer vuelos de cabotaje”, dijo el ministro de Turismo, Matías LammensMientras el gobierno nacional avanza con las flexibilizaciones de más actividades en medio de la pandemia de coronavirus, el ministro de Turismo de la Nación, Matías Lammes, admitió que están trabajando intensamente para que puedan volver los vuelos de cabotaje a partir de octubre.“Es difícil poner fecha, nuestra expectativa es que para octubre podamos volver a volar”, aseguró Lammens luego de que el Ministerio de Transporte decidiera dar marcha atrás con el regreso de la actividad aerocomercial a partir de septiembre.“Si todo va bien, espero que para octubre o antes de fin de año se puedan hacer vuelos de cabotaje”, remarcó el funcionario. Y admitió que está trabajando en conjunto con las áreas de transporte y salud “para que sea lo antes posible” siempre y cuando la situación epidemiológica lo permita.Consultado acerca de los riesgos que podría acarrear aglomerar gente en un espacio cerrado para que sea trasladada, el funcionario respondió con un ejemplo: “Aerolíneas tiene vuelos a Miami y Madrid, y Air France también ya está operando en el país. Comprobamos que no existe ningún riesgo de contagio arriba del avión por lo que estamos trabajando para empezar a liberar el transporte aéreo”.En abril de este año, una resolución de la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac) dispuso que las compañías aéreas podían vender y programar vuelos regulares a partir de septiembre. Sin embargo, esa fecha como punto de partida para el reinicio de las operaciones luego fue pospuesta y el ministro Mario Meoni estimó un plazo de 60 días en el cual podrían reactivarse la actividad de los vuelos comerciales regulares.Pero para Lammens podría ser antes: “Si algo hemos aprendido en estos meses es que el virus es dinámico y es difícil hablar de plazos. Si todo sigue como hasta ahora, creemos que más temprano que tarde vamos a tener los vuelos de cabotaje”.Mar del Plata adelantó que pedirá hiposado negativo a los turistas que quieran veranear en la ciudad (NA) (SCALZO Jose/)Con respecto a la temporada de verano en la Costa Atlántica, también se mostró optimista y adelantó que “va a ser una temporada distinta, pero muy buena”. Reiteró que hasta que no esté disponible la vacuna “hay hábitos que llegaron para quedarse y corren para el momento de las vacaciones”.“El verano no va a ser tan diferente a lo que ya estamos acostumbrados. No vamos a ver aglomeraciones en playas ni teatros. Estamos trabajando para que haya temporada de verano y estamos convencidos de que la va a ver ya que los protocolos fueron unificados y las 24 jurisdicciones adhirieron al proyecto federal”.A pesar de ello, aclaró que las condiciones de ingreso dependerán de cada jurisdicción e hizo referencia al caso de Mar del Plata. “Se armó un poco de revuelo con las declaraciones del intendente Montenegro que dijo que les va a exigir un hisopado a todos los ingresen pero yo creo que eso va a depender de cómo evolucione la pandemia. De acá a diciembre creo vamos a estar mejor”, pronosticó Lammens al ser entrevistado en CNN Radio.El ministro de Turismo y Deporte de Argentina, Matías Lammens (EFE) (EFEI0342/)Lejos de polemizar con Montenegro, el funcionario explicó que “cada jurisdicción puede exigir lo que le parezca correspondiente” pero insistió en que “no hace falta hisopar a los asintomáticos, que es lo que indica el Ministerio de Salud de la Nación”. Y agregó: “A veces se toman medidas extremas para que no saturen sus sistemas de salud y es entendible”.“Siempre vamos a mirar el tema de cómo es el ingreso”, dijo Montenegro el 21 de agosto al precisar que, “hasta hoy y si no hay otro adelanto”, el protocolo sanitario que se aplicará “será con el hisopado y el control” de las personas que ingresen a esta ciudad balnearia, algo que consideró “clave” para evitar nuevos contagios.Para la recuperación del turismo, desde el Ministerio que conduce Lammes ya se lanzaron varios planes. Uno de ellos consiste en devolver el 50% a los turistas que realicen compras de paquetes turísticos hasta el 31 de diciembre de este año. Y ese dinero luego podrá luego ser gastado en otras compras de servicios turísticos.Se estima que entre el programa ATP y el plan preventa de servicios turísticos se va a realizar una inversión de $53.000 millones para ayudar a las empresas del sector, que generan un millón de puestos de trabajo.Seguí leyendo:Qué opciones tienen los pasajeros y cómo se pueden cambiar los tickets de vuelos ya comprados

Leer más »

Juntos por el Cambio anticipó que este martes sesionará de forma presencial y se agrava el conflicto en Diputados

Los presidentes de los bloques que conforman el interbloque de Juntos por el Cambio Juntos por el Cambio decidió asistir de manera presencial a la sesión especial del próximo martes convocada por el oficialismo en los últimos días para tratar dos proyectos de ley sobre la actividad turística nacional y modificar penas a la pesca ilegal.“El Protocolo de Sesiones Remotas está caído desde el 4 de agosto y pasaron más de 20 días sin que el Presidente de la Cámara llame a las autoridades de nuestro interbloque o nos cite a una reunión para discutir la continuidad del protocolo”, explicaron a Infobae fuentes de la coalición. En la alianza consideran que el viernes se convocó a una sesión especial para el martes próximo y como está vencido el protocolo, dieron por entendido que desde la Presidencia de la Cámara baja se habían tomado las medidas sanitarias para realizar la sesión de manera tradicional. Por ese motivo los bloques que conforman el interbloque decidieron estar presencialmente el martes en el recinto de sesiones. “La verdad es que no sabemos a qué obedece el comportamiento del presidente del cuerpo. Nosotros queremos protocolos de sesiones remotas sólo para abordar temas de consenso con vigencia corta, ya no más de un mes. Después de lo que pasó en el Senado el pasado jueves con la escandalosa aprobación de la ley de reforma judicial estamos muy preocupados y en alerta”, indicaron fuentes parlamentarias a este medio. Alfredo Cornejo había adelantado la postura del radicalismo en la mañana del domingo (Gustavo Gavotti)En tanto, el diputado nacional y presidente de la Unión Cívica Radical, Alfredo Cornejo, había asegurado más temprano que el radicalismo iba a asistir a la sesión. La decisión, finalmente, se amplió a toda la coalición. “Lo resolvimos ayer en una reunión del radicalismo. Si se convoca a esta sesión del martes, consideramos conveniente ir a sesionar presencial porque el protocolo de funcionamiento virtual está vencido”, sostuvo el ex gobernador de Mendoza esta mañana durante una entrevista con CNN Radio.La controversia se inició este viernes cuando el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, convocó formalmente a todos los bloques a una sesión especial para tratar dos proyectos sobre los que, aseguró, ya existe suficiente consenso. “Tenemos que resolver la situación de los más afectados por la pandemia”, señaló Massa sobre la sesión agendada para este martes 1 de septiembre a las 13.El objetivo es discutir un proyecto para la reactivación productiva de la actividad turística y una modificación al régimen de infracciones de la Ley de Pesca para endurecer las penas a quienes practiquen la pesca ilegal.El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, convocó a todos los bloques a una sesión especial el próximo martes para tratar dos proyectos sobre el turismo y la pesca (Télam)Desde el oficialismo destacaron que todos los bloques, a excepción de Juntos por el Cambio, estuvieron de acuerdo con sesionar de manera virtual. “Espero que todos los bloques se sienten a trabajar en estos temas, que son clave para este momento”, señaló el titular de la Cámara de Diputados a Infobae luego de convocar la sesión. El PRO, la UCR y la Coalición Cívica, sin embargo, ya habían anticipado que no estarían dispuestos a tratar la reforma judicial bajo esta modalidad.En ese sentido Juntos por el Cambio emitió un comunicado este viernes dirigido al presidente de la Cámara baja en el cual aclaran que si bien no se oponen “al tratamiento del temario propuesto” se advertía que recurrirán a la Justicia si se realiza la sesión especial de manera mixta o virtual y no presencial, “la única modalidad en condiciones legales y reglamentarias de realizarse”.“Con el objeto de evitar cualquier maniobra tendiente a violentar las normas de funcionamiento de este cuerpo, queremos recordarle que la regla aprobada por este cuerpo establece que ‘el protocolo estará vigente desde su fecha de aprobación mientras dure el aislamiento social por período de 30 días, prorrogables por consenso de la Comisión de Labor Parlamentaria’”, señalaron en el escrito firmado por Mario Negri (UCR), Cristian Ritondo (PRO) y Maximiliano Ferraro (CC).Maximiliano Ferraro (CC), Mario Negri (UCR) y Cristian Ritondo (PRO) emitieron un comunicado donde advirtieron que recurrirán a la Justicia si se sesiona de manera virtual Para Juntos por el Cambio, “ese es el principio que hasta la fecha se ha respetado en este honorable cuerpo y con el que se renovó el protocolo el pasado 7 de julio, por acuerdo de la labor suscripto por la unanimidad de los integrantes”. Para concluir, advirtieron: “Nos reservamos el derecho de accionar judicialmente contra cualquier intento de vulnerar las reglas que este cuerpo ha fijado para el funcionamiento telemático, pero apelamos a que esa Presidencia continúe obrando en el marco del consenso como lo ha hecho hasta la actualidad”.El proyecto sobre la actividad turística, que ya fue aprobado en el Senado, unifica varias iniciativas presentadas por el Frente de Todos y Juntos por el Cambio y tiene por objeto “la implementación de medidas para el sostenimiento y la reactivación productiva de la actividad turística nacional, por el término de 180 días, prorrogable por el mismo plazo por el Poder Ejecutivo”. El oficialismo detalló que, en términos económicos, los sectores turístico, hotelero y gastronómico implican unos 470 mil empleos. Por eso, el Estado destinará $70 mil millones en aportes de emergencia para el sector.En sus fundamentos, el proyecto en tratamiento sostiene la necesidad de “paliar el impacto económico, social y productivo en el turismo, en todas sus modalidades, en virtud de la pandemia por coronavirus COVID-19 y brindar las herramientas para su reactivación productiva”.Mario Negri, jefe del bloque de la UCR en Diputados (MAXIMILIANO VERNAZZA/)El proyecto, además, prorroga el reparto del ATP para el sector turístico, asistencias económicas a pymes, la reducción de contribuciones patronales, planes de moratoria, suspensión de embargos y reducción de alícuotas de la ley del cheque, así como también bonos vacacionales para los consumidores, programas de pre-venta y un plan de devoluciones de servicios que no pudieron ser brindados por la pandemia. En simultáneo, otros $11 mil millones en inversión pública se destinarán a sostener la actividad cultural, que involucra a unos 30 mil trabajadores.Por otro lado, se tratará un aumento de las multas en dólares previstas en la Ley Federal de Pesca (24.922), para proteger una actividad que representa 2,5 puntos del PBI del país con penas que hoy van de los 5 a los 10 millones de pesos, de acuerdo a lo establecido en el artículo 51 de la ley sancionada en 1998.La iniciativa enviada a la Cámara baja propone establecer un régimen variable sobre la base de unidades de valor denominadas Unidades Pesca (UP) cuyo monto será equivalente a un litro de combustible gasoil, con el fin de establecer el procedimiento de fijación del valor en moneda de curso legal.A fines de julio, tras una reunión que encabezó el presidente Alberto Fernández, el subsecretario de Pesca, Carlos Liberman, había adelantado que “la nueva ley prevé montos equivalentes que van de los 500 mil litros de gasoil a los 3 millones de litros”, lo cual equivale a un piso de 1,1 millones de dólares y un techo de 6,5 millones de dólares.SEGUÍ LEYENDO:Sergio Massa convocó a una sesión especial para tratar proyectos sobre turismo y pesca: “Tenemos que resolver la situación de los más afectados por la pandemia

Leer más »

Ricardo Forster afirmó que “faltó mostrar la crudeza y el dolor real de la pandemia” y comparó el coronavirus con la guerra de Malvinas

El filósofo Ricardo Foster El filósofo Ricardo Forster sostuvo este domingo que al Gobierno le “faltó mostrar la crudeza de la pandemia, el dolor real”, para evitar el “relajamiento” social que se está manifestando en la actualidad. El actuar asesor de Alberto Fernández expuso su mirada después de más de 160 días de cuarentena en todo el país.“Nos ha faltado mostrar la crudeza de la pandemia, el dolor real, las muertes, el sufrimiento de quienes están en la primera línea de batalla, el dolor de los familiares”, precisó en declaraciones a Radio Rivadavia.En ese sentido, argumentó que para que la sociedad tome “plena consciencia del peligro y el horror que implica esta pandemia” debe haber un relato que muestre en primer plano lo que está sucediendo. “Porque cuando uno no la ve ni siente que está próxima es como si no sucediese”, agregó, al tiempo que citó el refrán “ojos que no ven, corazón que no siente”.Foster cuestionó la estrategia de comunicación del gobierno nacional “Parte del relajamiento, más allá del cansancio, de un agotamiento de muchos meses es también porque de algún modo falta el impacto”, insistió. No obstante aclaró que no hace una reinvidicación del “amarillismo, de la espectacularización y el morbo” de los medios de comunicación.Sobre la falta de una comunicación más directa del dolor que provoca la pandemia, dijo que le recuerda a lo que sucedía durante la Guerra de Malvinas, cuando el gobierno militar no informaba lo que estaba sucediendo en toda su dimensión. .“Fue una guerra lejana de la que no teníamos noticias salvo por los informes del canal y la censura militar”, indicó, en una suerte de comparación.Por último, cuestionó la conducta de transgresión a la cuarentena que después de varios meses se generalizó en buena parte de la población. En este sentido, criticó la idea del “goce del individualismo, del ego autorreferencial que cree que la libertad empieza y termina en mi propio cuerpo”.Las palabras de Forster llegan luego de que el gobierno nacional haya decidido habilitar reuniones de hasta 10 personas, al aire libre, en todo el país. Si bien el presidente Fernández está preocupado por la situación que se está viviendo en el interior del país, su gobierno comenzó a apelar a un discurso anclado en la etapa pos pandemia.El coronavirus se expandió en el interior del país en las últimas semanas y generó una fuerte preocupación en el Gobierno Por otro lado, ayer el Presidente volvió a manifestar sus reparos con la política de flexibilización que impulsa el Gobierno porteño, en el marco de una nueva etapa de la cuarentena establecida por el coronavirus. Según Fernández, la habilitación de locales gastronómicos lleva naturalmente a un “relajamiento” de las medidas de distanciamiento social.“Yo hubiera preferido esperar un poco más, Rodríguez Larreta me planteó una presión muy grande de los comerciantes”, explicó y afirmó que “le han hecho creer a la gente que estando en la calle el riesgo no existe”. “El riesgo existe, es menor pero existe”, añadió.Seguí leyendo Alberto Fernández busca salir de la agenda sanitaria con una batería de anuncios vinculados a la economíaAlberto Fernández: “En una pandemia no se critica con manifestaciones, prefiero que golpeen las cacerolas”

Leer más »

El regreso de María Eugenia Vidal: su fuerte autocrítica y la nueva identidad que piensa para Juntos por el Cambio

La ex gobernadora María Eugenia Vidal (NA) (SCALZO Jose/)De a poco. Despacio. Con cautela. Midiendo las pisadas. María Eugenia Vidal está volviendo lentamente a la escena política principal. Su voz, que nunca se dejó de oírse detrás de bambalinas, comenzó a escucharse con más frecuencia en la esfera pública. Los conceptos de sus charlas en Zoom con dirigentes de base de Juntos por el Cambio comienzan a conocerse con más frecuencia. Su mensaje empezó a romper la propia estructura creada para vivir, por un tiempo, lejos del poder. Tiempo en el que inició un proceso de autocrítica y dibujó en el aire los nuevos pasos que debe dar una dirigente con peso nacional.Todavía no está dispuesta a volver del todo al escenario mayor. Paso a paso. Está cómoda lejos del barrial en el que se convierte la política argentina cuando un tema de agenda electrifica la relación entre el oficialismo y la oposición. Asume que es un año complicado desde lo económico y sanitario, y que ya habrá un momento para volver a hablarle a la gente. Otra vez, después de asimilar el golpe de efecto que generó la última derrota electoral. Y así iniciar un acercamiento a sus votantes y un debate más contundente sobre la identidad de Juntos por el Cambio.Vidal aún no sabe si será candidata el año que viene o no. Y si lo sabe, no lo dice. En sus charlas con dirigentes territoriales suele marcar que le gusta jugar en equipo. Y que en 2015 fue candidata a gobernadora porque hasta allí la llevó el espacio político que integra, no fue un objetivo personal que arrastraba desde antes. Si el año que viene sigue pensando lo mismo, quizás se convierta en la cara visible de la oposición cuando se avecinen las elecciones legislativas. En su círculo más cercano tratan de bajar las ansiedades de propios y extraños. Y le piden que no se desgaste y que piense al detalle cada paso que da.María Eugenia Vidal junto a Horacio Rodríguez Larreta, su principal socio en la coalición (Maximiliano Luna)Mientras tanto trata de colaborar en la unidad de la coalición y en el trabajo de alianzas para abrirla. Piensa que todos tienen que estar bajo el mismo techo. Los duros, como Patricia Bullrich, o los más dialogistas, como ella. Sin unidad, no hay posibilidad de ser competitivos. Se lo dijo hace poco a uno de sus dirigentes de confianza. En palabras más concretas le planteó que “Juntos por el Cambio está transitando un proceso sano de entender que la unidad no significa unanimidad y que hay roles distintos”.Está convencida que hay que entender la diversidad en la unidad. La frase es un sello distintivo de su forma de entender la política y de sus charlas diarias. “Que tengamos diferencias no significa que en lo fundamental no estemos de acuerdo”, repite. Cada día. Cada semana. Sin embargo, hay un punto que solo expresa en la intimidad. Se resume en una oración: “A Juntos por el Cambio le cuesta aceptar la diversidad interna”. Ningún problema que no pueda gestionarse con un puñado de dirigentes y operadores que tengan una buena muñeca para limar asperezas y encontrar puntos de equilibrio.Vidal cree que la tolerancia de las diferencias internas es un proceso que deben realizar puertas adentro en la coalición. Suele poner como ejemplo lo que pasa en la vereda de enfrente. “El Frente de Todos tiene a Berni y Zaffaroni y nadie se inmuta. Pueden ser todo. No es un tema para ellos. ¿Por qué tiene que serlo para nosotros que tenemos menos diferencias que ellos?”, se queja en privado. Además, asume que en la alianza hay dirigentes que representan distintas porciones del electorado. Y esa característica, mirando hacia el futuro, es por de más de interesante. Algunos son representantes de un sector más duro y rígido, como es el caso de Miguel Pichetto y la ex ministra de Seguridad, y otros identifican al más flexible y amplio, como ella y Rodríguez Larreta. Todos pueden, y deben, convivir.María Eugenia Vidal piensa que en la actualidad Juntos por el Cambio no tiene un líder. No lo es Macri, el ex presidente. Y que ese liderazgo aparecerá después de las elecciones 2021 Al mismo tiempo está segura de que el actual es el momento más sólido de la coalición. Más que cuando gobernaban. Ser opositores, lejos de debilitarlos y dividirlos, como sucedió con el peronismo entre 2015 y 2017, los fortaleció. Y considera que ese corto camino que transitaron este año los ayudará en el 2021 para afrontar las instancias electorales. Se puede doblar pero no quebrar. Eso lo tiene en claro y es el mensaje que empuja por las arterias de la coalición.La discusión interna del próximo año girará en torno a dos temas: el liderazgo opositor y la identidad partidaria. La ex gobernadora es de las dirigentes que cree que los liderazgos se definen con votos y asume que en la actualidad no hay un líder en Juntos por el Cambio. No es Mauricio Macri. Tampoco Rodríguez Larreta ni ella. Solo existen liderazgos provinciales como el de Gerardo Morales en Jujuy o Gustavo Valdés en Corrientes. O los intendentes en sus municipios. Pero no hay una cabeza nacional.El nombre aparecerá el año que viene. Durante y después de las elecciones. Es lo que piensa. Además, en su lectura política tiene un ítem que comparte con el jefe de Gobierno porteño. En el 2019 la gente dio una muestra de que no quiere dirigentes que expresen la radicalización de un proyecto político, de una idea. Cristina Kirchner lo supo interpretar a la perfección y decidió que Alberto Fernández sea candidato a presidente. Se corrió hacia al centro y entendió la importancia del consenso en la cabeza de la gente. Vidal cree que hay que seguir un camino similar. Sin radicalizarse, pero agarrados de la mano de los que expresan esas posturas extremas.María Eugenia Vidal sigue siendo la jefa política de Juntos por el Cambio en la provincia de Buenos Aires Los dirigentes que expresan esas miradas son los que motorizaron las protestas en la calle contra el Gobierno, aunque ellos mismos digan que no las convocaron. Con respecto a esas importantes manifestaciones Vidal tiene una mirada distinta a la de una parte importante del espacio político. Unos días después del #17A lo puso en palabras para que el círculo más chico lo sepa. “Me parece un error que creamos que las manifestaciones son de Juntos por el Cambio. Son de la gente. Ellos la promueven. Y también es un error que el oficialismo minimice la marcha”, les dijo.Su mirada está anclada en la idea de que las protestas callejeras son un fenómeno que está sucediendo en todo el mundo, que se pudo ver en las manifestaciones contra el racismo en Estados Unidos, a favor de la independencia en Cataluña o en contra de los aumentos de tarifas en el transporte público en Chile. La gente se convoca por redes, no tiene líderes claros y se moviliza en la calle. Para ella sería una interpretación fallida de la política pensar que esas movidas tienen un sello partidario al que apoyan. Esa gente, entiende, responde a un interés propio y lo hace a través de una modalidad que se replica en distintas protestas. Hoy pueden apoyar a Juntos por el Cambio y mañana dejar de hacerlo.La ex gobernadora no suele acompañar esas marchas. No lo hace en persona. No lo hizo cuando gobernaba y tampoco ahora, donde no tiene un cargo en el Estado. Tampoco las cuestiona. Tal es así que desdramatrizó el conflicto que se generó porque dirigentes como Patricia Bullrich, Waldo Wolf o Fernando Iglesias participaron de una convocatoria en el centro de una ciudad, que atravesaba el pico de contagios de coronavirus y que gobierna un representante de Juntos por el Cambio. “Son diferencias de forma, no de fondo”, considera. Cree que en el fondo las dos alas que tiene la coalición coinciden. Un ejemplo es la mirada sobre la reforma judicial. Hay unidad de criterio en lo que piensan sobre el proyecto de ley. A todos les parece inapropiado y fuera de tiempo.Vidal no quiere confrontar con Kicillof. Quiere escaparse de la grieta. Interpreta que la sociedad se hartó de esa dinámica conflictiva En este tiempo lejos de la escena principal la ex gobernadora hizo un trabajo profundo de autocrítica. Su principal definición, que la suele repetir en las reuniones virtuales, es que el espacio político tiene que dar una muestra hacia afuera de que realmente entendió los motivos por los que perdió la elección de 2019. “No le podemos volver a pedir el voto a la sociedad sin una explicación. Sin decirle que escuchamos y que entendimos. Gran parte del error fue no escuchar”, afirmó, palabras más, palabras menos, en los Zoom donde trató el tema.La critica que más impacto le generó en estos últimos meses salió de la boca de su ex ministro de Economía Hernán Lacunza. “Subestimamos los problemas y sobrestimamos nuestras capacidades”, le aseguró. Vidal se mostró de acuerdo al instante. Miró hacia atrás y encontró hechos claves que explican esa idea que le transmitió su ex funcionario. “Pensamos que sacábamos el cepo, lográbamos un acuerdo con holdouts y llovían los dólares. Y no fue así. Hubo un problema de diagnóstico”, fue lo primero que atinó a plantear después de esa charla.No tomaron en cuenta el prontuario de la Argentina en el mundo. Los defaults y los incumplimientos permanentes en el mundo financiero. Los dólares nunca llegaron, como había expresado Macri tantas veces. La ex mandataria lo reconoce. Y no solo eso. También asume que como coalición funcionaron mejor en lo electoral que gobernando, lo que generó distintos niveles de tensión a lo largo de los cuatro años de gestión. Idas y vueltas. Reproches internos que nunca llegaron a romper la alianza.La ex mandataria bonaerense motoriza una autocrítica profunda en Juntos por el Cambio (Christian Heit)Parte de esa autocrítica que hizo la llevó a hacer principal hincapié en la crisis económica y la comunicación. Cree que cuando la situación de la economía empeoró, el gobierno se encerró. Entonces, empezaron los problemas. Perdió la capacidad de poder ampliar su mirada para buscar otra solución distinta a la que planteaban en la mesa chica que lideraba el ex presidente. No abrieron los ojos y se tragaron el vidrio de la puerta.En lo que respecta a la comunicación, uno de las de las obsesiones del ex jefe de Gabinete Marcos Peña, está convencida de que hubo grandes fallas. Piensa que el gobierno de Cambiemos no le pudo dar sentido a lo que hacían. El discurso público se había convertido en una larga enumeración de logros, como las estaciones de Metrobús, la extensión de cloacas o de rutas, solo por poner algún ejemplo. “El problema no es la cantidad de cosas que haces, sino el sentido con que lo haces”, reflexionó junto a sus íntimos en este tiempo retrospectivo.En el último gobierno no pudieron expresar con claridad cuál es el rol del Estado o que mirada tienen sobre la política social. Les faltó construir un marco conceptual e ideológico. Un mensaje simbólico que describa que idea tenían y tienen sobre la política estatal, económica o social. En la Casa Rosada se alejaron de la política, la despreciaron, con el fin de convertirse en exponentes de un nueva forma de gestionar, basada en el vínculo uno a uno con el ciudadano. Los resultados quedaron a la vista.Vidal aún no está decidida a saltar a la escena pública. En Juntos por el Cambio especulan por su candidatura (Gustavo Gavotti)Aunque parezca extraño, el mejor ejemplo que tomó Vidal para marcarles a los suyos las fallas que hubo en el mensaje fue el relato del kirchnerismo. “Si hay algo que tienen en claro ellos es quiénes son sus adversarios, a quiénes defiende y a quiénes ataca. Se puede estar de acuerdo o no, pero lo saben”, razonó. La ex gobernadora considera que el mensaje del kirchnerismo ha sido unificador y consistente en los extremos. Es decir, un concejal de un pueblo bonaerense y Cristina Kirchner tienen la misma mirada sobre un hecho puntual como puede ser la intervención y expropiación de la empresa Vicentin. Hay un hilo conductor que los une y que se formó con el tiempo.En gran medida considera que Cambiemos no tuvo ni tiene ese modelo porque construyó su identidad al mismo tiempo que gobernaba y fue un frente creado con un objetivo claro: ponerle un freno al poder de Cristina. El kirchnerismo, en cambio, saltó a la escena nacional en el 2013 pero ya había hecho pie bastante tiempo atrás en Santa Cruz. La conformación de esa identidad es un trabajo que tienen pendiente en la oposición y que, según ella, debe afrontarse en el mediano plazo.Vidal aún no definió cuándo se subirá al ring de la política diaria. Sabe que hacerlo implica un desgaste. Levantar el perfil, hablar en los medios, multiplicar sus actividades y estructurar un discurso público que marque la agenda interna de Juntos por el Cambio y en el sistema político nacional. Le lloverán los reproches y las chicanas. No tiene intenciones de confrontar con Axel Kicillof. Ni siquiera le dio demasiada importancia a las críticas que su sucesor en el cargo le lanzó con respecto al estado del sistema de salud bonaerense. Se quiere alejar de la grieta, de la que está harta. En el momento que decida volver lo hará sin que el gobierno nacional o provincial la empujen al medio de la pista. Y ese momento, por ahora, no llegó.Seguí leyendoCon cruces y reproches sobre la última gestión, escaló la tensión en la interna radical de Buenos Aires Veredas ampliadas y plazas con mesas al aire libre, los cambios que se vienen en bares y restaurantes porteños

Leer más »

Río Negro cuestionó a Sabina Frederic por denunciar una marcha contra las tomas de tierras en Villa Mascardi

La gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, junto al presidente Alberto Fernández Juntos por Río Negro, el partido que conduce el gobierno de la provincia, cuestionó al gobierno nacional, a la ministra de Seguridad, Sabina Frederic de manera puntual, por denunciar una marcha que hubo contra la toma de tierras en Villa Mascardi. Desde el oficialismo apuntaron a la Casa Rosada por desconocer “la compleja realidad local” que, según indicaron “lleva a los funcionarios nacionales a cometer lamentables errores de juicio”. “Repudio la denuncia de la Ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, contra los los vecinos y vecinas que ayer se manifestaron en Villa Mascardi. Además, es necesario aclarar que no hay en este caso ni en las usurpaciones de El Bolsón, conflictos con grandes propietarios y ni siquiera pequeños o medianos”, expresó el diputado nacional Luis Di Giacomo, que responde a la gobernadora Arabela Carreras y el ex mandatario y actual senador nacional, Alberto Weretilneck.Según expresaron desde el oficialismo rionegrino “las tierras son del Estado Nacional (Parques Nacionales en un caso y el INTA en otro) y no hay conflicto entre “huincas” y comunidades originarias”. Informaron que “el grupo que ocupa Mascardi no es una comunidad originaria con historia como tal, sino que se agruparon jóvenes y no tan jóvenes de un barrio de Bariloche detrás de la figura de Jones Huala y actuaron desde el inicio con una matriz de violencia aun en contra de su propia gente”.La toma de tierras es un conflicto que se repite en el sur del país Di Giaccomo indicó que los más perjudicados “son los vecinos de Villa Mascardi, entre ellos, una comunidad mapuche real afincada en la zona que vive amedrentada por este grupito de vándalos”. “Acá no hay defensa de propietarios ricos, hay defensa de vecinos trabajadores que conviven en un ambiente que hasta hace poco se desarrollaba en paz, con explotación de campings que no son justamente para los poderosos”, explicó.En esa línea, apuntó con dureza contra las última gestión nacional, pero también a la actual. “Lamentablemente, la torpeza de quienes dirigen el país desde el centralismo porteño nos perjudica una vez más. Durante la anterior gestión nacional la irresponsable de seguridad mandó Prefectos de río a una zona de montaña, de evidente poca formación profesional, que transformaron lo que debía ser un desalojo pacífico por orden Judicial en un asesinato por la espalda”, indicó.Luego, hizo referencia al actual gobierno que conduce Alberto Fernández. “La actual gestión monta un espectáculo de supuesto diálogo que debía traer soluciones en treinta días y que concretamente no hicieron nada”, explicó. Y fue un poco más allá al invitar a “estos funcionarios a que salgan de sus cómodos claustros, que crucen la General Paz, que conozcan la complejidad de lo que les toca responsabilizarse, que dejen ese reduccionismo propio de cajetillas progres de barrio norte y vengan a poner la cara y el cuerpo en la búsqueda de soluciones reales”.El diputado nacional Luis Di GiacomoFinalmente, aseguró: “En Río Negro, las mayorías no somos liberales, opositoras ni anticuarentena. No somos partícipes de la represión, dialogamos y acompañamos al gobierno nacional en esta difícil coyuntura. Pensamos en un futuro de desarrollo armónico donde desde la provincia tenemos mucho que aportar; pero solicitamos respeto, consideración y posturas claras ante hechos como estos, porque tenemos claro que si nos arrinconan nuestro lugar estará acompañando a los rionegrinos”.El Ministerio de Seguridad que conduce Sabina Frederic presentó esta semana una denuncia penal ante la Justicia Federal por “la posible comisión de delitos” contra los organizadores de una manifestación en repudio a la toma de tierras en la localidad de Villa Mascardi, a 35 kilómetros de San Carlos de Bariloche.En esa línea, informó que su cartera envió más efectivos de las Fuerzas Federales a la zona para “evitar una escalada de violencia y prevenir los choques alentados por esos grupos”. Y agregó: “Sostenemos que la resolución de los conflictos sociales debe transitar el camino del diálogo, el respeto y la mediación inteligente”.Según el Ministerio de Seguridad, los convocantes al denominado “Banderazo patriótico” podrían haber cometido los delitos de “instigación a cometer delitos”, “apología del crimen” y “asociación ilícita”. La investigación estará a cargo de la fiscal federal de Bariloche Silvia Little.“Dada la peligrosidad y la instigación a cometer delitos por parte de los manifestantes, éstos podrían estar excediéndose del legítimo ejercicio constitucional a manifestarse y expresar ideas u opiniones y podrían configurar la comisión de algunos de los delitos”, agregó el Ministerio.La ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic La noticia despertó fuertes críticas por parte de los vecinos de Villa Mascardi y de varios referentes de la oposición nacional. “Hace meses que ocupan terrenos e incendian casas. Los vecinos le piden al gobierno que los cuide mientras que el Ministerio de Seguridad los acusa de ‘instigación a cometer delitos’. Es una vergüenza que dejen a la gente desamparada de esta manera”, lamentó la presidente del PRO y ex ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.Esta mañana, la ministra Frederic utilizó las redes sociales para intentar aclarar los motivos detrás de la denuncia. “Se hizo con el objeto de poner en conocimiento de la Justicia información pública sobre posibles grupos organizados que ostentando armas de fuego instigaban la violencia, el uso de armas y amenazas en Villa Mascardi”, dijo.La tensión en Villa Mascardi no cesa. Movilizaciones, protestas, manifestaciones, rutas cortadas por efectivos policiales para evitar concentraciones y posibles enfrentamientos, denuncias de desprotección por parte del Gobierno nacional, desde donde en cambio nació la presentación de la denuncia pena ante la Justicia Federal.“El Estado no está presente. No defiende a sus ciudadanos y tampoco cuida y garantiza la propiedad privada”, publicó en sus redes sociales Lorenza Marzen, diputada nacional por la provincia de Río Negro, quien a su vez afirmó que la ausencia de respuesta del Estado Nacional y provincial es “desesperante”.El sábado circuló una carta del Sindicato de Guardaparques Nacionales enviada al presidente de Parques Nacionales, Daniel Somma. “El Cuerpo de Delegados del Sindicato de Guardaparques Nacionales de la República Argentina reclama con gran preocupación por el silencio institucional y la falta de garantías laborales por parte de la Administración de Parques Nacionales para con los compañeros que hoy se desempeñan en la zona sur del Parque Nacional Nahuel Huapi, sobre todo el personal que se destaca en el área de Villa Mascardi y Seccional Maitenes”, dice la misiva.Una de las últimas tomas de tierras en El Bolsón El escrito denuncia el “desamparo institucional” al que se ven sometidos los guardaparques que se desempeñan en la zona sur del parque Nahuel Huapi, en el marco del conflicto por la toma de tierrasDesde hace tiempo, en Villa Mascardi se vienen sucediendo hechos de violencia por parte de grupos de anónimos. En este mes de agosto, por ejemplo, se registraron dos ataques contra una propiedad del predio de “La Cristalina”, ubicada en el kilómetro 2004 de la Ruta Nacional 40 que se dirige hacia El Bolsón.A fines de abril, la tensión en esa localidad recrudeció por un hecho grave de violencia en la comunidad mapuche de Buenuleo -que ocupa un predio de 90 hectáreas en el cerro Ventana-, donde tres habitantes de ese pueblo originario fueron agredidos con armas blancas por un grupo encabezado por un propietario. El hecho desencadenó la creación de una mesa de diálogo impulsada por el ministerio de Seguridad de la Nación, que hace tres meses fue con una delegación presencial para pacificar la zona.Más allá de eso, el conflicto en esa zona es histórico. El hecho que más trascendencia tuvo dentro de esta pugna fue la muerte del joven mapuche Rafael Nahuel, el 23 de noviembre de 2017, por una bala policial en un operativo de desalojo en esas tierras. El tema de fondo es la pulseada por la propiedad de tierras sobre las cuales los grupos mapuches afirman tener derechos ancestrales.Seguí leyendo Denunciaron “visible desamparo institucional” en el conflicto por la toma de tierras de Villa MascardiEl Gobierno denunció a los organizadores de una movilización en contra de las tomas de tierras en Villa Mascardi

Leer más »