Último momento

Política

Agustín Rossi: “Médicos, enfermeros y paramédicos de los hospitales militares están a disposición en la crisis”

(Thomas Khazki)En el primer balance de la cuarentena obligatoria, las tareas de contención social y las perspectivas para el futuro inmediato ante la pandemia del coronavirus en la Argentina, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, expresó ayer sin vueltas: “No veo posibilidades de que haya un desborde social donde tengan que actuar las Fuerzas Armadas”.No sólo esto. Rossi dijo que “en algunos lados se pide el estado de sitio pero no creo que sea necesario y eso no lo vamos a permitir”. También fue tajante en cuanto al accionar de los militares en medio de las tareas de ayuda ante la crisis al evaluar “no existe posibilidad alguna de que las Fuerzas Armadas participen en seguridad interior. Cuando veo como vienen trabajando las fuerzas de seguridad me parece que es más que suficiente lo que hacen”, dijo.El ministro de Defensa se convirtió desde que estalló la pandemia y que el gobierno tomó medidas de contención sanitaria, social y económica en un actor clave. Rossi fue quien anunció el cierre de las fronteras, se puso al frente del operativo de contención social en el conurbano y muchas veces oficia como unos de los principales voceros del Presidente. “La crisis sin dudas permitió que visibilizar muchas capacidades de las Fuerzas Armadas que muchos argentinos no conocían o que no tenían en cuenta”, expresó el ministro de Defensa a Infobae al evaluar el accionar de los militares en esta crisis sanitaria por la que atraviesa el mundo.-¿Qué le pidió el presidente Alberto Fernández para enfrentar desde las Fuerzas Armadas esta crisis del coronavirus?-El Presidente me solicitó que todas las capacidades de las Fuerzas Armadas estuvieran a disposición en esta lucha contra la pandemia del coronavirus. Al visibilizar todas esas capacidades, la crisis sin dudas les hizo conocer a los argentinos aspectos de las Fuerzas Armadas que ignoraban o no tenían en cuenta. Es decir, que las Fuerzas Armadas tenían la multiplicidad de funciones que están mostrando en esta crisis.-¿Cómo vienen actuando?-En diferentes aspectos. Fuimos la primera agencia que actuó con un protocolo del Ministerio de Salud porque el 2 de febrero yo envié instrucciones de cómo actuar ante el coronavirus a las bases argentinas en la Antártida. Es que esas bases tomaron la decisión de restringir el contacto con ciudadanos chinos ya que en ese momento el virus estaba alojado aun en China y aplicamos un protocolo estricto del cuidado y la totalidad de los integrantes de las bases argentinas. Eso fue el 2 de febrero. A partir de allí empezamos a preparar todo el sistema de sanidad militar.-¿En qué consiste ese sistema en su totalidad?-Este consta de hospitales a lo largo de todo el país con tres hospitales centrales situados aquí en la ciudad de Buenos Aires. El hospital central militar, el Naval Pedro Mayo y el de la Fuerza Aérea en Pompeya mas el de Campo de Mayo. Pero además tenemos uno más en Córdoba, dos en Mendoza, otro en Salta y dos hospitales militares de la Armada en Bahía Blanca. Y hospitales militares en Comodoro Rivadavia y en Río Gallegos. A esa capacidad natural ya instalada donde hicimos valer todo el sistema de salud y ampliar la capacidad de camas agregamos dos más. En Campo de Mayo le agregamos un hospital reubicable del Ejercito que se instaló en paralelo para ampliar la capacidad de Campo de Mayo y a agregamos el Hospital militar reubicables de la Fuerza Aérea que dispusimos en Pompeya. Este último hospital tiene la capacidad de cuatro camas de terapia intensiva con capacidad de ampliar asi que es un aporte importante. Y obviamente todo el personal de sanidad de las Fuerzas Armadas. Médicos, enfermeros, paramédicos que están trabajando en esos hospitales que van a estar a disposición de la crisis. En materia de salud también sacamos una resolución que los estudiantes de cuarto año de enfermería van a poder estar a disposición en caso de que sea necesario. Ademas hicimos una convocatoria a todo el personal retirado de las Fuerzas Armadas del área de sanidad que no sea personal de riesgo para que se sume al operativo. En materia operativa sacando el tema de salud dividimos el país en 14 comandos de emergencia con oficiales de todas las fuerzas trabajan en conjunto con gobernadores e intendentes para tareas de sanidad, de logística, de traslados, pero en términos generales trabajan articuladamente con cada poder institucional en cada región. Las tareas que tienen son: por un lado, el apoyo humanitario previsto dentro de la ley de Defensa Nacional en cuanto a la distribución de alimentos en el conurbano y en distintos lugares del país. En el conurbano estamos trabajando en Quilmes y vamos a hacerlo en La Matanza a la vez que se están estudiando otros lugares. Fuera del cornurbano también estamos en La Plata. Por otro lado, hay tareas de apoyo a las fuerzas de seguridad en cuanto a apoyo logístico como por ejemplo, el patrullaje aéreo con helicópteros en el AMBA. Estos buscan apoyar a las tareas de las fuerzas de seguridad para el cumplimiento de la cuarentena. Este patrullaje es diurno y a veces en la noche también. En algunas zonas de frontera también hicimos patrullaje aéreo apoyo a las fuerzas de seguridad. Todo el despliegue de entrega de alimentos se hace en coordinación con el Ministerio de Desarrollo Social, la provincia de Buenos Aires, el personal de las Fuerzas Armadas que va desarmado y esta custodiado por las fuerzas de seguridad que garantizan el operativo.El Ejército, en tareas de distribución de alimentos-¿Van a seguir produciendo alcohol en gel y barbijos?-Sí, además de los operativos de sanidad y de entrega de alimentos, estamos trabajando con los laboratorios de las Fuerzas Armadas en la elaboración de alcohol en gel, repelentes, paracetamol. Esto va destinado a las Fuerzas Armadas y también a donde nos indique el Ministerio de Salud. De hecho esta semana hemos entregado 400 litros de alcohol en gel al PAMI para diferentes geriátricos de su competencia. Del mismo modo, la sastrería militar confecciona barbijos y en el Liceo Militar de Tucumán también trabajamos en la elaboración de barbijos. La Fuerza Aérea también trabajó en la repatriación de argentinos varados en el exterior. Se enviaron vuelos a Lima y Arequipa. Y también hicimos vuelos internos para traer a Buenos Aires a los argentinos que habían ingresado por las fronteras. Hay un apoyo también con vuelos Fokker para repartir respiradores artificiales que tiene el Ministerio de Salud para llevar a diferentes provincias sobretodo en el norte del país.-¿Existen posibilidades de desborde social donde tengan que actuar las Fuerzas Armadas?-No veo posibilidades de desborde social donde tengan que actuar las Fuerzas Armadas y tampoco las Fuerzas Armadas tienen un rol que cumplir en ese sentido.-Hay quienes creen que se debería decretar el estado de sitio para imponer la cuarentena a rajatabla…-Escuché que desde algunos sectores se pide el estado de sitio. Yo estoy absolutamente en contra. No creo que sea necesario. El estado de sitio sería en este caso para que las Fuerzas Armadas participen en seguridad interior y eso no lo vamos a permitir. Cuando veo como vienen trabajando las fuerzas de seguridad me parece que es más que suficiente lo que hacen. Cuando uno ve los operativos que se realizan no aparece una demanda mayor de personal de las fuerzas armadas. Así que no contemplo la posibilidad de decretar el Estado de sitio ni la posibilidad de que las Fuerzas Armadas participen en seguridad interior. No creo que sea necesario. Estas tareas que hacemos hoy lo hacemos con mucha eficiencia en el marco legal de la ley de defensa y la de seguridad interior.-¿Cree acertada la decisión del presidente de elegir la salud por sobre la economía?-El Presidente definió que entre la salud y la economía va a elegir la salud de los argentinos. Así que tomará todas las decisiones que sean necesarias para defender la salud de los argentinos. Nosotros acompañaremos porque la Argentina esta tomando decisiones correctas. Fueron decisiones duras y drásticas como la cuarentena pero se tomó en momentos en que los niveles de contagio eran bajos a diferencia de lo que se hizo en otros países. Y esto nos parece que permite ser optimistas de que habrá una buena respuesta ante la pandemia. De hecho la Organización Mundial de Salud (OMS) ponderó las decisiones que tomó la Argentina.-¿Está todo el aparato militar desplegado actualmente para enfrentar esta crisis?-Están todas las capacidades de las Fuerzas Armadas desplegadas para la protección de la salud de los argentinos. Hemos desplegado los 90.000 hombres de las Fuerzas Armadas y todos los recursos disponibles. Creo que este es el camino que hay que seguir en el estricto cumplimiento de la ley de seguridad interior y defensa nacional.Seguí leyendo:Coronavirus: Macri, Larreta, Vidal y Bullrich se reunieron por teleconferencia y acordaron seguir acompañando las medidas del GobiernoEl Gobierno envió respiradores e insumos sanitarios a provincias del NOA y NEA

Leer más »

El número de camas disponibles para enfrentar el coronavirus, un dato clave que por ahora es una incógnita

Santiago Cafiero, Eduardo de Pedro y Ginés González García en la Sala de Situación que se armó en el Ministerio de Salud para seguir el análisis permanente del COVID-19.El último informe sobre camas disponibles (en instituciones públicas y privadas) fue publicado en 2018. Habla de un total de 220.910 en todo el país, incluyendo 8.293 unidades de terapia intensiva para adultos y 1.823 unidades de terapia intensiva pediátricas. Esta información se volvió crucial porque es la que primero exhibe la capacidad del sistema de salud para responder frente a una emergencia sanitaria. Cuanto más lejos del porcentaje recomendado por la OMS (8 camas cada 1000 habitantes) se presente, más limitada será la una respuesta. Argentina tiene un índice 5.02, con grandes variaciones entre región centro (5.71) y NEA (3.59) y NOA (3.94).Desagregar ese “Análisis de la Situación de Salud en la República Argentina" que hizo el equipo del por entonces ministro de Salud Adolfo Rubinstein (en rigor, secretario) complejiza el escenario. De esas 220.910 disponibles, hay 85.784 que son camas para “internaciones prolongadas”, es decir, geriátricos u hospitalizaciones que impiden contar con ese recurso en medio de una emergencia. Tampoco las camas de maternidad y neonatología están disponibles, un 15.003 sumados ambos tópicos. Sumando camas generales, especiales, pediátricas y para hospital de día, finalmente, Argentina tenía disponibles 110007 camas disponibles.Tenía disponibles porque se supone que hoy tiene más. Hay una gran maquinaria en todos los rincones del país para generar ese recurso en playones de las fuerzas armadas, centros deportivos, religiosos, grandes escuelas, en los 10 nuevos hospitales modulares que se están construyendo con crédito de UNOPS, dentro de las 17 Unidades de Pronta Atención que se desarrollaron en tiempos del sciolismo en la provincia de Buenos Aires, o junto a ellos. Pero el número no se conoce.En concreto, no hay información de cuántas camas disponibles hay o habrá. El Ministerio de Salud actual no brinda esa información. En parte, porque está realizando una tarea de control sobre lo que le dicen las obras sociales de los sindicatos, que estaría bastante por debajo de lo que habían declarado. También porque las provincias se mostraron reacias a contar su propia disponibilidad, en líneas generales, también por debajo de lo que venían diciendo.Finalmente, porque el propio ministerio se demoró más de la cuenta en obtener esa información crítica, sin la cual es imposible realizar una política pública seria en medio de la emergencia sanitaria que exigirá atención hospitalaria en un porcentaje que rondará el 15% de los contagiados, o sea, ¿3 millones de personas? ¿1 millón? ¿En cuánto tiempo? “Tendríamos que habernos puesto con esto en febrero, pero la verdad es que nos desbordó la situación”, reconoció un funcionario del equipo de Ginés González García.Otro dato importante de este análisis es la cantidad de Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) que existen en el país, discriminados por región. El dato es particularmente significativo porque los CAPS dependen de los intendentes, ya que además de ejercer tareas de prevención y difusión de conductas saludables, dan la primera atención de la población más pobre.Son 7844 en todo el país, de los cuales 3078 están en la región centro, lo que incluye el conurbano. Una gran cantidad, 1953, tiene atención médica diaria y con especialidades 901 tiene atención médica por lo menos tres días por semana, y 45 tienen guardia permanente. REUTERS/Matias Baglietto (MATIAS BAGLIETTO/)Si los intendentes del conurbano tuvieran el presupuesto necesario de parte de Nación o de la Provincia de Buenos Aires para equiparlos, con todo lo que dicen que distribuyen pero la verdad que todavía no llegó (material para dar seguridad al personal sanitaria, más médicos y camas en varios lugares donde hay espacio), buena parte de la emergencia podría tratarse directamente ahí, como ya se está planificando, pero a una velocidad que no toma en cuenta la rapidez con la que se desplaza el virus.Infobae pudo constatar el caso de una provincia y de una intendencia del conurbano de la Tercera Sección Electoral que en público dan una cifra de camas disponibles y de terapia intensiva que no son ciertas. En ambos casos le pusieron, lisa y llanamente, un cero a la cifra real: donde dicen 300 hay 30, por ejemplo. Lo hacen por las buenas razones: no quieren asustar a la población. Mientras tanto, rezan para que las curvas de infectados que empezaron en China, siguieron en Europa y continúan en Estados Unidos, se comporten distinto en nuestro caso, confiados en que “Dios es argentino”.“La realidad demostrará qué hay y qué no”, concluyó un funcionario de larga trayectoria en la gestión pública, casi un sabio a la hora de discriminar qué puede hacer el Estado a esta altura, y qué no, en una carrera contra el tiempo que logró poner entre paréntesis hasta prejuicios ideológicos, porque lo que hoy cotiza no es el relato sino la capacidad operativa para desplegarse en la emergencia, con información y recursos humanos, tomando decisiones basadas en la evidencia científica.Una de las primeras conferencia de prensa que dio González García sobre el coronavirus. (Casa Rosada) (ESTEBAN COLLAZO/)Las nuevas condiciones para la política sufrieron un cambio tan drástico que los intendentes del conurbano que recibieron el llamado de Cristina Fernández de Kirchner, preocupada por la situación, contaron que la primera pregunta que les hizo la Vicepresidenta es cuántas camas tenían en el distrito.La realidad mató al relato. Y todo lo que no se hizo en décadas en esas barriadas cada vez más sumergidas quedará evidenciado apenas el virus empiece a circular con la fuerza de lo que no encuentra ningún freno de aislamiento social, calidad de vida o condiciones de higiene.Este fenomenal cambio de prioridades encuentra a la dirigencia política ante el desafío de la eficiencia en la gestión. Llegó el momento en que la sociedad va a juzgar por la capacidad que tendrá cada gobernante (Presidente, ministros, gobernadores, intendentes) para llevar adelante una estrategia efectiva contra el virus.No todos los que nos gobiernan tienen esa experiencia. Buena parte, nacieron y se criaron en la épica discursiva sin realidad, lo que les permitió ordenar su visión del mundo sin necesidad de contrastarla con los hechos. O adecuando los hechos al relato.El Estado argentino podrá ocultar la cantidad de casos infectados testeando menos personas de las que presentan síntomas, como sospechan muchos. No dirá las camas disponibles para los pacientes que necesitan hospitalizarse ni las de terapia intensiva para aquellos que requieran cuidados especiales en sus pulmones deteriorados por el COVID-19, quizás simplemente porque no lo sabe.Lo que nunca podrá modificar es la cifra de muertos porque, cuando esta pesadilla termine, la realidad se mostrará en blanco sobre negro y sin ninguna capacidad de ocultamiento. Seguí leyendo:Las tres curvas dramáticas que se mueven al compás del coronavirus y también preocupan al GobiernoMacri, Larreta, Vidal y Bullrich se reunieron por teleconferencia y acordaron seguir acompañando las medidas del GobiernoPara evitar las largas filas durante la cuarentena, sumarán cajeros móviles en el conurbanoEs falso que los seguros no cubrirán las pólizas de autos por siniestros que ocurran durante el aislamiento

Leer más »

Alberto Fernández extenderá la cuarentena obligatoria y ajusta el plan para contener al coronavirus en el conurbano

Alberto Fernández en su despacho de la quinta de OlivosAlberto Fernández ya tiene decidido que extenderá la cuarentena obligatoria y solo medita acerca de su modalidad frente a la cantidad de casos de contagio de coronavirus que se conocerán hasta fin de marzo. Si la curva de la pandemia no se aplana como desea el Presidente, la cuarentena será total y durará hasta el 12 de abril. En Olivos se debate acerca del impacto económico de la pandemia, pero Alberto Fernández mantiene su estrategia de privilegiar la salud pública y sólo revisará este método científico-político cuando promedie la segunda etapa de la cuarentena obligatoria. “Primero las vidas de los argentinos, después la economía”, repite como una letanía el Jefe de Estado. Alberto Fernández almuerza, toma jugo de pomelo y cena con miembros del gabinete nacional, amigos de la política y expertos en epidemiología y salud pública. Y a todos explica que su estrategia cartesiana -en comparación con otros países- dio resultado en esta etapa del desembarco de coronavirus en la Argentina.El Presidente toma los ejemplos de España e Italia, con miles de muertos, y las decisiones asumidas por Jair Bolsonaro y Andrés Manuel López Obrador (AMLO), que continúan autorizando la libre circulación y pueden convertir a Brasil y México en dos casos trágicos para América Latina. “No voy a cambiar ahora, no hay evidencia científica que avale una modificación en la estrategia contra el coronavirus”, insistió Alberto Fernández durante un almuerzo que protagonizó en la quinta de Olivos con ministros, secretarios de Estado y diputados nacionales.Alberto Fernández y López Obrador durante su último encuentro en la Ciudad de MéxicoLa clase política -de todos los partidos- y el establishment -de todos los sectores- están debatiendo puertas adentro acerca de la estrategia presidencial y de su nivel exposición pública. Alberto Fernández conoce cómo funciona el poder real en la Argentina y decidió bajar -por unos días- su aparición en los medios de comunicación. Fue un consejo de sus amigos que militan en la política, y lo cumplirá hasta que tenga que explicar sus razones para sostener una nuevo período de cuarentena obligatoria.En este sentido, y para contestar también al debate en el establishment, Alberto Fernández convocó hoy en Olivos a una reunión con Ginés González Garcia, ministro de Salud, y un comité de expertos que lo asesoran respecto al coronavirus y su impacto en la sociedad. El Presidente asume que habrá muchísimo lobby en los medios y en las redes sociales sugiriendo una nueva cuarentena más laxa y apuntando a un cauteloso lanzamiento de la actividad productiva. Alberto Fernández pretende una cuarentena total y se apoyará en los informes técnicos y científicos -que recibirá hasta el 31 de marzo- para argumentar ante la opinión pública y el establishment su decisión de continuar con su estrategia durante abril. Desde la perspectiva del Jefe de Estado, no se trata de aferrarse a una posición dogmática sin permiso para su revisión política. Y en este sentido, en la intimidad de Olivos, presentó una evidencia a favor: los curas que trabajan noche y día en el conurbano explicaron a Alberto Fernández que es muy difícil cumplir con la consigna de quedarse casa frente a las condiciones de hacinamiento que se presentan en las villas de emergencia. El Presidente escuchó los argumentos de los curas -entre ellos el Padre Pepe- y avaló que se incluyera en la consigna institucional que también se puede cumplir la cuarentena adentro del barrio. Esta decisión política, entendiendo qué sucede con la vida cotidiana en el primer y tercer cordón del conurbano, es una explicación que utiliza Alberto Fernández para replicar acerca de su eventual dogmatismo para enfrentar al coronavirus a partir de abril. El mensaje de Alberto Fernández junto a curas villeros (Pedro Kablan/Infobae)Además de responder a las críticas a su estrategia frente a la pandemia, el Presidente continúa ajustando su plan para contener al coronavirus en la Capital Federal y el conurbano bonaerense. Alberto Fernández se respaldó en la capacidad de gestión de Horacio Rodríguez Larreta y chatea seguido con Axel Kicillof y los intendentes más gravitantes del primer y tercer cordón, al margen de su pertenencia partidaria.El Presidente está satisfecho con la respuesta política y comunitaria frente a las necesidades que se deben afrontar para responder al pico de contagiados por el coronavirus. No solo por la donaciones que se están formalizando para comprar respiradores -la clave de la batalla por la vida que se avecina-, sino también por la disposición de ceder espacios propios -en templos, sindicatos, countries y parroquias- destinados a la instalación de camas y comedores asignados a la asistencia pública.Alberto Fernández ya asumió que un respirador de más implicará un hecho trágico de menos. Y se prepara para enfrentar un episodio vinculado a la salud pública que será crucial para la Argentina y definitorio para su presidencia. En Olivos, algunas veces, lo vieron sólo aguardando que llegara la madrugada. Seguí leyendo:Agustín Rossi: “Médicos, enfermeros y paramédicos de los hospitales militares están a disposición en la crisis”Axel Kicillof: “El haber actuado a tiempo nos está dando un lapso para prepararnos y equiparnos”

Leer más »

Alberto Fernández criticó a los empresarios que frente a la crisis reducen su personal: “Son unos miserables”

Alberto Fernández (Gustavo Gavotti)Alberto Fernández citó una entrevista que dio el papa Francisco la semana pasada para enviar un fuerte mensaje a los empresarios que con el avance del coronavirus decidieron reducir su personal.“Cómo dije en el G20, nadie se salva solo. Hay que ser solidario, ponerse en el lugar del otro y ayudarlo. Algunos miserables olvidan a quienes trabajan para ellos y en la crisis los despiden. A esos miserables les habló @Pontifex_es. Ahora les digo yo que no dejaré que lo hagan”, expresó el Presidente en sus redes sociales.La intervención del jefe de Estado sobre este tema se da luego de que Techint anunciara que despedirá a 1500 empleados pero en el mundo empresarial consideran que es un mensaje para todas las compañías ya que varias están consdierando tomar medidas similares frente al parate que sufrió la economía debido a las drásticas medidas de prevención tomadas por el gobierno nacional por la pandemia.El tweet del presidente Alberto Fernández en el que cita las palabras del Papa Francisco, emitidas durante la semana pasada durante una entrevista para la TV españolaAnte la posibilidad de que el presidente anuncie en las próximas horas una extensión de la cuarentena obligatoria, denominada en el Poder Ejecutivo como “aislamiento social, preventivo y obligatorio”, existe incertidumbre y especial atención sobre cómo afectará una medida de ese calibre en los sectores más vulnerables de la sociedad.En la actualidad, más de un 45% de los trabajadores argentinos se desenvuelven en el mercado informal. Esa estadística supone una realidad para varias millones de personas, que en su gran mayoría, dependen del día a día para poder sumar ingresos a sus hogares.Precisamente, tanto durante el sábado como en el transcurso de la jornada del domingo, Alberto Fernández habrá mantenido numerosas reuniones con especialistas en áreas de salud y de Desarrollo Social con el fin de poder garantizar una cuarentena lo más estricta posible, pero sin derrumbar las economías más endebles de la sociedad argentina.El ministro de Salud, Ginés González García, y el presidente, Alberto FernándezSe espera que durante todo el domingo, Fernández mantenga reuniones virtuales con gobernadores, empresarios, dirigentes políticos y sindicalistas. La idea del Ejecutivo estaría basada en demostrar la eficacia del aislamiento ya mantenido durante los últimos 11 días respecto a la evolución de los contagios del coronavirus en el país.“La Argentina podría ser un experimento positivo para el mundo”, se ilusionó un funcionario de la cartera sanitaria, en diálogo con Infobae. Se espera que esas cifras de la merma en la evolución de contagio puedan paliar, de alguna manera, las duras consecuencias que ocasionará el confinamiento en la economía.Captura de la entrevista que brindó el Papa Francisco a la TV española el 22 de marzoEl video que citó Alberto Fernández en su tuit corresponde a una entrevista que el Papa Francisco concedió al programa “Lo de Évole”, conducido por el periodista español Jordi Évole, en el canal LaSexta.Durante esa aparición, el máximo pontífice destacó la actuación de la mayoría de los líderes políticos mundiales, a quienes elogió por actuar con rapidez ante la amenaza de la pandemia del virus Covid-19."A muchos los he visto a la altura de las circunstancias, en la medida que todos podemos estar a la altura de las circunstancias. Hombres y mujeres realmente comprometidos porque han tomado las cosas en serio. En algunos lugares fue rápido, en seguida. En otros, tardó un poco más, pero la responsabilidad política en general, salvo alguna que otra excepción que es pública, ha sido buena”, afirmó Francisco.Además, durante su intervención, el papa afirmó que una de los aprendizajes que la cuarentena le brindará a la humanidad de cara al futuro es saber valorar la importancia de estar acompañado: “Tenemos que rescatar la convivencia (...) Quizás sea uno de los logros de esta tragedia”, afirmó.Foto del viernes del Papa Francisco dando una inusual bendición "Urbi et Orbi" -a la ciudad y al mundo- en una Plaza de San Pedro vacía en el Vaticano (REUTERS/Yara Nardi) (YARA NARDI/)En tanto, el Papa protagonizó el viernes un hecho histórico a lo largo del último siglo. Otorgó una indulgencia plenaria universal hacia todos los fieles de la Iglesia católica ante una Plaza San Pedro del Vaticano completamente vacía.“Nos encontramos asustados y perdidos. Al igual que los discípulos del Evangelio, nos sorprendió una tormenta. En esta tormenta estamos todos", anunció el pontífice durante su comparecencia."“En medio del aislamiento donde experimentamos la falta de los afectos, escuchamos una vez más el anuncio que nos salva: ¡ha resucitado y vive a nuestro lado!”, añadió en su mensaje Urbi et Orbi.Seguí Leyendo:Alberto Fernández se reúne en la Quinta de Olivos con el comité de expertos para definir la extensión de la cuarentena

Leer más »

El comité de expertos le recomendó a Alberto Fernández que prorrogue la cuarentena

La reunión del presidente junto a los especialistas que integran el comité de expertos contra el coronavirus ((Presidencia)/)Luego de la reunión que Alberto Fernández encabezó con el comité de expertos, el ministro de Salud, Ginés González García, explicó en conferencia de prensa que “unánimemente todos han opinado que hay que prorrogar la cuarentena”. Además, el funcionario anticipó que en el transcurso del día de hoy, el jefe de Estado hará el anuncio con los detalles de la extensión.“Tengo entendido que el Presidente de la Nación, que encabeza esta estrategia, va a hablar con la Nación Argentina. No sé bien a qué hora será pero él es el que transmitirá esta decisión”, sostuvo. Cuando un periodista le preguntó si será hoy, domingo, cuando Alberto Fernández informe la nueva disposición, respondió que sí, “seguramente sí”.Ginés González García se mostró optimista con las estadísticas que vienen arrojando los indicadores actuales. “Tenemos el orgullo que en el mundo se hable del modelo argentino. Porque no solo hemos comenzado con acciones muy fuerte desde el principio sino porque además las hemos hecho todas juntas: hemos iniciado antes y con muchísima más intensidad las medidas”. “Las decisiones siempre van a ser de acuerdo con la evolución, con las curvas, con los indicadores. Yo no le voy a decir ahora lo que va a pasar en abril o a principios de mayo. Ni yo ni nadie. Lo que estamos es previendo las cuestiones que pueden suceder y, sobretodo, ganando tiempo. Porque todos los días estamos mejor: mejor en preparación, mejor en recursos, mejor en diagnóstico”, expresó el ministro en virtud al avance de la pandemia en la Argentina.Anunció, a su vez, que han descentralizado las pruebas diagnósticas en 35 laboratorios del país y distribuido por las 24 jurisdicciones 35 mil reactivos. Esta iniciativa concederá una mayor capacidad de análisis del virus Covid-19 en todo el país, lo que redundará en un aumento significativo de los infectados. “Seguramente, por la natural evolución del ciclo de la epidemia más la mejora en la capacidad de diagnóstico, va a haber más casos en los próximos días. Implica, nada más, un seguimiento estricto de lo que vamos haciendo. No hay que asustarse”, aclaró. A su vez, celebró que “hasta ahora venimos por debajo de la curva de simulación”.El ministro remarcó que los niños no son un grupo de riesgo pero sí un mecanismo de transmisión, dijo que los respiradores son un recurso crítico, no solo en Argentina, sino en todo el mundo y que para garantizar el abastecimiento y la distribución equitativa de los aparatos se decidió centralizar la compra, y respondió una consulta periodística sobre la probabilidad de que la expansión del virus aborde todo el Conurbano, uno de los mayores temores del presidente Alberto Fernández. “No podemos resolver una situación de muchos años de debilidad. El Conurbano, que tiene la mayor cantidad de pobres de la Argentina, es un problema de la Argentina. Se está trabajando en una unidad del Área Metropolitana de Buenos Aires, tanto la Ciudad, la Provincia y la Nación para tratar estos temas. Estamos permanentemente buscando alternativas y mirando a todos, pero particularmente a los grupos más vulnerables. Y en el Conurbano esta vulnerabilidad existe y sobretodo por la magnitud de su problema”.Gines habilitó las apreciaciones del panel de expertos que lo acompañó a la conferencia para brindar respuestas sobre diversos temas referidos al coronavirus. Sobre los pronósticos de extensión de la cuarentena, Tomás Orduna, jefe de Medicina Tropical del hospital Muñiz, indicó: “En la sugerencia dada por el grupo, la prolongación debe continuar de la misma manera. Independiente de la fecha de hasta cuándo sería la cuarentena, de continuar tiene que serlo de la misma manera, muy férrea. Después se verá en diferentes momentos, qué cosas, como pequeños grifos, se puedan ir abriendo. Pero por el momento, los grifos siguen todos cerrados”.En el mismo sentido se manifestó el director científico de la Fundación Huésped, Pedro Cahn. Ensayó una proyección del virus por fuera del plazo estimado de la cuarentena total. “El coronavirus no se va a terminar, no va a desaparecer. Va a seguir circulando, como sigue circulando el virus de la influenza. Esto va a requerir que ciertas cosas que aprendimos durante este proceso tan inesperado tengamos que integrarlas. El lavado de manos llegó para quedarse. El día que no tengamos ninguna restricción vamos a seguir recomendando el lavado de manos. La higiene respiratoria, no toser en forma pública y utilizar el pliegue del codo, llegó para quedarse. Ciertas medidas de distanciamiento social van a ser las últimas en irse”.Por eso, interpreta que las actividades normales irán acomodándose de a poco a la dinámica cotidiana cuando se decrete el fin del aislamiento. “No se va a levantar la cuarentena como tal. Vamos a pasar a una segunda fase. No piensen que se van a abrir las canchas de fútbol y que vamos a ir todos a ver a nuestro equipo. Los grandes espectáculos públicos van a estar en la última fila porque lo que queremos evitar son justamente las grandes congregaciones. Imagínense un proceso de salida progresiva en la cual vamos a ir adquiriendo unas facultades que hoy tenemos restringidas. No es que un día apretamos ON y estamos en cuarentena, al otro día apretamos OFF y se terminó la cuarentena. Porque el virus no viene hacia nosotros, nosotros vamos hacia el virus si no cumplimos con la cuarentena”.Los expertos que estuvieron fueron la embajadora especial de la OMS/OPS para América Latina y el Caribe, Mirta Roses; el director científico de la Fundación Huésped, Pedro Cahn; el titular de la Sociedad Argentina de Infectología, Omar Sued, y los especialistas Ángela Gentile, jefa de epidemiología del hospital Ricardo Gutiérrez, Pablo Bonvehi, el ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología, Gustavo Lopardo y Tomás Orduna.Por el lado de los funcionarios, dijeron presente la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, el secretario de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi y el asesor presidencial Alejandro Grimson.El presidente junto al ministro de Salud de la Nación, Ginés González García ((Presidencia)/)El grupo de expertos venía reuniéndose desde enero en el Salón Gris del Ministerio de Salud de la Nación, donde solían sumarse algunos responsables del área sanitaria, más que nada el ministro de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, distrito donde impacta en forma directa el virus.Allí, en el edificio que fue de Obras Públicas en década del 40, siguen constituyéndose los consensos de base científica. Pero, la velocidad de la emergencia sanitaria los llevó a trasladarse en varias oportunidades a la Casa Rosada, donde fueron aconsejando al Presidente la necesidad de tomar drásticas medidas de aislamiento para contener la llegada del COVID-19 y, así, darle tiempo al sistema de salud a prepararse para enfrentar la llegada masiva de los contagios.Fernández mantuvo tres reuniones en la Rosada con ellos y sus consejos fueron cruciales para el cambio de dirección que tomó la Argentina en el más grande desafío sanitario que vivió la humanidad, una pandemia de dimensiones dramáticas, para la que todavía no existe retroviral comprobado ni vacuna, aunque las principales potencias están haciendo ingentes esfuerzos para desarrollarla, y cuanto antes.Alberto Fernández junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Salud ((Presidencia)/)En el Gobierno hay un “moderado optimismo” respecto a la curva de casos positivos del COVID-19 que crecen a un ritmo menor al esperado, por el freno al ingreso de argentinos y extranjeros al país y, quizás, por efectos de la cuarentena. En principio, esto podría traducirse como una circulación local todavía limitada, aunque es demasiado pronto para asegurarlo. “Creemos que la cuarentena va a tener impacto. Es lógico. La duda es si impacta algo o si impacta mucho”, dijo un funcionario consultado ayer por Infobae, abocado tiempo completo al intercambio de información con otros países.Concluida el encuentro con expertos, está previsto que el Presidente organizará encuentros virtuales similares con gobernadores, empresarios, sindicalistas y dirigentes políticos. Lo que estaría buscando es un amplio consenso político para dar continuidad a la cuarentena, lo que llevará a un duro parate económico que, espera, pegue un salto hacia arriba con la base segura de que la salud de la población se mantuvo por debajo de los índices mundiales.“Argentina podría ser un experimento positivo para el mundo”, se ilusionaba un funcionario de Salud esta mañana.Seguí leyendo:El número de camas disponibles para enfrentar el coronavirus, un dato clave que por ahora es una incógnitaLos angustiantes frentes de tormenta que aguardan a Alberto Fernández (y a todos nosotros)Hugo Sigman, sobre el tratamiento del virus: “Médicos dicen que con hidroxicloroquina el resultado es muy bueno”

Leer más »

Alberto Fernández monitorea informes sobre el avance del coronavirus para terminar de definir la extensión de la cuarentena

El presidente Alberto Fernández estudia informes para definir la continuidad y la modalidad de la cuarentena Aunque en el entorno presidencial dan por descontada que la extensión de la cuarentena es una decisión ya tomada que será comunicada, según fuentes oficiales, antes del lunes, Alberto Fernández espera una serie de informes oficiales y la visión de los especialistas del comité de expertos que convocó en los primeros días del mes para terminar de madurar la definición y su duración.“Va a seguir siendo una definición profesional. Estamos todos aprendiendo", explicó a este medio un alto integrante del círculo presidencial que monitorea junto al jefe de Estado la evolución de la pandemia en nuestro país.Según confiaron, el Presidente podría tener en las próximas horas una teleconferencia con los reconocidos infectólogos y epidemiólogos que integran el comité de crisis conformado ad hoc para esta crisis para evaluar en conjunto los efectos de la cuarentena obligatoria decretada el jueves 19, la evolución de los casos locales y los pasos a seguir. Sería en la noche del domingo.El jefe de Estado espera, en esa línea, los informes del Ministerio de Salud, el intercambio de datos con las provincias y, en especial, con la ciudad y la provincia de Buenos Aires -donde se concentran el 70% de los casos- y la opinión de sus asesores más experimentados.Los trascendidos dan cuenta de que la extensión podría llegar hasta mediados de abril (ESTEBAN COLLAZO/)En el seno del Gobierno hay un moderado optimismo respecto de la curva de casos, que crecen a un ritmo diario en torno al 30%. “Creemos que la cuarentena va a tener un impacto. Es lógico. La duda es si impacta algo o si impacta mucho”, se preguntaba ayer un funcionario del staff presidencial abocado, casi a tiempo completo, al intercambio de información con otros países.En los últimos días, un puñado de secretarios de Estado, encabezados por Carla Vizzotti, secretaria de Acceso a la Salud, y Cecilia Nicolini, asesora de la Presidencia, se comunicó en forma virtual con autoridades jerárquicas de los gobiernos de China, Israel y Corea del Sur, entre otros. Tres de los países que aplicaron métodos a priori efectivos en torno al distanciamiento social en la batalla contra el coronavirus. Este sábado estaba prevista otra teleconferencia con España, junto a Italia, el país más afectado por la crisis sanitaria.Fernández se nutre de esa información, de los reportes diarios de los distintos ministerios y de la opinión de los especialistas para definir la continuidad, y la modalidad, de la cuarentena. “La estrategia es ganar tiempo”, explicó el ministro de Salud, Ginés González García. Alberto Fernández y Ginés González García Los trascendidos dan cuenta de que la extensión podría llegar hasta mediados de abril. Pero no hay aún confirmación oficial. Altas fuentes de la Presidencia juran que todavía no está decidido. “Es minuto a minuto”, aseguran. Hay, de todos modos, fuentes que aseguran que el Presidente está convencido de prolongar el aislamiento hasta fines de abril. “Nos falta la evaluación de estos últimos días. Incorporamos además ciertas cuestiones de conducta”, resaltan en el entorno presidencial.Al Gobierno le preocupa la cuestión sanitaria. Pero la problemática social en el corazón del Gran Buenos Aires es otro de los termómetros que la Casa Rosada tantea a diario. La continuidad del aislamiento no genera el mismo efecto en el conurbano que en la Ciudad.En Olivos tomaron nota de que la instrumentación de la cuarentena en los barrios populares del Gran Buenos Aires es prácticamente inviable bajo el lema “quedate en casa”. La idea es ahora que los vecinos, al menos, no salgan del barrio.Foto de archivo ilustrativa de la Ciudad de Buenos Aires en medio de la cuarentena por el coronavirus. Mar 21, 2020. REUTERS/Matias Baglietto (MATIAS BAGLIETTO/)Mientras tanto, el Estado desplegó una batería de medidas para tratar de paliar la crisis social que trae aparejado el brutal freno de la actividad económica y las consecuencias sobre los sectores vulnerables e informales. La inscripción para el cobro de los $10.000. El reparto de alimentos frescos y secos que en los próximos días empezará a acentuarse. Y la efectivización del pago adicional de la Asignación Universal por Hijo (AUH), este viernes, son algunas de ellas.Fernández, que en la semana convocó a curas villeros, tiene confianza en la Iglesia y en el rol que ocupa en el reparto de alimentos. El Gobierno sí evidenció una fuerte baja en el tránsito en el área metropolitana. Los últimos datos que el ministro Mario Meoni le acercó al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, daban cuenta de una disminución del 90%, a pesar de las congestiones en los accesos.Fernández va a esperar la ronda de consultas prevista para las próximas horas para anunciar, en esa línea, cómo continúa la vida de los argentinos que desde hace poco más de una semana están aislados para tratar de que los casos por coronavirus no se disparen de forma descontrolada como ocurrió en Italia, España o los Estados Unidos.El Presidente, el gobernador Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta ya saben que los contagios van a crecer considerablemente a partir de mediados de abril. Y que los efectos del aislamiento tendrán un análisis mucho más riguroso a partir de la semana próxima, después de quince días de instrumentada la medida.La continuidad de la cuarentena es un hecho en ese sentido. Lo que se debate en el seno del poder es hasta cuándo. Y si habrá nuevas restricciones. Las decisiones se mueven con la dinámica que marca la pandemia.Seguí leyendo:Coronavirus: inquietan los grandes centros urbanos y el Presidente recurre a las redes tradicionalesLas lecciones de Europa, Asia y Estados Unidos para la Argentina ante el avance del coronavirus

Leer más »

Coronavirus: la Ciudad de Buenos Aires ya aisló en 20 hoteles a 2.056 pasajeros que llegaron del exterior

La habitación de uno de los hoteles en los que están aislados los pasajeros que ingresaron de países con circulación comunitaria de Covid-19Trastornos de ansiedad generalizada, ese enemigo interior que no respeta edades ni clases sociales, es uno de los principales síntomas que presentan buena parte de los 2056 pasajeros que llegaron a la Argentina provenientes de países con circulación social del Covid-19, que tienen residencia en la Ciudad de Buenos Aires, y que ya fueron aislados en 20 hoteles privados o sindicales puestos a disposición para que la administración de Horacio Rodríguez Larreta los utilice durante la emergencia de la pandemia.El trastorno de ansiedad generalizada suele presentar molestias orgánicas. Los especialistas explican que el corazón se acelera, hay una sensación de presión en el pecho, la respiración se entrecorta, hay temblores, y una repercusión psíquica. El paciente teme lo peor, avizora el futuro cercano de manera catastrófica.A ellos -y al resto- se les explica que el aislamiento es beneficio propio y de los demás. Que deben estar atentos a los síntomas que presenta el nuevo coronavirus y que la enfermedad dista mucho de ser un simple resfrío.Pero la situación no es sencilla. Cada familia tienen razones particulares para estar disgustadas, y así se lo expresan a las abnegadas enfermeras y voluntarios abocadas a controlarlos, a darle seguimiento a cada uno de ellos, a tratar de satisfacer sus necesidades. Lo mismo ocurre con el personal de los hoteles que también se debe acostumbrar a que los visitantes no son turistas que llegan a la Ciudad dispuestos a sorprenderse con sus paseos y gastronomía.Cinco familias llegaron a Ezeiza sin sus valijas. Quedaron en España y Estados Unidos. Les falta ropa. Una madre hace saber que debe conocer una hora antes los horarios de almuerzo y cena porque a su hijo tiene problema de reflujo. Como esos, infinidad de reclamos. Todos comprensibles. Pero el bien común, la lucha contra el Covid-19 y la intención de “aplanar la cuerva” de contagios, está primero. El gobierno de la Ciudad -como ocurre en otras provincias y municipio- invierte del erario público fondos para solventar los gastos en los hoteles. Los sindicales firmaron un acuerdo en los que desisten del canon por el uso de las instalaciones. Todo en pos de aportan un granito de arena en la guerra contra el coronavirus que ya supera al millón de contagiados en el planeta y que mató a más de 25 mil personas.Camareros, mucamas, enfermeras, médicos y hasta cocineros han prestado sus oídos para escuchar como a sus huéspedes les cambio la vida, al menos por dos semanas.No se cansan en recordar que de un día para el otro, y después de mucho peregrinar para ser “repatriados” en vuelos especiales de la aerolínea de bandera, o de varias reprogramaciones de otras líneas aéreas, llegaron al Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini, les tomaron la temperatura y los subieron a micros o combis que ya los estaban esperando. La “cápsula sanitaria” a la que fueron sometidos -no sin algunos inconvenientes como protestas y hasta golpes a muebles y personal de la PSA- terminaría en hoteles que obviamente no tienen los espacios y comodidades de sus hogares, donde creían que transitarían, primero los 14 días de expectación ante la posible enfermedad producida por el enemigo invisible, y después por el decreto 260, y su modificatorio 287 firmado por el presidente Alberto Fernández, a través del cual se estableció el “aislamiento social obligatorio”.En el Aeropuerto de Ezeiza se aplica la "capsula sanitaria" para los pasajeros que ingresar de países de riesgo por el coronavirus según el ministerio de Salud de la Nación.Los hoteles disponibles -se siguen sumando- que ya fueron ocupados, según pudo establecer Infobae desde el ministerio de Salud porteño, a cargo de Fernán Quirós, son: Presidente, Cyan de las Américas, Gran View, Deco Recoleta, Ibis Congreso, Cyan Américas Tower, BA Central, Regente Palace, Facón Grande, Escorial, Panamericano, Ibis Obelisco, Argenta Tower, Sarmiento Palace, Impala, Hotel Buenos Aires, Rochester, Luxor y Viasui.Los pasajeros llegaron al Aeropuerto de Ezeiza o al Puerto de Buenos Aires desde diversas partes del mundo: Alemania, España, Brasil, Uruguay, Estados Unidos, Qatar, Emiratos Árabes, Tailandia, México, India, Chile y Panamá."Les pedimos paciencia a todos aquellos que se encuentren aislados en los hoteles. Entendemos las complicaciones que se pueden ocasionar pero este es el núcleo de la enfermedad. Hay gente que tiene la enfermedad, que la cursa y que es un riesgo para los demás y no para ellos mismos. Son aquellos que transitan la enfermedad estando bien clínicamente. Esas personas no precisan cuidado médico pero sí estar aislados. Ellos son, básicamente, los que están alojados en los hoteles”, analizó ante Infobae el ministro de Salud porteño Fernán Quirós."Les pedimos paciencia a todos aquellos que se encuentren aislados en los hoteles. Entendemos las complicaciones", afirma el ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires. Hoteles contra el cororonavirusAl Hotel Panamericano se habían trasladado los 400 pasajeros del ferry de la empresa Buquebus que provenía de Colonia, Uruguay. El 20 de marzo pasado en la terminal portuaria de Puerto Madero se activó el protocolo especial por un posible caso de coronavirus luego de que un pasajero le informara al capitán que en un kit rápido (no definitivo) para detectar COVID-16 había dado positivo.De inmediato el capitán de la nave reportó la novedad a la empresa y a las autoridades de la Prefectura Naval Argentina y de sanidad de fronteras para que se montara el operativo previsto para este tipo de situaciones. Todos los pasajeros del buque Juan Patricio están aún en cuarentena en el Panamericano, menos el joven que disparó la alarma. A él se le tomó un hisopado de fauces que volvió a dar positivo y en este momento se encuentra en buen estado de salud internado en el Sanatorio Luis Agote de Swiss Medical.La mayoría de estos hoteles tienen historia propia. El Panamericano, por ejemplo, fue el bunker de campaña que eligió en 1999 La Alianza para esperar los resultados de las elecciones que llevaron a Fernado de La Rúa a la presidencia de la Nación. También para organizar la transición con el gobierno saliente que estaba a cargo de Carlos Saúl Menem.Además de los hoteles privados con los que el gobierno porteño firmó acuerdos, los gremios también pusieron a disposición de las provincias y de la administración a cargo de Rodríguez Larreta sus hoteles que irán siendo utilizados a medida que puedan viajar a sus provincia los afiliados que estaban alojados en ellos.Héctor Daer, el secretario general del gremio de Sanidad, y cotitular de la CGT, le informó a Infobae que los gremios que ya pusieron a disposición sus hoteles son: Federación del Petroleo y Gas, Gastronomicos, Sanidad, Comercio, La Bancaria, Federación Argentina del Trabajador de Universidades Nacionales, Tintoreros, Remiseros, Hielo, Empleados del Tabaco, Obreros Textiles, Luz y Fuerza, Asociación Personal Legislativo, Perfumistas, Obras Sanitarias Sindicato del Seguro y la Unión Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles.El pasado lunes 24, los 76 argentinos provenientes de cruceros de Francia y España y de un vuelo procedente de Turquía fueron derivados al Hotel Facón Grande, propiedad de la Uatre, el gremio de los peones rurales.El Escorial, otro de los hoteles en los que hay pasajeros alojados, pertenece a OSECAC, el gremio de los mercantiles que conduce Armando Cavalieri. También ofreció el Hotel de las Provincias, pero aún no fue utilizado.Desde ese gremio se aseguró a Infobae que “ambos hoteles tienen una capacidad total de 121 habitaciones, y cuentan con asistencia alimentaria, televisión y refrigerio, entre otras facilidades. También, para los casos que requieran mayor asistencia, habrá respiradores disponibles, hasta tanto las personas afectadas puedan ser trasladadas a un centro de mayor complejidad”.Los 120 pasajeros en cuarentena en el Hotel La Bancaria provienen de Miami, Santiago de Chile y San Pablo.Al Hotel La Bancaria, ubicado en pleno centro porteño, sobre la calle Suipacha entre Cordoba y Paraguay, fueron derivados 120 personas provenientes de las ciudades de Miami, Santiago de Chile y San Pablo. Según detallaron desde el gremio que lidera Sergio Palazzo “la limpieza y la comida corre por cuenta del Comité de Crisis del Gobierno de la Ciudad, y dos veces por día, los pasajeros en aislamiento sanitario son controlados por dos médicos”.El Hotel del gremio bancario tiene dos habitaciones y una disposición de 180 plazas.Desde la cartera de Salud porteña explicaron a este medio que en esos albergues solo son alojados los “residentes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que lleguen desde destinos que sean considerados de riesgo por el Ministerio de Salud de CABA”. De esta manera la administración porteña busca garantizar que estas personas cumplan con el aislamiento social, preventivo y obligatorio tal como indica la Organización Mundial de la Salud. Los operativos, denominados “capsula sanitaria”, se realizan en conjunto con el gobierno nacional, están a cargo del Ministerio de Salud de la Ciudad, el SAME, la Secretaría de Transporte local, Policía de la Ciudad, Policía Federal y Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).Además de la limpieza general y de residuos patogénicos, en los hoteles se brinda desayuno, almuerzo, merienda y cena, y hay provisión y recambio de sábanas y toallas, guantes, barbijos, jabón, champú y alcohol en gel.Los pasajeros que llegan son asintomáticos y son controlados por una guardia médica que funciona las 24 horas y que también cuenta con atención psicológica o psiquiátrica. También esta destinado un médico por hotel y una dotación de más de 200 voluntarios para atender las necesidades de los pasajeros.Son equipos de entre 10 y 18 voluntarios por hotel que se encargan de la orientación, la contención y la asistencia de los “aislados”. Dicha asistencia incluye la provisión de las cuatro comidas diarias; la provisión de kits de limpieza personal y blanquería; la logística de envío y entrega de pedidos o mandados personales, que va desde la compra de medicación, deliveries de comida y otras necesidades personales. Los voluntarios funcionan también como el nexo con los médicos de guardia y con el servicio de atención psicológica.En el Hospital Fernández falleció el pasajero que había llegado de Miami y estaba en cuarentena en un hotel re Recoleta. Tenía coronavirus. (Nicolás Stulberg)Fue en el Hotel Deco Recoleta donde este aceitado sistema fue puesto a prueba después de la descompensación que sufrió un pasajero de 70 años que había llegado de Miami el martes 24 en el vuelo 1305 junto a su esposa.De inmediato fue trasladado por una ambulancia del SAME el jueves pasado al hospital Fernández para ser atendido. Gota era la única enfermedad de base preexistente que tenía y estaba controlada por la medicación que tomaba y una dieta estricta. A las pocas horas falleció. El viernes pasado se estableció que fue a causa del Covid-19.Seguí leyendo:Las lecciones de Europa, Asia y Estados Unidos para la Argentina ante el avance del coronavirusAlberto Fernández monitorea informes sobre el avance del coronavirus para terminar de definir la extensión de la cuarentena

Leer más »

Las tres curvas dramáticas que se mueven al compás del coronavirus y también preocupan al Gobierno

El Gobierno montó una sala de situación para seguir en tiempo real la evolución de los nuevos casos de coronavirus (Foto de archivo)La efectividad de la cuarentena dispuesta por el presidente Alberto Fernández podrá comenzar a medirse a partir de la segunda semana de abril. Esto se explica por el comportamiento del virus, que luego de ingresar al organismo de las personas demora hasta 14 días en manifestarse.Los 690 casos positivos conocidos hasta el momento contrajeron la enfermedad antes del período de aislamiento obligatorio. Todavía faltan algunos días para conocer la cantidad de infecciones producidas fehacientemente a partir del 20 de marzo y eso desvela al Gobierno, que debe tomar decisiones sobre un escenario aún incierto.Lo que pretenden las autoridades sanitarias con las medidas restrictivas no es eliminar el virus porque saben que no pueden hacerlo. Apostar a ello sería gastar recursos infinitos en una tarea imposible. De hecho, lo más lógico es que de acá a unos años todos los habitantes de la Argentina terminen teniendo la enfermedad si no aparece antes una vacuna.El objetivo del Ministerio de Salud es evitar un aceleramiento en la cantidad de casos positivos que termine devastando el sistema sanitario. La experiencia italiana permitió conocer los alcances trágicos de un colapso del sistema hospitalario y para que eso no suceda aquí es imprescindible aplanar la curva de contagios nuevos.Curva de casos totales de contagios y muertes en la ArgentinaLa escala que hizo el virus en Europa después de hacer desastres en China y antes de aterrizar en Sudamérica le dio una pequeña ventaja en el calendario a la Argentina, que tuvo una ventana para prepararse para recibir a la pandemia.Se alistaron hospitales, se adecuaron hoteles y clubes y se destinaron partidas especiales para adquirir respiradores e insumos médicos. Ayer, hubo una buena noticia: llegaron al país 31 mil reactivos para hacer los testeos. Gracias a ello, en los próximos días es muy probable que se modifique la definición de caso sospechoso, que hoy engloba exclusivamente a quienes tienen antecedentes de viaje, estuvieron en contacto con enfermos o están internados con problemas respiratorios graves.Esta decisión habilitará a los médicos a testear a todos los pacientes que tengan algunos de los síntomas hasta hoy conocidos del Covid-19: fiebre, tos, dolor de garganta y dificultad respiratoria. También provocará un aumento de la cantidad de enfermos porque hace ya varios días que el virus que comenzó a transitar localmente en distintos conglomerados urbanos.A partir del cambio en la definición de caso sospechoso, habrá más pruebas y más contagios registrados oficialmente (Andreas Gebert/)Pese a todos los esfuerzos realizados, a esta altura hay muchas soluciones que ya no dependen de los recursos que se destinan. Es un momento en donde todos los países demandan los mismos insumos y la oferta es limitada.El Presidente y las provincias coincidieron en aplicar una estrategia de supresión que se sostiene sobre tres ideas básicas: aislar a los enfermos para desacelerar la propagación de la infección, cuidar a los sectores de riesgo -especialmente los mayores de 70 años- y distanciar a la sociedad.“La curva de infectados va a continuar creciendo y eso no nos tiene que confundir en nuestro objetivo, que es disminuir la ola para entrar en una fase más lineal gracias a los efectos de la cuarentena”, explican los especialistas en Salud que tienen acceso a la mesa chica donde se definen políticas públicas sobre la cuestión.Esta semana, Infobae reveló que sólo en la Ciudad de Buenos Aires esperan más de 10 mil contagiados en los últimos días de abril. En el peor día de la pandemia habrá 1800 casos nuevos y el sistema hospitalario porteño se prepara para asistir a 2500 personas a la vez en hoteles, salas generales y camas de terapia intensiva.En el Conurbano también se preparan para meses difíciles aunque entienden que la situación sanitaria y económica es muy frágil, principalmente en el segundo y en el tercer cordón. De ahí las declaraciones del gobernador Axel Kicillof, que se diferenció del discurso oficialista y pidió dejar de perseguir a quienes no cumplen con la cuarentena. Sabe que hay muchas zonas donde es mejor que los chicos estén en las calles y no hacinados en sus hogares precarios.Ante ese panorama, hay una pregunta lógica de dificilísima respuesta que se impone en los gobiernos y en los circuitos de poder: ¿Cuál es la fecha adecuada para soltar la curva? O en otros términos: ¿A partir de qué momento serán más dañinas las consecuencias sociales del parate económico que las de la crisis sanitaria?Por lo pronto, hay equipos que trabajan en nuevas medidas para proteger los adultos mayores una vez que se termine la cuarentena. Hay una coincidencia generalizada en aplicar restricciones para este sector aun cuando termine el aislamiento social obligatorio. La explicación es sencilla: son las víctimas predilectas del virus tanto por su edad como por sus cormobilidades.Independientemente de la fecha final de la cuarentena, cuya salida será transitoria y escalonada, hay otras variables que analizan las autoridades y lo explican así: “Nosotros venimos describiendo lo que va a suceder con la curva de la enfermedad viral, pero detrás de ella hay un conjunto de curvas de las siete plagas de Egipto”.“La primera es la de las enfermedades de salud mental, la segunda es la deterioro económico y la tercera es la del daño en la malla social”, describen.De los alcances de esas gráficas imaginarias dependerá en gran medida el nuevo orden global. Ya nada volverá a ser igual a como lo era antes. Parece exagerado, pero los especialistas ya empezaron a involucrar este concepto en sus trabajos. Las condiciones de vida, los vínculos entre las personas, las miradas, la cultura, el comportamiento de las sociedades, las enfermedades, los sistemas, los gobiernos y la política van a ser diferentes y ese es el gran legado que dejará el coronavirus.Todas las estadísticas del coronavirus en la Argentina

Leer más »

La Cámara de Casación rechazó el pedido de prisión domiciliaria de Juan Pablo Schiavi

La Sala de Feria de la Cámara Federal de Casación Penal rechazó por mayoría los pedidos de prisión domiciliaria por la propagación del coronavirus hechos por las defensas de Juan Pablo Schiavi, Sergio Cirigliano y Víctor Astrella.Los jueces Gustavo Hornos y Daniel Barroetaveña consideraron que el rechazo de la solicitud tiene sustento en los informes médicos presentados, las condiciones personales y las condiciones en las que cumplen su condena los internos. El tribunal le encomendó a las autoridades de la Unidad 31 del Servicio Penitenciario Federal que adecue de la mejor manera los medios para garantizarles la salud en el contexto extraordinario de la actual pandemia por Covid-19.Asimismo, los camaristas resaltaron la transcendencia legal que tiene el rol de la víctima en la etapa de ejecución de la pena. En este caso la parte querellante había solicitado que se rechace el pedido de morigeración de las condiciones de detención con argumentos que fueron atendidos por los magistrados.En el fallo, los jueces recalcaron el hecho de que la difícil situación que atraviesa nuestra sociedad en este momento requiere para poder sortearla de los esfuerzos y sacrificios de todos los integrantes de la comunidad. Y agregaron que las autoridades judiciales no pueden ser ajenos a ello, y se les debe exigir la demostración suficiente de capacidad de maniobra y adaptación para evitar cualquier posible crecimiento de la crisis sanitaria.En este sentido, remarcaron que como parte de los esfuerzos generales que se llevan adelante para frenar la pandemia del coronavirus, y para evitar que arrase con las personas detenidas, es un deber esencial de la Justicia tomar medidas urgentes para proteger la salud y la seguridad de los sujetos privados de la libertad.Por otro lado, en fallos dictados en el contexto de la pandemia por el Covid-19, la Sala de Feria del máximo tribunal penal dispuso conceder la prisión domiciliaria a mujeres que cumplen condena que se encuentran en situación de riesgo.Los camaristas advirtieron que a la luz del contexto de pandemia es necesario aplicar una medida alternativa al encierro que al mismo tiempo garantice neutralizar del mejor modo los riesgos procesales. Los magistrados consideraron que, a su vez, esta medida debe resguardar el interés superior del niño y de la salud de la mujer detenida.La Cámara Federal de Casación Penal resolvió de esta manera un recurso de casación interpuesto por la defensa de una mujer que fue llevada a juicio acusada de ser coautora del delito de tráfico de estupefacientes agravado por la intervención de tres o más personas organizadas, en concurso real con tenencia ilegítima de arma de fuego.Al contestar la vista, el fiscal interviniente consideró que el pedido no era procedente al tener en cuenta que el delito imputado tiene una pena alta sin posibilidad de que sea de ejecución condicional.En su voto, el juez Hornos señaló que “no debe escaparse del análisis que requiere el caso la circunstancia relativa a la situación excepcional derivada de la pandemia declarada por la aparición del virus COVID-19” y las consecuencias que podría traer aparejada la detención a la mujer que está dentro de la población con alto riesgo de contagio. Además -sostuvo el magistrado- debe tenerse en cuenta la necesidad de dar primacía, en este contexto, al Interés Superior de su hijo de 9 años de edad.Para decidir, los camaristas tuvieron en cuenta las “Reglas de Bangkok” y las Recomendaciones IV y VI del Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles referidas a Género en contextos de encierro y a los derechos de las mujeres privadas de la libertad y su derecho a la salud.

Leer más »

El Gobierno envió respiradores e insumos sanitarios a provincias del NOA y NEA

El la primera etapa se distribuirán 194 equipos (MARiA<EUGENiA>CERUTTi/)El Gobierno nacional continúa el operativo para distribuir casi 200 respiradores y otros insumos sanitarios esenciales en todo el país, de forma rápida y equitativa de acuerdo a los casos detectados, con el objetivo de fortalecer los sistemas de salud provinciales ante el aumento de la circulación del coronavirus COVID-19.Un avión de la Fuerza Aérea partió este mediodía de Aeroparque equipado con 23 respiradores para entregar en las provincias de Salta, Jujuy, Santiago del Estero, Catamarca y La Rioja, y otros 26 en Formosa, Corrientes y Misiones, además de partidas de alcohol en gel y pulverizadores, entre otros materiales básicos.“Estamos distribuyendo todos los respiradores y los insumos con racionalidad a todo el país para que estén donde hagan falta”, afirmó desde la estación aérea el ministro de Salud, Ginés González García, y remarcó: “La única forma de distribuir con equidad un recurso escaso es que lo manejemos centralizadamente”.El Ministerio de Salud de la Nación ya había anticipado una entrega de 64 respiradores a la provincia de Buenos Aires y otra de 10 a Chaco. Serán 194 los respiradores distribuidos en esta primera etapa, con otros que se enviarán a distintos puntos del país.Dada la escasa cantidad de empresas productoras de respiradores, el Estado nacional tomó la decisión de regular y centralizar su distribución con el objetivo de lograr una mayor equidad entre todas las provincias en base a las necesidades que cada una vaya teniendo.También se enviaron partidas de alcohol en gel y pulverizadores (MARiA<EUGENiA>CERUTTi/)Así se manejó también durante la crisis sanitaria ocurrida en 2009 con la explosión de casos de personas contagiadas con el virus H1N1, lo que permitió una distribución racional y equitativa de los antivirales, siguiendo el criterio de la OMS, que recomendó la administración estatal del stock.Además, se podrían adquirir respiradores del exterior sin ningún tipo de arancel, tanto para el sector público como privado.“El Presidente y todos los que trabajamos en esta pandemia estamos haciendo un esfuerzo enorme todos los días para cuidar la salud de los argentinos”, destacó el ministro y agradeció especialmente a “todos los que ponen el cuerpo para que los recursos lleguen a donde tienen que llegar”.Este sábado murió un hombre de 52 años en la Clínica Pueyrredon de Mar del Plata y se convirtió así en la víctima fatal número de 18 de la Argentina por coronavirus y la segunda que tiene lugar en la ciudad balnearia.Presidencia (MARiA<EUGENiA>CERUTTi/)El paciente había sido diagnosticado con la enfermedad hacía una semana y se encontrada en terapia intensiva y bajo asistencia mecánica respiratoria. De acuerdo con la Secretaría de Salud del Municipio precisó, el hombre regresó al país el pasado 14 de marzo.Hasta el momento el Ministerio de Salud de la Nación informó que en todo el país el total de casos de personas contagiadas asciende a 690. Respecto a los confirmados, el 56% son importados, el 24,2% son contactos estrechos de casos confirmados, y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.Entre otros datos, la cartera que comanda Ginés González García precisó que el 41,5% son mujeres y el 58,5% son hombres, mientras que las principales franjas etarias afectadas de los casos registrados corresponden a personas de entre 20 y 59 años, siendo de 30 a 39 años la más afectada.Seguí leyendo:Coronavirus: Italia confirmó 889 nuevos muertos y ya son más de 10.000 las víctimas fatalesLas tres curvas dramáticas que se mueven al compás del coronavirus y también preocupan al GobiernoLos irónicos posteos de Alexander Caniggia, a horas de comenzar el arresto domiciliario por violar la cuarentena totalSegunda muerte por COVID-19 en Mar del Plata: ya son 18 los fallecidos en la Argentina

Leer más »