Último momento

Economía

Mercados: fuerte caída de Wal Street presiona a bajas de hasta 7% en las acciones argentinas

Por la fuerte toma de ganancias en Wall Street caen todos los mercados. (EFE) (EFEI0499/)Las bolsas de Nueva York renuevan este martes la toma de ganancias, después de haber anotado máximos históricos la semana pasada, y esa dinámica negativa por segunda rueda consecutiva impacta en todos los mercados financieros. De todos modos, tras una declaración del presidente de la Fed de los EEUU, Wall Street redujo la tendencia negativa.Los ADR de compañías argentinas que se operan en dólares en Wall Street pierden hasta 7%, con Grupo Supervielle a la cabeza.Globant y Mercado Libre, que llegaron a perder hasta 8% cuando el Nasdaq caía un 3,7%, ahora recortan un 2 por ciento. El desplome de los títulos tecnológicos se condice con una caída cumulada del 5% en dos ruedas en el índice tecnológico de Nueva York.El índice Merval de la Bolsa porteña opera en baja por cuarta rueda seguida, en las que acumuló una pérdida en pesos de 9%En sintonía, la Bolsa argentina profundizaba sus pérdidas el martes por ventas encabezadas por acciones del sector financiero, en momentos de incertidumbre de los inversores sobre la situación financiera del país, que negocia un acuerdo con el FMI por un plan de facilidades extendidas.El índice S&P Merval de Buenos Aires retrocede un 2,5% en pesos, apenas sobre los 48.000 puntos a las 13:30 horas de Argentina, luego de caer un 6% en las anteriores tres ruedas.“En febrero la Bolsa pudo respirar un aire alcista: el S&P Merval pegó la vuelta, subió en pesos, pero muchísimo más en dólares -por el doble-, pero se nos pueden apagar la vela encendida de la suba. Empezamos la semana con el escandalo ‘vacunatorio VIP’, que sabemos cómo empezó, pero teniendo el año electoral por delante y la semana que viene la Asamblea Legislativa, no se sabe hasta dónde puede escalar. Pareciera que para todo estamos destinados para el fracaso”, comentó el analista Jorge Fedio, de Clave Bursátil.En cuanto los bonos soberanos, las emisiones en dólares con ley extranjera restan un 1% en promedio, para acumular una caída superior al 10% en lo que va de 2021.El principal título de referencia, el Bonar 2030 en dólares con ley extranjera (GD30) es negociado a USD 38, con una tasa interna de retorno del 17,3 por ciento.“Los bonos en dólares que operan en el exterior arrancaron la semana con pérdidas, en un marco en el que los inversores tienen la mirada puesta en el incremento de la tasa de los treasuries norteamericanos y en las negociaciones con el FMI por un crédito de facilidades extendidas.”, consideraron los analistas de Research for Traders.El riesgo país de JP Morgan, que mide el diferencial de tasa de los bonos del Tesoro de los EEUU con sus pares emergentes, trepa a un nuevo techo en casi seis meses para Argentina, desde que debutaron los títulos del canje de deuda en el mercado, a 1.520 puntos básicos, con un incremento de 19 enteros en la rueda.Las acciones en Estados Unidos recortaron la liquidación de papeles desatada por las dudas de los inversores sobre su valoración, después de que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, se presentó ante el Congreso.Powell dijo que la recuperación económica de Estados Unidos sigue siendo “desigual y está lejos de completarse” y pasará “algún tiempo” antes de que la Fed considere cambiar las políticas que adoptó para ayudar al país a volver al pleno empleo.El jefe de la Fed compareció ante la Comisión de Banca del Senado por primera vez desde que los demócratas ganaron la Casa Blanca y el control de ambas cámaras del Congreso.Los grandes valores de la tecnología caían desde la apertura de Wall Street, en un mercado preocupado por el alza de las tasas de interés de los bonos del Tesoro de Estados Unidos (a 1,37% anual para la emisión a 10 años), el rendimiento más elevado en un año, que incide también en el alza del riesgo país argentino.Seguí leyendo:Dólar hoy: el dólar libre se mantiene en $147 y la brecha sigue en su nivel más bajo en 10 mesesJornada financiera: los bonos siguen en baja y el riesgo país superó los 1.500 puntos, la cifra más alta desde el canjeEl banco JP Morgan advirtió que las reservas netas llegan a USD 3.000 millonesLa brecha cambiaria ya está por debajo del 60%, pero a un alto costo: el riesgo país volvió a máximos

Leer más »

El impuesto a la riqueza, en la tapa del Washington Post: fuerte crítica a la ley y a cómo se implementó en la Argentina

El nuevo impuesto a la riqueza se cobrará el 30 de marzo La decisión del gobierno argentino de implementar un impuesto a las grandes fortunas generó fuertes críticas entre los contribuyentes que deberán vender parte de sus activos para pagarlo.Así lo indica un artículo publicado en la portada impresa de hoy del Washington Post, firmada por Diego Laje y Anthony Faiola titulado en su versión en papel “Argentina pasa la factura de la pandemia a los ricos”.Allí se da cuenta del testimonio de Gabriel De Raedemaeker quien relató que “ya está calculando qué partes de su finca podría tener que vender. No es que las cosechas hayan fracasado o que los precios de las materias primas estén en crisis. Es el nuevo impuesto sobre el patrimonio del gobierno”.“El Estado me está llevando al límite”, explicó De Raedemaeker, de 54 años (y vicepresidente de CRA), que se enfrenta a un aumento de impuestos del 70% en virtud del nuevo gravamen de la época de la pandemia que afecta a los ciudadanos con más de 3,4 millones de dólares de patrimonio.“Al menos desde la década de 1940, cuando la humilde Eva ‘Evita’ Perón pronunciaba encendidos discursos desde el balcón a sus ‘masas descamisadas’, el conflicto de clases ha permanecido justo debajo de la superficie de este Estado sudamericano crónicamente endeudado. Para salir de un enorme agujero fiscal agravado por la pandemia, Argentina está lanzando una llamada de atención que ahora resuena en todo el mundo: Que paguen los ricos”, explicaron los autores, en referencia a este polémico impuesto, que se superpone con el pago de Bienes Personales y amenaza con generar una fuerte conflictividad judicial.El oficialismo impulsó una marcha cuando el proyecto se debatió en diputados (Thomas Khazki)Luego, el artículo menciona que muchos países “han recurrido a los ricos en tiempos de crisis. Después de la Primera y Segunda Guerras Mundiales, los países europeos y Japón adoptaron impuestos sobre la riqueza para financiar la reconstrucción. Más recientemente, Irlanda e Islandia utilizaron este tipo de impuestos para ayudar a rellenar las arcas del Estado tras la crisis financiera mundial”.En base a estos precedentes, “¿por qué no, argumentan sus defensores, hacer recaer el coste de la épica recesión mundial causada por la pandemia en aquellos que más se lo pueden permitir?” y citan el aumento de la desigualdad global generado por la pandemia del coronavirus desde hace un año.En particular, citan el caso de Bolivia, “el país más pobre de Sudamérica ha ido más allá de las palabras, adoptando en diciembre un impuesto permanente sobre la riqueza. El impuesto tocará sólo a 152 personas”, tuiteó el presidente socialista Luis Arce. “El beneficio llegará a miles de familias bolivianas”.“Los analistas afirman que es probable que la pandemia dé impulso a los llamamientos en favor de sistemas fiscales que aborden las diferencias extremas entre ricos y pobres. Pero los impuestos sobre el patrimonio son notoriamente difíciles de aplicar, y tienen un historial de efectos secundarios profundamente negativos que pueden socavar seriamente su intención”, subrayaron los autores.En Bolivia también se aprobó un impuesto a la riqueza EFE/Martin Alipaz/Archivo (Martin Alipaz/)En este sentido, recordaron que en Francia, “un antiguo impuesto sobre la riqueza, derogado en 2018, fue culpado de un aumento de la evasión fiscal y de la huida de miles de los ciudadanos más ricos del país”.“Puede conducir a la salida de la riqueza, lo que no es beneficioso para ningún país”, dijo Jean Pisani-Ferry, un miembro senior del Instituto Peterson con sede en Washington.“Hace una década, 12 de los países más desarrollados del mundo tenían impuestos sobre el patrimonio. El número se ha reducido a tres: Noruega, España y Suiza. Especialmente complicados son los impuestos diseñados para captar un porcentaje de los activos, en lugar de los ingresos, como el gravamen único de Argentina”, aclararon.Al respecto, explicaron que “incluso las personas muy ricas pueden no tener suficiente dinero en efectivo para pagar una factura de impuestos grande e imprevista”.“Los impuestos sobre la riqueza plantean problemas intrínsecos”, afirma Pascal Saint-Amans, director de política fiscal de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. “Puedes gravar a Bezos con 1.000 millones de dólares, pero ¿tendrá siempre 1.000 millones listos para pagar en efectivo? ¿Qué tendría que vender? Se trata de la liquidez de los activos”, declaró.Puedes gravar a Bezos con 1.000 millones de dólares, pero ¿tendrá siempre 1.000 millones listos para pagar en efectivo? (Saint-Amans, OCDE)“Argentina está recurriendo a sus ciudadanos más ricos después de haber perdido la fe de los inversores extranjeros, y con pocos otros medios para tapar los agujeros financieros. El país ha soportado colapsos financieros periódicos e impagos de deuda durante varias décadas; entró en la pandemia con la necesidad de reestructurar 65.000 millones de dólares de deuda privada que ya no podía pagar”, recordó el Washington Post.El diario de la capital de EEUU describe como la pandemia empeoró las cosas en el país, con un producto interior bruto que se cayó 11,8% el año pasado: “El peso se desplomó cuando los argentinos, temerosos, acumularon dólares estadounidenses, y el gobierno, como tantas veces en el pasado, recurrió a la imprenta para llegar a fin de mes. Ahora, Argentina está buscando otro gran rescate del Fondo Monetario Internacional, que casi con toda seguridad vendrá con la condición de que el país instituya recortes de gastos”.Además, señalaron que la pobreza pasó del 35,4% en el primer semestre de 2019 al 40,9% en el mismo período de 2020, y que en los últimos meses, Walmart, Latam Airlines, Uber Eats, Norwegian Airlines y Nike se fueron del país o redujeron sus operaciones locales.Carlos Heller y Máximo Kirchner autores del proyecto que se convirtió en ley“El gobierno ha conseguido evitar un aumento más amplio de la pobreza durante la pandemia mediante programas sociales y ofreciendo ayudas en efectivo. Los funcionarios dicen que el impuesto sobre el patrimonio es necesario para ayudar a compensar ese gasto. Proyectan que el gravamen único recaudará 3.500 millones de dólares de unos 12.000 individuos”. “Estamos hablando del 0,02 por ciento de la población”, dijo Carlos Heller, miembro de la Cámara de Diputados de Buenos Aires que copatrocinó el proyecto de ley. “Es una pequeña contribución que estamos pidiendo a los argentinos más ricos”.Y aunque menciona el caso de personas que pueden ocultar parte de su patrimonio en el extranjero para evadir impuestos, aclara que “hay un grupo que lo tiene mucho más difícil: los ruralistas, los agricultores acomodados”.“De Raedemaeker perdió entonces mucho dinero, dijo. Ahora, de un plumazo en diciembre, el gobierno peronista ha aumentado su carga fiscal hasta el equivalente a 192.000 dólares, frente a 113.000 dólares. Como muchos ruralistas, De Raedemaeker es rico en tierras; cultiva trigo y soja en 1.700 hectáreas en la provincia de Córdoba, en la fértil Pampa occidental. Pero dice que no tiene el flujo de caja para absorber un aumento tan repentino y que podría tener que vender un tractor para cubrir el costo”, subrayaron.“Este intento de construir la igualdad nos aplana a todos”, dijo. “En lugar de premiar el mérito, el trabajo y el estudio, simplemente quieren que la gente dependa del Estado”, concluyó en esta nota.Seguí leyendo:El Gobierno se ilusiona con una inflación menor al 4% en febrero para evitar una suba de tasas de interésElon Musk, dueño de Tesla y Space X, perdió USD 15.000 millones en un día por un tuit sobre Bitcoin

Leer más »

Exigieron un novillo como peaje y lo faenaron en plena calle durante una protesta de vecinos del Mercado de Liniers

Un camión equivocó el camino y los vecinos lo forzaron a dejar un novillo para darle pasoAyer por la tarde el ingreso y la salida del Mercado de Hacienda de Liniers, en la zona porteña de Mataderos, estuvo cerrado como consecuencia de una protesta de vecinos por un hecho de inseguridad en el barrio de Ciudad Oculta. En principio, de acuerdo al testimonio de los manifestantes, días atrás mataron a un joven y hasta el momento el cuerpo no fue entregado a los familiares.Toda esta movilización y protesta derivó en enormes complicaciones para los camioneros que llegaron al lugar con hacienda después de realizar un extenso viaje. Hubo una importante congestión de camiones que se vieron imposibilitados por algunas horas de realizar la descarga de hacienda para su correspondiente comercialización en el día de hoy.Por este motivo, algunos choferes de camiones buscaron tomar caminos alternativos. Pero lamentablemente uno de los camioneros al intentar realizar dicha maniobra, se equivocó de camino y se quedó sin salida en Ciudad Oculta, en momentos donde el camión, que transportaba cerca de 70 animales, quedó rodeado por un grupo importante de vecinos.Camionero se pierde y vecinos le sacan un novillo como “peaje” (Infobae)Según comentaron los transportistas a algunos medios, los vecinos exigieron el pago de un “peaje”. Fue así que el camionero para poder seguir con su viaje entregó a los vecinos un novillo, al que procedieron a faenar en plena calle.Inseguridad en aumentoLos hechos de inseguridad son cada vez más frecuentes en Capital Federal y alrededores, según denuncian los propios transportistas. De acuerdo a lo que comentó anoche un camionero a Infobae, sobre lo sucedido en Liniers: “En la protesta tiraron piedras a los camiones y agredieron a muchos colegas míos. Nosotros que andamos en los camiones y entramos a los frigoríficos no puede ser que tenemos que pedir custodia a la policía para poder descargar o pagarle a un habitante de la villa 500 o 600 pesos para que no te roben. La situación es muy complicada”.Por su parte, Manolo Lamas, empresario del transporte de hacienda y un referente del tema logística, dijo a este medio: “Hay muchos transportistas de Hacienda, choferes y empresarios que han decidido en todo el país que no van más a Buenos Aires y en otros casos tampoco viajan a frigoríficos del conurbano, como San Fernando, Quilmes, o Bernal Oeste, donde hay que pagarle a un habitante de la villa para que se pueda ingresar a la zona y que no te roben. Lo que pasó anoche es una foto de lo que nos pasa a los transportistas de hacienda a nivel nacional en el Gran Buenos Aires”.A todo esto, Lamas sostuvo en relación a lo ocurrido en el Mercado de Liniers en medio de la protesta de vecinos: “Hay que situarse en lo que le pasó al camionero, estando en una villa, con gente que no tiene nada que perder y que amenaza para que descargues un animal. Además, son choferes que viven en otras localidades, con menos población y que no están acostumbrados a este tipo de situaciones. Los hechos de inseguridad son frecuentes cuando los camiones quedan varados en el Mercado de Liniers al costado de la villa o cuando a veces sucede eso en un frigorífico del Gran Buenos Aires”.Y por último, se refirió al accionar del personal policial frente a los hechos de inseguridad que son cada vez mayores: “La policía actúa muchas veces de una manera laxa cuando tiene que defender la propiedad privada y la integridad física de los que trabajan”.Seguí leyendo:Crisis lechera: los tamberos argentinos reciben un 10% menos que un productor uruguayoLanzan una aplicación única en la Argentina que detecta las enfermedades de los cultivos

Leer más »

La vuelta de los cines: cuál es la fecha que se fijaron para abrir sus puertas mientras esperan la autorización oficial

Los cines son una de las pocas actividades que siguen cerradas desde marzo pasado Las salas de cines porteñas y de la provincia de Buenos Aires ya tienen todo preparado para su reapertura. Estiman que la fecha será el próximo jueves 4 de marzo. Solo resta que obtengan la autorización oficial del Gobierno nacional. Esta semana, tanto las autoridades de la ciudad de Buenos Aires como del Gobierno provincial elevaron los correspondientes pedidos a la jefatura de Gabinete para que la actividad —una de las pocas que se mantiene cerrada desde marzo del año pasado— pueda volver a funcionar.“Lo importante es que ya tenemos los protocolos aprobados. Uno para la ciudad de Buenos Aires mientras que la provincia de Buenos Aires adhirió al protocolo nacional. La única diferencia está en el aforo. En la provincia se arrancaría con un 50% de capacidad de las salas y en CABA se arrnacaría con menos y después se va aumentando gradualmente. Ambos Gobiernos ya elevaron la solicitud y estamos esperando la respuesta”, explicó a Infobae Martín Álvarez Morales, presidente de la Cámara Argentina de Exhibidores Multipantallas y CEO de Cinemark.De acuerdo con las estimaciones del sector, en el país antes de la pandemia funcionaban unas 800 salas de cine, la gran mayoría concentradas en la ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos AiresEl directivo de la cámara destacó que las medidas previstas en los protocolos son seguras y que en otros países, donde los cines ya están abiertos, se demostró que la actividad es segura. “Habrá distanciamiento social entre las burbujas, personas que forman parte del mismo grupo familiar, con espacios libres delante y a los costados. Los espectadores se tienen que dejar los barbijos puestos todo el tiempo y, a diferencia de los restaurantes, la gente no habla y todos miran para el mismo lado, por eso hay menos riesgo”, destacó. También agregó que el techo de las salas suele tener de 12 a 14 metros de altura, lo que genera menos concentración de partículas dentro del espacio.Dentro de las medidas previstas, se destacan el escalonamiento de los horarios entre película y película para que no se concentre gente en los espacios comunes. En los protocolos está previsto que se puedan consumir alimentos dentro de las salas. “Consideramos que la apertura va a ser próximamente; ya los protocolos están aprobados. Estamos a la espera de que nos avisen que se reabren los cines”, señaló Roberto Bevilacqua, gerente General de la cadena de cines Atlas.Las salas reabrirán con un aforo reducido y distanciamiento (HENRY ROMERO/)De acuerdo con las estimaciones del sector, en el país antes de la pandemia funcionaban unas 800 salas de cine, la gran mayoría concentradas en la ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires. Con todo, según estimaciones de una de la Federación Argentina de Exhibidores Cinematográficos (Fadec), que agrupa a los cines independientes, un 25% de sus integrantes se desasociaron en los últimos meses como consecuencia de permanecer tantos meses cerrados.Cuando se formalice la fecha de apertura, los cines y las cadenas ya tienen estrenos en lista de espera. Como en el resto del mundo, la actividad ya está en marcha desde hace varios meses, hay varios “tanques” que podrían estrenarse en las próximas semanas. Entre ellas, “Tenet”, del director Christopher Nolan; “The Witches”, de Robert Zemeckis; una nueva versión del clásico “Tom y Jerry”; “Wonder Woman 1984”; y las argentinas “Hoy se arregla el mundo”, con Leonardo Sbaraglia, y “La noche mágica”, con Natalia Oreiro y Diego Peretti.Esta semana se anunció la reapertura de las salas de cine de la ciudad de Nueva York para el próximo 5 de marzo por primera vez desde el inicio de la pandemia, aunque lo harán a un 25% de su capacidad, hasta un máximo de 50 personas. En el estado neoyorquino, los cines reabrieron a fines de octubre, pero la ciudad había quedado fuera de los permisos por la densidad de población y la circulación del virus.Seguir leyendoNueva York reabrirá sus cines el 5 de marzo por primera vez desde el inicio de la pandemia de coronavirusAumentan los Precios Cuidados para Internet: cuáles serán los nuevos valores que llegarán en la próxima facturaAumento del gas: convocan a una segunda audiencia para definir las nuevas tarifas

Leer más »

Los senadores del Frente de Todos le pidieron al FMI que investigue el crédito otorgado durante el gobierno de Macri

Macri y Lagarde, la semana pasada en el G20, en Japón (Presidencia) (fede.mellado/)Sin el acompañamiento de solo dos legisladores del bloque, los senadores oficialistas del Frente de Todos le enviaron una segunda carta de 14 páginas al Fondo Monetario Internacional -la primera fue en noviembre de 2020- en relación al proceso de investigación que se estaría desarrollando en el organismo respecto al crédito otorgado a la gestión Cambiemos en 2018. En la carta piden investigar el préstamo récord que otorgó el organismo al país en 2018.La misiva, que no cuenta con la firma del senador José Alperovich ni la senadora Claudia Ledesma Abdala de Zamora, está dirigida al Charles Collyns de la Oficina de Evaluación Independiente del FMI y desarrolla la intención de los legisladores de “llegar a Ud. y por su intermedio a los técnicos y funcionarios que lo acompañan en su gestión, nuestras inquietudes, sugerencias y propuestas de investigación, sobre el proceso de otorgamiento del préstamo stand by (SBA) que, en el año 2018, el Fondo Monetario Internacional (FMI) otorgó al gobierno de nuestro país de ese entonces”.En la misma también se hacen críticas al proceso de “aprendizaje institucional” al que hace referencia el FMI a la hora de explicar el otorgamiento de fondos y señalan como que la Argentina no es “el único país, donde los pueblos pagan con su sufrimiento los desaguisados que producen en sus sociedades las políticas del FMI. Egipto, Ecuador, Grecia, entre otros, son también ejemplo de la falta de aprendizaje institucional del Fondo”.A partir de esto, proponen que “quizás haya llegado la hora de replantear la validez del conjunto de normas diseñadas a partir de Bretton Woods y de seguir insistiendo con la generación de una nueva arquitectura financiera internacional” y señalan como imperioso que se investigue el otorgamiento de un crédito de 54.000 millones de dólares a la Argentina.Noticia en desarrollo

Leer más »

Inflación y “dólar atrasado”: por qué es un buen momento para comprar bienes durables

¿Se viene un veranito para el consumo de bienes durables?Un año electoral, donde el Gobierno apuesta a una estrategia de devaluación a un ritmo que va más lento que la inflación, puede ser un buen momento para los consumidores que tienen ahorro disponible para apostar a la compra de bienes durables.Los especialistas estiman que en los próximos meses puede haber un “veranito” para el consumo de bienes como electrodomésticos, tecnología —que incluso permiten la financiación en cuotas— y también automóviles e incluso inmuebles. Las posibles restricciones a las exportaciones también pueden generar mayor demanda ante una posible escasez en algunos rubros.Las posibilidades de menor oferta de bienes que se importan es una motivación extra para adelantar consumos“Quizás no es tanto por el valor actual, se puede pensar que el dólar está atrasado y que puede haber un posible salto post-elecciones y que eso motive a la demanda de durables. En una economía inflacionaria hay que buscar refugio de valor; al estar restringido al acceso al dólar y al estar restringidas ciertas importaciones, se genera como una presión extra. Sumado a que ya las restricciones existen y puede ser que se tengan que profundizarse”, señaló el economista Guido Lorenzo, de la consultora LCG.Las posibilidades de menor oferta de bienes que se importan es una motivación extra para adelantar consumos. “Se empieza a ver algunos faltantes de determinados productos que alienta a una compra anticipada. Si a eso se suma que se pueden encarecer más, ya sea porque va haber menos ofertas o porque el dólar va a ser más alto, convendría anticiparse y consumir esos bienes que uno prevé que van a escasear en el futuro”, agregó Lorenzo.La venta de autos arrancó el año con un alza (Iñaki Berasaluce/)De acuerdo a los datos de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara) durante enero de 2021 se patentaron 49.438 unidades, una suba del 9,9% interanual, ya que en el mismo mes del año anterior se habían registrado 44.972 unidades.“Somos optimistas que podemos tener un año positivo estableciendo un nivel de actividad con un piso de 430.000 patentamientos en el año, si contamos con la oferta y las medidas de incentivos necesarias. Sabemos que las terminales están acompañando también esta recuperación y van a aumentar el abastecimiento de vehículos. Con el esfuerzo que está haciendo toda la cadena de valor vemos posible que no solo nuestro sector crezca sino también motorizar otras industrias asociadas y ser uno de los ejes de la recuperación”, explicó Ricardo Salomé, presidente de Acara.El mercado automotor está fuertemente distorsionado por la restricción de la oferta de productos procedentes del exteriorCon todo, el mercado está fuertemente distorsionado por la restricción de la oferta de productos procedentes del exterior. El Gobierno libera las licencias de importación a cuentagotas y en función de la disponibilidad de divisas, por lo que no solo se ven afectados los modelos que no se fabrican en el país, sino también los nacionales, perjudicados muchas veces por la escasez de piezas.Esta situación hace que aumenten de precio en las concesionarias los vehículos nuevos y que se revalorice el mercado del usado. Hay modelos que hoy no están disponibles y tampoco las empresas saben cuándo ingresarán, por lo que en esos casos la persona que tiene un usado en buenas condiciones, patentado en 2020 o 2019 lo está ofreciendo incluso más caro que el 0Km.El costo de la construcción se encuentra en un nivel bajo en dólares (ANDRES MARTINEZ CASARES/)En enero de 2020 un Gol Comfortline tenía un precio de lista de la terminal Volkswagen de $1.001.441, y uno usado del 2019 se cotizaba a $590.000, es decir, poco más de la mitad. Este año, en enero, el valor sugerido del mismo modelo 0km por la terminal alemana era de $1.354.000, mientras que esa unidad patentada en 2019 hoy está publicado en 1.130.000 pesos.El economista Mariano Otálora recordó el “overshooting” que tuvo el dólar cuando en su cotización informal llegó a los $195. “Cuando el dólar subió, muchos bienes de la economía ajustaron a la suba y no volvieron para atrás con los precios. Desde el aumento en el valor de los autos usados o 0 Km, el costo de los materiales de la construcción, los electrodomésticos o la tecnología en general”, señaló.Los precios que vemos hoy, más caros que meses atrás, seguirán aumentando en pesos y en dólares dependerá de qué pase con el mercado en los próximos meses; si el Gobierno logra o no mantener la pax cambiaria“Si el dólar sigue planchado, en todas sus cotizaciones, la inflación genera que los precios en dólares también aumenten. Por lo tanto, los precios que vemos hoy, más caros que meses atrás, seguirán aumentando en pesos y en dólares dependerá de qué pase con el mercado en los próximos meses; si el Gobierno logra o no mantener la pax cambiaria”, agregó. Según el especialista, hoy sigue siendo negocio endeudarse en pesos para adquirir bienes dolarizados. Un ejemplo son los costos de la construcción, que están en un nivel bajo medido en dólares en términos históricos.En el mercado inmobiliario, en tanto, se sostiene la baja de precios en la ciudad de Buenos Aires. Según un informe de Reporte Inmobiliario, los precios de departamentos usados (según los valores publicados en dólares) se retrajeron un 17,3% durante el último año, con ocho trimestres con caídas consecutivas.El valor promedio del metro cuadrado del usado departamento usado (calidad estándar sin amenities) se ubicó en febrero de este año en USD 1.810. La caída alcanza el 24,6% si se compara al valor actual con los USD 2.400 del mismo mes de 2019. Los valores se vienen ajustando lentamente desde hace ya más de dos años, pero aun no generó un crecimiento significativo en las ventas.A pesar de esto, en el sector de la construcción, la demora en las aprobaciones de proyectos de obra producto de las limitaciones que impone la pandemia, el golpeado nivel del salario real y el complicado acceso al crédito hipotecario seguirán operando como trabas para que la demanda se recupere de manera sostenida.Desde la consultora Ecolatina destacaron que ‚en el actual escenario económico, los bienes durables son los principales favorecidos: “Luego de sufrir un fuerte golpe en el momento más complejo del aislamiento social (ASPO), las ventas de electrodomésticos, autos, motos, muebles e insumos vinculados al mantenimiento y reparación de la vivienda han venido mejorando sensiblemente, traccionando distintas ramas industriales. Si bien este ‘veranito’ del consumo sería de corto aliento, de no mediar una corrección cambiaria abrupta, algo que no prevemos en el corto plazo, la reactivación de estos sectores se extendería”.Según la consultora, una parte de este crecimiento obedeció al adelanto de compras en vistas de una devaluación, por eso, es probable que la demanda modere su ritmo. Mientras que las restricciones de oferta registradas en algunas cadenas de comercialización, además de la incertidumbre cambiaria, presionaron a la inflación en los últimos meses. “El endurecimiento de los controles a las importaciones y a la compra de dólares para la producción frenaría la recuperación de algunas de estas actividades, tal el caso de la electrónica”, alertaron.Seguir leyendoConsumo: proyectan un crecimiento para 2021 por encima de la suba del PBI y encabezado por bienes durablesPor falta de autos 0km los usados se revalorizaron y hubo aumentos de hasta 100% en un año

Leer más »

Cómo funciona la “economía del aburrimiento” que destapó la pandemia

(Matt Chase/The New York Times) (Matt Chase/)Mark Hawkins es un experto en estar aburrido.Cuando se estaba preparando para obtener su título de terapeuta, le fascinaban los artículos acerca de los beneficios terapéuticos del aburrimiento. Ha escrito un libro cuyo título es “The Power of Boredom” (El poder del aburrimiento). Cuando tiene tiempo libre, le gusta sentarse en su sillón y quedarse viendo a través de la ventana.“Es muy difícil, pero intento aburrirme lo más que puedo”, señaló en una entrevista reciente.No obstante, durante la pandemia, incluso Hawkins, de 42 años, quien vive con su esposa en Columbia Británica, a veces se ha aburrido de estar aburrido.Deseoso de sentirse un poco incentivado, ha recurrido a Amazon, donde compra “libros, principalmente” como, por ejemplo, la traducción de Ursula K. Le Guin del Tao Te Ching o “El libro tibetano de la vida y de la muerte” de Sogyal Rinpoche.“Me traen las cosas tan solo unas horas después de haberlas pedido”, comentó Hawkins. “En términos de cómo afecta esto a la economía, estamos queriendo comprar más y más y más porque muchos de nosotros estamos aburridos en casa y entonces compramos por internet”.Existen muchas maneras fáciles de evaluar cómo la pandemia del coronavirus ha afectado la economía. Esta pandemia ha diezmado el mercado laboral e hizo que la tasa de desempleo llegara hasta el 6,3 por ciento en enero, casi el doble de lo que era un año antes. Las restricciones a las actividades hicieron que los estadounidenses gastaran menos, por lo que la tasa de ahorro ha alcanzado máximos extraordinarios. Como la gente se ha escapado a lugares más espaciosos y con menos personas, han aumentado los precios de vivienda.Otra manera en que la pandemia ha tenido un impacto en la economía es provocando que la gente se aburra.Al restringir los compromisos sociales, las actividades recreativas y los viajes, la pandemia ha obligado a muchas personas a vivir una vida más tranquila, sin las distracciones que solían tener para la monotonía de la vida cotidiana. El resultado es una sensación colectiva de hastío que está determinando qué hacemos y compramos, e incluso cuán productivos somos.“Debido a que pasamos tanto tiempo en casa, gastamos más en la casa”, señaló Marshal Cohen, analista principal de ventas al menudeo en NPD Group, una empresa de investigación de mercado. “Y las cosas en las que gastamos tienen la finalidad de mantenernos ocupados”.Los expertos aseguran que el impacto que tiene el aburrimiento en la economía no se está investigando lo suficiente, y que eso quizá se deba a que no ha habido ninguna situación como esta en la era moderna, pero muchas personas concuerdan en que es un factor importante. La manera en que las personas gastan su dinero es un reflejo de su estado de ánimo, la respuesta a: “¿Cómo estás?” traducida en paquetes de Amazon y facturas de Target.El índice de confianza del consumidor es un indicador económico que evalúa, en parte, el optimismo que se tiene sobre el futuro. Un índice de aburrimiento podría ser un indicador asociado para predecir la volatilidad del mercado o las tendencias de reparaciones domésticas.Uno de los ejemplos recientes más claros de la influencia que tiene el aburrimiento en la economía se presentó el mes pasado cuando los inversionistas aficionados, muchos de ellos seguidores del foro Wall Street Bets en Reddit, se arremolinaron para comprar acciones de GameStop, un minorista de videojuegos arruinado. Estos inversionistas llevaron sus acciones a niveles máximos astronómicos antes de que se volvieran a desplomar.Parte de su motivación fue la idea de que podían confrontar a los fondos de cobertura, que habían apostado a que GameStop quebrara. Otra parte fue el aburrimiento.“Estoy aburrido y tengo ocho mil sin usar, ¿en qué puedo invertir que me dé al menos un poco de ganancia?”, escribió en Wall Street Bets el usuario biged42069 de Reddit en el punto máximo del frenesí en el mercado de valores. La respuesta fue unánime: GameStop.El jueves, el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes celebró una audiencia controvertida sobre la historia de GameStop. La atención estuvo centrada en la volatilidad del mercado y el comercio de acciones, pero algunos testigos reconocieron que es posible que se hubieran encontrado en esa situación porque la gente disponía de mucho tiempo.Jennifer Schulp, directora de estudios de regulación financiera en el Instituto Cato, testificó que en la lista de los muchos factores que pudieron haber atraído a los inversionistas aficionados a los mercados de valores, “habría estado, incluso, tener que pasar más tiempo en casa durante la pandemia”.Desde luego, millones de personas han estado más ocupadas que nunca en este tiempo de pandemia. Los enfermeros, los empleados de las tiendas de comestibles y otros trabajadores esenciales casi no han vivido el tedio del confinamiento. Las mujeres que han salido de la fuerza laboral para atender a sus hijos que no pueden asistir a la escuela a menudo están agobiadas y exhaustas, sus días son una secuencia de clases por Zoom, preparar la cena y llevar a acostar a los niños. De cierta forma, el aburrimiento es un lujo que experimentan quienes disponen de un tiempo vacío que no pueden llenar.Además, es posible que ciertos grupos de personas vivan el aburrimiento más que otros. Por ejemplo, es más probable que se aburran las personas que viven solas, afirmó Daniel Hamermesh, un economista en Barnard College que ha estudiado la soledad durante los confinamientos derivados de la pandemia.“La verdadera carga caerá sobre las personas solteras que están solas”, señaló. “Yo pensaría que hay una relación bastante estrecha entre el aburrimiento y la soledad”.Con frecuencia, el aburrimiento es una señal de la sensación de que algo no tiene sentido, comentó Erin Westgate, profesora adjunta de psicología en la Universidad de Florida que estudia el aburrimiento. Las emociones “actúan como estas señales automáticas rápidas que retroalimentan lo que estamos haciendo”, afirmó. En el caso del aburrimiento, “es una forma en que el cuerpo y la mente nos advierten que algo está mal”.Sin embargo, la pandemia restringió lo que podemos hacer para que las cosas se sientan bien.Según los datos del gobierno, casi una cuarta parte de las personas que estaban empleadas en enero trabajaban a distancia o desde casa por causa de la pandemia.El tránsito peatonal en los lugares de diversión a los que acude la gente, como cines, restaurantes y museos, disminuyó más de un 50 por ciento en los primeros días de la pandemia y, según un análisis de SafeGraph, sigue siendo alrededor de un 25 por ciento más bajo que los niveles previos a la pandemia.En el Informe Nacional del Impacto Emocional de la Pandemia en Estados Unidos, un estudio realizado en mayo, se descubrió que el 53 por ciento de los encuestados afirmaron estar más aburridos durante la pandemia que antes de la misma.Aburrirse puede implicar diferentes tipos de comportamientos, como buscar más lo novedoso y ser más sensible a la gratificación, señaló Westgate.“Si vemos las ventajas y desventajas de una decisión, hace que las ventajas destaquen más”, señaló.Al igual que todas las emociones, el aburrimiento no solo nos brinda información para actuar; también funciona como previsión. Gracias al aburrimiento, que por lo general se considera una sensación mala, tal vez estemos tomando ciertas decisiones durante la pandemia —por ejemplo, acerca de lo que compramos o hacemos— con la esperanza de eludirlo.Al inicio de la pandemia, el entusiasmo por hacer pan hizo que se agotaran las existencias de levadura en tiendas de todo el país. Las ventas de rompecabezas se han disparado. La jardinería se ha convertido en un pasatiempo. Las ventas de Scotts Miracle-Gro aumentaron más del 30 por ciento para el año fiscal que terminó en septiembre, y alcanzaron un nivel histórico de 4130 millones de dólares. El reciente interés por la jardinería como resultado del confinamiento impulsó a la empresa a lanzar su primer comercial en el Supertazón.También puede ser que el aburrimiento esté orillando a la gente a tener comportamientos más autodestructivos, e incluso eso tiene implicaciones económicas. El estudio “Alcohol contra Aburrimiento” realizado en septiembre por la empresa American Addiction Centers publicó que una tercera parte de los encuestados dijeron que el aburrimiento durante la pandemia los había inducido a beber más. Las ventas de alcohol han aumentado.Es posible que no estar aburrido durante determinados periodos del día también haga que la gente sea menos productiva, señaló Bec Weeks, quien trabajó como asesora principal del Equipo de Economía Conductual del gobierno australiano y es cofundadora de una aplicación de ciencias del comportamiento llamada Pique.Las investigaciones han demostrado que divagar, una actividad que puede surgir durante los periodos de aburrimiento, puede tener como consecuencia una mayor productividad. Pero durante la pandemia, millones de personas que ahora trabajan desde casa han perdido algunas de las mejores oportunidades para divagar, por ejemplo, en el traslado diario al trabajo.“Incluso en los momentos en que solíamos aburrirnos, casi siempre sucedían muchas cosas de las que no nos dábamos cuenta”, señaló Weeks.No obstante, el aburrimiento causado por la pandemia podría estar reorientando la economía.Sandi Mann, una psicóloga que escribió un libro llamado “The Science of Boredom” (La ciencia del aburrimiento), aseguró que el aburrimiento podría hacer que las personas y las empresas se volvieran más creativas.“Es lo que causan la inactividad y el aburrimiento”, señaló. “Nos obligan a pensar de otro modo porque eso es lo que hacemos cuando tenemos tiempo para pensar”.

Leer más »

El Gobierno admitió que la pobreza aumentó casi 20 puntos en medio de la pandemia y la cuarentena

Si se cruzan la medición multidimensional con la de ingresos casi 6 de cada 10 argentino es pobre (AGUSTIN MARCARIAN/)En el primer semestre del año pasado, en medio de la pandemia y la cuarentena, el 47% de los argentinos era pobre según el relevamiento de un organismo dependiente de Presidencia. El indicador, distinto al que publica el Indec es una medición “multidimensional”, que en lugar de enfocarse sobre los ingresos sigue variables como acceso a la vivienda, hábitat y servicios básicos, educación, empleo y protección social, y salud. Es un salto de casi 20 puntos en un año.Se trata de otra forma de medir la pobreza, que apunta a relevar el acceso a distintos derechos básicos, arroja resultados mucho peores que los que se ven al medir cuantas personas viven por debajo de la línea de la pobreza, estimada en $56.459 de ingresos necesarios para que una familia logre superarla. Tomando solo como dato los ingresos, el último relevamiento del Indec señala que el 30,1% -13,6 millones de personas- es pobre. Pero en base al informe de pobreza multidimensional publicado por el Sistema de Información, Evaluación y Monitoreo de Programas Sociales (Siempro), que depende de la Presidencia de la Nación. Se llegaba en el el primer semestre de 2020 a un 47% de la población se encuentra en situación de pobreza multidimensional, lo que representa 21 millones de personas.El acceso a la vivienda de calidad es uno de los púntos que mide el trabajoUn año antes, en el primer semestre de 2019, el Siempro estimaba que el 28,8% de la población era pobre, según su medición multidimensional. Un salto de casi de 20 puntos durante el año en que se sucedieron la corrida cambiaria posterior a las PASO y la pandemia.Si se cruzan los datos del Indec con los de pobreza multidimensional, el resultado es que un 58,1% de la población (45,9% de los hogares) presenta al menos una de estas dos situaciones de pobreza –monetaria o no monetaria– mientras que el 30,1% presenta ambas formas (21,1% de hogares).Entre los hogares con niños, niñas y adolescentes de hasta 17 años, la pobreza multidimensional alcanza al 49,4%, mientras que en aquellos hogares donde no hay niños, niñas y adolescentes, la misma afecta sólo al 25,6%. Si se observa la segmentación por edad de la población que se encuentra en condición de pobreza multidimensional, se observa que la incidencia de la misma disminuye con la edad, siendo los más afectados los niños, niñas y adolescentes.Cuando se desglosa la pobreza multidimensional por rango etario se observa que en niños de hasta 3 años el 58,2% no logra cubrir el universo. Entre 4 y 17 años el porcentaje alcanza al 54,2% y entre los 18 y los 64 años baja al 47,7 por ciento. El rango más bajo de pobreza multidimensional se encuentra en los mayores de 65 años.El Índice de Pobreza Multidimensional permite caracterizar las condiciones de vida de personas y hogares, dando cuenta de la multiplicidad de privaciones y de la multidimensionalidad de la pobreza. El Método Integrado, que complementa el IPM con la pobreza monetaria, logra una comprensión más amplia de la problemática atendiendo a la complejidad que la caracteriza.Un 55% de los menores de 18 años de la Argentina viven en esa condición. (EFEI0658/)Al resaltar los aspectos y dimensiones de la pobreza, y la manera en que se interrelacionan, es posible además orientar de una forma más efectiva las políticas públicas para mejorar la calidad de vida del conjunto de la sociedad.Hace poco menos de un mes el instituto estadístico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires publicó el primero de los informe de medición de pobreza multidimensional. El trabajo reflejaba el estado de situación de la Ciudad en 2019 -en 2020 no lo pudo realizar por la pandemia- y señalaba que uno de cada cinco porteños era pobre y para finales de ese año el 15,3% de los hogares de la Ciudad eran pobres multidimensionales mientras que en los hogares con presencia de menores de 18 años lo eran el 25,7 por ciento.Seguí leyendo:Inflación y “dólar atrasado”: por qué es un buen momento para comprar bienes durablesEl campo también se pronunció en el escándalo de la vacunación VIP: reclamó que el Gobierno actúe con transparencia, equidad y sin privilegios

Leer más »

Dólar hoy: el dólar libre sigue a $147 y la brecha cambiaria se reduce a 64%

El precio del dólar libre cae 19 pesos en enero. (Kham/)La aceleración de la inflación parece no hacer mella en la tendencia de debilidad de los dólares que se operan en paralelo al control de cambios.El dólar libre se pacta este lunes a $147 para la venta, su precio mínimo desde el 10 de diciembre del año pasado, más de dos meses atrás. La divisa informal cede 19 pesos u 11,4% en el transcurso de 2021.Con un mercado pequeño y sobreofertado, como lo es el del “blue” en estos días -y tras once meses de bancos con actividad restringida-, la brecha cambiaria con el oficial se retrajo al 64,4%, la más ajustada desde el 21 de abril del año pasado.En el mercado mayorista el billete verde avanza 34 centavos, a $89,44, para acumular un incremento del 6,3% en 2021.“En este marco, la economía argentina entró a 2021 con dos grandes interrogantes: el frente cambiario y el frente sanitario. En un año electoral, el Gobierno apostará a atrasar al dólar oficial para moderar la inflación apostando a una abundante liquidación de agro-dólares y al control de cambios e importaciones”, subrayó un análisis de Ecolatina.“Como ya otras veces ha ocurrido en Argentina, atrasar el tipo de cambio en un contexto de alta inflación, alta emisión, alta brecha y bajo nivel de reservas suele desembocar en un salto del tipo de cambio oficial -o deslizamiento a una velocidad mucho mayor- en el mediano plazo”, comentó Roberto Geretto, economista del Banco CMF.La brecha cambiaria entre el tipo de cambio oficial y las cotizaciones alternativas es la más reducida en los últimos diez meses“En este punto, la clave será el nivel del déficit fiscal, ya que de allí surgirá el ritmo de expansión monetaria, afectando al resto de las variables mencionadas y su consistencia macro”, acotó Geretto.En cuanto a los dólares que se negocian a través de activos bursátiles, estos son operados en la zona de $144 para el contado con liquidación, y de $140 para la cotización MEP. La brecha cambiaria entre el dólar mayorista y el “liqui” se redujo al 61 por ciento.“A la hora de analizar lo que viene sucediendo con el movimiento del dólar financiero, debemos tener en cuenta la coyuntura particular; y la pregunta debe ser hasta cuánto podrá caer la brecha, dado el escenario actual. Incluso en estos niveles, desde el lado de los inversores, vuelve a existir cierto apetito por dolarizarse”, refirió Sabrina Corujo, directora de Portfolio Personal Inversiones.“De hecho, el piso de esta brecha -si es en los niveles recientes, o más abajo a una zona mucho más lógica-, no sólo dependerá de una variable, sino de un combo. Entre ellos, cómo avancen las conversaciones con el Fondo Monetario Internacional, la recuperación económica y la pandemia”, agregó Corujo.Las reservas del BCRA siguen cerca de los USD 40.000 millones. Los activos internacionales crecieron USD 113 millones el viernes y finalizaron en 39.423 millones de dólares.En cuanto a los depósitos en dólares, las colocaciones privadas en efectivo disminuyeron el lunes 17 (último dato oficial) unos USD 18 millones, hasta los 15.622 millones de dólares.Según el último balance semanal del BCRA, actualizado al 15 de febrero, las reservas netas o de libre disponibilidad, que no cuentan los préstamos y los depósitos privados, alcanzan poco más de USD 5.000 millones de dólares. Y las estrictamente líquidas -excluido el oro-, debajo de los 1.500 millones.Seguí leyendo:¿Se atrasa el dólar?: el tipo de cambio real es el más alto en 15 mesesLos ahorristas venden dólares para hacer plazos fijos indexados, que están creciendo a más del 1% diarioEl escándalo de las vacunas le agrega más incertidumbre a una economía que sigue sin encontrar el rumbo

Leer más »

El banco JP Morgan advirtió que las reservas netas llegan a USD 3000 millones

Las reservas netas del BCRA, en zona de estrés. (Reuters) (AGUSTÍN MARCARIÁN/)Los agentes del mercado miran con preocupación el nivel de reservas de libre disponibilidad en las arcas del BCRA, aquellas con las que se pueden honrar los pagos de capital e intereses de la deuda pública.Un informe de JP Morgan, titulado “Argentina: el laberinto de la política monetaria”, reseña que en la economía nacional la inflación se aceleró, en medio de la aplicación de una política monetaria heterodoxa, que además afronta el desafío de reducir el ritmo de devaluación del peso con un nivel bajo de reservas”, lo que considera que “no es una política óptima para contener la inflación”.“El BCRA ha podido comprar divisas, pero las reservas netas siguen disminuyendo”, subrayó JP Morgan.JP Morgan calculó que las reservas netas del BCRA -que excluyen préstamos y depósitos- caen unos USD 800 millones en 2021Desde diciembre hasta el 12 de febrero (último dato consolidado del Central), la entidad monetaria acumula un saldo neto positivo de unos USD 1.172 millones por su participación en el mercado, mientras que las reservas brutas crecieron solo 717 millones de dólares.¿Qué explica esta renovada capacidad del BCRA para adquirir reservas? JP Morgan enumera algunos factores parecen transitorios, como la estacional demanda de pesos y la normalización de las exportaciones (afectadas en diciembre por tres semanas de medidas de fuerza de portuarios y aceiteros).El BCRA apeló a la compraventa de bonos para bajar la cotización de los dólares que se negocian en la Bolsa, pero la estrategia también deteriora sus reservasPara la entidad, otros factores parecen más persistentes, como la restricción a las importaciones que contribuye a un mayor superávit comercial. Esto, sumado al menor riesgo de una sequía grave que reduzca la producción del agro, el aumento de los precios internacionales de estos commodities y las amenazas gubernamentales de aumentar las retenciones, que incentivó la liquidación de exportaciones. Todo esto ha permitido al BCRA crear un “puente” para llegar al trimestre abril-julio, que concentra las ventas externas de la cosecha de soja y maíz.El BCRA apuesta a que una mayor liquidación de exportaciones, con importaciones reprimidas, permite estabilizar el mercado hasta la llegada de la cosecha gruesa en abril“Pero, en este puente todavía vemos una estructura inestable. En particular porque las reservas brutas se han recuperado ligeramente desde principios de diciembre, pero las reservas netas siguen tendencia a la baja”, subrayó JP Morgan.Las reservas netas o de libre disponibilidad del BCRA, que no cuentan los préstamos y los depósitos privados, son cercanas a USD 3.000 millones, incluida la tenencia de oro.En este aspecto, el BCRA tendría dificultades para disponer hoy de los USD 2.400 millones necesarios para cancelar un pago con el Club de París a fin de mayo. Y renegociar el vencimiento con el Club de Paris requiere además tener firmado el acuerdo de facilidades extendidas con el FMI, por cuestiones estatutarias.Según el último balance semanal del BCRA, actualizado al 15 de febrero, las reservas netas o de libre disponibilidad, que no cuentan los préstamos y los depósitos privados, alcanzan poco más de USD 5.000 millones de dólares. Y las estrictamente líquidas -excluido el oro-, debajo de los 1.500 millones.Para este cálculo, a los activos internacionales brutos de USD 39.369 millones el 15 de febrero hay que descontarles USD 20.132,6 millones correspondientes al swap de monedas con el Banco Popular de China (a 6,4572 yuanes por dólar una semana atrás), otros USD 458,7 millones por las Asignaciones DEG (Derechos Especiales de Giro del FMI, descontada la Contrapartida de Asignaciones de DEG); USD 3.156,2 millones por el préstamo del BIS (Banco Internacional de Pagos de Basilea, descontada la Contrapartida del Uso del Tramo de Reservas), y los encajes por USD 10.606 millones (diferencia entre depósitos privados en efectivo en moneda extranjera por USD 15.640 millones y préstamos por USD 5.034 millones).Las reservas netas de la entidad quedaron, según el balance consolidado, en unos 5.015,5 millones de dólares.Si además se le descuenta las tenencias de oro (USD 3.609,8 millones el 15 de febrero), los activos líquidos o utilizables para intervenir en forma inmediata en el mercado -aunque el oro requiere de una simple operación financiera en el exterior para hacerse líquido- suman unos 1.405,7 millones de dólares.En su análisis, JP Morgan calcula las reservas netas descontando los depósitos en dólares del sector público, entre otros item, lo que arroja un nivel de reservas netas de USD 3.000 millones al 17 de febrero, con una baja de USD 800 millones en el transcurso de 2021. Y en cuanto a reservan líquidas (sin contar el oro), estas quedan negativas en unos 1.600 millones de dólares.Fuente: JP Morgan“Una razón clave para que las reservas netas sigan bajando es el acuerdo sobre la intervención en el mercado paralelo de divisas vigente desde octubre. Los datos disponibles sugieren que el BCRA vende bonos denominados en divisas locales (unos USD 8.300 millones a mediados de octubre) para proporcionar liquidez al mercado de divisas paralelo (dólar MEP), lo que reduce el tipo de cambio paralelo. El Banco Central posteriormente recompra estos bonos, o al menos parte de lo que se vendió, utilizando liquidez en moneda dura (reservas netas)”, describió JP Morgan.Con esta operatoria que implica pérdida de reservas netas, el Banco Central consiguió que desde diciembre el dólar MEP retrocediera 2,6% y el contado con liquidación, un 2,5%, a 140 y $144 respectivamente, en un lapso en el que la inflación acumuló más de 10 por ciento. Al reducir las cotizaciones de los dólares financieros, que se operan por fuera del control de cambios, acota la expectativa de devaluación y también de inflación para los próximos meses.¿Cómo podemos inferir este comportamiento de los datos reportados por el BCRA? El informe de JP Morgan explica que el desglose de la base monetaria mostró un aumento en el item “Otros” como factor por el cual se contrajo de la cantidad de dinero en la economía desde mediados de octubre.Fuente: EcoGo“Esto, en nuestra opinión, representa la contracción de liquidez derivada de que el BCRA vende los bonos en moneda fuerte por pesos. La evolución de esta categoría residual, al explicar los cambios en la base monetaria, sugiere que el BCRA vendió alrededor de USD 766 millones en bonos desde mediados de octubre”, puntualizó el estudio.Según refirió un estudio de la consultora EcoGo, esta operatoria con bonos llevó al item “Otros” a un rojo de unos USD 374 millones en lo que va de 2021, como explicación de la variación de las resevas internacionales.Por otro lado, el balance semanal muestra la evolución de otras líneas del balance del BCRA, incluida su cartera de bonos del Tesoro con ley local, curva de la que se infiere que que sus tenencias de bonos del canje estuvo disminuyendo, lo que “sugiere que durante el mes, el BCRA recompra una parte de los bonos vendidos para alimentar el mercado de divisas paralelo, utilizando reservas netas. Este costoso plan explica las tendencias divergentes entre las compras de divisas del BCRA y la baja de las reservas netas”.Fuente: EcoGoFederico Furiase, director de EcoGo, comentó que “el Banco Central vende AL30 contra pesos, y después recompra buena parte de los bonos que vende en AL30D (MEP) o AL30C (contado con liqui) contra dólares de las reservas, con lo cual, no es que el BCRA está ‘reventando’ bonos al vender al 17% ó 18% de tasa. Lo que hace es vender dólar contado con liqui y MEP, porque la cartera de bonos del BCRA está prácticamente estable en 4.400 millones de nominales, porque vende y compra”.Furiase agregó a Infobae que “lo que está haciendo el Central es vender contado con liqui o MEP a través de la compraventa de AL30 y además es un mecanismo de esterilización, porque cuando vende AL30 contra pesos está absorbiendo pesos de la base monetaria al dólar MEP y contado con liqui y, obviamente, esa esterilización tiene como contrapartida una caída de las reservas netas cuando tiene que comprar el bono contra dólares ¿Por qué lo hace? Porque si solo vendiera, las paridades en dólares de los bonos caerían mucho más rápido y ello atentaría contra el objetivo de bajar la brecha cambiaria”.El economista Federico Furiase estima que desde fines de octubre hasta el 9 de febrero, el BCRA sacrificó USD 600 millones de reservas netas por su intervención en el mercado de bonos“El mercado no quiere AL30. Cuando compra este bono con pesos al BCRA no se queda con el bono, lo que quiere son los dólares. Por lo tanto, después vende contra dólares y es por eso que el BCRA tiene que estar forzado a comprar contra dólares, para que no se caigan las paridades más rápido”, cerró Furiase.El director de EcoGo estimó que “estimando el efecto monetario y en reservas de la intervención del Banco Central -comprando y vendiendo AL30, desde fines de octubre hasta el 9 de febrero, la absorción de base monetaria acumulada habría estado en torno a los $97.000 millones y eso tuvo un costo desde el lado de caída de reservas netas por compras de AL30D y AL30C en la zona de 600 millones de dólares”.La amenaza de la inflación sigue latenteJP Morgan enfatizó que “la política monetaria de Argentina, que abarca ampliamente las políticas de tasas de interés, tipos de cambio y crédito, sigue la senda definida en octubre de 2020: tasas de interés reales muy negativas ex ante, en medio de la represión financiera y los controles de capital, con intervención en el mercado paralelo de divisas a costa de las reservas netas”.El banco internacional acotó que la diferencia ahora es que, en medio de una represión más fuerte que la esperada de las importaciones y el aumento de los precios de los productos básicos -que se suman a las amenazas de mayores impuestos a las exportaciones-, el Banco Central pudo comprar más dólares hasta la fecha este año de lo que imaginábamos hace seis semanas”.desde diciembre, la liquidación de bonos en cartera de entes oficiales influyó en la baja de 2,5% para los dólares en Bolsa, cuando la inflación acumulada fue de más de 10%Recordó que “en medio de este experimento de políticas, la inflación se ha acelerado desde el cuarto trimestre de 2020 y está lista para mantener un fuerte impulso. De hecho, el IPC global aumentó un 4% en enero, en línea con el aumento de diciembre” y muy por encima del 2,5% promedio mensual del primer trimestre del año pasado. “Además, la inflación básica se encuentra en el promedio de tres meses más alto desde noviembre de 2019, lo que demuestra las fuertes presiones inflacionarias subyacentes a pesar de los innumerables controles de precios existentes”.JP Morgan anticipa que el Gobierno apelará al retraso tarifario y cambiario para ponerle límites al avance de la inflación en el año electoral, a la vez que “con el aumento de los precios de los productos básicos y la disminución de los riesgos de sequía apoyando la producción agrícola, la estrategia del gobierno parece probable que persista”.Aún así alerta que “las reservas estrechas, la falta de acceso a los mercados internacionales y la dependencia de la financiación directa del Tesoro por el Banco Central en medio de un aumento limitado de la demanda real de pesos siguen sugiriendo que se trata de un equilibrio inestable”.En este aspecto, JP Morgan argumentó que “la desaceleración de la devaluación oficial probablemente ampliará la brecha oficial paralela de divisas, con un alto costo en términos de reservas o expectativas de devaluación futura, que impulsará la inflación. En otras palabras, sin modificar el marco político para proporcionar estabilidad a medio y largo plazo, la inflación subyacente (es decir, la inflación actual más la inflación reprimida) está preparada para seguir acelerándose. Esto, junto con el apoyo oficial a los controles permanentes de capital, seguirá pesando sobre la inversión y las exportaciones y, por tanto, sobre la recuperación y el empleo”.Seguí leyendo:¿Se atrasa el dólar?: el tipo de cambio real es el más alto en 15 mesesLos ahorristas venden dólares para hacer plazos fijos indexados, que están creciendo a más del 1% diarioEl escándalo de las vacunas le agrega más incertidumbre a una economía que sigue sin encontrar el rumbo

Leer más »