Último momento

Economía

La presión fiscal llegará en 2020 a su mayor nivel en 5 años

La presión fiscal llegará este año a su mayor nivel desde 2015, como resultado de la introducción del Impuesto PAIS sobre las compras de dólares, el aumento en las alícuotas de retenciones a las exportaciones y en Bienes Personales, entre otros tributos. El peso de los impuestos llegará así a rozar el 30% del producto, interrumpiendo cuatro años de caída.La Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva generó un notable aumento en la carga impositiva que afrontan los argentinos. La ley ómnibus, tratada en sólo 48 horas, aumentó las alícuotas de Bienes Personales, la tasa de estadística que se paga por importaciones y creó además el impuesto del 30% a las compras de divisas. Antes, además, el Gobierno ya había elevado la alícuota de retenciones a las exportaciones. El resultado es un aumento de 1,2 punto porcentual en el peso de los impuestos respecto del PBI sólo por la Ley de Emergencia.Según cálculos de Consultora Ledesma, si a eso se suma el aumento proyectado en recaudación por Impuesto a las Ganancias que resulta de mantener estable el mínimo no imponible en un contexto inflacionario, el regreso del IVA a los productos de la canasta básica y el peso de lo aportes a la seguridad social, el aumento interanual termina siendo de 1,7 punto porcentual del producto respecto del año pasado, para alcanzar el 28,4% si se tiene en cuenta sólo la recaudación de la Nación.El repunte interrumpe la tendencia a la baja que se inició con la llegada de Mauricio Macri a la presidencia. Entre 2015 y 2019, la presión fiscal pasó de representar el 25,8% del producto a significar el 23,1%. En cada uno de los cuatro años la presión fiscal anotó bajas, en mayor o menor medida.Pero la presión fiscal nacional no es la única que pesa sobre empresas y personas de todo el país. Los impuestos provinciales también hacen mella. Si se incluye lo que cobran esos distritos, la presión fiscal consolidada de Nación y provincias llegará al 29,6% del PBI este año en comparación con el 28% del año anterior según un cálculo del IERAL. Es, una vez más, el mayor nivel desde 2015 cuando alcanzó el 31% del producto.Para los especialistas, el mayor peso de los impuestos es un trago amargo para la economía porque se trata de gravámenes nocivos que pesan sobre la producción. Pero más allá de ello, el efecto que tendrán se definirá por el uso que se le de a la mayor recaudación que generan.La suba de impuestos tiene un impacto sobre la producción, pero si la mayor recaudación se usa para estabilizar el efecto de la estabilización puede ser más importante que el golpe impositivo (Caamaño)“Es cierto que estás buscando una consolidación fiscal subiendo impuestos y que eso tiene un impacto negativo sobre la producción. Si bajaras gasto, por simplificar un poco, el efecto del esfuerzo caería sobre el consumo. Entonces seguro que hay un impacto negativo, pero el tema es que si vos estabilizás, el impacto de estabilizar puede ser más importante que el golpe de los impuestos”, dijo Gabriel Caamaño de Consultora Ledesma. “El tema es qué vas a hacer con esos impuestos extra: ¿Lo vas a gastar todo? ¿Vas a aprovecharlo para un ahorro fiscal? Puede tener impactos muy distintos de acuerdo a si se aplica todo para gasto corriente, porque no vas a estabilizar y la reactivación que generás tiene patas cortas, o si lo utilizás para quedar en una posición más fuerte”, dijo.“El gobierno ya ha tomado la decisión de elevar la presión tributaria, y el peso consolidado de Nación y Provincias pasaría de 28,0% a 29,6 % del PIB entre 2019 y 2020. Pero, como el nuevo presupuesto se demora, no es factible determinar si esa movida tiene sólo fines distributivos o si también se procura dar una señal de esfuerzo fiscal, apuntando a un arreglo razonable y rápido con los acreedores”, coincidió un informe del IERAL.Seguí leyendo:El Gobierno avanza para dar solución a los créditos UVA: pide a los bancos información de los deudoresConfusión y dudas por una carta: el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires aclaró que los profesionales no pagarán Ingresos Brutos

Leer más »

Monotributo: todo lo que hay que saber para afrontar la recategorización que vence en una semana

El trámite puede hacerse por internet.En una semana vence el plazo máximo establecido por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) para que los contribuyentes monotribustistas realicen la recategorización en la nueva escala de categorías que se estableció con el incremento de la facturación máxima.Los nuevos valores que se incrementaron en un 51,1% - por el incremento acumulado de los aumentos de las jubilaciones en 2019- son los que habrá que tener en cuenta para llevar adelante la operación, teniendo en cuenta el plazo del 20 de enero. Además, las cuotas en cada escala se incrementarán en la misma medida. El porcentaje de actualización se ubica así por debajo de la inflación del 2019, que publicará esta semana el Instituto de Estadísticas y Censos y que habría cerrado en torno del 55 por ciento.La mayoría de los contribuyentes se ubican en las categorías que menos pagan, por lo que tradicionalmente las autoridades de la AFIP creen que muchos “esconden” su nivel real de ingresos en blanco.En octubre de 2019, había unos 400.000 contribuyentes en la categoría B; 360.000 en la C; 450.000 en la D; 263.000 en la E; 173.000 en la F; 144.000 en la G; 121.000 en la H; 6000 en la I; 2900 en la J y 1800 en la K.Con la nueva escala el monotributo la facturación máxima es de, promedio, $144.957 mensuales lo que genera un total anual de $1.739.493,79 para aquellos que se dedica a la prestación de servicios, mientras que para los comerciantes es de $217,437 por mes por un total de $2.609.240,69 al año.Con este nuevo cambio la escala queda establecida de la siguiente manera A. Ingresos hasta $208.739,25 al año. Cuota mensual: $1955,68 (Impuesto: $168,97; aporte jubilatorio: $745,49)B. Ingresos entre $208.739,25 y $313.108,87 al año. Cuota mensual: $2186,80 (Impuesto: $325,54; aporte jubilatorio: $820,04)C. Ingresos entre $313.108,87 y $417.478,51 al año. Cuota mensual para Servicios: $2499,91, y para Comercio $2457,65. (Impuesto para Servicios: $556,64, para Comercio $514,38; aporte jubilatorio: $902,05)D. Ingresos entre $417.478,51 y $626.217,78 al año. Cuota mensual para Servicios: $2947,94, y para Comercio $2878,37. (Impuesto para Servicios: $914,47, para Comercio $844,90. Aporte jubilatorio: $992,25)E. Ingresos entre $626.217,78 y $834.957 al año. Cuota mensual Servicios: $3872,18, y para Comercio $3482,04. (Impuesto para Servicios: $1739,48, para comercio $1349,34. Aporte jubilatorio: $1091,48.)F. Ingresos entre $834.957 y $1.043.696,27. Cuota mensual Servicios: $4634,89, de Comercio $4003,69. (Impuesto para Servicios: $2393,05, y para Comercio $1761,85. Aporte jubilatorio: $1200,62)G. Ingresos entre $1.043.696,27 y $1.252.435,53. Cuota mensual Servicios: $5406,02, cuota Comercio $4558,61. (Impuesto para Servicios: $3044,12, y para comercio $2196,71. Aporte jubilatorio: $1320,68).H. Ingresos entre $1.252.435,53 y $1.739.493,79. Cuota mensual Servicios : $9451,93, cuota de comercio $7886,41. (Impuesto para Servicios: $6957,96, y para Comercio $5392,44. Aporte para la jubilación: $1452,75)Categorías exclusivas para ComercioI. Ingresos entre $1.739.493,79, y $2.043.905,21, Cuota mensual: $11.336,71. (Impuesto: $8697,46; aporte jubilatorio: $1598,03)J. Ingresos entre $2.043.905,21 y $2.348.316,62. Cuota mensual: $13.019,83 (Impuesto: $10.220,77; aporte jubilatorio: $1757,84)K. Ingresos entre $2.348.316,62 y $2.609.240,69, Cuota mensual de: $14.716,41 (Impuesto: $11,741,58; aporte jubilatorio: $1933,61)La AFIP indicó en un mensaje a los contribuyentes: “Si en los últimos 12 meses tuviste cambios en el desarrollo de tu actividad, como por ejemplo, aumento o disminución de tus ingresos, de los gastos de electricidad o alquiler, tenés que recategorizarte. Por el contrario, si no tuviste cambios en ninguno de los aspectos del desarrollo de tu actividad, no tenés que hacer ningún trámite y damos por entendido que te corresponde seguir en la misma categoría”.La recategorización en enero de 2020 es obligatoria para todos los inscriptos, pero en particular para quienes por la evolución de su actividad, o por el simple efecto de la inflación, se pasan a un rango que los eleva de categoría, porque de no hacerlo serán penalizados por la AFIPPara recategorizarse, hay que ingresar con el CUIT y la clave fiscal al portal de Monotributo, luego dirigirse a la pestaña de “Recategorización”, presionar el botón “Recategorizarme” e informar los nuevos datos de acuerdo a lo que pida el sistema. Ante cualquier duda, se puede recurrir a la guía paso a paso “Recategorización”.El trámite se puede realizar desde la aplicación móvil del régimen simplificado para pequeños contribuyentes.Seguí leyendoEl Gobierno avanza sobre los créditos UVA: pide a los bancos información de los deudoresDudas por Ingresos Brutos: el Gobierno porteño aclaró que los profesionales no pagan

Leer más »

Los bonistas buscan coordinar una estrategia en común con el FMI y el Tesoro de EEUU para negociar con la Argentina

Hay nerviosismo en Wall Street por la lentitud del Gobierno para arrancar las negociaciones; mientras tanto, los bonistas se acercan al FMI y al Tesoro (Andrew Kelly/)El comité de acreedores privados de la Argentina asegura que está trabajando en forma coordinada con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y con el Tesoro de los Estados Unidos para presentarle al Gobierno una propuesta unificada para la reestructuración de la deuda.Fuentes del comité que se formó en Nueva York afirmaron a Infobae que hay “muchos contactos sólidos en el FMI, incluyendo a la directora gerente, Kristalina Georgieva, y a la directora legal del organismo, Rhoda Weeks–Brown”.La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, será una pieza clave en la renegociación del crédito otorgado por el organismo multilateral a la Argentina (CHARLES PLATIAU/)Parte del comité tiene planeado viajar a Buenos Aires antes de fin de mes para acelerar las conversaciones con el Gobierno.“Estamos trabajando en forma extremadamente cercana a ellas”, indicó el representante de los bonistas con títulos argentinos.Los fondos que trabajan más activamente en esta unificación de criterios son Gramercy y Blackrock, en forma separada.Otra fuente de un fondo de inversión confirmó estos contactos y dijo que “el objetivo es saber qué piensa cada uno para saber cómo enfrentar la negociación con la Argentina”.Sin embargo, desde el FMI, un vocero relativizó esta estrategia en diálogo con Infobae: “Como una cuestión de principios, el FMI no se involucra directamente en las negociaciones de la deuda entre un soberano y sus acreedores privados. El Fondo se focaliza principalmente en los resultados de la sustentabilidad de la deuda y cualquier contacto con los acreedores -y con las autoridades del país- se dan en este contexto. Por lo tanto, no ha habido una discusión sobre una estrategia en común con los acreedores privados”.A su vez, una de las firmas internacionales que asesorarán legalmente al comité, Orrick, trabajan con el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos en la misma dirección.El encargado de consolidar este vínculo es un abogado de Orrick que también trabajó en el área legal del Fondo, Thomas Laryea.Thomas Laryea, abogado de una firma jurídica que asesorará a los bonistas y que fue funcionario del Fondo, intenta acercar posiciones entre todos los acreedores (Gittings Photography/)Las otras firmas que asesorarán al comité son Clifford Chance y, en la Argentina, Nicholson & Cano, que no se ocupará de los potenciales litigios en Nueva York.Sorprendente lentitudLos fondos con bonos argentinos se sienten algo desconcertados por la lentitud con la que el Ministerio de Economía está encarando la negociación, dado que a partir de mayo el país enfrenta vencimientos de capital importantes (USD 3500 millones) más unos 400 millones en intereses.“Pareciera ser que todavía están viendo dónde están parados y, a la vez, los abogados de la Argentina le están sugiriendo al equipo económico que no negocie directamente con los bonistas hasta que no hayan formalizado una oferta”, indicó la fuente de Wall Street.“No se sabe si no tienen en claro la propuesta que van a hacer o prefieren el hermetismo para jugar con el efecto sorpresa”, agregó.A la vez, el ejecutivo dijo que el Ministerio de Economía debería presentar una oferta “razonable si quiere cerrar un acuerdo rápido, ya que si propone, como trascendió cuatro años de gracia, no habrá acuerdo”.Varios acreedores elogian las medidas adoptadas por el Gobierno en materia fiscal por la suba de los impuestos y el congelamiento de las jubilaciones, pero este ejecutivo dijo que quieren conocer la opinión del Fondo para saber “si son sustentables, porque nadie sabe qué va a pasar con la nueva fórmula de ajuste de las jubilaciones que el Gobierno presentará a mediados de año”.En este sentido, un informe del Citi que se conoció hoy indica que “la mayoría de inversores espera un acuerdo sobre deuda argentina para fin de 2020. En nuestra opinión, cuanto más se demore hará que las negociaciones sean más difíciles, ya que Argentina probablemente se quedará sin fondos a mediados de año”.Esto se debe al nivel de reservas del Banco Central, que serán utilizadas para pagar la deuda mientras no se llegue a un acuerdo con los acreedores privados.El presidente Alberto Fernández ha expresado que espera que el acuerdo con los acreedores privados concluya en el primer cuatrimestre del año. Las negociaciones con el FMI podrían llevar más tiempo, dado que los vencimientos del préstamo aprobado en 2018 deben pagarse en 2021 y 2022; sin embargo, el Gobierno también quiere llevar ambas negociaciones en paralelo.Seguí leyendoSe desploman hasta 8% los bonos de la provincia de Buenos Aires luego de que la Nación se negara a ayudar con sus deudas

Leer más »

Polémica por la designación como director del Banco Nación del hijo chef de la ex gobernadora de Catamarca y sobrino de Alicia Kirchner

El actual gobernador de Catamarca, Raúl Jalil; Francisco Mercado; Lucia Corpacci, ex gobernadora; y Gustavo Saadi, intendente de la capital (Ángel Francisco Mercado/)El decreto se publicó el 8 de enero pasado y lleva la firma del presidente Alberto Fernández; del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y del ministro de Economía, Martín Guzmán. Allí se designa a Ángel Francisco Mercado como nuevo director del Banco Nación que en el nuevo gobierno preside Eduardo Hecker y cuyo vice es el economista Matías Tombolini, ex candidato a Jefe de gobierno porteño por el partido de Roberto Lavagna.La designación de Mercado provocó revuelo inicial en su provincial porque, desde la oposición política al Frente de Todos, aseguran que no tiene idoneidad profesional para el cargo. Lo que sin dudas tiene Mercado es una familia con antecedentes políticos. En los últimos cuatro años jefe de Gabinete del ministerio de Gobierno de Alicia Corpacci, quién hasta diciembre fue gobernadora de Catamarca y fue pareja de su padre, Ángel Mercado, ex ministro provincial, actual director de YMAD, Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio y sobrino de Armando “Bombón” Mercado, el histórico dirigente peronista de la provincia quien falleció en 2013 y fue esposo de Alicia Kichner.En resumen, el nuevo director del Banco Nación es “hijastro” de la ex gobernadora y actual diputada nacional, y sobrino nieto de Alicia Kirchner.Mercado con Cristina Kirchner, en la Casa Rosada, cuando era presidenta (Ángel Francisco Mercado/)“Nos parece un despropósito absoluto obviar los requisitos para ser nombrado en el Banco Nación”, aseguró Tiago Puente (25), diputado provincial catamarqueño de Juntos por el Cambios.“Mercado hizo un curso de chef en UTGRA, el gremio en Luis Barrionuevo en 2013, fue jefe de gabinete en el segundo mandato de Corpacci y tiene negocios inmobiliarios y una vinoteca en la capital. No es contador y no tiene ningún título de grado. En su designación dice ‘señor’ y nada más”, detalló el legislador.Desde la Juventud Radical nacional también cuestionaron el nombramiento. Por medio de un posteo en Facebook –cuyo título es “El nepotismo es corrupción”– destacan: “¿Quién es Francisco Mercado? Es el nuevo Director del Banco Nación Argentina designado por el Presidente. No cumple con los requisitos básicos de probada idoneidad y/o experiencia en materia legal, bancaria y administración monetaria. Hijo y nieto de nefastos personajes de la política nacional y catamarqueña son sus únicas credenciales. Repudiamos este nombramiento que solo entorpece la búsqueda de un Estado cada vez más eficiente. Los espacios en la gestión publica no pueden ser moneda de cambio de “arreglos” o devolución de favores”.“Trabajar fuertemente”En declaraciones que recogió la prensa de Catamarca, Mercado dijo luego de la designación: “Vamos a trabajar fuertemente para que la mayoría de los recursos que los catamarqueños depositan en el BNA se puedan volcar en créditos para el crecimiento y desarrollo de Catamarca”.“Mercado está en el directorio del Banco porque hay un contrato en donde el banco actúa como agente financiero de nuestra provincia. Nos pareció justo que el directorio tuviera un representante nuestro que pelee por lograr financiamiento mediante lineas de crédito especiales para nuestra economía", le dijo a Infobae gobernador Raúl Jalil. “No sé de donde salió la información de que es cocinero. Fue jefe de gabinete los últimos 4 años y ademas jefe de campaña en donde obtuvimos el triunfo mas amplio desde el regreso de la democracia. Es un orgullo para Catamarca que nos represente en el directorio y con el tiempo demostrará su valioso trabajo en pos del desarrollo de la provincia”, agregó.En el Banco Nación no quisieron hacer comentarios al respecto ni enviaron el currículum y los antecedentes del nuevo directo que se solicitaron.Seguí leyendo:El consumo de carne vacuna por persona cayó 25 kilos en los últimos 30 añosEl Gobierno avanza sobre los créditos UVA: pide a los bancos información de los deudoresDudas por Ingresos Brutos: el Gobierno porteño aclaró que los profesionales no pagan

Leer más »

Se desploman hasta 7% los bonos de la provincia de Buenos Aires luego de que la Nación se negara a ayudar con sus deudas

Axel Kicilllof, (centro), gobernador de la provincia de Buenos Aires. (NA)Para la provincia de Buenos Aires, el principal distrito del país después del Estado nacional, corre tiempo de descuento en materia financiera. Sucede que entre el 19 y el 26 de enero se acumulan vencimientos por USD 571 millones y en la plaza financiera hay dudas de la capacidad de pago.El gobierno de Áxel Kicillof busca evitar un default de su primer vencimiento de deuda en dólares. El pago más complicado es el del próximo 26 de enero, por unos USD 275 millones: el gobernador bonaerense convocó a los acreedores de la provincia para postergar el pago de USD 248 millones de capital y USD 28 millones de intereses.Guzmán aclaró que el Gobierno nacional no estudia otorgar un auxilio financiero a la provincia de Buenos AiresAunque el vencimiento en términos nominales es mayor, los bonos actualmente cotizan con una paridad del 66 por ciento. El vencimiento es el 26 de enero y tiene apenas 10 días de gracia luego de esa fecha para no ser declarado en default, explicaron a Infobae fuentes del mercado.El bono en cuestión es el BP21, que llegó a bajar 10% en el exterior hasta estabilizarse en una caída en torno al 4%, a USD 66 por lámina de USD 100, según informó Reuters.El bono PBY22, en pesos pierde 7,3%, a 70 pesos. El bono en dólares PBA25, que llegó a caer 9% por la mañana, ahora resta un 2% a USD 62 por lámina de USD 100 dólares. Sabrina Corujo, directora de Portfolio Personal Inversiones, consideró que “una probabilidad de default sobre la provincia de Buenos Aires no sólo influirá sobre los bonos de esta provincia, sino que tras la recuperación de la deuda soberana, podrá ser un factor que presione sobre una toma de ganancias en este universo”.“En particular, si se confirma un default, antes de acordar una reestructuración. Los tiempos acá incluso presionan más que a nivel nacional”, agregó Corujo.En ese sentido, el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, aseguró que el gobernador bonaerense está llevando adelante sus propias gestiones, basadas en “principios similares” a los del Gobierno nacional para “reperfilar” vencimientos.Sería muy arriesgado ‘dejar caer’ en default a la provincia de Buenos Aires mientras se negocia la deuda soberana (Furiase)Guzmán, aclaró que la Nación no estudia otorgar un auxilio financiero a la provincia de Buenos Aires para que pueda cumplir con un fuerte vencimiento de deuda previsto para fines de enero.“No estamos contemplando hacer un salvataje financiero por USD 250 millones el 26 de enero, que es el monto de vencimiento de capital que enfrenta la Provincia ese día”, sostuvo Guzmán en declaraciones a Clarín.El economista Federico Furiase expresó a través de su cuenta de Twitter que “sería muy arriesgado ‘dejar caer’ (en default) a provincia de Buenos Aires mientras se negocia la deuda soberana y se trata de estabilizar las variables nominales. En este contexto debería primar el ‘riesgo sistémico’ por sobre ‘riesgo moral’”.Una probabilidad de default de la provincia de Buenos Aires influirá sobre la recuperación de la deuda soberana (Corujo)“Si bien los bonos de Provincia no tienen cláusula de cross default/acceleration con bonos soberanos legislación internacional, el potencial spill over (desborde) podría ser complicado para la negociación de la deuda soberana y la estabilidad nominal”, añadió Furiase.La deuda total de la provincia de Buenos Aires asciende a USD 11.263 millones y el 77% está emitido en moneda extranjera. Entre enero y marzo la provincia debe hacer frente a pagos por unos USD 670 millones. Y los vencimientos y pagos de 2020 suman unos USD 1.821 millones y 166 millones de euros.Seguí leyendo:El Riesgo País de Argentina vuelve a subir, a la espera de gestiones por la deudaÁxel Kicillof busca evitar un default de la deuda provincial en su primer mes como gobernador

Leer más »

El Banco Central ajusta su estrategia: baja las tasas de interés y reemplaza a las Leliq con Pases a un día de plazo

Con un dólar fijo por el control de cambios, el BCRA aprovecha para profundizar el recorte de tasas. (AFP) (RONALDO SCHEMIDT/)El Banco Central absorbe el excedente de liquidez en el sistema financiero a través de la colocación de títulos de deuda, la llamada deuda “cuasifiscal”. Con la emisión de estos papeles que son suscriptos exclusivamente por bancos, retira pesos que, de quedar circulando, podrían presionar al alza a una inflación que no cede actualmente del piso del 50% anual. A cambio, paga una tasa de interés, con la que fija el sendero de rendimientos de todo el sistema bancario.Pero la abundancia de pesos por la intensa emisión a partir de agosto y la necesidad de reabsorberlos se enfrenta al objetivo planteado por el presidente Alberto Fernández y también por el del titular del BCRA, Miguel Pesce, de bajar las tasas para reducir el pago de intereses y distender el “apretón” monetario que profundiza la recesión de la economía.Desde las PASO, el monto de Pases pasivos creció en más de $700.000 millones y desplazaron a las Leliq como mecanismo de absorción, se redujeron en unos $500.000 millonesPara sortear ese dilema, el BCRA está concentrando en las últimas semanas la emisión de deuda a solo un día de plazo, con la colocación de Pases pasivos, cuya tasa de 48% es menor a la de sus Letras de Liquidez (Leliq), ahora en 52% anual a 7 días de plazo.Desde las PASO, la colocación de Pases pasivos (incluidos los Fondos Comunes de Inversión) creció en más de $700.000 millones. Este instrumento se convirtió en el puntal de la absorción de pesos excedentes y no solo desplazó a las Leliq de esta función, se redujeron en $500.000 millones en cinco meses, si no que ya las equiparó en monto.Fuente: Amílcar Collante (CeSur)Tendencia al cortoplacismoPor esta dinámica, a medida que la inflación se va acelerando año tras año, los pasivos remunerados del BCRA tienen plazos cada vez más cortos. Hace 10 años, Los vencimientos de Lebac se concentraban en los 180 días, al igual que las Nobac (en dólares). Durante la administración de Mauricio Macri, el plazo medio se recortó a 30 días. Cuando este instrumento fue suplantado por las Leliq, el vencimiento se achicó a 7 días, Y ahora, con la irrupción de los Pases pasivos, la duration bajó a solo un día de plazo.“Aunque sea anecdótico, a priori hay que remarcar que el idea planteada por Alberto Fernández, cuando dijo que iba a desarmar pasivos remunerados en favor del pago de las jubilaciones, no se está produciendo”, explicó el economista Amilcar Collante, miembro de CeSur (Centro de Estudios Económicos del Sur).El stock de Leliq y Pases pasivos es el respaldo de los depósitos a plazo fijo del sector privado, cuyas tasas cayeron al 35% anual a 30 días de plazoCollante consideró “posible que el Banco Central vaya a darle un mayor plazo a las Leliq, para asemejarlas a las Lebac y que puedan negociarse en un mercado secundario, y se vaya a mantener el stock de Pases, que están adquiriendo más volumen. Estimo que los pasivos remunerados estarán integrados en un 50% por cada uno de estos títulos”.El economista de CeSur agregó que “no se ve una estrategia clara y hay cierto límite para una baja de la tasa de interés rápida. En principio, el Central dispuso una reducción de la capacidad de los bancos para tomar Leliq, que puede contribuir a la baja de las tasas”.Esta semana, la entidad emitió la Comunicación “C” 85996 que indica que los bancos no podrán licitar Leliq por un monto superior al saldo el saldo de cuenta corriente en el BCRA (que excede la exigencia mínima diaria), el saldo de Pases neto con la entidad monetaria, y el vencimiento de Letras del día. Esta limitación obliga a los bancos aumentar el stock de Pases pasivos que toman del Banco Central, a un día de plazo con una tasa de 48% anual, cuatro puntos inferior a las Leliq.Demanda de dinero: la “maldición” de febreroEn declaraciones a la agencia Bloomberg, el presidente del BCRA, Miguel Ángel Pesce, manifestó su intención de aplicar en enero una nueva baja de tasas de las Leliq, la referencia de política monetaria. La intención oficial de reducir el costo del dinero, que estrangula el crédito y enfría la actividad económica, choca con la estacionalidad de la demanda de dinero, que aumenta en diciembre y empieza a caer pasadas las vacaciones de verano.Tras el arribo de Pesce, el 19 de diciembre el Comité de Política Monetaria (Copom) del BCRA ya había aplicado un recorte de cinco puntos porcentuales en la tasa (de 63 a 58 por ciento), y un recorte adicional de 3 puntos porcentuales el 26 de diciembre, para llevarla al actual 55% anual y desde este jueves la redujo en otros tres puntos porcentuales.“Los pasivos remunerados van a seguir cumpliendo el rol central para controlar los agregados monetarios. Con un Banco Central que va a seguir emitiendo pesos para pagar intereses de deuda y para comprar los dólares, con una estacionalidad de la demanda de dinero que se corta en febrero, en algún momento va a tener que retirar los pesos excedentes, para que la emisión de liquidez no se vaya directamente a precios”, anticipó Amílcar Collante.Ojo con la caída de la demanda de dinero en febrero: Pesce puede tropezar con las misma ‘piedra’ que los anteriores presidentes del BCRA (Amílcar Collante)El stock de pasivos remunerados del BCRA cayó medido en en dólares del equivalente a USD 70.000 millones que alcanzó en 2018 a unos USD 25.000 millones ahora. "No se desarmó, más bien se licuó por la devaluación y se cambió de instrumento –Lebac por Leliq y ahora Pases- con un stock que es constante en pesos”, añadió el experto de CeSur.Hay que señalar que el stock de Leliq y Pases pasivos es el respaldo de los depósitos a plazo fijo del sector privado en pesos, por unos $1.253.688 millones ($1,25 billón) según datos del BCRA al 6 de enero de este año. Los pasivos remunerados del Central sumaban $1.495.366 millones ($1,5 billón) el 8 de enero.Por eso, el declive de la tasa que paga el BCRA por sus títulos de deuda encuentra un freno en la transmisión de estos rendimientos a los ahorristas, pues una baja mayor entrará en zona negativa las tasas pasivas con las que los bancos comerciales remuneran por sus colocaciones a plazo, que promedian el 37,21% anual para depósitos hasta 59 días de plazo y 35,45% a 30 días.“Ojo con la demanda de dinero en febrero. Pesce puede tropezar con las misma ‘piedra’ que los presidentes anteriores del BCRA”, advirtió Collante. Recordó que en febrero de 2016 el entonces titular del BCRA, Federico Sturzenegger, resolvió una baja de tasas al 30,25%, desde el 38% vigente en diciembre de 2015, ante la notable estabilidad del tipo de cambio luego de la eliminación del “cepo”. El valor del dólar saltó 12% aquel mes, a 16 pesos, y la inflación ascendió 4,8 por ciento. En marzo de 2016 la tasa debió regresar al 38 por ciento.En febrero de 2018 la tasa quedó estática en torno al 28%, después del obligado cambio de estrategia tras la recordada conferencia del 28 de diciembre de 2017, que significó el fin de las metas de inflación. Sin el instrumento de la tasa, el BCRA se vio obligado a sacrificar reservas: entre el 5 de marzo y el 24 de septiembre de las ventas de propias reservas efectuadas por el Banco Central o realizadas por la entidad a cuenta del Tesoro ascendieron a USD 18.972 millones. En ese período el tipo de cambio se disparó 100%, desde los 20 a los 40 pesos por dólar.Otro febrero conflictivo fue el de 2019, cuando Guido Sandleris impulsó una baja de los rendimientos de unos 11 puntos porcentuales, hasta el 44% anual. El dólar, que al promediar febrero se negociaba a $38 en el mercado mayorista, inició una escalada que lo llevó a $46 a fines de abril, junto con un preocupante rebrote inflacionario al 57,3% anual en mayo. La entidad debió elevar la tasa de Leliq a 74% anual.Tres canillas de emisiónEn los últimos meses el Banco Central debió responder al aumento de la demanda de dinero y también a las necesidades del Tesoro para cubrir su déficit. Hasta el 30 de agosto, el BCRA había cumplido con la premisa de “crecimiento cero” de la Base Monetaria, que se mantuvo en torno a 1,3 billón de pesos. Pero a partir de entonces, con un panorama electoral ya inclinado por un inminente cambio de Gobierno y el deterioro de los indicadores financieros, la cantidad de dinero en la economía creció en cuatro meses más de $500.000 millones , hasta rozar $1,9 billón el 30 de diciembre.La mayor parte de esa masa de pesos se debió al giro de Adelantos Transitorios al Tesoro: en los últimos 40 días de 2019 se emitieron 350.000 millones de pesos.El Banco Central emite unos $60.000 millones por mes por la compra de dólares, más otros 30 o 40 mil millones por el pago de intereses de Leliq y Pases. Y se le suma la asistencia al Tesoro por Adelantos Transitorios"El Central emite unos $60.000 millones por mes por la compra de dólares, más otros 30 o 40 mil millones por el pago de intereses de Leliq y Pases. Y se le suma la asistencia al Tesoro por Adelantos Transitorios, que podría atenuarse si empieza a crecer la recaudación, pero son tres canillas abiertas de emisión de pesos que obligan a pensar cómo va a regular el Banco Central el nivel de circulante y la expansión de la Base Monetaria”, subrayó Collante.Seguí leyendo:La calma del dólar oficial contagia al “contado con liqui” y la brecha se mantiene en el 30%El dólar oficial sigue quieto, pero está latente el riesgo por la “bomba” de pesosEl Central quiere acelerar la baja de tasas pero advierten que hacerlo ahora sería peligroso

Leer más »

El boom inmobiliario en Punta del Este no para y la ciudad es uno de los ejes centrales de las inversiones de la región

“El mercado esteño se encuentra con un abultado inventario de unidades para la venta. Se estiman unos 650.000 m2, distribuidos en un 45 por ciento en construcción, un 25 terminado a estrenar y el resto lo completan las propiedades usadas", dijo Alejandra CovelloUno de los lugares que siempre atrae el foco del Real Estate en la región es Punta del Este, en donde el glamour y las tendencias se asocian con los negocios y las obras de construcción para vivienda, turismo y lo corporativo, en particular por parte de inversores y desarrolladores argentinos que observan que mientras el metro cuadrado de construcción premium en la Argentina se ubica en unos USD 1.800, en Uruguay se reduce a USD 1.500 promedio.En los últimos cuatro años se invirtieron USD 4.500 millones en edificaciones, de los cuales el 70% fue volcado por los argentinos que emprenden y compran en este refugio uruguayo, en donde las playas “la Brava y la Mansa”, en especial, son elegidas para vacacionar como para aceitar acuerdos que dinamizarán los distintos rubros de la economía regional en el mediano plazo.Mientras el metro cuadrado de construcción premium en la Argentina se ubica en unos USD 1.800, en Uruguay se reduce a USD 1.500 promedioOtro dato que confirma el avance en la costa vecina, lo brindó Javier Sena, presidente de la Cámara Inmobiliaria Punta del Este-Maldonado: “según la Intendencia Departamental de Maldonado en ese plazo, también se aprobaron 1.7000.000 de metros cuadrados y el 70% está en plena ejecución, mientras que el resto comenzarán sus obras en breve.Hace pocos días, también el flamante presidente electo de Uruguay, Luis Lacalle Pou, destacó, que planea flexibilizar regulaciones para atraer a los empresarios argentinos: su intención es que lleven su dinero al país Oriental y que, incluso, se muden. “Uruguay por distintas razones tiene la posibilidad de convertirse en un lugar de llegada, no solo de vecinos del Mercosur, sino del mundo”, sostuvo el líder del Partido Nacional. El sucesor de Tabaré Vázquez anunció que pretende impulsar flexibilizaciones en la residencia legal de los inmigrantes, y también en el aspecto fiscal, para que puedan llevar sus capitales a tierras uruguayas.“El mercado esteño se encuentra con un abultado inventario de unidades para la venta. Se estiman unos 650.000 m2, distribuidos en un 45% en construcción, un 25 terminado a estrenar y el resto lo completan las propiedades usadas", dijo Alejandra CovelloPrecisamente, Alejandra Covello, presidenta de Covello International, dijo: “el mercado esteño se encuentra con un abultado inventario de unidades para la venta. Se estiman unos 650.000 m2, distribuidos en un 45% en construcción, un 25 terminado a estrenar y el resto lo completan las propiedades usadas de reventa. Igual, considero que las unidades más demandadas, sin duda, son las recién entregadas, listas para habitarse”.Expectativas con el cambio de gobiernoSobre cómo evoluciona esta plaza en lo referente con el Real Estate, se refirió la arquitecta Aldana Blizniuk Salaya, socia gerente de Salaya Romera Propiedades en Punta del Este. “El mercado se encuentra expectante ante las medidas del gobierno entrante en Uruguay, en especial en cuanto a los temas como la flexibilización de la ley de inclusión financiera y la continuidad de los incentivos para las grandes inversiones. Uruguay ostenta hace años una fuerte estabilidad política y social, respaldada en una democracia consolidada y una fuerte seguridad jurídica. Cabe destacar que se le da el mismo tratamiento al capital nacional como al extranjero, y que los incentivos a la promoción de inversiones están disponibles para todos”.El presidente electo de Uruguay, Luis Lacalle Pou, con su gabinete de gobierno a partir del primero de marzo, prometió una gestión enfocada en la "acción" (LIDIA PEDRO/)Se mantienen las obras de ejecución de edificios de alta gama, a excepción de la Trump Tower (la obra que emprendió la empresa que en su momento lideraba el actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y desde hace más de dos años está paralizada). Pero si de construcciones selectas se trata, en la actualidad, tres de las principales son Fendi en la Mansa, la de Cipriani en la Brava y Atlántico.En el caso del primero, Fendi Château, del Château Group, está sobre la parada 17 de playa Mansa, con 230 metros de largo sobre la bahía y el mar. En este caso, es un desarrollo de más de 100 millones de dólares.El mercado se encuentra expectante ante las medidas del gobierno entrante en Uruguay, en especial en cuanto a los temas como la flexibilización de la ley de inclusión financiera y la continuidad de los incentivos para las grandes inversiones (Aldana Blizniuk Salaya)Por otro lado, está el emprendimiento del grupo que lidera el empresario y piloto de origen italiano, Giuseppe Cipriani II, quien lleva adelante Cipriani Ocean Resort & Club Residences. En donde funcionó el histórico hotel San Rafael, que fue adquirido por esta compañía hotelera en febrero de 2018. El proyecto está a cargo del estudio del arquitecto Rafael Viñoly, incluye la construcción de dos torres y un nuevo hotel, que demandarán una inversión estimada en 450 millones de dólares.Otra edificación que aportará lujo a la localidad esteña, es Atlántico, un desarrollo de Altius Group, localizado entre las avenidas Roosevelt (Parada 22) y Antonio Camacho, en el barrio Jaurena, Maldonado. Es un inmueble de uso mixto que combina 4 torres destinadas a oficinas, apartamentos y hotel, interconectadas además por un shopping, todo sobre un predio de más de 85.000 metros cuadrados. Demandará una inversión de 150 millones de dólares.Al respecto, Diego Chapuis, gerente comercial de Altius Group, avanza con el prelanzamiento de las torres de oficinas que serán operadas por Smart Office (que podrán alquilarse por día); residenciales con el sello de More en la decoración de las áreas comunes; y el shopping gerenciado por el grupo Lecueder”.Por su parte, Martín Levinton, desarrollador de Casa Grande, ubicado en José Ignacio, a 20 minutos de Punta del Este, es otro punto en expansión. El paisaje agreste atrae los emprendimientos en donde el Faro es el símbolo principal. “Es el primer proyecto en propiedad horizontal del lugar y la demanda es alta, en los últimos 18 meses logramos tener casi el 90% vendido sin ningún tipo de financiación externa. El hecho de tener una importante revalorización (25%) y de generar una renta en dólares (estimada en el 6%), colaboró para la concreción de las preventas”.Su edificación demanda una inversión de USD 21 millones y las unidades se entregan equipadas . Ofrece unidades en condominio, para renta, estudios, de uno y dos dormitorios, que se comercializan a unos USD 3.031 por metro cuadrado."El hecho de tener una importante revalorización (25%) y de generar una renta en dólares (estimada en el 6%), colaboró para la concreción de las preventas”, resaltó Martín Levinton (Klix, Agustina/)Otras propuestasTambién avanza Loma Verde/Casa Armani, un proyecto cuyas unidades están valuadas a razón de USD 4.500 el m2. Está ubicado en la Rambla Lorenzo Batlle Pacheco y la avenida Montecarlo. “Son muy exclusivas. Los compradores, en su mayoría, son argentinos, y si bien el último año no fue el mejor, la actual situación política argentina, hace que muchos prefieran invertir en otros países. Eso se nota por estos días, en donde recibimos muchas consultas. Las dificultades con el dólar y los impuestos más altos por tener bienes en el exterior, obviamente no ayudan. Pero aun así hay argentinos que prefieren destinar su dinero en otros horizontes”, dijo Damián Tabakman, consultor en negocios inmobiliarios.La actual situación política argentina, hace que muchos prefieran invertir en otros países. Eso se nota por estos días, en donde recibimos muchas consultas (Damián Tabakman)La compañía Criba, es una de las empresas constructoras que hizo pie en Punta del Este, en los últimos años. “Planificamos profundizar nuestras operaciones en Uruguay, estamos estudiando diversos proyectos. Es un mercado interesante, con reglas de juego claras. Asociados con la desarrolladora Raghsa estamos construyendo la tercera torre de la marca Le Parc, ubicada en la parada 9 y 1/2 de la Brava, sobre la línea de mar. Un proyecto diseñado por el estudio MRA+A”, explicó Santiago Tarasido, el CEO de esta empresa.En 2019, finalizó la edificación de Artower, una torre de viviendas Premium. Un edificio diseñado por el reconocido arquitecto Carlos Ott, con vistas 360º. También empezaron la construcción de Aldeana, un complejo de viviendas de lujo ubicado frente al mar en Manantiales; también diseñado por el estudio MRA+A. Además, comenzaron a trabajar en la ampliación del Grand Hotel Punta del Este un establecimiento de cinco estrellas en primera línea de mar en la Brava.Covello International comercializa en exclusiva Las Garzas (el proyecto de Consultatio, que lidera el empresario Eduardo Costantini), LOOK Brava, Le Sereno, Moorea Bay (este es con otra inmobiliaria local), Sophia, ART TOWER, Aquarela y otros en no exclusiva como Venetian en La Mansa (otro proyecto de gran escala).En la mayoría de los casos, el valor del m2 oscila entre los USD 3.800 y 5.000. “Sobre las tipologías que más se construyeron en los últimos tiempos dominan los departamentos de 3 dormitorios y dependencias, porque brindan mayores posibilidades a la hora de disfrutarlos”, detalló Covello.Eduardo Costantini, a través de Consultatio, es uno de los desarrolladores argentinos con activa presencia en la costa uruguayaLa inversión total que se realizó en el proyecto demandó USD 50 millones entre tierra, obras e infraestructura. Posee una superficie total de 240 hectáreas, la mitad corresponden a áreas comunes y el resto fue dividido en lotes de 2.500 m2 en promedio, y ya se comercializó el 60 por ciento de las parcela que parten desde USD 132.000 y que por su ubicación pueden alcanzar, en promedio, los USD 400.000 por lote. La primera etapa se encuentra finalizada y entregada.En tanto que Salaya Romera, comercializa, entre otras propuestas, VIEW (Punta del Este) – (Estudios/ 1 / 2 / 3 dormitorios), que parten desde USD 126.000 (con un precio por m2 en USD 2.900 y se entrega en 2020. Como también, una construcción en Pedragosa Sierra y la Avenida del Mar, a 2500 dólares por m2, con cotización de pre lanzamiento.El precio de los alquileresEn la zona de la llamada Punta, suelen encontrarse departamentos desde USD 3.000 a USD 10.000 la primera quincena del mes presente, y en Manantiales de USD 9.000 a USD 50.000. En la segunda quincena de enero los valores bajan hasta un 25% y un 50%, y, en la primera quincena de febrero. Según los inmobiliarios, indicaron que hubo más negociaciones que otros años, justamente por el temor de sus propietarios a no alquilar la propiedad, debido a la crisis regional.En la zona de la llamada Punta, suelen encontrarse departamentos en alquiler desde USD 3.000 a USD 10.000 para la primera quincena de enero, y en Manantiales de USD 9.000 a USD 50.000 dólaresSegún los especialistas, la agudización del control de cambios en la Argentina generó un freno en las operaciones vinculadas con el turismo, y también disminuyó la compra venta de propietarios argentinos, mientras aumentó la de brasileños, que también suelen elegir a Punta del Este para invertir o tener su vivienda para vacacionar.De todas formas, los argentinos continúan siendo los inversores mayoritarios, pero van ganando posición en terreno esteño, los brasileños, paraguayos, chilenos, europeos, norteamericanos y los uruguayos, lógicamente.“El argentino que apuesta por los inmuebles, de alguna manera, ya tiene el dinero ubicado en Uruguay, u otro destino del exterior. A su vez, no hay limitación alguna para que, a través del mercado de bonos, se pueda cancelar una obligación en el exterior”, comentó Blizniuk Salaya."El argentino que apuesta por los inmuebles, de alguna manera, ya tiene el dinero ubicado en Uruguay, u otro destino del exterior. A su vez, no hay limitación alguna para que, a través del mercado de bonos, se pueda cancelar una obligación en el exterior”, comentó Blizniuk SalayaSobre los focos que más crecieron y los que pueden expandirse en el corto plazo, la representante de Salaya Romera, dijo, que “Manantiales progresó mucho, luego los grandes proyectos sobre la rambla de la Playa Brava y Mansa, aunque en este momento hay un creciente interés por la zona de Pedragosa Sierra y Design District, que tienen oferta comercial y gastronómica los 365 días del año”.Habrá que ver si la disminución de los impuestos prospera con el flamante gobierno, y la plaza esteña, convoca a más inversores del exterior y posibles nuevos vecinos argentinos que se muden del otro lado del charco. “El gobierno uruguayo generó diversos programas de estímulo hacia los grandes proyectos y hotelería. La Ley 16.906 es el principal instrumento de promoción de inversiones, previendo exoneraciones de varios gravámenes, como Impuesto a la Renta, Impuesto al Patrimonio y el IVA para la compra de bienes y servicios, materiales de construcción y obra civil. Se espera que el gobierno entrante mantenga, y profundice estas ventajas”, concluyó Salaya Romera.Seguí leyendo:Cuáles son las ventajas para los argentinos que deciden mudarse a Uruguay con el objetivo de obtener un alivio en el pago de impuestosAlberto Fernández: “No entiendo mucho por qué la clase media se enoja, va a ser la gran beneficiada"

Leer más »

Sorpresa por el “veranito financiero” en el inicio del gobierno de Alberto Fernández

Edificio del banco central de Argentina en Buenos Aires, Foto de archivo Oct 16. REUTERS/Enrique Marcarian (ARGENTINA - Tags: BUSINESS POLITICS) (Enrique Marcarian/)Una de las primeras medidas adoptadas por decreto por Alberto Fernández fue apropiarse de USD 4.700 millones de las reservas del Banco Central. Entregó a cambio letras intransferibles, verdaderos “papelitos de colores” sin valor y que la entidad monetaria nunca cobrará. Pero lejos de ser visto como un escándalo, los inversores festejaron, porque demostró la voluntad del Gobierno de seguir pagando la deuda aún cuando se viene una fuerte renegociación.Hubo más señales que generaron cierto grado de entusiasmo en los mercados. La ley de Solidaridad Fiscal incluyó un aumento de impuestos que finalmente procura un ajuste de las cuentas públicas. No es casualidad que desde el FMI hayan salido a elogiar las primeras decisiones del Gobierno. Se sabe que el organismo tiene como prioridad absoluta de cualquier programa el equilibrio fiscal. Quedó claro que la nueva administración es consciente de las restricciones presupuestarias, ante el cierre del financiamiento de los mercados y las limitaciones para emitir pesos sin generar un desborde inflacionario.La suspensión de la movilidad jubilatoria ante el impacto que hubiera generado en el gasto público a lo largo de 2020 fue la medida más discutida, pero al mismo tiempo ortodoxa del nuevo gobierno. Y los inversores también tomaron nota de este paso, que la mayoría de los economistas consideraba imprescindible.Estas señales, que algunos pueden considerar todavía muy débiles, alcanzaron para que las variables financieras tuvieran un comportamiento favorable desde el arranque de la nueva gestión. Y esa tendencia se profundizó en los últimos días. El riesgo país continuó cayendo, los bonos en pesos volaron ante la decisión del gobierno de no “reperfilar” la deuda en moneda local, las acciones repuntaron y los depósitos crecieron tanto en moneda local como en dólares.Foto de archivo. Ministro de Economía argentino, Martín Guzmán, durante una conferencia de prensa en Buenos Aires, Argentina. Dic 11, 2019. REUTERS/Mariana Greif (Mariana Greif/)Fueron pocos los que adelantaron este clima de “bonanza financiera”, con baja del riesgo país, suba de acciones y bonos en pesos y estabilidad cambiaria. Pero no está claro aún si el mercado se adelante a una recuperación de la economía realPocos lo hubieran esperado hace solo un mes. Antes del 10 de diciembre, el consejo de una abrumadora mayoría de analistas financieros a sus clientes era quedarse dolarizado y no hacer ningún movimiento. Mantenerse lo más líquido posible ante la incertidumbre por los primeros pasos que terminaría dando Alberto Fernández. Queda claro que aquel consejo fue inapropiado al menos para el arranque de la nueva gestión.Hasta ahora el verano transcurre mucho más tranquilo que lo esperado por buena parte de la comunidad financiera. No sólo mejoró la cotización de todos los activos financieros, sino que además el dólar no tuvo grandes sobresaltos. El tipo de cambio “libre” se reacomodó cerca de los $ 75 luego de la decisión del gobierno de imponer un nuevo impuesto de 30% sobre las transacciones en moneda extranjera, lo que dio nacimiento al dólar “solidario”, que se ubica en casi $ 82. Se supone que con el correr de las semanas el tipo de cambio informal lentamente debería acercarse a este valor.¿Por qué el dólar “libre” está todavía 10% más bajó que el “solidario”? Al tratarse de un mercado sin intervención, se trata de un juego exclusivamente de oferta y demanda. Los sectores informal que normalmente presionan sobre el dólar “libre” no tienen liquidez por la brutal caída de ventas, como les pasa a los textileros. Y del otro lado están los que precisan vender dólares ahorrados de a “puchitos” para conseguir pesos para pagar facturas de servicios, hacer las compras en el supermercado o tomarse unos días de vacaciones.La fuerte expansión de pesos del último bimestre (unos $ 600.000 millones) es indudablemente uno de los argumentos que ayudó para que se instale esta suerte de veranito financiero. Pero el titular del BCRA tendrá una difícil tarea a la hora de decidir cuánto deberá salir a absorber desde fin de mesEl escenario de mayor tranquilidad financiera viene acompañado por otro componente que no puede soslayarse: la gran emisión monetaria que llevó adelante el Banco Central a partir de noviembre. Sólo en el último bimestre de 2019 emitió $ 600.000 millones, de los cuales $ 350.000 millones fueron adelantos transitorios para financiar las necesidades fiscales del Tesoro. Otros $ 200.000 millones fueron para comprar dólares y recomponer reservas.Esta suerte de “bonanza financiera” incentivada por la emisión de pesos por parte del Central le permitió al titular de la entidad, Miguel Pesce, cumplir con una promesa de campaña de Alberto Fernández: bajar la tasa de las Leliq, que en un mes pasaron del 63% al 52% anual. A su vez los bancos también se apuraron a bajar la tasa de plazos fijos. Ninguna entidad paga ya más del 40% anual, aunque la inflación pasada y la proyectada se ubican por encima de estos valores.Miguel Pesce, presidente del Banco Central (Maria Amasanti/Bloomberg) (Maria Amasanti/)La reducción agresiva de tasas en medio de una fuerte expansión de dinero podría tener fuertes consecuencias sobre el mercado financiero y especialmente el cambiario. Sin mayor atractivo por colocaciones en moneda local, el gran peligro es que una porción de esos pesos se vayan al dólar. Le pasó a dos banqueros centrales: Guido Sandleris en el verano de 2019 y Federico Sturzenegger en el arranque de 2018. Y Pesce corre un serio riesgo de ser el tercero en enfrentar un salto cambiario por un manejo inadecuado de la política monetaria si la absorción entre fines de febrero y marzo no se lleva adelante adecuadamente.Más allá de la reactivación financiera, persisten las dudas en los mercados sobre el rumbo del gobierno. Mientras que entusiasman las medidas para ordenar las cuentas públicas, preocupan tanto la profundización del cepo cambiario como los renovados controles a las importaciones vía licencias no automáticas.Más allá de los detalles “coyunturales”, la gran pregunta que queda flotando es si este repunte de los activos financieros es un adelanto de lo que vendrá en materia económica. En otras palabras, si los mercados se están efectivamente adelantando a lo que será un ciclo más favorable de la economía. En alguna medida daría la sensación que podría darse ese escenario, sobre todo si el Gobierno es exitoso en avanzar con la renegociación de la deuda. Según el ex secretario de Finanzas, Daniel Marx, la propuesta debería obtener una aprobación no menor al 85%. Esto daría la indicación de un acuerdo “amigable” con los acreedores y permitiría que los nuevos bonos emitidos en dólares salgan con una tasa inferior al 10% anual. Esto permitiría recuperar el acceso al financiamiento y establecer un nuevo techo para el riesgo soberano. Pero no será fácil conseguir un acuerdo tan “redondo”, mucho menos para fin de marzo.Luego aparecen otras variables que también conviene tener en cuenta, relacionadas con el rumbo general que adoptó el gobierno de Alberto Fernández. Las mayores restricciones cambiarias, los congelamientos tarifarios y el regreso de los canales de aprobación previa para las importaciones remiten a tiempos no tan lejanos.Ya todas esas fórmulas fueron probadas y llevaron a la economía argentina al fracaso. Lo mismo puede decirse sobre el fuerte aumento de la presión fiscal y el gigantesco nivel de gasto público ¿Por qué ahora deberían funcionar bien? Si son medidas de emergencia pueden llegar ser justificadas. Pero el pasado revela que es muy difícil desarmar semejantes controles. Pueden ser útiles para evitar crisis mayores, pero es mucho más difícil que permitan a la economía recuperar la senda de crecimiento sostenido.SEGUÍ LEYENDO: Economía en emergencia en el comienzo de la era Fernández: ajuste fiscal, medidas para reactivar y el gran round que vieneLas diferencias en los precios de los combustibles en todo el país: ¿por qué son más baratos en la Ciudad de Buenos Aires?

Leer más »

Argentina corre el riesgo de quedar aislada en el Mercosur si Lacalle Pou avanza en un acuerdo de Libre Comercio con EEUU

El presidente electo de Uruguay, Luis Lacalle Pou, propuso al secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, iniciar negociaciones para un Tratado de Libre Comercio, "ya sea bilateral o vía Mercosur" (MARIANA GREIF/)La Argentina podría quedar por primera vez en minoría dentro del Mercosur si prosperan las iniciativas de los otros tres países miembro de avanzar en acuerdos de libre comercio y flexibilizar las normas del bloque para permitir que cada nación pueda suscribir tratados de manera individual.En ese sentido se expresó el presidente electo de Uruguay, Luis Lacalle Pou, en un reciente contacto con el secretario de Estado de la administración de Donald Trump, Mike Pompeo, a quien le propuso "estudiar la posibilidad de avanzar en un tratado de libre comercio, ya sea bilateral o vía Mercosur”.En una muestra del interés que Lacalle Pou por iniciar esas negociaciones, su equipo de prensa se encargó de difundir la propuesta formulada al Gobierno de Estados Unidos a través de un “comunicado público” encabezado por la leyenda “Gobierno 20/25”.Lacalle Pou le propuso a Pompeo “estudiar la posibilidad de avanzar en un tratado de libre comercio, ya sea bilateral o vía Mercosur” Los acuerdos comerciales de los países del Mercosur en forma individual están vedados por la Decisión 32 que el bloque tomó en la Cumbre de junio de 2000 en Buenos Aires, pero esa norma podría ser modificada en una próxima Cumbre de Jefes de Estado, si se presta atención a los avances en ese sentido, no solo de Lacalle Pou con Estados Unidos sino principalmente del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, con la República Popular China.El comunicado público difundido por el equipo de Prensa de Lacalle Pou luego de su conversación telefónica con PompeoLas disputas en torno de la Decisión 32 del 2000 son de larga data. La norma “siempre la usaron Argentina y Brasil para frenar a Uruguay en su intención de suscribir un acuerdo con China, en la primera Presidencia de Tabaré Vázquez", dijo a Infobae Miguel Ponce, director del Centro de Estudios para el Comercio Exterior del Siglo XXI y coordinador de la Comisión de Economía de la Unión Cívica Radical.“Creo que Lacalle hace esto para forzar un cambio. Es muy posible que se modifique, si no es por iniciativa de Uruguay será por (el ministro de Hacienda de Brasil, Paulo) Guedes, que en estos temas es decisorio”, añadióComo el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, también es proclive a que se avance en acuerdos de libre comercio, la Argentina podría quedar en minoría en las decisiones del bloque relacionadas con la apertura comercial, un escenario inédito en los casi 29 años transcurridos desde la firma del Tratado de Asunción.La Argentina podría quedar en minoría en las decisiones del Mercosur relacionadas con la apertura comercial y “como el país con peor relación con Estados Unidos”, sostuvo Miguel Ponce“Para la Argentina sería una situación muy delicada. Jair Bolsonaro es el principal aliado político de Donald Trump en el continente. Si Uruguay llegara a firmar un TLC (Tratado de Libre Comercio), quedaríamos como el país con peor relación con Estados Unidos. Y nada menos que en un momento que tenemos que llegar a un acuerdo no solo con los bonistas sino con el FMI”, advirtió Ponce.En un sentido similar se expresó el consultor en Comercio Exterior Marcelo Elizondo, para quien de las posturas de los presidentes de los países del Mercosur surge que “es la Argentina la que no está en sintonía” y que si bien “hay bastante indefinición” por parte del presidente Alberto Fernández en lo que respecta a las relaciones comerciales internacionales, “parece que la postura de (el ministro de Desarrollo Productivo) Matías Kulfas es bastante restrictiva en esa materia”.En la última Cumbre de Presidentes del Mercosur no se tomaron decisiones de importancia por el inminente recambio de autoridades en Argentina y Uruguay, que fue representada por su vicepresidente, Lucía Topolansky (DIEGO VARA/)Para Manuel Solanet, director de la Fundación Libertad y Progreso y ex secretario de Hacienda, “por ahora parece imposible” un viraje en la política comercial de Fernández, caracterizada por “una economía cerrada en la que el cepo no parece compatible con la apertura"."Implicaría un cambio ideológico muy fuerte, no solo en el Gobierno sino en varios partidos de la oposición. La UCR está avanzando en ese tipo de ideas, pero históricamente promovió el proteccionismo”, subrayó Solanet.Si la Argentina no adhiere a un TLC no solo con la UE sino también con EE.UU y otros países se va a quedar solas (Manuel Solanet)"La Argentina va a tener un desafío” dentro del bloque regional, “porque el mismo planteo de Lacalle Pou lo está haciendo Paraguay”, agregó Solanet, para quien "Fernández va a tener que repensar su política exterior, así como que el Mercosur no sólo tenga un TLC con una Unión Europea sino con Estados Unidos y otros países. Porque si no adhiere a esa postura la Argentina se va a quedar sola, mucho más si Brasil va por ese camino”.Precisamente, el interés de Bolsonaro y sus colaboradores por llevar adelante una mayor apertura comercial del bloque y, si no es posible, de Brasil en forma individual, fue expresado en varias ocasiones, incluso el mismo día de la elección que lo consagró presidente, cuando Guedes, declaró que el Mercosur “no era prioridad” del gobierno electo.Asimismo, en la última Cumbre llevada a cabo en la ciudad brasileña de Bento Gonçalves, el canciller Ernesto Araújo exclamó: “se acabó el Mercosur proteccionista e ineficaz”.La Decisión 32 del 2000 bloque la posibilidad a los países del Mercosur de realizar acuerdos de libre comercio en forma individualPor el contexto político en que se realizó, con el presidente Mauricio Macri a cinco dias de finalizar su mandato y Tabaré Vázquez sabiendo que sería reemplazado en marzo por Lacalle Pou, la Cumbre de Bento Gonçalves no tuvo definiciones importantes, pero la que tendrá lugar en junio de este año en la ciudad paraguaya de Encarnación ya contará con los nuevos mandatarios en pleno ejercicio de sus funciones.En ese encuentro, Alberto Fernández tendrá que lidiar con las posturas aperturistas de Bolsonaro, Lacalle Pou y Abdo Benítez, los tres con el propósito de avanzar con negociaciones de libre comercio con otros países y bloques, “ya sea bilateral o vía Mercosur”, como remarcó el comunicado del presidente electo de Uruguay.Al respecto, Miguel Ponce puntualizó: "si se concreta la flexibilización de la Decisión 32, no sólo hay que esperar el acuerdo Uruguay-Estados Unidos, porque de inmediato Brasil va a querer firmarlo uno con China, su primer socio comercial y su primer inversor externo”.Un bloque que se abreEn ese sentido, Marcelo Elizondo recordó la reunión convocada por Bolsonaro en Río de Janeiro a los países del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) en la que inició conversaciones con el Gobierno de Xi Jinping, precisamente para un acuerdo comercial. Además, tiene un acercamiento estratégico con Estados Unidos hace tiempo.En 3 de los 4 países del Mercosur hay un reconocimiento de que es el bloque más cerrado del mundo, lo que le impide avanzar en productividad, eficiencia y competitividad (Marcelo Elizondo)“En el Mercosur hay un reconocimiento por parte de 3 de los 4 países fundadores que es un acuerdo endógeno, con poca apertura. Es el bloque más cerrado del mundo y eso no solo ha impedido la inserción de sus mercados en economías externas sino avanzar en mejoras en la productividad, la eficiencia y la competitividad”, describió el representante argentino ante la International Society for Performance Improvement (ISPI).Luego de la conversación con Pompeo y su divulgación por medio de un “comunicado público” , Lacalle Pou intentó minimizar sus alcances en declaraciones a la prensa. “No creo que haya que generar falsas expectativas. Mi pregunta fue: ¿Hay posibilidades? ¿Lo ponemos arriba de la mesa o no?”, al tiempo que remarcó la vigencia de la Decisión 32 que "inhibe a los países socios hacer acuerdos bilaterales con países que no pertenecen al bloque”, cuya posible modificación forma parte de una gestión que "empezó Bolsonaro con Macri”.El ministro de Hacienda de Brasil, Paulo Guedes, sostuvo luego del triunfo de Jair Bolsonaro en las elecciones de 2018 que el Mercosur no era una prioridad (Adriano Machado/)De todos modos, Elizondo puso sus reparos a lo realizado por el ex presidente. “Macri avanzó más en las consignas, en la simbología, pero no tanto en las realidades. Tenía cierta simpatía por esta postura (de apertura comercial) pero avanzaba poco, era partidario de un acuerdo con la Unión Europea que era menos costoso, pero no con otros mercados como sí quieren Brasil, Uruguay y Paraguay".En Uruguay, por el contrario, es una idea “que viene tomando cuerpo desde hace varios años” y que trasciende a los partidos políticos, aseguró Solanet, quien destacó que “desde el Frente Amplio la proponía Danilo Astori, ministro de Economía de Tabaré Vázquez y vicepresidente de José Mujica”.Para Elizondo, “hace mucho tiempo que Uruguay tiene una postura de Estado tendiente a buscar más libertad comercial internacional. Lacalle Pou tiene una vocación de apertura pero también la ha tenido Vázquez. Siempre han propugnado porque el Mercosur les permita firmar acuerdos de libre comercio por su cuenta, en particular Tabaré con China, si bien también firmó un acuerdo estratégico –no comercial- con Estados Unidos”.La idea de avanzar en tratados de libre comercio “viene tomando cuerpo hace varios años” en Uruguay, La línea aperturista seguramente estará más exacerbada con presidentes de centro derecha como Lacalle PouEsa postura común a todos los partidos políticos parte de la realidad geográfica y económica de los orientales. “Es una medida conveniente para Uruguay, que por sus dimensiones no tiene la escala suficiente para el mercado interno y en consecuencia necesita una economía abierta. La idea de un acuerdo de Libre Comercio siempre tuvo eco en el Partido Nacional, no me extraña que Lacalle Pou lo haya conversado con Pompeo”, indicó Solanet.Por su parte, Elizondo indicó que “Uruguay es un país muy competitivo en algunos rubros como ganadería, lácteos, algunos granos y alimentos muy diferenciados. Le conviene avanzar con eso e importar muchos productos porque no tiene una industria desarrollada y además tiene una baja economía de escala. La línea aperturista seguramente estará más exacerbada con los presidentes de centro derecha como Lacalle Pou”, evaluó.Para Ponce, “la actitud de Lacalle tiene que ver con la necesidad urgente de arbitrar algún mecanismo de flexibilidad en el Mercosur, porque Uruguay durante mucho tiempo se bancó que la Argentina y Brasil le impidieran la firma del acuerdo que quería hacer con China”.“No nos tiene que sorprender, porque el Mercosur está viviendo desde hace tiempo una situación muy particular, con los rumores de que Brasil quiere firma un TLC con China. Y, en el marco de esta inestabilidad creciente, cada país va a buscar los mecanismos para de la mejor manera defender mercados o tratar de conseguir nuevos”, completó.En la Cumbre de jefes de Estado del BRICS, Bolsonaro inició conversaciones con Xi Jinping para un acuerdo de libre comercio entre Brasil y China (POOL/)Pero, al parecer, no todas son rosas. “Si Uruguay quiere firmar un TLC con Estados Unidos, le recomendaría que primero le pregunte a los mexicanos y a los canadienses cómo les ha ido”, dijo Ponce, quien alertó sobre las “formas que tiene Trump” en las que “si bien habla de libre comercio, en los hechos no tiene nada que ver, ya que lo que busca es de defender la producción local de Estados Unidos” y por eso planteó la necesidad de “ser cuidadosos”.A juicio de Elizondo, el telón de fondo de estas presiones para cambiar las reglas del Mercosur es la realidad de un bloque con “comercio menguante y aislado de la economía internacional”.Para Elizondo “en el mundo no hay un proteccionismo ni una cerrazón” sino un “aliancismo selectivo”, una “división entre amigos y enemigos. El Mercosur tiene que definir con quién se va a aliar"Para salir de esa situación, Elizondo aboga por lo que denomina “aliancismo selectivo”, ya que sostiene que “en el mundo no hay un proteccionismo ni una cerrazón como algunos creen, sino una división entre amigos y enemigos. La Unión Europea acaba de celebrar acuerdo comerciales con Canadá y Japón, Estados Unidos redefinió su tratado con Canadá y México y le ha propuesto a Boris Johnson hacer un acuerdo integral después del Brexit”.En ese contexto, indicó, “el Mercosur tiene que definir con quién se va a aliar. No puede no aliarse, no abrirse no integrarse, salvo que pretenda seguir siendo una región con poca participación en el comercio internacional, lo que le genera poco dinamismo y poca modernización”.“Lo que queda claro es que este modelo del Mercosur está agotado. Los resultados no son buenos y lo que sucede con Lacalle Pou es una admisión de eso”, finalizó Elizondo.Seguí leyendo:Luis Lacalle Pou: “Uruguay tiene la oportunidad de ser la bisagra entre los grandes del Mercosur”Lacalle Pou le planteó a Mike Pompeo la posibilidad de avanzar en un acuerdo de libre comercio por fuera del Mercosur

Leer más »

Nuevo Precios Cuidados: lejos de compensar la reposición del IVA en alimentos

Los pequeños almacenes nacionales y "chinos" no están aún en el programaAunque con el renovado “Precios Cuidados” de primeras marcas e inclusión de cervezas, vinos, bebidas azucaradas, variedad de galletitas dulces y postrecitos poco recomendables desde el punto de vista nutricional el gobierno aspira a triplicar la participación de los 310 productos en las ventas de las cadenas de supermercados, el nuevo programa oficial no podrá compensar el impacto de la reposición del IVA a los alimentos básicos ni la ausencia, hasta ahora, de los comercios de cercanía y del interior, que sentirán y trasladarán en la mayor medida posible el impacto del impuesto, dice un informe de Focus Market. El supuesto oficial es que los 70 productos de la nueva canasta y que ya estaban en la anterior aumenten entre 7 y 9%, absorbiendo así la mayor parte de la vuelta del IVA. Para los restantes 240 bienes el gobierno espera algunas bajas de precios por categoría, pues negoció con empresas que ofrecen primeras marcas la inclusión de sus segundas marcas del mismo rubro, a precios inferiores a la versión anterior del programa. Por ejemplo, en toallitas femeninas (-16%), pañales (-13), desodorantes (de -20 a -30), shampoo (-30) y galletitas dulces (de -10 a -15%).Pero la consultora encabezada por Damián di Pace, que escanea bienes y precios en miles de puntos de venta, dice que el hipotético aumento de 7 a 9% de los productos los que se les repuso el IVA no se verificará “de ninguna manera”. Esta “canasta básica” incluye arroz, azúcar, té, yogur, aceite, huevos, harina, yerba, pan lactal, pan rallado, leche, polenta, conservas y pastas secas. Allí, según el informe, los aumentos serán superiores o se sentirán en la canasta de consumo a través de terceros productos.En primer lugar, señala, “no hay posibilidad de que comercio e industria se hagan cargo del IVA restante a pagar al Estado”. Lo más factible es que las grandes cadenas consigan algunas bonificaciones de la industria y carguen el resto a los más de 60.000 productos que venden. Así, por ejemplo, ofrecerán arroz más barato y recuperarán la diferencia en el precio de la mayonesa o las aceitunas.El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, quien buscará sumar nuevos canales al acuerdoPuntos de ventaAl limitarse a los grandes cadenas de supermercados (unos 2700 puntos de ventas) el renovado Precios Cuidados alcanza a apenas 1,8% de los 150.000 puntos de venta del país, que incluyen almacenes y autoservicios chinos y nacionales, despensas, kioscos. Estos puntos de venta, dice el informe “no tienen posibilidad alguna de hacerse cargo del IVA ni poder de negociación con la industria, por lo cual aplicarán el 21% de IVA de forma inmediata”. Como la canasta básica representa 25% de la facturación de las bocas de venta de hasta 500 metros cuadrados, habrá allí un mix de aumento de precios y pérdida de ventas a manos de supermercados.El informe destaca también la contradicción de un Estado que pide absorber el impuesto que aumenta y cobra el propio Estado. De vuelta, el mayor impacto será sobre el nivel de venta de los minoristas tradicionales. La tensión entre, de un lado, precios e inflación y, del otro, metas fiscales, deriva en buena medida de un IVA alto e indiferenciado. En muchos países los productos básicos pagan alícuotas más bajas. En España, por caso, la tasa general es 21, igual que en la Argentina, pero los lácteos tributan 4%.Consciente de esas limitaciones, el Gobierno busca extender el programa a otros canales. Este lunes la secretario de Comercio Interior, Paula Español, se reunirá con los representantes de los súper chinos y recibirá a la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas (Cadam).Además, está pendiente la incorporación de supermercadistas del interior. Los supermercados no son un bloque monolítico: los grandes proveedores no ofrecen a los “chicos” los mismos precios que a los “grandes” nucleados en ASU, la Asociación de Supermercados Unidos. Español ya se reunió con la “Cámara Argentina de Supermercados” y la “Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios”, a ver si pueden generar canastas “regionales”, de cerca de 70 productos.Seguí leyendo:Precios cuidados: con las primeras marcas, el programa podría triplicar su participación en las ventas de los supermercadosSorpresa por el “veranito financiero” en el inicio del gobierno de Alberto Fernández

Leer más »