Último momento

Economía

Tensión entre Fernández y Bolsonaro: la ruptura sería inconveniente para ambos países, pero sobre todo para Argentina

Alberto Fernández y Jair BolsonaroLa relación entre Alberto Fernández y Jair Bolsonaro no empezó de la mejor manera: durante la campaña el flamante presidente electo pidió por la liberación de Lula Da Silva y el presidente brasileño se lamentó por su victoria. Más aún, el hijo de Bolsonaro agredió por las redes sociales al de Fernández y Celso Amorim, antiguo canciller de Lula, estuvo presente en el búnker del Frente de Todos en el triunfo del domingo 27 de octubre. Hasta ahora dichos intercambios son discursivos pero: ¿cuánto de esto se concretará y qué riesgos tendrían para la relación entre ambos países?Conviene empezar por la segunda pregunta. Brasil es principal socio comercial de la Argentina: en los últimos doce meses, un 12% de las exportaciones locales de bienes se colocaron en dicho país (USD 7.500 millones) y un 20% de las importaciones (USD 10.500 millones) provinieron del vecino.La importancia en el intercambio de manufacturas de origen industrial (bienes con mayor valor agregado) es aún mayor: el gigante del Mercosur captó 28% los envíos del país al exterior de este rubro (USD 4.300 millones) y se importó desde Brasil 23% de las compras externas industriales (USD 9.000 millones). Cuando se profundiza sobre qué sectores son los más involucrados en el comercio bilateral fabril resaltan el automotor, el autopartista, el químico y el de caucho y plástico. Dado que estas ramas ya están muy golpeadas (despidos de personal y suspensiones), achicar este mercado agravaría la crisis en la que ya se encuentran inmersas.En los últimos doce meses, un 12% de las exportaciones locales de bienes se colocaron en dicho país (USD 7.500 millones) y un 20% de las importaciones (USD 10.500 millones) provinieron del vecinoPero el intercambio de bienes no es la única vía por la cual Argentina se beneficia de su relación con Brasil: los turistas de ese origen representan casi un tercio de los que ingresan al país por vía aérea y crecieron más de 25% interanual en el último año. Considerando que se vienen las vacaciones de verano, sumado al abaratamiento de nuestro país en dólares, resentir este ingreso representa un riesgo significativo.A partir de la crisis argentina de 2018, el intercambio con el principal socio comercial comenzó a balancearse producto de la recesión local y la fuerte depreciación del peso en un contexto en el que el real se fortaleció levemente. Asimismo, mientras que no hay perspectivas de expansión de la demanda interna local, se espera que finalmente la economía brasileña comience a crecer a mayor ritmo en 2020, tras dos años de caídas cercanas al 3% en 2015 y 2016 y crecimientos anémicos en 2017, 2018 y 2019.La semana pasada, Brasil eliminó aranceles para la importación de 750.000 toneladas de trigo, es decir, para 12% del total exportado por Argentina (Reuters) (REUTERS/)Además, las necesidades de repagar deuda en moneda extranjera en un contexto de mercados de crédito cerrados obligan a conseguir divisas a través de las exportaciones netas. Por lo tanto, perder un mercado como Brasil por factores extra económicos sería muy nocivo para la frágil economía local.En síntesis, justo cuando el país más necesita la demanda de su principal vecino, y la competitividad cambiaria es más favorable para la argentina, la relación tiene a resentirse. Estos dos puntos reflejan que Brasil está en mejores condiciones para negociar un “divorcio”, pues una ruptura en las relaciones comerciales impacta en mayor medida a nivel local.Mientras que no hay perspectivas de expansión de la demanda interna local, se espera que finalmente la economía brasileña comience a crecer a mayor ritmo en 2020, tras dos años de caídas cercanas al 3% en 2015 y 2016 y crecimientos anémicos en 2017, 2018 y 2019Respondida la segunda pregunta, se puede pasar a la primera: ¿cuánto de las declaraciones cruzadas se transformarán en represalias? La semana pasada hubo una primera señal poco alentadora: el gigante sudamericano eliminó los aranceles para la importación de 750.000 toneladas de trigo, es decir, para 12% del total exportado por Argentina y para el 11% de las importaciones de dicho producto por parte de del principal socio comercial (Argentina le manda a Brasil la mitad del trigo exportado). Si bien esta medida no impacta en un terreno sensible, ya que el país está en la frontera internacional de producción de este commodity (no tiene dificultades para competir sin aranceles) ni implica una gran cantidad de los envíos, preocupa que la escalada verbal comienza a impactar en el plano comercial.Ambos países tienen mucho que perder si la relación bilateral se resiente, pero más Argentina que BrasilEn sentido opuesto, y para abrir una luz de esperanza, vale destacar que muchas amenazas de Bolsonaro no se materializaron, es decir que sus agresiones no pasaron del terreno discursivo. En este sentido, se podría englobar al líder brasileño con otros líderes cuyas palabras exceden los hechos. Veremos qué pasa en este caso.Ambos países tienen mucho que perder si la relación bilateral se resiente, pero más Argentina que Brasil. Ojalá que prime la diplomacia y la racionalidad económica por sobre la falta de afinidad ideológica; de lo contrario, se sumará un nuevo dolor de cabeza a una economía con demasiados problemas por resolver en el corto plazo.Los autores son economistas de EcolatinaSeguí leyendo:Las diferencias entre Bolsonaro y Fernández son más que palabras cruzadas: riesgos, dudas y mucho en juego ce 1 díaAlberto Fernández tiene el deseo personal de invitar a Lula a su asunción, pero por motivos diplomáticos aún no lo oficializó Alberto Fernández define su política exterior: cuáles serán las estrategias para relacionarse con Donald Trump

Leer más »

Inversores permanecerán atentos a las definiciones políticas de Alberto Fernández y aumenta la presión sobre el riesgo país

El presidente electo, Alberto Fernández (Maximiliano Luna)La transición genera ansiedad e incertidumbre para algunos inversores locales y eso se notó el las ruedas bursátiles del pasado jueves y viernes. El riego país se acercó a niveles récord y la Bolsa cayó con fuerza. Tres de sus papeles fueron sacados del principal indicador de acciones de países emergentes y el ingreso de balances peores a lo esperado, agravaron el mal humor en la city porteña.La calma del dólar en todas sus expresiones, desde el oficial pasando por el libre y los alternativos, fueron una simple pantalla que no atenúa el problema de fondo. Tampoco sirven de mucho las compras diarias que hace el Banco Central que incrementan las reservas.En este contexto existen probabilidades de que el riesgo país continúe con su tendencia ascendente. El indicador que elabora el JP Morgan, que se mide por el precio de los bonos locales comparados con los de Estados Unidos, el viernes subió casi 5% y se aproxima a los 2.500 puntos básicos.Dilma Rousseff y Alberto FernándezLos últimos movimientos de Alberto Fernández no contribuyen a calmar esta tendencia. Lo que más molesta al mercado y que ha hecho subir el riesgo y derrumbar la Bolsa, son los siguientes movimientos del gobierno electo:-El apoyo a Bolivia, luego de las elecciones en donde distintos referentes de la oposición de ese país y la OEA manifestaron denuncias de fraude. El Domingo por la tarde Evo Morales renunció a la presidencia y desde el Frente de todos manifestaron su apoyo y solidaridad.-La crítica a Chile para exponerlo como fracaso del modelo implementado por el presidente Sebastián Piñera.-Los elogios a Lula y Dilma Rousseff que irritaron a Jair Bolsonaro que abrió su mercado de trigo a los Estados Unidos y puede dejar de comprarle a la Argentina. Brasil es el primer socio comercial del país y se espera que crezca 2% el próximo año y si sale la reforma profunda del Estado que está tratando el Congreso, ese crecimiento será mayor.-Aliarse con países enfrentados a Estados Unidos, que tiene 17% de los votos en el FMI para aprobar la negociación con la Argentina.-El cordial trato con el régimen de Daniel Ortega en Nicaragua y de Maduro en Venezuela, se suma a lo que provoca desconfianza en los mercados.Inversores permanecerán atentos a las definiciones políticas de Alberto Fernández (Adrián Escandar) (Adrian Escandar/)“No estamos con Irán, pero estas aproximaciones inquietan a los inversores y más si se piensa en atraer dólares al país”, aseguró un operador que escuchó los comentarios de los clientes que aceleran sus operaciones de contado con liquidación para llevarse el dinero al exterior.Quien puede ser el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, hostigando a Mauricio Macri al decir que su gobierno fue el peor desde el retorno de la democracia y augurando un papel relevante de Cristina Fernández de Kirchner en la gestión, inquietaron a algunos empresarios e inversores. Ellos descreen que el gobierno de Alberto Fernández puede tener una alta dosis del kirchnerismo tradicional.Por su parte, otras voces en el mercado creen que Alberto Fernández está consolidando su propio poder para tener autonomía en su mandato y que dice lo que cada uno quiere escuchar, pero que sus palabras serán distintas a la hora de negociar o de tomar medidas económicas.El New York Stock Exchange (NYSE) en Wall Street (REUTERS/Andrew Kelly)“Todos están tan dolarizados por estos problemas, que los lunes hay gente que te viene a cambiar entre 500 y mil dólares para hacer frente a sus gastos cotidianos. Nadie está en pesos”, relató ese operador. “El viernes es otro día de congestionamiento porque te cambian dólares para tener pesos en el fin de semana. Las cuentas corrientes y los plazos fijos se reducen diariamente al igual que las cajas de ahorro”, agregó.“La gente está dolarizada, es cierto -señaló Adrián mercado un referente del mercado inmobiliario- pero no los destina a la compra de inmuebles porque no quiere tener nada que no sea líquido. Temen a los impuestos actuales, a los que vendrán y a la ley de alquileres”, señaló.Por eso esta semana será compleja para los bonos que pueden marcar un aumento del riesgo país con su caída, para la Bolsa y para los dólares alternativos. La transición está tomando formas que no se esperaban y que alejan a los inversores del riesgo.Seguí leyendo: El Gobierno de Macri terminará con un déficit fiscal acumulado de USD 112.300 y una deuda de USD 92.240 millones

Leer más »

Nuevo aumento en el precio de los cigarrillos: suben un 9% en promedio

Los cigarrillos aumentan por séptima vez en lo que va del año (Shutterstock)A partir de este lunes, fumar será nuevamente un poco más caro. La tabacalera Massalin Particulares anunció una suba en los precios de sus cigarrillos, que ronda el 9%. Es el séptimo aumento en lo que va del año y el anterior había sido aplicado en los primeros días de octubre pasado. Con la aplicación de la nueva lista de precios, los cigarrillos Marlboro Box de 20 aumentarán de $116 a $130; los Marlboro KS de 20, de $105 a $115; y los Marlboro Box de 10, de $59 a $65. En el caso de la marca L&M, las precios subirán de $80 a $85 para la presentación KS. Mientras que los cigarrillos Philip Morris pasarán de $105 a $115 para su versión box y de $96 a $105 para la versión KS.Otras marcas como Benson & Hedges y Virginia Slims se venderán a $145 en su versión box de 20 cigarrillos. El precio anterior era de $130.El sector tabacalero, según describen las compañías, soporta en la Argentina una alta presión fiscal, cercana al 80% del precio de venta del producto al consumidor. Según la Resolución N°110/1991 del Ministerio de Economía los kioscos y demás canales de venta tienen prohibido modificar los precios de venta al público de los cigarrillos publicados por las empresas tabacaleras.Durante los meses de noviembre y diciembre, los consumidores deberán enfrentar una serie de aumentos en productos y servicios. Estos meses habrá subas en los combustibles (el precio quedará descongelado a partir del 14 de noviembre), en las cuotas de las prepagas (4% en noviembre y 12% en diciembre), planes de telefonía celular (subas entre 11% y 22% según la compañía) y alimentos (hay cadenas de supermercados se habían en promedio a no aumentar precios por dos semanas luego de las elecciones presidenciales).Seguí leyendoAlimentos, nafta, celulares y prepagas: los aumentos que se vienen en noviembre y diciembreDescongelamiento: cuándo terminan los acuerdos de precios y tarifas que firmó el Gobierno de Mauricio Macri

Leer más »

Las ventas de materiales para construcción crecieron 8,8% interanual en octubre

En los primeros diez meses de 2019, las ventas de insumos retrocedieron 10%. (Shutterstock)El Índice Construya (IC), que mide la evolución de los volúmenes vendidos al sector privado de los productos para la construcción que fabrican las empresas líderes, señaló que las ventas de insumos de las empresas del Grupo se ubicaron 8,8% por encima de las registradas en octubre de 2018. Y al comparar con septiembre, los volúmenes despachados en octubre de 2019 registraron un aumento del 5,08% desestacionalizado.En tanto, en los primeros diez meses del año el Índice Construya acumuló un descenso de 10,7% en comparación con el mismo período del año anterior.El Índice Construya es una variable elaborada en base a los volúmenes de venta de las compañías que conforman el Grupo Construya, productoras de ladrillos cerámicos, cemento portland, cal, aceros largos, carpintería de aluminio, pisos y revestimientos cerámicos, adhesivos y pastinas, pinturas impermeabilizantes, sanitarios, grifería y caños de conducción de agua.Fuente: Grupo ConstruyaMás allá de que la comparación interanual aún arroja variaciones negativas, es importante señalar la recuperación gradual (si bien con altibajos) que registraron los despachos de insumos del Grupo a lo largo del año. Entre diciembre de 2018 y octubre de 2019 la serie desestacionalizada del Indice Construya acumuló una suba de 24,1%. Y esto fue lo que permitió que la caída interanual se redujera desde 20,1% en enero hasta 10,8% en el décimo mes del año.Dado que recientemente el INDEC ha publicado datos del Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC) de septiembre, es conveniente resaltar que el Índice Construya corresponde a octubre. Por lo tanto, no son comparables, en un rubro de la economía con alta incidencia de factores estacionales.SEGUÍ LEYENDO:En septiembre la actividad de la construcción bajó 8,5% interanual

Leer más »

Cervezas, pan rallado y yogur: los productos que más aumentaron durante octubre

La categoría cervezas tuvo subas de 21,6% durante el mes de octubre (Foto: Archivo) Aunque el número oficial del Indec se dará a conocer en el próximos días, las consultoras ya estiman que la inflación de octubre rondó el 4%. ¿Cuáles fueron las categorías de productos que más aumentaron en comparación con el mes anterior? Las diez subas más elevadas se dieron en cervezas (21,6%), pan rallado (18,1%), yogures (15,5%), snacks (15,2%), leudantes (9,1%), cremas dentales (7,5%), chocolates (7,4%), aguas saborizadas con gas (7,4%), quesos untables (6,5%) y cigarrillos (6,1%), según datos de la consultora Focus Market, que son relevados a través de Scanntech, los scanners ubicados en distintos puntos de venta.El Indec dará a conocer el dato de la inflación de octubre el próximo jueves 14 de noviembre. Con todo, las consultoras privadas anticipan que estará cerca o apenas por debajo del 4%. De acuerdo con un relevamiento de Elypsis, el porcentaje de inflación de octubre es de 3,9% en general y de 3,6% para los alimentos y bebidas.El 29 de octubre, finalizó el programa de “Precios esenciales” que había sido lanzado por el Gobierno a mediados de abril para contener la suba de precios de los alimentos“Hubo subas y también reducciones en la medida que el tipo de cambio se deslizó hacia abajo lunes y martes (luego de las elecciones del 27 de octubre y la implementación de mayores controles de cambios), pero sobre el jueves muchos volvieron a ajustarse. Igual, eso amortiguó la inflación sobre fin de mes y estaría permitiendo finalizar octubre levemente abajo de 4%”, explicaron desde Elypsis.Desde Focus Market, destacaron que durante octubre también hubo algunas bajas de precio promedio en algunas categorías como leche (–2% aún con el efecto del programa de quita de IVA sobre la categoría); pañales (-1,5%), que aún sigue siendo una de las categorías de mayor aumento interanual y la más adquirida cuando hay promociones, ofertas y descuentos; hamburguesas (–0,7%); mayonesa (–0,3%); harina (–1,4%), pan de molde (-1,6%), tapas de empanadas (–1,7%); pan de molde (–1,6%); y puré (–0,8%). “Estas últimas son categorías que disminuyeron su precio en el mes de octubre y volvieron aumentar en las primeras semanas de noviembre luego del aumento del precio de la harina”, aclararon desde Focus Market.El pan rallado es el segundo alimento que más aumentó: 18,1 por cientoEl 29 de octubre, además, finalizó el programa de “Precios esenciales” que había sido lanzado por el Gobierno a mediados de abril para contener la suba de precios de los alimentos. Se trató de una lista de 64 alimentos que mantuvieron fijo su valor por seis meses, entre ellos se incluían aceites, fideos, harinas y subproductos, leche, yogures y postres, conservas, polenta, azúcar, gallletitas, yerba, mermeladas y bebidas. El programa Precios Cuidados, en tanto, vence el 7 de enero, por lo que deberá prorrogarlo el nuevo Gobierno.“El aumento de precios de categorías como bebidas con alcohol y sin alcohol es estacional sin embargo a lo largo del año es la que menos aumento promedio pudo lograr en el orden del 42%, por debajo de la inflación. El dato llamativo son los productos derivados de la harina que, en muchos casos, bajaron su precio en octubre y lo volvieron a subir en los primeros días de noviembre con el aumento de la harina", explicó Damián Di Pace, titular de la consultora."Por su parte, la leche hasta el mes de octubre caía 2% en su precio por el impacto de la quita de IVA combinado con ´Precios Esenciales’. La leche es el único producto de ese programa, ya vencido, que ahora forma parte de ‘Precios Cuidados’ y mantiene su precio hasta enero de 2020. Este producto funciona como ancla de la categoría y las marcas con precios cuidados ganaron un 35% de participación en las ventas totales de la categoría”, agregó Di Pace.Seguí leyendo:El mercado proyecta que la inflación se sostendrá en el rango de 4%, al menos hasta enero próximoEn cuatro años de gobierno de Cambiemos la inflación acumulará una suba de 300%

Leer más »

Detalles de la herencia agroindustrial que Mauricio Macri asegura dejarle a Alberto Fernández

Mauricio Macri y Alberto FernándezEn medio del proceso de transición presidencial, esta semana el gobierno nacional consiguió un destacado logro de gestión en política agroindustrial: después de 16 años el país vuelve a tener resultados de un censo nacional agropecuario que se desarrolló durante el año pasado.El dato no es menor, porque en materia de estadísticas la herencia que nos dejará Cambiemos, es de un Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) que recuperó protagonismo y transparencia en sus estadísticas.A partir de esta tarea, hubo un reconocimiento a todo el equipo que encabezó el Director del organismo, Jorge Todesca, y especialmente al coordinador del Censo, Roberto Bisang, quienes junto a 3.500 trabajadores permitieron que el país tenga una foto actualizada de todo el sector agroindustrial.Por otro lado, las autoridades del ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, preparan un acto para el jueves próximo a las 11hs en el Centro Cultural Kirchner. En el mismo se realizará un balance de la gestión agropecuaria durante el gobierno de Cambiemos, que tuvo en su primera etapa a Ricardo Buryaile como titular del área.Luis Miguel Etchevehere (Adrián Escandar) (Adrian Escandar/)El evento contará con la presencia del actual ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, acompañado por todos los integrantes de su gabinete, y el cierre estará a cargo del presidente de la Nación, Mauricio Macri.Si bien el contexto económico fue de crisis en casi 4 años de gobierno de Macri, la agroindustria a partir de políticas que se implementaron desde el 10 de diciembre de 2015, se transformó en uno de los pocos generadores de divisas netas por operaciones cambiarias de exportación e importación.Desde un principio, el gobierno de Macri tuvo una actitud proactiva con la agroindustria, a partir de devolver institucionalidad a la actividad, con una interacción pública y privada a través de las más de 30 mesas de competitividad que se desarrollaron, desde donde se consensuaron medidas para dejar atrás un escenario de confrontación permanente con el kirchnerismo. La recuperación de la institucionalidad ha sido uno de los hechos destacados en materia agroindustrial.La cosecha agrícola fue de 123.074.640 toneladas en 2014/15, y se llegó al récord de 146.960.500 toneladas en 2018/19, consiguiendo así un incremento del 19,4%Sin dejar de reconocer el esfuerzo realizado por los productores; que enfrentaron el año pasado la peor sequía de los últimos 50 años, para luego inmediatamente invertir y aportar una campaña agrícola récord de 147 millones de toneladas; la decisión del gobierno nacional de eliminar retenciones y los Registros de Operaciones de Exportación (ROEs), motivaron un crecimiento del área sembrada, la apertura y acceso a nuevos mercados internacionales y la recuperación del sector ganadero.Pero además, perdura desde septiembre pasado el malestar por la reinstalación de retenciones, y con una presión impositiva que continua en niveles altos. A esto se suman las complicaciones para el acceso al financiamiento por las elevadas tasas, el incremento de los costos y la incertidumbre de precios y climática, que afecta la marcha del negocio de muchas producciones, especialmente a las economías regionales, y con una lechería que todavía continúa estancada en los niveles de producción.Por otro lado, en el ámbito legislativo aparece como materia pendiente modificar la actual Ley de Semillas, y aprobar una Ley de Seguros Agrícolas que permita enfrentar el actual cambio climático, acompañada de una actualización del Fondo de la Ley de Emergencia Agropecuaria, que en la actualidad es de tan solo 500 millones de pesos.En 2019, el stock bovino alcanzó las 53.945.808 de cabezas, el mayor rodeo en una década (Shutterstock)Un informe elaborado por el ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, a pedido de Infobae, resalta los siguientes hechos de gestión durante la presidencia de Mauricio Macri:Agricultura“Las medidas que implementamos renovaron el interés de los productores por la actividad”, dijo Etchevehere, en diálogo con este medio. A partir de esto, hubo un crecimiento del área sembrada, la producción y las exportaciones, que derivaron en la apertura, reapertura y acceso a nuevos mercados internacionales.- El aumento de área sembrada pasó de 37.874.500 hectáreas en la campaña 2014/15, a 39.366.550 hectáreas en 2018/19, logrando un crecimiento cercano al 4%.- La cosecha agrícola fue de 123.074.640 toneladas en 2014/15, y se llegó al récord de 146.960.500 toneladas en 2018/19, consiguiendo así un incremento del 19,4%.- Este crecimiento fue acompañado por una adecuada rotación de cultivos necesaria para el cuidado del suelo. En 2014/15, la siembra de todos los cereales era de tan solo 15.117.000 hectáreas, mientras que la implantación de oleaginosos sumaba 21.370.000 hectáreas. Esa relación se equilibró en 2018/19, con una siembra que alcanzó 19.114.000 hectáreas para los primeros, y 19.001.550 hectáreas para los otros.Ganadería- En 2019, el stock bovino alcanzó las 53.945.808 de cabezas, el mayor rodeo en una década. En 2010, había caído a 48.949.743 de cabezas.- Las exportaciones de carne vacuna treparon de 198.687 toneladas equivalentes a res con hueso en todo 2015, a 489.587 toneladas equivalentes a res con hueso en el acumulado enero-septiembre de este año.Hubo una fuerte suba de las exportaciones de carne (Shutterstock)- En lo equivalente a las exportaciones del complejo carne y cuero bovinos alcanzaron 1.668 millones de dólares (5,4% de las exportaciones totales) en el primer semestre de este año, con un aumento interanual de 16,1%. Sus principales destinos fueron: China y Unión Europea.- Además, se logró luego de 10 años cumplir el 100% de la Cuota Hilton.Exportaciones I De acuerdo a los datos oficiales, en el primer semestre de este año las exportaciones del complejo sojero sumaron 7.597 millones de dólares (24,7% de las exportaciones totales), con un incremento interanual de 0,5%. Los principales destinos fueron: Unión Europea, India, Egipto y China.Por su parte, en el mismo período las exportaciones del complejo maicero sumaron 2.893 millones de dólares (9,4% de las exportaciones totales), logrando un aumento del 31% de manera interanual. Los principales destinos: Vietnam, Egipto, Medio Oriente y República de Corea.Además, en los primeros meses de 2019, las exportaciones de trigo alcanzaron los 1.785 millones de dólares (5,8% de las exportaciones totales), con un incremento interanual de 12,5%. Los principales destinos fueron: Brasil, Chile y Egipto.Exportaciones II En los primeros seis meses de este año, así fue el desarrollo que tuvieron otras exportaciones agroindustriales:Las exportaciones del complejo pesquero totalizaron 882 millones de dólares (2,9% de las exportaciones totales), con una disminución interanual de 10,1%, con la Unión Europea y China, como principales destinos.En el primer semestre de este año las exportaciones del complejo sojero sumaron 7.597 millones de dólares (24,7% de las exportaciones totales)Las exportaciones del complejo cebada totalizaron 639 millones de dólares (2,1% de las exportaciones totales), con una suba interanual de 23,1%. Los principales destinos fueron Medio Oriente y Mercosur (principalmente Brasil).Las exportaciones del complejo girasol totalizaron 554 millones de dólares (1,8% de las exportaciones totales), con una suba interanual de 34,5%. Los principales destinos fueron Unión Europea y Medio Oriente.Evolución de las exportaciones comparativo 2015-2018- Complejo oleaginoso: cayeron 17,3%. Pasaron de 20.174 millones de dólares a 16.680 millones de dólares.- Cereal: aumentaron 50,1%. Se incrementaron de 5.399 millones de dólares a 8.145 millones de dólares.- Sector bovino (incluye carnes, cueros y lácteos) aumentaron 38,1%. Se incrementaron de 2.851 millones de dólares a 3.938 millones de dólares.- Sector frutícola aumentaron 7,8%. Se incrementaron de 2.396 millones de dólares a 2.582 millones de dólares.- Complejo pesquero aumentaron 46,3 %. Se incrementaron de 1.468 millones de dólares a 2.148 millones de dólares.- Sector hortícola aumentaron 24%. Se incrementaron de 638 millones de dólares a 791 millones de dólares.Apertura de mercadosEn los últimos 3 años se consiguieron más de 217 aperturas y reaperturas de mercados, y en lo que va del año se abrieron 34 mercados para 28 productos en 16 destinos. Ellos son: limones a India; miel y cerezas a China; naranjas, limones, mandarinas y ajos a Colombia; miel a Paraguay; semen, embriones y bovinos en pie a Kazajistán; y se volvió a exportar carne bovina a Estados Unidos (2019) y limones (2018), después de 17 años.En materia internacional, otro logro fue la firma del Acuerdo de Libre Comercio entre la Unión Europea y el Mercosur, donde las pymes nacionales podrán acceder a un mercado de 500 millones de personas, y de las 10 mil posiciones arancelarias, 1.800 provienen del agro y el 83% de las mismas entrarán con arancel cero en algún momento y el resto con cuotas.Biotecnología“Para los integrantes del ministerio, el conocimiento y la tecnología tienen que estar al servicio de la mejora de la competitividad, y es por eso que seguimos innovando como país en el desarrollo de semillas”, comentó el titular de la cartera agropecuaria.Desde diciembre de 2015 se aprobaron 26 eventos biotecnológicos. En los últimos 4 años se incrementaron un 74% (pasando de 35 a 61) el número de los eventos aprobados desde la creación de la Comisión Nacional Asesora de Biotecnología Agropecuaria (CONABIA) en 1991.A todo esto, Etchevehere agregó: “Las aprobaciones en la gestión Macri estuvieron caracterizadas por productos innovadores que introducen la biotecnología en nuevas cadenas productivas, por ejemplo el cártamo que produce quimosina, la papa resistente a virus, la soja tolerante a sequía y herbicidas, la alfalfa con bajo contenido de lignina, entre otros eventos en soja, maíz y algodón”.Desburocratización y simplificación de trámitesEn este ítem, desde la cartera de Agricultura, precisaron que son cada vez más los trámites se pueden hacer de manera online a través del sistema Trámites a Distancia (TAD). En el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), se redujo en más del 83% la cantidad de aranceles, pasando de 1.790 a 301, y 55% en trámites, pasando de 280 a 126.Además, Etchevehere comentó: “Junto a nuestros organismos descentralizados se derogaron 725 normas para optimizar los procedimientos administrativos para los productores”.Seguí leyendo:China habilitó seis nuevos frigoríficos argentinos para exportar carne de vacaSarquís: “Pusimos a la provincia de Buenos Aires dónde tiene que estar”

Leer más »

El economista Esteban Domecq analizó la herencia que deja Mauricio Macri y dio su receta para superar la estanflación

"Ya se ingresó en la fase 2, superada la incertidumbre que era despejar quién va a gobernar la Argentina. Ahora quedan dos incógnitas: qué quiere hacer Alberto Fernández con la economía y cómo lo va a hacer"A dos semanas de las elecciones que permitieron despejar una de las grandes incógnitas que tenían los economistas para definir los escenarios para el próximo año, aún persisten dos no menos relevantes: quiénes integrarán la mesa chica del gabinete económico del presidente electo; y cuáles serán las prioridades de política, para intentar revertir un ciclo de 8 años en estanflación, estancamiento e incluso recesión moderada, pero sostenida, con alto ritmo de aumento de los precios.Más aún, porque a esos 8 años se le suman otros 80, en los cuales predominaron los ciclos recesivos sobre los expansivos, un caso inédito en la historia mundial, y según comenzó a hacer foco Esteban Domecq en sus trabajos de consultoría, a través de Invecq, de la que es presidente y fundador desde 2012; y de la docencia en la cátedra de Macroeconomía y doctorado de la Ucema, y en sus trabajos como director general del Congreso Económico Argentino y de la Exposición Argentina de Economía, Finanzas e Inversiones.- Tras haber analizado en varios trabajos el largo ciclo de decadencia de la economía argentina ¿cómo ve los primeros pasos del presidente electo, y sus referentes económicos más cercanos, los ve compenetrados de esta realidad, o están más orientados a revertir la coyuntura?- Es difícil saberlo, porque obviamente hasta hace pocos días estaban comprometidos con la campaña electoral. Pero claramente, ya se ingresó en la fase 2, superada la incertidumbre que era despejar quién va a gobernar la Argentina. Ahora quedan dos incógnitas: qué es lo que quiere hacer Alberto Fernández con la economía y cómo lo va a hacer. Me parece que hasta el 10 de diciembre vamos a estar con mucha especulación sobre eso. Hasta el momento lo que estamos escuchando son frases desarticuladas de distintos referentes económicos, pero todavía fuera de un marco integral o general de política económica. Espero, sin subestimar a los funcionarios que presuntamente van a ocupar los cargos, que comprenden la gravedad de la situación económica, sobre todo desde el punto de vista de lo estructural.Creo que la Argentina tiene una agenda coyuntural, que es la que se disparó en el segundo trimestre de 2018 cuando la economía comenzó a quedarse sin dólares, y donde comienza a jugar el Fondo Monetario Internacional, que arrastra un escenario recesivo para 2018 y 2019, muy condicionado por el ciclo político que golpea con desconfianza y eso afecta el frente financiero, las reservas internacionales y el tipo de cambio. Y este ciclo coyuntural está dentro de un fenómeno estructural que hace que desde 2011 no podemos crecer. Por eso será clave en el punto de partida acertar el diagnóstico.- Por lo que trascendió y por los referentes económicos que tiene Alberto Fernández ¿cree que están embebidos por esa complejidad de la economía, o los ve muy concentrados en que la situación actual es un mero fenómeno coyuntural, y hacia el largo plazo en que se focalizarán en volver a cerrar la economía, elegir sectores a los que se va a apoyar, negociar con pocos países; más controles de cambios y de precios …? - En estas dos semanas desde el 27 de octubre, observo señales mixtas. Por un lado, los veo haciendo foco en que, por ejemplo, la economía necesita generar dólares genuinos, con más exportaciones, lo cual es muy acertado; pero por el otro, se ponen mucho focos en impulsar el consumo interno, a través de apuntalar la recomposición salarial; y también están hablando de tipo de cambio competitivo, un esquema a lo que tenía acostumbrado Néstor Kirchner en su presidencia. Por tanto, creo que todavía es muy prematuro para poder capturar realmente las señales de fondo del eventual nuevo equipo económico.Tiendo a creer, de vuelta sin subestimarlos, que entienden que acá hay una economía que tiene muchas restricciones presupuestarias, sobre todo en el frente fiscal. El programa económico debiera tener un primer pilar que asegure, por un lado, la convergencia de las finanzas públicas, esto es equilibrar ingresos con gasto público; y la segunda pata del frente fiscal tendría que ver con la regularización de la deuda pública, que incluya la renegociación con el sector privado y con el Fondo Monetario Internacional.Los veo haciendo foco en que la economía necesita generar dólares genuinos, con más exportaciones, lo cual es muy acertado; pero por el otro, se ponen muchos focos en impulsar el consumo interno, a través de apuntalar la recomposición salarial; y también hablan de tipo de cambio competitivoLuego, despejado el horizonte, la tercer pata del plan tiene que tener, sí o sí, eje en el frente monetario, donde por un lado hay un problema que tiene que ver con el exceso de emisión de Leliq, que es un exceso de monetización que la economía no ha podido absorber; y hay un proceso inflacionario que fue ganando fuerza en los últimos años, cada vez está corriendo más rápido, por ende, ya no tiene la economía mucho más capacidad para absorber ese exceso de pesos, y por lo tanto el riesgo es mucho mayor. Y además hay un serio problema con el stock de reservas internacionales que ha venido cayendo desde que se desató la crisis cambiaria.- Justamente, a partir de esas 3 grandes distorsiones o problemas, ¿cree que hay margen para esperar hasta el 10 de diciembre, o, sin pretender co-gobernar, debiera acelerar los tiempos de la transición para destrabar la renegociación de la deuda y el acuerdo con el FMI que es hoy es el único prestamista de última instancia que tiene la Argentina en forma inmediata?- Con el control de cambios, que es casi total, eso de alguna manera frena mucho, casi absolutamente, el drenaje de divisas, y le hace ganar tiempo al próximo gobierno para empezar a implementar el nuevo programa. Es muy importante lo que usted plantea porque al contener la pérdida de reservas permiten oxigenar el frente financiero del primer trimestre, o de los dos primeros del año que viene. Pero además se requiere, indefectiblemente que en sus primeros meses se resuelva el reperfilamiento de la deuda con el sector privado y el FMI. Creo que ya se debería estar trabajando en eso, debiera ser el tema de la agenda de noviembre y de diciembre por parte del gobierno electo, y eso sí se podría hacer justamente con las autoridades actuales."Se requiere, indefectiblemente que en sus primeros meses se resuelva el reperfilamiento de la deuda con el sector privado y el FMI. Creo que ya se debería estar trabajando en eso, debiera ser el tema de la agenda de noviembre y de diciembre por parte del gobierno electo"- ¿Demorar la negociación de la deuda podría llevar a perpetuar a la Argentina en la recesión, la cual lejos de estabilizarse puede incluso acentuarse, como prevé el REM del BCRA que mostró que en el cuarto trimestre la actividad caerá más que en el tercero?- Lo que veo en el sector real es que se está viendo el coletazo de la crisis cambiaria, producto del shock político que provocó el resultado de las PASO. Se venía con un nivel de actividad que desde noviembre de 2018 venía transitando piso, a pesar del tropiezo de marzo cuando se aceleró la tasa de inflación; ahora estamos ante un nuevo cimbronazo en agosto y septiembre derivado del resultado electoral. Y por tanto la economía, en términos reales, entra golpeada hacia fin de año.Ahora se sabe que cambiará el conductor en este barco, por eso se requieren señales. La dinámica de la economía real no la va a cambiar la transición y eventuales noticias, ni medidas. Si se quiere, como positivo, así como el enorme tamaño del Estado es el que nos impide poder crecer; por el otro lado contiene que la economía no se siga rompiendo más, al estilo de fines de 2001 y comienzos de 2002. Es muy importante esperar las primeras medidas para poder ver el qué y el cómo, y esto implica conocer cuál va a ser el rumbo, el equipo y las medidas.Recién ahí podremos ver, en un escenario favorable y si todo sale bien, que en el segundo o tercer trimestre del año que viene la economía comience a dar la vuelta. Ahora, lo que hay que evitar es que la economía se siga rompiendo. Y para eso sí o sí hay que blindar el frente financiero, que es lo que queda una vez implementado el control cambiario y despejar la renegociación de la deuda. No tropezar con un default, una cesación de pagos violenta que después lleve muchos años renegociar esa deuda, porque eso puede ser el disparador de una crisis que se va a empezar a agudizar.Así como el enorme tamaño del Estado es el que nos impide poder crecer; por el otro lado contiene que la economía no se siga rompiendo más, al estilo de fines de 2001 y comienzos de 2002- ¿Cómo ve la renegociación de la deuda, cómo cree que debería ser ese proceso para qué, como menciona, la economía no se siga rompiendo? ¿Qué es lo posible y qué es lo más deseable?- Desde lo deseable pienso en el sector privado y que esta economía necesita recibir muchas inversiones para explotar sectores capital-intensivo en los próximos años, como Vaca Muerta, el litio, la minería en general, el turismo; creo que lo mejor es que cuánto menos se acuerde en términos de quita de capital y de extensión de plazos va a ser más beneficioso para la Argentina en el corto y mediano plazo.Ahora, desde el punto de vista del desequilibrio fiscal, con 2019 que termina con un déficit primario del orden 1% del PBI y con arrastrare para el año que viene de casi 2% del PBI, y a eso se agrega un poco más de 3% del PBI del pago de intereses, si Alberto Fernández y su equipo no tienen la capacidad de reabrir los mercados, el frente financiero va a seguir complicando mucho el frente fiscal.Y hoy la economía no tiene los dólares para pagar todos los vencimientos en moneda extranjera, y como todavía no está resuelto el tema de las Leliq y no hay posibilidad de pagar esos intereses emitiendo dinero, a veces lo más perjudicial en el corto plazo termina siendo lo más beneficios en el largo plazo. De ahí que probablemente amerite una quita de capital y también intereses, y un período de gracia de 2 años, más aún cuando el costo político se lo puede atribuir a la gestión de Mauricio Macri, de modo de despejar el horizonte lo máximo posible. Pensemos que en 2021 ya serán las elecciones de medio término.- ¿Cree que pese a las tensiones que genera el alto stock de Leliq y por tanto el desequilibrio monetario, al ser la consecuencia de la drástica caída de la demanda de dinero, si el nuevo gobierno lograse recuperar la confianza, reaparecerá la demanda de crédito, automáticamente el mercado puede corregir esos excesos?- Sí, pero para eso ocurra tiene que estar asociado a un programa de convergencia fiscal. Si ese no es el punto de partida del nuevo gobierno, que lo vamos a ver en el primer mes o segundo, se puede entrar en un problema de divergencia con consecuencias muy negativas para la economía, porque hay un problema de stock de Leliq, contenido con altas tasas de interés real positiva; y parte del desarme que vimos en los últimos meses tuvo que ver con la caída de las reservas del Banco Central, las cuales tenderán a cero hacia fin de año, por los vencimientos de deuda. Y en el primer trimestre de 2020 habrá que enfrentar nuevos vencimientos en dólares.Desde el lado del stock de pesos, habrá que hacer frente a la renta mensual de las Leliq con tasas de 50% o 60% anual, más el financiamiento del déficit fiscal primario, porque estarán los mercados cerrados. Eso proyecta un exceso de pesos. Y si bien la posible recuperación de la actividad puede llegar a absorber algo de esos pesos, frente a la magnitud del problema monetario estimo que sería ínfimo.Por eso creo que el gran desafío para Alberto Fernández, si es que anuncia la continuidad de la corrección macroeconómica, será revertir los déficit gemelos, fiscal y de divisas, el punto 2 de su programa será blindar el frente monetario. Habrá que ver cómo lo hace, si con más tipo de cambio más alto, por las malas; o con más control de cambios y lo paga con mayor brecha con los tipos de cambio alternativos. Es decir, pienso que en este período, antes de las elecciones de medio término, debería tomar las peores medidas de los próximos 4 años, sobre todo porque tendría que aprovechar que ya estamos hablando de la herencia de la herencia, y gran parte de ese costo político intentará trasladarlo a Mauricio Macri."Se requiere un programa de convergencia fiscal. Si ese no es el punto de partida del nuevo gobierno, que lo vamos a ver en el primer mes o segundo, se puede entrar en un problema de divergencia con consecuencias muy negativas para la economía"- ¿Sí, pero cómo ve en el interior del Frente de Todos, porque en campaña se les prometió aumento de 20% de las jubilaciones, mejora del salario y baja de las tasas de interés para las pymes, y de su análisis surge que no tendrá el presidente electo grados de libertad económica para cumplir con esas expectativas? - En los últimos días se ha visto que parte de la dirigencia sindical comenzó a ceder sus demandas de mejoras sociales, y renunció al pedido de un bono de fin de año. Axel Kicillof está diciendo lo mismo en la provincia de Buenos Aires. Y creo que una de las ventajas que tiene Alberto Fernández es que puede consensuar con muchos dirigentes del espacio que los primeros meses no sean de tanto reclamo para comenzar a ordenar la macroeconomía. Está claro que hay sectores más radicalizados, pero también le concederán una “luna de miel” de un nuevo gobierno. Y a diferencia de Cristina Fernández de Kirchner en 2015, Mauricio Macri deja dos años en recesión, aumento inflacionario y mayor pobreza, si su primer mensaje es de prudencia y de austeridad, creo que va a tener tiempo para cumplir con sus promesas.- Sin embargo, así como Mauricio Macri a fines de 2015 no recibió una economía en crisis terminal como la de fines de 2001, ahora, con lo mal que están muchos indicadores, tampoco pareciera que Alberto Fernández vaya a recibir el 10 de diciembre una economía en situación extrema. ¿Cree que la sociedad tiene conciencia de la gravedad de la situación, sobre todo del riesgo de caer en un escenario peor, si no se toman las medidas adecuadas, le va a dar al nuevo presidente un margen de 100 días?- Si creo que Alberto Fernández va a contar con esa “luna de miel". Es muy importante lo que usted plantea, una cosa es realmente cómo está el organismo y cómo están los órganos; y otra cosa es como lo ven los familiares, si con fiebre, exceso de peso, etc. Y cuando se analizan los números se concluye que no se está ni al 20% de la magnitud de la crisis de 2001-2002. Está claro que hay muchos síntomas, porque subió el desempleo de 8% a 10%; se acumularon 2 años con contracción de la actividad económica, y acumula 6% de caída; inflación acelerando; pérdida del poder adquisitivo, baja el consumo, la inversión. Es una recesión que se siente, pero al lado del 23% desempleo y más de 60% de pobreza del 2001-2002, no estamos ni cerca. Creo que Alberto Fernández tiene una posibilidad de jugar con los resultados que son bastante negativos. Sin embargo, del lado de los “fundamentals de la economía", que es cómo se analiza la situación, se observan importantes mejoras.Le muestro en el frente fiscal cómo se ha reducido el gasto público, quitándole presión a la economía; el déficit de las finanzas públicas en reversión; el tipo de cambio real, una variable clave para equilibrar el sector externo, la necesidad de dólares del país, Axel Kicillof lo dejó en un nivel de 74, hoy está en 115 puntos. Por lo tanto, veo el frente fiscal, el frente monetario, el patrimonio neto del Banco Central, mejoras notables en todos los indicadores, pero nadie va a votar por eso. Porque la sociedad mira cuánto crecimos, cuánto fue el desempleo, la inflación y la pobreza.Veo el frente fiscal, el frente monetario, el patrimonio neto del Banco Central, mejoras notables en todos los indicadores, pero nadie va a votar por esoDe ahí que, si analizo la economía como están los órganos, los fundamentals, hoy Alberto Fernández tiene una gran posibilidad de terminar de corregir la macroeconomía con poco esfuerzo. Aunque veo un solo agravante con respecto a la herencia que recibió Mauricio Macri, un problema de confianza y que ya no tiene la posibilidad de conseguir dólares. Eso es muy importante, porque ni bien bajaron los precios de las materias primas, esta economía quedó sobre expandida, con mucha incapacidad de ajustar el salario real; la actividad; el empleo y el nivel de ingresos acorde a una soja que baja de USD 600 a USD 350 la tonelada. En el segundo gobierno de Cristina Kirchner se pudo mantener con las reservas del Banco Central y monetizando la economía; en el gobierno de Mauricio Macri con deuda externa. Pero el próximo gobierno no tiene ninguna de las dos alternativas, entonces sí o si va a tener que terminar de hacer un ajuste macroeconómico, el famoso “vivir con lo nuestro” de Aldo Ferrer.Lo interesante es que gran parte de esa corrección la absorbió el gobierno de Cambiemos, por las buenas y por las malas, porque hubo ajustes que los hizo el mercado, sobre todo cuando se mira el tipo de cambio. Ahora, cuando veo el tipo de cambio real, con una balanza que en septiembre registró un superávit de USD 1.700 millones, y que el año próximo va a aportar más de USD 15.000 millones; uno de los problemas que existían con una balanza comercial deficitaria en más de USD 10.000 millones, se empieza a corregir.Entonces, ahí vemos que el nuevo gobierno va a tener un problema de que no va a tener financiamiento, de hecho tendrá que salir renegociar la deuda, pero tiene una ventaja que con un poco más de corrección, si es que quiere continuar con esta normalización macroeconómica inconclusa que deja Mauricio Macri, con consensos políticos puede en el primer semestre, o en los primeros 8 a 10 meses terminar de corregir y empezar a crecer; y de vuelta, de esto nos enteraremos en el mes uno cuando diga “este es mi plan económico” y la medida uno sea ir a la convergencia fiscal, gastos igual a ingresos."Alberto Fernández tiene una ventaja, que con un poco más de corrección, si es que quiere continuar con esta normalización macroeconómica inconclusa que deja Mauricio Macri, con consensos políticos puede en el primer semestre, o en los primeros 8 a 10 meses terminar de corregir y empezar a crecer; y de vuelta, de esto nos enteraremos en el mes uno"- ¿Si no es así?- Si la medida uno es aumentos a los jubilados, y retrasar tarifas, la Argentina puede entrar en una divergencia fiscal muy peligrosa. Alberto Fernández va a tener dos alternativas: 1) hace un giro a la ortodoxia, similar a la que hizo Carlos Menem, y anuncia, en acuerdo con el FMI, la continuidad de la política económica, con el actual tipo de cambio real; con este resultado la balanza externa; con algún buen programa en el frente monetario; y con un shock de confianza, la economía puede transitar piso y empezar a recuperar; 2) si por el contrario, quiere volver a la medidas más de corte intervencionistas, populistas, de ponerle plata a la gente en los bolsillos, y demás; va a estar en riesgo de caer en divergencia fiscal; se va a financiar todo el déficit con emisión de pesos, porque los mercados están cerrados; la economía puede entrar en una etapa de “híper estanflación”; es decir profundizar el escenario de más recesión y más inflación que deja el Gobierno de Mauricio Macri.- ¿La herencia que deja Cambiemos al Frente de Todos es igual, mejor o peor de la que recibió del segundo gobierno de Cristina Fernández de Kirchner?- De nuevo, si la miro del lado de cómo están los órganos de la economía, creo que hay que mirar más como está el organismo, no sólo si tiene más fiebre. Creo que la herencia hoy es en ese sentido mucho mejor, el problema es que el presidente electo, ya con los cartuchos de deuda utilizados en un ciento por ciento por el presidente Mauricio Macri, y por venir acompañado en una fórmula por la expresidente Cristina Fernández de Kirchner, tiene un serio problema de confianza por parte de los mercados. Es decir, lo veo como un médico que le va a costar mucho conseguir los medicamentos para llevar a cabo la operación al paciente. No sólo eso, estoy viendo además que aún no conocemos el cuerpo médico, ni cuál va a ser el tipo de operación.Ahora, si tengo que elegir cuál es la mejor herencia, sin dudo me inclino por la del 2019 que la del 2015, porque hoy disponemos de estadísticas oficiales, se llega con un déficit fiscal financiero que se reduce de 6,2% del PBI a 3,8% del PBI; tenemos un déficit fiscal primario que de 4,1% del PBI se reduce a casi 1% del PBI; un patrimonio neto del Banco Central que bien medido, limpio de títulos del Tesoro, era negativo en unos USD 80.000 millones y hoy está en menos USD 30.000 millones. Es decir, veo un paciente con una patología que presenta síntomas de que sigue en enfermo, pero la magnitud de la enfermedad es mucho menor.Si tengo que elegir cuál es la mejor herencia, sin dudo me inclino por la del 2019 que la del 2015, porque hoy disponemos de estadísticas oficiales, se llega con un déficit fiscal financiero que se reduce de 6,2% del PBI a 3,8% del PBI; un patrimonio neto del Banco Central que, bien medido, era negativo en unos USD 80.000 millones y hoy está en menos USD 30.000 millones- Pero hay otros resultados que son notablemente negativos, más allá de la falta de estadísticas confiables en 2015, y por eso el Gobierno no logró la reelección…- Claro que del lado de los resultados veo una economía con más estancamiento; con más inflación; con más desempleo; y más pobreza, porque se acumuló más tiempo soportando esas patologías. Pero desde ese punto de vista también se puede decir que la herencia es mejor, porque eso hoy es visible y da la posibilidad de poder empezar a reconstruir la economía. No se podrá levantar la actividad si no se termina con la operación, no se podrá lograr con la salida fácil, con atajos.Salir por el lado de la demanda, un aumento del gasto público llevará a que la próxima crisis de estancamiento, que ya lleva más de 8 años, sea mucho más severa. Hoy tenemos un problema coyuntural, que es la crisis que se inició a comienzos de 2018, pero forma parte de un fenómeno estructural más complejo.- ¿Cómo se sale de esto?- Ese el tema, porque no estoy viendo a nadie, ni desde el equipo de Macri, ni desde los referentes de Alberto Fernández, que estén hablando de cómo salimos de esto. Veo muchas incoherencias para poder resolver esos problemas estructurales: tenemos una presión tributaria superior al 40% del PBI; están todos los indicadores de competitividad por el piso, la Argentina es hoy una de las economías menos competitivas, pero queremos aumentar las exportaciones. La salvación sería que volvamos a tener suerte y que venga un viento de cola, con una soja que vuelva a USD 500 la tonelada, y que nos tome con una soga desde el cuello para que nos arrastre."No estoy viendo a nadie, ni desde el equipo de Macri, ni desde los referentes de Alberto Fernández, que estén hablando de cómo salimos de esto. Veo muchas incoherencias para poder resolver esos problemas estructurales"- Pareciera que no hay señales de que eso pudiera suceder en lo inmediato…- Si eso no sucede, la recomendación debería venir por ver de qué manera se destraban los motores de crecimiento. Y creo que del lado de la demanda deben ser indefectiblemente 2: las exportaciones, porque se necesita generar dólares para poder trabajar, la industria necesita dólares, y sin el campo no hay dólares, una sequía nos parte al medio; y por otro lado, la inversión, que es el motor que tiene la capacidad de expandir la economía, es decir el PBI. Para generar dólares se necesita abrir mercados; alianzas comerciales, y obviamente que la economía esté sana. Y del lado de las inversiones, se requieren estímulos y combustible, es decir el ahorro, y eso implica consumir menos. Ahí tenemos un problema, porque el mayor exceso se observa en el gasto público. Y si no hay ahorro se recurre al financiamiento externo, y eso luego dispara una nueva crisis. Y el estímulo es generar rentabilidad, y para eso se requiere hablar de estabilidad macroeconómica; demanda que se expanda; reglas claras; derechos de propiedad; logística; mercado laboral y mercados financieros; porque hoy la Argentina cuenta con los peores indicadores del mundo. Eso requiere pensar en un gran programa económico integral."Hoy la Argentina cuenta con los peores indicadores del mundo. Eso requiere pensar en un gran programa económico integral"- Ese es el diagnóstico, ¿por dónde cree que se debería empezar? - Creo que hay que empezar por buscar la convergencia fiscal, bajando gasto público en términos del PBI, pero que esa reducción dañe lo menos posible la demanda agregada, y que eso permita comenzar a destrabar al sector privado, vía disminución de la presión tributaria; bajando burocracia; incentivando a sectores claves, como agroalimentos; petróleo y gas; minería; turismo; y servicios asociados al conocimiento que son los que tienen más ventajas comparativas; más ventajas naturales, no artificiales, y que son además grandes sectores con potencialidades de conseguir dólares. Entonces, creo que la madre de todas las batallas es atender a la indisciplina fiscal y su hija la indisciplina monetaria.Lo primero que hay que hacer es revertir el ciclo 2018-2019. Eso lo puede empezar a hacer Alberto Fernández durante la “luna de miel”, anunciando el equipo y las medidas correctas que posibiliten un shock de confianza. ¿Por qué? La economía que recibirá será de un tipo de cambio real alto; los salarios reales bajos; balanza comercial positiva. De ahí que, con un buen programa fiscal y monetario, la actividad podrá empezar a subir. Después tendrá que resolver la estanflación, eso será mucho más complejo porque implica comenzar a desarticular el tamaño del Estado y sin que la economía se resienta, porque el gasto público es casi la mitad del consumo total.La economía que recibirá será de un tipo de cambio real alto; los salarios reales bajos; balanza comercial positiva. De ahí que, con un buen programa fiscal y monetario, la actividad podrá empezar a subirY, para el largo plazo, hay que entender que el caso argentino es casi único a nivel mundial, porque entre 1880 y hasta el crack de 1929 en Wall Street el PBI por habitante estaba en niveles similares al de Australia, Canadá, Reino Unido y los EEUU. Lo que ocurrió fue que ocurrió un impulso exportador, con un ciclo de precios internacionales de las materias primas muy similar al que tuvo el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Pero después de 1929 el mundo entró en recesión, y más tarde o más temprano, esos países que lideraban el mundo en términos de generación de riqueza empezaron a acelerar rápidamente, mientras que la Argentina no acompañó esa dinámica, por la sucesión de malas medidas económicas e inestabilidad política que fue común a casi todos los gobiernos, y que se agudizó desde los 80, con inestabilidad macroeconómica en términos de años recesivos, inflación, default, cambios de moneda, devaluaciones. Desaprovechamos los ciclos externos favorables, y cuando se revierten lo pasamos mal con crisis de deuda, inflación y más recesión, lo que nos ha dejado una de las economías mas inestables del mundo.Fotos: Gastón TaylorEste vídeo muestra en 1 minuto, no solo la recesión 2018 y el ciclo de estanflación 2011, sino también como la economía Argentina se fue rezagando respecto a otros países en los últimos 140 años. Pasamos de ser potencia económica a tener el peor desempeño económico del mundo. pic.twitter.com/hbRRw4THgu— Esteban Domecq (@EODomecq) April 15, 2019

Leer más »

Cupón PBI: la nueva pesadilla para Argentina que llega desde Wall Street

Wall Street (AP)Wall Street le envió un mensaje a la Argentina: los resultados de las elecciones generales del domingo 27 de octubre, no agradan. Y qué mejor manera de mostrar este descontento que reviviendo un viejo, conocido y preocupante tema, que son las batallas legales con los fondos que han invertido en bonos soberanos de la República Argentina.No es ninguna coincidencia que tres fondos, a cuatro días de conocerse los resultados de las elecciones, hayan presentado demandas contra Argentina por los Cupón PBI. ACP Master, 683 Capital Partners y Novoriver S.A., poseen un total combinado de USD 1.700 millones en bonos atados al crecimiento de la economía argentina y demandan un total de USD 273 millones en compensación por el mal manejo de las cifras del PBI argentino en 2014.No es ninguna coincidencia porque han tenido más de cuatro años para presentarse en las cortes neoyorquinas y realizar el reclamo que los tres realizaron esta semana. Pero no, parecieron esperar a que Alberto Fernández fuese el elegido para enviarle un mensaje al gobierno entrante: “¿Se acuerdan de nosotros?”.Axel Kicillof, gobernador bonaerense electo, era el ministro de Economia en 2014 (Pablo Barrera)Según los demandantes, el 21 de febrero de 2014, el entonces Ministro de Economía Axel Kicillof, anunció que el PBI del año 2013 había crecido 4,9%. Un mes más tarde, el 26 de marzo de 2014, anunció que por una revisión de cuentas (cambio de base de 1993 a 2004), el crecimiento había sido del 2,9%, menor al 3,25% que gatillaba el pago de Cupón del PIB. Fue un anuncio sumamente ‘desprolijo’, que el mercado tomó como otra manipulación de datos con tal de no pagar a los acreedores.Ante la escasez de divisas, el Gobierno tuvo como único objetivo publicar las nuevas series del PBI para reflejar una baja del crecimiento económico del año 2013 con el fin de evitar el pago del cupón PBI por unos USD 3.000 millones.La jueza Loretta Preska recibió las demandas de los fondos en Nueva YorkYa con cuatro las demandas que Argentina recibe este año por los bonos cupón PBI. En enero, el conocido fondo Aurelius Capital, presentó una demanda similar por USD 87 millones. Tanto Aurelius como los tres fondos que presentaron demandas esta semana, tienen sus respectivos reclamos ante la jueza neoyorquina, Loretta Preska.Hay muchos fondos que poseen bonos Cupón PBI. La pregunta es cuántos más se van a animar a demandar al país. Sea cual sea la respuesta, estos bonos se han convertido, por ahora, en una nueva pesadilla para la Argentina.El autor es especialista en deuda soberana, provincial y corporativa emitida en los mercados internacionales, MBA de la Escuela de Negocios de Thunderbird, Arizona, y CEO de Fin.Guru, sitio en el que fue publicado este textoSeguí leyendo:Las 10 definiciones de Guillermo Nielsen en EEUU sobre la deuda, el cronograma “inconcebible” del FMI y la independencia del Banco Central

Leer más »

El futuro del control de cambios: se puede salir rápido, pero las consecuencias dependerán del plan del próximo Presidente

Mauricio Macri y Guido SandlerisEntre las muchas urgencias que presenta la economía argentina de cara al traspaso de mando, el control de cambios aparece como una de las prioridades.Tras cuatro años de “cepo K”, está comprobado que la medida trae demasiadas complicaciones. Es que el cepo es un control de precios aplicado a la divisa y, como todos los controles, son remedios peores que la enfermedad.Esta realidad es tan evidente que en casi todo el espectro político, desde Mauricio Macri hasta el propio Alberto Fernández, el cepo siempre ha sido objeto de crítica.Si en un contexto de credibilidad baja y altos niveles de temor se liberaran los controles, entonces sí es posible que saliendo se vaya al peor escenario posible. Es por esto que la clave del éxito está en el plan económico que presente Alberto FernándezAhora la pregunta es: ¿se puede salir? La respuesta rápida es un rotundo “sí”. La respuesta más elaborada, no obstante, es algo así como: sí, pero soportando las consecuencias, que pueden ser muy deseables y favorables, o pueden llevar a una situación de total descontrol en materia de bienestar económico.Origen y consecuenciasLos controles cambiarios tienen siempre el mismo origen. El problema principal es que, al precio que el gobierno desea, no hay dólares suficientes para abastecer a la demanda. Esto fue cierto para ambos controles del pasado reciente. Previo a la imposición de Cristina Fernández de Kirchner, las reservas internacionales ya habían caído USD 6.500 millones, o el 12,4% del total, desde su máximo de enero de 2011.Alfonso Prat Gay, el primer ministro de Hacienda de Macri, levantó el control de cambios el kirchnerismo (Telam)En el caso de las de Mauricio Macri, las reservas cayeron entre julio y agosto USD 13.000 millones (20,3%), lo que muestra un ritmo mucho más vertiginoso de descenso.En estos escenarios, el gobierno termina enfrentándose a solamente dos alternativas: o deja subir el precio, o restringe la cantidad de compradores. (Existe una tercera alternativa, que es la de vender todas las reservas hasta quedarse en cero, pero finalmente eso termina con un precio libre para el dólar, y un salto hasta su valor verdadero, con lo que se vuelve al caso uno).El problema con la alternativa de la restricción, sin embargo, es que puede servir en el corto plazo. Sin embargo, no tiene ningún sentido en el largo.Tras los 4 años de controles por parte del kirchnerismo, las reservas internacionales habían llegado casi a la mitad (-44,5%) y el dólar igualmente se disparó, solo que lo hizo en el mercado paralelo. Basta recordar que cuando Alfonso Prat Gay anunció el fin del control de cambios, el nuevo dólar oficial se acercó al del mercado “libre”, y cerró el día en 13,76 pesos. La devaluación que se quiso evitar con el cepo ocurrió igual. El precio del dólar se multiplicó por tres.Por si esto fuera poco, al operar como un precio máximo para las exportaciones, las ventas al exterior se desplomaron desde los USD 82.000 millones de 2011, a los USD 56.700 millones de 2015. Consecuentemente, el déficit de cuenta corriente casi se triplicó: pasó de 1,1% del PBI en 2011 a 2,7% del PBI en 2015.Así que para evitar estas negativas consecuencias sobre la economía, la mejor alternativa es abandonar el control.Males menoresSe podrá argumentar que incluso cuando el punto de arriba sea cierto, las consecuencias de corto plazo de abandonar el control de cambios pueden ser peores todavía.Como se decía antes, parece que el escenario actual implica:1) salir y dejar que el dólar vaya “a cualquier parte”2) quedarse sin reservas, lo que solo prolongaría el momento de la llegada del primer escenarioOcurrido esto, el aumento del tipo oficial de cambio generaría un violento salto en el nivel general de precios, pegando más especialmente en los consumos de los más pobres y, por tanto, arrojando a otros cientos de miles a la pobreza.Esta disyuntiva es falsa. ¿Es que cómo es posible que tanto en Perú, Paraguay, Uruguay, Brasil, Chile y Colombia tengan un tipo de cambio flotante pero estable y, al mismo tiempo, no estén al borde de quedarse sin reservas?La respuesta es el equilibrio macroeconómico y la credibilidad. En esos países no hay alta inflación, no hay déficit fiscal crónico, no hay crisis de deuda y…. más importante aún, no hay un candidato que coquetea con abandonar todo tipo de racionalidad económica.En conclusión: si en un contexto de credibilidad baja y altos niveles de temor se liberaran los controles, entonces sí es posible que saliendo se vaya al peor escenario posible. Es por esto que la clave del éxito está en el plan económico que presente Alberto Fernández.Si el mismo es racional y creíble, entonces salir de los controles será fácil, poco traumático y una muy buena decisión de política económica.El autor es Director de Iván Carrino y Asociados y Subdirector de la Maestría en Economía y Ciencias Políticas de ESEADESeguí leyendo:El FMI quiere ayudar a la Argentina, pero los inversores descartan que haya nuevos desembolsos en el futuroForbes sobre la Argentina: entre las dudas por lo que hará Alberto Fernández y las opciones que enfrentan los bonistas

Leer más »

Creció la venta de autos usados: cuáles fueron los 10 modelos más vendidos en octubre

Los empresarios del sector advierten que pese al crecimiento de los volúmenes de venta, los stocks se están achicando (REDACCION LC/)El mes pasado, se vendieron 153.008 unidades, un crecimiento del 6,71% comparado con el mismo mes del año pasado, según datos de la Cámara del Comercio Automotor (CCA). En relación con septiembre de 2019, la suba es del 0,29%. Sin embargo, desde el sector advierten que a pesar del incremento en las ventas, cuenta con menos stock disponible y una baja rentabilidad.Los modelos más vendidos fueron Volkswagen Gol y Gol Trend (22% del total), Chevrolet Corsa y Classic (15%), Renault Clio (10%), Toyota Hilux (9%), Ford Fiesta (8,8%), Ford EcoSport (8%), Fiat Palio (8%), Ford Ranger (7%) y Renault Kangoo (6%).Sabemos que la solución no va a llegar con las urgencias que necesitamos, pero está en nuestro ADN el deseo que en un futuro cercano podamos vislumbrar un cambio económico En el período que va de enero a octubre 2019 se comercializaron 1.447.709 vehículos, una baja del 1,8% comparado con el mismo período de 2018, cuando se vendieron 1.474.283 unidades. “Estamos en la recta final de un año muy difícil, complicado y atípico para el sector. Pese a que los volúmenes de venta vienen creciendo, nuestros stocks se están achicando y es muy difícil reponerlos; la rentabilidad es prácticamente nula y los impuestos que pagamos al fisco son asfixiantes”, explicó Alberto Príncipe, presidente de la CCA.“Sabemos que la solución no va a llegar con las urgencias que necesitamos, pero está en nuestro ADN el deseo que en un futuro cercano podamos vislumbrar un cambio económico que acerque nuevas posibilidades", agregó el directivo.Las provincias que más subieron sus ventas lo que va del año fueron Neuquén (7,67%), San Luis (7,35%), Córdoba (2,79%), Río Negro (1,56%) y Entre Ríos (1,07%). En tanto, las principales bajas se dieron en Chaco (16,72%), Santiago del Estero (14,33%), Salta (12,69%), Formosa (12,18%) y Corrientes (11,80%).Seguí leyendoEl mercado de los autos usados resiste a la crisis y gana terreno frente a la caída de los 0 kmDaniel Herrero, presidente de Toyota: “Este año se van a vender unos 450.000 autos y el año que viene será similar”

Leer más »