Último momento

Economía

Mercedes Marcó del Pont, titular de la AFIP: “Este gobierno no va a devaluar”

(Télam)El Gobierno nacional puso en marcha un nueva restricción cambiaria que terminó encareciendo la compra de los dólares destinados para el ahorro o para las vacaciones con un tasa de 65% (30% impuesto PAIS y 35% adelante de Ganancias o Bienes Personales) que hizo que la cotización pegara un salto de 30 pesos.Frente a esto, la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont, afirmó que las medidas que se tomaron en materia cambiaria “garantizarán” la estabilidad de las variables macroeconómicas, a la vez que descartó una eventual devaluación gracias a las “regulaciones cambiarias”.“Las medidas que tomamos, lejos de generar todos los males como dicen algunos, nos permiten garantizar cierta estabilidad de todas las variables macroeconómicas”, señaló Marcó del Pont en radio Futurock.A partir de esto, la creadora de una restricción similar que se impuso en el último gobierno de Cristina Fernández de Kirchner cuando se desempañaba al frente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), aclaró que la otra alternativa que podría haberse llevado adelante pasaba por generar una devaluación, “como se probó en el pasado no lejano -en relación a las definiciones macroeconómicas que llevó adelante la administración de Cambiemos cuando Alfonso Prat Gay era ministro de Economía-, que se traslada a precios, afecta los salarios y la inflación”."Este Gobierno no va a devaluar y puede evitarlo porque existen regulaciones cambiarias. De lo contrario sería el mercado quien lo decide", aclaró.Consultada acerca de cómo entiende que puede incidir los cambios en el dólar ahorro en la población, la titular de la AFIP aseguró que “el bimonetarismo es un tema histórico. Es un sesgo estructural de los argentinos. Argentina es uno de los países donde más se ahorra en dólares per cápita”. agregó. “Tiene que ver con la inestabilidad del país y la falta de instrumentos de ahorro en pesos que mantengan su valor. Tenemos que trabajar en ese sentido”, puntualizó la funcionaria.En otra línea, hizo referencia a la moratoria que hace unos días reglamentó el Gobierno y que se puso en marcha a partir de ayer. La titular de la AFIP señaló que desde la entidad “hay gran expectativa porque se acumuló mucha deuda en el primer semestre de este año, por eso la moratoria se amplió respecto de la moratoria anterior”.A partir de esto, señaló que “creemos que en un contexto donde se está haciendo un esfuerzo del Estado donde consolide este incipiente crecimiento es fundamental liberal a las empresas y a las personas humanas de la carga que tienen con el fisco”.“Creemos que es una moratoria amplia y generosa, con posibilidades de financiar deudas hasta 10 años, con una tasa de interés fija baja. La adhesión comenzó hoy a las cero y ya tenemos más de 3.000 empresas inscriptas, lo vemos con mucho optimismo”, señaló Marcó del Pont. "Esto se da en un contexto de una lógica integral de la política económica que está llevando adelante el Gobierno nacional y con la que se busca privilegiar todos los instrumentos que promuevan la recuperación del empleo.Respecto de los proyectos en carpeta para impulsar una reforma tributaria, admitió que se está “trabajando en ese tema junto con el Ministerio de Economía. La discusión excede al tema de la estructura tributaria, esto es las alícuotas de Ganancias, IVA o Bienes Personales. Tenemos que fortalecer la capacidad del Estado para captar los recursos de los sectores que acumulan más riqueza, planteando un sistema tributario más equitativo, progresivo e igualitario”, concluyó la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont.Seguí leyendo:El ruido cambiario frenó las ventas de autos: las concesionarias temen no poder reponer y los compradores cuidan sus dólaresDuro diagnóstico del economista Miguel Ángel Broda: “Todo el mundo está huyendo del país; los jóvenes y los viejos”

Leer más »

Mercados: acciones y bonos argentinos cayeron otra vez y el riesgo país subió 4% tras las nuevas restricciones cambiarias

Las bajas en Wall Street se ampliaron para los papeles argentinos. (EFE) (EFEI0023/)Las acciones y los títulos públicos argentinos volvieron a mostrar números negativos este jueves, con lo que profundizaron las abruptas caídas de la jornada anterior, cuando impactó sobre las valuaciones el ajuste de las restricciones para acceder al mercado de cambios en la Argentina.Los agentes bursátiles observan el desarme de carteras de inversores institucionales, algunos de los cuales esperaron al acuerdo de reestructuración soberana para buscar liquidez con los nuevos títulos, proceso que se aceleró en las últimas 48 horas por las mayores restricciones cambiarias establecidas en conjunto por el BCRA, la Comisión Nacional de Valores y la AFIP.Los agentes de mercado observan que a la recesión y el impacto negativo del coronavirus se suma ahora una crisis de pagos privada por las restricciones al dólarAsí, los ADR de empresas argentinas que se negocian en dólares en Wall Street recortaron hasta 7%, con Loma Negra y Banco Supervielle a la cabeza, al igual que la serie de seis bonos Globales negociados en el exterior, (-4%) ahora con paridades próximas a los USD 43 y una tasa interna de retorno superior al 12 por ciento. Las acciones argentinas en dólares cotizan a su precios más bajos en cuatro meses.YPF se hundió 6,1%; Grupo Galicia recortó 5,7% y Mercado Libre perdió 2,3 por ciento.El riesgo país de JP Morgan, que mide la brecha de tasas de los bonos del Tesoro de los EEUU con sus pares emergentes, ascendía 53 unidades o 4,5% a las 17 horas, a 1.235 puntos básicos.En el plano local, el índice S&P Merval de la Bolsa de Buenos Aires restó un 5,6% en pesos, a 39.799 unidades, luego del derrumbe de un 5,5% del miércoles y caer algo más del 10% en el transcurso del año.“Las reforzadas restricciones cambiarias tuvieron una negativa reacción por parte de los operadores, y ello se refleja en el fuerte castigo que experimentaron tanto los ADR como los nuevos títulos en dólares, al profundizarse la liquidación de posiciones por parte de fondos del exterior que buscan aceleradamente reducir sus exposiciones”, sostuvo Gustavo Ber, economista de la consultora Estudio Ber.Este jueves contribuyó a una percepción negativa sobre los activos emergentes la clara tendencia bajista para los principales índices de las bolsas de Nueva York, con un S&P 500 que cayó 0,8%, el Dow Jones, que perdió 0,5%, y con el tecnológico Nasdaq un 1,3% abajo.En los EEUU, la recuperación del mercado laboral continúa a un ritmo más lento que el proyectado por los analistas y los pedidos semanales de subsidio por desempleo bajaron a 860.000, un descenso menor al esperado.El jefe de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo que aunque la recuperación se veía mejor de lo previsto, “la actividad general se mantiene muy por debajo del nivel que tenía antes de la pandemia y el camino a seguir sigue siendo muy incierto”, y subrayó la necesidad de un mayor estímulo.En el plano doméstico, las nuevas normativas del Banco Central establecen restricciones en el uso de tarjetas en dólares para consumos en el exterior ya que se deben descontar de las compras de divisas para ahorro interno, en tanto que obligan a las empresas a refinanciar vencimientos de capital de deuda que opere entre el 15 octubre y el 31 marzo de 2021.“Las restricciones impactaron negativamente en las perspectivas de las empresas argentinas que ya venían muy golpeadas por el difícil contexto económico actual profundizado por la cuarentena. En concreto, el punto asociado al refinanciamiento de las empresas deja en evidencia una fuerte presencia del estado en el mercado y aumenta el pesimismo del mercado en general”, indicaron desde Portfolio Personal Inversiones.“A la complicada situación actual por la caída de la actividad y del COVID-19, se les sumó una crisis de pagos, donde las empresas con falta de dólares tendrán que enfrentar reestructuraciones de su deuda corporativa en los próximos meses, según mencionó el BCRA. Además, la incertidumbre no es menor en medio de estas políticas económicas inconsistentes con las proyecciones presentadas en el proyecto de ley del Presupuesto 2021”, agregaron desde Portfolio Personal.Seguí leyendo:Los 8 efectos colaterales indeseados que desataron las nuevas medidas cambiarias en la economíaDesde las PASO del año pasado, las empresas argentinas que cotizan en Wall Street perdieron hasta un 83% de su valorLos pronósticos de la Reserva Federal de EEUU congelaron el optimismo de Wall Street: cotiza en bajaLos pedidos semanales de subsidio por desempleo en EEUU bajaron a 860.000, un descenso menor al esperado

Leer más »

El Banco Central extendió hasta el 31 de diciembre la gratuidad en el uso de los cajeros automáticos

La medida abarca a todos los usuarios del sistema bancario, incluidos los pensionados, jubilados y beneficiarios de planes sociales en general, como Asignación Universal por Hijo (AUH) e Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). Foto: shutterstockEl Banco Central definió prorrogar hasta el 31 de diciembre la suspensión del cobro de todos los cargos para todas las operaciones en cajeros automáticos, como extracciones y depósitos de dinero o consultas de distinto tipo, más allá del importe o de que el usuario sea cliente o no de la entidad.Esta es la segunda prórroga de suspensión de comisiones que fija la autoridad monetaria después de decretarse el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) el 20 de marzo, con el objetivo de facilitar la operatoria de los usuarios y evitar que tengan que enfrentar costos extra por operar en cajeros cercanos a su vivienda.De esta forma, las entidades financieras no podrán cobrar cargos ni comisiones por cualquiera de las operaciones (depósitos, extracciones, consultas, entre otras) efectuadas mediante todos los cajeros automáticos habilitados y operados por ellas en el país.La medida del Banco Central incluye a las extracciones realizadas tanto por personas humanas como jurídicas, con independencia de si son clientes o no de la entidadLa medida abarca a todos los usuarios del sistema bancario, incluidos los pensionados, jubilados y beneficiarios de planes sociales en general, como Asignación Universal por Hijo (AUH) e Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).Cabe recordar que continúa vigente la medida que establece que todas las entidades deben permitir la extracción por cajero automático como mínimo de $15.000 por día en una o más extracciones.Esto incluye a las extracciones realizadas tanto por personas humanas como jurídicas, con independencia de si son clientes o no de la entidad en la que está ubicada el cajero, según resolvió el Banco Central en abril a través de la Comunicación “A” 6957.Las entidades financieras no podrán cobrar cargos ni comisiones por cualquiera de las operaciones (depósitos, extracciones, consultas, entre otras) efectuadas mediante todos los cajeros automáticos habilitados y operados por ellas en el país“Las entidades financieras deberán arbitrar los medios para que todas las personas humanas y jurídicas puedan efectuar extracciones por un importe que, como mínimo, alcance la suma de $15.000 -acumulado diario-, con independencia de su condición de clientes (o no) de la entidad financiera propietaria del dispositivo en el que se efectúa la operación y de la red que lo administra”, informó la autoridad monetaria.No obstante, muchos bancos elevaron su límite diario de extracción para sus clientes, que pueden modificar el tope a través de su homebanking. Esos límites, dependiendo de la entidad, pueden llegar a duplicar e incluso triplicar el monto obligatorio de $15.000. En este contexto, existen otras posibilidades para extraer dinero que suelen ser más ágiles en barrios menos céntricos. Diversos comercios, como supermercados y estaciones de servicio cuentan con cajeros automáticos no bancarios disponibles para la extracción de efectivo. Según datos del Banco Central, existen 17.500 puntos para retirar dinero en las líneas de caja de comercios de todo el país. Se trata de comercios con amplia presencia, como supermercados, farmacias y estaciones de servicio, donde es posible sacar efectivo al momento de hacer una compra con la tarjeta de débito.Seguí leyendo:El ruido cambiario frenó las ventas de autos: las concesionarias temen no poder reponer y los compradores cuidan sus dólaresDólar: los beneficiarios del IFE y de otros planes sociales no podrán comprar los USD 200 mensualesCómo hay que hacer para pesificar los servicios de Netflix y Spotify y no pagar de más

Leer más »

El FMI ya comenzó a evaluar las nuevas restricciones que el Gobierno aplicó para la compra de dólares

Foto de archivo - La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, y el ministro de Economía de Argentina, Martin Guzmán. (REMO CASILLI/)El Fondo Monetario Internacional (FMI) comenzó a evaluar las nuevas restricciones que el Gobierno aplicó para la compra de dólares en el mercado oficial y el proyecto de presupuesto 2021.Un vocero del organismo indicó a Infobae desde Washington: “Tomamos nota del borrador del presupuesto federal 2021 y de las medidas anunciadas por el Banco Central para endurecer los controles cambiarios. Actualmente estamos evaluando estas medidas y las discutiremos con las autoridades en el contexto de nuestro diálogo en curso”.“Nuestro objetivo final es ayudar a las autoridades con sus planes para fortalecer la estabilidad macroeconómica, impulsar el crecimiento y la creación de empleo, reducir la pobreza y superar esta difícil crisis”, afirmó la fuente del organismo que conduce Kristalina Georgieva.La relación entre Georgieva y el ministro de Economía de la Argentina, Martín Guzmán, comenzó antes del 10 de diciembre de 2019, cuando el actual ministro ya sabiéndose confirmado en el cargo, se reunió en las oficinas del Fondo con la también reciente directora del organismo.En ese encuentro comenzaron los primeros indicios de lo que sería la postura que la Argentina tendría durante el canje de deuda con los acreedores privados que tanto apoyo el Fondo y que ahora volverá a presentar frente a las autoridades del Fondo Monetario Internacional: que los pagos comiencen, como mínimo, dentro de tres años.El pasado 26 de agosto, a través de una carta enviada por el ministro de Economía, Martín Guzmán, el presidente del BCRA, Miguel Pesce, y el director del Cono Sur ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), Sergio Chodos, a la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, la Argentina inició formalmente las discusiones con el organismo para alcanzar un nuevo programa financiero que apunte a reestructurar la deuda de USD 45.000 millones que el país tiene con la institución.El portavoz del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gerry Rice. EFE/Michael Spilotro/Archivo (EFEI0373/)A partir de ese momento el equipo económico comenzó a dialogar más activamente con el organismo para avanzar en el intercambio de información. Todavía no comenzó la negociación por un nuevo acuerdo, que podrá ser un nuevo stand by o un Acuerdo de Facilidades Extendidas, que es de más largo plazo y exige mayores compromisos en materia de reformas estructurales que el otro. Fuentes oficiales aseguran que lo más probable es que finalmente se acuerde un EFF, según sus siglas en inglés.Más allá del buen diálogo y el apoyo que ha manifestado la gestión de Georgieva con la Argentina, especialmente en lo que fue la renegociación de la deuda, el Gobierno no espera una discusión fácil con el Fondo. Lo dijo Guzmán en varias oportunidades; la expectativa es que esté listo para comienzos del 2021, por lo que demoraría entre tres y cuatro meses. El país debe tener un acuerdo firmado en mayo del año próximo, ya que ese mes vencen USD 2.000 millones con el Club de París y para que esa deuda pueda ser refinanciada requiere del paraguas del Fondo.En la carta enviada a fines de agosto, el Gobierno hizo hincapié en que las metas y las políticas para alcanzar los objetivos planteados en el programa anterior -firmado durante la gestión de Mauricio Macri- fracasaron y que ahora deben ser diferentes y priorizar el crecimiento económico y el bienestar de la población, más aún luego de los efectos causados por la pandemia.Pocos días después, el FMI respondió a través de su vocero oficial, Gerry Rice, en sus habituales conferencias de prensa quincenales que "las autoridades argentinas enviaron la solicitud formal para un nuevo programa y estamos en las etapas iniciales del proceso. En estas fase, nos estamos concentrando en escuchar a las autoridades para que nos hablen de sus prioridades. Estamos haciendo una investigación de los hechos, recopilando más información de la situación económica actual y estableciendo modalidades de trabajo conjunto. Todo esto se está realizando dentro de un clima muy constructivo”.Seguí leyendo:El ruido cambiario frenó las ventas de autos: las concesionarias temen no poder reponer y los compradores cuidan sus dólaresMercedes Marcó del Pont, titular de la AFIP: “Este gobierno no va a devaluar”

Leer más »

El impuesto a la riqueza es confiscatorio, ahuyenta inversiones y se trata de la idea menos oportuna de la historia

Carlos Heller y Maximo Kirchner, los impulsores del impuestoEl nuevo aporte extraordinario que se está discutiendo en la Cámara de Diputados tiene una serie de preceptos que desde su génesis representan una expresión de deseos profundamente ideologizada que no respeta los principios básicos de la tributación y que atentan contra la hasta ahora pacífica doctrina de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en materia de legalidad, confiscatoriedad y capacidad contributiva. Es un atropello al derecho inalienable de la propiedad privada que se da, además, en un contexto de retracción de la inversión privada en el país y de avance del sector público.Se está creando un impuesto de manera retroactiva, gravando un patrimonio al 31/12/2019, cuando no había ley, por lo tanto, no hay hecho imponible algunoPropiedad PrivadaResulta importante recordar que el derecho a la propiedad privada está consagrado en nuestra Constitución a lo largo de su articulado. Es la manifestación básica del estado de derecho y, por esa razón, todo el sistema jurídico argentino se asienta sobre este precepto de las democracias modernas. A partir de él se construye la idea de justicia y equidad y se estructuran atributos de la sociedad que no pueden ser desconocidos bajo ningún punto de vista, ni bajo ninguna excusa. Y mucho menos desde el propio Estado.Principio de legalidadEl principio de legalidad es el que permite no tener impuestos sin ley. Es tan básico que lleva siglos poniendo límites al Estado para que ningún “monarca” pueda excederse en su pretensión en desmedro su pueblo.Se trata de una expresión de deseos profundamente ideologizada que no respeta los principios básicos de la tributaciónEsta definición tan simple no parece haber sido tenida en cuenta en la discusión del llamado impuesto a la riqueza. Se está creando un impuesto de manera retroactiva y gravando un patrimonio al 31/12/2019, cuando no había ley. O sea, no hay hecho imponible.Esto ya ha sido recogido por la doctrina que ha ratificado un principio básico de la Carta de Juan sin Tierra del año 1215. Sí, del año 1215. Han existido grandes tragedias en la historia desde aquel momento como para que esta pandemia nos haga desconocer nuestro sistema de derechos. Hacerlo parece una perspectiva utópica, desubicada, simplista y poco inteligente.No confiscatoriedadEl pretendido impuesto a la riqueza recae sobre el mismo sujeto, en el mismo lugar y al mismo momento que el Impuesto sobre los Bienes Personales. Por eso, podrán ponerle el nombre más creativo e inspirado que quieran nuestros diputados, pero lamentablemente se trata del mismo tributo. Claro, potenciado y en contra de los propios contribuyentes.Bajo esa definición se puede aplicar la defensa de la no confiscatoriedad como un límite totalmente objetivo y determinable. Sin esos límites al Estado se está violando el derecho sustancial a la propiedad, llevándonos sin escalas a pensar en el reino del revés de Maria Elena Walsh. Sin eufemismos, literal.Este proyecto que se está debatiendo, y que se va a aprobar, es un atropello a las garantías constitucionales, está profundamente ideologizado y cuyas consecuencias serán la judicialización, y un repelente de la inversión privadaEn varios fallos –como “Harilaos de Olmos, Adelia”, 31/10/45–, la Corte consideró configurada la confiscatoriedad (en el caso de impuestos patrimoniales) cuando absorbe una parte sustancial de las utilidades producidas por el bien gravado (inmueble en el caso), así como aquellas que constituyen al rendimiento normal medio de una correcta explotación del mismo.Capacidad ContributivaLa capacidad contributiva es aquella manifestación legal que determina que “si no existe no hay impuesto”.Partir de la capacidad contributiva es lo que permite que se pueda magnificar la capacidad de pago de los ciudadanos. El Estado puede pretender un impuesto del 100% sobre un determinado bien, pero si ese bien no existe, lo recaudado será cero.Esta definición ha sido consagrada en nuestro país a partir de la doctrina. No surge de la literalidad de un artículo específico de la Carta Magna, pero sí de su hermenéutica. Es un pilar básico del Estado de Derecho.La falta de un discurso consistente hacia el futuro económico del país hace que sea prácticamente imposible saber cómo se va a afectar la recaudación directa de este impuesto en desmedro de la recaudación futuraEn este proyecto de impuesto a la riqueza se pretende alcanzar una capacidad contributiva que ya no existe, dado que la fotografía que se le sacará al patrimonio de los contribuyentes es al 31 de diciembre del año pasado. En la causa “Navarro Viola” (19/12/1989) la Corte así lo entendió. Ese caso trata del impuesto a los activos financieros sancionado en junio de 1982, que gravaba los activos financieros de propiedad de personas físicas al 31/12/1981. La demandante había donado los activos en abril de 1982. La Corte consideró que no tenía la capacidad contributiva requerida por el impuesto.Este proyecto que se está debatiendo, y que se va a aprobar, es un atropello a las garantías constitucionales, está profundamente ideologizado. Sus consecuencias serán la judicialización y un repelente de la inversión privada.Por su parte, incorporar sujetos no residentes que poseen inversiones en el país, como se pretende, lesiona la capacidad de inversión de esos recursos en el flujo de los negocios, pues de ninguna manera se descontarán de la fortuna del accionista. El impuesto saldrá de la caja de un negocio que debería invertir en lo que hace, no en el Estado.Asimismo, la falta de un discurso consistente hacia el futuro económico del país hace que sea prácticamente imposible saber cómo se va a afectar la recaudación directa de este impuesto en desmedro de la recaudación futura. El capital privado es el único vehículo válido para la generación de riqueza; gravarlo con un impuesto de estas características lesionará esa capacidad en el momento en el que más la necesitamos.Por último, vale aclarar que toda la dirigencia política, incluso la oposición, presentó un proyecto para gravar a estos patrimonios sin proponer ninguna alternativa que realmente facilite la creación de empleo y aliviane el peso del Estado en esta raquítica y agonizante economía.Estoy en contra de este impuesto. Y no por defender a los ricos, si no porque pienso todos los demás argentinos.El autor es fundador de Sasovsky & AsociadosSeguí leyendo:El ruido cambiario frenó las ventas de autos: las concesionarias temen no poder reponer y los compradores cuidan sus dólaresDólar Tinder: cómo afectan los nuevos controles a las aplicaciones de citas virtuales y a otros consumos onlineMercedes Marcó del Pont, titular de la AFIP: “Este gobierno no va a devaluar”

Leer más »

La inflación de agosto fue de 2,7% y acumula un 40,7% en los últimos doce meses

Foto de archivo: Clientes luciendo barbijos por el COVID-19 compran en un supermercado en Buenos Aires, Argentina. 15 mar, 2020. REUTERS/Agustin Marcarian (AGUSTIN MARCARIAN/)El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos dio a conocer el número de la inflación de agosto pasado. Según el informe mensual, el costo de vida se incrementó 2,7%, lo que muestra una aceleración respecto de los meses anteriores, y acumula un incremento de 40,7% desde agosto de 2019.Con este número, el acumulado en lo que va del año es de 18,9% por lo que resta 13% para los próximos meses para alcanzar la estimación de 32% que señala el proyecto de Presupuesto Nacional 2021 que será la inflación de este año.A la hora de realizar el desagregado del costo de vida de agosto pasado, el trabajo del Indec señala que la división Alimentos y bebidas no alcohólicas (3,5%) fue la que mostró la mayor suba e incidencia en agosto. Los aumentos observados en Verduras, tubérculos y legumbres; Frutas; Café, té, yerba y cacao; Aguas minerales, bebidas gaseosas y jugos; y Carnes y derivados explican la mayor parte del incremento.En segundo lugar, se destacaron los aumentos en las divisiones Equipamiento y mantenimiento del hogar (3,5%) y Recreación y cultura (3,3%). En el primer caso, por aumentos observados en bienes para el hogar (muebles, textiles y artefactos) mientras que en el segundo caso incidieron los incrementos en libros, diarios y revistas, y juguetes. En ambos casos las subas en electrodomésticos y productos electrónicos también incidieron en los incrementos.Principalmente por las subas en Verduras, tubérculos y legumbres y Frutas, la categoría Estacionales (4%) fue la de mayor aumento en agosto. Por el contrario, los Regulados (1%) registraron el menor incremento en el período debido a la estabilidad de los rubros importantes que integran esta categoría, en particular las tarifas de servicios públicos, los planes de telefonía celular y los servicios educativos. El IPC Núcleo observó un alza de 3,0% en agosto.La “novedad” es que volvió a medirse la división Restaurantes y hoteles (1,9%) por primera vez, desde el inicio de las restricciones a la circulación, los relevamientos de bienes provenientes de Restaurantes y comidas fuera del hogar, acompasada por la mayor apertura del rubro en todo el país.“Las perspectivas son algo inciertas. La economía está acumulando distorsiones y el BCRA llevó a cabo una significativa emisión para financiar el déficit fiscal que no impactó, por ahora, en el nivel de precios. La base monetaria está creciendo al 70% interanual y la inflación en septiembre posiblemente perfore el 40%. Esos 30 p.p. de diferencia tienen muchos factores explicativos, pero hasta ahora, la mayor cantidad de dinero no se trasladó a precios”, explicó Nadin Argarañaz, director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF).Los privadosLas consultoras privadas venían adelantando un crecimiento en el número para agosto y estuvieron bastante cerca. Según el informe del estudio de Orlando Ferreres, la estimación que habían realizado mostraba que el costo de vida se aceleró y llegó al 2,7%, el registro más alto desde marzo, acumulando un crecimiento interanual del 41,9%. De esta manera, el índice de precios acumuló una suba de 18,7% en los ocho meses que van del año, de acuerdo con el sondeo de la consultora.Martín Vauthier, director de Eco Go, había explicado a Infobae que estimaron una inflación de 2,6% en agosto, porque "se observó lo que viene pasando en los últimos meses, una dinámica diferenciada en el índice por categoría de precios. Los precios dolarizados, vinculados al tipo de cambio, electrodomésticos, electrónica de consumo, automóviles, son los que más vienen creciendo. Y sucede básicamente en los últimos meses en un contexto de ensanchamiento de la brecha cambiaria”, detalló el economista.Mientras que la consultora Analytica había proyectado una inflación de 2,5%, impulsada por una creciente movilidad y reapertura de nuevos rubros, principalmente en la región metropolitana.Personas con tapabocas hacen compras, el pasado 11 de junio del 2020, en un supermercado de Buenos Aires (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo (EFEI0658/)Asimismo, los analistas y operadores que participan del Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que realiza el Banco Central todos los meses mejoraron en agosto su pronóstico sobre la inflación proyectada para 2020 aunque proyectaron una inflación para agosto de 3 por ciento. A fines de julio, los analistas del mercado proyectaron que la inflación minorista para diciembre de 2020 se ubicará en 39,5% interanual, disminuyendo en 1,2 puntos porcentuales los pronósticos provistos a fines de junio.En el proyecto de Presupuesto 2021, el Gobierno señala que espera que la inflación se morigere de forma gradual para pasar de un 32% interanual estimado para este año, a 29% en 2021. Mientras que para 2022 se proyecta un alza de precios del 24%, y un incremento del 20% en 2023, con un desvío de 3 puntos porcentuales al alza o a la baja entre 2021 y 2023.Seguí leyendo:Qué problemas tuvieron los contribuyentes para que la AFIP les devolviera el adelanto de Ganancias con los controles vigente hasta 2015Los empresarios alertan sobre un default forzado para el sector privado y advierten que las medidas van en contra de la producción

Leer más »

Las acciones argentinas cayeron hasta 9% en el exterior y el riesgo país se acercó a 1.200 puntos

Tras el canje de deuda, aún no regresó la confianza sobre los activos financieros argentinos. (EFE) (EFEI0023/)Las nuevas restricciones sobre el dólar aplicadas por el Gobierno argentino agregaron más incertidumbre sobre el futuro de la economía doméstica y ello se reflejó en la evolución de los precios de los activos financieros argentinos.Este miércoles, los índices de Wall Street exhibieron hasta entrada la tarde una tendencia alcista por tercera rueda seguida, pero las acciones y los bonos argentinos mostraron fuertes números rojos desde el pre-market. Luego del discurso del presidente de la Reserva Federal de los EEUU, Jerome Powell, los índices norteamericanos recortaron las ganancias y se profundizó la baja de los papeles argentinos en el exterior.Argentina volvió a quedar afuera de la suba en mercados internacionales, con pérdidas entre 4 y 9 por ciento para acciones y bonosLos ADR más representativos, de Grupo Galicia e YPF, cedieron 8,8% y 5,3%, respectivamente. Banco Supervielle descendió 9,2% y Mercado Libre, un 2,6 por ciento.En cuanto a los seis bonos Globales en dólares con ley extranjera emitidos por la reestructuración de deuda, éstos operaron con pérdidas entre 4 y 5 por ciento, con una tasa interna de retorno promedio por encima del 12 por ciento.En tanto, el riesgo país de Argentina subió 67 unidades o 6%, a 1.185 puntos básicos a las 17 de Buenos Aires.El Gobierno aumentó este martes las restricciones para el acceso a dólares al tipo de cambio oficial con el objetivo de “garantizar divisas para la recuperación económica”, informaron fuentes oficiales.“Una interminable sucesión de desaciertos, barranca abajo se hace más evidente con las empresas que huyen de país y la gente mira a Uruguay como destino con solo ‘cruzar el charco’ ¿A qué estamos llegando a menos de diez meses de Gobierno? Algo muy grave está pasando y eso se refleja en la Bolsa, que es ‘caja de resonancia’”, comentó Jorge Fedio, analista técnico de Clave Bursátil.“Con este panorama la Bolsa se está mudando a los Cedears como para defenderse del deterioro y salvarse con el crecimiento externo en dólares usando pesos”, agregó Fedio. Vale señalar que en el último mes, el monto negociado en la Bolsa porteña a través de los certificados respaldados en acciones extranjeras fue un 30% superior al de las acciones locales.El panel líder S&P Merval de la Bolsa de Buenos Aires cayó un 5,5% en pesos, a un cierre de 42.167 puntos.El directorio del Banco Central determinó que el monto de las compras en dólares realizadas con tarjetas de crédito y débito se deducirá del cupo de 200 dólares mensuales que los ciudadanos tienen para comprar divisa extranjera en bancos y casas de cambio. Si los gastos con tarjeta exceden ese límite mensual, se reducirá el cupo en los meses siguientes.El cepo “recargado” restringe el acceso de las empresas al dólar oficial y obliga a algunas de ellas a reestructurar su deudaPor otra parte, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) establecerá un mecanismo de percepción de una tasa del 35% para las operaciones de formación de activos externos de personas humanas y las compras con tarjetas de débito y crédito en moneda extranjera. Esa tasa podrá ser deducida luego del pago de los impuestos a las ganancias (renta) y sobre los bienes personales (patrimonio).“La iniciativa se propone mantener el cupo de 200 dólares mensuales vigente, pero desalentar la demanda de moneda extranjera que realizan las personas humanas con fines de atesoramiento y gastos con tarjeta”, dijo el Banco Central en un comunicado. Asimismo, se “perfeccionará el control y monitoreo respecto” de la capacidad económica y de ingresos requeridos para la apertura de nuevas cuentas bancarias en dólares.Pérdida de reservasEstas medidas fueron adoptadas después de varias semanas de rumores sobre un inminente refuerzo a las restricciones cambiarias vigentes desde el año pasado debido a la fuerte demanda para comprar dólares en el mercado oficial, lo que obligó al Banco Central a vender reservas monetarias para afrontar la demanda y sostener el tipo de cambio oficial.La entidad que conduce Miguel Ángel Pesce acumula en septiembre un saldo neto negativo superior a los USD 900 millones por sus intervenciones de contado en el mercado mayorista.Con el cepo reforzado, el dólar al público terminó ofrecido por encima de los $130, con el recargo del 30% del Impuesto Para una Argentina Inclusiva y Solidaria (PAIS), a lo que se añade a partir de ahora un recargo del 35% como anticipo de la percepción del Impuesto a las Ganancias. Continúa el límite de los 200 dólares mensuales para individuos.Debido a la fuerte brecha entre el tipo de cambio oficial y las cotizaciones alternativas, la demanda de dólares en los bancos es creciente, presionando así el nivel de reservas del Banco Central, que este martes cerró en USD 42.495 millones, con una baja de USD 350 millones sólo en lo que va de septiembre.Al anunciar las medidas, el Banco Central dijo que se busca “garantizar divisas para la recuperación económica”, en momentos en que el Gobierno espera que el PBI caiga un 12,1% este año, para volver a crecer un 5,5% en 2021.La autoridad monetaria señaló que tomó estas resoluciones orientadas a una “más eficiente asignación de las divisas” en “coordinación” con otros organismos del Estado nacional.Evitar operaciones “disruptivas”La medida más dura y que impacta sobre el flujo de fondos de las empresas privadas es la del cepo reforzado para que éstas accedan al mercado de cambio para canelar deudas y pagar Obligaciones Negociables. Hasta fin de año, las compañías podrán acceder solo al 40% de los dólares requeridos para afrontar sus compromisos financieros, que en la práctica llevará a algunas firmas que no cuenten con divisas en cartera a tener que reestructurar su deuda en moneda extranjera.Además de las medidas para la compra de dólares, el Banco Central adoptó otras resoluciones con el fin de “evitar operaciones disruptivas” de inversores no residentes sobre los mercados financieros.Pese al exitoso canje de deuda, las acciones argentinas operan en Wall Street a sus precios más bajos en tres mesesEn este sentido, resolvió eliminar la posibilidad de que los agentes financieros no residentes realicen operaciones de liquidación de títulos valores (acciones y bonos) en moneda extranjera “a fin de regular la salida de divisas a través del mercado de capitales local”.Además, se limitará la posibilidad de liquidación local de operaciones con títulos valores realizadas íntegramente en el exterior. “Las mencionadas decisiones restringirán la realización de maniobras especulativas llevadas adelante por fondos de inversión no residentes en el país y su impacto sobre la dinámica de los mercados financieros y de cambios”, justificó la autoridad monetaria.Seguí leyendo:El presidente del Banco Central vinculó el mercado libre del dólar con narcos y traficantes de armasMenos dólares para las empresas: el Banco Central las obliga a refinanciar sus deudas con el exteriorCuánto costará el dólar “solidario” tras las nuevas restricciones

Leer más »

Presupuesto 2021: el déficit fiscal en 2021 será de 1,7 billón de pesos y en su mayoría será cubierto con emisión del BCRA

El ministro de Economía, Martín Guzmán. (POOL/)En 2021, la Argentina tendrá un déficit en sus cuentas públicas equivalente al 4,5% del PBI, equivalente a 1,7 billón de pesos. Ese agujero fiscal será cubierto en una 40% con la colocación de deuda en pesos y en un 60% con el financiamiento del Banco Central, según explicó el ministro de Economía, Martín Guzmán, al presentar el proyecto de Presupuesto para 2021.El proyecto, que dadas las circunstancias asume el rol de plan económico, refleja cuál es el camino elegido por el gobierno de Alberto Fernández para salir de la crisis. Guzmán advirtió que en el plano fiscal el gobierno será expansivo, con un rol central del estado para la recuperación, pero a la vez esa expansión deberá ser sostenible. “La consolidación fiscal se debe hacer a una velocidad que sea consistente con el crecimiento de la economía”, señaló el funcionario.Tal como ocurrió durante la negociación de la deuda, Guzmán reitera la sostenibilidad como si fuese un mantra. Y esa negociación ya cerrada, junto con la que se dispone a encarar con el Fondo Monetario Internacional (FMI), lleva a una de las prioridades: retrasar cualquier pago relevante de deuda en dólares para tener manos libres para gastar en otros objetivos.Apuntamos a un horizonte en el cual el Fisco deje de ser financiado por el Banco Central de forma sistemática. Hay un transición durante la cual ese financiamiento continuará (Martín Guzmán)La reducción de la carga de los intereses de la deuda en 2021 será de casi dos puntos del PBI en relación al Presupuesto del 2019. “Esto deja más espacio para las políticas públicas para la reactivación ecónomica y el desarrollo”, destacó el ministro. “Queremos asegurar que la Argentina no vuelva a transitar por situaciones de endeudamiento insostenible que dejan al Fisco en una sitaución de altísima vulnerabilidad, que le quitan capacidad a las políticas públicas”, agregó.El déficit del 4,5% del PBI se cubrirá con un billón de pesos de emisión monetaria por parte del Banco Central, lo que cubrirá un 60% del faltante. El 40% será financiado con deuda pública en pesos.“No estamos apuntando a tomar financiamiento en dólares en el mercado de crédito externo, sino a financiarnos en pesos en un contexto en el cual se está normalizando el mercado de deuda pública, tanto en su profundidad como en cuanto a que el Fisco se está financiando a tasas sostenibles”, señaló Guzmán.“Apuntamos a un horizonte en el cual el Fisco deje de ser financiado por el Banco Central de forma sistemática. Hay un transición durante la cual ese financiamiento continuará. Pero apuntamos a que eso vaya reduciéndose en el tiempo. El esquema financiero del presupuesto refleja ese principio," agregó.Las proyecciones del proyecto de Presupuesto 2021. Fuente: ministerio de Economía.Al presentar el proyecto de Presupuesto en conferencia de prensa, Guzmán destacó la inclusión de metas plurianuales, con señales para los principales indicadores de la economía que no se limitan a 2021 sino que se extienden a 2022 y 2023, buscando mirada de mediano plazo para la corrección de los problemas. Pese a ello, la reducción del financiamiento al Tesoro por parte del Banco Central no fue incluida dentro de esas metas plurianuales, por lo que no se conoce cuánto espera mejorar esa proporción -60% emisión, 40% deuda en pesos- en el futuro.El Gobierno, por caso, se animó a fijar cifras en baja para la inflación: espera un 32% para el año en curso y un 29% para 2021, a lo que añadió 24% para 2022 y 20% para 2023. También lo hizo con otros indicadores, como el crecimiento del PBI, las exportaciones, las importaciones y el consumo. Pero prefirió no sugerir números concretos para la reducción del financiamiento del BCRA, un aspecto relevante en la lucha contra la inflación.A lo largo de su presentación, Guzmán destacó que esos números, excesivamente optimistas para muchos analistas económicos, deben tomarse con muchas salvedades. “Para 2022 y 2023, no hay que tomar estas cifras como proyecciones macroeconómicas, sino como una guía para la política económica que debe ser revisada en función de cómo las contingencias evolucionan"."Proyectar a largo plazo en un contexto como el actual puede tener un margen de error altísimo”, añadió, dejando en claro que la pandemia no permite excederse en los planes a futuro.La inflación es un problema central a resolver. Pero buscamos hacerlo a una velocidad que sea consistente y no ir a una velocidad que implique chocarse contra una pared y que después las cosas estén peor (Martín Guzmán).Sobre la inflación, también dejó un mensaje que parece dirigido al gobierno de Mauricio Macri, en el que se fijaron pautas para llevarla a un dígito en cuatro años, algo que estuvo lejos de ser concretado. Pero también dijo que "la inflación es un problema central”, una frase que no encajaría en el discurso de ningún funcionario económico del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, en donde crecer y consumir era lo único importante.“La inflación es un problema central a resolver, la Argentina se beneficiaría mucho de la reducción de la inflación. Pero buscamos hacerlo a una velocidad que sea consistente y no ir a una velocidad que implique chocarse contra una pared y que después las cosas estén peor”, señaló Guzmán.“Lo fiscal y lo financiero estárá coordinado con lo monetario y lo cambiario”, concluyó.Como en un juego de pinzas, Guzmán presentó el Presupuesto en el salón Belgrano del ministerio de Economía mientras a un par de cuadras de allí Miguel Pesce anunciaba en el Banco Central más cepo cambiario para personas y empresas. “Estamos enfrentando problemas en el frente cambiario como parte de los desequilibrios macroeconómicos que venimos sufriendo. La Argentina requiere generar robustez cambiaria a través de las reservas internacionales”, explicó.Seguí leyendo:Martín Guzmán presentó el Presupuesto 2021: inflación de 29%, dólar a 102,4 pesos y un crecimiento de 5,5 por cientoContra los dichos de Guzmán, los economistas afirman que el Presupuesto 2021 no es realista y que está subestimado

Leer más »

El campo elogió la meritocracia y pidió “menos populismo decadente”

Una de las entidades del campo cuestionó el discurso de ayer de Alberto Fernández, donde insistió con que el mérito no es el camino para el crecimiento Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) se ha transformado en los últimos tiempos, como una de las entidades agropecuarias más críticas de la actual administración nacional, no solamente en temas relacionados al campo, sino también sobre los principales problemas que debe enfrentar el país atravesado por la pandemia del coronavirus.Ayer en su visita a San Juan, el presidente Alberto Fernández volvió a insistir con que el mérito no es el camino para el crecimiento. Hoy, el mandatario repitió en Tigre: “El mérito sirve si las condiciones son las mismas para todas y todos. Si algunos tenemos mejores condiciones para desarrollarnos que otros, el mérito no alcanza y es ahí donde el más tonto de los ricos tiene más posibilidades que el más inteligente de los pobres”.En ese contexto, la dirigencia de CRA sostuvo en un documento: “El presente de Argentina exige mucho más mérito y menos populismo decadente. Los dirigentes que conducen a sociedades prósperas, han llegado por sus méritos personales, los que desprecian el mérito individual, sólo generan fracasos y desesperanza". Y agregaron: “Desde CRA reivindicamos el mérito personal para el crecimiento de una sociedad. También nos gustaría que fuera el mérito el valor que sustente la conducción política e instamos a las autoridades nacionales a retomar la meritocracia como elemento de desarrollo personal y en sociedad. En estos días donde algunos pretenden llevarse por delante a la Justicia, nada más simbólico que estas desafortunadas afirmaciones; no hay nada más justo que dar a cada uno según su mérito y esfuerzo”. Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales ArgentinasLos integrantes de la entidad, que preside el entrerriano Jorge Chemes aseguraron que el discurso de ayer del presidente de la Nación, “fue una pésima señal” y además señalaron: “Siempre hemos confiado en el esfuerzo, la perseverancia, la educación, el riesgo, la innovación y el mérito como elementos dinamizadores de la vida en sociedad. Lo aprendimos de nuestros abuelos y lo visualizamos en su ejemplo de dedicación y sacrificio; ellos nos legaron esos valores, nosotros queremos sostenerlos y acrecentarlos, enseñándoselos a nuestros hijos”.En otra parte del documento, los dirigentes de Confederaciones Rurales Argentinas expresaron que “no hay sociedades quietas y uniformes, hay distintas capacidades personales y es precisamente el mérito; como conglomerado de otros principios; lo que permite el crecimiento individual de las personas. No es igualando hacia abajo en donde las personas se desarrollan y crecen, no hay sociedades que progresen en base a una igualdad artificial, sino en la capacidad, el esfuerzo y la voluntad de progreso de cada individuo”.Nos gustaría que fuera el mérito el valor que sustente la conducción política e instamos a las autoridades nacionales a retomar la meritocracia como elemento de desarrollo personal y en sociedad (CRA)Y por último, las críticas de CRA se intensificaron: “Ahora se entiende un poco mejor el hecho de sostener casinos abiertos y escuelas cerradas, es una forma de mostrar cómo se piensa el futuro; allí se advierte como se desvirtúa el concepto de mérito. El mérito y el esfuerzo individual fue el camino elegido por millones de argentinos e inmigrantes que construyeron la Nación; parece que hoy comenzamos a desandarlo”, manifestaron.Críticas al impuesto a la riquezaAyer desde Confederaciones Rurales Argentinas volvieron a expresar sus críticas al impuesto a la riqueza, que busca aprobar e implementar el oficialismo, con el objetivo de morigerar el impacto de la pandemia del coronavirus. Antes, la Asociación Empresaria Argentina (AEA), la UIA, la Cámara Argentina de Comercio (CAC) y otras entidades habían rechazado contundentemente la iniciativa. A los representantes de los productores agropecuarios les preocupa que la puesta en marcha de la iniciativa, significaría un aumento de la presión impositiva. Al respecto, dijeron: “Si la intención es lograr el desarrollo productivo, el incremento del ingreso de divisas al país y por sobre todas las cosas, mejorar la situación en la que estamos sumergidos la gran mayoría de los argentinos, no hace falta ser un especialista para poder afirmar que el incremento de la carga tributaria, no es el camino”."Reivindicamos el mérito personal para el crecimiento de una sociedad", aseguró CRA (REUTERS/Ralph Orlowski) (RALPH ORLOWSKI/)Y agregaron: “La historia reciente nos muestra que la baja de impuestos incrementa la producción; por el contrario su incremento, sólo ha conseguido incrementar la desigualdad, haciendo crecer el gasto público y la pobreza. Multiplicar la riqueza sólo es posible favoreciendo la posibilidad de generar recursos a través del trabajo y no destruyendo los capitales productivos”.Mariana Martínez, coordinadora de la Comisión de Legislación e Impuestos de CRA, sostuvo que un productor de la zona núcleo con 200 hectáreas y una máquina, “se considera rico y lo mismo le sucede al dueño de una pyme industrial, propietario de inmueble, instalaciones y maquinarias con tecnología, ¿no son éstos los actores que generan trabajo y crecimiento a nuestro país?”.Seguí leyendo:Miles de peces muertos: impactantes imágenes de la sequía y el cierre de compuertas en Formosa

Leer más »

Con las nuevas medidas cambiarias, quienes tienen un crédito bancario, incluyendo a los UVA, no podrán comprar los USD 200 mensuales

Shutterstock 162Las restricciones dispuestas por el Banco Central para desalentar la compra de dólar “solidario” alcanzarán también a quienes recibieron diversos beneficios en el marco de las medidas sancionadas durante la pandemia. En concreto, aquellos que tienen un crédito hipotecario, prendario o personal, incluyendo los préstamos UVA, y recibieron la ventaja de dejar de pagar sus cuotas desde marzo, quedarán excluidos para comprar los USD 200 por mes. En igual situación estarán quienes refinanciaron en 9 cuotas la deuda de su tarjeta de crédito.De esta forma, el BCRA apunta a reducir sensiblemente la masa de 5 millones de argentinos que compraron sus USD 200 para ahorrar durante el mes de agosto. Más allá de que las medidas tienen a desalentar el ahorro en dólares, en este caso se establece una prohibición.En la oleada de restricciones conocidas ayer, se estableció que aquellas personas que recibieron ese beneficio de la postergación de las cuotas o bien aquellos que tienen su cuota congelada, como los hipotecarios UVA, no podrán comprar dólar “solidario” hasta que ese beneficio haya terminado o hasta que el total del préstamos haya sido cancelado.Miguel Pesce (Presidencia)El BCRA había dispuesto el 1° de abril que a quienes tuvieran “saldos impagos correspondientes a vencimientos de asistencias crediticias otorgadas por entidades financieras”, los bancos no podrían cobrarle intereses punitorios hasta el 30 de junio. Por ello, las cuotas de cualquier préstamo bancario que vencían en ese período, debían ser agregadas al final del plazo del préstamo. El 18 de junio pasado, el Banco decidió extender ese beneficio por 3 meses más, hasta el 30 de septiembre.En paralelo, el gobierno dispuso en marzo por decreto un congelamiento de las cuotas para aquellos que tomaron préstamos en UVA, tanto hipotecarios como prendarios, hasta el 30 de septiembre. También suspendió las ejecuciones hasta hipotecarias o prendarias hasta esa fecha. Aún no se expidió acerca de si ese congelamiento se extenderá o no.Todos aquellos que recibieron estos beneficios, tanto el diferimiento de las cuotas como su congelamiento en el caso de los endeudados en UVA, no podrán comprar dólares para atesorar.Aquellos que tienen un crédito hipotecario, prendario o personal, incluyendo los préstamos UVA, y recibieron la ventaja de dejar de pagar sus cuotas desde marzo, quedarán excluidos para comprar los USD 200 por mes.Asimismo, tampoco podrán comprar dólar “solidario” quienes hayan recibido la refinanciación para sus deudas con tarjeta de crédito. En dos oportunidades, en abril y en agosto, el Banco Central dispuso una refinanciación automática para los resúmenes impagos de tarjeta de crédito. La medida se aplicó en forma automática: a todos los que no cancelen en fecha la totalidad de su resumen, se les aplicó el plan.De hecho, la medida anunciada en agosto es válida para todos los resúmenes que venzan entre el 1° y el 30 de septiembre, por lo que muchos aún no tomaron la decisión de aceptar la refinanciación o no, que tiene un plazo de gracia de 3 meses y luego un pago en 9 cuotas con tasas del 40% anual más IVA y ningún otro recargo. Durante ese plazo, el plan incluye la posibilidad de cancelar la deuda anticipadamente en forma total o parcial, en cualquier momento y sin ninguna penalidad.Quienes estén pagando esa refinanciación, tampoco podrán comprar el cupo de USD 200 mensuales hasta que se pague la última cuota o hasta que decidan cancelar la deuda en forma anticipada.En agosto hubo 5 millones de argentinos que hicieron uso de su cupo de USD 200, aún con el sobrecosto del impuesto PAIS del 30%.La norma del BCRA dispone que “las personas humanas que sean beneficiarias de lo dispuesto en el punto 4 de la Comunicación “A” 6949 y complementarias y/o en el artículo 2º del Decreto N° 319/20 no podrán, hasta la total cancelación de la financiación o mientras dure el beneficio respecto a la actualización del valor de la cuota según sea el caso acceder al mercado de cambios para realizar operaciones correspondientes a formación de activos externos de residentes, remisión de ayuda familiar y por operaciones con derivados".De esta forma, el Banco Central deja fuera de juego a una enorme masa de potenciales compradores de dólar ahorro, con el objetivo de reducir un número conocido a comienzos de este mes y que sembró preocupación en el Gobierno. En agosto hubo 5 millones de argentinos que hicieron uso de su cupo de USD 200, aún con el sobrecosto del impuesto PAIS del 30%.Si bien desde ayer se agregaron más trabas, como un nuevo impuesto del 35% y la inclusión de las compras con tarjeta en dólares dentro del cupo de USD 200, el Banco Central directamente excluye del mercado cambiario a muchísimas personas que cuentan con algún préstamo bancario en curso o que recibieron la refinanciación automática para las deudas con tarjeta.Seguí leyendo:Qué compras en dólares quedarán excluidas de la nueva percepción del 35 por ciento

Leer más »