Último momento

Economía

Los bancos pidieron reabrir al público en los próximos días, pero el BCRA se niega y prioriza directivas del Ministerio de Salud

En los primeros días los bancos abrieron con medidas de "distanciamiento", lo que implicó largas colas en las veredas NAEl BCRA recibió un pedido de los bancos para que puedan reabrir en los próximos días, a raíz de las dificultades operativas que plantea el pago de jubilaciones, a lo que se sumará el pago de emergencia para los perceptores de la Asignación Universal por Hijo (AUH). Así dijo en declaraciones radiales el director de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Alejandro Vanoli, quien señaló que tanto la asociación de Bancos de la Argentina (ABA) como la Asociación de Bancos Argentinos (Adeba) y la Asociación de Banca Especializada (ABE) lo solicitaron en reuniones recientes con la Anses y el BCRA.“La decisión es priorizar la salud, hay que evitar aglomeraciones, hacer una apertura controlada, no para todas las operaciones, con la dotación mínima de personal necesario”, señaló Vanoli, quien dijo que el Banco Central, que preside Miguel Pesce, estudiaba el tema.Sin embargo, la autoridad monetaria rechaza el pedido de las entidades bancarias y es contraria a la disposición favorable al pedido de la Anses. Prioriza, en cambio, las directivas del ministerio de Salud de la Nación, que se opone a cualquier relajamiento de las normas de “distanciamiento social”, de modo de reducir al mínimo posible la circulación del coronavirus.“Hay más de 35.000 puntos de extracción de efectivo. Hoy pueden retirar sin costo adicional en cualquier cajero. Pueden comprar con débito. Pueden transferir desde la cuenta bancaria a las billeteras virtuales. Link tiene el sistema Valepai que funciona bien”, señalaron desde la autoridad monetaria. De hecho, ayer en un comunicado, el BCRA precisó que “el sistema el sistema financiero argentino cuenta con más de 18.000 cajeros automáticos distribuidos a lo largo de todo el país que permiten extraer efectivo de cualquier tipo de cuenta en moneda local” y que por lo tanto “las personas que cobran sus jubilaciones, pensiones, asignaciones y sueldos podrán hacer retiros de sus cuentan en estos dispositivos automáticos”.El comunicado también destacó que la autoridad monetaria “monitorea en forma diaria la actividad de los cajeros automáticos, encontrándose los mismos en funcionamiento” y que “los bancos poseen el stock de billetes necesario para abastecer sus cajeros automáticos”. En caso de existir inconvenientes, agregó, “en general los mismos obedecen a cuestiones de logística, no a problemas de disponibilidad y existencia de billetes”.De hecho, también ayer el Central informó que este lunes los bancos funcionarán internamente, pero sin atención al público.y que el feriado del 2 de abril de 2020, previsto por la Ley 27.399 en conmemoración al Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas, se reemplaza por el martes 31 de marzoTambién ayer, el BCRA emitió la Comunicación A6945 que suspendió hasta el 30 de junio el cobro de cargos y comisiones por las operaciones realizadas en cajeros automáticos (incluyendo extracciones y consultas de saldo), “cualquiera sea la entidad o red utilizada para hacer la operación”.Por otra parte, la entidad también destacó la existencia de “otros 17.500 puntos de extracción de efectivo en líneas de cajas de comercios (supermercados, farmacias, estaciones de servicio) que permiten extraer efectivo de las cuentas bancarias de los clientes”, lo cual, sumado a la red de cajeros automáticos de los propios bancos, resulta en la suma de 35.500 puntos de extracción de efectivo “en condiciones de dar respuesta a los requerimientos de la población”.Clearing de cheques y cadena de pagosSiempre en apoyo de la decisión de mantener los bancos cerrados, desde el Banco Central precisaron que este viernes el sistema bancario procesó 269.651 cheques, de los que 80% se pagó normalmente, 4,6% fueron rechazados por falta de fondos y 13,5% se rechazaron por “fuerza mayor”, concepto que incluye casos de sucursales cerradas. Sin embargo, algunos cheques sin fondos fueron erróneamente informados como rechazo “por fuerza mayor”. Para subsanar el error, esos cheques volverán a entrar en el “clearing” bancario, cuya reactivación -señalaron- permitió mejorar notablemente el funcionamiento de la cadena de pagos.Vanoli había señalado también que desde el gobierno le pidieron a los bancos que amplíen campañas de difusión para promover un mayor uso de las tarjetas de débito para cobros y pagos. Si bien se han instrumentado mecanismos para reducir la necesidad de los jubilados de concurrir a las sucursales bancarias (mediante la eximición o tramitación no presencial, por caso, del trámite de “fe de vida”), tanto entre los jubilados como entre los perceptores de la AUH hay menor disposición al uso de medios electrónicos, lo que tiende a complicar el éxito de las soluciones que se van instrumentando para minimizar las gestiones presenciales en las sucursales bancarias.Seguí leyendo:Bono de Anses: todo lo que hay que saber sobre el pago extra de $10.000

Leer más »

Qué piensa Espert sobre la estrategia económica del Gobierno en medio de la pandemia, el rol de los bancos, la tensión en el conurbano y el pago de impuestos

(Infobae)El economista y ex candidato presidencial José Luis Espert señaló que el presidente Alberto Fernández se equivoca groseramente al asumir, en el combate inmediato a la pandemia de coronavirus, que “salud” y “economía” son “dos monedas diferentes” y se debe elegir entre una u otra.Para el economista, quien fue entrevistado en América por Alejandro Fantino, e se trata de “dos caras de una misma moneda” y es clave minimizar el daño sobre la actividad económica para evitar que, más adelante, los daños a la economía terminen infligiendo aún más daños a la salud.No me preocupa el dólar a fin de año. Acá está en juego el corazón de la Argentina que es la actividad privada: se nos muere“Si vos te preocupás sólo por la salud y olvidás la economía, vas a destrozarla y vas a tener más problemas de salud más adelante”, fundamentó. “La economía se está cayendo a pedazos hoy. Si las empresas, pymes, autónomos y empleados van a cobrar cero, van a pagar cero”, dijo el también ex candidato presidencial. Por eso, aconsejó, “hay que acordar con los trabajadores y mantener las empresas y las fuentes de trabajo.”Espert propuso que el Gobierno “baje los impuestos a la cuarta parte” durante los próximos tres meses. “Si emitió por tantas cosas –se preguntó– ¿por qué no lo va a hacer en estas circunstancias?”. (Infobae)Entre los efectos deletéreos de la estrategia oficial de cuarentena y “distanciamiento social” para reducir la propagación del virus, apuntó particularmente a dos:- “Va a explotar el desempleo”.- “El Banco Central se va a tener que hacer cargo de pagar sueldos de muchas empresas”.Además, se preguntó “¿qué tienen en la cabeza los intendentes que cierran los pasos de los camiones que levantan la cosecha” y los conminó enfáticamente a que “dejen salir la cosecha“.Entre las propuestas, Espert propuso que el gobierno “baje los impuestos a la cuarta parte” durante los próximos tres meses. “Esta bomba mata al sector privado”, expresó sobre la estrategia oficial. Además, cuestionó ciertas reacciones oficiales, mediáticas y sociales a situaciones que se observaron en los últimos días, a medida que se prolonga la cuarentena. (Infobae)“¡Tanto delito cometió el surfista?”, se preguntó. Y arremetió: “¿Por qué no rebajan los sueldos los jueces y diputados con 30 asesores”. Tal vez la única coincidencia de Espert con el gobierno fue su preocupación por la situación en el conurbano bonaerense, algo que también provocó la advertencia de los llamados “curas villeros” y también inquieta al gobierno bonaerense.“Tengo miedo lo que va a pasar en el conurbano. Nos ponen una pistola para cumplir la cuarentena y el conurbano es tierra de nadie”, dijo el economista. “El Estado te revienta a impuesto y después lo gasta todo”.Las frases del ex candidato presidencial- “No estamos equivocando, y fiero. Es grosera la equivocación de pensar sólo concentrarte en la salud y preocuparte luego por la economía, que se está cayendo a pedazos hoy, no en abril”.- “Son las dos cosas, hay que parar, pero no despreocuparse. si la economía se destroza va a haber más problemas de salud”.- “La gente prefiere cobrar menos y trabajar, que no trabajar. Imaginate a la gente que no le entra un mango a la casa”. (Infobae)- “El Banco Central se va a tener que hacer cargo de pagar algunos sueldos privados; indirectamente, con redescuentos a los bancos para que le presten a las empresas. Hoy no está ocurriendo nada de eso”. - “Los intendentes que bloquean accesos a camiones que están levantando la cosecha, qué tienen en la cabeza, aserrín, una alpargata o cerebro”.- “Acá hay que cuidar el corazón del sector privado, se muere el privado se muere el público que son los que pagan el Impuesto“.- “Que los políticos tengan un gesto y se bajen el sueldo“.¡Tanto delito cometió el surfista? ¿Por qué no rebajan los sueldos los jueces y diputados con 30 asesores- “Va a haber condena del mundo a China después de esto. No se la va a llevar de arriba económicamente”. - “El 2020 ya está perdido“.- “El Gobierno le está dando poca bola a la economía”.- “No me preocupa el dólar a fin de año. Acá está en juego el corazón de la Argentina que es la actividad privada: se nos muere”.- “Los bancos no están haciendo nada. Hoy no te dan un mango. Que se junten los bancos para préstamos así las empresas pagan los sueldos“.- “¿Vos te pensás que una Pyme está pensando en pagar impuestos? Está pensando en cómo pagar los sueldos”.Seguí leyendo:Bono de Anses: todo lo que hay que saber sobre el pago extra de 10.000 pesosLos bancos pidieron reabrir al público en los próximos días, pero el BCRA se niega y prioriza directivas del Ministerio de SaludLa economía acumula más de 8 trimestres en recesión y el Gobierno cree que se llegará al PBI de hace una década recién en 24 años

Leer más »

La pandemia impone un nuevo sentido común para el presente y otro para el futuro

Como en el resto del mundo, la pandemia paralizó la actividad productiva, comercial y social (Reuters) (MATIAS BAGLIETTO/)El gobierno chino reabrió los mercados húmedos después de haberlos cerrado cuando se localizó el SARS, y ahora con esta suerte de SARS dos. De ahí la respuesta de otros países de disponer cuarentenas en las casas.Las fronteras se cierran, los cruceros no desembarcan. Ciudades turísticas que claman para que los viajeros no vayan. Los empleados de grandes superficies hacen piquetes para que los cierren. Son respuestas al miedo al contacto y decisiones públicas enérgicas que introducen sabiamente un nuevo “sentido común”.Decisiones de la política sobre el transporte, la vida cotidiana, que contradicen lo que hasta ayer era “el sentido común” y que hoy es la protección de cada libertad. Todos lo entienden.Decisiones de la política sobre el transporte, la vida cotidiana, que contradicen lo que hasta ayer era “el sentido común” y que hoy es la protección de cada libertad. Todos lo entiendenEl sentido común imperante, el que hay que cambiar, es la manera en que la mayoría de la sociedad -y sobre todo aquellos que conducen las organizaciones, el Estado en todas sus dimensiones, las empresas y sus organizaciones gremiales, las cúpulas de los sindicatos, los medios de comunicación- entiende que “las cosas funcionan o deben funcionar”. No es valorativo, es estadístico: responde a una pauta histórico cultural.Las restricciones y los controles impuestos por el Gobierno van contra ese “sentido común” que -aunque fuera acertado para las situaciones más habituales- no “tiene sentido” de ninguna manera para las situaciones excepcionales como la que vivimos. Lo que nos ocurre es que estamos en un “estado de excepción”. Fuera de la regla que desearíamos que rigiera.Las restricciones y los controles impuestos por el Gobierno van contra ese “sentido común” que -aunque fuera acertado para las situaciones más habituales- no “tiene sentido” de ninguna manera para las situaciones excepcionales como la que vivimosSorprende contrastar imágenes que describen los vuelos que surcan el espacio en marzo y las que se dibujaban en diciembre. Sorprende la contabilización de ciudades que, de tanto cierre, han bajado las cotas de polución. Sorprende que todo o casi todo se cierra y como un castillo de naipes aquella estructura va cayendo una tras otra: efecto dominó.Ítalo Calvino, en su informe de los viajes imaginarios de Marco Polo, dice “es el momento desesperado en que se descubre que ese imperio que nos había parecido la suma de todas las maravillas es una destrucción sin fin ni forma”. (Ciudades Invisibles). Ese “momento desesperado” es aquél en que, sea por las circunstancias o sea por una mayor profundidad analítica, descubrimos que el “sentido común” dominante resulta inútil, perjudicial, un “sin sentido” para vivirlo en común. Es lo que estamos viviendo y lo que vamos a vivir.En la primera etapa como combate contra el “enemigo silencioso” de la enfermedad y en la que sigue contra la sombra obscurecedora de las fuerzas de la economía que se apagan. Así como después de la vacuna, la inmunidad, o el inventario demográfico de la etapa cerrada, habremos de volver a tener como sostén vital la mirada de los otros hoy clausurada por el temor al contagio; después del parate deberá ocurrir sí o sí un nuevo “sentido común” para reconstruir el trabajo de los hombres y las condiciones de la vida.Combate contra el “enemigo silencioso” de la enfermedad y en la que sigue contra la sombra obscurecedora de las fuerzas de la economía que se apaganDespués de la crisis deberemos encontrar el nuevo sentido común del desarrollo. La crepitación ecológica, la temperatura, los incendios fueron el aviso acerca de un modo de desarrollarnos que tenía para muchos rendimiento negativo. “Laudato Sí” fue un documento profético de atención. La fragilidad del mundo quedó a pruebaAhora la fragilidad del mundo ante una pandemia y la consciencia de la debilidad de los más poderosos frente a ella es como si aquellas profecías se hubieran cumplido. Los países más desarrollados (Europa, Estados Unidos y los de mayor velocidad de crecimiento, China por excelencia) suman la mayor cantidad de muertos y enfermos; y los números de vidas humanas en riesgo bajan dramáticamente en los países más pobres.La explicación es que la guerra del virus ocurre en los caminos del mundo globalizado. La velocidad de transmisión es proporcional a la intensidad de conexión o de participación en la globalización. Pero lo trascendente es que ese hecho, que produjo desconexiones selectivas, ha introducido el cuestionamiento profundo del sentido común dominante en la economía de la globalización.La velocidad de transmisión de virus es proporcional a la intensidad de conexión o de participación en la globalización, por eso se cierran los aeropuertos internacionales (JESUS OLARTE/)Todo cambia. La economía ha de sufrir una restricción de consumo: el primer sector golpeado será el de servicios, la vedette del Siglo XXI, que está indisolublemente unido al “movimiento de las personas” y es el territorio de la civilización de las multitudes y el espectáculo.En el primer bimestre de 2020 la caída de la actividad en los restaurantes en China fue de más del 40%. Esos ingresos se habrán de reducir y un efecto espiral tenderá a detener la demanda interna en cada país. En un mundo híper globalizado, la consecuencia será el freno de la demanda externa. Sin embargo en China sus importaciones cayeron solo 4% y las de carne siguieron un ritmo más que acelerado. Pero en occidente se espera un freno tan pesado como inesperado sobre las exportaciones.La economía ha de sufrir una restricción de consumo: el primer sector golpeado será el de servicios, la vedette del Siglo XXI, que está indisolublemente unido al “movimiento de las personas” y es el territorio de la civilización de las multitudes y el espectáculoAlgunas naciones tienen el privilegio de producir lo insustituible. Gran parte de la Argentina está en esa categoría. Otras naciones tienen la debilidad de la necesidad de lo que no hacen para poder seguir haciendo. La perforación de nuestras cadenas de valor nos hace, en ese sentido, muy dependientes. Un fabricante local de respiradores, tan necesarios, aparentemente está pasando un problema de abastecimiento para poder proveer todo lo necesario.Algunas naciones tienen el privilegio de producir lo insustituible. Gran parte de la Argentina está en esa categoríaPor un lado, geográficamente estamos del otro lado del mundo, por el otro, tenemos el beneficio de producir vituallas imprescindibles.Las últimas noticias informan que los chinos volvieron a demandar carnes. China, el tercer mercado más grande de Apple, después de haber cerrado reabrió los 42 locales. La demanda china, después del pico del virus, se mueve.Pero por el otro lado, la Argentina, con una industria armadora, cualquier descenso de la oferta de insumos nos dejará de brazos cruzados.En China sus importaciones cayeron solo 4% y las de carne siguieron un ritmo más que acelerado. Pero en occidente se espera un freno tan pesado como inesperado sobre las exportaciones (Reuters) (MARCOS BRINDICCI/)Todo eso sin contar que, a contrapelo de la historia, mientras nuestros vecinos y hasta los rusos devalúan, por ahora nosotros seguimos apostando al ancla cambiaria como consecuencia de no tener ninguna estrategia sólida contra la inflación. ¿Cuál es el sentido común? Si hay un claro estado de excepción social que demanda intervenciones radicales, ¿cómo es que no reaccionamos con un estado de excepción en la economía que nos lleva a “más control” y no menos? Todo indica que el Gobierno está en esa dirección. Es urgente que las indicaciones se transformen en decisiones.La consecuencia de todos estos conjuros será la acumulación de stocks y la caída de la rentabilidad de las empresas y el consecuente posterior descenso del nivel de producción y la puerta a la suspensión y al desempleo.Le sigue la caída de los ingresos que refleja la disminución de las horas de trabajo, el empleo. Una segunda vuelta sobre el nivel de consumo al interior de la Nación.El viejo John Maynard Keynes nos enseñó, y los economistas de estos años lo han ignorado con insólito orgullo y patética soberbia, que el que ahorra (finanzas) no es el que invierte (producción) y que no hay abundancia monetaria que haga disipar el miedo, o la incertidumbre, ante el futuro que siempre es incierto salvo que alguien – que rara vez es privado – se proponga construirlo.El desarrollo es el proceso, siempre desencadenado por el Estado, en el que se construye el futuro. Aquí lo hemos olvidado al desarrollo, al papel del Estado y al futuro. Estamos ante una gran oportunidad de reinstalar el “sentido común” que nos hizo crecer hasta 1975.Los colegas más ruidosos diagnostican que el “parate”, derivado del coronavirus es la lápida final sobre un país que sufre catalepsia. Sólo hay que esperar. Es cierto, los signos vitales de nuestra economía, ritmo cardíaco, respiración y voluntad, están en el mínimo. Y además con el corazón en la boca ante el ceñudo gesto de los acreedores externos.Todo eso, sumado al despilfarro de expectativas y al desencanto de aquellos que votaron por la reanimación, sólo se revierte con un shock que la despierte del estado cataléptico. Vamos por eso.La oferta a los acreedores privados por parte del ministro Martín Guzmán no se debe demorar. Ella misma, en cierto sentido, es un programa. Estamos arriesgando el efecto “buitre”El capitalismo, recordarlo, tiene un sistema de distribución que se basa en el salario. Privado o público. La “masa salarial” crece con el empleo y con el poder real de compra de los salarios. Cuando ese sistema falla, por desempleo, ningún otro sistema de distribución lo puede reemplazar de manera eficiente. Cualquier otro sistema es muchísimo más caro que el empleo. El empleo genera impuestos y el sistema alternativo los utiliza. Los obsesos del déficit fiscal deberían pensarlo.Por otro lado Joseph Schumpeter definió al capitalismo como un sistema de propiedad privada de los bienes de producción en el que la innovación se financia con crédito. Sin crédito no hay innovación y la materia prima del capitalismo es esa. Hace décadas que el crédito ha desaparecido. Y han desaparecido hasta las leyes y las instituciones que lo proveían y administraban. Obra del “sentido común” dominante de los Chicago boy´s. La inversión, bloqueada por la ausencia de proyecto, ha desaparecido.Ese es el tamaño de la herida social y de la castración de la capacidad productiva y la consecuente debilidad fiscal. Lógicamente serían menos los empleados públicos, subsidios carísimos al desempleo, y menor el uso del sistema de distribución alternativa al salario.Ha desaparecido la dinámica del empleo formal privado como principal mecanismo de distribución de nuestro capitalismo primario. ¿Capitalismo sin crédito? El empleo público, el desempleo abierto, el cuentapropismo y los planes, suman a la mayor parte de la fuente de ingresos de la población económicamente activa. ¿Capitalismo sin asalariados?El empleo público, el desempleo abierto, el cuentapropismo y los planes, suman a la mayor parte de la fuente de ingresos de la población económicamente activaMás allá de nuestra propia fragilidad e inmadurez capitalista, el coronavirus revela el agotamiento y el riesgo sistémico del modelo vigente de la globalización. ¿Podríamos repensar nuestro destino en el marco de este agotamiento para algunos, no para todos, inesperado? Este es el escenario. Peor imposible. Nos encuentra catalépticos.Es una oportunidad para desmitificar el patético “sentido común” de los últimos 45 años y producir un shock que reconstruya el sentido común del desarrollo. La oferta a los acreedores privados no se debe demorar. Ella misma, en cierto sentido, es un programa. Estamos arriesgando el efecto “buitre”.Para dar sentido a la propuesta debemos proponer la estrategia de duplicar -a dólar constantes- nuestras exportaciones en 2025 y que, para ese entonces, sea más que posible imaginar un PBI por habitante que sea el doble del que es hoy.Para eso hay que multiplicar las inversiones reproductivas prioritariamente vinculadas a las exportaciones y a la sustitución de importaciones (p.ej. reconstruir industrias como la ferroviaria y la naval) y generar oportunidades para desarrollar el interior. Hay un océano de USD 300.000 millones dónde pescar. Poner carnada porque el capital lo único que lo atrae es la zanahoria.No es utopía. Es lo mínimo de un programa decente. Si no nos lo proponemos, lo que nos espera es la profundización de lo peor. Hay que terminar con la perversidad del “sentido común” dominante que prescribe la “adaptación” como método y dar señales de madurez del Estado: por ejemplo, acuerdo nacional para congelar por 10 años todo el empleo público nacional, provincial, municipal.Enorme oportunidad: el virus que desnuda a la globalización nos puede ayudar a poner en evidencia que aquí el pescado se pudre por la cabeza. Es lo que nos pasó. Tengo la esperanza y la expectativa que, por las acciones y las palabras de los economistas del gobierno, esto no nos pasará otra vez.El autor fue subsecretario de Economía del ministro José Ber Gelbard y uno de los que redactó ese plan, además de escritor, autor del libro “Economía y política en el tercer gobierno de Perón”, y profesor en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA.Seguí leyendo:Alberto Fernández le pidió al presidente de China el envío de 1.500 respiradores a la ArgentinaExpertos internacionales vaticinan una recesión generalizada, pero no hay consenso sobre su magnitud y extensión

Leer más »

El sector aerocomercial, los restaurantes y la hotelería, tres industrias destrozadas por el “coronacrash”

Aviones en tierra y cada vez menos en el aire. Al 30 de junio se habrán cancelado 1.100 millones de pasajes aéreos REUTERS (Lindsey Wasson/)Aerolíneas, hoteles y restaurantes son las tres industrias más duramente golpeadas por las medidas tomadas por los países centrales para combatir la pandemia de coronavirus, precisa un artículo de la revista Forbes, en base a información sobre esos sectores en Estados Unidos, pero también en algunos países europeos. Las tres sectores han registrado dramáticas caídas en sus ingresos y no tienen reservas financieras suficientes para protegerse, dice la prestigiosa publicación de negocios, lo que llevará a una enorme cantidad de despidos. E incluso cuando termine la pandemia, a esos sectores les llevará hasta un par de años volver a la situación previa. En el caso de las aerolíneas, la nota cita una encuesta de la firma Harris, según la cual apenas uno de cada seis norteamericanos (15%) piensan que volverán a volar a menos de un mes de que el gobierno informe que la temible enfermedad Covid-19 ha sido abatida. Otro 16% respondió que lo harán recién a los tres meses y 49% que esperará hasta seis meses para volver a volar.De hecho, como ya publicó Infobae, apenas el coronavirus comenzó a esparcirse por los países europeos, la International Air Transport Association, la organización que agrupa a las grandes líneas internacionales y regionales, calculó que debido a la crisis las empresas perderían este año 113.000 millones de dólares. Otra nota publicada en Infobae identificó además a las aerolíneas internacionales, las automotrices europeas y las petroleras norteamericanas del sector “no convencional” como las empresas más comprometidas con deudas bancarias que deben afrontar en los próximos meses. Sobre las aerolíneas, el artículo de Forbes precisa que en 2019 Delta, American, United, Southwest, Alaska, JetBlue, Hawaiian, Spirit, and Allegiant tuvieron ingresos por USD 184.000 millones y ganancias por 20.000 millones. Pero los números para este año colapsaron. Según TSA, un sistema de monitoreo, el número de pasajeros es actualmente 90% menor al de hace un año. Tanto Airbus como Boeing sufrirán fuertes caídas. En el caso de la empresa norteamericana, las cancelaciones superarán la cantidad de órdenesRespecto del sector hotelero, la nota de Forbes cita también que la encuestadora Harris registró que solo 21% de los norteamericanos estaría dispuesto a alojarse en ellos dentro del primer mes una vez que la curva de contagio del virus se achate. Sumando los que esperarían hasta tres o seis meses para hacerlo, se llega a que recién a los seis meses un 60% de los norteamericanos estarían dispuestos a pasar al menos una noche en un hotel. Recién a los 6 meses de superada la pandemia, apenas el 60% de los norteamericanos estaría dispuesto a pasar una noche en un hotelEl colapso de las Aerolíneas tendrá a su vez un impacto directo sobre los operadores aeroportuarios, que para 2020 tenían planeado inversiones por USD 35.000 millones, cifra que les será imposible financiar: los ingresos de los aeropuertos dependen básicamente del número de pasajeros y de vuelos que pasen por ellos. Otro dato en el mismo sentido: para el 30 de junio, estimó IATA, el número de pasajes aéreos cancelados será de 1.100 millones, lo que significará una pérdida de ingresos por ese concepto de 252.000 millones, un 44% a nivel global.Para peor, las líneas aéreas tenían, antes del golpe del coronavirus, muy pocas reservas a disposición, suficiente para financiar, en promedio, apenas dos meses de operaciones. Por lo que se espera que será una de las primeras industrias en pedir ayuda estatal. Otro efecto del colapso de los vuelos es la consiguiente caída en las órdenes de compra a la industria aeronáutica. Boeing, que ya había debido asimilar el impacto financiero por los dos accidentes de su modelo 737 MAX, que finalmente decidió discontinuar volverá a tener más cancelaciones que órdenes de compra y Airbus, el consorcio europeo, verá declinar el número de pedidos. La cadena Marriott informó que su tasa de ocupación en China es inferior al 15% y en Europa y EEUU, inferior al 25%. Los efectos de todo esto sobre el empleo son enormes. La industria hotelera emplea en EEUU dos millones y medio de personas en forma directa y 8,3 millones en total, que atienden y mantienen en servicio a 3,5 millones de habitaciones y contribuyen unos USD 650.000 millones al PBI anual, según la Asociación Americana de Hoteles y Alojamientos y la consultora Oxford Economics. Para mensurar el impacto que podría tener allí el golpe de la pandemia y las medidas de prevención asociadas, la nota de Forbes recuerda que luego de los atentados terroristas de 2001 en EEUU y durante la “gran recesión” de 2008/2009, la tasa de ocupación en los hoteles bajó a 59 y 54% y que se perdieron 400.000 y 470.000 empleos, respectivamente. El hecho es que la crisis actual es mucho mayor. Por ejemplo, la cadena Marriot anunció que la tasa de ocupación en sus establecimientos en China estaba aún debajo del 15% y por debajo del 25% en América del Norte y en Europa, contra 70% un año antes. Otros hoteles están viendo caídas peores. En el caso de restaurantes, los efectos sobre el empleo han sido ya demoledores: ya despidieron a 3 millones de personas, en buena medida debido a disposiciones de 42 de los 50 estados norteamericanos que prohibieron los servicios in situ. Muchos intentan compensar con servicios de comida para llevar, pero esto compensa apenas una fracción de los ingresos perdidos.Los restaurantes intentan atenuar el colapso con venta de comidas para llevar, pero eso es apenas una fracción de lo que perdieron. En EEUU, ya despidieron a tres millones de empleadosAl respecto, la Asociación Nacional de Restaurantes de EEUU precisó que en promedio sus 4.000 asociados vieron caer 47% sus ingresos y que 70% ya habían despedido personal y reducido el número de horas de trabajo del personal retenido. Peor aún, la mitad dijo que seguirá con los despidos y reducciones horarias en abril. Los casos extremos tampoco son mínimos: 3% ya cerró sus operaciones y 11% dijo que lo hará dentro de los próximos 30 días. El balance de la Asociación, hasta ahora, es de una pérdida de USD 25.000 millones en ventas y 3 millones de empleos. De hecho, recientemente Jeff Bezos, el fundador y principal accionista Amazon, ofreció tomar hasta 100.000 empleados despedidos de los bares y restaurantes norteamericanos, para poder cubrir la creciente demanda y envío de productos -especialmente aquellos vinculados a la salud- de ciudadanos y familias recluidos en sus hogares. También los restaurantes en países europeos, como Alemania y el Reino Unido, vieron colapsar el número de comensales.Seguí leyendo: Qué piensa Espert sobre la estrategia económica del Gobierno en medio de la pandemia, el rol de los bancos, la tensión en el conurbano y el pago de impuestos

Leer más »

Pandemia y cuarentena: cómo está impactando el coronavirus en distintas provincias y actividades del interior

Un viñedo en Mendoza. La vendimia viene más lenta, porque las restricciones de circulación hicieron escasear la mano de obra (Getty Images/iStockphoto/)A medida que la pandemia y las medidas de cuarentena y “distanciamiento social” dispuestas por el gobierno para reducir la circulación del coronavirus suman días, el daño a las economías de distintas regiones, localidades y sectores se va haciendo cada vez más grande y visible y -algunos temen- podría volverse irreversible. Bares, restaurantes, hoteles, agencias de viaje y de transporte, servicios profesionales y personales, actividades independientes e informales, industrias, comercios y servicios “no esenciales” sienten un frío glacial que temen no poder superar en pie.Una encuesta de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) precisó que 68% de 400 empresarios consultados estimó que en marzo su facturación habrá caído en promedio un 70%. Uno de cada 12 cree que no podrá aguantar un mes más y cuando se agregan quienes creen no aguantar un segundo o tercer mes así, se llega a que, de prolongarse la situación, en 90 días tres de cada cuatro habrán quebrado. Una de cada diez de esas empresas ya despidió parte de su personal y 15% lo evitó hasta ahora con el recurso de adelantar las vacaciones.“Los empresarios estamos acostumbrado a trabajar con alta inflación, pero no podemos trabajar con los comercios cerrados", dijo el secretario de la Cámara Argentina de Comercio, Mario Grinman, quien señaló que las empresas de Comercio y Servicios que prestan “servicios no esenciales” emplean formalmente a tres millones de personas.Los empresarios estamos acostumbrado a trabajar con alta inflación, pero no podemos trabajar con los comercios cerrados (Marío Grinman)Otra encuesta, realizada por la firma de consultoría y auditoría Auren a más de 250 accionistas, socios, propietarios y ejecutivos de empresas de servicio, industria, agronegocios, bienes raíces, tecnología, banca, seguros y comercio minorista precisa que 45% ya registró “complicaciones y/o rupturas” en la cadena de pagos y 15% tuvo problemas de abastecimiento y distribución. En el 83% de los casos las ventas disminuyeron (la misma proporción piensa que seguirán haciéndolo “drásticamente”) y 21% ya redujo su nómina de personal. Se mire donde se mire, el panorama es desolador. Pero más allá de las medidas de tipo general que trabajadores y empresas reclaman para pasar la tormenta, hay impactos diferenciados.Exportaciones y Vaca MuertaUn informe del Ieral de la Fundación Mediterránea destaca el efecto depresivo de la situación internacional sobre las exportaciones. La Argentina es un país relativamente cerrado, dice Jorge Day, pero hay provincias cuyas ventas externas inciden fuertemente en la economía local. Es el caso de las regiones centro y pampeana (origen del grueso de las exportaciones de materias primas agropecuarias y alimentos), las provincias patagónicas (hidrocarburos, minería, pesca) y San Juan, por las exportaciones de oro.La región más afectada, destaca Day, es la Patagonia, por su fuerte dependencia del sector petrolero y el doble golpe que para el desarrollo de Vaca Muerta significan el coronavirus y la fuerte caída del precio del petróleo. Para peor, las provincias patagónicas están también entre las que más turismo extranjero recibían, lote al que se agregan Misiones, Mendoza, Salta y la Ciudad de Buenos Aires.La región más afectada es la Patagonia, por su fuerte dependencia del sector petrolero y el doble golpe que para el desarrollo de Vaca Muerta significan el coronavirus y la caída del precio del petróleo. Encima, las provincias patagónicas están también entre las que más extranjeros recibían, lote al que se agregan Misiones, Salta y la Ciudad de Buenos Aires“La recesión y las últimas elecciones deterioraron las finanzas provinciales y la epidemia las agravará. Además, no sólo es casi nula la probabilidad de financiamiento vía deuda, sino que las provincias tampoco cuentan con el impuesto inflacionario, aunque algunas piensen en la vuelta de las cuasi monedas”, dice Day, y apunta entre las provincias “más complicadas” a Jujuy, Tucumán y La Rioja y las patagónicas.Guadalupe González, también investigadora del Ieral, proyecta que el sector turismo se contraerá este año un 25%. Se trata de un sector de alto poder multiplicador, que aporta 9,4% del empleo y 6,4% de las exportaciones totales (para las cuentas nacionales, los consumos de un turista extranjero en la Argentina son una “exportación de servicios”).El puerto de Mar del Plata estuvo once días parado, por la negativa de los gremios, hasta que se acordar un protocolo sanitarioUn sector olvidadoEl pesquero, un sector habitualmente pasado por alto pero que llegó a exportar 2.148 millones de dólares en 2018 y más de 1.800 millones el año pasado (el declive se debió fundamentalmente a la caída de precios) trata de resolver los problemas a medida que van surgiendo. “Esto es minuto a minuto”, dice Eduardo Boiero, presidente de la Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de la Argentina (Capeca), uno de los subsectores que más aporta a la exportación, por la captura y procesamiento de langostino (más de USD 1.200 millones en 2018, algo menos en 2019) en los llamados buques-factoría y en los “fresqueros” que capturan y llevan el producto para su procesamiento en tierra.“Son momentos difíciles; la pesca quedó entre los sectores exceptuados de las normas del DNU del gobierno, pero hace una semana que estamos viendo cómo destrabar los problemas que se presentan: puertos que dejan de operar o gremios que por precaución o razonable temor prefieren no trabajar”, explica Boiero.Ya desde antes de la actual crisis, el sector entendió que era mejor la unidad y constituyó la “Inter-Cámara de la Industria Pesquera Argentina”, suerte de “Mesa de Enlace” sectorial que agrupa a 9 cámaras de diferente perfil y de varias localidades y provincias, desde Mar del Plata hacia el sur.Un problema, resuelto apenas el jueves pasado, fue un protocolo para que las embarcaciones marplatenses (que estuvieron once días paradas) vuelvan a hacerse a la mar.“Ahora veremos qué pasa con los puertos, a raíz del decreto de anoche (por el cierre de fronteras que comenzó a regir a partir de la hora cero del viernes 27); el decreto dice que no se cierran las actividades de comercio exterior, pero cada administrador de puertos lo interpreta a su manera; en Madryn (un puerto importante, ver gráfico) el gobierno provincial lo había cerrado”, dice Boiero.Un informe de diciembre pasado del sector pesquero detalla las ventas externas por provincias y puertos de 2018. En 2019 bajaron los precios, pero no los volúmenes. El panorama 2020 es muy incierto, pero claramente negativo En Puerto Deseado (Santa Cruz) las pesqueras locales donaron un respirador al Hospital de la ciudad y proveyeron de elementos de enfermería y sanidad (alcohol, barbijos, desinfectantes, elementos de auxilio) al puerto, para mantenerlo operativo. Para mediados de abril, en apenas dos semanas, deberán acordar y tener aprobados protocolos no solo sanitarios para las embarcaciones que pescan en el sur.“No hay 3.000 marineros locales; vienen muchos de Entre Ríos, de Corrientes, incluso de Mar del Plata, ahora tenemos que resolver la logística, protocolos de transporte, además de sanidad”, explica Boiero. Todo un desafío, por la multitud de instituciones involucradas: los gremios, la subsecretaría de Pesca (Ministerio de Agricultura), la de Puertos (Ministerio de Transporte), el Ministerio de Trabajo, las autoridades portuarias provinciales, las órdenes del Ministerio de Seguridad y las de Prefectura.“Estamos apostando a poder trabajar aun en este contexto. Más adelante vendrá el momento de ver qué medidas o ayudas son necesarias. No es hoy momento para estos planteos frente a los problemas de salud y preocupación de toda la sociedad”, dice Boiero. Y reflexiona: “si en (Puerto) Deseado no hay actividad pesquera, la localidad agoniza”.El sector pesquero genera poco menos de 50.000 empleos directos entre “embarcados” y “en tierra”, más la cadena de comercialización interior y la exportación, que luce seriamente complicada. Los principales compradores (China, España, Italia, Estados Unidos) son casi un ranking de los países más afectados por la pandemia. Mercados y precios son hoy una gran incógnita. Rusia es el único que en los últimos meses mantuvo sus volúmenes de compra, pero la caída del rublo suma la complicación de venderle a un cliente devaluado.Los principales destinos de las exportaciones pesqueras argentinas -China, España, Italia, Estados Unidos- son casi un ranking mundial de los países más afectados por la pandemiaUna vendimia complicadaDesde Cuyo, en tanto, Alberto Carleti, presidente de la Federación Económica de Mendoza, aclara el punto de partida. “La situación ya era compleja -dice- y esto trajo un problema adicional y mucho más serio, pero sin duda hay que priorizar lo sanitario sobre lo económico, pero llegará un momento en que tendremos que resolverlo”.En la provincia, a mediados de marzo, cuando comenzó la cuarentena, ya se había juntado el 43% de la producción de uva. Por delante aún hay unas dos semanas de vendimia, que esta vez debe completarse sólo con trabajadores de la zona; ya no llegan de otras regiones del país. Eso lentificó las cosas, porque falta gente, dice Carleti.A su vez, en abril comienza la cosecha de nuez y almendra, que también deberán vérselas con las limitaciones de movimiento que impone el coronavirus al trabajo temporario. Ajo, durazno, pera y manzana ya fueron cosechados, cuenta Carleti, pero enfrentan otros problemas.Los productores acopian el ajo que venden al mercado interno a lo largo del año, pero su principal cliente es Brasil. “Todavía no estamos seguros si el cierre de fronteras es también para el tránsito de mercaderías”, plantea Carleti. Lo mismo pasa con peras y manzanas.De todos modos, aclara Carleti, el principal y primer golpe del coronavirus a la economía mendocina fue sobre el turismo: cierre de hoteles, restaurantes, agencias, excursiones, servicios de transporte.La Federación ya realizó gestiones a nivel provincial y, a través de CAME, a nivel nacional, y aunque sabe que las prioridades son ahora las sanitarias, está preocupada por la inminente liquidación salarial. Por eso pidió diferir impuestos provinciales, aunque Carleti es consciente de los problemas del gobierno. “La Nación y la Provincia tendrán caída más fuerte de la recaudación, así que nosotros acompañamos la decisión de atender a los sectores más vulnerables”, dice.Por ahora, los paliativos han sido cambios de horario de atención en ciertas actividades y elaboración de protocolos sanitarios y de traslado de personal (por caso, para tareas de elaboración en bodegas o de empaque de fruta), que se van negociando con los gremios.Pero lo más pesado queda por delante. “Para el comercio están la cuestión de los alquileres: sin facturación es muy difícil pagar”, dice Carleti, que además ve bien la medida del gobernador mendocino, Rodolfo Suárez de pagar los salarios de marzo de los funcionarios políticos provinciales solo hasta $50.000. Algo así podría ocurrir pronto a nivel municipal e incluso empresario. “Habrá que ver el compromiso a nivel nacional –señala- todo eso va a llegar por necesidad; cuando no alcance para pagar los sueldos va a haber que privilegiar a los sectores más vulnerables”.Del boom al coronavirusNavegación frente al Glaciar Perito Moreno, una maravilla natural de la Humanidad. El Calafate pasó sin escalas del boom turístico al coronavirus (Shutterstock)El turismo, en tanto, vital para localidades como Iguazú, en Misiones, hasta El Calafate y Ushuaia (en el sur), pasando por Mendoza y Salta, pequeñas localidades cordilleranas y balnearios costeros, implica otro desafío, para el que será clave la reapertura de los Parques Nacionales, hoy cerrados al público.Un estudio de la consultora Elypsis precisó hace tiempo que el turismo “vinculado a la naturaleza” representaba el 30% del total y que en un plazo de diez años podía sumar USD 6.400 millones anuales a los USD 15.000 millones que ya generaba la industria sin chimeneas.De hecho, los dos Parques Nacionales más visitados de la Argentina (PN Iguazú, en Misiones, y PN Los Glaciares, en Santa Cruz) alimentan dos de los destinos de mayor afluencia de extranjeros: las Cataratas, en Puerto Iguazú, y el Glaciar Perito Moreno, cerca de El Calafate. Ambos destinos tuvieron, hasta fines de febrero, una temporada extraordinaria. Pero los tiempos cambiaron. Hoy El Calafate da cuenta de 8 de los 9 casos de coronavirus en Santa Cruz.El viernes por la tarde, las cámaras empresarias de tres localidades de la provincia (Río Gallegos, Caleta Olivia y El Calafate) se reunieron con los ministros de Economía y Producción y la ministra de Turismo del gobierno de Alicia Kirchner: pidieron la suspensión por 180 días del impuesto a los Ingresos Brutos, la suspensión del Sircreb (retención bancaria a cuenta de IIBB), que la provincia rebaje la línea de créditos al 24% anual lanzada por el Banco Central cinco puntos más, al 19%, y empiece a aflojar ordenadamente la cuarentena.Las cámaras de Comercio de Santa Cruz pidieron un aflojamiento de la cuarentena, pero los funcionarios provinciales respondieron que el ministro de Salud de la Nación, se opone vehementemente a esa posibilidadNi se ilusionen, respondieron los funcionarios. El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, se opone con vehemencia a cualquier aflojamiento. Y adelantaron que la provincia decretará, este fin de semana, la emergencia económica y dispondrá medidas como la suspensión de cualquier corte de servicios por parte de Distrigas y SPSE, las empresas provinciales que prestan los servicios de gas, electricidad y aguas.Ya vendrán tiempos mejores, pero antes habrá que pasar quién sabe cuántas cuarentenas hasta dejar ¿definitivamente? atrás la pandemia.Seguí leyendo:En medio de la cuarentena por el coronavirus, Techint despedirá a 1.450 empleados de su constructoraMonotributo: la AFIP suspendió en marzo las exclusiones y bajas por falta de pago

Leer más »

Las provincias petroleras le pidieron apoyo al Gobierno para evitar despidos y un default

Las provincias petroleras alertan por el parate de la producción por la caída de los precios internacionales (AGUSTIN MARCARIAN/)Las provincias agrupadas en la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi) volvieron a pedirle al Gobierno que establezca un precio sostén para el barril de petróleo producido localmente.Esta vez no fueron los gobernadores los que reclamaron, sino los ministros de Economía de cada una de las provincias, en una carta que le enviaron al ministro de Economía, Martín Guzmán, al de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y al de Interior, Eduardo “Wado” De Pedro.Los funcionarios provinciales señalaron que en el actual contexto económico y financiero la caída del precio del barril de petróleo “profundiza el impacto negativo” sobre la actividad económica de cada uno de esos distritos.La carta fue enviada a Kulfas y GuzmánEl precio de barril hoy oscila en torno de los USD 30 en el mercado internacional, valuación que, según detallan, significa que las provincias tendrían “una pérdida de ingresos por regalías de aproximadamente el 42% en relación con los niveles actuales” afectando a cada distrito. Sin embargo, aclararon que, con diferencias, “en todos los casos significa menores recursos para financiar gastos corrientes”.Por otro lado, advirtieron que si no se tomaran medidas correctivas para el sector “se arrastraría a todas las ramas productivas y de servicios asociadas a la actividad”. Y mencionan actividades como el freno de pozos, exploración, desaceleración de las inversiones y caída de los puestos de trabajo.En este contexto, además, aclaran que, si no hay cambios, tendrían una caída en la recaudación de impuestos, lo que “infiere una inminente situación de ruptura de la cadena de pago y la imposibilidad de hacer frente a los vencimientos de deuda de los diversos títulos emitidos por las provincias que se encuentran garantizados por regalías".El precio internacional ronda los USD 30 y las provincias quieren un precio de USD 54 por barril (Angus Mordant/)De concretarse el escenario que señalan los ministros de Economía de Neuquén, Chubut, Río Negro, Santa Cruz, Salta, La Pampa, Mendoza y Tierra del Fuego, estos distritos podrían tener situaciones de despidos masivos internos y default externos.Como posible solución, volvieron a pedirle al Gobierno que coloque nuevamente un precio sostén para la producción nacional, que en épocas de Cristina Kirchner presidenta se llamaba “el barril criollo”, una operación en la que el Estado pagaba la diferencia entre el precio internacional y el valor del mercado local.El valor que acordaron las provincias para esta nueva edición del barril criollo es del USD 54, pero avisan que esta vez no será el Estado quien pague la diferencia con el precio internacional, sino los consumidores en forma directa, aunque aclaran que no será necesario modificar los valores de venta al público porque ya están en los del precio sostén.Neuquén, Chubut, Río Negro, Santa Cruz, Salta, La Pampa, Mendoza y Tierra del Fuego también pidieron quitar las retenciones (AGUSTIN MARCARIAN/)Asimismo, pidieron que se lleve adelante un sendero de baja de los derechos de exportación a los hidrocarburos y una actualización de las compensaciones por la venta de Gas Licuado de Petróleo al precio diferencial establecido por la Resolución 230/15 de la Secretaría de Energía.En una carta anterior que los gobernadores le habían enviado al secretario de Energía sin haber obtenido respuesta. los jefes de los Estados provinciales señalaban que las provincias que integran la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos detallaron que la pérdida de recursos para el conjunto de las provincias asciende a 3.800 millones pesos mensuales.La propuesta de las provincias petroleras, que cuenta con el apoyo de las empresas que operan en el país, también pide “liberar las exportaciones para el excedente por sobre las necesidades del mercado interno”.Como tantos otros, el sector se vio fuertemente afectado por las restricciones a la oferta y el corte a la demanda generado por la pandemia del coronavirus.Seguí leyendo:Cuándo va a terminar la pandemia y qué pasará despuésArgentina sacrifica la economía para combatir al coronavirus, y gana elogios

Leer más »

Bono de Anses: cómo van a cobrar las personas que no tienen cuenta bancaria los $10.000 a mediados de abril

El titular de la Anses, Alejandro Vanoli, y el presidente Alberto Fernandez.El Gobierno tiene varias alternativas en estudio para que aquellos beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que no tengan cuenta bancaria puedan cobrar igualmente los $ 10.000 a mediados de abril. El número de personas en esta condición se conocerá una vez que finalice el proceso de pre-inscripción, que comenzó hoy, y que esos datos sean validados entre Anses y AFIP. Sin embargo, las autoridades están barajando alternativas para hacer viable este dinero para todas las personas que, producto de la actual situación de emergencia por el coronavirus, se quedaron sin ingresos. ¿Cuáles son esas opciones? ¿Cómo hará entonces para cobrar la persona no bancarizada?-Una de las alternativas es que una vez que la Anses tenga un punto de contacto con ese beneficiario, que puede ser un correo electrónico o un número de teléfono, le envíe un código que podrá utilizar en los cajeros de la red link con Punto Efectivo. La persona deberá entrar a los cajeros con cualquier tarjeta que tenga banda magnética, como por ejemplo la SUBE o la de la obra social, y luego en la máquina ingresar su número de DNI. Ahí se le requerirá que ponga el código enviado por Anses y directamente podrá retirar sus $ 10.000, en principio por única vez. Según fuentes del Banco Nación, hay en todo el país 6.500 cajeros con Punto Efectivo.-Otra alternativa que seguramente se aplicará con estos casos es el envío del dinero por Correo Argentino. La Anses ya paga algunos haberes de esa manera, por lo que con aquellos beneficiarios cuya residencia esté alejada y no tengan acceso a cajeros automáticos podrán recibir el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) por correo.-Por última la opción de las billeteras virtuales. “Hay muchas personas que han entrado a esta lógica; es más restrictivo para algunos sectores, pero es otra opción que va a estar habilitada”, precisó la directora de Economía, Igualdad y Género del Ministerio de Hacienda, Mercedes D´Alessandro, al hablar sobre el tema en declaraciones televisivas este mediodía.Una opción para los no bancarizados es que, con un código enviado desde Anses, puedan retirar los $ 10.000 por los cajeros red link que tengan Punto Efectivo (Marcos Brindicci/)“El espíritu de esta medida es que como no se puede salir del hogar por la cuarentena, eso para muchas familias implica perder sus ingresos. Calculamos que 40% del trabajo hoy se hace de forma precaria e informal; y entendíamos que si estábamos pidiendo desde el Estado que se queden en su casa, debíamos dar una respuesta y que estas personas se quedaran tranquilas”, afirmó la funcionaria del equipo de Martín Guzmán.D´Alessandro remarcó que el Estado está dando un paquete muy grande de medidas que cubre otros sectores, como el bono de $ 3.000 para los jubilados, quienes también habían recibido un plus con la Ley de Solidaridad. “Hay personas que no van a tener ningún tipo de ingreso. Esto va destinado a esa gente; si sos diseñadora gráfica y vas a seguir teniendo tu ingreso, no podrás percibir los $10.000”, aseguró.En cuanto a las cifras, la funcionaria afirmó que “más de la mitad del universo que podrá aplicar a este ingreso ya tiene cuenta bancaria, por lo que sólo declarando la Clave Unica Bancaria (CBU) podrían recibir el dinero de forma automática”.La preinscripción arrancó hoy y ya hay 1.100.000 personas que cargaron sus datos. Este período finaliza el 31 y el 1 de abril comienza la inscripción propiamente dicha, momento a partir del cual la Anses le requerirá a esos potenciales beneficiarios datos adicionales. “Les pido paciencia -dijo la directora de Economía, Igualdad y Género- y que los que no tengan que hacer ese trámite no ingresen a la página para que los que puedan hacerlo los que realmente lo necesitan”.Algunos beneficiarios podrían recibir los $ 10.000 por correo, si se encuentran en zonas alejadas sin cajeros (Pedroso, Joaquin/)El proceso de preinscripción hoy estará disponible para potenciales beneficiarios cuyos documentos de identidad terminen en 0 y 1, quienes deberán ingresar en la página web de la Anses para llenar un aplicativo, y sumar datos mínimos para iniciar el trámite de solicitud de este subsidio extraordinario. Mañana, sábado 28, será el turno de aquellos cuyos DNI terminen en 2 y 3; los finalizados en 4 y 5, el domingo 29; los que terminan en 6 y 7, el lunes 30 y, finalmente, los documentos cuyos últimos números sean el 8 y el 9 tendrán que ingresar a la web de la Anses para llenar el aplicativo el próximo martes 31 de marzo.Seguí leyendo: Cómo se puede enviar dinero a alguien que no tiene una cuenta bancariaEn las primeras 8 horas de preinscripción 500.000 personas se anotaron para cobrar los $10.000 del IFE

Leer más »

Según una encuesta de CAME, este mes la facturación de los comercios caerá un 70%

La gastronomía, uno de los sectores más duramente impactados por el coronavirus y el cierre de actividades "no esenciales"La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) advirtió que la facturación de las compañías este mes caerá un 70 por ciento interanual por la crisis generada por la pandemia del coronavirus.Así surge de una encuesta entre 400 jóvenes empresarios del comercio y la industria de 22 distritos del país realizada entre el 23 y 25 de marzo por CAME Joven, el área de jóvenes emprendedores de la entidad.Los resultados muestran el dramático agravamiento de la recesión a raíz del coronavirus y las medidas de cuarentena que comenzó hace una semana.Según la encuesta, 49,1% de los consultados estima que la caída de facturación estará en un rango de 76 a 100%, y otro 19,2% cree que será de entre 51 y 75%. “Si medimos el impacto negativo en cantidad de meses, se estima que alrededor del 68,1 % de los consultados no podría sobrevivir más allá de tres meses. Al día de hoy, el 8,3 % afirma no encontrarse en condiciones de afrontar la crisis económica, fruto de la emergencia sanitaria. Y apenas el 1,8 % cree que puede atravesar esta situación (la mayor parte de ellos pertenece a rubros esenciales)”, dice un pasaje del informe.Casi la mitad de los consultados estiman que su facturación cayó más de 75% este mes, y otro 20% registra caídas de entre 50 y 75% Estrategias de sobrevivenciaHasta ahora, las estrategias para atravesar la situación incluyen la promoción de los productos de mayor rotación, mediante la modalidad de venta online, el aumento de la publicidad, una mayor presencia en redes sociales y canales digitales y la incorporación de sistemas de envío a domicilio (delivery) para los comercios vinculados a las llamadas “actividades esenciales”.En esta situación crítica, una consulta fue cómo estaban lidiando los empresarios con sus empleados. La respuesta fue que el 88,6% dice que mantuvo hasta ahora a todo su personal, aunque este porcentaje incluye a su vez un 15,2% que decidió adelantar las vacaciones. En tanto, un 10,1% admitió haber realizado despidos. Sólo 73,2% de los empresarios consultados pudo mantener a todo su personal sin recurrir al expediente de adelantar las vacaciones. El 10% ya realizó despidos La encuesta recogió también los problemas de logística y precios que afrontan las empresas del sector pyme. Dos tercios (66,2% exactamente) dijo estar sufriendo demoras de abastecimiento o insumos y 13,2% señaló “dificultades” al respecto. Y más de la mitad (53,2%) no implementó modalidades de teletrabajo o home office “porque no tienen posibilidad de funcionar de esa manera”.En cuanto a precios, el 60% dijo haber recibido listas con aumentos de los bienes o insumos necesarios para su proceso comercial o productivos y, en la mayoría de los casos, la suba estuvo en un rango de 6 a 10%.Ante ese panorama, CAME Joven propuso una serie de medidas para “subsistir y poder afrontar el difícil momento” como la interrupción del cobro de aportes patronales; ampliación del decreto de emergencia, para abarcar categoría como el monotributo; diferimiento o pago en cuotas de Ingresos Brutos; creación de un “Fondo de Empleo” para quienes trabajen formalmente en empresas privadas, que cubra el 50% de sus haberes por hasta 12 meses, bajo Declaración Jurada ante profesional contable y con garantías; exención del IVA a materias primas y la actividad turística por 3 meses y la interrupción del pago de alquileres mientras un negocio esté cerrado."Los empresarios estamos acostumbrados a trabajar con la inflación, pero no con los negocios cerrados", dijo el secretario de la Cámara de Comercio, Mario GrinmanLos pedidos de CAME Joven se suman al de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), que solicitó apoyo financiero para permitir la sobrevivencia de empresas y proteger el empleo, como señaló su secretario, Mario Grinman, en declaraciones radiales.Grinman dijo que “el Gobierno esta actuando de manera excelente, es el país de Latinoamérica y quizás del continente que más ha avanzado en este sentido, adelantándose a la problemática”, pero señaló que urge atender la situación de las empresas, golpeadas por las medidas de contención en un contexto recesivo que ya llevaba dos años.En un comunicado la CAC recordó que “una fracción mayoritaria de la actividad mercantil se encuentra inactiva, en cumplimiento de las restricciones vigentes” y que las actividades de Comercio y Servicios que están paralizados emplean formalmente a tres millones de personas.Una fracción mayoritaria de la actividad mercantil se encuentra inactiva, en cumplimiento de las restricciones vigentes. Esas actividades paralizadas emplean formalmente a tres millones de personas“En seis días estos empleados tienen que cobrar los sueldos”, recordó Grinman, quien además señaló que “una empresa que no trabaja, en 30 días quiebra”. Por eso, si bien reconoció las medidas de alivio oficiales, enfatizó que se necesitan “acciones suplementarias”, como la habilitación de préstamos a tasa cero, a fin de evitar el corte de la cadena de pagos y cuidar el empleo, aunque ello signifique, por la consiguiente emisión monetaria, que “el proyecto de bajar la inflación se tenga que postergar por un tiempo”.Grinman enfatizó la gravedad del momento y la simbiosis con el sector público al afirmar: “Los empresarios argentinos estamos acostumbrados a trabajar con alta inflación, pero no podemos trabajar con los comercios cerrados: si el sector privado se empieza a fundir no va a haber de dónde sacar recursos”. Seguí leyendo:El FMI destacó las medidas del Gobierno para enfrentar el coronavirus y aseguró que habrá más recursos para países emergentes

Leer más »

Dólar hoy: retomó el alza en la City, por arrastre de la devaluación en países emergentes

Pesos versus dólares: la necesidad de liquidez de las empresas, impulsó los negocios del "contado con liqui". (Reuters) (AGUSTIN MARCARIAN/)En el mercado de cambios, el dólar mayorista subió 18 centavos, a $64,41, con cierta recuperación en el volumen operado, que en las últimas ruedas se ubicó holgadamente sobre los 200 millones de dólares.La reaparición de la oferta privada también permitió al Banco Central realizar posturas compradoras para recomponer reservas. La divisa interbancaria asciende un 7,6% en lo que transcurre de 2020.A su vez, el dólar minorista escaló a 86,37 pesos para la venta electrónica, por la aplicación del impuesto “solidario” del 30% que convierte a este tipo de cambio en el más caro entre todos los segmentos del mercado.Mientras tanto, los bursátiles “contado con liquidación” y MEP, demandados ahora para convertir dólares en pesos, en un período de acotada liquidez en moneda local por los feriados y la cuarentena que paraliza la actividad, se sitúan en torno a los 86 pesos.Las brechas cambiarias descendieron unos diez puntos, ahora en la zona del 34% respecto del dólar mayorista, cuando la semana pasada habían superado el 40 por ciento.Por efecto de la cuarentena no hay transacciones en el mercado marginal, donde la semana pasada se operó al dólar “blue” a 84 pesos“Este hecho particular se explica por una necesidad atípica de pesos para pagos de sueldos y necesidades varias de liquidez que tienen empresas en individuos, que a falta de ingresos por la cuarentena, deciden vender dólares de sus reservas”, detallaron desde Portfolio Personal Inversiones.“Esto generó una oferta privada de dólares que el mercado no venía teniendo, y tampoco se está generando una demanda que la absorba justamente por falta de pesos”, acotaron.“Como con cualquier shock negativo transitorio, el mismo debería ser amortiguado con los recursos ahorrados en el pasado. Los bajos niveles de ahorro que tiene nuestro país, en comparación a otras economías, indicarían que esta amortiguación va a resultar complicada de llevar a cabo”, explicó Gustavo Reyes, economista del IERAL de la Fundación Mediterránea.En lo que va de marzo, la gran mayoría de las monedas emergentes devaluaron, con caídas superiores al 10%, mientras que el peso argentinos lo hizo cerca de 3%, a la par de la inflación doméstica.Este viernes, el dólar subió 1,7% en Brasil, a 5,11 reales, mientras que en Chile se apreció 1,1%, a 836 pesos.Las reservas internacionales del Banco Central exhiben escaso movimiento, aunque permanecen debajo de los USD 44.000 millones, en un piso en lo que va de 2020. El jueves los activos contabilizaban 43.866 millones de dólares.Este jueves, el INDEC informó que la deuda externa bruta, es decir los pasivos contraídos por el sector público y el sector privado en moneda extranjera, alcanzaron al cierre de 2019 los USD 277.648 millones, casi estabiliza respecto de los USD 277.921 millones de 2018.El resultado de la Balanza de Pagos, en tanto, dejó un déficit de USD 3.462 millones el año pasado, cifra que marcó un fuerte recorte respecto a los USD 28.003 millones de déficit en 2018.SEGUÍ LEYENDO:Mercados: se cortó la racha alcista y los ADR argentinos se desploman 6% en promedioEl lunes 30 de marzo, ¿funcionarán los bancos?Cómo se puede enviar dinero a alguien que no tiene una cuenta bancariaCuarentena obligatoria: cómo pagar los servicios sin usar efectivo y sin salir de casa

Leer más »

Mercados: se cortó la racha alcista y los ADR argentinos se desploman 5% en promedio

Las bolsas internacionales tocaron un reciente piso de precios el pasado 23 de marzo. (Reuters) (BRENDAN MCDERMID/)Las acciones en los EEUU y Europa ceden este viernes en torno al 2%, para devolver parte de las ganancias obtenidas en la sesión del jueves, cuando los indicadores S&P 500 y Dow Jones treparon más de 6 por ciento.Las pérdidas en tres índices principales de Wall Street se produce luego de que los países miembros de la Unión Europea no lograran acordar un plan concreto para abordar el brote de coronavirus en la región que hoy es la más afectada del mundo.No es diferente el panorama para los activos argentinos. Las acciones, cuyos precios en dólares habían consolidado una transición alcista de cinco ruedas, operan con una violenta caída de 5% en dólares, tal como lo refleja el comportamiento de los ADR en Wall Street. El panel S&P Merval cede cerca de 4% en pesos, tras recortar un 3,2% el jueves.En las últimas tres ruedas de negocios, las acciones norteamericanas sumaron un rebote de 20% en promedio“El mundo, para hacer frente a esta obligada coyuntura, utiliza recursos y anuncia paquetes de estímulos a ese efecto. Son de los que nosotros por propia crisis carecemos. Lamentablemente, los mercados están abiertos y el nuestro también, con la pandemia todas las Bolsas volcaron, la nuestra también, solo que nosotros ya veníamos mal y sumada la crisis por el coronavirus, nos sentimos hundidos”, comentó Jorge Fedio, analista técnico de Clave Bursátil.Fuente: Rava Online. Precios en dólares (actualizado 16 horas)En tanto, los bonos soberanos reanudan las pérdidas en sus referencias en dólares, aunque a ritmo más atenuado que las acciones, con un Riesgo País otra vez por encima de los 4.200 puntos básicos para la Argentina.Países como Italia, España y Francia, los más castigados por el brote, habían pedido la emisión conjunta de los llamados “coronabonos”, para ayudar a recaudar fondos mediante la emisión de deuda europea compartida, pero otros países miembros rechazaron la medida de alivio durante el último discusiones de la noche.A esto se sumó una sorpresa: el anuncio de que el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, dio positivo por COVID-19, lo que incidió sobre los activos de riesgo.Hasta el jueves, los principales mercados globales habían hilvanado una notable recuperación por tercer día consecutivo, ya que los inversores descuentan que el paquete de ayuda de USD 2 billones aprobado por el Senado de los Estados Unidos ayudará a compensar parte del daño económico interno causado por el brote de coronavirus.Fue la primera vez que el S&P 500 concretó tres sesiones consecutivas de avances desde mediados de febrero.“El mal dato sobre solicitudes de desempleo y el récord de infectados a nivel mundial por parte de Estados Unidos ponen presión a la velocidad a la cual el gobierno (de Trump) deberá realizar las transferencias previstas a los hogares.”, puntualizó el Grupo SBS.La Cámara de Representantes de los EEUU vota este viernes el paquete de ayuda económica de coronavirusWall Street se sobrepuso al mal dato que aportó el Departamento de Trabajo de EEUU, que informó un incremento sin precedentes en las solicitudes de desempleo en el país norteamericano.Si bien los distintos gobiernos del mundo intensificaron sus esfuerzos para mitigar el golpe económico del virus, la pandemia en sí misma ha mostrado pocos signos de disminuir fuera de China.Italia, uno de los epicentros del brote, reportó su mayor salto en nuevos casos en los últimos cinco días, con nuevos casos el jueves que cifraron los contagios en 6.153. Los casos mundiales del coronavirus superaron los 526.000 a partir del jueves por la noche, incluidos 82.400 en los EEUU.SEGUÍ LEYENDO:Jornada financiera: hubo toma de ganancias en acciones, pero repuntaron los bonos y bajó el riesgo paísEl dólar “solidario” se vendió a 86 pesos y volvió a ser el más caro en todas las franjas

Leer más »