Último momento

Economía

Industria 4.0, una oportunidad para dar el “salto de rana”

(Shutterstock)Compras online, monitoreo de viajes a través de mapas virtuales, lecturas de códigos QR y almacenamiento de fotos en la nube, son solo algunos ejemplos de acciones que se realizan diariamente desde los teléfonos celulares. Si bien la digitalización y la utilización de estas tecnologías ya son un hecho a nivel social —donde, según el INDEC, más del 80 por ciento de los argentinos tienen acceso a estos dispositivos móviles—, en el ámbito productivo el camino por recorrer aún es muy largo.Las nuevas tecnologías como internet de las cosas, inteligencia artificial e impresión 3D plantean un cambio de paradigma en el modelo de la organización, hasta tal punto que hay quienes denominan este período como "la cuarta revolución industrial". Su principal transformación está sustentada en la posibilidad que tienen ahora las empresas de intercambiar información en tiempo real no sólo sobre sus procesos productivos sino también sobre las demandas del público.En este contexto, se presenta un fuerte desafío para los países en desarrollo porque a diferencia de otros períodos, las tecnologías hoy están disponibles y accesibles en precio. La clave es pensar en la integración de las áreas dentro de las empresas y en las cadenas de valor, es decir el diálogo entre los proveedores y los clientes. En el caso de Argentina, las empresas hoy tienen la oportunidad de realizar lo que se llama “salto de rana”, que implica alcanzar la automatización (característica central de la tercera revolución industrial) y la digitalización al mismo tiempo.Desde el punto de vista del factor humano, el reto es ayudar a que haya una mejora del “trabajo 4.0”. Por ejemplo, asistir a trabajadores con exoesqueletos para impedir su desgaste físico, utilizar la herramienta del GPS para evitar que algún operario se encuentre en una situación de riesgo, o analizar en tiempo real lo que está sucediendo en un taller para generar cambios en el momento.Las nuevas tecnologías también permiten pensar en soluciones para mejorar la experiencia de los usuarios, como puede ser la posibilidad de complementar la información de un manual de instrucciones con videos o instructivos disponibles en una web. En este sentido, lo primero que se requiere es entender en qué ecosistema está parada cada empresa, qué necesitan sus clientes, cómo satisfacer esa necesidad y si hay que generar alianzas con otros para dar respuestas integrales.Para estar a la altura de los mercados que se abren, el desafío desde la industria es repensar la oferta de bienes y servicios en función a las nuevas demandas de los consumidores. En este sentido, es importante que el nuevo modelo de organización de la producción se oriente hacia una economía circular para mantener un flujo constante de los recursos naturales.En el INTI contamos con un área de Industria 4.0, desde donde venimos desarrollando diferentes líneas de trabajo para fortalecer el sector, adaptado a las capacidades de la región. En este sentido, acompañamos a las empresas para llevar adelante la transformación digital—desde la sensibilización hasta la asistencia para la implementación de mejoras—, a los “proveedores 4.0” para que puedan brindar una oferta articulada y acorde a las necesidades de la cadena de valor, y también formamos a consultores con una metodología propia para realizar diagnósticos y planes de trabajo.Para dar a conocer iniciativas innovadoras en este campo, el INTI está participando de la organización del “Forum EXCELENCIA, Innovación con impacto”. El encuentro permitirá discutir los temas clave en el desarrollo argentino para un mundo globalizado y cambiante: la disrupción tecnológica, el desafío de innovar y cómo mejorar las condiciones de competitividad de las empresas.La autora es responsable del área de Industria 4.0 del INTI.

Leer más »

Turismo electoral: 50 extranjeros pagarán hasta USD 1.000 para ver de cerca y entender las presidenciales argentinas

El tour recorrerá varios centros de votación el domingoEn este momento hay 50 extranjeros acreditándose en un hotel céntrico de Buenos Aires para comenzar el “Argentina Election Tour”, un tour electoral que es una experiencia inédita en la América Latina y que sigue una costumbre cada vez más habitual en Estados Unidos y también se hizo en Francia. Este grupo interesado por conocer de cerca los detalles del proceso electoral local, del que participan especialistas en temas políticos, pero también particulares como un médico y una jubilada, tendrán un jueves con visitas a medios de comunicación y al centro de cómputos del Correo Argentino y participación del acto de cierre de campaña de María Eugenia Vidal, en Vicente López.“Son analistas y consultores políticos, pero también hay otros interesados, personas particulares con ganas de aprender de estos temas. Hay muchos brasileros y gente de México, República Dominicana, España y Perú. La idea es conocer cómo es el proceso electoral. Ese es el foco, más parecido a un congreso, en realidad”, explica Mel García, de Brandig Branding Latin America, quienes organizan el evento, que durará hasta el domingo 27, junto con la Cumbre Mundial de Comunicación Política y MPR Group.Hay muchos brasileros, pero también gente de México, República Dominicana, España y Perú. Las ideas son conocer cómo es el proceso electoral, que es distinto a otros. Ese es el foco, es más parecido a un congreso, en realidadLos organizadores cobran hasta USD 200 por el tour, una cifra que incluye materiales, traslados a las visitas que figuran en la agenda, algunos almuerzos y una cena la noche de los resultados. Los aéreos, hoteles y otras comidas corren por cuenta de cada turista electoral. En total y en promedio –vienen de distintos puntos de la región y el mundo– gastaran al menos unos USD 1.000 en cuatro días, según los organizadores. Los argentinos tiene descuentos que aumentan si son estudiantes. También hay algunos funcionarios extranjeros y prensa.Los turistas electorales recorrerán la Casa Rosada el sábado“Es un tour y hay turismo, pero el objetivo real es conocer los procesos puntuales de un país, entender el contexto y los detalles cómo se desarrolla el proceso eleccionario”, explica García.Para mañana viernes está prevista una jornada completa en el Hotel Panamericano con conferencias a cargo de analistas políticos, consultores y estrategas nacionales e internacionales. “Presentaremos información exclusiva de las estrategias de los candidatos, novedades en la legislación electoral y tecnología aplicada durante las elecciones, conferencistas locales e internacionales abordarán tópicos respecto a la elección Argentina y el panorama en la región de Latinoamérica”, detalla el programa.Es un tour y hay turismo, pero el objetivo real es conocer los procesos puntuales de un país, entender el contexto y los detalles cómo se desarrolla el proceso eleccionarioEl sábado está pautada una visita a la Casa Rosada y el domingo habrá recorridos por centros de votación y un cocktail de cierre donde se analizarán los resultados de la elección presidencial. "Tendremos la fiesta de cierre en la noche de las elecciones para acompañar los resultados, aquellos que lo deseen podrán visitar el búnker del candidato ganador”, prometen.Serán parte de las charlas y conferencias el secretario de Asuntos Políticos e Institucionales de la Nación, Adrián Pérez; el presidente de la Cumbre de Comunicación Política, Daniel Ivoskus; la consultora Analía del Franco; el director de Idea Internacional Perú, Percy Medina; la directora del Centro para Mujeres en Política y Políticas Públicas en Texas Woman’s University, Nancy Bocskor, y la titular de la Asociación Latinoamericana de Consultores Políticos, Marilú Brajer, entre otros.Seguí leyendo:Pobreza porteña: para el gobierno de la ciudad de Buenos Aires, una familia es de “clase media” si gana un piso de 51.500 pesosMercados: tres escenarios y la búsqueda para evitar sobresaltos luego de las elecciones

Leer más »

El perfil de Alberto Fernández, según la agencia Bloomberg

(@fsusbielles)El camino de Alberto Fernández hacia el umbral de la presidencia argentina comenzó en el segundo piso de un bar de Buenos Aires.Era febrero del año pasado, hacia fines del verano en el hemisferio sur, cuando el profesor de derecho y ex jefe de gabinete presidencial convocó a miembros de su equipo de expertos recientemente formado, el Grupo Callao, para evaluar las opciones políticas.El comienzo de 2018 era un momento desfavorable para siquiera pensar en desafiar al mandatario en ejercicio: el presidente Mauricio Macri disfrutaba de una reciente victoria en las elecciones legislativas, mientras se preparaba para convertirse en el centro de atención internacional como anfitrión de la reunión anual del Grupo de los 20. Incluso la economía, el eterno talón de Aquiles de Argentina, mostraba señales de recuperación en respuesta a las reformas promercado de Macri.Con “picadas” de por medio –platos de queso y embutidos que los argentinos comen durante horas–, Fernández esbozó una estrategia junto a su equipo, sentados en una larga mesa en el apartado nivel superior del bar. Su plan era reunificar al peronismo, el movimiento político dominante en el país que tradicionalmente defiende a los trabajadores frente a los empresarios y que se había dividido en los últimos años. La consolidación de las fuerzas significaría reconciliarse con su antigua adversaria, Cristina Fernández de Kirchner, la expresidenta.Dieciocho meses después, Fernández derrotó a Macri en las elecciones primarias, y casi todos en Argentina esperan que lo vuelva a vencer en las elecciones presidenciales del 27 de octubre. La posible clave de ese éxito –y la fuente del mayor dilema potencial de Fernández– es la inclusión de Kirchner en la boleta como su vicepresidenta, no su jefa.Este artículo sobre cómo Fernández hizo que Argentina llegara hasta aquí se basa en entrevistas con asesores de campaña de alto rango, amigos cercanos y exlíderes de gobierno, algunos de los cuales pidieron no ser identificados en sus comentarios sobre el candidato presidencial.El ascenso de Fernández es una táctica política audaz que, sin embargo, hace que inversores y acreedores de Argentina, además del Fondo Monetario Internacional, estén preparándose para una conmoción. Cuestionan la influencia de Kirchner: durante su mandato de ocho años, implementó controles de divisas, mantuvo al país en default y falsificó datos económicos, aislando a Argentina de los mercados mundiales. Con esos recuerdos aún frescos, el peso cayó 26% en agosto después de la victoria de Fernández en las primarias.Los opositores de Macri anhelan la pronta llegada de un gobierno Fernández-Kirchner. Sin embargo, la pregunta sigue siendo qué camino tomará Fernández si llega al palacio presidencial, y cuál sería el papel de Kirchner en sus decisiones.Kirchner aún no le ha pedido a Fernández que le permita elegir siquiera un solo ministro, según un alto funcionario de la campaña, quien insistió en que Fernández controlará las políticas.“Alberto estará a cargo del gobierno”, dijo Jorge Argüello, exembajador de Argentina en las Naciones Unidas y amigo de Fernández hace 40 años. “Ha aprendido a crecer en el poder”.Una señal de la dirección que tomará la ofrece el Grupo Callao, denominado así por la Avenida Callao, una arteria principal de la capital que pasa por el Congreso y por la oficina personal de Fernández. Sus miembros originales emergen como sus principales asesores en el camino hacia la presidencia.Entre ellos se encuentra su jefe de campaña Santiago Cafiero, cuyo abuelo se desempeñó como ministro de Comercio Exterior de Juan Domingo Perón y cuyo padre fue embajador en el Vaticano durante los gobiernos de Cristina Kirchner. Santiago reclutó a Matías Kulfas y Cecilia Todesca, dos exfuncionarios del banco central, que ahora encabezan el equipo económico de Fernández.Los analistas dicen que Fernández será más moderado de lo que temen los inversores. Sin embargo, su agenda económica aún presenta un desafío: dice que aumentará los salarios, bajará las tasas de interés, reducirá la inflación y buscará superávit fiscal y comercial, todo mientras hace crecer la economía. También dice que no incumplirá la deuda de la Nación, sino que planea renegociar con acreedores privados y, por otro lado, con el FMI por el préstamo récord de US$56.000 millones que solicitó Macri.“Lo que me parece está diciendo es que alcanzar esos objetivos no se puede hacer a costa de aumentar la pobreza y de aumentar la desocupación”, dijo Miguel Pesce, ex vicepresidente del banco central que conoce a Fernández desde hace más de 15 años.Fernández, que nació en la ciudad de Buenos Aires hace 60 años, es un pragmático que conoce perfectamente la burocracia argentina y escucha a los formuladores de políticas en todo el espectro, sin aferrarse a la ideología. Es parte de su forma de ser “todoterreno”.Fernández toca la guitarra (llamó a su perro “Dylan” por el músico), ama el fútbol, ​​escribe poesía e idolatra a Walt Whitman. Es casado y divorciado, y su pareja actual es una periodista y actriz de 38 años, Fabiola Yáñez. Tiene un hijo adulto, Estanislao, conocido por su trabajo como drag queen. La campaña de Fernández promete centrarse en los pobres y marginados, sin embargo, vive en un departamento en uno de los barrios más exclusivos de la capital.Ingresó a la política como un estudiante de derecho activista en la Universidad de Buenos Aires durante la dictadura militar argentina. Con el regreso de la democracia, trabajó en el gobierno a mediados de la década de 1980, y luego obtuvo un cargo económico en la administración del presidente Carlos Menem. Pero en 1995, Fernández no coincidió con las políticas de Menem y renunció, un patrón que repetiría en las administraciones de los Kirchner.Fernández comenzó una mesa redonda con el matrimonio de Néstor y Cristina Kirchner en 1998, cinco años antes de que Néstor llegara a la presidencia. Fue un salto de fe, ya que en ese momento Néstor era un gobernador poco conocido de una provincia remota en la lejana Patagonia.Los dos se hicieron cercanos, y Néstor designó a Fernández, primero, como su jefe de campaña y, más tarde, jefe de Gabinete. Fernández ganó una reputación que todavía mantiene por tener poca paciencia. Adoptó la estructura de poder centralizada de Néstor, al reunirse individualmente con los ministros y no realizar reuniones de Gabinete.“A Alberto le gusta mantener a todos separados”, dijo Eduardo Valdés, amigo de la universidad, quien le presentó a los Kirchner en 1997. “Nadie sabe qué habló con el otro”.Fernández fue jefe de gabinete durante los cuatro años de la presidencia de Néstor, pero cuando luego asumió Cristina, permaneció en el cargo solo seis meses antes de renunciar, tras que ella intentara aumentar los aranceles a la exportación, lo que provocó una crisis entre el gobierno y los productores agropecuarios.Se fue con la reputación de un hábil negociador que operaba en gran medida fuera de la vista pública y distanciado de Cristina. Fernández apoyó a los opositores políticos de Kirchner y criticó su liderazgo.“Del segundo mandato de Cristina a mí me cuesta muchísimo encontrar un elemento valioso”, dijo en una entrevista televisiva en 2015.Cristina Kirchner agradeció especialmente a Alberto Fernández en la presentación de su libro Sinceramente (Infobae)La reconciliación que podría cambiar a Argentina alcanzó su momento cúspide en una fría noche de mayo en Buenos Aires, cuando miles de personas se reunieron bajo la lluvia para escuchar a Cristina hablar públicamente por primera vez en varios meses. Kirchner, que lleva más de tres años retirada de la presidencia y es acusada en presuntos casos de corrupción, presentaba su libro “Sinceramente”.Fernández se sentó en primera fila.Los partidarios de Cristina Kirchner escuchaban cada una de sus palabras, con la esperanza de que anunciara otra candidatura a la presidencia. En cambio, plantó las semillas para un giro político que nadie vio venir.Kirchner agradeció a Fernández por haberle dado la idea de escribir el libro. Al hacerlo, estaba levantando el telón de su campaña conjunta: 10 días después, era Kirchner quien anunciaba que se postularía como vicepresidenta, con Fernández como candidato principal.Ha habido especulaciones en torno a la razón de su acercamiento. Según amigos y asesores de campaña, ambos comenzaron a hablar nuevamente y a solucionar lentamente sus diferencias después de que Kirchner sufriera dos derrotas electorales, lo que la obligó a reevaluar su estrategia.Si la estrategia termina en una victoria el domingo, Fernández aún enfrenta la abrumadora tarea de equilibrar las demandas contrapuestas de la base populista central de Kirchner de un mayor gasto social con las demandas de los acreedores de Argentina. Además, debe hacerlo sin haberse desempeñado nunca como gobernador, alcalde o incluso legislador nacional.“El problema no es que Alberto no sea conocido en el extranjero: en Argentina no lo conocían a Alberto”, dijo Camila Perochena, profesora de ciencias políticas en la Universidad Torcuato Di Tella en Buenos Aires. “Es realmente difícil predecir qué hará una persona que nunca ha sido el titular, sino el político detrás de escena”.Por Jorgelina Do Rosario y Patrick Gillispie para la agencia BloombergSeguí leyendo:Dólar, deuda, reforma laboral, inflación y otras definiciones de Alberto Fernández en el último día de campaña

Leer más »

Economía eSports: cómo funciona en el mundo y la Argentina la millonaria industria de los videogames

La semana pasada se desarrolló el mundial de FortniteThiago (K1ng) Lapp compitió en EEUU en el Mundial de Fortnite, una de las opciones que ofrece el nuevo mundo de los eSports, en las modalidades dúo y solitario que se realizó el domingo, tuvo que enfrentarse a otros 100 jugadores que quedaron seleccionados entre los 40 millones que participaron de las clasificatorias abiertas que se llevaron a cabo entre el 13 de abril y el 16 de junio.Salió quinto, ganó USD 900.000 y la noticia explotó en la Argentina. Así, muchos descubrieron una disciplina –para muchos ya un deporte– que mueve millones en todo el mundo. También en el país.Los eSports son la transformación de los videojuegos en un deporte con espectadores y se desarrollan a través de torneos online y offline de diferentes videojuegos, pero no abarca a todos.Los eSports son la transformación de los videojuegos en un deporte con espectadores y se desarrollan a través de torneos online y offline de diferentes videojuegos, pero no abarca a todosSe juegan en tres plataformas diferentes: PC, consolas y celulares. Sin embargo, hasta la llegada de Fortnite, lo más populares en cantidad de followers eran aquellos que se jugaban profesionalmente en PC, como League of Legends, Counter Strike, Dota2 y Overwatch, entre otros.Similitudes con el mundo realEl modelo comercial de los eSports es similar al de fútbol profesional. Existen ligas, jugadores, derechos de transmisión por streaming de partidos, auspicios de camisetas y clubes, derechos de imagen de jugadores, transferencias de jugadores entre equipos, torneos con premios millonarios y apuestas online sobre los partidos.K1ng, quinto en el mundial de FortniteActualmente, a nivel mundial se mueven alrededor de USD 1.000 millones anuales en todas las actividades relacionadas con este universo, una suma que crece a doble dígito anualmente aunque todavía representa una parte ínfima de los USD 134.000 millones que factura anualmente la industria de los videojuegos en su totalidad.Para poner esta cifra en contexto, en los Estados Unidos, el negocio de los videojuegos ya es cuatro veces la facturación de la industria de la música. Y sigue creciendo.A nivel mundial se mueven alrededor de USD 1.000 millones en todas las actividades relacionadas con los eSports, una suma que crece a doble dígito anualmente y que todavía representa una parte ínfima de los USD 134.000 millones que factura anualmente la industria de los videojuegosExisten equipos de Asia, Europa y EEUU que compiten en ligas de distintos videojuegos por bolsas de premios en dinero que van desde los USD 20 millones como el torneo The International a USD 30 millones como en el caso de este mundial de Fortnite.Los premios para los jugadores están superando en algunos casos los premios individuales de los deportes más conocidos. La reciente final de Fortnite, por caso, repartió USD 3 millones en premios, menos que el torneo de tenis US Oper de este año (USD 3,85 millones), pero más que Wimbledon (USD 2,78 millones) y muy lejos de Tour de France (USD 570.000)Además, las finales de los torneos de eSports más importantes se juegan presencialmente en estadios, con capacidad para 30.000 a 40.000 personas transmitiéndose vía streaming a audiencias que han llegado a ser del orden de los 40 a 50 millones de chicos a nivel planetario.Contexto local Pese a que pese a que el mercado argentino es el numero 24 en importancia en la venta de videojuegos y aunque los eSports crecen sostenidamente, no lo hacen con la fuerza de otras partes del mundo.La historia local de los eSports es de larga data: cuando recién se estaba popularizando la banda ancha en algunas regiones y empezaban a formarse las primeras comunidades online, el fenómeno creció en cybercafés y LAN parties.Torneo League of LegendsDesde hace años existen ligas como las de League of Legends , Counter Strike y Fútbol virtual. En League of Legends, en agosto 2017, Argentina fue anfitrión de la final regional y juntó a más de 5.000 personas en el DirectTV Arena. Lo transmitió ESPN+ en vivo.El año pasado, tras unificar las ligas de Sudamérica en una gran Liga Latinoamericana con clasificación al mundial, también se inauguraron las Ligas Master regionales, con equipos profesionales y con la chance de ascender a un torneo continental. Hoy existe la Liga Master Argentina, donde ocho equipos se enfrentan para coronar al campeón nacional con el aval de Riot Games. Todos ellos con acuerdos anuales, libro de pases, departamentos de marketing, difusión y con sueldos y premios asegurados por contrato. Toda una estructura para fortalecer la participación internacional de League of Legends, donde dominan los equipos asiáticos con una convocatoria multitudinaria.Algunos de los equipos de este juego más conocidos por el público son: Malvinas Gaming, Dragons, Sinisters, Isurus Gaming, Furious, Hafnet, Free Agents Rushers, Coscu Army y Savage.En Counter Strike, Argentina sorprendió al planeta entero y logró un histórico segundo puesto en el Mundial de 2016. Dieciséis años antes se había jugado el primer torneo en el país.(@lolesportslas)A nivel fútbol virtual, el primer empujón lo dio River Plate en 2017 cuando contrató al "primer jugador de fútbol virtual" de Argentina: Franco Colagrossi, que sigue siendo su representante en los torneos de PES locales y regionales. En FIFA, en 2018 se lanzó la eSuperliga, el campeonato oficial de fútbol virtual que organiza la Superliga Argentina de Fútbol en donde compiten todos los equipos reales con el mismo fixture que el campeonato real, pero representados por gamers. El primer campeón fue Estudiantes de la Plata.Si bien no hay datos oficiales, se calcula que en Argentina hay 1 millón de jugadores de Fortnite, 500.000 de Apex Legends, 400.000 de FIFA y PES, 250.000 de League of Legends y Clash Royale, 100.000 de Counter Strike y 50.000 de Dota 2 y Hearthstone. Y un numero indeterminado, aunque alto, de chicos y chicas que juegan a Call of Duty, Minecraft, entre otros.Algunos jugadores, como Hydr4, compitiendo en Europa. También tenemos a un "Rey" argentino de sólo 13 años que fue y venció en EEUU, que vino y recibió las felicitaciones del propio presidente Mauricio Macri y que puso a los eSports en el radar de los argentinos. God save the King.El autor es CEO de eSports Planet

Leer más »

El dólar sube en la City porteña, a pesar de la fuerte intervención del Banco Central

El precio del dólar oficial suma un incremento de 57,6% en 2019. (Pablo Lasansky/)Con ventas acumuladas por encima de los USD 5.000 millones desde el 12 de agosto, el Banco Central atenúa la escalada del precio del dólar, en una plaza con demanda muy firme y un elevado volumen de negocios, del que la autoridad monetaria aporta la mitad de lo operado.Este jueves, la entidad que preside Guido Sandleris realizó tres subastas de USD 200 millones cada una en el mercado mayorista, en las cuales lleva adjudicado un total de USD 270 millones en el día.Desde las elecciones primarias hasta el pasado 18 de octubre, el Central sacrificó unos USD 4.772 millones de sus reservas para equilibrar la oferta en el mercado mayorista, aunque en las últimas ruedas debió inyectar entre 300 y 600 millones de dólares para evitar una devaluación del peso más profunda.En el promedio de bancos del microcentro porteño la divisa asciende este jueves 73 centavos, a $63,10 para la venta, mientras que en las sucursales del Banco Nación sube 50 centavos, a 62 pesos.En el mercado mayorista el billete verde avanza 40 centavos, a 59,40 pesos. Aunque rige un control de cambios “light”, con un tope de USD 10.000 para la demanda, hace seis semanas que el Central habilita una gradual alza diaria del tipo de cambio.Gustavo Quintana, agente de PR Corredores de Cambio,afirmó que la “fuerte intervención del Banco Central en el segmento de contado y en los plazos más cortos de los mercados de futuros no pudieron corregir hacia abajo la cotización del dólar en el mercado mayorista”.Las reservas del BCRA suman 61 ruedas consecutivas en baja y desde las PASO pierden más de USD 20.000 millones “Con un mercado que anticipa un endurecimiento del 'cepo’ y una devaluación tras las elecciones presidenciales del domingo, el dólar se mantiene al alza, aun con las intervenciones diarias del Banco Central”, consignaron desde Portfolio Personal Inversiones. Añadieron que “la fuerte presión sobre el tipo de cambio y la ampliación de la brecha, fue el combo de las últimas semanas de la campaña electoral”.No obstante, la tensión por la incertidumbre política y los cambios que se avecinarán después del 27 de octubre se refleja en las cotizaciones donde no hace efecto la regulación oficial, como el mercado libre o “blue” y las derivadas de los negocios con acciones y bonos.En $77,88 para la paridad “contado con liquidación”, la brecha con el dólar mayorista se sitúa en el 31 por ciento.Cabe recordar que la brecha cambiaria todavía está lejos de la registrada en el último día de gobierno de Cristina Kirchner. El 9 de diciembre de 2015, con un control de cambios aún más rígido que el presente, la brecha entre el dólar oficial mayorista ($9,74) y el “contado con liqui” ($15,40) alcanzó el 58%, mientras que entre el minorista ($9,82 en promedio) y el “blue” (en $14,73) se ubicó en el 50 por ciento.Mientras tanto, las reservas continuaron con su caída por 61° rueda, con un desplome de USD 450 millones, y se ubicaron el miércoles en niveles de USD 46.141 millones, según datos sujetos a ajuste, al monto más bajo desde el 27 de junio de 2017. Desde las PASO los activos restan USD 20.168 millones (-30,4%), y unos USD 19.655 millones desde el inicio de 2019.Por su parte, los depósitos privados en dólares en efectivo del día lunes 21 (último dato disponible) presentaron un retroceso de USD 26 millones, para alcanzar los USD 20.744 millones, la cifra más baja desde diciembre de 2016.El Banco Central mantuvo equilibrada la tasa de política monetaria en la licitación de Letras de Liquidez (Leliq), a siete días de plazo, en 68,003% anual. No obstante, la entidad monetaria liberó este miércoles cerca de $60.000 millones debido a la renovación parcial de sus títulos de deuda, liquidez que presiona sobre la demanda de divisas.Un dato favorable es que con este proceder, la entidad que preside Guido Sandleris redujo su stock de pasivos remunerados, ahora debajo del billón de pesos ($919.733 millones o USD 15.588,7 millones), el monto más bajo desde el 6 de marzo pasado.El Central anunció el mes pasado que la baja para el piso del rendimiento de estos pasivos remunerados –exclusivos para ser suscriptos por bancos– a 68% en octubre, según un comunicado del Comité de Política Monetaria (COPOM).SEGUÍ LEYENDO:Mercados: tres escenarios y la búsqueda para evitar sobresaltos luego de las eleccionesEl BCRA acelera el desarme de las Leliq: liberó $200.000 millones en un mesEn la previa electoral, aumentan las ventas del BCRA y se acelera la salida de depósitos en dólares

Leer más »

Wall Street se esperanza con el “sí, se puede” macrista, pero hace planes previendo un “no se pudo”

Wall Street (AP)El “si, se puede” macrista no encuentra muchos adeptos en Wall Street. Los operadores y estrategas de fondos y bancos neoyorquinos se inclinan a pensar que el resultado de las elecciones en la Argentina quedó definido en las PASO de agosto y descreen de la épica de la remontada electoral.Para la mayoría de los analistas consultados por Infobae la respuesta es “no se puede”, a pesar del optimismo oficial, y se preparan para enfrentar un período quizá turbulento, de gran incertidumbre y más restricciones, en el que las señales que se emitan a partir del minuto uno del triunfo opositor serán quizá definitorias. Esas señales “guiarán la reacción del mercado”, afirmó un experto de Wall Street.Algunos estrategas no niegan que abrigan todavía una esperanza, quizá mínima, de una sorpresa este domingo y que el Gobierno finalmente logre forzar un ballotage el mes que viene. Pero las apuestas van casi todas en sentido contrario.Alberto Fernández (@fsusbielles)“La mayoría le asigna cero posibilidades a Macri de obtener una segunda vuelta”, sentenció Siobhan Morden, estratega para mercados emergentes en Amherst Pierpont Securities, en diálogo con Infobae. “Quizá algunos -añadió la experta- tienen la esperanza de que un voto protesta en las PASO de agosto contra Macri pueda ahora revertirse, por los temores sobre la gobernabilidad con el kirchnerismo. Pero en definitiva el triunfo de Alberto Fernández está casi completamente descontado”.“El presidente Mauricio Macri insiste en que lo que está en juego son dos modelos completamente diferentes, pero a esta altura pareciera que una mayoría de los votantes quieren el cambio”, coincidió Alberto Ramos, economista jefe para América latina en Goldman Sachs.Esto es así, dijo Ramos, “pese a que la oposición no representa un verdadero cambio dado que parecen abrazar políticas similares a las que vimos antes de Macri y cuyos resultados no fueron auspiciosos”.La mayoría le asigna cero posibilidades a Macri de obtener una segunda vuelta (Morden)Los analistas ven hacia adelante una etapa de inflación alta, con un pico tan pronto como diciembre, durante la transición, en previsión del acuerdo social que propone Fernández. Con el kirchnerismo ya instalado en la Casa Rosada esto podría combinarse con más emisión monetaria, para afrontar los compromisos inmediatos de la nueva administración, más controles cambiarios y una brecha creciente entre el dólar oficial y el contado con liqui.No es un escenario sencillo y la primera urgencia va a ser atacar el problema de la deuda, según coinciden también los especialistas. Por eso las primeras señales del candidato de Cristina Kirchner pueden ser clave. Si gana, el gobierno de Fernández no tendrá margen para una luna de miel. La transición será su primer terreno de ensayo mientras al mismo tiempo administra las tensiones políticas dentro del peronismo amplio y diverso que lo acompaña.El presidente Mauricio Macri insiste en que lo que está en juego son dos modelos completamente diferentes, pero a esta altura pareciera que una mayoría de los votantes quieren el cambio (Torres)“A esta altura, la expectativa del mercado es que Alberto Fernández va a ganar la elección en primera vuelta. Si eso se confirma, la reacción del mercado no va a estar guiada por el resultado sino por las declaraciones postelectorales tanto del ganador como del perdedor y lo que eso pueda indicar sobre la transición hasta el 10 de diciembre”, observó Ramos.“Señales de una transición difícil, sin cooperación, y de medidas heterodoxas radicales de parte de la nueva administración llevarían al mercado a una corrección a la baja”, concluyó el especialista de Goldman Sachs.Mauricio Macri (Reuters/)En Wall Street creen que hay una alta probabilidad de que la Argentina vaya hacia un nuevo default de su deuda. Una probabilidad del 75%, dicen algunos en off the record. Puede ser un proceso ordenado o desordenado, eso está por verse. Y puede ser con o sin quita para los tenedores de bonos, aunque en el mercado anticipan ya un recorte del 30% si el proceso se encamina en el marco de una negociación ordenada.Ese tramo de la deuda es de unos 120.000 millones de dólares, con distintos vencimientos. La agresividad de la propuesta definirá entre otras cosas la sostenibilidad de la deuda, pero también qué tan cerca o lejos quedará la Argentina del mercado internacional de capitales.En Wall Street creen que hay una alta probabilidad de que la Argentina vaya hacia un nuevo default de su deuda. Una probabilidad del 75%, dicen algunos en off the recordUn reperfilamiento “a la uruguaya”, acompañado de un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, parece un objetivo difícil de alcanzar sin un compromiso firme de avanzar en reformas estructurales que en el FMI consideran indispensables para garantizar el equilibrio fiscal. Esta también es una señal que los expertos del mercado esperan poder ver con más claridad inmediatamente después de la elección de este domingo.Seguí leyendo:Por la recesión y mayores cosechas, en septiembre hubo superávit comercial de USD 1.744 millones, el mayor valor desde abril de 2012El Gobierno juega su última carta productiva antes de las elecciones y presenta en el Congreso tres proyectos de ley

Leer más »

Se escapó el dólar “libre” y vuelve a crecer la brecha: más presión para endurecer el control de cambios

... (Pablo Lasansky/)Tal como se esperaba, los días previos a las elecciones están castigando con dureza a todos los activos argentinos. Mientras que el riesgo país volvió a superar los 2.000 puntos básicos, el dólar continuó con su escalada alcista llegando a nuevos niveles récord, especialmente en el mercado “libre”, es decir, aquellos que están fuera de la intervención del Central.Aunque todavía no hay información oficial, se calcula además que el BCRA tuvo que vender alrededor de USD 300 millones para evitar que se dispare el dólar en el mercado oficial. En caso de confirmarse esta cifra, sería la mayor intervención de parte de la entidad que preside Guido Sandleris desde que se impusieron los controles cambiarios, a fin de agosto. Finalmente, el mayorista terminó con una suba leve, hasta $ 58,65.La decisión del Gobierno es vender todas las reservas necesarias para evitar que el dólar “vuele” en los días previos a las elecciones ante el fuerte aumento de la demanda de inversores en busca de protección. Claro que semejante comportamiento genera la inevitable pregunta: ¿puede permanecer el control de cambios sin alteraciones, teniendo en cuenta la cantidad de reservas que le cuesta diariamente al Central?(AFP) (RONALDO SCHEMIDT/)El dólar “oficial” se mantiene con escasas alteraciones por la oferta de parte del BCRA y ayer cerró a $ 61,32, un incremento de apenas 0,5%. Pero en los otros mercados donde operan otros inversores y no participa el BCRA, la historia es diferente. Como no hay casi oferta, toda la demanda de divisas se traslada al precio. El dólar “libre”, que se opera en el mercado informal, terminó a $ 68,75, una suba de prácticamente dos pesos en relación al nivel anterior.El “Contado con Liquidación”, que es tipo de cambio implícito a quienes se quieren dolarizar a través del mercado bursátil, tuvo un vuelo todavía mayor y ayer superó los $ 79, cuando había arrancado la semana levemente abajo de $ 75.Esta gran presión sobre el “Contado con Liqui” refleja la demanda de dólares de empresas, que quieren cubrirse antes de las elecciones. Las compañías no tienen acceso al mercado oficial de cambios, salvo que sea recurran a él para operaciones de comercio exterior. Por lo tanto, para desprenderse de pesos y esperar dolarizados ayer ya estaban dispuestos a pagar casi 30% que el precio del dólar oficial.La existencia de múltiples tipos de cambio y el aumento de la brecha se dieron mucho más rápido que en el cepo cambiario, instaurado en 2011. En parte, tiene que ver con la “gimnasia” de los inversores en relación a la experiencia anteriorEl fuerte aumento de la brecha entre el tipo de cambio oficial y los “otros” dólares genera a su vez fuertes distorsiones. Por ejemplo, hay más incentivo para efectuar la práctica conocida como “puré”, es decir la compra de dólares en el mercado oficial para luego venderlos en el paralelo. Este esquema permite una rentabilidad superior ya al 11%. Teniendo en cuenta que el límite de compra mensual es de 10.000 dólares mensuales, esta operatoria especulativa permitiría ganar hasta 70.000 pesos adicionales por mes.Todo indica que en los tres últimos días hábiles antes de las elecciones continuará una presión similar en el mercado cambiario. Pero a partir del 28 de octubre todo pasará a depender de las señales que empiece a dar el presidente electo, si es que no hay ballotage. En el escenario de una victoria en primera vuelta de Alberto Fernández, pasará a ser él el único capaz de empezar a calmar la ansiedad de los inversores.El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández Hasta ahora, hubo escasos datos concretos sobre lo que quiere hacer el candidato de Frente de Todos en caso de ganar, más allá de algunas frases de campaña. Será importante tanto a quiénes designe en el ministerio de Economía y en el Banco Central como los planes que tiene en distintas áreas: qué pasará con las cuentas públicas, hasta dónde podría llegar la emisión monetaria antes de fin de año y cómo será el proceso de renegociación de la deuda. Además, también será clave de qué manera se encarará la relación con el FMI, aunque se descuenta que será un proceso largo de renegociación.Seguí leyendo:La vigilia de las elecciones cuesta cada vez más: hoy se perdieron USD 294 millones de reservas para contener el dólarDólar: el contado con “liqui” llegó a un pecio récord de $79 y la brecha con el mayorista tocó los 20 pesos

Leer más »

El Banco Nación y la Anses financiarán al Gobierno con $32.000 millones para el pago de vencimientos de deuda pública

El Banco Nación no puede conceder créditos al Estado Nacional, salvo que cuente con una garantía especial del ministerio de Hacienda (REUTERS/Agustín Marcarian) (Agustin Marcarian/)A través de una resolución publicada este miércoles en el Boletín Oficial, se dio a conocer que el Banco de la Nación Argentina (BNA) financiará al Tesoro Nacional por $30.000 millones (unos USD 511 millones). Según la explicación del Gobierno, el préstamo se solicitó como parte del Programa Financiero del Ejercicio 2019 y el dinero se utilizará para la cancelación de “servicios de amortización” de deuda pública con vencimiento durante este año.Además, en otra resolución, se dispuso la emisión de $2.000 millones (unos 34 millones) en Letras del Tesoro en pesos que serán suscriptas por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS). De esta forma, el Banco Nación y la Anses financiarán con $32.000 millones en total (cerca de USD 546 millones) al Gobierno que debe afrontar los vencimientos de deuda que no fueron reperfilados.Fuentes del ministerio de Hacienda aclararon que se trata de refinanciaciones de vencimientos con esas mismas entidades. “Estas colocaciones son renovaciones de vencimientos intra sector público. Son préstamos para cancelar deuda, incluso con ellos mismos. Antes, la Anses y el Banco Nación participaban de las colocaciones generales, por eso no eran públicas las suscripciones”, indicaron.Y agregaron que en lo que va del año, el Tesoro le devolvió al Banco Nación más de lo que renovó. “El Banco Nación nos puede prestar al Tesoro solo en función de los depósitos nuestros en el Banco. El FGS solo puede prestarle al Tesoro dentro de sus límites por ley. No es diferente a lo que se hace normalmente", señalaron. Este mecanismo seguirá sucediendo en las próximas semanas porque hay más vencimientos y renovaciones.“El Tesoro no tiene caja y está recurriendo al Banco Nación como fuente de financiamiento como también a la colocación de títulos a Anses. Por lo general son decisiones compulsivas que responden más a la necesidad del fisco que a la administración del banco o de la Anses”, señaló el economista Guido Lorenzo, de la consultora LCG.El Banco Nación y la Anses financiarán con $32.000 millones en total (cerca de USD 546 millones) al Gobierno, que debe afrontar los vencimientos de deuda que no fueron reperfilados.La operación con el Banco Nación se debió formalizar a través de una resolución conjunta de la secretaría de Finanzas y la secretaría de Hacienda ya que requería varias excepciones porque la legislación vigente no la autoriza directamente. Por ejemplo, la ley 24.156 que regula el Sistema de Crédito Público establece que las entidades de la Administración Nacional no podrán formalizar ninguna operación de crédito público que no esté contemplada en la ley de presupuesto general o en una ley específica.Además, el artículo 25 de la Carta Orgánica del Banco Nación, que es una entidad autárquica en el ámbito del ministerio de Hacienda, dispone que la institución no podrá conceder créditos a la Nación, provincias o municipalidades ni a los organismos o reparticiones dependientes de ellas, salvo que cuenten con garantía especial de la secretaría de Hacienda del ex ministerio de Economía (actual ministerio de Hacienda), que permita el reembolso automático del crédito.El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, durante la presentación del proyecto de presupuesto en el Congreso Nacional (FOTO: JUAN VARGAS) Para justificar el otorgamiento del préstamo del Banco Nación al Tesoro, el Gobierno advirtió en el texto de la resolución que el Órgano Coordinador de los Sistemas de Administración Financiera puede dar garantías especiales al banco cuando se trata de deudas con el Estado Nacional que se aplican al “financiamiento de gastos de capital o amortización de deudas”. Y también cuando el saldo no exceda 30 % de los depósitos del sector público nacional no financiero en la entidad otorgante.Por su parte, el Banco Nación acordó otorgar el préstamo a través de una resolución de su directorio firmada el pasado 17 de octubre. La operación se realizará con un único desembolso y tendrá un plazo de 180 días, con amortización íntegra al vencimiento.Con todo, el Banco Nación tendrá una opción de cancelación anticipada, en forma total o parcial, a partir de los 30 días corridos de otorgado el préstamo, mediante débito en la cuenta de la secretaría de Hacienda o de la Tesorería General de la Nación. Los intereses se pagarán trimestralmente —el primer vencimiento a los 90 días a partir del desembolso de los fondos— en base a la tasa de Interés Badlar, publicada diariamente por el Banco Central.Seguí leyendoEn 2020, el próximo Gobierno deberá afrontar pagos de deuda por USD 37.000 millonesEl Gobierno reasignó plazos de colocación de deuda por hasta USD 45.130 millones para pagar vencimientos en pesos y obras de infraestructura

Leer más »

Dólar hoy: las ventas del BCRA mantienen acotada la suba y suman USD 5.000 millones desde las PASO

El precio del dólar oficial suma un incremento de 56% en 2019. (Pablo Lasansky/)El Banco Central lleva vendidos cerca de USD 5.000 millones desde las PASO para atenuar el recorrido alcista del dólar, a cinco días de las elecciones presidenciales.Aunque rige un control de cambios “light”, con un tope de USD 10.000 para la demanda, el volumen operado se incrementó a USD 600 millones diarios, en un período del año en el que es común que se negocie la mitad de ese monto.El Central habilita una gradual alza diaria del tipo de cambio, aunque la tensión por la incertidumbre política y los cambios que se avecinarán después del 27 de octubre se refleja en las cotizaciones donde no hace efecto la regulación oficial, como el mercado libre o “blue” y las derivadas de los negocios con acciones y bonos, que por la mañana llegaron a superar los 80 pesos.Este miércoles, el dólar es ofrecido al público a $62,18 en el promedio de bancos de la City porteña, con aumento de 85 centavos o 1,4 por ciento.En el mercado mayorista avanza 32 centavos, a 58,97 pesos, bajo el estricto control del Banco Central, que interviene con ventas de contado desde el arranque de las operaciones.“La incertidumbre, ya en la cuenta regresiva a las elecciones de este domingo, se profundiza y no tanto de la mano de las expectativas del resultado, sino sobre la realidad de la transición que se podría afrontar y la falta concreta aún de definiciones de medidas de política de Fernández –que además se ha volcado hacia un tono cada vez más agresivo en las últimas semanas-”, describieron desde Portfolio Personal Inversiones. Las reservas del BCRA se desplomaron casi USD 20.000 millones desde las elecciones primariasEn el reducido mercado paralelo el dólar “blue” se vende a 69,75 pesos, con ganancia de más de dos pesos, mientras que en las paridades implícitas en la compraventa de acciones y bonos, en pesos y en dólares, vuelve a marcar nuevos máximos y a ampliarse la brecha de cotizaciones respecto del circuito formal.En ese aspecto, el “contado con liquidación” promedió los $80,36 por la mañana para las acciones de más liquidez en la plaza local y el exterior, YPF y Grupo Galicia, al dividir su cotización en pesos por el precio de sus respectivos ADR en Wall Street. Por la tarde regresó al nivel de 78 pesos. La brecha con el mayorista es de 33 por ciento.Cabe recordar que la brecha cambiaria todavía está lejos de la registrada en el último día de gobierno de Cristina Kirchner. El 9 de diciembre de 2015, con un control de cambios aún más rígido que el presente, la brecha entre el dólar oficial mayorista ($9,74) y el “contado con liqui” ($15,40) alcanzó el 58%, mientras que entre el minorista ($9,82 en promedio) y el “blue” (en $14,73) se ubicó en el 50 por ciento.“La presión cambiaria se profundizó ante la cercanía de las elecciones presidenciales, debido a que muchos inversores prefieren estar cubiertos para el día post-elecciones. Esto amplió la brecha entre el contado con liquidación y el mayorista”, puntualizó Research for Traders.Mientras tanto, las reservas continuaron con su caída por 60° rueda y se ubicaron el martes en niveles de USD 46.591 millones, según datos sujetos a ajuste, al monto más bajo desde el 3 de agosto de 2017. Desde las PASO los activos restan USD 19.718 millones (-29,7%), y unos USD 19.205 millones desde el inicio de 2019.Por su parte, los depósitos privados en dólares en efectivo del día jueves 17 (último dato disponible) presentaron un fuerte retroceso de casi USD 200 millones, el más amplio en el último mes, para alcanzar los USD 20.770 millones, la cifra más baja desde diciembre de 2016.El Banco Central mantiene equilibrada la tasa de política monetaria en la licitación de Letras de Liquidez (Leliq), a siete días de plazo, en 68,003% anual. No obstante, la entidad monetaria liberó el martes más de $60.000 millones en la jornada debido a la renovación parcial de sus títulos de deuda, liquidez que presiona sobre la demanda de divisas.Un dato favorable es que con este proceder, la entidad que preside Guido Sandleris redujo su stock de pasivos remunerados, ahora debajo del billón de pesos ($974.676 millones o USD 16.618,5 millones) por primera vez desde el 2 de septiembre pasado.El Central anunció el mes pasado que la baja para el piso del rendimiento de estos pasivos remunerados –exclusivos para ser suscriptos por bancos– a 68% en octubre, según un comunicado del Comité de Política Monetaria (COPOM).SEGUÍ LEYENDO:El Banco Nación y la Anses financiarán al Gobierno con $32.000 millones para el pago de vencimientos de deuda públicaSe escapó el dólar “libre” y vuelve a crecer la brecha: más presión para endurecer el control de cambiosLa vigilia de las elecciones cuesta cada vez más y se pierden reservas para contener el dólar

Leer más »

El mercado descuenta una renegociación de la deuda, pero el Riesgo País se estabiliza debajo de los 2.200 puntos

Los bonos soberanos argentinos cotizan a valores de default. (AFP)El Riesgo País medido por JP Morgan comenzó la rueda financiera con un importante incremento, que lo llevó a tocar los 2.242 puntos básicos, pero después del mediodía cedió por debajo de los 2.200 puntos, a pesar de la debilidad de precios de la deuda soberana.En tanto los seguros contra default (CDS o Credit Default Swap) a cinco años alcanzan los 4.344 puntos, incrementándose 328 puntos básicos.Los bonos soberanos en dólares más negociados en el exterior exhiben leves mejoras, después de acumulan seis ruedas en baja, en un contexto lleno de incertidumbre política y financiera a cinco días de las elecciones presidenciales.“La tendencia de los bonos se dio en un marco en el que la demanda de dólares se acrecentó e impulsó al alza al dólar implícito que se ubica casi 36% por encima de la cotización de la divisa en el mercado cambiario mayorista”, subrayó Research for Traders en un reporte. “Es que muchos inversores prefieren estar cubiertos para el día después de las elecciones”, agregó.Los agentes del mercado ya descuentan un triunfo el domingo 27 del opositor Alberto Fernández, del Frente de Todos, pero las miradas estarán puestas en la diferencia que obtenga con Mauricio Macri, quien aspira a la reelección.Jorge Fedio, analista técnico de Clave Bursátil, expresó: “Siempre tuvimos en cuenta para dónde soplan los vientos en la Bolsa. Si soplan la suba el que se supone que va beneficiándose es el que esta gobernando, el oficialismo. Caso contrario, si soplan la baja, es la oposición la que saca ventaja”.SEGUÍ LEYENDO:El Banco Nación y la Anses financiarán al Gobierno con $32.000 millones para el pago de vencimientos de deuda públicaSe escapó el dólar “libre” y vuelve a crecer la brecha: más presión para endurecer el control de cambiosLa vigilia de las elecciones cuesta cada vez más y se pierden reservas para contener el dólar.

Leer más »