Último momento

Economía

Mercados: los bonos del canje cayeron 5%, se disparó 6% el riesgo país y las acciones en el exterior perdieron hasta 7%

La aversión al riesgo se impone en las bolsas globales. (EFE) (EFEI0023/)Los mercados internacionales transitaron una jornada muy negativa este lunes y arrastraron a la baja a las valuaciones en dólares de los activos financieros argentinos.La tendencia del exterior, con caídas del orden del 1,8en el Dow Jones de Wall Street, se amplificaron para acciones y bonos de Argentina, que la semana pasada se desplomaron 14% y 10%, respectivamente, como consecuencia de las mayores restricciones cambiarias en nuestro país.Wall Street operó en baja este lunes, ya que la amenaza de nuevos confinamientos por el aumento de casos de COVID-19 puso nerviosos a los inversores sobre la recuperación mundial.Los analistas observaron que la liquidación tenía un tono similar al desplome de marzo, cuando las bolsas cayeron por el declive de las acciones de bancos y agencias de viajes, con un fuerte avance del dólar y la caída del rendimiento de los bonos del Tesoro norteamericano, un activo de refugio inversor.En ese sentido, el riesgo país de JP Morgan, que mide el diferencial de tasa de los bonos norteamericanos respecto de similares emisiones emergentes, avanzó 79 puntos o 6,3% para la Argentina, a 1.338 unidades, a las 17 horas de Buenos Aires.En menos de dos semanas de salidos al mercado los nuevos bonos de la reestructuración, el riesgo país argentino trepó 21,5% o casi 240 enteros desde los 1.101 puntos del cierre del pasado 10 de septiembre, dado que fondos del exterior esperaron el canje de deuda para hacerlos líquidos los nuevos títulos.La serie de seis bonos Globales con ley extranjera promediaron una pérdida de 5% este lunes.“El Gobierno anunció una serie de medidas tendientes a contener las presiones cambiarias y salvaguardar las reservas”, puntualizó el Grupo SBS en un informe. “A pesar de que se trató de algo esperable a la luz de la dinámica cambiaria reciente, no deja de ser un golpe fuerte que dañó el sentimiento favorable que había dejado la exitosa reestructuración de la deuda. El Gobierno logró comprar algo más de tiempo a un precio alto, será clave aprovecharlo para corregir los desequilibrios de fondo”, agregó.“A pesar de la reestructuración de la deuda, sigue la desconfianza de los inversores, las señales tanto políticas, como el cepo reforzado a empresas desalientan a la inversión en activos argentinos”, comentó Mariano Marcó del Pont, agente de Silver Cloud Advisors.El riesgo país de Argentina aumentó 240 puntos, un 22%, en menos de dos semanas de cotización de los nuevos bonos en Wall StreetLos ADR de empresas argentinas que se negocian en las bolsas de Nueva York también retroceden fuerte. Los títulos de bancos restaron un 4% en promedio. YPF cayó 7,4 % y Despegar, un 7,1 por ciento.Leandro Ziccarelli, jefe de Research de ICB Argentina, recordó el impacto negativo de la restricción a empresas para acceder al mercado de cambios para afrontar compromisos, una “medida sumamente discrecional”, que “empujará a los activos corporativos de Argentina a una reestructuración”.El refuerzo del cepo anunciado el martes pasado exige a las empresas argentinas que deban realizar pagos de deuda -solo capital, no intereses- entre octubre de 2020 y marzo de 2021 a que refinancien o reestructuren el 60% de dicha deuda por un plazo no menor a los dos años. “Es decir, dichas empresas sólo podrán acceder al 40% de los dólares correspondientes en el mercado de cambios, el resto de los pagos deberán posponerlo”, explicó Ziccarelli.Los mercados globales experimentan las mayores caídas desde julio pasado“La reacción del mercado ante las nuevas medidas cambiarias implementadas por el Gobierno fue claramente negativa. A poco tiempo de haber reestructurado su deuda, la Argentina ya muestra una curva con pendiente negativa y el Merval volvió a los niveles mínimos que había alcanzado en el inicio de la pandemia”, resumió un reporte de Portfolio Personal Inversiones.“A menos de un año de Gobierno, no se esperaba tanta decepción. Vivimos y soportamos muchas crisis, todas fueron graves, pero la actual se está postulando como la abanderada, está superando a la crisis 2001-2002”, opinó Jorge Fedio, analista técnico de Clave Bursátil. “Algo muy grave está pasando y eso se refleja en la Bolsa, ‘caja de resonancia’. Intentó salir del piso en pesos y no pudo, vuelve al piso”, acotó.El panel líder S&P Merval de la Bolsa de Buenos Aires perdió 1,8% en pesos, a 40.745 puntos.Los expertos de Research for Traders advirtieron en el exterior una continuidad de “la racha perdedora de tres semanas consecutivas de Wall Street. Facebook, Amazon, Apple, Netflix, Alphabet y Microsoft registran la toma de ganancias más larga desde 2019”.“El imparable aumento de casos de coronavirus a nivel global está afectando a la confianza al comienzo de la semana de operaciones, ya que los inversores dudan cada vez más de sus optimistas predicciones sobre la recuperación”, comentó a Reuters Raffi Boyadjian, analista de XM.Seguí leyendo:Caen Wall Street y las bolsas europeas por los nuevos confinamientos y las investigaciones sobre los bancosContinúa el feriado cambiario virtual: por cuarto día consecutivo los bancos no venden dólaresLas reservas disponibles siguen cayendo y el Gobierno quiere ganar tiempoPor qué la venta de reservas es un aliado inesperado para atenuar la inflación

Leer más »

Cayeron Wall Street y las bolsas europeas por los nuevos confinamientos y las investigaciones sobre los bancos

Wall Street cotiza en niveles mínimos en siete semanas (EFEI0023/)La bolsa de Nueva York y los mercados europeos cayeron con fuerza este lunes, golpeados por la preocupación ante el aumento de los casos de coronavirus en el continente y por el desplome del sector bancario después que medios de comunicación informaran que entidades financieras movieron grandes sumas de fondos supuestamente ilícitos.En Wall Street, el Dow Jones cayó un 1,84%, mientras que el índice S&P 500 y el Nasdaq pierden 1,16% y 0,13% respectivamente, con la incertidumbre marcada por la falta de acuerdo en el Congreso sobre las medidas de estímulo para amortizar el impacto económico de la pandemia.En tanto, en Europa el panorama también fue negativo y la jornada cerró con pronunciadas caídas. Los renovados temores entre los inversores por una segunda ola de coronavirus y nuevas restricciones de parte de los gobiernos para controlar la propagación del coronavirus en España y otros países europeos, más la noticia de que el primer ministro británico Boris Johnson estaba ponderando en un segundo confinamiento en Reino Unido hacía que el índice de viajes y ocio de Europa cayera más de 5%.Parqué alemán con el índice DAX (Reuters/archivo) (STAFF/)A su vez, el paneuropeo STOXX 600 cerró con pérdidas de 3,24%, mientras el londinense FTSE 100 cayó un 3,38% debido a su exposición a la banca británica. El DAX alemán perdió 4,37% y el IBEX madrileño cedió 3,4%. En Italia, la bolsa de Milán arrojó un negativo de 3,75% y el mercado de París bajó 3,74%. En tanto, el sector bancario europeo, que ya se ha dejado un 40% este año, cedía un 2,2%.Analistas de Renta 4 destacaron que jornada estará marcada por la comparecencia del presidente de la Fed, Jerome Powell, ante el Congreso, mientras en Europa el BCE está revisando su programa de compra de bonos contra la pandemia para determinar durante cuánto tiempo se deberían prolongar las adquisiciones “e incluso si la flexibilidad extraordinaria de este programa (...) se debería extender al QE (programa de expansión cuantitativa) previo”.Madrid impuso nuevos confinamientos en varios barrios mayormente habitados por inmigrantes (REUTERS/Sergio Perez) (SERGIO PEREZ/)Los bancos Standard Chartered, Barclays, HSBC y Deutsche Bank han registrado este lunes caídas de más del 4% en Bolsa tras la publicación durante el fin de semana de una serie de informaciones elaboradas por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) en las que se afirma que dichos bancos no establecieron los controles necesarios para evitar el blanqueo de capitales a través de su sistema.Standard Chartered cedía un 2,9% y HSBC, que obtiene la mayor parte de beneficios en Asia, perdía un 3,2%, después de que investigaciones reportaran que ambos grupos y otros bancos movieron grandes sumas de fondos señalados como ilícitos durante casi dos décadas a pesar de las advertencias de los departamentos internos de control de las instituciones financieras.(Con información de Reuters y Europa Press)MÁS SOBRE ESTE TEMA:Sin controles del sistema financiero, el flujo de dinero sucio destruye sueños y vidasEl sur de Madrid amaneció semiconfinado ante la expansión del coronavirus

Leer más »

WeWork reducirá su presencia en la Argentina

Uno de los espacios de We Work en Buenos Aires (Caro Patlis/)La nueva normalidad está replanteando la forma de hacer negocios y de trabajar. El home office se impuso, primero por necesidad y luego por conveniencia, y la relación entre el trabajador y su puesto de trabajo, lo que está resintiendo el mercado de las oficinas. Una de las primeras víctimas parece ser la empresa WeWork, que anunció que recorta buena parte de sus espacios en Buenos Aires. En ese esquema, el modelo de co-work que terminó siendo la previa a este cambio en el mundo laboral, deberá empezar un proceso de reestructuración ya que sufre lo mismo que los negocios tradicionales: menos clientes.Hoy se conoció la noticia de que la compañía americana WeWork cerraba una de sus operaciones en Buenos Aires y el fantasma de una compañía más que se iba del país sobrevoló las noticias.Sin embargo, la decisión de la compañía fue la de reducir sustancialmente sus espacios cancelando alquileres de algunas de sus oficinas en la Ciudad y el Conurbano. En esta línea, desde la empresa explicaron a Infobae que decidieron cancelar los contratos de arrendamiento en "WeWork Esmeralda 950 (Torre Bellini), Blas Parera 51 y hemos entregado algunos pisos en WeWork Corrientes 800″. En esta última dirección tenía estimado abrir un espacio para 4.500 personas.FILE PHOTO: A WeWork logo is seen at a WeWork office in San Francisco, California, U.S. September 30, 2019. REUTERS/Kate Munsch - RC1962504960/File Photo (Kate Munsch/)Según explicaron, el cierre de las oficinas responde a un “proceso de revisión, es un procedimiento estándar en la industria de Real Estate y no compromete nuestro negocio en Buenos Aires”.WeWork está evaluando constantemente sus operaciones y activos a nivel mundial, como parte del plan de la compañía para enfocarse en un crecimiento estratégico y rentable, y optimizar su cartera global, buscando siempre proporcionar la mejor calidad de servicio a sus miembros.“Enfocaremos nuestros esfuerzos operativos en nuestras otras cuatro ubicaciones en Buenos Aires. Los miembros de estos edificios han sido informados de esa decisión y seguimos comprometidos a servir a nuestra comunidad en toda Argentina”. Asimismo, señalaron que Argentina “continúa siendo un mercado importante” para la empresa.Con esta decisión de rescindir los contratos, la empresa sólo se queda con un espacio en el microcentro ubicado en Ingeniero Butty al 200 –con espacio para 600 personas– más algunos pisos en el edificio sobre la avenida Corrientes.Buenos Aires, Argentina. July, 2017. Interior Photography for We Work, Torre Bellini. PH: Caro Patlis PA: Florencio Silveyra www.caropatlis.com (Caro Patlis/)La Torre Bellini era un ícono para la empresa. Ubicada en Paraguay y Esmeralda, combina oficinas con viviendas; cuando se inauguró la empresa contaba con 12.000 metros cuadrados y espacio para 2.400 miembros de la red, y es el segundo edificio de coworking más grande del planeta.Lo mismo sucedió con la Torre Odeón, ubicada en Corrientes al 800. Cuando fue inaugurada en febrero de este año significó el edificio más alto de Latinoamérica y, a diferencia de Bellini, es totalmente operado por la compañía.Las estimaciones iniciales señalaban que el edificio de cuarenta pisos tendrá una capacidad para más de 4.000 escritorios y más de 22.300 m² una vez que estuviera operando en su totalidad. Sin embargo, la pandemia puso freno a buena parte de la expansión que tenía planificadaHoy, con estos cambios en donde la empresa se reduce en sus espacios, la organización que alquila espacios laborales y que tiene sus cotizaciones en dólares tendrá para ofrecer 34.000 metros repartidos entre el centro y 5.800 miembros.En especial, en el edificio de Libertador al 1.000 que fue el último que inauguró la empresa. El resto son espacios de menor tamaño.La empresa fundada en 2010 por Adam Neumann y Miguel McKelvey tiene su sede en New York, en los Estados Unidos. En 2017 desembarcó en el país.Seguí leyendo:Cómo funcionará la devolución del 50% de los gastos en turismo a partir de octubre

Leer más »

La competencia por el valor del dólar: ¿a cuánto calculan los bancos y consultoras que llegará el valor de la divisa a fin de este año y en 2021?

FOTO DE ARCHIVO: Una mujer cuenta billetes de dólares en su casa de Buenos Aires, Argentina. 28 de agosto de 2018. REUTERS/Marcos Brindicci/Foto de archivo (Marcos Brindicci/)Los bancos y las consultoras ya hicieron sus apuestas. ¿A cuánto llegará el dólar en el mercado oficial a fines de este año y del próximo? Aunque los continuos cambios en las regulaciones dificultan la tarea de formular estimaciones, el último relevamiento de ForecastEconomics indica que, para fines de este año, quien más se estiró es el HSBC con $100, seguido por el estudio Ferreres con $93,41; Torino Capital con $91,84; Ecolatina con $90,9; Analytica $90,5; UBS, Capital Economics y BBVA con $90; y Econviews con $89. A este valor hay que sumarle el 30% del impuesto PAIS y el 35% de la retención por el impuesto a las Ganancias.Para el año próximo, el HSBC también se lleva la delantera con $140, seguido por Supervielle con $130,5; Econviews con $126; Torino Capital con $123,7; BBVA con $121,7; y Ecolatina $120,3.La previsión del Gobierno para el mercado oficial es de $81,4 para diciembre de este año y de $102,4 para fines de 2021. En cambio, las consultoras estimaron $86,1 y $119,8.Para el resto del mandato de Alberto Fernández, la estimación oficial es de $124,8 en 2022 y $146,6 en 2023. En el caso de los privados, estos números se estiran a $153,1 y $187,8, respectivamente.Respecto del índice de precios al consumidor, para el Gobierno llegará al 29%, frente al 32% proyectado para este año. En cambio, las consultoras que forman parte del relevamiento de FocusEconomics estimaron que alcanzará al 45,9%, frente al 38,7% previsto para fines de 2020.En particular, para este año Euromonitor espera una suba de precios del 48%; UBS del 46,6%; DuckerFrontier del 44,7%; Julius Baer y Oxford Economics del 44,5%. Para el próximo, Empiria calculó un 57,9%; Econométrica el 56,7 por ciento; Ferreres del 53,3%; y UBS del 51,3%.En cuanto a la inflación del resto del mandato de Alberto Fernández, el presupuesto incluyó un 24% para 2022 y 20% para 2023, mientras que las consultoras y bancos calcularon 37,2% y 29,8%, respectivamente.En relación al PBI, el Gobierno proyectó una caída del 12% para este año y una recuperación del 5,5% en 2021; en tanto, las consultoras prevén una caída del 11,5% y un rebote del 5,3 por ciento.Para este año BBVA pronosticó una recesión del 14%, el Galicia el 13,6%, FIEL 13,5% e Invecq el 13 por ciento. En cambio, para el año próximo el promedio es del 5,3%, pero el Supervielle prevé una suba del 8,2% y Econviews del 7,5 por ciento.Acerca del rumbo del PBI en el resto del mandato de Alberto Fernández, el Gobierno proyecta un crecimiento del 4,7% en 2022 y del 3,5% en 2023, mientras que las consultoras estimaron 2,6% y 2,5% para esos dos años, respectivamente.Proyecciones del presupuesto 2021En tanto, el Gobierno proyectó una caída 13,6% del consumo privado para este año y una recuperación del 5,5% en 2021, del 4,7% en 2022 y del 3,6% en 2023. En tanto, los números de los privados reflejan -12,7% para este año y una recuperación del 6,1% en 2021, del 3,1% en 2022 y del 2,8% en 2023.Sobre la inversión fija, el presupuesto incluyó una baja del 25,6% este año, seguida por una suba del 18,1% en 2021, del 10,1% en 2022 y del 6,6% en 2023. En cambio, las consultoras calcularon -26,8% y luego alzas del 10,3%, 4,7% y 4,5%, respectivamente.En cuanto a la balanza comercial, el cálculo oficial es de USD 17.260 millones en 2020; USD 15.087 millones en 2021; USD 14.302 en 2022 y USD 12.928 millones en 2023. Por su parte, el sector primado proyectó USD 17.400 millones, USD 15.700 millones en 2021; USD 15.400 millones en 2022 y USD 15.300 millones en 2023, respectivamente.Seguí leyendo:Día D para el monotributo: cómo pagarlo y cuáles son los próximos vencimientos

Leer más »

El 50% de los comerciantes cree que su situación empeorará en los próximos seis meses y que deberá reducir personal

(Adrián Escandar)Si bien el Gobierno flexibilizó bastante el aislamiento obligatorio en los últimos meses y en el sector comercio sólo hay un 15,5% que está directamente cerrado, las proyecciones en materia de ventas para los próximos meses no son auspiciosas. La mitad de los empresarios afirmó que deberá reducir personal en los próximos tres meses, de acuerdo con la sexta encuesta realizada por la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) a empresas de distintos tamaños de todo el país.El 60% de las firmas encuestadas planteó que en septiembre las ventas serán menores que el mes pasado y sólo el 15% dijo que crecerán. Desde marzo, para la gran mayoría de los comerciantes la facturación se derrumbó, más del 50% para poco menos de la mitad.Consultados sobre cuál cree que será la condición de la empresa de continuar las restricciones por los próximos 30 días, el 38% respondió que podrá continuar operativa, mientras que el 34% señaló que deberá reducir su tamaño; el 31,8%, que sufrirá importantes pérdidas y el 10,1% adelantó que cerrará sus puertas si el escenario continúa como hasta ahora.En cuanto al personal, la mayoría de los comerciantes (50,4%) prevé reducir su plantel durante los próximos tres meses, en tanto que el 44,2% lo sostendrá. Apenas un 5,4% dijo que proyecta tomar empleados. Por otra parte, casi el 80% de los empresarios encuestados manifestó que no planea realizar inversiones en el corto plazo.¿Cómo imagina la situación de su empresa dentro de seis meses?, fue otra de las preguntas de la encuesta. Y el 55% de las firmas respondió que será peor o mucho peor que en la actualidad. El 31% sostuvo que se mantendrá igual, en tanto que casi el 19% planteó que prevé mejoras. En cuanto a la situación económica nacional, el 76% de los hombres de negocios del rubro comercios y servicios cree que el escenario en seis meses habrá empeorado y apenas un 13% sostuvo que avizora una mejora.Sobre la ayuda que ofreció el Estado a las empresas en el marco de la pandemia, el 28% la consideró entre buena y muy buena; el 33,3%, insuficiente; y el resto, mala o muy mala. Se refirieron al Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) y los créditos a tasa subsidiada para el pago de sueldos.Al ser consultados sobre el pago de salarios, el 70,5% contestó que no tiene demoras, mientras que el 14,7% manifestó atrasos de hasta 25% de los sueldos. En cuanto al pago de impuestos y servicios públicos, la encuesta reflejó mayores inconvenientes para hacer frente a estas obligaciones. En materia tributaria, más de la mitad de los empresarios del sector confirmaron que pagan sus impuestos tarde, mientras que en cuanto al pago de la luz, el gas y el agua, son mayoría los que cumplen en tiempo y forma, aunque un 40% respondió que lo hace con demora, según la encuesta de la CAC.A su vez, el 28,7% de los empresarios que alquilan el local dijo que cumple con el pago en las condiciones habituales, el 27,1% lo hace de forma parcial o directamente no está abonando el alquiler con acuerdo del locatario; y el 7,8% abona una parte o directamente no lo hace pero sin acuerdo con el dueño del local. El 36,4% no alquila.El relevamiento también hace hincapié en la comercialización online, que no estaba muy desarrollada a comienzos de la pandemia, pero que obligó al sector empresario a aggiornarse y diseñar sus plataformas de venta electrónica. Mientras que antes de la cuarentena casi el 63% no vendía online, hoy ese porcentaje se redujo al 48 por ciento.Seguí leyendo: La competencia por el valor del dólar: ¿a cuánto calculan los bancos y consultoras que llegará el valor de la divisa a fin de este año y en 2021?Cómo funcionará la devolución del 50% de los gastos en turismo a partir de octubre

Leer más »

Luces de alerta en el campo: dudas en el sector sobre cómo seguir produciendo luego de los nuevos controles al dólar

Fuerte malestar en la producción agropecuaria por las medidas que adoptó esta semana el Banco Central (Bloomberg)Mientras un importante grupo de entidades que conforman la cadena agroindustrial avanzaban con el Gobierno en el diseño de un plan para aumentar las exportaciones y el nivel de empleo, en base a la estabilidad macroeconómica y reglas claras de juego, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) anunció esta semana un paquete de medidas que van en sentido contrario a lo que se estaba analizando en los escritorios oficiales.El pasado martes, el BCRA decidió encarecer el dólar “solidario” y restringir el acceso a estos para la cancelación de obligaciones en el exterior por parte de empresas. Para los dirigentes que conforman la Mesa de Enlace, compuesta por las cuatro principales entidades agropecuarias a nivel nacional, las medidas del Banco Central traerán “consecuencias negativas” para el sector.En relación al efecto negativo de las medidas en el campo, los dirigentes señalaron que las mismas “provocarán nuevas limitaciones que afectarán los precios que reciben los productores agropecuarios, producciones regionales y pymes de todo el país, sumando nuevos riesgos a la operatoria, al limitar la posibilidad de poder contar con el financiamiento adecuado para concretar las operaciones de comercio exterior, a través de la prefinanciación de exportaciones. Además, se acentuará el desfasaje entre el valor de la moneda extranjera para exportar y el precio de la misma a la hora de comprar los insumos”.Lejos de generar un clima favorable a la inversión y la confianza, los anuncios del Banco Central solo producen más incertidumbre y preocupación a los productores (Mesa de Enlace)Por otro lado, esta situación podría derivar en un aumento de precios de los principales insumos estratégicos para el desarrollo de la producción, como consecuencia de los mayores costos asociados con las medidas que impulsa a los importadores a reestructurar las deudas comerciales con sus proveedores, a partir de la restricción en el acceso al dólar oficial para que las empresas puedan pagar sus deudas comerciales.“Como hemos dicho en varias oportunidades, la confianza y la previsibilidad son condiciones necesarias para la inversión, la creación de empleo y la recuperación económica que requiere nuestro país, y más aún en este contexto particularmente difícil, agravado, además, por la pandemia y la consecuente crisis sanitaria”, dijeron desde la Mesa de Enlace.Los dirigentes de la Mesa de Enlace criticaron al Banco Central y pidieron "certidumbre" (Gustavo Gavotti)Las decisiones del Banco Central no hicieron más que encender las luces de alerta entre los dirigentes y productores, que con un elevado nivel de preocupación e incertidumbre se preguntan entre ellos cómo seguir produciendo en medio de un complicado escenario político, económico, social y sanitario, que se ha profundizado por el avance del coronavirus en la Argentina y el resto del mundo.“Sin un contexto de previsibilidad, seguridad jurídica y reglas claras el sueño de una superproducción y aumento de las exportaciones se desvanece. Por el contrario, todo esto solo genera una reducción de las inversiones que seguramente resentirá la producción”, comentaron los integrantes de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez).Desde la Mesa de Enlace, agregaron: “Lejos de generar un clima favorable a la inversión y la confianza, los anuncios del Banco Central solo producen más incertidumbre y preocupación a los productores. Hay que generar un horizonte de certidumbre para la inversión y la generación de empleo”.Otras opinionesPor su parte, el consultor Teo Zorraquín precisó que el productor debe enfrentar una vez más un escenario de “restricciones y con el dólar como protagonista”. Aunque aclaró: “En el corto plazo, a partir de las medidas del Banco Central, no se modificó ningún plan de siembra y de inversiones. Lo único que está generando es un grado más de incertidumbre sobre la que ya había y menos ánimo para la realización de negocios. La noticia que conocimos esta semana es pésima, el manejo me parece muy poco estimulante y marca una vez más el nivel de la crisis, pero hasta el momento con los productores que he hablado ninguno de ellos me ha planteado un cambio en sus planes agrícolas”.Atención que si las restricciones aumentan, para la próxima campaña vamos a estar en problemas (Zorraquín)Ante el temor que las medidas del BCRA provoquen faltante de insumos en el corto y mediano plazo, el consultor aseguró que por el momento “hay suficiente stock de herbicidas, agroquímicos y otros productos. Pero atención que si las restricciones aumentan, para la próxima campaña vamos a estar en problemas. En la actualidad insumos no faltan. Además, el riesgo de que exista un tipo de cambio más caro para la importación está latente, pero como hay mucha competencia entre las empresas no hay margen para subir los precios”, señaló.El consultor también recordó que las nuevas restricciones están acompañadas por una importante suba de los precios internacionales de los granos y que impactan en la plaza local, como consecuencia de una mayor demanda de China y el clima adverso que afecta a la oferta de granos para el presente ciclo agrícola en los Estados Unidos.Desde el campo se mostraron a favor de políticas que incentiven la inversión en nuevas tecnologías, para aumentar los rendimientos agrícolasY al respecto, dijo: “Más allá del impacto de las retenciones y las restricciones para el acceso de dólares, un mejor escenario de precios permite tener márgenes positivos en la agricultura. Lo que hoy tiene el productor argentino es un grado más de desánimo, contradicciones más percibidas por el lado del gobierno que provoca incertidumbre, que siempre es mala y quita rentabilidad e inversión en el mediano plazo. Además, provoca un menor nivel de empleo”.“Los precios ya resultan inesperados hasta para los principales analistas”, sostiene el informe mensual elaborado por la consultora PBY Agro. En la primera quincena de este mes, los precios de la soja, posición diciembre, aumentaron un 4%. En el mercado local, las cotizaciones se ubicaron esta semana en los máximos en dos años, registrando la soja disponible una suba de 1.450 pesos la tonelada y con un precio de 21.500 pesos la tonelada, en la rueda del viernes pasado en la Bolsa de Comercio de Rosario. Desde PBY Agro comentaron que a partir del aumento de los precios, habrá que prestar atención a la evolución de la cosecha americana por un lado y cómo sigue el clima tanto en Argentina y en Brasil, a los efectos de saber si las producciones pueden sufrir mayores pérdidas a las que están previstas hasta el momento.La noticia que conocimos esta semana es pésima, el manejo me parece muy poco estimulante y marca una vez más el nivel de la crisis (Zorraquín)Y además, en el informe de la consultora plantearon el siguiente interrogante sobre lo que podría hacer el gobierno en un contexto de suba de precios. “¿No estaremos cerca de sufrir algún zarpazo como el que recibió el gobierno de la ciudad de Buenos Aires, con la quita de coparticipación?”, plantearon los especialistas en relación a un posible aumento de las retenciones.La respuesta a dicho interrogante, surgió de la opinión del analista, Salvador Di Stefano: “La realidad es que cada vez que llega un gobierno peronista la soja sube, yo creo que tienen un contrato o franquicia que la hace subir cuando ellos llegan. Si tenemos buen clima, y los rindes son normales, el campo le va a poner un piso a la actividad económica. No hay que dudar, que la suba de retenciones del 3% para maíz y trigo puede aplicarse en cualquier momento. Yo me aprestaría a cerrar precios de la próxima campaña”, dijo.En medio de toda esta situación de elevada incertidumbre, a la que suma el avance del tratamiento en el Congreso del proyecto del impuesto a la riqueza, un dirigente del campo planteó en las últimas horas a los demás integrantes de su entidad, cuáles serán los pasos a seguir para que el malestar del interior productivo sea escuchado por los funcionarios nacionales. Hasta el momento no hay definiciones, pero es muy grande la preocupación por la falta de una política agropecuaria que genere previsibilidad.Índices de ConfianzaLas mayores restricciones que anunció el Banco Central llegaron en momentos donde lentamente comenzaba a recuperarse la confianza de los productores agropecuarios, tras ingresar en un escenario negativo desde el triunfo en las PASO de Alberto Fernández y hasta junio pasado.El relevamiento que realiza cada dos meses el Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral, reflejó una recuperación de la confianza de los productores. “Si bien se observa una leve mejora, los índices de confianza continúan en niveles bajos, y son muy similares a los de septiembre del 2019 que presentaban una abrupta caída”, explicaron los especialistas.Según el trabajo, las intenciones de inversión de los productores son las más altas en dos años. Acá hay una suma de las restricciones cambiarias y un contexto de tasas más bajas en pesos, lo que permite a los productores la posibilidad de capitalizarse.Los productores manifestaron su preocupación por la falta de precipitaciones que complica especialmente al trigoSin embargo, otra de las preocupaciones es la cuestión climática, a la que definieron como “compleja”. La mitad de los productores encuestados observa fuertes condiciones de stress hídrico en su zona, siendo Córdoba y el norte del país las regiones más afectadas por la falta de precipitaciones. En este sentido, el 88% de los productores cordobeses encuestados manifestaron que observan un clima muy seco. Entre los productores del NEA también es alta la incidencia de larespuesta, alrededor del 77%. Por otro lado, más del 50% de los productores sostuvo que la situación climática es “muy seca” en su zona, y el número llega al 70% cuando sumamos a quienes opinan que es “algo seco” el contexto climático.Seguí leyendo:Cuál es el efecto multiplicador para la economía de la cosecha que genera más del 40% de las exportaciones del país

Leer más »

El Gobierno destinará el 3,4 % del Producto Bruto Interno a programas con perspectiva de género

Guzmán, en una reunión con legisladores del oficialismo. El martes irá al Congreso a explicar el PresupuestoCasi uno de cada seis de los 8,5 billones (millones de millones) de pesos del presupuesto nacional 2021 estará permeado por la aplicación, por primera vez en la historia de la “ley de leyes” en la Argentina, de perspectiva de género.Son 1,3 billones de pesos, precisó Mercedes D’Alessandro, Directora Nacional de Economía, Igualdad y Género, dependiente de la secretaría de Política Económica del ministerio de Economía, en un reciente evento en el que subrayó la relevancia de tener esa perspectiva “en medio de una pandemia que azota a las economías mundiales”.La suma de las partidas permeadas por la perspectiva de género –que abarcan varias áreas del Presupuesto– duplica el el monto asignado a Energía, Combustibles y Minería, triplica los gastos en concepto de Administración Gubernamental, cuadruplica el gasto en Defensa y Seguridad, es 10 veces superior al presupuesto asignado al Poder Judicial y 20 veces mayor al ministerio de Relaciones Exteriores.“Las brechas de ingresos son muy altas y esa brecha se agiganta cuando le ponemos perspectiva de género, porque las mujeres están sobrerrepresentadas en los deciles de menores ingresos y subrepresentadas en los de mayores ingresos”, explicó D’Alessandro, que integra el equipo del ministro Martín Guzmán. “Las mujeres ganamos menos que los hombres, y las brechas se incrementan cuando hablamos de empleos informales y esto atiende a una estructura que está detrás de lo económico que son las tareas realizadas en los hogares”, subrayó.La Directora Nacional de Economía, Igualdad y Género del ministerio de Economía, Mercedes D'AlessandroDe hecho, un reciente documento de la Dirección que encabeza D’Alessandro precisó, por ejemplo, que las mujeres “enfrentan mayores niveles de desempleo y de precarización laboral que los varones; la brecha de ingresos es de 27,7% y aumenta cuando se trata de trabajos informales, alcanzando el 36,8%”.El trabajo subraya que “estas diferencias se ven reforzadas por una asimétrica distribución de las tareas domésticas y de cuidados no remunerados: las mujeres dedican 3 veces más de tiempo a estas labores que los varones; 9 de cada 10 mujeres realiza estas tareas y esta jornada de trabajo no pago se extiende, en promedio, 6,4 horas diarias. Esta segunda jornada, que se realiza en los hogares, es un factor relevante a la hora de explicar por qué las mujeres tienen mayores niveles de precarización laboral y desempleo”. Esta situación, explica, se refleja también en la mayor participación de las mujeres en los deciles más bajos y su progresivamente menor participación a medida que se asciende en los niveles de ingreso.Así, la significativa incidencia de la perspectiva de género en el presupuesto tiene muchísimo que ver con el mayor grado de pobreza de las mujeres, en particular en el sistema previsional y los programas de ayuda financiados a través de la Anses.La incidencia de las mujeres es mucho más alta en los segmentos más pobres de la sociedad (deciles más bajos de ingreso) y se achica a medida que los niveles de ingreso superioresEn el mensaje que acompaña la presentación del presupuesto al Congreso, al que acudirá el próximo martes, el propio Guzmán resaltó la perspectiva de género y destacó, por caso, “la importante e inédita puesta en marcha de infraestructura social de Cuidado, con la construcción de Espacios Integrales de Cuidados para Mujeres y Primera Infancias, en diversas localidades de la República Argentina”.Ministerios y partidas presupuestariasAl respecto, una síntesis del ministerio de Economía sobre la “perspectiva de género” resalta, por ejemplo,- Que abarca 55 políticas específicas provenientes de 22 organismos que funcionan en 14 ministerios. La suma de esas políticas llega a los $ 1,3 billones, lo cual representa el 15,2% del presupuesto total y un 3,4% del PBI.- Que las políticas de género de la Anses representan el 86,2% del presupuesto total, incluyendo moratoria previsional, Asignación Universal por Hijo (AUH), Asignación Universal por Embarazo (AUE) y Pensiones no Contributivas a madres de 7 o más hijos. Por caso, 75% de los fondos de moratoria previsional se marcan como “perspectiva de género”, porque ese es el porcentaje de mujeres.De nuevo, esta situación se refleja en un gráfico del informe de la dirección de D’Alessandro, que muestra que las mujeres representan un porcentaje mucho mayor de las personas con dificultades para jubilarse por insuficiencia de años de aporte al sistema previsional.La altísima incidencia de las mujeres con nulos o insuficientes años de aporte al sistema previsional explica gran parte de la brecha de género - El ministerio de Desarrollo Social, representa otro 12,7% del presupuesto asignado a políticas de género, sobre todo a través de la Tarjeta Alimentaria y el programa Potenciar Trabajo.- El presupuesto asignado al ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad, a cargo de Elizabeth Gómez Alcorta, es 13 veces mayor que el presupuesto asignado al Instituto Nacional de las Mujeres (INAM), que el año pasado fue de $6.200 millones.- Este último ministerio cuenta también con el programa Acompañar, destinado a ayudar a las mujeres en situación de violencia, con una partida de $ 4.500 millones.Desde Economía reconocieron que en 2018, durante el gobierno de Mauricio Macri, se había iniciado un proceso de “etiquetado” de las partidas de gasto con perspectiva de género, que fue incorporado al proceso de elaboración del 2021 “pero es una metodología todavía en revisión”.“Políticas con perspectiva de género hubo, pero quizás no pensadas de modo integral. Nunca había estado como prioridad y pilar de un presupuesto la perspectiva de género como hoy”, señalaron, subrayando el lugar que Guzmán le dio a la cuestión en su mensaje de presentación del Presupuesto.Feminización de la pobrezaEn su reciente presentación en un “Summit” organizado por Forbes, D’Alessandro subrayó la importancia de entender “que la pobreza está feminizada” y señaló como desafío salir de la pandemia “sin que se amplifiquen las brechas de desigualdad que observamos entre ricos y pobres, y varones y mujeres”.Uno de los aspectos más llamativos es la inclusión, dentro del programa “Argentina Hace”, del ministerio de Obras Públicas, de la perspectiva de género para “incorporar contrataciones con paridad de género en el sector de la construcción, que está súper masculinizado, para que las mujeres tengan mayor inserción”.Apenas 0,4% de las personas que trabajan en la construcción en la Argentina son mujeres, señalan en Economía, que pretende aumentar la participación femenina a través del programa "Argentina Hace" (Mariana Bazo/)Economía precisó al respecto que el sector emplea apenas 0,4% de mujeres y que la masculinización no se reduce a las tareas físicamente más demandantes –aunque señalaron que una mujer puede perfectamente poner ladrillos o revocar una pared– sino incluso en las tareas de arquitectura e ingeniería. Y que la “perspectiva de género” tiene también que ver con lo que se hace en materia de construcción, como incluir o no salas de lactancia o jardines maternales en los lugares de trabajo.EtiquetasYa en la ejecución del presupuesto 2020 el documento que encabeza D’Alessandro identificó 29 actividades específicas dentro de distintas partidas o programas presupuestarios que habían sido ya “etiquetados” como “perspectiva de género”.“Algunas de ellas tienen por objetivo directo a la sociedad civil y otras a la Administración Pública, dado que consisten en capacitaciones y otras políticas tendientes a cerrar brechas de género dentro del Estado. Según el informe correspondiente al primer trimestre de 2020, el crédito vigente involucrado en estas actividades totalizó los $769.727,4 millones, lo que representa el 15% del crédito primario vigente total”, dice el documento. Con lo cual la proyección del presupuesto 2021 sería el bautismo formal de una política presupuestaria cercana a la ya vigente.En Economía destacan que los “modelos” o países más avanzados en presupuesto con perspectiva de género son Canadá y Suecia. El vecino de EEUU presentó su primer presupuesto con perspectiva de género en diciembre de 2018. El país escandinavo empezó antes; un documento de la OCDE de 2017 cita el caso sueco, aunque señala que era entonces muy pronto para evaluar la eficacia del sistema para promover la igualdad.Seguí leyendo:El colapso de la economía: los 8 bancos argentinos que cotizan en bolsa valen la mitad de lo que uno solo de ellos valía en 2017Seis de cada diez supermercados redujeron sus ventas durante agosto, según el Indec

Leer más »

Dólar y salarios contenidos: lo que deberá hacer el Gobierno para cumplir su pauta de 32% de inflación para este año

El ministro de Economía, Martín Guzmán, esbozó las primeras proyecciones macro de su gestión en la presentación del Presupuesto 2021 a periodistas (Télam)El anuncio del Presupuesto 2021 trajo las primeras proyecciones oficiales de indicadores macroeconómicos desde que asumió Alberto Fernández. Y el más sensible de ellos, la inflación, ya tiene números. El Gobierno espera una tasa interanual de 32% para el próximo diciembre y una nueva desaceleración a 29% para el año siguiente. En agosto, el Indec informó un 40,7% y 18,9% en los primeros 8 meses. Por lo tanto, para cumplir con su estimación para el corriente año el Indice de Precios al Consumidor (IPC) no debería superar el 2,6% de promedio aumulativo en los cuatro meses que quedan del complejísimo 2020.En ese escenario, los analistas no ven que bajar desde el 40,7% en agosto al 32% en diciembre sea algo imposible. De hecho, la medición interanual ayuda porque debe compararse contra el 53,8% diciembre del 2019, en pleno desborde. Ajustarse a esa pauta sería un gran paso para ganar credibilidad sobre el resto de su gestión, ya superado el escollo de la negociación de la deuda y el riesgo de default.Ajustarse a la pauta para el cierre de 2020, en comparación con 53,8% del año anterior, sería un gran paso para ganar credibilidad sobre el resto de la gestión de Gobierno, ya superado el escollo de la negociación de la deuda y el riesgo de defaultPor ello, la clave no pasa por llegar a ese número inflacionario sino por lo que el Gobierno deberá hacer para lograrlo. Economistas consultados por Infobae coinciden que para conservar una inflación promedio mensual de 2,6% en los cuatro meses que restan del año, habrá que tomar algunas decisiones incómodas: contener el tipo de cambio, las tarifas, los precios regulados y, en particular, los salarios estatales. Junto con eso, los analistas también ponen un ojo en la evolución de la pandemia y sus restricciones. La reactivación tan deseada, de concretarse, empujará los precios hacia arriba.La consultora LCG estima 35% de inflación para 2020, apenas 3 puntos porcentuales por encima de la proyección oficial. Su director, Guido Lorenzo, destaca que al 2,7% del IPC de agosto hay que verlo junto con 3% de inflación núcleo y 3,5% de alza en alimentos. Para el resto del año, ve el promedio mensual más cerca del 3% que del número mágico de 2,6% y destaca que la clave estará en las tarifas, que será “el ancla” para contener la suba del índice general de precios al consumidor.Las tarifas serán el ancla para contener la suba del índice general de precios al consumidor, aunque un punto inconsistente es que ni hay plan anti-inflacionario, ni herramientas orientadas en ese sentido (Guido Lorenzo)“Un punto inconsistente es que no hay plan anti-inflacionario explícito ni herramientas orientadas en ese sentido. El mensaje del Presupuesto dice que la inflación va a bajar, pero a la vez aumenta 2,7% del producto el gasto de capital en desmedro de la partida para subsidios. Ya se ajustaron las jubilaciones y los salarios públicos”, observó Lorenzo.Pronostica el economista que ese diseño del Presupuesto “llevará a una tensión entre el gasto en subsidios y en obra pública”, con impacto en los precios, porque menos subsidios implica aumento de tarifas.“El 32% puede parecer un poco subestimado pero el 29% para 2021 puede ser preocupante. No se puede extrapolar el escenario de este año al próximo”, apuntando a que algunas situaciones toleradas por la pandemia, no se extenderán al año próximo.Para el analista Martín Vauthier, director de la consultora EcoGo, la inflación va a estar determinada por dos factores:1. Previsiblemente, está en el dólar. “Si la brecha cambiaria se agranda, la inflación va a ir hacia arriba. Si el Banco Central restringe el cepo, las cotizaciones alternativas a la oficial aumentan y se transforman en valor de referencia. Eso trae el riesgo de que la suba del dólar se filtre en los precios. La brecha cambiaria impacta también a través de las expectativas. A la vez, desalienta la inversiones y la exportación y alienta la salida de divisas por las importaciones”, señaló.2. La puja distributiva, enmarcada en la anormalidad de la pandemia. “Hubo muchos sectores que tuvieron baja nominal de salarios o que no tuvieron negociación paritaria. De alguna manera, eso atemperó la inflación durante los últimos meses. Hacia adelante, habrá que ver que capacidad muestra la política para contenerlos”, señaló, marcando una situación que es difícil que se extienda al año próximo. El episodio reciente con la Policía Bonaerense encendió una alarma en este sentido.El deterioro en las expectativas, la mayor incertidumbre, la respuesta del mercado que hizo caer los precios de bonos y el Banco Central vendiendo reservas, son señales que van en sentido contrario (Martín Vauthier)Con tantos frentes abiertos, ¿es viable que la inflación caiga a 29% dentro de 16 meses? “Es un número cumplible, pero hace falta dar algunos pasos para lograrlo”, explicó el economista, cuya opinión varió por las restricciones cambiarias anunciadas esta semana. “Antes de las medidas, era más viable alcanzar esa baja en la inflación. Pero ahora, con el deterioro en las expectativas, la mayor incertidumbre, la respuesta del mercado que hizo caer los precios de bonos y el Banco Central vendiendo reservas, las señales van en sentido contrario”, apuntó Vauthier.Otras voces suman escepticismo. “Por el momento yo no diría que la inflación del 29% prevista en el Presupuesto sea un rasgo de optimismo, yo diría que es más bien una forma para contar con recursos discrecionales si es que la inflación finalmente es del 40 o 45%.” dijo en declaraciones a FM Milenium Jorge Vasconcelos, economista del Ieral, de la Fundación Mediterránea, quien recordó el hábito del ex ministro de Economía, Roberto Lavagna: tendía a subestimar la inflación del año siguiente con lo cual el gobierno se hacía de recursos no presupuestados que podía distribuir con discrecionalidad.Con el número del 29%, se pregunta si eso “implica una pauta estricta para el gasto público” y si el anuncio de ese número hará o no que los gremios estatales acepten esa pauta para la paritaria.¿El número del 29% implica una pauta estricta para el gasto público y hará o no que los gremios estatales acepten esa pauta para la paritaria? (Jorge Vasconcelos)Para Vasconcelos, un 29% “no es realista por el nivel de emisión monetaria que tenemos", que si bien en 2021 va a ser menor que en 2020, se va a ver impulsada por los intereses de la deuda del BCRA. “Era una cifra poco significativa a principios de 2020, es una cifra cada vez más importante y puede estar cerca de los 3 puntos del PBI en 2021 por causa del déficit cuasi fiscal. Con esa emisión monetaria, habría que hacer magia para tener una inflación inferior al 40%,” explicó.De este modo, se acumulan las exigencias para llegar al 32%. Lo central es evitar que el tipo de cambio se descontrole, pero también habrá que seguir de cerca otras variables como los salarios del sector público o la emisión, que el ministro de Economía, Martín Guzmán, estimó en un billón de pesos para 2021, lo que alcanzará para cubrir el 60% del déficit fiscal.En cuanto a las tarifas, Guzmán ya advirtió que no habrá cambios hasta fin de año. Pero en 2021, se actualizarán de acuerdo a la inflación. “En 2020 hubo congelamiento nominal de las tarifas, en 2021 lo que habrá es un congelamiento real”, dijo el ministro al presentar el Presupuesto.Consumo reprimido por la movilidadPor último, hay otro factor a tener en cuenta que es la propia reactivación. Si la pandemia cede, o al menos ceden las restricciones para enfrentarla, habrá un mayor movimiento económico que también tiene impacto en los precios.Un informe de BBVA Research señala que “existe una relación directa entre movilidad e inflación”, por lo que se infiere que a medida que se flexibilice la cuarentena, se activará el consumo reprimido y ello impulsará la suba de precios.A medida que se flexibilice la cuarentena, se activará el consumo reprimido y ello impulsará la suba de precios (BBVA Research)“Reconstruimos los índices de movilidad de Google a partir de la incidencia de cada región del IPC. Se observa que la inflación núcleo muestra una relación directa con la variación de la movilidad general, comportamiento que se replica cuando se mira la variación de movilidad respecto de la variación de los precios por regiones”, afirma el estudio de BBVA Research.Seguí leyendo:Presupuesto 2021: cuáles son los puntos débiles que Martín Guzmán deberá explicar en el CongresoEl BCRA sigue vendiendo dólares y las reservas llegaron al nivel más bajo desde enero de 2017Combustibles: las estaciones de servicio esperan otro aumento de 4% antes de fin de añoLa crisis terminal de las empresas: en julio otras 2.000 dejaron de hacer los aportes de sus empleados al sistema de jubilaciones

Leer más »

Para el Financial Times, lo que provoca el éxodo de empresas de Argentina es el gobierno y no la pandemia

El FT ilustró su nota con la fachada de un local de FalabellaEl Financial Times se hizo eco de la creciente ola de salida de empresas extranjeras de la Argentina, espantadas por las medidas intervencionistas.“Un número creciente de compañías están recortando sus inversiones en la Argentina o volando del todo, por temor a las movidas crecientemente intervencionistas del gobierno” dice la primera frase de la nota, que define a la administración de Alberto Fernández como “izquierdista”.La nota, del corresponsal del FT en Buenos Aires, expone la paradoja de que mientras el ministro de Economía Martín Guzmán presentaba el presupuesto 2021 con proyecciones optimistas (inflación de 29%, crecimiento de 5,5%), la compañía chilena Falabella anunciaba su salida del país y el gobierno anunciaba controles de capital aún más estrictos para proteger sus menguantes reservas internacionales.El altamente influyente diario británico recuerda que el presidente se anotó una “gran victoria” con la reciente restructuración de la deuda, pero que su esfuerzo inicial por reconstruir la confianza de los inversores se frenó a partir de marzo, con la pandemia de coronavirus.“Es una exageración decir que hay un éxodo masivo, pero las empresas están lidiando con una política que tiene una dirección crecientemente intervencionistas que puede empeorar las condiciones económicas”, dice Keziz McKeague, un asesor de McLarty Associates, una firma de lobby y negocios fundada por Thomas “Mack” McLarty, un amigo y ex asesor del ex presidente norteamericano Bill Clinton, de quien fue también “enviado especial para las Américas”.Paradojalmente, el FT cita a un ejecutivo de Cartesian Capital Group, controlante de Fly Bondi, como la única sin ánimo de "volar" de la ArgentinaLos que se fueronEl FT precisa que salidas recientes incluyen a la autopartista Axalta, la química alemana BASF y las francesas Saint-Gobain Sekurit y Pierre Fabre. Latam, la más grande compañía aérea de América Latina, acota, ya había decidido irse del país en julio.El artículo no deja de mencionar que el coronavirus fue un fuerte golpe para la economía argentina, “que está aún bajo uno de los más estrictas y largas cuarentenas del mundo”, pero aclara que según analistas e inversores la causa principal de las empresas extranjeras para darle la espalda al país es el intervencionismo estatal que –dicen- “no se ve en otros lado de la región”.La causa principal para dalle la espalda al país no es el coronavirus, sino el intervencionismo estatalMcKeague, el ejecutivo de McLarty, aclara que tras el fallido intento oficial de intervenir y expropiar Vicentin, es improbable que haya nuevas nacionalizaciones de gran escala, pero añade que los “enormes desafíos” que el propio gobierno impone a las empresas con controles de capital “draconianos”, restricciones a la importación y congelamientos de precios están haciendo que los negocios en algunos sectores, como los de consumo masivo, se vuelvan “crecientemente insostenibles”.Otro ejecutivo de una multinacional, no citado por su nombre, dice: "con todo lo que está pasando ahora, olvídense que una compañía extranjera haga alguna inversión. Y Alejandro Díaz, director ejecutivo de la Cámara de Comercio Norteamericana en la argentina señala que los controles cambiarios, de precios y de importación “están profundizando las preocupaciones y planteando dudas sobre el desarrollo de planes de negocios”.La única compañía citada decidida a quedarse y lugar por su lugar en el mercado argentino es Fly Bondi. Un ejecutivo de su grupo controlante afirma que el gobierno les aseguró que quiere crear un ambiente regulatorio sano y justoLa única compañía citada decidida a quedarse y luchar por su lugar en el mercado argentino es la low cost Fly Bondi, a diferencia de aéreas como Qatar Airways, Emirates y Air New Zealand, que ya decidieron irse del país. “Si, como nos han asegurado, el gobierno crea un sano y justo ambiente regulatorio, seguiremos invirtiendo en la Argentina”, dice Peter Yu, director gerente del Cartesian Capital Group, controlante de Fly Bondi.Por ultimo, el artículo recuerda las proyecciones del presupuesto 2021, pero las contrasta con la opinión de economistas para los cuales el 29 % de inflación estimado para 2021 es demasiado optimista teniendo en cuenta la masiva emisión monetaria de los últimos meses, lo que hace temer que el endurecimiento de los controles de capital “solo demora la eventual devaluación”. Al respecto, concluye citando al economista Luis Secco: “sólo están comprando tiempo”.Seguí leyendo:El gobierno echa más leña al fuego: tras endurecer los controles cambiarios, avanza esta semana con el impuesto a la riquezaColoquio de IDEA 2020: un evento virtual signado por la preocupación, la incertidumbre y el reclamo de diálogo del sector empresarial

Leer más »

El Gobierno prorrogó la prohibición de cortar los servicios públicos, incluida la telefonía, la televisión por cable e internet

Mediante un DNU que se publicó en el Boletín Oficial durante la tarde de este domingo, y que Infobae anticipó, el gobierno nacional dispuso que los prestadores de energía eléctrica, gas por redes y agua corriente, telefonía fija o móvil e Internet y TV por cable no podrán cortar servicios hasta el 31 de diciembre próximo.El primer artículo del DNU dispone que las empresas prestadoras “de servicios de energía eléctrica, gas por redes y agua corriente, telefonía fija o móvil e Internet y TV por cable, por vínculo radioeléctrico o satelital, no podrán disponer la suspensión o el corte de los respectivos servicios a los usuarios y las usuarias indicados en el artículo 3°, en caso de mora o falta de pago de hasta 7 facturas consecutivas o alternas, con vencimientos desde el 1° de marzo de 2020” (el decreto 311, del 24 de marzo pasado, había dispuesto que la prohibición de corte se aplicaba para quienes debían hasta 3 facturas).Además, el DNU aclara que la prohibición de corte comprende a “los usuarios y las usuarias con aviso de corte en curso” y establece también que si un usuario o usuaria accediera a un plan de facilidades de pago en las condiciones que establezca la reglamentación, “se considerará como una factura pagada”.El artículo segundo del decreto prorroga el plazo de 180 días que había establecido el decreto anterior de prohibición de corte, “hasta el 31 de diciembre de 2020”.Por otra parte, en su artículo tercero el decreto también prorroga hasta fin de año el plazo de corte para los usuarios del sistema de servicio prepago de energía eléctrica. La norma también contempla el caso de usuarios y usuarias del sistema de servicio prepago de telefonía móvil o internet que no hubiesen abonado recargas para acceder al consumo y estira hasta el 31 de diciembre la obligación de los prestadores de “brindar un servicio reducido que garantice la conectividad”.Avance de GuzmánLos ministros Guzmán y Kulfas con Darío Martínez, designado secretario de Energía, área que pasó a depender de Guzmán, quien también pasó a ser "autoridad de aplicación" de las medidas sobre energía, gas, telefonía, internet y TV paga. El decreto también significa un avance del ministerio de Economía, que encabeza Martín Guzmán, sobre el de Desarrollo Productivo, a cargo de Matías Kulfas, pues Economía pasa a ser la “autoridad de aplicación” de la nueva normativa, de modo que “con participación y consulta de las demás áreas competentes” será el responsable de “dictar las normas reglamentarias y complementarias necesarias para el cumplimiento del presente decreto”.Guzmán ya había avanzado sobre el área de Kulfas con el traspaso a su órbita de la secretaría de Energía, en la que fue designado el diputado nacional Darío Martínez, cercano a Máximo Kirchner. Martínez, sin embargo, aún no pudo asumir formalmente su cargo por disputas legales en torno de a quién le corresponde reemplazarlo en la banca que debe dejar en el Congreso Nacional.ConsiderandosEn sus considerandos, el DNU invoca la vigencia de “la emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social” que delegó en el Ejecutivo una serie de facultades, y el decreto 260, que amplió por un año el plazo de vigencia de esa ley a causa de la pandemia de coronavirus.También señala que la imposición de las medidas de “Aislamiento social, preventivo y obligatorio” que el gobierno dispuso mediante el decreto 297 y las decisiones posteriores en materia de “distanciamiento” del mismo carácter, hacen necesario “seguir adoptando medidas con el fin de posibilitar el acceso a los servicios básicos para la totalidad de los y las habitantes del país”.En la medianoche del viernes la empresa de mayoría estatal YPF dispuso el segundo aumento en un mes del precio de los combustibles, acumulando una suba de 8% promedio y superior en el Área Metropolitana Buenos Aires" (AMBA), para permitir la convergencia de precios en todo el país. Las Cámaras de Estaciones de Servicio dijeron además que YPF les aseguró que antes de fin de año dispondrá un tercer aumento, de modo de alcanzar un aumento de 12% a lo largo del año.El aumento de los combustibles es inferior a la inflación, pero marca una diferencia entre el tratamiento que el gobierno dispensa a YPF (y las demás petroleras, que “siguen” sus precios) y el que da a los prestadores de servicios de energía, gas y comunicaciones. Para los proveedores de electricidad y gas, además, los combustibles son el eslabón inicial de su cadena de valor. En tanto, los prestadores de internet, telefonía móvil y TV paga tenían libertad para establecer sus precios en un sistema de mercado hasta que el gobierno les cambió, también por decreto, las reglas, declarándolas “servicio público” y congelando el precio de sus servicios, que pasaron así a ser tarifas.Seguí leyendo:Para el Financial Times, no es la pandemia sino el gobierno el que provoca el éxodo de empresas de la ArgentinaEl gobierno echa más leña al fuego: tras endurecer los controles cambiarios, avanza esta semana con el impuesto a la riquezaEl Gobierno destinará $1,3 billones, el 15,2% del Presupuesto 2021, a programas con perspectiva de género

Leer más »