Último momento

admin

Los cinco dirigentes que tienen un lugar asegurado en el gabinete de Alberto Fernández

Felipe Solá y Santiago Cafiero, la semana pasada (Adrián Escandar)“El gabinete está básicamente definido”, dijo ayer Alberto Fernández a la salida del departamento de Cristina Kirchner en Recoleta y el reloj empezó a marcar la cuenta regresiva.El presidente electo terminó de conversar anoche con la ex presidenta sobre el elenco de funcionarios que lo acompañarán a partir del 10 de diciembre, en una extensa reunión de la que también participó el diputado Máximo Kirchner, que se perfila como jefe del bloque del Frente de Todos en la Cámara baja. Agustín Rossi, que actualmente ocupa ese lugar, podría tener un lugar en el gabinete.Fernández aguarda el momento preciso para anunciar al staff de ministros y secretarios de Estado que ya tiene delineado en su cabeza, aunque hay al menos cinco nombres que, de no mediar imprevistos, tendrán un lugar de privilegio en la órbita del ex jefe de Gabinete.Se trata de Felipe Solá, Santiago Cafiero, Eduardo “Wado” de Pedro, Claudio Moroni y Daniel Arroyo.Solá todavía tenía en el verano aspiraciones presidenciales, bregaba por la unión de todo el arco del PJ y esperaba una señal de Cristina Kirchner en ese sentido. Pero la designación del ex jefe de ministros K como candidato lo obligó a bajarse de la pelea, aunque quedó en un lugar de privilegio en el entorno de Fernández.En los últimos meses, el diputado empezó a tomar clases intensivas de inglés: tiene asignado el sillón que deja vacante Jorge Faurie como canciller. La semana pasada, durante la sesión de Diputados en la que se rechazó el “golpe de Estado” en Bolivia, Solá pasó entre los periodistas, antes de ingresar al Salón de los Pasos Perdidos, risueño y pronunciando palabras en inglés. Apurado, después del almuerzo que compartió con embajadores de la Unión Europea.El ex gobernador bonaerense tiene por delante un desafío crucial: adaptar la política exterior del país a la región, convulsionada en estos tiempos, e interpretar la impronta que Fernández querrá imprimirle a su administración en el rubro política exterior, con un evidente viraje respecto a la gestión de Mauricio Macri.El presidente electo planea, por ejemplo, desconocer la legitimidad de Juan Guaidó como jefe de Estado interino, según el rango que le otorgó Macri, tal como publicó hoy Infobae. Por el contrario, Fernández busca conversar y negociar con Nicolás Maduro.Solá es uno de los dirigentes que acompaña con frecuencia al ex jefe de Gabinete: fue uno de los integrantes de la austera comitiva que viajó a México, su primer destino tras ganar las elecciones de octubre.Eduardo "Wado" de Pedro (Maximiliano Luna)Cafiero, por su parte, conoce a Fernández desde hace poco más de dos años, pero trabaron un vínculo de confianza imperturbable desde la campaña legislativa del 2017 detrás de la candidatura de Florencio Randazzo.El nieto del viejo dirigente del PJ es hijo de Juan Pablo Cafiero, ex embajador en el Vaticano, milita en política desde la adolescencia y trabajó en el gobierno provincial de Daniel Scioli. Su mayor deseo fue desde siempre quedarse con la intendencia de San Isidro: está a punto de convertirse en jefe de Gabinete de ministros de la Nación.Esa es la vacante que le tiene asignada Fernández. Cafiero deberá, en esa línea, lidiar con la omnipresencia de su jefe e interactuar con figuras de peso del peronismo, como los gobernadores. Hoy ocupa ese rol, bajo el paraguas del ex jefe de gabinete, que conoce a la perfección el traje que tiene reservado para el dirigente de San Isidro.Claudio Moroni (al medio) frente a Cristina Kirchner durante su paso como jefe de la AFIP (NA)El caso de Moroni transita por carriles más subterráneos porque Fernández no pululó junto a él aún por los pasillos del poder.Moroni sabe de la administración del Estado: fue síndico, jefe de la AFIP y de la ANSES. Y es de confianza del presidente electo desde hace tiempo. Y sería el nuevo ministro de Trabajo a partir del 10 de diciembre, cuando la gestión entrante le devuelva a esa cartera el rango de ministerio. Fernández planea modificar la estructura de la administración pública central.El ex titular de la AFIP -a ese lugar iría Mercedes Marcó del Pont, que ya trabaja en ese sentido- deberá lidiar con el sindicalismo y los empresarios, que el año pasado se trenzaron en el debate por la eventual reforma laboral que el gobierno saliente quiso discutir. Fernández ya dio señales de debatir reformas sector por sector. Los gremialistas, por lo pronto, adelantaron que se encaminan hacia un fin de año en paz en materia de reclamos.Daniel ArroyoLo mismo sucede con los movimientos sociales con los que tendrá que negociar el diputado Arroyo, a quien el presidente electo ya confirmó como ministro de Desarrollo Social, un rubro que conoce por su paso por el edificio de la avenida 9 de Julio en gestiones pasadas.Arroyo, según todos los actores sociales, tiene buenas intenciones. Pero tiene un desafío mayúsculo: deberá convivir en el ministerio con el resto de los dirigentes que conforman la alianza de gobierno, en especial las agrupaciones sociales, que cuentan con actores de peso como Juan Grabois o Emilio Pérsico. ¿Quién va a conducir un área tan sensible como esa?Hace algunas horas, Arroyo adelantó cómo será el funcionamiento de la tarjeta alimentaria que el nuevo gobierno planea impulsar a partir del 10 de diciembre, con un beneficio para “2 millones de personas”. El diputado fue uno de los principales integrantes de la mesa que Fernández convocó la semana pasada para “combatir el hambre”. Y que contó con variadas presencias: desde Estela de Carlotto hasta Marcelo Tinelli.En cuanto a “Wado” De Pedro, su nombre es número puesto para el Ministerio del Interior que hoy conduce Rogelio Frigerio -con quien tiene diálogo- y que sufrirá modificaciones en su estructura.De Pedro es uno de los lugartenientes de la agrupación La Cámpora, tiene línea directa con la ex presidenta y construyó una relación sólida con Fernández: fue parte del equipo que lo asesoró en los dos debates presidenciales, y tiene buena llegada a la Justicia federal.Es, de hecho, un interlocutor habitual de Axel Kicillof, y su nombre llegó a sonar para ocupar el gabinete bonaerense del ex ministro de Economía.Seguí leyendo:Alberto Fernández, tras la reunión que mantuvo con Cristina Kirchner: “El gabinete básicamente está definido”

Leer más »

Pese a los esfuerzos de Alberto Fernández, se tensa la disputa entre el kirchnerismo y el peronismo por los espacios de poder en el Senado

Los senadores del peronismo federal y del kirchnerismo votando unidos el proyecto sobre la situación política en Bolivia (Franco Fafasuli/)Los ordenadores del poder en la nueva etapa del peronismo son Alberto Fernández y Cristina Kirchner. En el poco tiempo que llevan como presidente y vicepresidente electo no han dado señales claras de ejercer un doble comando. El jefe de Estado será uno y para la lógica del peronismo ese será el jefe político del espacio. Sin embargo, la figura de la ex mandataria es tan grande que permanece presente como un liderazgo histórico al que muchos integrantes del Frente de Todos responden incondicionalmente.Fernández ha dicho infinidades de veces que no tendrá problemas en gobernar junto a Cristina los próximos cuatro años. Son amigos y dejaron atrás las diferencias que los supieron distanciar durante casi diez años. La buena sintonía entre ambos parece estar más que clara. Pero ese vínculo estrecho aún no se puede reflejar en la Cámara de Senadores, donde el kirchnerismo y el peronismo federal mantienen una tensa puja por los lugares de poder. Actualmente en la Cámara baja hay dos bloques. Uno que responde a los gobernadores del PJ, presidido por el cordobés Carlos Caserio - después de la salida de Miguel Pichetto, y que contiene a legisladores de Chaco, Tierra del Fuego, Entre Ríos, Salta, San Juan, Catamarca, Corrientes, Jujuy y La Rioja. El otro lo preside el neuquino Marcelo Fuentes - quien deja la cámara el 10 de diciembre, y tiene como figura estelar a la ex presidenta Allí hay senadores de Mendoza, Chubut, Río Negro, Corrientes y Santa Cruz.El jefe del bloque Justicialista, Carlos Caserio (Franco Fafasuli)Ese esquema comenzará a transformarse a partir del 10 de diciembre debido al ingreso de nuevos legisladores. La mayoría de ellos ligados a la ex jefa de Estado, como es el caso de Mariano Recalde, Oscar Parrilli, Silvina García Larraburu (que renovó su banca) y Jorge Taiana. Así el bloque K tendrá cerca de 17 senadores. En el bloque Justicialista también tendrá un importante recambio pero, en principio, tendrá una cifra similar de legisladores.En los días posteriores al triunfo en las elecciones nacionales en el Frente de Todos abonaron a la idea de armar un interbloque con ambos bloques o un aglutinar a todo el peronismo en un solo bloque con el objetivo de sellar la unidad también en el Senado. Era la forma de dar una muestra de unidad consolidada en un ámbito clave para cualquier gobierno que empiece a carretear: el Congreso.Lo que parecía un trámite, dejó de serlo en las últimas semanas. Por el momento no hay acuerdos de unidad. La diferencia clave reside en la conducción política. Un grupo de senadores del peronismo federal no quieren que Cristina se convierta en la dueña de la Cámara alta. No adhieren a lo que consideran que es un estilo de conducción verticalista. La identidad del kirchnerismo. Una identidad que no quieren para el nuevo tiempo del peronismo que llegó al gobierno.La vicepresidenta electa y futura presidenta del Senado, Cristina Kirchner (Charly Diaz Azcue / COMUNICACIÓN SENADO) (CHARLY DIAZ AZCUE/)En el bloque que hoy conduce Caserio - que actualmente está distanciado del gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti - hay legisladores que no están dispuestos a quedar bajo la conducción de la ex presidenta. Se enteraron que la senadora mendocina de La Cámpora Anabel Fernández Sagasti se convirtió en la principal candidata a presidir un bloque de unidad y pusieron ciertos reparos. La ex candidata a gobernadora de Mendoza reporta directamente a Cristina. En el peronismo del interior lo interpretaron como una muestra clara de que el kirchnerismo tiene pensado pisar fuerte en la Cámara baja.Además, advierten que la ex jefa de Estado va a elegir al presidente provisional del Senado, cargo que ocuparía el ex secretario de la presidencia Oscar Parrilli (tercero en la sucesión presidencial), y al secretario administrativo, lugar al que llegaría el ex secretario de Legal y Técnica, Carlos Zaninni. Un esquema de poder que sería una réplica del que tuvo en su último gobierno.Si a eso se le sumara la presidencia de un único bloque o de un interbloque, y la titularidad de en algunas de las principales comisiones - Presupuesto y Hacienda, Asuntos Constitucionales, Legislación general, Relaciones exteriores y Culto, y de Acuerdos - el poder quedaría en manos K y el peronismo federal perdería terreno. Alberto Fernández junto a los senadores del Bloque Justicialista (Foto: Juan Carlos Cárdenas / COMUNICACIÓN SENADO)Para que la unidad se produzca tiene que haber una negociación liderada por la ex presidenta en su nuevo espacio de poder o un pedido claro de Fernández para que haya una fusión. Por ahora, no hay ninguna de las dos cosas, pero las conversaciones se multiplicarán en las próximas horas con el claro propósito de armar un solo bloque y encaminarse hacia la unidad legislativa. En el peronismo del interior creen que no es necesario forzar un acuerdo si hay diferencias. Entienden que haya o no un bloque único, se llegará con facilidad a los acuerdos para sacar las leyes que pida Fernández. En definitiva, todos empujan hacia el mismo lado.Mientras la tensión se mantiene latente en el Congreso, los dos senadores peronistas de Tucumán fueron los primeros en decidir a quien responderán cuando estén en el Senado. José Alperovich y Beatriz Mirkin se sumarán al bloque kirchnerista. El ex gobernador tucumano fue concreto cuando le explicó a sus asesores los motivos de su acercamiento a la vicepresidenta electa. “Tenemos que estar unidos en el peronismo. Les guste o no les guste a los demás, el poder en el Senado lo tendrá Cristina”, les dijo.El peronismo del interior ha marcado distancia de Cristina Kirchner desde que comenzó el mandato de Mauricio Macri. En los últimos cuatro años los gobernadores del PJ armaron bloques diferentes en el Senado y en Diputados, empujaron la construcción de Alternativa Federal - fuerza política que duró menos de un año - y, finalmente, terminaron alistándose en el Frente de Todos cuando la ex mandataria dio un paso al costado y convirtió en candidato a presidente a Alberto Fernández. Las diferencias con el estilo de conducción del kirchnerismo existen desde hace tiempo. Probablemente sigan existiendo en los próximos años. El desafió es convivir.La senadora tucumana Beatriz Mirkin se sumará al bloque kirchnerista ¿(Franco Fafasuli)En el bloque justicialista advierten que la unidad en un bloque legislativo no es fundamental para generar acuerdos. “La unidad se va a dar para votar cada proyecto que se trate. Se negociará. Unidad en la acción para acompañar al gobierno de Alberto Fernández”, sostienen. La referencia al presidente electo tiene un sentido en si misma. Los gobernadores del PJ que se mueven bien cerca de Fernández - como el caso de Juan Manzur y Sergio Uñac, y la mayoría de los senadores del peronismo federal responden a su liderazgo. “El presidente es Alberto. Nunca funcionó el doble comando en el peronismo”, aclaran puertas adentro del Congreso.Un legislador del interior definió la división que existe en el Frente de Todos con mayor exactitud: “Nuestro referente es Alberto. La apertura del peronismo fue con él. Si Cristina hubiese sido la candidata, muchos hoy no estarían en esta construcción política”. Las diferencias existen, aunque las proclamas de unidad las maquillen. Pero esas discrepancias pueden quedar a un lado si el liderazgo de Fernández es tan pragmático como esperan en todos los sectores que hoy integran el Frente de Todos. Muñeca pura.La tensión interna parece haber llegado para quedarse en la nueva coalición. No es antinatural. Parece normal que tantas vertientes diferentes y juntas bajo el mismo techo tengan roces en la disputa por espacios de poder. Alberto Fernández anhela encontrar el equilibrio y surfear las tensiones existentes. Política, negociación, acuerdos y espacios de poder delimitados. De eso se trata.Seguí leyendoUn obispo cercano al Papa cuestionó a Alberto Fernández por impulsar la legalización del abortoLa UIA y la CGT rechazaron el regreso de la doble indemnización y el pago de un bono de fin de año generalizado

Leer más »

Aranguren, en los tribunales de Comodoro Py: negó haber privilegiado a las petroleras con la suba del gas

Juan José Aranguren, este martes al salir de Comodoro Py (Adrián Escandar)El ex ministro de Energía Juan José Aranguren negó haber beneficiado a las empresas petroleras cuando el gobierno de Mauricio Macri decidió subir el precio del gas al inicio de su gestión. Lo hizo al prestar declaración indagatoria ante el juez Luis Rodríguez, quien lo investiga por negociaciones incompatibles con la función pública por las acciones que tenía, aun siendo funcionario, en la compañía Shell y por la compra de gas a Chile, entre otros hechos.“El incremento en el precio del gas no le llega a las compañías pretroleras. Porque el precio que recibieron entre 2016 y 2017, que es lo que aquí se denuncia, era el mismo que provenía de un plan diseñado por la anterior administración -le dijo a los periodistas al terminar su declaración-. El incremento del precio que sufrieron los usuarios residenciales provocó una reducción del subsidio de parte del Estado. O sea que en ningún momento las empresas se vieron beneficiadas por el aumento del precio que pagaron los consumidores de gas en sus casas”.Sobre la compra de gas a Chile, Aranguren afirmó que sólo se reemplazó “un gas que venía de Bolivia” porque allí no había “mayor capacidad de las plantas de regasificación” y “era siempre más conveniente importar gas previamiente regasificado en Chile que consumir gasoil, lo cual le significó al Estado Nacional un ahorro de 54 millones de dólares”.En ese marco, el ex funcionario remarcó: “Nunca me interesé por un proveedor, siempre fue en beneficio del interés público" y agregó: “Será cuestión de lo que decida el juez. Yo estoy muy tranquilo. Es el juez el que tiene que decidir".Cuando Infobae quiso saber si le había llamado la atención que lo llamaran a indagatoria en este contexto político, Aranguren respondió: “Eso que lo juzguen otros. Me llamaron a declarar el 18 de octubre. Participé de la indagatoria por primera vez en mi vida, conforme a lo que la ley me obliga. Y por lo tanto será el juez el que tome la decisión de sobreseerme o de procesarme si he hecho algo mal. Estoy tranquilo con mi conciencia. Sé que lo que he hecho”.Aranguren llegó minutos antes de las 11 dispuesto a responder preguntas. Pero adelantó que iba a negar las acusaciones cuando uno de los periodistas le preguntó en uno de los pasillos de Comodoro Py 2002 si hubo negociaciones incompatibles: “Para nada, no”, respondió.Juan José Aranguren luego de declarar en Comodoro Py (Infobae)El ex funcionario estaba acompañado por el abogado Alejandro Perez Chada, quien asesora en materia penal al propio presidente Mauricio Macri. En esta causa también está citada a declarar la titular de la Oficina Anticorrupción Laura Alonso, quien pidió postergar su declaración indagatoria. A Alonso se la acusa por no haber advertido o cuestionada las incompatibilidades denunciadas por el doble rol de funcionario y accionista.Los llamados a indagatoria fueron dispuestos por el juez Rodríguez el último 18 de octubre. El fiscal del caso es Carlos Stornelli. La causa se había iniciado en 2016 por la denuncia de los diputados kirchneristas Rodolfo Tahilade y Mario Doñate.Allí se sostuvo que de la declaración jurada patrimonial integrada surgía que Aranguren, ex CEO de la filial argentina de la transnacional petrolera de origen anglo-holandés, declaró poseer “más de trece millones de pesos en acciones ‘clase A’ de la empresa Royal Dutch Shell”. Esas acciones le permitieron obtener bonificaciones.Otro de los puntos de la denuncia alude a la decisión de aumentar las tarifas de gas, incrementando el valor de lo pagado a los productores, entre los cuales está Shell. En el expediente, Aranguren presentó un descargo por escrito solicitando ser sobreseído y que se le cierre la causa.En su presentación, los diputados dejaron constancia de que habían alertado sobre la presunta “incompatibilidad de intereses para ejercer el cargo” a la OA pero que no obtuvieron respuesta alguna. "Es evidente el conflicto de intereses respecto de la situación del Ministro socio de Shell, en tanto esta compañía participa activamente del mercado energético cuya regulación y control está a cargo del propio Aranguren”, dice la presentación.Aranguren vendió sus acciones en Shell en noviembre de 2016, cuando esta denuncia ya había sido presentada. Lo anunció el propio Macri en diálogo con la prensa durante un encuentro del Foro de Inversiones. Fue después de un dictamen de la OA que recomendaba la venta. Pese a ello, el presunto delito existió mientras estuvo en poder de esas acciones y tomó esas decisiones.Aranguren renunció en junio de 2018 al Gobierno. Justo días atrás reapareció en una entrevista diciendo que el ajuste sobre las tarifas debería haberse hecho como él proponía y no gradualmente. También aseguró que estaba trayendo los dólares del exterior para poder vivir.

Leer más »

El Gobierno aseguró que no hubo avances en la transición con Alberto Fernández

Germán Garavano, ministro de JusticiaAl llegar a la reunión de Gabinete, los periodistas le preguntaron a Mauricio Macri sobre cuál era el estado de la transición. “No hay nada por ahora”, dijo el Presidente. Y lo mismo fue ratificado más tarde por los ministros Germán Garavano y Oscar Aguad, encargados de la conferencia de prensa que se realizó después.El Ministro de Justicia aseguró que “el Gobierno está haciendo una transición ejemplar, que la empezó el Presidente con el discurso que realizó en la noche de las elecciones y continuó con la indicación de preparar toda la información para el gobierno electo, pero hasta ahora “no se identificaron las personas responsables, más allá de las conversaciones informales que se tuvieron en las áreas que nos ocupan, pero no hay ninguna información oficial”.La reunión de Gabinete encabezada por Macri (foto Presidencia)Por su lado, el Ministro de Defensa, fue categórico al asegurar que “no hay transición”. “La transición se da si hay posibilidad de compatibilizar y de transmitir experiencias, si no, no hay transición”, aseguró. Agregó que “la transición empezó con los dos presidentes, pero por algún motivo que desconozco no siguió. La designación de los representantes por cada ministerio forma parte de lo que es la transición, pero aún no se concretó, pero todavía falta tiempo. La orden que nos dio el Presidente es organizar la información de cada Ministerio como para traspasar esta experiencia, si no se da, dejaremos los papeles arriba de la mesa”. Hace falta que los interlocutores sean oficiales, no simplemente gestores de buena voluntad", precisó.Oscar Aguad dijo que Macri los instruyó para hacer una transición ordenada, pero que no hubo avances con el Frente de TodosAdemás, Aguad estimó que “lo normal es que un gobierno que se va transmita su experiencia al que viene, para que esta información pueda ser transmitida, esperamos que podamos tener algún contacto con quien nos suceda, explicar lo que está pendiente, lo que se pudo hacer lo que no, por más que haya un cambio de rumbo”.Los ministros también informaron que durante Gabinete se analizó especialmente la situación regional, “la incertidumbre que está sucediendo en varios países de América Latina, que están viviendo Chile, Bolivia, lo que está pasando ahora en Paraguay, la devaluación del real, del peso chileno, de la moneda colombiana". “El gobierno está abierto a colaborar, hay funcionarios o ex funcionarios protegidos en nuestra embajada, nuestras fronteras están abiertas, no impedimos que haya libre circulación de personas, se defina como se defina, las consecuencias son las mismas”, agregó Aguad acerca de cómo puede evolucionar la posición del Gobierno saliente sobre la situación en Bolivia.Seguí leyendo:Los cinco dirigentes que tienen un lugar asegurado en el gabinete de Alberto FernándezAlberto Fernández analiza descongelar la relación con Maduro y rechazar a Guaidó

Leer más »

Amado Boudou: “Soy inocente, lo único que hice fue defender a los argentinos, a los jubilados”

Amado Boudou en el inicio del juicio (Matías Baglietto)El ex vicepresidente Amado Boudou, condenado por el caso Ciccone y detenido en el penal de Ezeiza, se refirió hoy al nuevo proceso político que se iniciará el próximo 10 de diciembre con el gobierno de Alberto Fernández, calificó de “horrible” la gestión de Mauricio Macri como presidente y se defendió: “Soy inocente, lo único que hice defender a los argentinos, a los jubilados”.“Los argentinos tenemos la oportunidad de revertir algo horrible, que fueron estos cuatro años de macrismo, pero la contracara de lo horrible es que es la primera vez en la historia que un proceso tan destructivo dura solo cuatro años y vuelve el campo popular”, afirmó Boudou, que este martes cumple 57 años.En este sentido, agregó que la crisis económica generada por el Gobierno “no se va a solucionar sin mucho esfuerzo, sin mucha pasión, y sin cambios estructurales de fondo que reviertan los mecanismos mediante los cuales Macri junto a sus amigos se robó el país a través de los servicios públicos, a través de las tarifas”.Boudou, en diálogo con radio AM 530, y consultado sobre su situación personal y la de otros ex funcionarios detenidos por diversos casos de corrupción en la función pública, señaló: “Somos inocentes y objetos de una persecución para que no se hable de lo que se tiene que hablar”.“Miro para atrás y veo lo que fue mi detención, el montaje; montaron una foto para que saliera como un trofeo de caza, y la verdad son cosas dolorosas, pero no me iban a sacar con la cabeza gacha. Soy inocente, lo único que hice defender a los argentinos, a los jubilados, y formar parte de un gobierno que no tiene nada de lo que arrepentirse”, añadió.Amado Boudou, en una salida del penal de Ezeiza antes de la condena por el caso Ciccone (Gustavo Gavotti)Para el ex vicepresidente, Alberto Fernández deberá armar “algo que funcione de 10 y que les sirva a los argentinos, y que en lugar de llamarse el mejor equipo de los últimos 50 años sean las mejores políticas de los últimos 50 años, que continúen en el rumbo de los 12 años de Néstor y Cristina Kirchner”. “En agenda está volver a un sistema que distribuya mejor, porque hoy el centro de extracción de valor de una sociedad es el sistema de servicios públicos", consideró.Las declaraciones de Boudou tienen lugar en medio de la discusión sobre las prisiones preventivas, figura legal por la cual estuvo detenido durante un tiempo prolongado hasta su condena por el caso Ciccone.El Gobierno publicó este martes en el Boletín Oficial la Resolución 2/2019, que ordena implementar en “los tribunales con competencia en materia penal de todas las jurisdicciones federales del territorio nacional” gran parte del nuevo Código Procesal en el que, entre otras cosas, se plantean límites al uso de las prisiones preventivas y comenzará a regir este viernes.Actualmente, el criterio general para dictar la detención de un sospechoso surge de un fallo plenario de la Cámara de Casación (Díaz Bessone) que dispone utilizar esta herramienta cuando se verifique peligro de fuga o riesgo de entorpecimiento de la investigación. Sin embargo, los jueces suelen tener distintos criterios para encasillar cada caso concreto. Con el objetivo de terminar con la arbitrariedad, el Código “fijó pautas concretas para regular las restricciones a la libertad durante el proceso", que acotan el margen de interpretación de los magistrados.Seguí leyendoEl Gobierno oficializó los límites a las prisiones preventivasLa Justicia redujo dos meses y medio la condena de Amado Boudou por el caso Ciccone

Leer más »

Nuevos créditos, reformular los UVA y Ministerio propio: el plan de Alberto Fernández para Vivienda y Hábitat

Faltan unas 3,5 millones de unidades habitacionales en todo el país para eliminar el déficit de viviendasEl déficit habitacional de la Argentina sigue siendo uno de los talones de Aquiles de las últimas gestiones gubernamentales. Se cree que faltan unas 3,5 millones de unidades en todo el territorio y en un contexto en el que, además, en la última década empeoraron las condiciones para acceder a créditos para conseguir la casa propia.En su exposición en el segundo debate previo a las elecciones, Alberto Fernández anunció que creará un Ministerio de Vivienda. “Vamos a crear un Ministerio de Vivienda porque hoy en esta ciudad hay 7.000 personas que deambulan sin encontrar un techo y es la ciudad más opulenta de la Argentina. Necesitamos darles a los argentinos una vivienda y vamos a construirlas. Y cuando las construyamos vamos a movilizar la economía. Vamos a darle también a los sectores medios la posibilidad de acceder a un crédito para que puedan tener su primera casa. Es mi compromiso”, aseguró el presidente electo.En el segundo debate presidencial, Alberto Fernández prometió crear un ministerio para el sector (Photo by Juan Mabromata / AFP) (JUAN MABROMATA/)Según las fuentes consultadas del Frente de Todos, la creación del Ministerio es un hecho, aunque como muchas cosas de la gestión que viene no hay confirmaciones ni mayores detalles. El principal nombre que se baraja para encabezarlo es el de María Eugenia Bielsa, arquitecta de profesión que obtuvo su título en la Universidad Nacional de Rosario y se desempeñó en distintos cargos públicos, siendo la vicegobernadora la provincia de Santa Fe, debajo de Jorge Obeid, entre 2003 y 2007. Es hermana de Rafael, el ex Canciller de Néstor Kirchner, y de Marcelo, el ex DT de la Selección de Fútbol.Necesitamos darles a los argentinos una vivienda y vamos a construirlas. Y cuando las construyamos vamos a movilizar la economía. Vamos a darle también a los sectores medios la posibilidad de acceder a un crédito para que puedan tener su primera casa. Es mi compromisoEn una recorrida por San Juan, hace pocos días, junto con Alberto Fernández, Bielsa dijo: “no hemos charlado al respecto de un lugar por ocupar, sí hemos recorrido obras y hablado con intendentes y gobernadores sobre cómo marchan los planes de viviendas y de la posibilidad de reactivar la construcción, un factor fundamental para que la economía se desarrolle”.María Eugenia BielsaLa arquitecta también aseguró que los créditos nominados en Unidades de Valor Adquisitivo (UVA) no favorecieron a la gente que compró su casa, sino que transformó al préstamo en un verdadero problema. “En vez de ser una solución como se lo presentó terminó siendo un trauma para quienes se arriesgaron a tomarlo”, dijo.Por otro lado, y según las fuentes, se especula también con el nombre de Florencio Randazzo, que podría llevar adelante Transportes y Vivienda en una misma dependencia, pero son todos trascendidos, que nadie quiso confirmar por el momento.El plan del PJLos equipos técnicos del PJ elaboraron un conocido documento en el que se hace mucho hincapié en el Hábitat y la Vivienda. Desde el entorno de Fernández aseguran que ese capítulo, que fue trabajado en el marco de 18 comisiones con la dirección de Ginés González García (ex ministro de Salud de la Nación entre 2002 y 2007) y la coordinación del arquitecto Santiago Pérez para el rubro, será la matriz de la gestión próxima. En este trabajo se hace eje en que el Estado volverá a ocupar el rol de financiador y no sólo de facilitador de los recursos y proyectos.Florencio Randazzo también suena para una eventual cartera que una Transporte y Vivienda (NA) (AUSPITZ/)Allí se hace una fuerte crítica a lo realizado por Cambiemos. Según el texto, durante el gobierno de Mauricio Macri se renunció a la responsabilidad estatal “de aumentar la equidad social, geográfica y económica, e impulsó la desintegración, la segregación y la desarticulación de las políticas públicas de vivienda, proponiendo una división entre las áreas destinadas a atender negocios inmobiliarios, por un lado, y, por otro lado, las de asistencia a la pobreza. Profundizó así la mercantilización del acceso al hábitat, reemplazando los fondos específicos de subsidios cruzados por recursos que provinieron del sistema financiero".De ese extenso documento se deduce que desde el 10 de diciembre la administración que encabezará Alberto Fernández volverá a enfocarse en que se reactive la construcción con líneas para edificar viviendas, ampliarlas o refaccionarlas, con la premisa de “levantar complejos habitaciones inclusivos y que esta acción transite de Norte a Sur en todo el territorio". También se habla de que los créditos UVA se anularían o se reformularían y se asegura que “el 60% del déficit habitacional no requiere la construcción total de viviendas nuevas, sino la puesta en valor de las existentes”.De los documentos en estudio en el Frente de Todos se deduce que desde el 10 de diciembre la administración que encabezará Alberto Fernández volverá a enfocarse en que se reactive la construcción con líneas para edificar viviendas, ampliarlas o refaccionarlas, con la premisa de “levantar complejos habitaciones inclusivos y que esta acción transite de Norte a Sur en todo el territorio"Otros puntos:- Otorgar créditos para ampliación y terminación de viviendas, desarrollando en forma local la generación de trabajo y la reactivación productiva del sector.- Suspender la enajenación de bienes del Estado y recuperar el carácter redistributivo, de desarrollo local y regional de la administración de esos bienes.- Organizar medidas de urgencia para socorrer a quienes hoy viven en la calle, desde los municipios y organizaciones del pueblo, con ayuda económica del Estado Nacional.- Reformular el Fondo Nacional de Vivienda (Fonavi), ampliando los recursos y otorgándole progresividad a la fuente.Viviendas bajo el Plan FonaviQué pide la industriaLos desarrolladores inmobiliarios sintieron poco respaldo de la gestión que está por dejar el poder, y le reclaman al gobierno entrante que se implementen medidas que alienten a los argentinos a volver a invertir en el segmento.Al respecto, Damián Tabakman, presidente de la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos (CEDU), sostuvo, que, “la gente compra dólares con sus ahorros, pero necesitamos que vuelvan a confiar, a apostar por los ladrillos, un sector que, además, genera empleo y las viviendas que tanto necesitamos. Hay que ser muy cuidadosos respecto de los cambios en la Ley de Alquileres y los aumentos de impuestos al patrimonio porque podrían llegar a generar el efecto contrario”.La gente compra dólares con sus ahorros, pero necesitamos que vuelvan a confiar, a apostar por los ladrillos, un sector que, además, genera empleo y las viviendas que tanto necesitamos (Damián Tabakman)Por otro lado, el Consejo Federal de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) pidió hace poco que se declare la emergencia del sector y propuso una serie de iniciativas a implementar con vistas a normalizar la actividad. Se tratan de “acciones estructurales y de coyuntura para aplicar en los primeros 200 días del nuevo gobierno, para mantener el empleo y la actividad", detallaron.Julio César Crivelli, presidente de Camarco Los integrantes del Consejo, que lidera su presidente, Julio Crivelli, coinciden en resaltar que “el sector sufre hoy, amplificados, los efectos de la recesión actual y lo previsible para los próximos meses”. Se considera que “las empresas del sector de la obra pública sufren graves perjuicios por los atrasos en los pagos de las obras certificadas, demoras no razonables en la tramitación y aprobación de las redeterminaciones de precios pactadas contractualmente, e incluso la aplicación de sanciones por incumplimiento del plan de trabajo cuando existen razones que lo justifican”.Además de pedir la emergencia del sector, la Camarco expresó que deben implementarse de manera urgente las siguientes medidas: calcular y consolidar la deuda devengada en los contratos vigentes, emitiendo documentos de pago negociables o compensables; y la generación de un nuevo y urgente plan de viviendas sociales a través de convenios con los Institutos Provinciales de la Vivienda no menor a 40.000 unidades en todo el país, que motorice la economía de manera federal atacando de manera directa la pobreza y la falta de empleo.Desde la Secretaría de Vivienda que encabeza Iván Kerr, no recogen el guante ni del sector ni de las críticas del peronismo. Aseguran que “se trabajó muy bien estos 4 años” y que, hasta la fecha, se edificaron o están en construcción 89.536 viviendas sociales, que a través del plan Procrear se hicieron 29.003 operaciones en UVA y que se comercializaron 8.461 lotes con servicios.Ivan Kerr, secretario de Vivienda de CambiemosAlgunas fuentes del sector privado consultadas por Infobae coinciden en que la realización de un nuevo blanqueo de capitales sería una buena posibilidad para motorizar al segmento y seducir a los argentinos que tienen fondos en el exterior para que inviertan en ladrillos locales. “Si se da, a quienes accedan les daría un premio importante que se traduzca en la quita de impuestos, y una vez blanqueado el capital, que este se destine a las obras de propiedades con la obligación de que cuando se terminen de levantar los edificios, los alquilen por 5 años. De esa forma, haríamos que traigan el dinero, no se les cobraría impuestos y se generaría mucho trabajo en la construcción. Ayudaría a la economía y el mercado locativo tendría que bajar los precios en los alquileres”, explicó Armando Pepe, presidente del Colegio Profesional Inmobiliario.Más allá de las especulaciones sobre cargos y estructuras, queda claro que inquilinos, desarrolladores, las constructoras y otros profesionales que se desenvuelven en la actividad, exigen desde hace un tiempo que la vivienda sea un tema prioritario de la agenda gubernamental y que no todo quede atado a la coyuntura y a los vaivenes de una debilitada economía.Seguí leyendo:Antes de irse, el Gobierno volvió a mostrar superávit en las cuentas fiscalesEl dólar permaneció con escasas variantes, debajo de $63 en los bancos de la CityLas consultoras privadas ya estiman una inflación por encima del 4% para noviembre

Leer más »

Con un dólar “encorsetado”, empresas prevén devaluación de 20% a 50% en 2020

Las empresas esperan una fuerte devaluación para el año que vienePor Virginia PorcellaCon un elevadísimo nivel de incertidumbre respecto de la evolución de las variables clave, las empresas locales y extranjeras enfrentan un desafío no menor a esta altura del año: elaborar sus presupuestos para 2020. Proyectar las pautas básicas de costos e ingresos es, en estas semanas, un ejercicio imposible. Pero las compañías tienen sus normas y, particularmente las multinacionales, tienen que cumplir en fecha con el rito mientras que muchas de las más grandes empresas locales todavía tienen su plan abierto. En algunos casos, sólo están presupuestando el primer semestre.La variable clave, sin lugar a dudas, es el tipo de cambio. Sobre qué valor del dólar basar todo el resto de las estimaciones. En este punto, el rango es bien amplio y los cálculos, incluso dentro de una misma industria o sector, difieren por mucho. Entre los más optimistas se cuentan algunos supermercados y empresas de consumo masivo con alto nivel de importación que, confiando en las restricciones cambiarias, prevén un dólar promedio durante 2020 en $75. Esto implica una devaluación menor a 20% y, en la práctica un atraso en el valor del dólar –subiría menos que la inflación- que las favorecería. Pero son las menos.El grueso de las compañías, en cambio, parte de un valor del dólar de $80 promedio para el próximo año y existen en algunas otras empresas escenarios de una devaluación de 50%, lo que implicaría un dólar de $125. “Es un escenario cercano a la hiperinflación pero muchas de las consultoras con las que trabajamos lo manejan. Y nosotros también”, explicaron, por ejemplo, desde una de las principales automotrices. Es en ese mismo sector, dependiente tanto de las exportaciones a Brasil como de las importaciones para producir, en donde existe la mayor dispersión de proyecciones. Mientras una compañía alemana prevé un dólar a $82 recién hacia final del próximo año, en una competidora norteamericana calculan ese un valor aproximado para antes de junio.Actualmente está vigente el "cepo" que limita la compra de dólares. Se pueden retirar hasta US$ 200 por persona y por mes. (Pablo Lasansky/)Si bien se descarta que se mantendrán restricciones, luce menos claro de qué tipo serán. Es decir, existen variantes sobre las presunciones de qué régimen cambiario terminará adoptando el gobierno de Alberto Fernández en al menos los primeros meses de su gestión. En su equipo económico se discute un desdoblamiento –un valor del dólar para producir, otro para exportar, otro para turismo, otro para atesorar- pero existe la posibilidad de que, simplemente, se mantengan o refuercen las restricciones actuales. Todo, por el momento, es incertidumbre.Alimenticias en alerta“En un año normal, el presupuesto ya está recontra cerrado a esta altura. Pero ahora vamos a esperar a mediados de diciembre, a que asuma Alberto Fernández”, dijeron a Infobae en una alimenticia. En esa empresa, ironías del destino, la gran preocupación a resolver es el segundo semestre. “Calculamos un dólar promedio de $80 pero sólo para la primera parte del año, todavía no podemos tener la sintonía fina de qué va a pasar en el segundo semestre”, afirmaron. Claro, este sector quedará altamente impactado por lo que ocurra con las materias primas. No sólo por el nivel de precios internacionales sino, principalmente, por la política impositiva que aplique el próximo gobierno.Por un lado, el propio Alberto Fernández dio indicios claros de que se actualizarán las retenciones, lo que en definitiva terminaría impactando en el precio interno. Pero el gran temor de las empresas es que se avance más allá y, bajo el paraguas del plan Argentina Contra el Hambre, se terminen avalando intervenciones, regulaciones de precios y otras distorsiones. De ahí la llamativa propuesta, hace un mes, del Ceo de Syngenta, Antonio Aracre, de donar 1% de la producción de alimentos. El ejecutivo, que participó el viernes pasado de la primera reunión del Consejo Federal, admitió que no se volvió a hablar de la iniciativa durante el encuentro con el presidente electo pero insistió en que es una buena moneda de cambio para “evitar otro tipo de intervención, que genere mayores costos y distorsiones” en el mercado. “Es mucho mejor donar una pequeña parte de la producción a que vuelva la Junta de Granos”, dijo Aracre.Seguí leyendo:La empresa fabricante de chocolates Milka y galletitas Oreo presentó un procedimiento preventivo de crisis y sigue negociando suspensiones

Leer más »

Preocupados por un posible aumento de las retenciones, los productores adelantan ventas de granos

Los precios de la soja en el mercado local alcanzaron máximos de 9 mesesA menos de un mes de que Alberto Fernández asuma como presidente, el sector agrario no oculta su preocupación por un aumento a las retenciones, los derechos de exportación que tributa su producción. Como consecuencia de este temor, se están acelerando las ventas de soja y cereales, algo que se comenzó a ver incluso antes de las elecciones del pasado 27 de octubre.En las últimas semanas, la comercialización de maíz y soja de la presente campaña tuvo un aumento significativo, cuando aún faltan meses para el inicio de la cosecha. Un informe de los economistas de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), Desiré Sigaudo y Franco Ramseyer, en base a datos del ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, sostiene que hasta el momento los productores comercializaron 12,6 millones de toneladas de maíz, casi el triple de ventas que el promedio de los últimos tres años, cuando a esta misma fecha llegaba a 4,5 millones de toneladas.Hasta el momento los productores comercializaron 12,6 millones de toneladas de maíz, casi el triple de ventas que el promedio de los últimos tres añosEl mercado de soja también presenta un aumento de las ventas por parte de los productores. Los exportadores y la industria adquirieron casi 8 millones de toneladas, cifra que más que duplica el volumen promedio adquirido a igual fecha en las últimas 5 campañas.De acuerdo con el último reporte de compras a la exportación y la industria de la Secretaría de Mercados Agropecuarios, los productores vendieron soja, maíz y trigo por más de USD 6.600 millones a valores FOB actuales, según informó el diario El Cronista.“Parte de nuestra incertidumbre es que todavía no tenemos definido quien va a ser el actor y cuáles van a ser las políticas. También nos interesa tener ya los interlocutores para poder ir hablando; hay temas que van a ser de mediano y largo plazo y otros coyunturales y queremos saberlos. Hay todo un campo esperando definiciones para saber a que atenerse”, indicó Carlos Achetoni, presidente de la Federacion Agraria Argentina (FAA) en declaraciones al programa Crónica Anunciada, de Futurock.Carlos Achetoni, presidente de la Federacion Agraria Argentina (FAA) “La gran intriga y sospecha es dónde van a anclar el porcentaje de las retenciones y para quiénes. Sinceramente, hay un sector, a quien representamos, que tiene mucha más fragilidad y un incremento en las retenciones puede significar quedarse o salir del circuito productivo”, agregó Achetoni.Otro dato del informe es que las compras por parte de la exportación ascendieron a 2,8 millones de toneladas, equivalente a más de un tercio de las compras totales, y que se suman a un avance importante que tuvieron en las últimas semanas las declaraciones juradas de ventas al exterior, con los exportadores que ya tienen comprometidas casi la totalidad de la mercadería para embarcar.La gran intriga y sospecha es dónde van a anclar el porcentaje de las retenciones y para quiénesEn este escenario, los precios de la soja en el mercado local alcanzaron máximos de 9 meses, en el caso de los precios pizarra, y de un año en el segmento de los futuros. El precio pizarra de referencia publicado el pasado miércoles por la Cámara Arbitral de Rosario fue de USD 254 la tonelada, y el futuro de noviembre —que es el contrato de vencimiento más cercano en Matba-Rofex, con entrega en Rosario— cerró en USD 258,3 la tonelada el último jueves.“Es un tema que hay que hablarlo y no se puede dar por hecho. Así como pueden subir las retenciones, también sabemos que el campo es uno de los sectores que cuando se trata de emergencias, financiamiento, un seguro multirriesgo no se le dan las respuestas y siempre que se lo mira es para que pongan. Es una contradicción que ojalá que no suceda. A parte de ser contribuyentes, esperamos que encuentren el verdadero sentido, como en Europa o Brasil, de darle mejores condiciones para que traccionen y mejoren la economía argentina”, concluyó Achetoni.El mercado de soja también presenta un aumento de las ventas por parte de los productoresLa semana pasada, directores y delegados zonales de la Sociedad Rural Argentina (SRA) elaboraron un documento a la prensa donde expresaron su rechazo a la mayor presión impositiva al campo, en medio de las versiones sobre aumento de retenciones a partir del próximo 10 de diciembre.En el documento, señalaron que los principales desafíos económicos que enfrenta hoy el país son la caída de actividad, la persistente inflación, falta de crédito y el déficit fiscal. Y consideraron que esos problemas, “no se resuelven con un aumento de la presión impositiva, ni con nuevos tributos ni derechos de exportación. Insistir con las retenciones sería contraproducente, ya que generaría una caída en la producción, en la actividad económica y en el empleo, por un deterioro de la capacidad exportadora”, manifestaron.Por otro lado, propusieron observar al comercio exterior como una oportunidad “irremplazable” para la reactivación económica y el principal incentivo para lograr un aumento sostenido de la producción.Según un informe de la consultora Economía & Regiones, es probable que el próximo Gobierno apueste a un incremento de las retenciones para el sector agroexportador, que pasará a tributar nuevamente alícuotas diferenciales por producto y no una retención fija en pesos, como comenzó a aplicar el gobierno de Mauricio Macri en septiembre del año pasado.Seguí leyendoUno por uno: quiénes son los que representarán al agro en el Congreso NacionalPrevisibilidad, control de la inflación y “no volver al pasado”, los pedidos del campo a Alberto Fernández

Leer más »

La Cámara de Diputados debatirá el miércoles los proyectos de Ley de Alquileres y Ley de Góndolas

En la sesión del 13 de noviembre pasado, los diputados aprobaron un repudio al “golpe de Estado” en Bolivia (Maximiliano Luna)Este miércoles, en su última sesión del año legislativo, en la Cámara de Diputados se discutirán los proyectos de Ley de Alquileres y Ley de Góndolas. La intención, tanto del bloque de Cambiemos como de la oposición, fue reactivar la actividad parlamentaria antes de que concluya el período ordinario, que finaliza el 30 de noviembre.La Ley de Alquileres que llegará al recinto propone extender el plazo de los contratos de alquiler de dos a tres años y que los pagos mensuales sean actualizados una vez al año a través de un índice que combine en partes iguales la evolución de la inflación (IPC) y de los salarios registrados (Ripte). También exige que todos los contratos queden registrados en la AFIP.La Ley de Alquileres propone extender el plazo de los contratos de alquiler de dos a tres años y que los pagos mensuales sean actualizados una vez al año a través de un índice que combine en partes iguales la evolución de la inflación y de los salarios registradosOtros cambios incluidos en el proyecto de ley es que las expensas extraordinarias queden a cargo del propietario y que el inquilino pueda ofrecer dos tipos de garantías, una de las cuales puede ser bancaria. El punto clave que logró evitar la resistencia de las cámaras inmobiliarias es el cobro de honorarios por parte de los corredores inmobiliarios, que podrán cobrar comisiones tanto a los propietarios como a los inquilinos.Este proyecto viene de obtener un dictamen favorable en la Comisión de Legislación General y unificó tres iniciativas diferentes presentadas por los diputados Daniel Lipovetzky, Agustín Rossi y Felipe Solá. “Las expectativas por la sanción de la Ley de Alquileres son muy buenas. Mi temor es que no haya sesión por el acuerdo de los temas que entrarán, que se define el martes a última hora o el mismo miércoles; pero sí hay acuerdo, yo creo que sacamos la media sanción”, explicó Daniel Lipovetzky a Infobae. En los últimos años, ya se debatieron varias iniciativas para regular los contratos de alquileres, pero ninguna logró la aprobación final del Congreso.Daniel Lipovetzky, uno de los autores e impulsores del proyecto de Ley de Alquileres (Maximiliano Luna)La sesión del miércoles será la última de la cámara que presidirá el bonaerense Emilio Monzó, quien el jueves pasado realizó un balance de su gestión durante los cuatro años de la presidencia de Mauricio Macri y lamentó que no se haya podido superar la “grieta”. También será la despedida varios diputados, entre ellos, Daniel Lipovetzky y Eduardo Amadeo, de Cambiemos; Luis Borsoni y Alejandra Martínez, de la UCR; Marco Lavagna, economista de Consenso Federal; Diego Bossio, ex titular de la Anses; y Juan Cabandié, entre otros.Otro de los proyectos centrales incluidos en el temario es la llamada Ley de Góndolas, que busca regular la competencia de marcas en los supermercados para evitar conductas monopólicas y que es rechazada por el sector empresario. Entre sus puntos clave, la iniciativa establece que los productos de una misma marca no podrán acaparar todo el espacio de una góndola en un supermercado, pero la discusión entre Cambiemos y la oposición está en si se pone o no un tope por empresa.El dictamen de la mayoría establece que el límite que tendrán los supermercado será del 30% para poner productos de una misma marca dentro de la góndola o plataformas virtualesEl dictamen de la mayoría establece que el límite que tendrán los supermercado será del 30% para poner productos de una misma marca dentro de la góndola o plataformas virtuales, lo que podría ser acompañado por el oficialismo aunque con algunas objeciones. Es que el despacho promovido por Cambiemos no establece un porcentaje: solo propone que haya al menos tres proveedores diferentes.En tanto, en esta última sesión del período ordinario, el interbloque Cambiemos intentará incorporar en el debate el proyecto sobre “ficha limpia”, el cual establece la prohibición para que personas condenadas en segunda instancia por delitos de corrupción puedan ser candidatas a cargos electivos.Seguí leyendoAvanza la Ley de Alquileres y se debatirá el próximo 20 de noviembre en DiputadosLey de góndolas: avanza en Diputados y empresarios advierten que es “intervencionista” y ahuyenta la inversión

Leer más »

Un economista cercano a Martín Lousteau, entre los candidatos a la presidencia del Banco Ciudad

Martín Lousteau y Horacio Rodríguez LarretaEn las próximas semanas se definirá quien será el presidente del Banco Ciudad a partir del 10 de diciembre. Una de las opciones es la continuidad de Javier Ortíz Batalla, que ocupa el cargo desde 2016, pero también hay rumores sobre la posible llegada a ese puesto de un economista cercano al senador electo Martín Lousteau, aunque desde el Gobierno porteño aseguran que por el momento no hay nada confirmado.Las versiones señalan que, antes de sumarse al espacio del oficialismo porteño, el economista habría acordado con el jefe de Gobierno la posibilidad de obtener algunos puestos para el radicalismo dentro del nuevo gabinete o en algún organismo de la Ciudad. En este caso, en el banco público de la ciudad de Buenos Aires.“No tiene que ver con un recambio en la gestión, sino con un acuerdo preexistente de abrir algunos espacios del Gobierno al radicalismo”, explicó una fuente al tanto de las negociaciones. “Javier Ortíz Batalla es uno de los principales asesores en materia económica de Rodríguez Larreta, así que es muy probable que siga teniendo algún rol dentro del Gobierno porteño", indicó.El mandato del presidente del Banco Ciudad es por cuatro años y termina el 10 de diciembre. El nombre que más suena para el reemplazo es Guillermo Laje, un economista cercano y primo de Martín Lousteau. Además de haber pasado por el sector bancario, donde fue directivo del Banco Galicia, Banco Comafi y Argencard, Laje ocupó el cargo de representante especial para la Promoción Comercial en la embajada argentina en Washington cuando Lousteau era embajador en los Estados Unidos. También fue su jefe de campaña en 2015, cuando se postuló para Jefe de Gobierno porteño.Javier Ortíz Batalla, actual presidente del Banco Ciudad (javier Ortiz Batalla - Banco Ciudad/)Sin embargo, desde el Gobierno de la ciudad destacan que la gestión de Ortíz Batalla termina con varios logros: las ganancias se multiplicaron, se duplicaron los préstamos a pymes, hubo una importante renovación tecnológica y se abrieron sucursales en cinco provincias, entre los puntos más positivos.El directorio del Banco Ciudad se compone de seis miembros: cuatro directores por el oficialismo (entre ellos el presidente y el vicepresidente) y dos directores por la oposición. El vicepresidente actual de la entidad bancaria, Fernando Elías, permanecería en su cargo por cuatro años más.Uno de los miembros actuales del directorio es Gastón Rossi, que ingresó por la oposición y forma parte del equipo de Martín Lousteau. Fue su viceministro de Economía y además fueron socios en una consultora. El resto del directorio los completan las abogadas Alicia De Antonis y Claudia Neira y el ex broker Pablo María Videla.Seguí leyendoHoracio Rodríguez Larreta se reunió el sábado con el PapaRodríguez Larreta define el gabinete para su segundo mandato y hace equilibrio en la interna de Cambiemos

Leer más »