Últimas Noticias

Los antiguos atenienses usaban un “frasco mágico” con restos de pollo para maldecir a sus enemigos

El "frasco mágico" usado para la maldición fue encontrado en una excavación en el Edificio Comercial Clásico del Ágora, que fue utilizado por artesanos antiguos (Foto: excavaciones del ágora ateniense)

Un frasco de cerámica de 2.300 años lleno con los huesos de un pollo desmembrado probablemente fue parte de una antigua maldición para paralizar y matar a 55 personas en la antigua Atenas, dicen los arqueólogos. El hallazgo revela nueva evidencia de cómo la gente intentó usar la “magia” en la ciudad.

El frasco fue descubierto junto con una moneda debajo del piso del Edificio Comercial Clásico del Ágora, que fue utilizado por artesanos antiguos. “La olla contenía la cabeza desmembrada y las extremidades inferiores de un pollo joven”, escribió Jessica Lamont, profesora de clásicos de la Universidad de Yale, en un artículo publicado en la revista Hesperia.

En ese momento, alrededor del año 300 a. C., las personas que hicieron la maldición también perforaron un gran clavo de hierro a través del recipiente.

“Todas las superficies exteriores de la jarra estaban originalmente cubiertas con texto; alguna vez tuvo más de 55 nombres inscritos, docenas de los cuales ahora sobreviven sólo como letras dispersas, flotantes o tenues trazos de lápiz”, escribió Lamont, señalando que la escritura griega contiene palabras que puede significar “nos unimos”.

Los antiguos atenienses usaban un "frasco mágico" con restos de pollo desmembrado para maldecir a sus enemigos
El frasco tenía escrito el nombre de unas 50 personas que eran las presuntas víctimas del conjuro (Foto: excavaciones del ágora ateniense)

Las partes de uñas y pollo probablemente jugaron un papel en la maldición. Los clavos se usaban comúnmente en maldiciones antiguas y “tenían una fuerza inhibidora e inmovilizaban o restringían simbólicamente las facultades de las víctimas (de la maldición)”, explica la arqueóloga.

El pollo no tenía más de 7 meses cuando fue sacrificado y las personas que crearon la maldición pudieron haber querido transferir “la impotencia y la incapacidad del pollito para protegerse” a las personas cuyos nombres están inscritos en el frasco. La presencia de la cabeza y las patas inferiores del pollo en el frasco sugiere que al girar y perforar la cabeza y las patas inferiores del pollo, los compositores de la maldición intentaron incapacitar el uso de esas mismas partes del cuerpo en sus víctimas.

Según la arqueóloga, la asamblea ritual encontrada pertenece al “reino de las maldiciones atenienses” y su objetivo era “unir o inhibir las facultades físicas y cognitivas de los individuos nombrados”. Destacó además que el frasco se colocó cerca de varias piras quemadas que contenían restos de animales, algo que puede haber aumentado el poder de la maldición.

Los antiguos atenienses usaban un "frasco mágico" con restos de pollo desmembrado para maldecir a sus enemigos
Uno de los huesos de pollo hallados en el frasco y que fueron usados como parte de la maldición

De acuerdo con los investigadores, el estilo de la escritura a mano que se encontró en el frasco indica que al menos dos personas fueron las que escribieron en el artefacto, las cuales tenían un “buen conocimiento de cómo lanzar una maldición poderosa”. No se sabe con certeza por qué se tomaron la molestia de crear una maldición tan elaborada, pero puede haber estado relacionado con un caso legal.

“La gran cantidad de nombres hace que una demanda inminente sea el escenario más probable”, señaló Lamont, agregando que “los compositores de maldiciones podrían citar a todos los oponentes imaginables en sus maldiciones, incluidos los testigos, las familias y los partidarios de la oposición”. Los juicios eran comunes en ese momento en Atenas y atrajeron a una gran cantidad de público.

La ubicación del frasco sugiere que la demanda puede haber involucrado una disputa en el lugar de trabajo. “La maldición podría haber sido creada por artesanos que trabajaban en el edificio industrial en sí, tal vez en el período previo a un juicio relacionado con un conflicto entre lugares de trabajo”, dijo la arqueóloga.

Los antiguos atenienses usaban un "frasco mágico" con restos de pollo desmembrado para maldecir a sus enemigos
El frasco junto con los restos de un pollo joven fueron usados para maldecir en la antigua Grecia

Otra posibilidad es que la maldición esté relacionada con la contienda en Atenas hace unos 2.300 años. Después de la muerte de Alejandro el Grande en el 323 a. C., su imperio se derrumbó y sus generales y funcionarios lucharon por el poder. Los registros históricos muestran que varias facciones lucharon por el control de Atenas en ese momento. Fue “un período plagado de guerras, asedios y alianzas políticas cambiantes”, explicó Lamont.

El frasco de maldiciones fue excavado en 2006 y recientemente fue analizado y descifrado por Lamont. La excavación del frasco fue supervisada por Marcie Handler, quien en ese momento era estudiante de doctorado en clásicos en la Universidad de Cincinnati.

SEGUIR LEYENDO

Horror en Atenas: una mujer británica fue torturada y asesinada frente a su hijo de 11 meses durante un robo a su casa

Ciencia.-Evidencia geoquímica contradice relatos bélicos de la antigua Grecia

Arqueólogos griegos desentierran ídolo de bronce en la antigua Olimpia

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba