Últimas Noticias

Duro mensaje de una entidad ruralista: “El Presidente se permite la catedrática función de explicar con cifras irreales, sin tener conocimiento de lo que relata”

Jorge Chemes, presidente de CRA.

Aumenta la tensión entre la dirigencia del campo y el Gobierno de Alberto Fernández tras el anuncio oficial del cierre de exportaciones de carne vacuna por 30 días. Una medida que hasta el momento no fue reglamentada, pero que derivó en una medida de fuerza que durará 9 días organizada por la Mesa de Enlace y en un amplio rechazo a la misma por parte del sector agropecuario

Ayer, en declaraciones a Radio 10, al justificar la decisión del cierre de las exportaciones, con el propósito de bajar la inflación y transparentar la cadena, el Presidente dijo que “hasta el año 45/46 la Argentina tenía dos millones de cabezas de ganado. Cuando llega el peronismo, esa producción empieza a crecer y cuando el peronismo se va deja tres millones de cabezas de ganado”. Y al ser consultado sobre la cantidad de cabezas en la actualidad, el titular del Ejecutivo nacional señaló que había “tres millones de cabezas de ganado”.

A modo de interpretación, quizás la intención del presidente era hacer referencia a la producción total de carne vacuna y se equivocó al mencionar dichas cifras. Lo cierto es que las declaraciones de Alberto Fernández provocó el enojo de una de las entidades de la Mesa de Enlace. En un comunicado, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) advirtió acerca del “desconocimiento” del Presidente está desinformado sobre los temas agropecuarios.

“Resulta francamente increíble que quien decidió cerrar las exportaciones de carne no tenga no solo la información sobre lo que hable, ni tan siquiera la perspectiva lógica de lo que está diciendo, sin embargo, se permite la catedrática función de explicar con cifras irreales, es decir, sin tener conocimiento de lo que relata”, manifestaron los integrantes de la entidad que preside Jorge Chemes.

En el documento, CRA respondió al Presidente con información sobre las existencias de cabezas a la fecha, en base a los datos del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Nación y el Servicio de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), donde el stock al inicio del presente año, se ubicó en 54.460.799 cabezas.

Y a respecto, los dirigentes manifestaron: “Sostener que en Argentina hay tres millones de vacunos, no resiste el análisis y nos coloca en la dolorosa circunstancia de observar, atónitos, que quienes dirigen nuestros destinos, no cuentan con los conocimientos suficientes, por tanto, es posible esperar que sus decisiones sean siempre equivocadas, por no contar con diagnóstico certero. Alguna vez, fue el ´yuyito verde´; hoy, a los tres millones de cabezas. Señales del triste desconocimiento permanente sobre la realidad agropecuaria”.

Impacto en el stock vacuno

Los analistas privados sostienen que el cierre por 30 días de las exportaciones de carne vacuna podría significar que a la Argentina dejen de ingresar divisas por 250 millones de dólares. Además, la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) sostuvo que en el caso que se intensifiquen las restricciones, 100.000 puestos de trabajo del circuito exportador estarían en riesgo.

Entre los principales fundamentos del rechazo a la medida de cerrar las exportaciones de carne vacuna, aparece el relacionado a que cuando dicha medida se aplicó en el pasado, a partir del 2006, no permitió bajar los precios de la carne y provocó un serio daño a la producción y frigoríficos. La Sociedad Rural Argentina, mediante su Estudio Económico, determinó que los precios al consumidor en términos reales subieron un 54% entre octubre de 2009 y febrero de 2010, y se mantuvo en ese nivel de precio real por varios años.

Presentación Pelegrina carne
El impacto del cierre de exportaciones de carne vacuna de 2006 en los precios al consumidor. (Sebastian Catalano/)

Además la entidad recordó que el cierre de la exportación de carne en 2006 llevó a los productores a un proceso de liquidación de vientres. “Nos comimos 3,7 millones de fábricas de terneros, entre 2008 y 2011 se perdieron 10 millones de cabezas en el stock bovino y entre los 10 años que se tardó en recuperar la caída de 10 millones de cabezas, el sector perdió activos por un valor de UDS 30.700 millones”, comentó ayer Daniel Pelegrina durante la conferencia de prensa de la Mesa de Enlace.

También el informe privado sostiene que “las decisiones que se toman en el sector, pueden llevan 3 años en destruir lo que luego te cuesta 7 años más en recuperar. Adicionalmente se impulsó la terminación de animales mas livianos, lo que provocó que el stock se achicara aun más junto con la oferta de carne, puesto que en el período la faena de novillos pasó de 4,8 millones de cabezas a 2,7 millones en 2020″.

SEGUIR LEYENDO

Inflación y el precio de la carne: el Gobierno busca intervenir el Mercado de Liniers para regular qué empresas pueden exportar

Exportar para generar dólares: el segundo debate que Guzmán perdió frente a los embates del kirchnerismo duro

Cierre de las exportaciones de carne: las pérdidas ya se calculan en torno a los USD 250 millones y están en riesgo 100.000 puestos de trabajo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba