Últimas Noticias

“Apúrate que ahí viene otro dron”: las desesperantes imágenes que dejó la emboscada del CJNG a militares en Aguililla, Michoacán

(Foto: Twitter/GHOSTDEVIIL)

Desde hace tiempo el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) funciona como una empresa sofisticada. Era cuestión de tiempo que esta poderosa organización recurriera a tecnologías avanzadas, como en efecto hizo en la zona de Tierra Caliente en Michoacán. Usó drones de última generación para atacar a sus rivales y las Fuerzas Armadas.

Se trata de una práctica recurrente. Su último episodio tuvo lugar en la comunidad El Charapo. Las autoridades reportaron que la tarde del jueves, sujetos armados presuntamente del CJNG dispararon a un convoy militar mientras circulaba por la zona de Tierra Caliente. De aquel golpe, resultaron muertos dos militares, informó al día siguiente el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Con todo, los militares consiguieron interceptar armas, y equipo táctico de los criminales.

El drama de Aguililla apareció en diarios y videos que circularon en redes sociales. “¡Apúrate que ahí viene otro dron”, se escucha decir a uno de los militares.

En abril, el diplomático pontificio, Franco Coppola, visitó Aguililla en busca de frenar la violencia. La reacción de los criminales fue increpar a los creyentes. Nada se logró.

La violencia en Michoacán se encuentra en su punto más álgido. Los miembros de Cárteles Unidos y Jalisco Nueva Generación arriban a pueblos y balean inmuebles. Las autoridades y los expertos atribuyen estos actos violentos a la intención de conquistar y expandir los narcolaboratorios de metanfetamina.

El CJNG siempre ha estado en Michoacán, pues sus principales jerarcas son originarios de Aguililla, desde que formaban el grupo criminal de Los Valencia.

SEGUIR LEYENDO:

Aguililla: reportan dos soldados muertos tras enfrentamiento contra el CJNG

La metanfetamina, un asesino ignorado en la narcoguerra entre Cárteles Unidos y Jalisco Nueva Generación en Aguililla

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba