Últimas Noticias

Capturan mujeres acusadas de sacarle dinero a sus víctimas a cambio de no difundir sus fotos íntimas

Capturan a cuatro mujeres por hacer parte de banda delictiva dedicada a sacarle dinero a personas con el fin de no difundir sus fotos íntimas (Foto: Shutterstock)

La Fiscalía General de la Nación, bajo una investigación de la Estructura de Apoyo de la Dirección Seccional Bogotá junto con el Gaula de la Policía Nacional, pudo dar con una red delincuencial conformada por cuatro mujeres dedicadas a la ciberextorsión por medio de fotografías íntimas de personas que conocían por internet.

La banda, que según el ente acusador operaba bajo el nombre ‘Las Modelos’, creaba perfiles falsos en páginas web dedicadas a ofrecer servicios sexuales. En esta, las mujeres conocían a las víctimas y, al ganarse su confianza, intercambiaban fotografías sexuales. Al momento de tener las imágenes en su poder, las mujeres pedían dinero a cambio de no difundir las fotos de las personas en redes sociales.

De acuerdo con el comunicado de la Fiscalía, el trabajo de crear las identidades falsas y las extorsiones se realizaba desde cárceles colombianas. A la hora de cobrar los dineros, las cuatro mujeres recientemente capturadas estaban encargadas de administrar las ganancias que la actividad les trajo. En promedio, las extorsiones para no publicar las fotos íntimas iniciaban entre los 50.000 pesos y se elevaban hasta los 5 millones de pesos.

Jenifer Alexandra Mejía Ariza, Julie Alejandra Zea Naranjo, Angela Liliana Aguilar Beltrán y Linda Katherin Marulanda Pulga habrían incurrido siete veces en el acto criminal. Por ello, la Fiscalía les imputó los delitos de extorsión agravada y concierto para delinquir. Frente al caso, fueron afectadas con medida de aseguramiento en establecimiento carcelario por un juez de control de garantías a petición del ente acusador.

A mediados de abril, la Fiscaía también desmanteló una banda de extorsionistas desde las cárceles. La entidad reunió la mayor cantidad de elementos probatorios en contra de los procesados, un hombre y dos mujeres identificados como Edwin Julián Barrantes Navarrete, Jasbleidy Andrea Yasno Leiva y Lady Diana Camacho Barragán, deberán pagar 22, 17 y 19 años de prisión, respectivamente, tras ser imputados con los delitos de extorsión agravada y concierto para delinquir agravado.

De acuerdo con las autoridades, estas personas se encargaban de contactar vía telefónica a sus víctimas y fingían ser un sobrino o un familiar que tenía un problema con la justicia. Luego de esto, otra persona pasaba al teléfono y se hacía pasar por un policía quien aparentemente les quería ayudar, pero que a cambio necesitaba una cierta cantidad de dinero para sacarlos de supuesto problema.

Las víctimas, por temor a que sus familiares pudieran ser judicializados, accedían a las solicitudes y hacían trasferencias de dinero que oscilaban entre los $300.000 pesos y $1.000.000. Estas se enviaban por medio de casas de giros a cuentas de mujeres que reclamaban el dinero producto del ilícito.

Después de las investigaciones se logró determinar que los afectados llegaron a hacer depósitos de dinero desde Bogotá, Maní (Casanare) Cali (Valle del Cauca) y Duitama (Boyacá), entre otras ciudades, con destino a cuentas bancarias ubicadas en Cali, (Valle del Cauca) y Bogotá.

En el proceso uno de los argumentos esgrimidos por el fiscal de la Seccional Cundinamarca, a cargo de la investigación, indican que desde el 2014, el hoy condenado Barrantes Navarrete, realizaba las llamadas telefónicas desde el centro penitenciario La Esperanza del municipio de Guaduas (Cundinamarca) con fines extorsivos, mientras que, por su parte, las dos mujeres fueron las señaladas de recibir el dinero reclamado por intermediarios.

Según se informó hace un par de semanas, la Fiscalía General de la Nación abrió investigación por 1.254 casos de extorsión carcelaria en el último año. En las llamadas, que se realizan desde números desconocidos, hacen creer a las personas que algún familiar ha sido capturado y que, para su liberación, es necesario el desembolso de una suma de dinero. En otros casos, los delincuentes se hacen pasar por grupos al margen de la ley y los amenazan para que les consignen.

SEGUIR LEYENDO:

Por no usar tapabocas en una reunión, exconcejal de Medellín perdió a sus padres y a su hermano en menos de diez días por covid-19

“Colombia es una dictadura disfrazada de democracia”: Gustavo Bolívar lanza duras críticas al Gobierno en entrevista con diario francés

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba