Último momento

“Hoy voy a atajar un penal en el minuto 90”: la increíble predicción de Sebastián Sosa antes del partido ante Boca

(Infobae)

Sebastián Sosa se llevó todos los flashes en el clásico que Independiente y Boca disputaron el domingo por la noche en Avellaneda. El arquero del Rojo le atajó un penal en el último minuto de juego al colombiano Sebastián Villa y le permitió a su equipo sostener el empate 1-1 de manera agónica. A muchos los sorprendió esta hazaña del uruguayo, pero esto no asombró ni a él ni a sus compañeros.

Una vez terminado el choque en el Libertadores de América, el delantero Nicolás Messiniti reveló que Sosa había hecho una predicción respecto a ese penal durante el almuerzo previo al clásico. El jugador contó que el arquero ya les había vaticinado a todos sus compañeros que iba a quedarse con una pena máxima en el último minuto del partido.

“Hoy almorzando dijo ‘Voy a atajar un penal en el minuto 90′ y yo le dije ‘Pero que vayamos ganando’”, dijo Messiniti ante los micrófonos del programa Paso a Paso de TyC Sports. Ante la incredulidad del cronista, el jugador de 25 años reafirmó lo que acababa de decir.

Sosa se calzó el traje de héroe este domingo por la noche cuando el partido estaba 1-1. Independiente había abierto la cuenta a los 24 minutos del primer tiempo gracias a un cabezazo de Gastón Togni, y luego Boca había igualado en el complemento con otro testazo de Carlos Zambrano. En el minuto 90′, el árbitro Patricio Loustau cobró un penal para el Xeneize luego de que Ayrton Costa tocara el balón con la mano dentro del área al querer marcar a Zambrano tras un centro de Mauro Zárate (previamente hubo un codazo del peruano no advertido).

Sebastián Villa asumió la responsabilidad de ejecutar y Sosa, arrojándose hacia su derecha (y adelantándose un poco, por lo que debió haberse repetido el remate) se destacó por plasticidad e intuición.

Una vez terminado el encuentro, el uruguayo admitió que había estudiado las ejecuciones previas de Villa y que ya sabía para dónde arrojarse. “Había mirado un poco los videos”, dijo en diálogo con TNT Sports.

“Ahora llegó a las 12 de la noche a casa, no hay mucho para que festejar. Mañana hay que arrancar la semana. Es cortito el festejo”, sostuvo con una enorme sonrisa, y agregó: “Con la adrenalina del partido no me duermo hasta las cinco de la mañana”.

Y, finalmente, el arquero de 34 años sostuvo: “Cuando se gana se disfruta, pero hoy no fue el día de ganar lamentablemente. Hicimos un gran partido. Queda ese gustito de haber atajado el penal sobre el final”.

SEGUIR LEYENDO:

En un clásico intenso, Independiente y Boca igualaron 1-1 en Avellaneda

Las polémicas en Independiente-Boca: el doble pisotón de Insaurralde a Villa que debió ser roja y Patricio Loustau no vio

Cuándo volverá Cardona, por qué jugaron Rojo y Zambrano y no Licha López y el buen momento de Zárate: 9 frases de Russo