Último momento

Un grupo de bonistas demandó en Nueva York a la provincia de Buenos Aires por el default de la deuda

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, enfrentado a los acreedores
El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, enfrentado a los acreedores (MARCOS BRINDICCI/)

El Grupo Ad Hoc de Tenedores de Bonos de Buenos Aires, acreedores de 11 series de obligaciones con un monto de capital total de más de USD 7,1 mil millones emitidos por la provincia, presentaron hoy una demanda en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, “en relación con el continuado default de los pagos programados de intereses y/o capital bajo cada una de estas series de Bonos”.

Así lo informó el estudio White & Case, que los representa, al explicar que “la Provincia dejó de realizar los pagos programados por los Bonos en abril de 2020 y desde entonces ha incumplido sus obligaciones de pago en todas las series de Bonos”.

La demanda fue por un reclamo de USD 205 millones (USD 30 millones ya caídos) y luego se sumó otra, de fondos que integran este grupo más otros inversores, por USD 1.900 millones (USD 336 millones ya en default).

Minutos más tardes, desde el Ministerio de Hacienda bonaerense que conduce Pablo López indicaron: “No nos sorprende porque son las tácticas que suelen utilizar para presionar”.

“Lo hicieron con otras provincias. Nosotros venimos trabajando de buena fe, dialogando, negociando, y estas tácticas solo dificultan una resolución y en nada ayudan a resolver los problemas reales e inmediatos que tiene la provincia. Están en una posición intransigente, pidiendo niveles de cupones que niegan el alivio financiero que la provincia necesita y otorgaron a la Nación. El Gran Buenos Aires tiene niveles de pobreza de casi el 50% en términos de personas y más del 60% en el caso de los niños. Comprometernos a pagos insostenibles tiene un impacto real y nos llevaría empeorar una situación que ya es extremadamente frágil”, expresaron a Infobae.

La demanda se registró luego de que el grupo GoldenTree anunciara su rechazo a la última enmienda que efectuó el gobierno de Axel Kicillof, con un acortamiento de los plazos.

Cabe recordar que los acreedores de Entre Ríos, representados por VR Capital, también presentaron un caso en esos tribunales, pero luego anunciaron que lo retirarían cuando llegaron a un acuerdo con ese gobierno provincial. Córdoba, Mendoza, Salta, Chubut, Neuquén, Río Negro, Jujuy y la propia Entre Ríos ya acordaron con sus bonistas, mientras que Buenos Aires, Chaco y La Rioja siguen en default.

El especialista Sebastián Maril explicó a Infobae: “Los pesos pesados aún no están en la demanda. Estos 20 acreedores tienen tenencias por USD 205 millones de los USD 7.200 millones en circulación. No descarto que más fondos se sumen, con el gran interrogante que va a pasar con los grandes fondos”; en la presentación, figuran entre otros GoldenTree, Amundi y Caius Capital.

“Las dos demandas presentadas por acreedores de la Provincia suman un total de tenencias por USD 2.100 millones, que es el 29% del total a reestructurar. No me sorprendería si aparecen más demandas en los próximos días”, sostuvo.

“En diciembre opinamos sobre una posible estrategia de Kicillof para enfrentar el problema de la deuda provincial. No es tan desacertado litigar en vez de reestructurar. Los costos de litigios son inferiores a los costos de reestructurar”, agregó Maril.

En tanto, los bonistas indicaron que “desde abril, la Provincia no ha hecho prácticamente ningún esfuerzo por entablar negociaciones de buena fe con el Grupo a fin de encontrar una solución mutuamente aceptable y consensuada, a pesar de varios intentos de entablar discusiones de parte del Grupo y sus asesores. En lugar de buscar una solución, los funcionarios provinciales han optado repetidamente por extender el plazo de aceptación de una oferta de reestructuración fallida y desconectada de la real capacidad financiera de la Provincia y que, por lo tanto, nunca ha logrado el apoyo de los bonistas”.

Desde abril la Provincia no ha hecho prácticamente ningún esfuerzo por entablar negociaciones de buena fe con el Grupo a fin de encontrar una solución mutuamente aceptable y consensuada

Además, cuestionó que “recientemente, la Provincia mantuvo conversaciones restringidas con uno de los acreedores principales, GoldenTree Asset Management, que también es miembro del Grupo. Notablemente, las autoridades de la Provincia rechazaron la petición de GoldenTree de que se invite a todo el Comité Directivo a participar en las discusiones”.

De todos modos, “los términos de la reestructuración que la Provincia discutió con GoldenTree, y que se hicieron públicos el 21 de marzo, fueron rechazados por GoldenTree y el Comité Directivo y permanecen muy alejados de los términos que los bonistas internacionales de la Provincia considerarían aceptables”.

Los bonistas de Wall Street presentaron una demanda contra la provincia de Buenos Aires por el default
Los bonistas de Wall Street presentaron una demanda contra la provincia de Buenos Aires por el default (BRENDAN MCDERMID/)

“Las acciones hablan más que las palabras y es lamentable que el liderazgo provincial haya optado por seguir un curso de confrontación e incumplimiento con sus tenedores de bonos internacionales en lugar de un camino de negociación y compromiso. A largo plazo, el costo verdadero de tal curso no constructivo será asimilado por su población y sus empresas. Sin acceso a capital y con un ambiente de inversión hostil, la creación de empleo, la actividad empresarial y el crecimiento económico seguirán sufriendo”, indicaron.

“En los últimos meses, ocho provincias argentinas han resuelto los desafíos de la pandemia relacionados con la deuda a corto plazo a través de diálogo de buena fe con sus respectivos tenedores de bonos internacionales, un contraste marcado al actual curso de las autoridades de la Provincia. Esta lamentable situación ha dejado a los miembros del Grupo, que tienen deberes fiduciarios para con sus propios inversores, sin más opción que ejercer acciones contractuales a su alcance a través de los tribunales de Nueva York”, detalló el comité en un comunicado.

En los últimos meses, ocho provincias argentinas han resuelto los desafíos de la pandemia relacionados con la deuda a corto plazo a través de diálogo de buena fe

“El apoyo del Grupo es claramente necesario para una reestructuración exitosa en la Provincia y las instituciones individuales que hoy han iniciado litigios se mantienen unidas al insistir en que la Provincia debe entablar negociaciones significativas y de buena fe con el Grupo si realmente busca llegar a una solución consensuada”, afirmaron.

“Los miembros del Grupo que hoy han presentado reclamos siguen abiertos a considerar propuestas de la Provincia que reflejen fielmente la realidad de la situación financiera y económica de la Provincia. Mientras tanto, tienen la intención de proseguir enérgicamente los procedimientos legales que han iniciado hoy y se reservan en su totalidad sus derechos a ejercer cualquier otra acción o recurso adicional en cualquier momento”, concluyeron.

Buenos Aires fue una de las provincias más apegadas a la estrategia nacional de dilatar la demanda con los acreedores privados, que, entre otros factores, derivó en una fuerte caída de los bonos soberanos pese al exitoso cierre del canje para salir del default de agosto pasado.

SEGUÍ LEYENDO:

Martín Guzmán y Kristalina Georgieva vuelven hoy a estar cara a cara para empezar a definir el programa entre el FMI y la Argentina

Fuerte rechazo de los empresarios a los cambios en ley de defensa de la competencia