Último momento

El tiro mágico de Stephen Curry que cautiva a la NBA: el extraño efecto del balón que llegó a tocar arriba del tablero

El tiro imposible de Stephen Curry contra Portland (Infobae)

Pasó una nueva jornada del mejor básquet del mundo en la NBA y, como ocurre casi cada noche, Stephen Curry volvió a ser gran protagonista en los Golden State Warriors, que esta vez perdieron en su visita a Portland: fue victoria por 108-106 para los Trail Blazers. Pero a pesar de la derrota, el base de la franquicia de San Francisco volvió a demostrar toda su capacidad atlética con un disparo imposible.

Cuando restaba menos de un minuto para el final del tercer período, los locales ganaban por un punto (77-76), pero Golden State tenía el balón en ataque. Dentro de la medialuna, Draymond Green habilitó a Curry, que cortó hacia la canasta. El número 30 de los Warriors penetró y, ante la dura marca del gigante turco Enes Kanter, intentó un tiro acrobático que terminó ingresando en el aro.

¿Qué sucedió en la jugada? Stephen hizo una bandeja pasada con su mano derecha, la pelota hizo una parábola y, gracias al efecto que tomó el balón, tocó en dos ocasiones en la parte superior del tablero hasta que rebotó varias veces en el aro y tocó la red ante la mirada incrédula de los jugadores de los Trail Blazers.

Stephen Curry contra Damian Lillard, el gran duelo de la noche en el juego entre Golden State y Portland (Steve Dykes-USA TODAY Sports)
Stephen Curry contra Damian Lillard, el gran duelo de la noche en el juego entre Golden State y Portland (Steve Dykes-USA TODAY Sports) (Steve Dykes/)

Más allá de la acción personal de Curry, el base que fue uno de los más votados para participar el próximo domingo del All Star Game de la NBA que se jugará en Atlanta, fue el máximo anotador de Golden State. Terminó el juego con 35 puntos (13 de 28 en tiros de cancha), siete rebotes, cinco asistencias y tres robos. Fueron grandes números, pero no suficiente para que Portland se quede con un partido que se definió en los instantes finales de la mano de Damian Lillard, la gran estrella de Portland.

Con menos de 60 segundos en el reloj para el cierre del encuentro, el número 0 de los de Oregon apareció en todo su esplendor: anotó dos tiros libres y un triple de 8 metros en el epílogo para poner al frente a su equipo por dos puntos. Si bien no fue su mejor noche, Lillard volvió a demostrar porque es el mejor jugador de la NBA en los momentos decisivos del juego. El escolta finalizó con 22 puntos, seis asistencias y cinco rebotes. Lanzó un pobre 6-17 de campo con un 3-10 en triples, pero convirtió el más valioso de la velada.

Gracias a este triunfo, Portland alcanzó su triunfo número 20 de la temporada con 14 derrotas y se posiciona en el quinto lugar de la Conferencia del Oeste, a cinco juegos de los líderes, Utah Jazz. Por su parte, Golden State Warriors marcha en la novena colocación y por ahora no está dentro de los ocho que clasificarían a los playoffs a pesar de tener registro positivo (19-17)

SEGUIR LEYENDO:

Histórico: Facundo Campazzo fue elegido para el partido de novatos del All Star Game de la NBA

La ex figura de la NBA Shaquille O’Neal sufrió un brutal KO en su debut en la lucha libre y terminó en el hospital