Último momento

La empresas de electricidad pidieron un aumento mayor de las tarifas para cubrir el costo del servicio

Las distribuidoras señalan que el aumento paga la generación y piden un aumento o más subsidios para el sector
Las distribuidoras señalan que el aumento paga la generación y piden un aumento o más subsidios para el sector (DANIEL BECERRIL/)

La Secretaría de Energía de la Nación anunció que se iba a aumentar el costo de la energía eléctrica a un sector de grandes consumidores que verán llegar en sus boletas un aumento en el costo de la electricidad.

Sin embargo, el aumento autorizado es sólo para un sector de la cadena de la electridad: básicamente la generación de energía y no tiene impacto en el valor que cobran las empresas distribuidoras de electricidad.

Así lo hizo saber la Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica de la República Argentina (Adeera) quien mediante un comunicado señaló que el próximo aumento tarifario para algunos usuarios industriales que determina la Resolución SE 131/21 publicada el 24 de febrero de este año “es exclusivamente para pagar parte del costo de producir y transportar la energía, concepto que las distribuidoras trasladan a sus facturas en su justa medida y pagan con lo recaudado a la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista (Cammesa)”.

La resolución a la que hace referencia es la que explica el avance de la Secretaría de Energía en la quita de un subsidio a los grandes consumidores de energía eléctrica con el fin de ahorrarse este año $35.000 millones y aliviar el gasto en subsidios. Esta medida afecta a 4000 comercios e industrias, que tendrán un aumento en sus tarifas eléctricas de entre 50% y 70%, y que probablemente trasladarán una buena parte de ese mayor costo a los precios finales.

FILE PHOTO: Electric power cables are seen near an Energias de Portugal (EDP) power plant on the outskirts of Carregado, Portugal May 16, 2018. REUTERS/Rafael Marchante/File Photo
FILE PHOTO: Electric power cables are seen near an Energias de Portugal (EDP) power plant on the outskirts of Carregado, Portugal May 16, 2018. REUTERS/Rafael Marchante/File Photo (RAFAEL MARCHANTE/)

Así la entidad que agrupa a las empresas dedicas a cubrir el trayecto entre la producción y los electrodomésticos hogareños señaló que esta normativa “no tiene ninguna incidencia” en el negocio de la distribución de energía ya que la parte de la tarifa que corresponde al Distribuidor, denominado Valor Agregado de Distribución o VAD, “no se modifica. En la mayoría de las jurisdicciones del país el VAD se encuentra congelado desde hace al menos 2 años”.

A partir de este análisis es que la Asociación explica que los usuarios de las distribuidoras no pagan en la tarifa el costo total de la energía, ya que el Estado subsidia entre el 60% y 40% de ese costo según la categoría. “Esta Resolución establece principalmente una quita de subsidios a usuarios industriales denominados GUDI (Grandes Usuarios del Distribuidor) que son aquellos que no contratan su energía en el mercado mayorista y de hasta 300 KW de potencia”,

Al respecto, en 2018 el gasto medio en energía eléctrica sobre la facturación bruta de las principales 500 grandes empresas del país representa 1,5% para los usuarios de mayor demanda y 0,9% para los usuarios GUDI, que son los principales afectados por esta Resolución.

La medida se adoptó para corregir "un manifiesto tratamiento desigual en materia de coste de la energía eléctrica" que había entre usuarios con un consumo diario de más de 300 kilovatios de electricidad. EFE/Fabián Mattiazzi/Archivo
La medida se adoptó para corregir "un manifiesto tratamiento desigual en materia de coste de la energía eléctrica" que había entre usuarios con un consumo diario de más de 300 kilovatios de electricidad. EFE/Fabián Mattiazzi/Archivo (EFEI0023/)

Estos porcentajes en 2021 son menores porque la tarifa estuvo congelada desde 2019 y la inflación fue del orden del 40% anual. Además, en la comparación regional en América latina, las tarifas eléctricas del segmento comercial e industrial de Argentina son entre un 22% y un 25% más bajas que el promedio.

En este punto, la entidad que agrupa a todas las compañías distribuidoras de energía del país señaló que la producción y distribución de energía “tiene un costo y no es “gratis” o “económico” como algunos consideran”. Y que para que el sistema funcione es necesario “inversiones constantes” con el fin de garantizar las condiciones de calidad requerida por los usuarios, como así también para sostener la operación. “Este costo se paga ya sea a través de la tarifa o a través de subsidios, que se financian vía impuestos que pagan los ciudadanos, deuda que contrae el Estado o emisión monetaria. El nivel de subsidios incide directamente en el presupuesto nacional y el déficit por no incrementar la tarifa termina generando más inflación a futuro”.

Seguí leyendo:

Ley de blanqueo para construcción: quiénes pueden acceder y cuáles son los beneficios

Cuánto vale tu auto usado: los precios de marzo y cuáles son los modelos más buscados