Último momento

Chapu Nocioni recordó que sintió el día que conoció a Michael Jordan: “Hace algo en tu cuerpo que no es normal”

El día que Nocioni conoció a Jordan (ESPN)

Andrés Nocioni está considerado como uno de los mejores jugadores del básquet argentino en toda su historia. Campeón con la selección argentina en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, Chapu fue el alma y el corazón de un equipo que hizo historia. Justamente, fue luego de la consagración olímpica que el oriundo de Gálvez, provincia de Santa Fe, pegó el salto a la NBA.

Con la medalla dorada en el pecho, Nocioni desembarcó en los Chicago Bulls, una de las franquicias más famosas de la mejor liga de básquet en el mundo. Sólo seis años después del último título que consiguió el equipo comandado por el histórico Michael Jordan, el argentino se vistió con la camiseta número 5 y dejó su huella en las cinco temporadas que estuvo en la ciudad del viento.

En la actualidad, Chapu es uno de los comentaristas de la NBA para la cadena ESPN en Argentina y aprovechó la invitación al programa ESPN FC Show para contar cómo conoció al legendario número 23. “Yo lo vi a Jordan, él me vino a saludar a mí. Lo irónico y loco de la vida”, confesó.

“Yo estaba en Chicago y me transfieren a Sacramento. Él era dueño de los Charlotte Hornets (en ese momento eran los Bobcats) y estábamos jugando el partido. Cuando termina, me voy por el pasillo y paso por donde estaba el equipo y él estaba ahí, porque es el dueño. Entonces él viene por atrás, me toca y yo me doy vuelta y era él, que me quería saludar porque me respetaba por lo que había hecho por Chicago en los cinco años que estuve. Yo nunca lo había visto en Chicago”, agregó Nocioni en el relato de su exclusivo mano a mano con Su Majestad.

Al ser consultado sobre qué sintió cuando vio a la cara a MJ, el hombre que se hizo querer por los fanáticos de Chicago fue contundente: “Te mueve, hace algo en tu cuerpo que no es normal. Que a nosotros pocas veces nos pasa”, dijo.

“Sinceramente, a mí no me movía jugar con Kobe Bryant. Yo lo veía natural, lo veía como uno mismo, mejor que yo, obvio. Como a Lebron (James), al que defendí miles de veces. Pero hay cosas que me movieron como fue el primer entrenamiento contra Scottie Pippen, conocer a Jordan y ver a Messi jugar al fútbol”, agregó en su explicación.

Nocioni y su mano a mano con Pippen en Chicago (ESPN)

En los números, la mejor temporada de Nocioni en los Bulls fue la 2006-2007 cuando terminó con un promedio de más de 14 puntos y casi seis rebotes por juego. En aquella ocasión, Chicago terminó como el quinto mejor equipo del Este, clasificó a los playoffs y cayó en las semifinales de conferencia ante los Detroit Pistons.

Además de hablar sobre su experiencia con Jordan, Chapu también recordó lo que fue una práctica imposible de olvidar en su llegada a la NBA. ¿A quién tuvo que defender? Ni más ni menos que a Scottie Pippen, otro de los íconos de los Bulls ganadores de seis campeonatos.

“Yo tuve un entreno en el que me pinta la cara mal y al otro día se retira”, contó Nocioni. “Que me pinte la cara es ver como tu máximo ídolo de niño, con 40 años, y que de repente vos llegas con 25 años, toda la fuerza, la potencia, decís ‘acá estoy’, campeón olímpico, venía de una medalla dorada y me recibieron en Chicago como un rey, y de repente aparece Scottie Pippen y decide jugar un partido en la pretemporada mano a mano. Entonces, el entrenador Scott Skiles me agarra y me dice ‘defendelo vos a él’.

“Me lo dijo en inglés y yo no sabía una palabra. Bueno, entonces el tipo me jugaba de tres y se me posteaba constantemente y el tipo se me movía para un lado, para el otro, se daba vuelta y pum, adentro. Penetraba… La verdad es que yo lo vi impoluto. Y estuve presente en su retiro, que fue espectacular. Estaba Jordan, Rodman, Grant, Phil Jackson, fue un momento increíble”, relató Nocioni sobre una de sus inolvidables vivencias en su paso por Chicago.

Andres Nocioni Chicago Bulls 1920
Nocioni con la camiseta 5 de los Chicago Bulls (Reuters) (Frank Polich/)

SEGUÍ LEYENDO:

Jugó pocos minutos y tuvo una noche errática: así fue la participación de Campazzo en la ajustada victoria de Denver

De espaldas, sin mirar el aro y contra tres rivales: el tiro imposible de Stephen Curry del que habla toda la NBA