Último momento

Uno de los obreros que denunció al gobernador de Tierra del Fuego por presunto abuso sexual ratificó la acusación y dio detalles de lo que dijo haber vivido

Alfredo Suasnabar, uno de los tres denunciantes contra Melella (Lihueel Althabe)
Alfredo Suasnabar, uno de los tres denunciantes contra Melella (Lihueel Althabe)

Uno de los tres obreros de la construcción que denunciaron al gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, cuando era intendente de Río Grande, por haberles pedido favores sexuales a cambio de trabajo en obras municipales, ratificó ayer bajo juramento lo que había declarado originalmente ante la Justicia y contó detalles de cómo fue el abuso que dijo haber sufrido.

“Dije lo que había dicho en la denuncia original y mostré cómo habían sido los hechos. Cuando declaré la primera vez, a veces por vergüenza, uno no dice todo. Pero me preguntaron, porque aparentemente no me creyeron cómo habían sido los hechos en el departamento de Melella, cuando me invitó a su casa. Yo les pedí, por favor si les podía demostrar como había acontecido. Hubo un señor más veterano, muy amable, que me dijo que se ofrecía para representar la situación. Lo senté en la posición en que había estado yo, y yo hice lo que había hecho Melella conmigo esa vez. Y pudieron ver cómo era que había pasado. Al demostrarlo, me creyeron”. Con voz pausada pero firme, Alfredo Suasnabar relató a Infobae lo que contó ayer a la mañana en su declaración testimonial ante el juez Raúl Sahade, titular del Juzgado Nro 2 de Río Grande.

Lo hizo bajo juramento de decir la verdad, al haber sido citado por primera vez para confirmar los términos de su denuncia realizada en 2018, junto a otros dos obreros de la construcción – Daminán Rivas y Mario Lovera- que dijeron también haber vivido situaciones similares de acoso sexual.

En su testimonio, contó que después de ir a verlo a la Municipalidad en busco de trabajo, a través de Rivas, Melella le pidió su número de teléfono, y luego lo llamó para preguntarle si “aceptaba tener un novio casual” y que le dijo que “si aceptaba, iba a estar bien”. A esa propuesta, Suasnabar le respondió “si hablaba en serio”, y contó que luego siguieron una seguidilla de mensajes de índole sexual, hasta que lo citó a su departamento con la promesa de pagarle una parte de un trabajo que habia quedado pendiente y tenia un empleo para ofrecerle.

Lo hizo en el marco de la causa en la que el actual gobernador fueguino está imputado de abuso sexual, luego de haber sido denunciado por tres obreros de la construcción en un expediente iniciado por presuntas irregularidades en la obra pública de Río Grande en 2018, a cargo del juez Sahade, que maneja el expediente con tiempos políticos. De hecho, es la primera citación a Suasnabar a ratificar su testimonio inicial, luego de más de dos años. Sahade está, a su vez, siendo investigado en el Consejo de la Magistratura fueguino por el supuesto cobro por sentencias en otra causa.

”A mí me marcó profundamente lo que pasó. No me olvido. Me hizo mucho daño. Yo le dije al juez: ‘Yo vine acá por bronca, un hombre tiene que tener dignidad’. No es fácil pasar por ese momento. Cuando uno lo vive en carne propia se da cuenta que hay degenerados. Yo tuve problemas con mi familia por todo esto, me echaron de la pensión donde estaba, no pude conseguir trabajo. Estuve muy mal”, agregó Suasnabar en diálogo telefónico con Infobae. Oriundo de Tucumán y condición muy humilde, Suasnabar llegó a Tierra del Fuego a trabajar en la construcción. Contó ante el juez y este medio, con detalles explícitos, que Melella lo había citado a su departamento con la promesa de darle trabajo, pero nunca la cumplió.

Gustavo Melella, gobernador de Tierra del Fuego
Gustavo Melella, gobernador de Tierra del Fuego, está siendo investigado por presunto abuso sexual cuando era intendente de Río Grande

El hombre “más veterano” que estaba en el Juzgado ayer y menciona Suasnabar en su relato es José Pellegrino, abogado de Patagonia Construcciones SRL, una de firmas las investigadas por esas maniobras con la obra pública, cuando Melella era intendente de esa ciudad fueguina. Además de Pellegrino, también estuvieron presentes el abogado de Suasnabar, Francisco “Paco” Giménez; el abogado de Melella, Francisco Ibarra; y la fiscal subrogante Verónica Marchisio.

“Ante las preguntas que le formularon las partes, hubo cuestiones que no quedaban muy claras, y se le pidió que grafique la situación”, confirmó a Infobae una fuente judicial sin dar detalles.

El que sí dio más precisiones fue Giménez, quien además de ser el abogado de Suasnabar, representa a los otros dos denunciantes, Damián Rivas y Mario Lovera. “A diferencia de cuando declaró Rivas que lo pasó muy mal (quien terminó de ratificar su denuncia el día anterior), lo dejaron que se explaye libremente. Hizo un relato de todo lo sufrió. Después le hicimos algunas preguntas las partes, y el abogado de Patagonia se ofreció para representar la situación que contó. Recreó la situación de sexo oral por la fuerza a la que lo sometió Melella. Estaba la fiscal presente, que le preguntó si podía explicar cómo había sucedido, y él dio detalles de cómo estaba el sillón en el departamento, como se sentó, y represento cómo Melella le bajó el cierre del pantalón y le hizo sexo oral, mientras lo tenía apretado por el cuello. En esa época Suasnabar era más delgado, pesaba 55 o 57 kilos”, reconstruyó el letrado ante Infobae.

Francisco Giménez, el abogado que representa a los obreros que se presentaron como víctimas (Lihueel Althabe)
Francisco Giménez, el abogado que representa a los obreros que se presentaron como víctimas (Lihueel Althabe)

“Sin elementos de prueba”

El abogado de Melella relativizó la declaración de Suasnabar. “Fue una declaración testimonial y esas manifestaciones son contradictorias con otras anteriores, y no se encuentran acreditadas en los elementos de prueba que existen en la causa”, sostuvo Ibarra.

En el entorno de Melella, ex radical K que fue elegido gobernador por Concertación Forja y desde el triunfo de Alberto Fernández, alineado con el Frente de Todos- destacaron desde un principio que ¨siempre estuvo a derecho” y que se trata de una “causa política”. Apuntaron a la ex gobernadora, Rosana Bertone, quien perdió su reelección frente a hoy mandatario provincial.

En diálogo con Infobae, después de ser electo en 2019, Melella había rechazado las acusaciones. “Todo fue parte de una campaña política. Yo no manejo la Justicia. La gente sabe bien cómo fue y quien estuvo detrás”, aseguró en ese momento. Melella argumentó que las denuncias de abuso se debieron a su homosexualidad, que nunca ocultó. Los tres denunciantes son hombres y mayores de 50 años.

Hasta ahora, el juez Sahade nunca lo llamó a indagatoria, pese a los reiterados pedidos de el abogado de los denunciantes, aunque en noviembre ordenó una pericia psiquiátrica, sin fecha aún establecida.

Prohibición de difundir a los medios

Al terminar la declaración de Suasnabar, el abogado del gobernador le solicitó al juez Sahade que no se difundiera el contenido a los medios. “Pedí que no se haga pública la transcripción de la declaración formulada para evitar la revictimización de los denunciantes, por tratarse de un juicio de abuso sexual, independientemente de quien sea el denunciante y el denunciado. Fundamentalmente, por el señor Suasnabar, que ha atravesado una situación de riesgo psicológico. Fue necesaria la intervención de médicos psicólogos para ver si estaba en condiciones de declarar. Lo que pretendo evitar es esta exposición pública, a la que fue sometido desde un inicio. No es reservada para las partes, vamos a acceder a una copia mañana (por hoy). Lo que se pretende es que lo que dijo, no esté circulando por todos lados. En ese sentido fue la orden del juez. Después cada parte, si quiere hacerlo, puede difundirla”, sostuvo Ibarra ante la consulta de este medio.

Francisco Ibarra, abogado del actual gobernador Melella
Francisco Ibarra, abogado del actual gobernador Melella

Para Giménez “se trata una maniobra de Melella para parar la difusión de lo que declaró Suasnabar, que podría mandarlo preso. Sahade le hizo lugar al pedido de Ibarra para dar una señal de querer protegerlo. Pero está equiparando el honor de la víctimas que supuestamente quiere proteger, con el denunciado”, se quejó este abogado de Río Grande.

Ibarra, en tanto, insistió ante Infobae en que los audios publicados por este medio que comprometen al actual gobernador, en donde se lo escucha interesado en contactar a hombres que buscaban trabajo para supuestamente tener encuentros con ellos, “no han sido localizadas en los teléfonos, según la pericia telefónica que consta en la causa”.

Esto fue desmentido por el abogado de los denunciantes, quien reclamó desde un comienzo que el juez no le había secuestrado inmediatamente el celular al entonces intendente de Río Grande. “En el dictamen pericial 543/18 se constatan los intercambios entre Melella y las víctimas”, aseguró Giménez.

Infobae consultó a Suasnabar si aceptaba que su declaración se difundiera a los medios. “Yo no tengo problema, porque esto lo hice para incentivar a otros hombres a que no se callen. No quiero que no le pase a otro que necesita trabajo, lo que me pasó a mí con Melella. No me quiero callar, eso fue lo que le dije al juez hoy”, señaló.

En una situación muy vulnerable económicamente, después de haber denunciado a Melella en 2018, no pudo volver a trabajar. “Ahora estoy más tranquilo, pero estuve muy mal. La sigo peleando, tengo algunas changas. No tenía donde vivir y ahora estoy alquilando una casilla”, relató.

La declaración de Rivas

Otro de los denunciantes, Rivas, completó el miércoles la declaración que había comenzado en 2019, y que debió ser suspendida tras haberse descompuesto luego de haber estado seis horas en el Juzgado declarando cuando fue citado por primera vez a ratificar la denuncia. Describió esa situación ante Infoabe como , en una situación que vivió como de “hostigamiento”.

Damián Rivas, otro trabajador que dijo ser víctima de acoso sexual por parte de Melella (Lihueel Althabe)
Damián Rivas, otro trabajador que dijo ser víctima de acoso sexual por parte de Melella (Lihueel Althabe)

En la continuación de su testimonio antes de ayer, las preguntas solo se refirieron a su trabajo en la construcción en obras del Municipio de Río Grande. “(El abogado de Melella) Me quería hacer pisar el palito o ver si me contradecía. Yo respondí lo que preguntaron. El tema del acoso sexual ya lo había ratificado cuando declaré la otra vez”, le dijo a Infobae. “Esta vez, el juez no hizo lugar a que el abogado me interrogue sobre este tema y le dijo que tenía que formular sus preguntas por escrito”, precisó.

Rivas le contó a este medio que lo acababan de despedir hace unos días de la empresa constructora donde trabaja de sereno. Luego de reclamar porque están suspendidos los despidos, lo reincorporaron con condiciones. “Algo raro está pasando, me empezaron a perseguir mucho. Me despidieron y rechacé el telegrama porque hay una ley de que no se puede despedir. Desde que denuncié a Melella, vivo prácticamente escondido, trabajo de noche como sereno. Pero necesito trabajar porque tengo una familia”, se lamentó.

Y entre las “cosas raras” que mencionó le estuvieron pasando, contó que recibió una golpiza en noviembre pasado, por la que tuvo que acudir al Hospital Regional de Río Grande, ya que le provocó “politraumatismo en rostro con herida cortante en labio superior izquierdo y en labio inferior izquierdo, traumatismo nasal sin lesión ósea”, según el certificado médico al que tuvo acceso Infobae. “Me agarraron 15 personas y me dieron una paliza. Hice la denuncia pero no sé si viene de parte de Melella o del gremio. El secretario general de la UOCRA acá (por Julio Ramírez) tiene amistad con Melella. El gobernador tiene un acuerdo con el gremio para darle obras”.

El tercer denunciante – Mario Lovera- estaba citado para hoy, pero no podrá estar presente en el Juzgado de Río Grande por encontrarse en Buenos Aires, imposibilitado de viajar por la pandemia, por lo que su abogado solicitará una reprogramación.

Seguí leyendo:

Trabajo por favores sexuales, las exigencias de un intendente de Tierra del Fuego

“Para que estén mejor, esos dos me tienen que dar”: los audios que comprometen al intendente de Tierra del Fuego acusado de abuso

El intendente de Río Grande fue imputado por abuso sexual

Tierra del Fuego: el gobernador electo rechazó las acusaciones de abuso sexual en su contra

La Justicia pidió una pericia psiquiátrica del gobernador de Tierra del Fuego en la causa en la que fue denunciado por abuso sexual