Último momento

Cómo es la red de empresarios vinculados al chavismo que lavan millones de dólares: el caso de Alejandro Betancourt y su dinero en Luxemburgo

Alejandro Betancourt
Alejandro Betancourt

“Desde Venezuela se han lavado 800.000 millones de dólares en todo el período del chavismo. Desde Venezuela, contaminando el sector financiero mundial”.

Las palabras pertenecen al abogado venezolano Alejandro Rebolledo, especialista en prevención de delincuencia organizada, quien, en diálogo con Infobae, brindó un panorama sobre cómo distintos empresarios vinculados al régimen de Nicolás Maduro lavan grandes cantidades de dinero desde el país petrolero al exterior.

En las últimas horas, el nombre de Alejandro Betancourt López apareció como el “beneficiario real” en al menos cuatro empresas registradas en Luxemburgo, de acuerdo a lo que publicó el Miami Herald.

El periódico estadounidense dio cuenta de que registros corporativos muestran que Latin America Ventures Sarl, Gainsboro Developments, Ming International y O’Hara Financial fueron utilizadas para canalizar cientos de millones de dólares para una serie de negocios que van desde operaciones de exploración de petróleo y servicios de transporte; hasta la producción de lentes oscuros, todos ellos fuera de Venezuela, que fue donde inicialmente amasó su fortuna.

“Se necesitan estructuras de empresas que tengan movimientos financieros importantes. Estos tienen estructuras importantes de varios tipos de negocios que les permiten recibir grandes cantidades de dinero”, analizó Rebolledo en la conversación con este medio. “Con estas estructuras se abren a todo tipo de actividades”, acotó.

Betancourt tuvo que anotar sus empresas en el registro de corporaciones de Luxemburgo tras la exigencia de la Unión Europea en 2019. El bloque adoptó una nueva política contra el lavado de dinero. “Gracias a que el registro público dio a conocer quiénes hacen los negocios, se pudo visibilizar”, le explicó Rebolledo a Infobae.

Alejandro Betancourt
Alejandro Betancourt López apareció como el “beneficiario real” en al menos cuatro empresas registradas en Luxemburgo

Luego explicó que “el gran problema es que la delincuencia organizada tiene el control de Venezuela. Opera sin sufrir persecución de ningún tipo y lo hace con total impunidad. La gravedad de este tipo de sujetos (como Betancourt en este caso) es que ayudan a que se mantenga un régimen criminal”, manifestó el especialista.

Rebolledo, magistrado del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela legítimo en 2015, detalló en su sitio Antilavado de dinero que uno de los socios más cercanos de Betancourt, Francisco Convit, “está huyendo de las autoridades estadounidenses, buscado por su presunto papel en una conspiración para lavar 1,2 mil millones de dólares en fondos malversados de la compañía petrolera estatal venezolana PDVSA. Convit encabezó empresas en diferentes países que movieron dinero de varios esquemas corruptos, incluido uno en el que él y Betancourt supuestamente cobraron de más al gobierno 2,9 mil millones de dólares para construir plantas de energía”.

Luxemburgo

En los últimos años, este pequeño país estuvo bajo presión para cumplir con los requisitos de la Unión Europea para identificar a las personas que controlan empresas dentro de sus fronteras, incluso si sus nombres no aparecen en los documentos de registro. En 2019, hizo público un registro parcial de beneficiarios reales de empresas.

Luxemburgo limitó su iniciativa de manera crítica: el registro se creó de modo que solo se pudiera buscar por el nombre de la empresa o el número de registro. No permite búsquedas con los nombres de las personas propietarias de las empresas, lo que les permite mantener un grado de secreto.

Para evitar esto, el periódico francés Le Monde logró extraer 3,3 millones de registros de la plataforma en línea del registro y luego colaboró con el equipo de datos del OCCRP (el consorcio periodístico The Organized Crime and Corruption Reporting Project) para que se pudieran buscar. Esto permitió a los periodistas de todo el mundo rastrear en el registro por nombre por primera vez, lo que les posibilitó identificar las empresas de Luxemburgo controladas por Betancourt.

Rebolledo, en su sitio Antilavado de dinero, dijo que Luxemburgo es un lugar ideal para que personas como Convit y Betancourt escondan efectivo ilícito. Utilizaron el país, junto con otras jurisdicciones opacas, para establecer empresas y mover fondos entre ellas.

“Esta es una red de empresas que crea capas para transferir dinero con el fin de diversificarlo y ocultarlo”, concluyó Rebolledo.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:

La Justicia chavista otorgó arresto domiciliario a dos ex gerentes de PDVSA condenados por filtrar “información sensible”

Estados Unidos ya vendió más de un millón de barriles del combustible iraní confiscado el año pasado que iba a Venezuela