Último momento

La Cámara de Casación decidió que Ricardo Jaime debe continuar detenido

El ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime
El ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime

La Sala de Feria de la Cámara Nacional Federal de Casación decidió este jueves por la tarde rechazar el pedido de prisión domiciliaria presentado por Ricardo Jaime, quien argumentó que debía cuidar a su madre nonagenaria.

Los jueces Mariano Borinsky y Daniel Petrone fallaron en contra del pedido que había hecho el ex secretario de Transporte de Néstor y Cristina Kirchner ante el Tribunal Oral Federal 6 -que juzga a Jaime por enriquecimiento ilícito- en los últimos días del año 2020. La fiscal del juicio que acusa a Jaime, Gabriel baigún, había dictaminado en favor de la prisión domiciliaria del ex funcionario. Jaime apeló ante la Casación que esta tarde resolvió que el primer ex funcionario kirchnerista en haber admitido cobrar coimas, debe seguir detenido en la cárcel de Ezeiza.

A mediados de diciembre Jaime había pedido salir de prisión para cuidar a su madre María Margarita Silvestre, quien tiene 90 años y un frágil estado de salud. El argumento era que por entonces su hermano Roberto René estaba muy enfermo. Ese pedido había sido rechazado por el TOF 6. Días después del rechazo el hermano de Jaime falleció, entonces el ex funcionario presentó un nuevo pedido debido a lo sucedido. También fue rechazado. El principal argumento de Jaime era que su madre necesitaba su asistencia.

Con su voto de hoy, los jueces Borinsky y Petrone respaldaron lo decidido en diciembre por Julio Panelo, Fernando Canero y José Martínez Sobrino, integrantes del TOF 6. Allí se lo acusa a Jaime por cuatro hechos de corrupción cometidos entre 2003 y 2009 cuando manejó los negocios oscuros en la secretaría de Transporte.

Según explicaron en Casación, Borinsky y Petrone sostuvieron que el fallo del TOF 6 “se encontraba suficientemente fundado tanto en la ley aplicable como en las circunstancias particulares del caso”. Y que “la defensa del ex funcionario Jaime no lograba demostrar la arbitrariedad alegada y que las circunstancias oportunamente valoradas por Casación Federal al revisar los anteriores rechazos de excarcelación y arresto domiciliario solicitados en favor de Jaime, no habían variado de manera sustancial en la actualidad”. Los jueces de la Sala de Feria de Casación señalaron que “la defensa del ex funcionario Jaime no lograba demostrar la arbitrariedad alegada y que las circunstancias oportunamente valoradas por Casación Federal al revisar los anteriores rechazos de excarcelación y arresto domiciliario solicitados en favor de Jaime, no habían variado de manera sustancial en la actualidad”. Jaime también había solicitado salir de la cárcel por la pandemia de coronavirus y su argumento fue rechazado por Casación.

El pedido que llegó a Casación durante la feria fue uno de los varios que hizo Jaime para salir de la cárcel de Ezeiza durante 2020. Uno de ellos fue respaldado por el gobierno nacional a través de una solicitud que hizo el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla en las primeras semanas del aislamiento por la pandemia de coronavirus. El pedido fue rechazado por el TOF 6 y ese rechazo fue confirmado por Casación.

El TOF 6 juzga a Jaime por el delito de enriquecimiento ilícito en el que están imputados como testaferros algunos de sus familiares. En ese mismo juicio se trata de determinar si hubo delito en la compra millonaria de trenes chatarra a España y Portugal, caso en el que también está imputado el ex ministro de Planificación Julio De Vido. Otro de los capítulos del juicio es sobre una defraudación cometida en el ferrocarril Belgrano Cargas por la que está acusado Jaime y personas vinculadas a la empresa. Jaime también es enjuiciado – junto ex director del OCCOVI Claudio Uberti- por el uso de autos de propiedad estatal para beneficio personal.

Jaime tiene dos condenas firmes por casos de corrupción además de la que le dictaron por su responsabilidad en la Tragedia de Once que aún debe ser revisada por Casación. Una de esas condenas fue por haber recibido coimas de empresas a las que debía controlar como funcionario. Pactó una pena y admitió el delito en octubre de 2015 cuando no se sabía quién iba a gobernar el país hasta 2019.

En la primera semana de febrero se reanudará el juicio oral que durará algunos meses más. Tal vez antes de fin de año se sepa si Jaime es culpable o no de los hechos de corrupción por los que está en el banquillo de los acusados.

Seguí leyendo

Horacio Pietragalla pidió por la domiciliaria de Ricardo Jaime