Último momento

Trolls vs Wall Street: cómo un ejército de usuarios de redes sociales influyó sobre una acción e hizo perder millones a grandes fondos

Un local de Gamestop, la empresa cuya cotización se transformó en el campo de batalla entre pequeños inversores y grandes fondos. Foto; REUTERS/Jim Young/File Photo
Un local de Gamestop, la empresa cuya cotización se transformó en el campo de batalla entre pequeños inversores y grandes fondos. Foto; REUTERS/Jim Young/File Photo (Jim Young/)

Las miradas del mercado financiero global están fijas hoy en la acción de una empresa de tiendas físicas de venta de videojuegos que, a los ojos de la mayor parte de los inversores experimentados, iba camino a la desaparición por el avance del comercio online y la pandemia. Pero no porque Gamestop, la firma en cuestión, haya logrado salir de su crisis sino porque un verdadero ejército de inversores minoristas organizados a través de redes sociales decidió usar la acción de la empresa para causar pérdidas a fondos tradicionales y, de paso, ganar dinero en el proceso. Lo más llamativo: por ahora, los peces chicos van ganando.

La cotización de la acción de Gamestop, se opera en Wall Street bajo el código GME, es una verdadera montaña rusa hoy. La acción subía más de 100% al mediodía de la Argentina, después de muchas alzas y bajas, ya que la obsesión de los pequeños operadores con el minorista de videojuegos eclipsó la preocupación por las valoraciones sobredimensionadas.

El movimiento de hoy corona una suba del orden del 1.200% desde principios de enero, cuando la acción pasó a ser el foco de atención del foro r/WallStreetBets. Ese rincón de la red social Reddit cuenta con más de 1,8 millón de usuarios que, a través de plataformas de operación orientadas a las inversiones más minoristas sostenidas en buena parte desde smartphones, discuten sobre el mercado para encontrar estrategias de inversión.

Podemos permanecer retardados más tiempo del que podés permanecer solvente

Una empresa en decadencia

La fijación de los usuarios de Reddit con Gamestop viene de agosto pasado, cuando muchos de sus miembros empezaron a invertir en la empresa luego de que un reconocido empresario, Ryan Cohen, comprara el 13% de Gamestop y se pusiera manos a la obra para tratar de sacar a la empresa de su pozo. Hasta ahora no ha tenido éxito, pero en enero de 2021 Coehn fue invitado a formar parte del directorio de la empresa y la acción se transformó en una inversión de culto.

Hasta este punto, nada de lo visto en el mercado era nuevo. Inversores confiando en una recuperación milagrosa de una empresa que había caído en las malas. Pero la inversión de culto derivó en guerra de guerrillas poco tiempo después y, a partir de ese momento, los ojos de todo el mundo se posan hoy en este fenómeno nunca visto.

Lo que pasó es que el entusiasmo por el nombramiento de Cohen llevó a la acción a un valor que varios inversores institucionales, peces gordos a los ojos de los pequeños traders de r/WallStreetBets, creyeron ver una oportunidad. La fe en Gamestop era irracional, fantasías de ahorristas sin experiencia de mercado, por lo tanto, convenía apostar en contra de la acción y hacer importantes ganancias con ello.

Llegan los shortsellers

En la jerga, cuando se invierte para ganar con la baja de una acción se habla de un “short”. Algunos fondos importantes han hecho fama como shortsellers implacables, que con sólo dar a conocer sus posturas en contra de la acción de una empresa pueden hacer que su precio se derrumbe.

Gamestop parecía un negocio regalado. Así que los inversores profesionales trataron de ganar dinero con la aparentemente previsible baja de GME: un short se arma alquilando las acciones de la empresa en cuestión, vendiéndolas a precio alto y, si la baja del precio finalmente se concreta, comprándolas de nuevo a precio menor y quedándose con la diferencia.

No es difícil notar cuando grandes fondos se posicionan para ganar con la baja de una acción. Los datos sobre compra de opciones se pueden ver fácil. Y Gamestop se convirtió en una de las acciones más shorteadas del mercado. Y todo el mercado lo sabía.

Estoy cansado de ser jodido por las élites globalistas”, dijo otro usuario del grupo de Reddit citado por Slate. “Esto no es izquierda o derecha republicana o demócrata. Es el 1% contra todos los demás

Guerra de guerrillas

Pero en r/WallStreetBets tenían planes ya armados para esta contingencia. Uno de sus usuarios, por ejemplo, publicó cuatro meses atrás un manual para dañar a shortsellers que atacan el precio de una acción: “Cómo quebrar a Inversores Institucionales para Principiantes, ft GameStop” (Bankrupting Institutional Investors for Dummies, ft GameStop, en el inglés original). El posteo es sólo uno de los muchos que explican la guerra de guerrillas.

A grandes rasgos, los usuarios del foro de Reddit alentaron a sus miembros a comprar, comprar y comprar justo en el momento en el que los shorts se acumulaban. La acción empezó a dispararse y, a medida que las subas se extendían día tras día, los shortsellers tomaban pérdidas. Recordemos: quien shortea alquila una acción a un precio que considera alto, si la acción sube por encima de ese punto se va a tener que ver forzado a comprarla a un precio mucho más alto. Y no hay tope a las pérdidas, a medida que el precio escala se puede perder muchas veces más del monto que se invirtió.

Apps para inversores minoristas como RobinHood se extendieron mucho en los últimos años. Hoy, sus usuarios tienen una infuencia enorme en el mercado. Foto: Gabby Jones/Bloomberg
Apps para inversores minoristas como RobinHood se extendieron mucho en los últimos años. Hoy, sus usuarios tienen una infuencia enorme en el mercado. Foto: Gabby Jones/Bloomberg (Gabby Jones/)

Por eso, en algún momento, el shortseller debe cortar la sangría. Y así, asumir las pérdidas comprando la acción más cara de lo que la habían alquilado. Nada mal para la estrategia de guerrilla: cuando los short sellers compran, la acción suba más, y más short sellers tienen que salir a cortar la hemorragia.

“Podemos permanecer retardados más tiempo del que podés permanecer solvente”, escribió uno de los usuarios de r/WallStreetBets en referencia a los fondos que veían como sus carteras se ponían en rojo. Parafraseó a John Maynard Keynes: “los mercados pueden mantener su irracionalidad más tiempo del que tú puedes mantener tu solvencia”. Y, de paso, se vengó del desprecio que, para muchos pequeños day traders, sienten los inversores profesionales hacia ellos.

El ataque contra los fondos grandes no es mal negocio, al menos hasta ahora (es imposible prever qué va a pasar con la acción de Gamestop cuando vuelva a responder a los fundamentos de la empresa). Pero además, muchos de los que participaron del mismo lo ven también como un hecho político.

“Soy un viejo millenial. Estoy cansado de ser jodido por las élites globalistas”, dijo otro usuario del grupo de Reddit citado por Slate. “Esto no es izquierda o derecha republicana o demócrata. Es el 1% contra todos los demás”.

Una canasta de acciones más shorteadas de Europa gana 4,5% hoy a medida que los fondos deshacen posiciones por miedo a más ataques

Afamados short sellers como Citron Capital y Melvin Capital dijeron haber capitulado. Cerraron sus shorts, asumieron grandes pérdidas y con su salida de la apuesta impulsaron aún más a la acción. Algunos de sus directivos dijeron haber sido blanco de un verdadero acoso en redes sociales de parte de pequeños inversores enojados. Y muy agresivos.

Lejos de festejar la derrota de sus rivales, en r/WallStreetBets todavía reina la desconfianza ante lo que creen es un intento de esos grandes fondos por frenar el ataque.

Los pequeños inversores organizados fueron celebrados, cuando no, por Elon Musk. El siempre polémico, mediático y pendenciero dueño de SapaceX y creador de Tesla, tiene un desprecio importante por los shortsellers. Suele enviarles pantalones cortos -shorts- de regalo cuando apuestan contra la acción de Tesla y pierden. Hace poco, además, lanzó una edición limitada de pantaloncitos de Tesla para burlarse de las apuestas fallidas de esos fondos.

No sólo la acción de Gamestop es hoy un campo de batalla. Las acciones del caído en desgracia gigante de los cines AMC Entertainment tembién se multiplicaron varias veces en la apertura de hoy, en medio de una oleada de actividad comercial en algunos de los valores más cortos de Wall Street. La última vez que la acción se negoció fue con un 182% de suba. Anteriormente, había subido hasta un 310% justo después de la apertura de la sesión. Durante las operaciones previas a la comercialización, las acciones había ganado hasta un 360%.

El papel de Blackberry, por su parte, también experimenta movimientos similares.

El inusitado poder de pequeñísimos inversores que operan por plataformas como RobinHood asustó a varios fondos. El pánico de los inversores profesionales llegó hasta Europa.

Según reportó Bloomberg las empresa más shorteadas de Europa experimentaban grandes subas hoy, todo lo contrario a lo que suele suceder con las acciones que ocupan ese top ten nada envidiable.

Por ejemplo, las acciones de una empresa llamada Evotec se dispararon hasta un 30%. El miedo a que maniobras similares se repitan en el viejo continente jugó, al menos en parte, en ese rebote. Pero no era la única. Una canasta de los valores europeos más shorteados comercializada por Goldman Sachs subió hasta un 4,2% el miércoles y se dirigió a su cierre más alto en casi 11 meses, reportó la agencia internacional.

Seguí leyendo:

El FMI recortó su previsión de crecimiento económico de la Argentina para 2021

Dólar hoy: la cotización libre cae a $154 y la brecha cambiaria es la más baja en cuatro meses

Frenesí en Wall Street por una empresa de videojuegos: GameStop escaló en horas más de 200%