Último momento

Entre secretos y verdades: Jean Todt, el hombre que más sabe sobre el estado de salud de Michael Schumacher

Todt tiene una relación muy cercana con Schumacher y su familia (Shutterstock)
Todt tiene una relación muy cercana con Schumacher y su familia (Shutterstock)

Este 29 de diciembre del 2020 se cumplen siete años de uno de los accidentes que marcó la historia del deporte mundial. Aquel día del 2013, la vida de Michael Schumacher y su familia iba a cambiar drásticamente después de que el heptacampeón de la Fórmula 1 se golpeara la cabeza contra una roca mientras esquiaba en la estación alpina de Méribel.

Con hematomas intracraneales y un edema cerebral difuso, el alemán llegó en helicóptero a la clínica Moutiers para posteriormente ser trasladado a un centro médico en Grenoble donde fue sometido a una doble cirugía en su cabeza.

A partir de ese momento no dejaron de circular rumores y especulaciones sobre su estado de salud, a tal punto que la familia, con Corinna (su esposa) y Sabine Khem (su portavoz) al mando, decidió implementar un cerco mediático y restringir cualquier tipo de visitas a externos.

Fue entonces que Jean Todt se convirtió en una especie de vocero ante la prensa bajo la supervisión de su familia. El que supo ser el jefe del Kaiser durante sus años más gloriosos dentro de la Fórmula 1, es el encargado de actualizar la información a cuentagotas del estado de salud de Schumi desde el 2014.

La relación del dirigente francés con el ex piloto es una de las que más perduró con el tiempo, después de que ambos quedaran en la historia tras conseguir cinco títulos consecutivos con la escudería italiana. El directivo de 74 años, incluso, se convirtió en uno de los principales miembros de la fundación “Keep Fighting”, la cual puso en marcha Corinna con la intención de continuar con el trabajo caritativo de su esposo.

Jean Todt
El directivo lo visita dos veces al mes en su mansión de Suiza (Flavio Lo Scalzo/AGF/Shutterstock/)

“Michael sigue luchando” es el denominador común que se repite constantemente en cada entrevista que da el actual presidente de la FIA (Federación Internacional del Automóvil) desde hace siete años.

Su primera aparición pública para hablar sobre el estado de salud de Schumacher fue en junio del 2014, a seis meses del accidente y después de que la familia tomara la radical decisión de trasladarlo desde el hospital de Lausana a su mansión, ubicada en Gland, Suiza.

“En las últimas semanas ha avanzado en relación con la gravedad de su lesión. Pero todavía tiene un largo y duro camino por delante”, aseguraba Todt en una entrevista con el periódico galo L’Equipe. “Podemos asumir que podrá llevar una vida relativamente normal en un corto espacio de tiempo, pero nunca probablemente pilotará un monoplaza de F1”, agregaba en diálogo con la televisión belga RTL.

crisis de Ferrari en F1
El 8/10/2000. Todt festejó el primer título de Michael Schumacher tras ganar en Japón (Archivo CORSA).

En 2015, y a poco de cumplirse el segundo año de aquel accidente, Todt volvió a presentarse ante los medios en lo que fue una rueda de prensa en la previa del Gran Premio de México de la Fórmula 1.

“Veo muy a menudo a Michael, él aún está luchando”, detalló con respecto a lo que había sido su primera impresión sobre la recuperación del alemán. “Es un amigo cercano, su familia está muy cerca mío y yo de ellos. Nosotros debemos lograr que él se mantenga luchando”, agregó.

Pasaban los días, las semanas y los meses. El silencio se hacía cada vez más preocupante y las especulaciones sobre el estado de salud de Michael Schumacher comenzaban a ocupar la tapa de todos los medios del mundo. Incluso en aquel momento, Corinna decidió demandar a la revista alemana Die Bunte por publicar información falsa sobre el estado de salud de su marido.

“Está librando la batalla más importante de su vida. Necesita un milagro para seguir vivo”, reconocía Todt en 2016 en una nueva aparición pública desde Sicilia, tras ser consultado por una información del portal estadounidense News Every Day en la que aseguraba que su vida dependía de un milagro. “Sólo podemos desearle lo mejor a él y a su familia. Schumi forma parte de la historia del automovilismo”, remarcó en un tono más conservador que sus declaraciones anteriores.

Jean Todt conquistó cinco títulos consecutivos con Schumacher en Ferrari
Jean Todt conquistó cinco títulos consecutivos con Schumacher en Ferrari (Motorsport Images/Shutterstock/)

Después de crear una hegemonía en Ferrari al contratar a Schumacher en 1996, junto a los ingenieros Ross Brawn y Rory Byrne, con los que consiguió cinco títulos consecutivos (2000 a 2004), el francés abandonó la escudería en 2008 para, meses más tarde, convertirse en el presidente de la Federación Internacional del Automóvil.

Con ese cargo, fue en 2017, y tras dos años de programación, cuando inauguró en París el Salón de la fama del automovilismo, del cual forman parte todos los campeones del mundo, incluido su amigo Michael Schumacher, con siete coronas al igual que Lewis Hamilton.

Fue allí en donde volvió a hablar del estado de salud del ex piloto: “Continúa ahí… luchando”, reconoció a casi cuatro años de aquel accidente. “La lucha sigue. Michael es alguien muy especial, alguien especial para el automovilismo. Es especial para mí, es un amigo”, agregó.

Jean Todt, presidente de la FIA, es uno de los que más sabe sobre la actualidad de Schumacher - REUTERS
Jean Todt, presidente de la FIA, es uno de los que más sabe sobre la actualidad de Schumacher – REUTERS (POOL/)

Al año siguiente, Jean Todt iba a pronunciarse con unas declaraciones que revitalizaron las esperanzas de los fanáticos por volverlo a ver de pie: “Siempre soy cuidadoso cuando hablo. Pero sí, es cierto que vi el GP de Brasil con Michael en Suiza”, señalaba en diálogo con la revista alemana Autobild. “He tenido una relación cercana con Michael antes, pero ahora es más cercana que nunca. No puedo hablar por él, pero diría que lo sé todo sobre él”, agregaba.

Septiembre del 2019 iba a ser un mes clave en lo que respecta al proceso de recuperación del heptacampeón mundial. Ya que en ese entonces se montó un megaoperativo de seguridad para trasladarlo a una clínica en la capital francesa. Cubierto por completo con una manta azul, el alemán llegaba al Hospital Georges-Pompidou para someterse a un “tratamiento secreto”.

“He leído cosas increíbles al respecto y, como de costumbre, los que saben no hablan y los que no saben nada, sí hablan… Todavía estoy sorprendido de que cuando Michael vino a París para un chequeo en el hospital hablaron personas que deberían respetar el secreto médico”, se lamentaba Todt en una entrevista con el diario italiano La Repubblica , haciendo prácticamente de vocero del ex piloto y su familia.

“No hay más noticias excepto que Michael está luchando diariamente para mejorar la situación”, agregó, al mismo tiempo que ratificaba sus palabras anteriores, las cuales sembraron esperanzas en los aficionados: “Dije la verdad. Veo las carreras en la televisión con él. Y ahora sólo espero que algún día podamos ir juntos a un Gran Premio”.

Mick Schumacher
Mick con Jean Todt, ex jefe de Ferrari en la época de su padre y actual presidente de la Federación Internacional del Automóvil (IG: mickschumacher).

Si en los buenos tiempos estuvieron unidos, en los malos el directivo francés estuvo todavía más cerca de Schumi, así como también de la familia: “Hoy mi relación con Corinna y los niños también se ha vuelto más cercana. Recuerdo que Michael solía traer a su hijo a Italia antes, luego dormía la mayoría de las veces en mi casa. Hoy Mick es casi un adulto”, recordaba en 2018. Ahora, dos años después, el joven de 21 años está a un paso de debutar en la Fórmula 1 y Todt reconoció recientemente que su padre está siguiendo sus carreras.

“Por supuesto que lo está siguiendo”, aseguró en diálogo con RTL y recordó que “Mick está en la Fórmula 2, probablemente correrá en la Fórmula 1 el año que viene. Va a ser un gran desafío y estamos encantados de tener a un Schumacher en el nivel más alto del automovilismo de nuevo” .

En cuanto a los últimos “partes médicos” de Schumacher, el presidente de la FIA resaltó: “Veo a Michael muy a menudo, lo veo una o dos veces al mes. Mi respuesta es siempre la misma: está luchando, y sólo podemos desearle a él y a su familia que las cosas mejoren. Está muy bien rodeado. Y está en un lugar donde está lo suficientemente cómodo”.

Finalmente, semanas atrás se limitó a decir que desde aquel 23 de diciembre del 2013, Michael “ha sido tratado para poder volver a una vida más normal”, y tras confirmarse el fichaje de Mick por Haas para la temporada 2021 expresó su alegría: “¡Estoy encantado! Porque es una familia que adoro. Es un niño al que vi nacer… Le tengo un cariño especial, le apasionan las carreras y la conducción. Mientras las cosas le vayan bien, estoy feliz”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Por qué Mick Schumacher fue campeón y debutará en la Fórmula 1 en 2021