Último momento

Cómo transformó Elon Musk en millonarios a los pequeños inversores que confiaron en Tesla

Elon Musk baila en un escenario durante un evento en China
Elon Musk baila en un escenario durante un evento en China (ALY SONG/)

Un grupo de pequeños inversores en acciones de Tesla ya están recibiendo su primer millón de dólares.

Según Bloomberg, “Brandon Smith no es dueño de uno de los elegantes coches eléctricos de Tesla Inc. En el pequeño pueblo al sur de Milwaukee donde vive, incluso ver uno en la carretera es raro”. En junio de 2017, él invirtió 10.000 dólares en las acciones de Tesla, en lo que fue su primera apuesta bursátil. Y, cada vez que recibía su pago, primero abonaría sus cuentas y luego reinvertiría el resto en la misma acción. La acción de Tesla cotizaba a 671 dólares este mediodía, hora argentina.

“No gano seis cifras, y no sé nada sobre opciones de compra y venta”, dijo Smith, de 32 años, en una entrevista telefónica con Bloomberg. “Acabo de comprar y mantener todo el tiempo. Nunca he vendido ni una sola acción”, explicó.

De este modo, Smith se sumó a las filas de los “Teslanaires”, como se denominan a sí mismos algunos de los inversores de la compañía, con una participación que, según este “pequeño” inversor, se disparó a más de un millón de dólares, impulsada por un repunte de casi el 684% este año hasta ayer.

La acción de Tesla tuvo un crecimiento exponencial por el auge de los autos eléctricos
La acción de Tesla tuvo un crecimiento exponencial por el auge de los autos eléctricos (FABRIZIO BENSCH/)

El lunes próximo Tesla se unirá al índice S&P 500, un gran salto para Elon Musk y la compañía que conduce como director ejecutivo desde 2008. Pero también será un gran momento para los inversores minoristas que compraron estas acciones y se enfrentaron a numerosas tormentas: fallos de producción, algunos controvertidos tweets de Elon e inclusive la caída del mercado por la pandemia. Ayer, Musk fue noticia por su traslado de California a Texas y sus inversiones en proyectos espaciales ya tienen repercusiones en la Argentina.

Quienes se mantuvieron han logrado obtener muy buenos beneficios, ya que las acciones de Tesla se han disparado este año después de cinco trimestres consecutivos de beneficios y el creciente sentimiento en Wall Street de que la transformación hacia los vehículos eléctricos se está acelerando.

Hay un creciente sentimiento en Wall Street de que la transformación hacia los vehículos eléctricos se está acelerando

De todos modos, esta acción está siendo objeto de un importante debate, ya que inversores y analistas todavía discuten, antes que nada, qué es Tesla: ¿Una compañía de automóviles? ¿Un gigante de la energía limpia? ¿Una empresa de tecnología?

Tampoco hay acuerdo sobre cómo debe ser valorado. El banco Goldman Sachs tiene un precio objetivo de 780 dólares, mientras que el de JPMorgan Chase es de 90 dólares.

Pero, más allá de Wall Street, hay varios foros y clubes de propietarios regionales que se reúnen en el Zoom o se reúnen para ver la última estación de Supercharger de Tesla.

El podcast semanal de Ryan McCaffrey “Ride the Lightning” ya tiene cinco años y el “Tesla Daily” de Rob Maurer se emite todos los días de la semana. Smith dijo que probablemente pasa dos o tres horas al día aprendiendo sobre Tesla, a menudo desplazándose por los foros en su hora de almuerzo.

Tesla contuvo en forma plena a los inversores minoristas como ninguna otra empresa que cotice en bolsa. Sus llamadas trimestrales de ganancias regularmente presentan preguntas de la multitud. Durante una polémica llamada de ganancias en mayo de 2018, Musk criticó a los analistas de Wall Street por hacer preguntas secas y “aburridas, estúpidas”. “Vamos a ir a YouTube”, dijo, y luego permitió que Gali Russell, el anfitrión de un programa de entrevistas financieras orientado a los milennials, hiciera preguntas durante 23 minutos.

El lunes la acción de Tesla se suma al índice S&P500; y enfrentará un nuevo desafío con inversores más sofisticados
El lunes la acción de Tesla se suma al índice S&P500 y enfrentará un nuevo desafío con inversores más sofisticados (Mike Segar/)

En enero, Musk sostuvo que los inversores minoristas tienen “conocimientos más profundos y precisos” que muchos inversores institucionales y analistas. En este sentido, Laura Goldman, de 62 años, afirmó que los analistas con sede en Nueva York no se percataron del atractivo que la empresa tiene para una generación más joven que está muy preocupada por la crisis climática.

Goldman, una experimentada bróker, ni siquiera tiene un coche, y mucho menos un Tesla. Sin embargo, compró 300 acciones de la compañía en el otoño de 2010, unos meses después de su oferta pública inicial y adquirió más acciones con el tiempo. Ella expresó que los fabricantes de automóviles como General Motors y Ford Motor parecieron quedarse al margen cuando llegó el futuro electrificado. “Tengo amigos republicanos ricos”, dijo. “Cuando empezaron a comprar coches Tesla, eso me convenció de mantener las acciones.”

Ayer, estuvo a punto de unirse a las filas de los millonarios del papel, al expresar que sus acciones de Tesla valían casi 984.000 dólares. Ella señala cómo Musk es a menudo retratado como un loco, como si eso fuera negativo. Pero la versión del multimillonario de la locura es la voluntad de empujar los límites, dijo, y cree que esa es la razón por la que Tesla ha tenido éxito.

También están los inversores en las acciones de Tesla que son orgullosos propietarios de los coches de la compañía. Basilea Termanini, 60 años, recibió su primer Tesla, un Modelo S, en la víspera de Navidad de 2012. Ya tuvo siete y actualmente conduce un Modelo Y en Pittsburgh, donde es médico. “Conducir un Tesla es como la diferencia entre un televisor en blanco y negro y en color”, dijo Termanini a Bloomberg.

Invirtió en la compañía unos meses después de la oferta pública inicial de junio de 2010 y dice que su inversión ha crecido a más de 2,5 millones de dólares, entre opciones y acciones. Ha negociado a lo largo de los años, pero no está vendiendo ahora, una decisión que se facilita por el hecho de que tiene una cartera diversificada.

Invertir en una sola empresa, en particular una tan históricamente volátil como Tesla, es arriesgado. Pero el atractivo del sector es sencillo de comprender.

“Los vehículos eléctricos son una de las áreas de la transición energética con la que las personas pueden relacionarse mucho”, dijo Colin McKerracher, jefe de análisis de transporte en BloombergNEF. “La movilidad es personal de una manera que el suministro de electricidad descarbonizante, por ejemplo, no lo es. La forma en que enciendes las luces va a seguir siendo la misma si fue alimentada por energía solar o gas y carbón en el pasado. La forma en que conduces se ve y se siente diferente en esta nueva era, y no subestimaría la emoción que está creando para los inversores”, explicó.

La pregunta para muchos de estos Teslanaires es qué hacer ahora. ¿Extender algún riesgo en otras inversiones? ¿Vender para embolsarse algunas de las ganancias? ¿O quedarse con Musk?. Goldman dijo que estará observando de cerca para ver cómo las acciones se negocian como parte del S&P 500 desde la semana próxima, ya que este cambio significa que Tesla aparecerá en más fondos de inversión y grandes holdings institucionales. “La volatilidad y los fanáticos de las acciones son parte de lo que hizo que invertir en Tesla fuera tan divertido”, aclaró. “Fue divertido ser parte de la lucha contra el establecimiento. No es tan divertido ser parte del S&P”

Smith no tiene una estrategia de salida para su inversión en Tesla, pero comenzó a pensar en construir finalmente, o comprar, su propia casa; por ahora, su hermano y él comparten una casa que su abuelo construyó en Cudahy, Wisconsin. El lunes, el día en que Tesla se une al S&P, es su cumpleaños número 33. Se mantiene optimista sobre el futuro de Tesla, apuntando a lo que él ve como el crecimiento que está por venir.

“El próximo gran hito son las entregas del cuarto trimestre, cuando Tesla podría llegar a 500.000 entregas para el año”, dijo Smith, que tiene una camiseta de Cybertruck y fue capaz de conseguir una botella de “Teslaquila” antes de que se agotara.

“Entonces tienes la nueva producción de baterías en Texas y el Cybertruck, que ni siquiera necesita un taller de pintura. Está el lado de la energía del negocio. No creo que la gente se dé cuenta de la magnitud de las ambiciones de Tesla”, expresó en este artículo de Dana Hull y Tom Maloney.

Seguí leyendo:

Viento de cola: salta el precio de la soja en la apertura del mercado de Chicago

La mejora de los precios internacionales de la cosecha permitiría que las exportaciones alcancen los USD 31.000 millones en 2021