Último momento

Senado: Taiana realizó una comparación con la violencia de género en medio del debate por la quita de fondos a CABA

Jorge Taiana habló en el plenario de comisiones (Infobae)

La discusión entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio en torno a la transferencia progresiva de facultades y funciones de seguridad, y sus correspondientes partidas, subió de tono con el discurso del senador Jorge Taiana que comparó los planteos de la oposición con argumentos a favor de la violencia de género cuando hay “victimarios que se presentan como víctimas”. Le respondieron Martín Lousteau, Esteban Bullirch y Guadalupe Tagliaferri mientras que la tucumana Beatriz Mirkin ensayó una defensa de su colega José Alperovich, de licencia por un supuesto caso de abuso.

Taiana, que reemplaza a Cristina Fernández de Kirchner en su banca desde diciembre -compartieron boleta en las legislativas de 2017- se mostró enfático: “Quieren transformar al victimario en víctima, ‘la maté porque me hacía la vida imposible’. No entendía por qué me acordaba de eso, me acordaba de eso porque algunas de las opiniones preopinantes presentan ser como víctimas cuando son victimarios”, apuntó. Luego agregó: “Lo que se está haciendo es reparar una arbitrariedad manifiesta, amiguista, insolente con los que menos tienen que realizó el ingeniero Macri en su Gobierno y que ha tenido cómplices”.

Para Taiana esas partidas, $86.000 millones según apuntó Sacnun, no se usaron para seguridad sino “para gastar en el lugar donde mejor estaban, para hacer política con eso, sabiendo que despojaban al resto del país de recursos”. Puso como ejemplo: “Romper y arreglar las veredas todo el tiempo es una de las grandes cosas que ha hecho el señor Rodríguez Larreta. La arbitrariedad la cometió Macri y la aceptó Rodríguez Larreta que aceptó dinero que no le correspondía”.

Finalmente el bonaerense pidió: “Dejen de robarse Costa Salguero” en referencia al proyecto de vender ese espacio frente al río para construir torres. “Quieren privar a los vecinos de la ciudad de la playa, la costanera, con la complicidad de legisladores que están presentes en este Senado, se quejaban de que no había negociación, ahora hay negociación y se siguen quejando, por favor, dejen de quejarse, más humildad y dejen de robarse Costa Salguero”.

La participación de Taiana subió el tono del plenario. Esteban Bullrich, ex ministro porteño y nacional, reprochó la metáfora. “Es perverso”, le respondió. Y continuó: “Es perverso hablar de negocios del gobierno estando en el gobierno más corrupto”. En su breve participación alertó que “quieren dominar al opositor que más les preocupa”. Guadalupe Tagliaferri consideró “chabacano” el discurso del oficialista y recordó que Anabel Fernández Sagasti, vicepresidenta del bloque del Frente de Todos, suele pedir que no se tiña todo lo político con la cuestión de género.

Martín Lousteau se sumó a los cuestionamientos y recordó que el bloque oficialista tiene un senador “suspendido por denuncias de abusos” y que “el menemismo vendió toda la costanera”. La tucumana Beatriz Mirkin dijo que no iba a defender esa situación pero le pidió “que sea justo” y aclaró que Alperovich no está suspendido sino de licencia.

Lousteau, que tomó la palabra varias veces, fue el más técnico. “No es por espíritu de negociación que se hace, es que para terminar de perpetrar esto, un mínimo de diputados exigieron una mímica de negociación”, denunció el senador por Evolución-UCR, el primero en abrir la ronda de discusión. Habló de que se busca “someter a las jurisdicciones”, que “no hay voluntad de diálogo” y repitió que “no se abre un proceso sincero de negociación”.

Además recordó que en las comisiones del Senado, por donde hace dos meses se debatió con varios expositores el proyecto, tanto el presidente como el vicepresidente del CFI aseguraron que ese Consejo que reúne a los gobernadores y sus ministros no tiene injerencia en estas cuestiones. El Consejo Federal de Inversiones fue incluido en Diputados para que dé opinión sobre lo que eventualmente acordaran Nación y Ciudad en la comisión que debería conformarse tras la sanción de la ley para definir cuál será el monto a transferir que la ley calcula en $ 24.500 anuales.

Ex adversario electoral de Horacio Rodríguez Larreta, Lousteau apuntó que el objetivo “es debilitar a un gobernador que no es afín a ustedes y tiene alta popularidad”. Y advirtió que mientras se negocie en esa comisión, “se le quita $ 150 millones a la Ciudad por día”.

comisión de Asuntos Constitucionales por la Coparticipación de  la Ciudad Senado
Martín Lousteau fue uno de los senadores que salió al cruce

La oposición hizo un cambio de senadores para defender la plata de la Ciudad en el plenario de Asuntos Constitucionales y Presupuesto que presiden Sacnun y Carlos Caserio. En el inicio de la discusión, a las 8.07, avisaron que Guadalupe Tagliaferri, ex ministra del gobierno porteño y actual senadora por el distrito, ocuparía el lugar del formoseño radical Luis Naidenoff, presidente del interbloque de Juntos por el Cambio. El Frente de Todos volvió a hacer un cambio de nombre también: volvió Beatriz Mirkin a la comisión de Presupuesto donde había sido reemplazada por Ana Almirón, de La Cámpora. Las dos tuvieron un rol fuerte en el debate.

Tagliaferri dijo que la ley es “anticonstitucional” y que se violenta la autonomía de un distrito, además de señalar que se trata de un “asalto a mano armada para desfinanciar la ciudad y ponerla de rodillas”.

Según el proyecto en revisión, la transferencia de la seguridad demandaría unos $24.500 millones. Pero la cifra solo se utilizará como cálculo para transferencias mensuales hasta que la gestión de Rodríguez Larreta acuerde con la Nación un nuevo número.

Esta semana el jefe de gobierno, en conferencia de prensa en la que lo acompañaron los senadores de su partido, rechazó este convenio y la cifra que se calcula. También mostró su malestar por la inclusión del CFI donde la mayoría de los gobernadores, peronistas, ya se manifestaron a favor del recorte a la Ciudad.

Caserio, como presidente de Presupuesto admitió que “esta no es nuestra propuesta, la nuestra es la que votó el Senado” y que se modificó por pedido de otro sector que en caso contrario no hubiera votado a favor. Descartó que se apunte a debilitar al jefe de Gobierno. “Es una cosa ridícula, el Presidente se va a votar dentro de tres años y hay pandemia, estamos con gente muerta de hambre”, consideró entre una lista de problemas actuales que enumeró. Fernández Sagasti apuntó por su parte a los “atropellos” de Mauricio Macri que “firmó DNU entre gallos y medianoches a espaldas de las provincias”. “Les dieron de más” recordó y justificó el actual proyecto como corrección para que “no se queden con dinero de más que le corresponde a todos los argentinos”.

Antes de pasar a la firma del dictamen, Sacnun insistió en que no se discute coparticipación. E insistió en que los $ 86.000 millones adicionales de Macri a la Ciudad “no se pueden defender en nombre del federalismo”. Y se explayó sobre el concepto de autonomía porteño para que constara en la versión taquigráfica. “De ninguna manera podemos admitir que la ciudad de Buenos Aires es una provincia”, subrayó para desestimar argumentos opositores. Dijo que hacerlo sería “una aberración jurídica” y que para que tenga el status de provincia “deberán llamar a una reforma de la Constitución”.

“No creo que pueda convencer al Frente de Todos”, admitió Julio Cobos, que no integra ninguna de las comisiones pero pidió participar.

En Diputados, tras una sesión de casi 19 horas, el oficialismo logró aprobar la ley que fija un monto para la seguridad porteña, menor que el que por decreto estableció Mauricio Macri. Tuvo el mínimo de votos gracias a varios diputados provinciales y el apoyo de los cuatro diputados de Córdoba Federal, el bloque que representa al gobernador Juan Schiaretti. La iniciativa fue modificada para asegurar ese respaldo y pasó nuevamente al Senado donde tras la firma del dictamen en el día de hoy queda habilitado para ser votado a partir del jueves 10 en el recinto.

El convenio de transferencia había sido firmado entre el Estado nacional y el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el 5 de enero de 2016. Votado dos meses atrás en el Senado, el proyecto tuvo que volver a la cámara alta para que trate si acepta o no las modificaciones.

El proyecto fija el financiamiento de los gastos de la Policía Federal que se traspasó a Capital y también una fórmula para su indexación anual. Para el cálculo se estableció 80% del índice nominal del salario promedio de la Policía Federal Argentina y un 20% por el Índice de Precios al Consumidor (IPC). El monto total, fijado en el Presupuesto Nacional en forma anual, se transferiría en doce cuotas. La actualización sería trimestral.

Seguí leyendo:

Crónica de una madrugada de negociaciones: cómo consiguió el oficialismo los votos para avanzar en el recorte de fondos de la Ciudad