Último momento

El último aumento del gasoil generará al campo un gasto extra de 8.000 millones de pesos

El último aumento de los combustibles impactó en la actividad agropecuaria
El último aumento de los combustibles impactó en la actividad agropecuaria (Enrique Marcarián/)

A los reclamos del campo por el impacto que significa la presión impositiva y el desdoblamiento cambiario, se suman los elevados de costos de producción, donde la mayoría de ellos se encuentran dolarizados.

Uno de los principales insumos que demanda la actividad agropecuaria es el combustible, en su mayor medida gasoil que es de vital importancia para la tarea diaria de los productores, especialmente en tiempos como los actuales de siembra y cosecha agrícola.

El último aumento del gasoil del 4,5%, significó para el campo un costo extra de 8.000 millones de pesos. Así lo reflejó un informe de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), desde donde manifestaron: “Insumos a valor dólar, producción a valor peso, una ecuación que no cierra”.

“No es nada nuevo, o algo que no supiéramos. La dirección de YPF dejó claro su intención de atar la actualización de los precios de un insumo sensible y esencial en las distintas cadenas agropecuarias a la evolución del tipo de cambio”, expresaron.

Jorge Chemes
Jorge Cgemes, presidente de CRA

Y agregaron: “El gasoil hará sentir su peso específico dentro de los costos y en el bolsillo del productor, costos con inflación en dólares, y bienes producidos que en su gran mayoría no lo están, ya que su mercado de destino es el interno y no el de exportación. Aunque en este último caso también aplica un tipo de cambio diferencial en contra de la producción”.

Por otro lado, el trabajo de la entidad que preside Jorge Chemes, determinó el impacto de los impuestos en el precio final de los combustibles. “El cambio de planteo en cuanto a la actualización obligatoria trimestral por IPC del Impuesto a los Combustibles Líquidos, y el impuesto al Dióxido de Carbono, aumentan la presión fiscal recaudada con cada carga y es que el 47% de lo pagado por la factura de combustible son impuestos”.

En ese sentido, desde la Confederación señalaron que solamente tomando el último incremento de los combustibles, el campo aportará unos 3.788 millones de pesos en concepto de impuestos. Además, el relevamiento sostiene: “Las asimetrías con lo percibido por el proceso productivo no podrían ser mayores, en lo que va del año la sumatoria de aumentos en el combustible araña el 20 %, afectando de forma más que importante en especial aquellos productores que se encuentran en el interior de nuestras economías regionales”.

El aumento en tiempos de campaña agrícola

Este nuevo aumento del precio de los combustibles se implementó en pleno desarrollo de la campaña agrícola 2020/2021, en medio de una complicada situación climática y aumento de los precios internacionales de los cereales y la soja.

Según la información semanal aportada por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la siembra de maíz con destino grano comercial ya alcanzó el 31,4% del área proyectada en 6,3 millones de hectáreas, unas 200 mil hectáreas menos que en el ciclo anterior.

Además, la siembra de soja ya cubrió más de 4.950.000 hectáreas de las 17.200.000 hectáreas proyectadas para el actual ciclo. Las zonas donde mayor avance de siembra se registró son el sur de Córdoba, el norte de La Pampa, oeste de Buenos Aires, el Núcleo Sur y San Luis.

Por último, la cosecha de trigo alcanzó casi el 20% del área sembrada, con rendimientos muy por debajo de los proyectados, como consecuencia de la falta de precipitaciones en los meses de desarrollo del cultivo. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires proyecta una cosecha total de 16,8 millones de toneladas.

Seguí leyendo:

El “caso Abigail” reavivó los conflictos entre las provincias y los productores rurales por las restricciones a la circulación

El consumidor resiste y la suba del ganado demora en llegar a las carnicerías, por eso los feedlots siguen perdiendo dinero