Último momento

La soja vuelve a subir y roza los USD 440 por tonelada, en su máximo desde agosto de 2014

La soja y sus derivados industriales son los principales productos de exportación de Argentina. (Reuters)
La soja y sus derivados industriales son los principales productos de exportación de Argentina. (Reuters) (JORGE ADORNO/)

El año económico negativo por donde se lo mire, el incremento de los precios de los principales productos de exportación de la Argentina es un aliciente con vistas a un 2021 en el que el agro vuelve a concentrar las expectativas para salir de una crisis que se extiende por tres años.

Este lunes, los contratos de la soja para entregar en enero de 2021 superan los USD 439 por tonelada (+1,2% en el día) en el mercado de referencia de Chicago, EEUU, por primera vez desde agosto de 2014.

Este aumento beneficia las proyecciones de exportación para el año próximo, pues la Argentina es el tercer productor y proveedor mundial del grano, mientras que es el principal proveedor global de sus derivados industriales, harinas y aceites. Junto al trigo y el maíz, este conglomerado agrícola aporta un 40% de las ventas externas anuales.

En los últimos seis meses los precios de la soja progresaron 39%, influidos por temores a une menor producción sudamericana

Los contratos de soja suben por séptima rueda consecutiva este lunes, a USD 439,30, con lo que acumulan a lo largo de 2020 un aumento del 24%, el más amplio desde el 33% observado en 2010, una década atrás.

En la reciente ganancia de la oleaginosa pesan las perspectivas de clima más seco en las principales áreas productoras de la Argentina y Brasil, además de la preocupación por la disminución de los suministros estadounidenses. La cosecha gruesa se concentra en el segundo trimestre del año en Sudamérica, mientras que se está produciendo este mes en los EEUU.

El aceite de soja sube a USD 852,53 por tonelada, mientras que la harina de soja se pacta a USD 444,20 para los contratos al contado en los EEUU, con un alza de 11% y 30%, respectivamente, en lo que va del año.

Este mes, las proyecciones de producción agrícola de Argentina para la campaña 2020/2021 fueron ajustadas a la baja por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos. En efecto, la previsión para la cosecha de soja se redujo a 51 millones de toneladas, 2,5 millones menos que lo proyectado en el mes previo, a la vez que se espera una caída en la cosecha de maíz de un millón de toneladas frente a la campaña 2019/2020.

“A pesar de la fuerte suba en los precios agrícolas, relacionada a una cosecha y stocks menores a los esperados en Estados Unidos, las adversas condiciones climáticas esperadas podrían reducir aún más las proyecciones de cosecha gruesa para 2021. En el plano local, las perspectivas de sequía aumentan ante un nuevo episodio de ‘La Niña’, cuya probabilidad se vio incrementada al 90% y se espera que perdure durante comienzos de 2021, reduciéndose su probabilidad a menos de 50% recién entre marzo y mayo, cuando ya esté comenzando la cosecha de soja y maíz”, puntualizó un informe de la Bolsa de Comercio de Córdoba.

La ventaja de los mejores precios internacionales podría neutralizarse por el estrés hídrico, ante un nuevo episodio de ‘La Niña’

Agregó que “el estrés hídrico afectaría la producción y por ende la entrada de divisas en 2021, que, no obstante, podría verse favorecida por altos precios, que actualmente están en niveles récord de los últimos años”.

“Este año hay una preocupación por la escasez en el mercado”, comentó a Reuters el analista de materias primas de Rabobank, Michael Magdovitz. “Estamos entrando en el período en que hay un mayor requerimiento de humedad para la cosecha brasileña y cuando no queda tanta cosecha estadounidense por vender”.

Si bien algunas lluvias han llegado a las zona núcleo de granos brasileños y argentinos, se necesita más humedad para completar la siembra de soja y maíz e impulsar el desarrollo de los cultivos. Un informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires señaló que la siembra de soja argentina avanzó bruscamente durante la semana pasada después de las lluvias en zonas clave afectadas por la sequía.

“El pronóstico de América del Sur todavía parece seco para la mayor parte de Argentina, y más cálido de lo esperado. Es un pronóstico del tiempo muy preocupante”, explicó Brian Hoops, presidente del corredor estadounidense Midwest Market Solutions.

Los futuros de maíz para diciembre suben 1,3%, a USD 170,70 por tonelada, mientras que el trigo gana 1,7% en el día, a USD 224,14 para las posiciones con entrega el mes próximo, el máximo para el contrato más activo desde el 24 de julio de 2019.

Seguí leyendo:

El campo lamenta las oportunidades perdidas por la falta de previsibilidad y critica las contradicciones del Gobierno

Por la suba de los precios, las exportaciones de soja, maíz y trigo podrían superar los USD 29.000 millones

Los dólares siguen sin aparecer y condicionan la endeble recuperación de la economía