Último momento

Homenaje a Isabel Perón en la CGT: dos libros, una placa y un mensaje desde Madrid

Mensaje de Isabel Perón (Infobae)

“Nos pareció que la mejor forma de recibir el Día de la Soberanía Nacional era homenajear a dos grandes mujeres”, dijo Julio Piumato, secretario general de la Unión de Empleados Judiciales de la Nación (UEJN), al hablar en nombre del Consejo Directivo de la CGT en la presentación de los libros Santa Eva Perón, de Iciar Recalde, y María Estela Martínez, por siempre de Perón, de Diego Mazzieri, en el salón Felipe Vallese de la CGT.

En el panel lo acompañaban, además de los autores, Estela Ferreiro, sobrina y ahijada de María Estela Martínez de Perón, y el padre Pepe Di Paola.

La coordinación del acto estuvo a cargo de Maia Volkovinsky, integrante de la Comisión Directiva de la UEJN.

En el hall de la CGT, se colocó una placa en homenaje a la Presidente derrocada por el golpe de Estado de marzo de 1976, “en eterno agradecimiento por haber legado la ley de contrato de trabajo” y “en reconocimiento a su lealtad y lucha por la causa del general Perón, su defensa de la soberanía nacional y del movimiento obrero organizado”.

CGT Isabel Perón

En buena medida, fue también un acto de desagravio. Diego Mazzieri, autor de la biografía de la viuda de Perón, señaló que “muchos de los que claman por memoria, verdad y justicia cada 24 de marzo, en 1976 estaban celebrando el golpe de Estado y hoy no reconocen que la primera víctima del Proceso de Reorganización Nacional fue la Presidente derrocada y secuestrada”.

“Por eso, reivindicar a la Señora de Perón es homenajear también a muchos trabajadores y sindicalistas, quienes a pesar de haber sufrido detenciones ilegales, desapariciones, vejaciones y torturas, prácticamente no figuran en los libros de historia ni en las crónicas de los medios”, agregó.

Durante el acto, se transmitió un breve audio de Isabel Perón en el cual agradece al autor del libro, al papa Francisco -que recientemente le envió un rosario- y envía un saludo a la CGT.

El mensaje fue enviado a través de Estela Ferreiro, quien aludió a los “entrañables recuerdos de la Señora en la CGT” y reiteró los saludos de Isabel Perón, “especialmente a los trabajadores y a los humildes que, como dijo ella en un discurso, fueron quienes forjaron esta Patria aun a costa de su sacrificio”.

Ferreiro ponderó la profunda religiosidad que su tía ha mantenido desde siempre, y que “la ha sostenido muchos años, a pesar del cautiverio, la persecución y las calumnias”.

CGT Isabel Perón
Estela Ferreiro, al hablar en el homenaje a su tía, María Estela Martínez de Perón, en la CGT. A su lado Julio Piumato, secretario general del gremio de Judiciales, y en primer plano, Diego Mazzieri, autor de la biografía de Isabel

Al respecto, Mazzieri leyó un párrafo de una carta que Isabel Perón le envió hace 10 años: “…sepa que la humana calumnia y detracciones no deben sernos nunca hirientes en tanto es el juicio de Dios el que nos importa en esta hora final. Por lo demás, como decía el General no podrán hacer verdad una sola de las mentiras que esgriman”.

Estela Ferreiro dijo además que no respetar a la viuda de Perón implicaba no respetar “al mismísimo General, que la eligió como esposa y como su representante en importantes momentos de su vida y de la vida política argentina”. “Usan el nombre de Perón para juntar votos mientras mancillan su apellido”, acusó.

Y, en respuesta a cierta tendencia que existió en algunos sectores de enfrentar a Isabel con María Eva Duarte, aseguró que su tía “siempre admiró a Evita”. Y recordó que en el momento conmocionante de la devolución de su cadáver a Perón en Puerta de Hierro -tras un ocultamiento de 16 años- “para que el General no estuviera en shock ni se impresionara tanto, ella tomó coraje y limpió sus cabellos, los lavó, los peinó, y acicaló el cuerpo, lo que habla del amor y devoción que tenía por su marido y por su lucha”.

Iciar Recalde, autora de Santa Eva Perón y también del prólogo de la biografía de Diego Mazzieri, se mostró crítica de la etapa actual: “Argentina se ha convertido en el reinado de la iniquidad y la mentira. No se afirma nada de la realidad, se evaporan las certezas, prevalecen los ánimos divididos, el desencanto y la autodenigración que encubren los grandes dramas nacionales con historia falsificada donde los infames son próceres y los patriotas extraños en su propio suelo”.

Homenaje Isabel Perón CGT
El padre Pepe Di Paola, Iciar Recalde y Julio Piumato

“Una Argentina que ha extraviado la doctrina y a la que se le ocultan las enseñanzas de Perón y de sus dos mejores discípulas, Eva e Isabel”, agregó. Y llamó a “volver a hacer primar nuestros valores: los de la comunidad organizada”, como “el amor al prójimo, la solidaridad y la fe”.

Para Diego Mazzieri, Isabel fue una visionaria que en su último discurso en al CGT anticipó los planes de degradación del salario real, desindustrialización y destrucción del ser nacional argentino. Citó un discurso de la entonces Presidente tras la sanción de la ley de represión del narcotráfico: “¡Ay del futuro de los hijos de nuestra Patria, cuando los centros de poder introduzcan la droga hasta en la misma escuela… ese día ya no estará en juego la libertad de la Patria, sino se debatirá algo mucho más profundo que es la libertad misma de la conciencia del ciudadano!”

También Julio Piumato recordó que “la Señora” había predicho “exactamente lo que se venía y cuál era el proyecto de Martínez de Hoz”, a la vez que destacó que “el tercer gobierno peronista dejó cifras insuperables” como “el salario real más alto de la historia”. “Hoy estamos a años luz de eso. Hoy el 50% de los argentinos cobra un salario por debajo de la línea de pobreza y encima al otro cincuenta le meten la mano en el bolsillo y le cobran un impuesto al trabajo”, señaló.

“Argentina no tuvo chicos pidiendo limosnas en la época del peronismo. Hoy, paradójicamente, algunos quieren matar al niño concebido y eso no es peronismo”, dijo, en alusión al proyecto de legalización del aborto que el Gobierno acaba de enviar al Congreso.

Homenaje Isabel Perón CGT

También aludió a la dimensión espiritual y trascendente del peronismo que en la figura de Isabel Martínez de Perón se reveló en la “dignidad de no claudicar”, lo que le valió ser “la única jefe de Estado que estuvo cinco años presa”.

El padre José María “Pepe” di Paola, autor del prólogo del libro de Iciar Recalde, señaló que en Santa Eva Perón se destaca la profunda espiritualidad de Juan y Eva Perón. “Espiritualidad que no se valora en la política actual pero sí se valoraba en aquel tiempo. No sólo fueron personas de una sabiduría, conocimiento y practicidad muy grandes, sino también de una fuerza, de una experiencia de Dios muy grande. De una enorme espiritualidad, como la de Isabel Perón, que se va al exilio y que en el silencio y en su fe vive el ostracismo”.

“En estos tiempos la espiritualidad es dejada de lado y así estamos de mal en la Argentina- siguió diciendo- porque entonces priman los caminos superficiales, de vacío, sin ningún compromiso y por eso vale lo mismo estar aquí o allá, no hay convicciones”.

“El de Iciar Recalde es un libro que nos invita a la fe y al compromiso y también que pone en evidencia que vivimos en una sociedad alejada de todo esto -dijo-. Tantos años de dejar de lado esta doctrina van haciendo mella en la sociedad argentina. Entonces, cuando se prefiere la muerte antes que la vida, cuando se prefiere un mundo fácil, simple, cuando se olvidan de los descamisados de los barrios populares y de las villas, es que se ha perdido la mística”.

CGT Isabel Perón
De izq a der: Pepe Di Paola, Iciar Recalde, Julio Piumato, Estela Ferreiro y Diego Mazzieri, en el salón Felipe Vallese de la CGT

Seguí leyendo:

Diego Mazzieri: “Le dije a Isabel Perón que, ante tantas falsedades que se vertían sobre ella, había que escribir un libro”

El día que quisieron vender el busto de Isabel Perón que la Rosada encargó en 2007 y un anticuario lo impidió

Isabel Perón, primera presa política de la dictadura: ¿por qué el kirchnerismo no puso su busto en la Casa Rosada?

El papa Francisco le envió un rosario a Isabel Perón por intermedio de un amigo y de su biógrafo