Último momento

Estados Unidos expresó preocupación por las trabas a importaciones de la Argentina en un foro de la OMC

Entre una decena de señalamientos de problemas entre miembros del G20 registrados en un informe de la OMC, Estados Unidos subrayó las licencias no automáticas argentinas como fuente de preocupación REUTERS/Denis Balibouse.
Entre una decena de señalamientos de problemas entre miembros del G20 registrados en un informe de la OMC, Estados Unidos subrayó las licencias no automáticas argentinas como fuente de preocupación REUTERS/Denis Balibouse. (Denis Balibouse/)

Las renovadas trabas a las importaciones que emplea la Argentina para cuidar un nivel de reservas internacionales cada vez más bajo están empezando a hacer registradas por los representantes comerciales de los Estados Unidos. La imposición de regulaciones más estrictas es motivo de quejas entre importadores y empresarios dependientes de insumos llegados desde el exterior desde hace meses, pero según se conoció en un documento dado a conocer ayer por la Organización Mundial de Comercio (OMC), las nuevas trabas y el uso de licencias no automáticas para regular el flujo de ingreso de bienes al país ya captan la atención de los funcionarios de comercio de la principal economía del mundo. Para el Gobierno y el sector se trata de una llamada de atención muy leve, sobre todo de cara al giro que se espera con el recambio presidencial, pero es una primera señal de que las trabas no pasan desapercibidas.

La OMC publicó ayer un Informe sobre Medidas Comerciales del G-20, bloque del que forma parte la Argentina. En un apartado del extenso texto se registran las “preocupaciones” de miembros respecto de medidas de administración del comercio de terceros elevadas el 9 de octubre pasado durante un encuentro del Comité de Licencias de Importación (CIL).

“En la reunión del Comité de Licencias de Importación (CIL) celebrada el 9 de octubre de 202064 , se plantearon nuevas y persistentes preocupaciones comerciales sobre: i) El sistema de licencias de importación de la Argentina (planteado por los Estados Unidos)”, registra el informe.

Se trata de sólo una de las 10 preocupaciones señaladas por los miembros. Las hay contra Brasil, Indonesia, China y varios otros países miembro. La particularidad del señalamiento para la Argentina es que no surge en base a ningún producto puntual sino, más bien en general, respecto al empleo de licencias en si.

Los importadores se quejan por las trabas que pesan sobre bienes administrados con Licencias No Automáticas
Los importadores se quejan por las trabas que pesan sobre bienes administrados con Licencias No Automáticas

Desde mediados de año, comerciantes e industriales se quejan por las trabas que pesan sobre las importaciones. Más específicamente, por la aplicación de licencias no automáticas (LNA) que los importadores están obligados a tramitar para la compra de ciertos productos. A medida que las reservas se encogen y las importaciones superan con creces los niveles que mostraban el año pasado, a pesar de la profundización de la recesión. El crecimiento de la brecha cambiaria desincentiva el ingreso de divisas por liquidaciones de exportaciones e incentiva un adelanto de importaciones, ya que ambas se hacen al tipo de cambio oficial.

El mayor celo oficial en el control aduanero ya despertó quejas entre los importadores, que se quejan entre otras cosas de no poder ni siquiera proveer de insumos a industrias que en algunos casos los usan para exportar.

“La Cámara se ha expresado muchas veces respecto del uso que se está haciendo de las Licencias No Automáticas”, dijo Rubén García de la Cámara de Importadores (CIRA). “Estamos incumpliendo normas de la OMC y los acuerdos automotrices con Brasil, porque los plazos de respuesta para aprobar o no una licencia están muy por encima de lo que establecen las norma”, agregó.

Sin embargo, empresarios con experiencia en las negociaciones comerciales dijeron a Infobae que más allá de las dificultades que se viven en la Aduana, y que generan todo tipo de tensiones entre las empresas, la preocupación expresada por los Estados Unidos ante la OMC es casi de rutina. Está lejos de ser una queja, una protesta o una presentación en contra del país.

“Sobre todo por la perspectiva del cambio de Gobierno en los Estados Unidos, con la salida de Donald Trump y la llegada de Joseph Biden se espera un giro importante hacia el multilateralismo, con lo cual la relación comercial es todo un empezar de cero. Ya no creo que tengamos cambios repentinos como los que vimos en el pasado”, dijo Miguel Ponce, Director Centro de Estudios para el Comercio Exterior Siglo XXI.

“No tiene efecto fáctico, estamos viviendo una transición y más allá de la continuidad de política el foco está en el cambio de administración y las nuevas negociaciones políticas. No digo que no exista, pero le damos el valor que le da la propia embajada, nulo”, agregó Ponce.

Seguir leyendo:

Fuerte preocupación de las empresas alemanas en la Argentina por el tipo de cambio y la demora en la recuperación económica

Hay 2 millones de trabajadores de pymes que todavía no regresaron a la actividad que tenían antes de la pandemia

Cuáles fueron los 14 aumentos de impuestos que decidió el Gobierno en menos de un año