Último momento

Las finanzas de los consumidores estadounidenses están en su mejor nivel en décadas

La reapertura de los comercios requiere que la curva de contagios no se siga disparando (Reuters)
La reapertura de los comercios requiere que la curva de contagios no se siga disparando (Reuters) (Kevin Lamarque/)

Ocho meses después del inicio de la pandemia, las finanzas de los estadounidenses están en la mejor fase de las últimas décadas.

Es una conclusión aparentemente incongruente, teniendo en cuenta los cierres comerciales generalizados a principios de año y el aumento coincidente del desempleo, y ciertamente no se aplica a todas las familias por igual. Pero destaca la fuerza de la economía de Estados Unidos y lo poderosa que fue la respuesta monetaria y fiscal combinada de la Reserva Federal, el Congreso y la Administración de Trump.

Las tasas hipotecarias en niveles históricamente bajos, que reflejan la política ultrarelajada de la Fed, han provocado una ola constante de refinanciamiento y permitido a los propietarios reducir los pagos mensuales o aprovechar el capital. Los estadounidenses también tienen más efectivo, ayudados en parte por el estímulo del Gobierno.

La carga del servicio de la deuda de los hogares también se ha aliviado considerablemente, un alejamiento total de la crisis financiera de 2007-2009 que requirió años de recuperación. Eso, a su vez, es un buen augurio para el gasto del consumidor y su capacidad para impulsar la recuperación económica a través de un período marcado por un fuerte aumento en los casos de coronavirus.

“El consumo en EE.UU. es relativamente estable y, honestamente, relativamente mejor de lo que podríamos haber temido en el apogeo de la pandemia en el segundo trimestre de 2020”, dijo Marianne Lake, directora ejecutiva de JPMorgan Chase para préstamos al consumidor, el 9 de noviembre en una conferencia virtual de inversionistas. “La disposición del consumidor a seguir gastando es una señal bastante positiva para una especie de recuperación económica más amplia”.

Los centros comerciales han recibido a multitudes, con un aumento del consumo minorista (Reuters)
Los centros comerciales han recibido a multitudes, con un aumento del consumo minorista (Reuters) (Adrees Latif/)

Un informe del Gobierno de este martes mostró otro avance en las ventas minoristas en octubre, aunque más moderado y menor al esperado.

A pesar del aumento de casos de covid-19, economistas proyectan una tasa anualizada de 4% de crecimiento económico este trimestre en EE.UU., sin cambios con respecto al pronóstico de octubre, aunque por debajo del aumento récord del período anterior, según una encuesta de Bloomberg.

Si bien la pandemia ha sido financieramente más difícil para las familias de clase trabajadora que para las familias ricas que han estado acumulando gran parte del dinero, los datos muestran que ahora también tienen más dinero en el banco. Eso es importante porque es mucho más probable que gasten ese dinero —dando un impulso a la economía— que los ricos.

Aunque las familias de clase trabajadora han sufrido mucho más el impacto de la pandemia que los ricos, su consumo es mucho más importante para la recuperación económica (Reuters)
Aunque las familias de clase trabajadora han sufrido mucho más el impacto de la pandemia que los ricos, su consumo es mucho más importante para la recuperación económica (Reuters) (EMILY ELCONIN/)

Ian Shepherdson, economista jefe de Pantheon Macroeconomics, dijo que es posible que las estimaciones de crecimiento económico para los próximos trimestres sean revisadas aún más “porque hay una gran cantidad de dinero que está esperando ser gastado”.

Sin embargo, el resurgimiento del virus significa que “la gente no podrá gastar hasta que sea seguro volver a salir”.

Otra razón por la que los ahorros siguen siendo elevados es que la gente se siente incómoda con su trabajo y las perspectivas, en particular en industrias como las de viajes, servicios de alimentación y ocio, en las que la actividad empresarial está más amenazada.

Aunque las “reservas de efectivo” de los que se beneficiaron del estímulo fiscal están empezando a debilitarse, su situación financiera sigue siendo elevada en comparación con los niveles anteriores a la pandemia, dijo Lake de JPMorgan. “Creo que hay suficiente jugo para hacer que la gente termine el año”.

Por su parte, el sector inmobiliario residencial ha desempeñado un enorme papel en el impulso de la recuperación y la mejora de las finanzas de los hogares. Los costos de los préstamos más baratos no sólo han disparado la demanda de casas, sino que la refinanciación de las hipotecas se ha fortalecido. Mientras que la refinanciación de efectivo sólo representa un poco más de un tercio de toda la actividad, una mayor proporción de refinanciación a plazo significa menores pagos mensuales de hipotecas.

Los ahorros de los consumidores podría llegar a fin de año, pero la situación entra en zona peligrosa si en Washington no se aprueba un nuevo paquete económico de rescate (Reuters)
Los ahorros de los consumidores podría llegar a fin de año, pero la situación entra en zona peligrosa si en Washington no se aprueba un nuevo paquete económico de rescate (Reuters) (MIKE BLAKE/)

“Es muy probable que los hogares hayan tenido al menos la capacidad de gastar más, y probablemente estén gastando más y sigan gastando más, porque refinancian y sus pagos son tan bajos en relación con sus ingresos”, dijo David Berson, economista jefe de la compañía de seguros y servicios financieros Nationwide.

“El consumidor entró en esta crisis en una posición bastante fuerte en términos de balances de los hogares y la liquidez de los hogares y las cargas del servicio de la deuda”, dijo Lake de JPMorgan.

(Bloomberg)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Joe Biden afirmó que la economía de EEUU debe recibir un estímulo inmediato para hacer frente a los efectos de la pandemia

La impresionante cifra que ganaron los ejecutivos de Moderna en solo un día con la promesa de la vacuna

Detrás de la estrategia de Trump para transformar la derrota en victoria