Último momento

El gobierno oficializará el lunes o martes una nueva prórroga de la suspensión de despidos

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni

El gobierno oficializará entre el lunes y el martes próximo la prórroga por 60 días más de la prohibición de despidos, confirmaron a Infobae fuentes del ministerio de Trabajo.

La prórroga será a través de un DNU que ya tiene la firma del presidente Alberto Fernández y el titular de la cartera de Trabajo, Claudio Moroni, pero debe ser firmado por todos los ministros del Gabinete, por lo que se publicará el lunes o martes próximo en el Boletín Oficial.

En cuanto a la doble indemnización, desde Trabajo señalaron que como está incluida en la ley de Emergencia Económica, es una cuestión que está en proceso de definición en el ámbito de la Jefatura de Gabinete y podría extenderse por 180 días mediante un decreto que luego debería ser ratificado por el Congreso.

Hoy, en declaraciones por radio La Red, Moroni, uno de los funcionarios más claramente “albertistas” del gobierno, explicó las razones de la nueva prórroga de la prohibición de despidos. “Hemos sido constantes en decir que en situación extraordinarias debíamos tomar medidas extraordinarias de protección de despidos y empresas; siempre dije que mientras se mantuviera la situación complicada, esas medidas se iban a mantener”, señaló. “Si bien la situación está mejorando, mantenemos las medidas”, dijo Moroni quien aseguró que cuando la situación se supere “revisaremos esas medidas”.

Hasta la Navidad, y más allá

El funcionario precisó que según las normas actuales la prohibición de despidos rige hasta el 26 de diciembre y que con la nueva extensión “regirá hasta fines de febrero”.

Además, consultado sobre las recientes críticas de la CGT a los recortes de ayuda social y sobre la fórmula de movilidad jubilatoria que propuso el gobierno, Moroni dijo que la relación del gobierno con la central obrera está “como siempre, perfecta”.

A raíz de los recientes anuncios, la central obrera pidió una reunión con el gabinete socioeconómico, que aún no fue confirmada por el gobierno. Según el ministro, el comunicado en que la CGT expuso sus críticas “es razonable: tienen una serie de inquietudes y las reflejan públicamente”. Además, descartó de plano la posibilidad que el gobierno fuera a cobrar la aplicación de la vacuna contra el COVID-19 a las obras sociales. “Las declaraciones sobre vacunas fueron claras, las va a proveer el Estado”, recordó.

Sin prórroga del IFE

Moroni justificó en cambio el fin o recorte del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), el principal programa de ayuda monetaria a los sectores más vulnerables y afectados por la caída de la actividad económica debido a la pandemia y la larga cuarentena dispuesta por el gobierno.

“El IFE era una medida extraordinaria en medio de un parate extraordinario. Pero la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) muestra que el empleo está creciendo fuertemente entre los monotributistas”, argumentó el ministro. “Eso quiere decir que está aumentando mucho el empleo informal: la gente se registra como monotributista cuando tiene tanta actividad que no puede mantenerse sin facturación”.

El empleo está creciendo fuertemente entre los monotributistas; eso quiere decir que está aumentando mucho el empleo informal; la gente se registra como monotribusta cuando tiene tanta actividad que no puede mantenerse sin facturación

Por eso, explicó, “vemos que no es necesario mantener el IFE, pero mantenemos programas del ministerio de Desarrollo Social y la Asignación Universal por Hijo (AUH)”.

Moroni descartó que los recortes tengan que ver con la visita de una misión del FMI y la negociación de un programa económico con el organismo. “Tiene que ver con la racionalidad, no tiene sentido mantener el mismo grado de ayuda de cuando la economía estaba absolutamente parada la economía ahora que estamos en actividad plena”, afirmó. Y descartó que vayan a producirse problemas a fin de año. “El estado siempre ha resuelto de algún modo las cosas de fin de año. Y así será otra vez; si hay alguna necesidad será resuelta por el gobierno, pero no podemos mantener las mismas herramientas de cuando la economía estaba totalmente parada”.

El titular de Trabajo defendió enfáticamente la política oficial y el manejo de la crisis. “Me llaman la atención las comparaciones que se hacen contra el año pasado, cuando todas las economías de la región crecían, menos la argentina”, señaló. Por eso, explicó, “Yo comparo con el 2002, en que el salario perdió 20 puntos; hacia fin de este año los salarios nominales crecerán 35%. Hay claramente un programa de desarrollo, sin el cual no crece el empleo, que no es un hongo que crece por sí solo”, concluyó.

La UIA no dice lo mismo

informe uia

Un informe de la Unión Industrial Argentina (UIA) difundido ayer, sin embargo, precisó que 61% de las firmas fabriles cree que en 2021 la situación económica del país será peor, no mejor. Según el relevamiento, 85% de las firmas consultadas tenía al menos 10% del personal licenciado y suspendido y el 20% realizó suspensiones. “Para hacer frente a esta situación, un 33% incrementó la plantilla del personal”, dice el informe fabril.

“Este panorama indica una recuperación heterogénea que avanza gradualmente. La progresiva normalización de la actividad en el ámbito de AMBA en octubre y noviembre podría favorecer esta tendencia”, dice el estudio de la UIA, según el cual un 40% de los establecimientos fabriles registró caídas en la producción mayores al 25%; y un 3% continuó paralizado.

Seguí leyendo:

Préstamos para pymes: qué opciones ofrece el mercado y a qué tasa de interés a las empresas más afectadas por la pandemia

Con la suba de octubre, la Argentina volvió a ocupar el segundo lugar en el podio mundial de la inflación

Potenciar Joven: cómo inscribirse a la beca laboral que lanzó el Ministerio de Desarrollo y paga $8.500 mensuales