Último momento

Senadores del kirchnerismo y de Juntos por el Cambio se cruzaron por el avance del Frente de Todos contra el procurador Casal

PLENARIO DE DERECHOS Y DE JUSTICIA Parrilli

El kirchnerismo inició esta tarde el tratamiento de dos proyectos de ley para acortar el mandato del Procurador General interino, Eduardo Casal, modificar el mecanismo de remoción y, según explicitó Oscar Parrilli, presidente de la comisión de Justicia y Legislación Penal, desempolvarían otros proyectos que perdieron estado parlamentario, uno de Federico Pinedo y otro de Miguel Angel Pichetto, con el objetivo de cambiar también la forma de designación del jefe de los fiscales federales que hasta ahora requiere el voto de los dos tercios del Senado. Si se avanzara en el debate podría bajarse a una mayoría especial.

El neuquino sorprendió ayer a sus pares al convocar a una reunión para esta tarde para analizar las iniciativas de Martín Lousteau (Juntos por el Cambio) y Lucila Crexell (Movimiento Popular Neuquino) que fijan un plazo limitado para el Procurador. Ante la convocatoria de Parrilli, ambos presentaron una nota para retirar las iniciativas a lo que el oficialismo respondió que sólo es posible si se vota en el cuerpo legislativo y que no alcanza con la voluntad de los autores. Incluso Parrilli contó que llamó tanto a Lousteau como a Crexell y que ambos aceptaron discutir, hasta que hoy cambiaron de opinión.

“Ninguno se tiene que asustar ni preocupar porque se intenta discutir”, arrancó Parrilli. Lo apoyaron dos senadores de su bloque. Primero María de los Angeles Sacnun, quien explicó que “cuando un proyecto de ley ingresa al Senado, a través de mesa de entradas, asume estado parlamentario y una vez que ha sido incluido no puede ser retirado por la simple voluntad de un senador o senadora por más que sean los autores”. Luego defendió la estrategia K el rionegrino Martín Doñate, que no es miembro de la comisión pero preside la Bicameral de Seguimiento y Control del Ministerio Público Fiscal desde donde se impulsó una docena de pedidos de juicio político contra el fiscal interino Eduardo Casal.

El senador cordobés por el PRO Ernesto Martínez Carignano pronunció un duro discurso, calificó como de “conversatorio" la reunión y reclamó al bloque de senadores del Frente de Todos a que “sinceren las cosas y que se termine con esa fantochada de comisión consultiva” en referencia a la comisión que conformó el Poder Ejecutivo para analizar una reforma judicial. “Usted saca de un canasto dos proyectos que ya sus autores no quieren tratar”, le dijo a Oscar Parrilli a quien le pidió “no destrozar la figura presidencial”. Deslizó además que desde el Senado se compite con el proyecto que Alberto Fernández presentó en Casa Rosada y acusó al propio oficialismo porque “están degradando” el acuerdo institucional.

Martínez Carignano fue enfático: “No tiene ninguna importancia lo que haga, diga, conforme, o consulte el señor Presidente de la Nación porque la verdad está acá, en su decisión senador Parrilli de sacar como sea y de donde sea el conejo de la galera para que el procurador sea avalado por la mayoría simple del Senado”. El senador además apuntó que la oposición desconoce la propuesta del Frente de Todos: “Este no es el proyecto del oficialismo. Ustedes están agarrando la camiseta de otros muchachos, no corresponde en el fair play del Congreso”.

La fundamentación política del retiro de las iniciativas por parte de Lousteau y Crexell la dio Luis Naidenoff, jefe del interbloque de Juntos por el Cambio. Si bien aceptó que es legal el tratamiento, conforme al artículo 137 del reglamento, manifestó que “implica una enorme desligitimidad” después de que los autores de los proyectos manifestaran su deseo de retirarlos.

“No venimos a cuestionar el espíritu del artículo 137 del reglamento del Senado, un proyecto hasta tanto no lo trate el cuerpo puede tener vigencia pero cuando los autores suscriben el retiro del mismo, tratarlo es una ilegitimidad política”, expresó y propuso al oficialismo que inicie el proceso de designación del fiscal general a través de la convocatoria a la comisión de Acuerdos. “Si están los votos será y sino será otro”, consideró a sabiendas de que de el oficialismo no cuenta con los dos tercios para que avance el pliego del juez Daniel Rafecas, el candidato propuesto por el Presidente.

Naidenoff también cuestionó los planteos contra Casal. “Es una decisión política del oficialismo, 12 pedidos de juicio político”, citó sobre el tratamiento en la Bicameral que preside Doñate. Exigió también “garantía de normalizar la institucionalidad”. “Si convocan a la comisión de Acuerdos la semana que viene vamos a discutir y a debatir”, se mostró contemplativo, pero insistió en que “no queremos modificar la mayoría de los dos tercios”.

Doñate por su parte mostró su sorpresa por el retiro de los proyectos y recordó que todas las iniciativas al respecto tuvieron como autores a senadores de la oposición. “Es una ezquizofrenia política que pocas veces he visto en mi corta carrera política”, dijo al respecto el rionegrino. “Parece que la razón la tiene la minoría que perdió las elecciones”, consideró y sin nombrarlo se refirió a Lousteau porque “hace un mes o 45 días el autor del proyecto planteaba en el recinto su propuesta, la necesidad de discutir la reforma en todos los ámbitos de la Justicia y se jactaba de tener un proyecto y lo ofrecía para que lo discutamos, después de ese cacareo institucional no lo quieren tratar y retiran el proyecto, es un delirio”.

Además, tampoco esquivó la acusación (PRO) fue irónica y agradeció a Doñate que defendiera los proyectos de la oposición retirados y dejó una duda al mencionar rumores respecto d que el propio Parrilli, o Graciana Peñafort, directora de Asuntos Jurídicos del Senado, serían candidatos kirchneristas para la Procuración. “No somos tontos”, terminó. Parrilli le agradeció “la postulación”.rchner, Carlos Beraldi, uno de los elegidos por Alberto Fernández junto con otros especialistas.

La cordobesa Laura Rodríguez Machado (PRO) fue irónica y agradeció a Doñate que defendiera los proyectos de la oposición retirados y dejó una duda al mencionar rumores respecto de que el propio Parrilli, o Graciana Peñafort, directora de Asuntos Jurídicos del Senado, serían candidatos kirchneristas para la Procuración. “No somos tontos”, terminó. Parrilli le agradeció “la postulación”.

Seguí leyendo:

Lousteau y Crexell retiraron sus proyectos de reforma de la Procuración: “El kirchnerismo busca pervertir el espíritu de nuestras iniciativas”