Último momento

Cristina Kirchner, Amado Boudou y Lázaro Báez encabezan la lista de imputados que ya no serán investigados por la Oficina Anticorrupción

Felix Crous
Félix Crous

La Oficina Anticorrupción (OA) del gobierno de Alberto Fernández dejará de ser querellante en varias causas de corrupción que fueron impulsadas por la administración Mauricio Macri. El actual director, Félix Crous, alegó ausencia de personal calificado y argumentos técnicos procesales para justificar una medida institucional con fuerte contenido político.

A través de una resolución administrativa, el director Crous comunicó que: “Habrá de disponerse el desistimiento del rol de querellante en los procesos penales en los que se interviene en tal carácter. Para contribuir al orden de la litis, en aquellos que transitan la etapa de audiencia oral de juicio, se dará cumplimiento a lo aquí dispuesto cuando culmine la recepción de la prueba propuesta por la representación de esta Oficina. En aquellos en que, concluida la audiencia oral, se ha concretado la pretensión punitiva, cuando el Tribunal de juicio dicte sentencia”.

Crous disolvió la oficina de Litigios y señaló que la falta de personal es la causa por la cual la OA dejará de ser querellante. Al salir de su rol de querellante en los casos, la OA -si es que no hubiera otro querellante como la AFIP o la UIF- dejará el impulso de la acción penal en mano de los fiscales.

Cuando Laura Alonso terminó sus funciones al frente de la OA en 2019 publicó un balance de gestión en el que explicaba en cuántas causas era querellante. “Actualmente, la OA querella en 38 causas, 3 de las cuales se encuentran en instancia de juicio oral por hechos de corrupción (Ruta del Dinero, Trenes Chatarra y Obra Pública). Asimismo, en 2019 se elevó a juicio la causa Hotesur (19 procesados), la segunda parte de Obra Pública en Santa Cruz (10 procesados), la causa de Río Turbio (19 procesados) y seis tramos de la causa de Cuadernos (47, 6, 13, 7, 53 y 10 procesados). Por otra parte, durante el primer semestre de 2019 fue condenado el ex Secretario de Obras Públicas de la Nación, José López, a 6 años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos en el marco de la causa por enriquecimiento ilícito donde la OA ejerció el rol de querellante. La sentencia también ordenó el decomiso del dinero y bienes incautados al ex funcionario”.

La administración Crous ya había mostrado su intención de dejar de ser querellante en casos en los que estuvieran investigados ex funcionarios kirchneristas. Así fue que al principio de su gestión desistió de ser querellante en el caso Hotesur-Los Sauces, entre otros.

En ese caso se investiga el alquiler que realizaron las empresas de Lázaro Báez de habitaciones de los hoteles de la familia Kirchner. Los hoteles eran gerenciados por la firma Hotesur, y la Justicia sospecha que esos cuartos permanecieron vacíos, pero se s simularon las contrataciones como una manera de facturar y de que ingresara dinero blanco a las arcas de la familia Kirchner.

La causa llamada Ruta del Dinero K está actualmente en juicio oral y público y se investiga al empresario kirchnerista Lázaro Báez por lavado de dinero. El fiscal del caso pidió 12 años de prisión para Báez y la OA solicitó una pena de ocho años y seis meses.

El caso denominado como Obra Pública tiene a la vicepresidenta de la Nación Cristina Kirchner como imputada. Se investiga el otorgamiento de obra pública vial a Báez en la provincia de Santa Cruz.

El caso llamado Trenes Chatarra tiene a Julio De Vido y a Ricardo Jaime como principales imputados por la compra millonaria de trenes en desuso en España y Portugal. Jaime era secretario de Transporte y De Vido estaba a cargo del ministerio de Planificación del que dependía Transporte.

El Caso Cuadernos donde la OA es querellante aún no llegó a juicio oral y público. Allí la principal imputada es Cristina Kirchner y se investiga el pago de coimas por parte de las más importantes empresas de obra pública-algunos empresarios lo admitieron- para ex funcionarios kirchneristas. El Caso Cuadernos se dividió en varios expedientes de acuerdo a donde trabajaban los ex funcionarios que cobraron coimas. Hubo también ex funcionarios que admitieron haber cobrado coimas.

Según fuentes de la OA de la administración anterior, esa oficina-creada en el año 2000- es aun querellante en casos iniciados contra funcionarios del gobierno de Carlos Menem. Entre esos casos se hallan el Caso IBM-Banelco, la entrega del espectro radioeléctrico a la empresa Thales y el pago de sobresueldos a funcionarios, entre otros.

La OA también figura como querellante en la causa que ya está elevada a juicio por administración fraudulenta en la que está imputada Romina Picolotti, quien llegó de la mano de Alberto Fernández a la secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable durante el primer kirchnerismo.

La OA también es querellante en el caso de las coimas en el Soterramiento del Sarmiento
La OA también es querellante en el caso de las coimas en el Soterramiento del Sarmiento

El ex vicepresidente Amado Boudou, condenado y detenido por el Caso Ciccone tiene otros expedientes abiertos en los que la OA es querellante. Uno de los expedientes versa sobre el enriquecimiento ilícito del ex vice, y también en la que se conoce como la ruta del dinero del Caso Ciccone. La OA también es querellante en el caso de las coimas cobradas por la sociedad The Old Fund y pagadas por el gobierno de Formosa para un asesoramiento inexistente. La empresa The Old Fund es la que compró Ciccone y está vinculada con Boudou. Esa causa-en la que está involucrado el gobernador formoseño Gildo Insfrán- pasó ahora a la justicia ordinaria de Formosa.

La OA también es querellante en el caso denominado Once II en el que el ex ministro Julio De Vido fue condenado por su responsabilidad en la administración fraudulenta de los recursos del Estado que derivaron en la Tragedia de Once. La condena de De Vido se encuentra apelada en la Casación.

La OA es querellante en el caso que ya fue enviado a juicio oral y público en el que el ex Jefe del Ejército del kirchnerismo, César Milani, quien fue procesado por el delito de enriquecimiento ilícito por no haber podido justificar los ingresos para la compra de su casa.

En otra investigación por enriquecimiento ilícito en la que la OA es querellante es la que implica a Carlos Liuzzi, quien fuera segundo de Carlos Zannini durante los años en los que el actual procurador del Tesoro de la Nación fue secretario Legal y Técnico de Néstor y Cristina Kirchner.

La OA de Alonso se había presentado como querellante en la causa en la que se investigaba a Gustavo Arribas, ex director de la Agencia Federal de Inteligencia durante el gobierno de Macri. Se lo acusaba y fue sobreseído por una vinculación con un pago hecho por una persona involucrada en el Caso Odebrecht.

En el caso de pago de coimas pagadas por Odebrecht y sus socias argentinas para la realización del Soterramiento del Sarmiento, en el que están imputados De Vido, Jaime y el primo del ex presidente Macri, Angelo Calcaterra, la OA también es querellante. Esa causa aún no pasó a juicio oral y público.

La OA conducida por Laura Alonso desistió de ser querellante-antes de 2019- en causas en las que también estaban acusados ex funcionarios kirchneristas como el conocido como Caso Skanska.

Seguí leyendo

Declaraciones de Crous al inicio de su gestión