Último momento

Mercado Pago, listo para competir: la fintech de Marcos Galperin asegura que los bancos que se unieron para enfrentarla no son una amenaza

Paula Arregui, vicepresidente senior de Mercado Pago

Mercado Libre es la empresa más grande de la Argentina, según su valor de mercado en la bolsa: USD 53.600 millones (llegó a USD 60.000 millones hace algunas semanas). También es una de las mayores de la región. Pero uno de los “hijitos” del gigante del e-commerce ya es más grande que él mismo. Se trata de su principal servicio, Mercado Pago. La plataforma de pagos digitales tiene casi 11,5 millones de usuarios y creció 95% en el segundo trimestre, período en el cual procesó 404,8 millones de transacciones por un valor de USD 11.214,3 millones (más de la mitad por fuera de Mercado Libre).

Marcos Galperin debe sonreír del otro lado del charco. El fundador de la empresa, que volvió a vivir con su familia a Uruguay cuando Alberto Fernández asumió la presidencia, tiene a los bancos entre ceja y ceja desde hace varios años. Luego de “democratizar el comercio” se propuso el desafío de hacer lo mismo con los servicios financieros. Conoce el tema: luego de terminar el secundario en el Colegio San Andrés, fue a Wharton, la escuela de negocios de la Universidad de Pensilvania, a estudiar finanzas. Años después vendrían el master en la Universidad de Stanford, también en EEUU, y la idea de hacer el eBay latino.

Mercado Pago
Uno de los servicios de la plataforma: POS móvil

“Es ridículo, no tiene ningún sentido que los bancos te cobren lo que te cobran. No hay un Amazon, un Google o un Facebook en el mundo financiero. Ni en la educación ni en la salud… todavía. Son industrias enormes totalmente reguladas y la regulación, al final, lo que hace es proteger a los jugadores establecidos”, suele decir Galperin.

Corbatas

Mercado Pago acaba de relanzar su estrategia para competir con los bancos, y hasta hizo un comercial en el que se burla de “las corbatas” –típicas de banqueros y bancarios– y se muestra como un servicio ágil y joven que concentra sus beneficios en su “cuenta digital”. Todo lo contrario a lo establecido, al establishment bancario. También sumarán seguros a sus servicios, bajo la figura de broker y canal de distribución local de pólizas de La Caja.

“Nuestro foco siempre fueron los soñadores latinoamericanos, los emprendedores, los que quieren crecer y a los que muchas veces les cuesta. Los que encuentran muchas puertas cerradas. Ahí es donde quisimos posicionarnos desde siempre”, le dice a Infobae Paula Arregui, vicepresidente senior de Mercado Pago.

— Son la empresa de mayor valor de mercado de la Argentina, por lejos. Tienen 20 años de vida y Galperin es parte de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), que nuclea a los dueños de las grandes empresas locales. ¿No son ya parte del establishment también?

— Hacemos lo imposible para ser de esas empresas que logran crecer sin perder el ADN de garaje. Demostrar que una compañía grande puede no necesariamente transformarse en establishment y seguir fomentando el beta continuo, la innovación y reinventarse cada vez que sea necesario. Un ejemplo: lanzamos los pagos con código QR y nos dijeron que estábamos canibalizando nuestra propia solución de cobro con POS móvil. La verdad, si no nos canibalizamos nosotros mismos lo va a hacer otro.

— ¿Perjudicó la imagen de la compañía que Galperin haya estado en las noticias por irse a vivir a Uruguay?

— Galperin ya había vivido en Uruguay hace años. En verdad, pasó mucho más de los últimos tiempos allá que en Argentina. Tratamos de no poner el foco en esas cosas. Mercado Libre y Mercado Pago están mucho más allá que la noticia de moda. No nos cambia nada si Galperin toma la decisión personal de vivir en Estados Unidos, Uruguay o Argentina.

marcos galperin mercado libre
Marcos Galperin, fundador de Marcado Libre (Bruno Marrone/)

— ¿Qué representa hoy Mercado Pago dentro de Mercado Libre?

— Mercado Pago ya es más grande que Mercado Libre en cantidad de operaciones y en volumen de dinero procesado. Unifica dos grandes mundos, el online, dentro y fuera de Mercado Libre, pero también las tiendas físicas donde se procesan mPOS y QR.

— ¿Cuál es la propuesta diferencial que ofrecen ahora con el lanzamiento de la cuenta digital?

— Unificamos los servicios desde en esta nueva cuenta digital y así salimos a comunicarlo por primera vez. Integramos toda nuestras ofertas de servicios financieros al alcance de la mano de los argentinos, desde el celular.

— ¿En qué se diferencian de los bancos?

— Primero, en el tipo de clientes. A diferencia de las entidades tradicionales, que están concentradas siempre en la punta de la pirámide, en la parte más rentable, nosotros empezamos al revés. Lanzamos 2,1 millones dee nuevos posnet móviles y sin canibalizar nada: le abrimos la puerta a gente que no ofrecía antes esas soluciones. Igual, hoy tenemos grandes clientes que usan esa solución, como McDonald’s, Shell e YPF. Segundo: por medio de un fondo de inversión les pagamos a los usuarios por día por dejar su dinero en la plataforma. Así, abrimos 1,9 millones de nuevas cuentas de inversión. Luego está el cómo hicimos todo eso: con tecnología. La tecnología nos que permite lograr escalabilidad, una buena usabilidad al alcance de la gente, una estrategia móvil e innovación permaente.

Ya operamos en contextos competitivos infinitamente más fuertes que el de Argentina, con jugadores súper desarrollados. En Brasil, por ejemplo. Y nunca lo hemos vivido como una amenaza.

— A Mercado Libre se lo suele criticar por las comisiones que cobra. ¿Qué les cobra Mercado Pago a los vendedores?

— Lo resumo en cuatro grandes bloques. Primero, los pagos sociales: entre personas, amigos. Cuando juntamos plata para un asado, para un regalo. Esa parte no tiene ningún costo, a menos que el que pague lo haga con tarjeta de crédito. Luego, el mundo del QR. Cada vez que un comercio cobra con el código digital paga 0,6% si ese cobro se produce con el dinero en cuenta de Mercado Pago o con tarjeta de débito. Es más barato de lo que tradicionalmente sale una tarjeta de débito si se vende con un POS tradicional. Y cuesta 2% si es con tarjeta de crédito. En promedio, es más barato tener un QR a la calle que un POS tradicional. Luego estpa el link de pago y el mPOS, cada uno con su esquema propio. Es importante decir que no hay costos de acceso: no se adquiere ningún producto.

— Los bancos, a los que definieron como “las corbatas” en el comercial, se unieron y van a lanzar Modo, una plataforma digital unificada para competir con Mercado Pago…

— Con “corbatas” tratamos de reflejar algo que va más allá de una institución, es el ejemplo encarnado del establishment. Aquello que no te permite crecer. No necesariamente son los bancos. Desde Mercado Pago aplaudimos la competencia. Venimos de una Argentina con muy pocas opciones, por eso celebramos que aparezcan nuevas.

mercado Pago
En un nuevo comercial, Mercado Pago se ríe de las corbatas

— ¿No es una amenaza que los bancos se unan para competir con Mercado Pago?

— No, para nada. Primero hay que ver en la práctica cómo sera su propuesta de valor, cómo llegan y que consiguen. Siempre que un jugador nuevo se pone en la cancha puede verse como una amenaza, pero en definitiva estamos todos yendo a buscar segmentos a los que servir. En América Latina, el uso de efectivo es de 60%, ese es el objetivo. El tamaño de torta que tenemos todavía para ganar es gigante. Si ponemos el foco en la peleíta Mercado Pago y los bancos no estamos haciendo lo correcto. No estamos yendo a pelear por esa puntita de la pirámide maravillosa: buscamos siempre dónde hay oportunidades para innovar.

— ¿No les tienen miedo, entonces?

— Ya operamos en contextos competitivos infinitamente más fuertes que el de Argentina, con jugadores súper desarrollados. En Brasil, por ejemplo. Y nunca lo vivimos como una amenaza. Somos digitales de nacimiento y no tenemos que adaptarnos a nada. Es más, este contexto reafirmó que estamos en el sendero correcto y que estamos fomentando las cosas que hay que fomentar.

Mercado Pago ya obraba como agente de retención impositivo, ya teníamos nuestra lógica de estar alcanzados por la normativa del lavado de dinero. Entonces, no es que no estábamos regulados. Lo que pasa no es nada del otro mundo, ni nada que no hayamos visto suceder en otros mercados

— ¿Este Gobierno es menos cercano al mundo fintech que el anterior?

— En la región hablamos de regulación en todos los países. Ahora hay una tendencia que va un poco más en el sentido de regular, pero es algo que ya vimos en Brasil, por 2014-2015, y en México, en 2018. Le llegó el turno a Argentina, pero en esta nueva gestión empezaron a surgir cosas que no son para nada disparatadas y tiene correlatos similares a otras naciones. Mercado Pago ya obraba como agente de retención impositivo y estábamos alcanzados por la normativa de lavado de dinero. Entonces, no es que no estábamos regulados. Lo que está pasa a nivel local no es nada del otro mundo, ni nada que no hayamos visto suceder en otros mercados.

— ¿Qué hay en el futuro cercano para Mercado Pago?

— Los servicios financieros no son tantos: cobrar y pagar, invertir, acceder al crédito y seguros. No hay mucho más que eso. Ahora tenemos todo junto en una cuenta. Por eso, más que nunca, se pondrá en juego nuestra capacidad para seguir agregando valor a cada uno de esos rubros. Por ejemplo, lanzamos los pagos sociales y ahora vienen la posibilidad de abonar los peajes. Debajo de cada uno de esos segmentos vamos a seguir construyendo nuevos escenarios, innovaciones y usos para agregar valor y consolidar la propuesta de nuestra cuenta digital.

— ¿El servicio va a seguir siendo gratis para los usuarios?

— 100% gratis. Más que eso: les pagamos por día si optan por invertir el saldo de la cuenta. Yo sueño con que mi cuenta bancaria haga eso, pero no pasa.

Seguí leyendo:

Matías Kulfas: “Los que dicen que una devaluación es la solución no ven lo que pasó en los últimos dos años”

Cuántos dólares extra va a liquidar el campo por la baja de retenciones y cuántos pretende el gobierno

El dólar libre llegó a $150 tras el anuncio de una nueva estrategia cambiaria por parte del Banco Central