Último momento

Bielsa sorprendió con una sincera reflexión tras el partido contra el Manchester City de Guardiola

Conferencia de Marcelo Bielsa (Infobae)

En cuclillas, con la mirada perdida en el césped, agotado, exhausto por la carga emocional que le demandó el frenético empate entre su Leeds United y el Manchester City de Josep Guardiola por la cuarta jornada de la Premier League. Así quedó Marcelo Bielsa tras el pitazo final. Con lo poco que le quedó de energía bajo la lluvia en Yorkshire del Oeste logró pararse y saludarse con Pep, con quien coincidió en la justicia del resultado.

Ya incorporado el Loco enfrentó los micrófonos junto a su traductor y dio sus pareceres: “Fue un partido muy difícil. El principio y final del partido fue del City. El final del primer tiempo y comienzo del segundo fue nuestro”. Desde el costado del campo de juego, tuvo una mirada periférica porque su análisis coincidió con lo que aconteció para los neutrales que lo observaron por televisión.

Al igual que contra otro gigante como Liverpool en su estreno en la Premier (derrota 4-3 en Anfield), el Leeds estuvo a la altura de las circunstancias aunque tuvo que esforzarse mucho para ello. Así lo reconoció el entrenador argentino: “Para nosotros equilibrar el partido nos pone a nuestro límite. Al comienzo del partido no se la podíamos quitar y ellos nos la quitaban a nosotros con facilidad. El juego por los costados era muy difícil y quise probar con Poveda por derecha y Hélder Costa por izquierda”.

(ESPN)

La referencia fue a la modificación que ensayó en el entretiempo cuando incluyó de movida al extremo descendiente de colombianos Ian Carlo Poveda en reemplazo del macedonio Alioski. Su lectura fue acertada por que los Blancos mejoraron con el londinense de sangre sudamericana y en el complemento llegó a la igualdad.

Hubo una última sincera reflexión de Bielsa: “No habría sido justo si hubiéramos ganado este partido. Fue posible, pero no habría sido justo. Fue un partido donde los dos equipos trataron de ganar y esa fue la conclusión que deja”.

El andar del Leeds hasta el momento en la Premier es muy bueno. Cayó con hombría en condición de visitante ante el último campeón Liverpool de forma agónica y con un penal. Hilvanó dos triunfos consecutivos contra el Fulham (otro de los recién ascendidos) y sobre la hora en el clásico ante Sheffield United. Y ahora rescató un punto ante uno de los conjuntos más poderosos del planeta como el de Guardiola.

El traspié en la Carabao Cup contra el Hull City del ascenso británico (en tanda de penales) es el único gran lunar de la temporada 2020/2021 para los muchachos de Bielsa, que sueñan con ser uno de los animadores de la liga para así clasificarse a alguna copa internacional de cara al año siguiente.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El blooper del arquero Ederson que le permitió al Leeds llegar al empate ante el Manchester City

El duelo de “maestros” entre Bielsa y Guardiola quedó igualado: frenético empate entre Leeds y Manchester City

Choque de cometas: los detalles del mítico encuentro de 11 horas que tuvieron Bielsa y Guardiola en un campo del Loco en Argentina