Último momento

El caso de Bruglia y Bertuzzi divide a los integrantes de la Cámara en lo Contencioso y la definición recaerá en un juez elegido por sorteo

Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi

La suerte de Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi en la Cámara en lo Contencioso Administrativo está dividida. Los jueces Guillermo Treacy y Jorge Alemany no se ponen de acuerdo sobre si hay que hacer lugar al amparo para dejarlos en sus cargos en la Cámara Federal porteña, o si –como entendió el oficialismo en el Senado, a raíz de una jugada del Consejo de la Magistratura- deben volver a sus cargos originales en dos tribunales orales. Y mañana a las 11.30 se sorteará, con bolillero manual, a un tercer juez para que defina la cuestión.

Uno de esos magistrados está de acuerdo en hacer lugar al pedido y dejarlos en la Cámara Federal porteña. El otro juez se inclina por convalidar la resolución de la jueza María Biotti, y a la que hoy adhirió el fiscal Rodrigo Cuesta, diciendo que la decisión de revisar los traslados que firmó Mauricio Macri no los afectaba, más allá de lo que después hizo el Ejecutivo y el Senado.

Aunque en fuentes judiciales hay especulaciones sobre cómo se pronunció cada juez, no debe saberse qué juez dijo cada cosa porque sus votos son secretos. Además, cualquier filtración en ese sentido implicaría, precisamente, que todo quede en la nada, resaltaron a Infobae los consultados.

Lo que sí está claro que la disidencia ya fue notificada y por eso hubo que salir a buscar un tercer juez que desempate. “Toda vez que conforme surge de los votos de los doctores Guillermo Tracy y Jorge Alemany -los que se encuentran reservados en secretaría- no existe acuerdo para resolver la cuestión traída conocimiento de este tribunal, corresponde remitir las presentes actuaciones a la oficina de asignación de causa de la secretaría general del fuero a fin de que desinsacule un nuevo juez para integrar esta sala a tal efecto”, dice la resolución de la Sala V, apenas llegó el dictamen del fiscal.

Un detalle a considerar: en esta causa ya intervino un tercer juez. Fue Liliana Heiland, la integrante de la Sala I. La jueza actuó cuando le tocó resolver sobre la excusación que había presentado el habitual magistrado de la Sala V Pablo Gallegos Fedriani. ¿Por qué se excusaba? Porque él también había llegado a la Cámara en lo Contencioso a raíz de un traslado, firmado hace muchos años. Lo cierto es que cuando él quiso apartarse, Tracy y Alemany no se pusieron de acuerdo. Y, vía sorteo, la elegida fue Heiland, quien acompañó el pedido del juez que pedía apartarse.

La curiosidad que señalaban a Infobae los que mejor conocen el fuero Contencioso es que en aquel momento se hizo el sorteo al solo efecto de pronunciarse sobre esa excusación. Habitualmente, cuando se convoca a un tercer juez, ya queda en “espera” por si hay que volver a convocarlo para un nuevo desempate. Por eso ahora, se decidió hacer un nuevo sorteo, en donde estará incluida Heiland.

El sorteo, con bolillero manual, se realizará mañana a las 11.30 en la secretaría general de la Cámara, en las oficinas de la Planta Baja del Palacio de Tribunales. El abogado Alejandro Carrió, representante de Bruglia y Bertuzzi, aguarda saber quién será el elegido para ver si había que activar algún pedido de recusación fundado. Expectativas en un día D, cuando la Corte Suprema también sondee el tema del per saltum.

protesta justicia tribunales 23 septiembre

No obstante, no es un dato menor que al menos uno de los jueces de la Cámara Contencioso haya votado por hacer lugar al pedido de Bruglia y Bertuzzi, máxime teniendo en cuenta cómo venían saliendo hasta ahora los pronunciamientos judiciales para ellos, donde todo era “no” . Pensando que recibirían una respuesta en sintonía, los dos camaristas fijaban su esperanza en una resolución de la Corte Suprema, a la que acudieron -de todas formas- por vía de per saltum y a la que llegarán, de todas formas, por vía del recurso extraordinaria si es que el máximo tribunal decidiera no habilitar un salto de instancia.

Todo esto ocurre en un contexto en donde el tema cobró una inusitada trascendencia, en medio del proyecto de reforma judicial, la creación de una comisión para revisar el funcionamiento de la Corte Suprema. La semana pasada, un grupo de personas marchó con velas al Palacio de Justicia pidiendo por Bruglia y Bertuzzi (y también por Germán Castelli, el juez del tribunal oral de cuadernos cuyo traslado también fue revocado). El fin de semana, hubo una movilización en la ciudad de Rafaela a la casa del ministro de la Corte Suprema Ricardo Lorenzetti, de cara a la audiencia que la Corte tendrá mañana. El presidente Alberto Fernández y voces del Gobierno salieron a solidarizarse con él.

El kirchnerismo tiene en la mira a Bruglia y Bertuzzi desde hace rato. La fragilidad en la que los había dejado los traslados firmados por Mauricio Macri hizo el resto para que se abriera la puerta para sacarlos de los lugares que ocupaban en la Cámara Federal. La oposición vio en esta jugada una nueva avanzada sobre los tribunales, en medio de la reforma judicial y la creación de la comisión integrada por el abogado de Cristina Kirchner que revisa el funcionamiento de la Corte Suprema. Hoy, el capítulo “Bruglia y Bertuzzi” se vive como un partido de River-Boca en la cancha de la justicia.