Último momento

Las acciones argentinas cayeron hasta 9% en el exterior y el riesgo país se acercó a 1.200 puntos

Tras el canje de deuda, aún no regresó la confianza sobre los activos financieros argentinos. (EFE) (EFEI0023/)

Las nuevas restricciones sobre el dólar aplicadas por el Gobierno argentino agregaron más incertidumbre sobre el futuro de la economía doméstica y ello se reflejó en la evolución de los precios de los activos financieros argentinos.

Este miércoles, los índices de Wall Street exhibieron hasta entrada la tarde una tendencia alcista por tercera rueda seguida, pero las acciones y los bonos argentinos mostraron fuertes números rojos desde el pre-market. Luego del discurso del presidente de la Reserva Federal de los EEUU, Jerome Powell, los índices norteamericanos recortaron las ganancias y se profundizó la baja de los papeles argentinos en el exterior.

Argentina volvió a quedar afuera de la suba en mercados internacionales, con pérdidas entre 4 y 9 por ciento para acciones y bonos

Los ADR más representativos, de Grupo Galicia e YPF, cedieron 8,8% y 5,3%, respectivamente. Banco Supervielle descendió 9,2% y Mercado Libre, un 2,6 por ciento.

En cuanto a los seis bonos Globales en dólares con ley extranjera emitidos por la reestructuración de deuda, éstos operaron con pérdidas entre 4 y 5 por ciento, con una tasa interna de retorno promedio por encima del 12 por ciento.

En tanto, el riesgo país de Argentina subió 67 unidades o 6%, a 1.185 puntos básicos a las 17 de Buenos Aires.

El Gobierno aumentó este martes las restricciones para el acceso a dólares al tipo de cambio oficial con el objetivo de “garantizar divisas para la recuperación económica”, informaron fuentes oficiales.

“Una interminable sucesión de desaciertos, barranca abajo se hace más evidente con las empresas que huyen de país y la gente mira a Uruguay como destino con solo ‘cruzar el charco’ ¿A qué estamos llegando a menos de diez meses de Gobierno? Algo muy grave está pasando y eso se refleja en la Bolsa, que es ‘caja de resonancia’”, comentó Jorge Fedio, analista técnico de Clave Bursátil.

“Con este panorama la Bolsa se está mudando a los Cedears como para defenderse del deterioro y salvarse con el crecimiento externo en dólares usando pesos”, agregó Fedio. Vale señalar que en el último mes, el monto negociado en la Bolsa porteña a través de los certificados respaldados en acciones extranjeras fue un 30% superior al de las acciones locales.

El panel líder S&P Merval de la Bolsa de Buenos Aires cayó un 5,5% en pesos, a un cierre de 42.167 puntos.

El directorio del Banco Central determinó que el monto de las compras en dólares realizadas con tarjetas de crédito y débito se deducirá del cupo de 200 dólares mensuales que los ciudadanos tienen para comprar divisa extranjera en bancos y casas de cambio. Si los gastos con tarjeta exceden ese límite mensual, se reducirá el cupo en los meses siguientes.

El cepo “recargado” restringe el acceso de las empresas al dólar oficial y obliga a algunas de ellas a reestructurar su deuda

Por otra parte, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) establecerá un mecanismo de percepción de una tasa del 35% para las operaciones de formación de activos externos de personas humanas y las compras con tarjetas de débito y crédito en moneda extranjera. Esa tasa podrá ser deducida luego del pago de los impuestos a las ganancias (renta) y sobre los bienes personales (patrimonio).

“La iniciativa se propone mantener el cupo de 200 dólares mensuales vigente, pero desalentar la demanda de moneda extranjera que realizan las personas humanas con fines de atesoramiento y gastos con tarjeta”, dijo el Banco Central en un comunicado. Asimismo, se “perfeccionará el control y monitoreo respecto” de la capacidad económica y de ingresos requeridos para la apertura de nuevas cuentas bancarias en dólares.

Pérdida de reservas

Estas medidas fueron adoptadas después de varias semanas de rumores sobre un inminente refuerzo a las restricciones cambiarias vigentes desde el año pasado debido a la fuerte demanda para comprar dólares en el mercado oficial, lo que obligó al Banco Central a vender reservas monetarias para afrontar la demanda y sostener el tipo de cambio oficial.

La entidad que conduce Miguel Ángel Pesce acumula en septiembre un saldo neto negativo superior a los USD 900 millones por sus intervenciones de contado en el mercado mayorista.

Con el cepo reforzado, el dólar al público terminó ofrecido por encima de los $130, con el recargo del 30% del Impuesto Para una Argentina Inclusiva y Solidaria (PAIS), a lo que se añade a partir de ahora un recargo del 35% como anticipo de la percepción del Impuesto a las Ganancias. Continúa el límite de los 200 dólares mensuales para individuos.

Debido a la fuerte brecha entre el tipo de cambio oficial y las cotizaciones alternativas, la demanda de dólares en los bancos es creciente, presionando así el nivel de reservas del Banco Central, que este martes cerró en USD 42.495 millones, con una baja de USD 350 millones sólo en lo que va de septiembre.

Al anunciar las medidas, el Banco Central dijo que se busca “garantizar divisas para la recuperación económica”, en momentos en que el Gobierno espera que el PBI caiga un 12,1% este año, para volver a crecer un 5,5% en 2021.

La autoridad monetaria señaló que tomó estas resoluciones orientadas a una “más eficiente asignación de las divisas” en “coordinación” con otros organismos del Estado nacional.

Evitar operaciones “disruptivas”

La medida más dura y que impacta sobre el flujo de fondos de las empresas privadas es la del cepo reforzado para que éstas accedan al mercado de cambio para canelar deudas y pagar Obligaciones Negociables. Hasta fin de año, las compañías podrán acceder solo al 40% de los dólares requeridos para afrontar sus compromisos financieros, que en la práctica llevará a algunas firmas que no cuenten con divisas en cartera a tener que reestructurar su deuda en moneda extranjera.

Además de las medidas para la compra de dólares, el Banco Central adoptó otras resoluciones con el fin de “evitar operaciones disruptivas” de inversores no residentes sobre los mercados financieros.

Pese al exitoso canje de deuda, las acciones argentinas operan en Wall Street a sus precios más bajos en tres meses

En este sentido, resolvió eliminar la posibilidad de que los agentes financieros no residentes realicen operaciones de liquidación de títulos valores (acciones y bonos) en moneda extranjera “a fin de regular la salida de divisas a través del mercado de capitales local”.

Además, se limitará la posibilidad de liquidación local de operaciones con títulos valores realizadas íntegramente en el exterior. “Las mencionadas decisiones restringirán la realización de maniobras especulativas llevadas adelante por fondos de inversión no residentes en el país y su impacto sobre la dinámica de los mercados financieros y de cambios”, justificó la autoridad monetaria.

Seguí leyendo:

El presidente del Banco Central vinculó el mercado libre del dólar con narcos y traficantes de armas

Menos dólares para las empresas: el Banco Central las obliga a refinanciar sus deudas con el exterior

Cuánto costará el dólar “solidario” tras las nuevas restricciones