Último momento

Cruce entre la Federación de Comercio porteña y el sector gastronómico por la atención en las veredas

Las mesas en las veredas fueron un avance, pero la situación de los locales sigue siendo muy grave, dijeron las cámaras gastronómicas

Pizzeros, confiterías, cafés, hoteles, heladerías y locales de comida rápida salieron al cruce de la afirmación inicial de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (Fecoba) de que la facturación promedio del sector gastronómico haya aumentado hasta un 45% a partir de la habilitación del funcionamiento de los locales con mesas en las veredas.

En un comunicado “urgente, Appyce (Asociación de Pizzeros y Casas de Empanadas), junto a la AHRCC (Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés), la Cámara Argentina de Establecimientos de Servicio Rápido de Expendio de Emparedados y AFADHYA (Asociación Fabricantes Artesanales de Helados y Afines) dijeron que desmienten “categóricamente que la facturación de los establecimientos gastronómicos haya subido en el 45% desde que se permitió la atención a clientes en mesas ubicadas en las veredas y espacios público”.

Lorena Fernández, titular de Appyce, la asociación de pizzeros y casas de empanadas, que dice agrupar a 6.000 locales que en todo el país dan trabajo a unas 45.000 personas, dijo a Infobae que la cifra citada por Fecoba “no tiene ningún tipo de fundamento; no preguntaron nada en las cámaras sobre facturación”.

De hecho, ante la reacción de las cámaras, la propia Fecoba salió a aclarar en un hilo de Twitter que la comparación era “con relación a la semana previa, cuando la modalidad al aire libre estaba prohibida” y reafirmó un comunicado del 26 de agosto en el que había señalado que “el sector está muy lejos de recuperarse y requiere de medidas urgentes como la rebaja del IVA al 50 por ciento, ATP hasta marzo”.

Tuit-Fecoba-Mesas-en-la-vereda-Facturacion
El hilo de tuit de Fecoba, desmintiendo las cifras difundidas inicialmente

El cotejo contra la situación de la semana previa era “comparar contra la nada misma”, dijo Lorena Fernández a Infobae, quien agregó que si bien las cámaras sectoriales no pudieron aún relevar cifras, a priori estimaban recuperar una facturación del 10 al 15% de los niveles de prepandemia y no tenían ninguna indicación en el sentido de que los resultados hayan sido mejores que eso.

El comunicado conjunto de las cámaras gastronómicas recordó que “el difícil momento del sector que ya provocó un gran número de quiebras y cierres. Muchos establecimientos continúan cerrados, otros trabajan con delivery, take away y la reciente habilitación para colocar mesas y sillas en espacio público habilitado esta semana constituye un progreso y que estamos seguros nos permitirá en un futuro cercano una próxima apertura gradual de salón (interior de los locales) que será sin dudas un gran incentivo para reactivar el sector”.

Avanzar con protocolo

La clave para avanzar en la apertura del sector, dijo la titular de Appyce, es que tanto locales como clientes cumplan rigurosamente los protocolos de distancia entre personas y entre mesas, uso de sanitizante y, por caso, la disposición del protocolo de que los menúes deben ser plastificados (de modo que se les pueda pasar alcohol o sanitizante), estar en código QR o pegados en las vidrieras, de modo que no haya transmisión de contacto. La Cámara, señaló, está ofreciendo a pizzeros y locales de empanadas gratuitamente los menúes en QR. Los locales le pasan su menú en PDF y Appyce lo pasa a código QR, que es la modalidad más usada. Plastificar menúes es caro, los locales tienen muy pocos, para personas mayores o clientes sin celular o con celular que no lee código QR.

Se estima que en la Ciudad de Buenos Aires, de unos 10.000 establecimientos gastronómicos, en su gran mayoría Micropyme/pyme que generaban 150.000 empleos directos, quedaron unos 8.000 en pie, pero solo unos 1.950 pudieron reabrir con atención al aire libre. De los 6.000 asociados de Appyce en todo el país, unos 1.000 son en la capital.

Esta mañana, el jefe de Gabinete del gobierno nacional, Santiago Cafiero, le reprochó al gobierno nacional el incumplimiento de los protocolos de apertura. “Hay imágenes que muestran que los protocolos no se cumplen”, dijo el funcionario, y enfatizó que de mantenerse la situación podría haber un endurecimiento. “Si tenemos que pagar costos políticos y tomar decisiones que no agradan a nadie, lo vamos a hacer en pos de salvar vidas”, dijo, apuntábdike al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta.

Reunión con Kulfas

kulfas con coninagro
Kulfas, en una de sus reuniones virtuales con diferentes sectores. El 28 de agosto, las cámaras gastronómicas le presentaron un amplio menú de pedidos

El viernes 28 de agosto las cámaras gastronómicas tuvieron una reunión virtual con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, al que le presentaron -valga la redundancia- un menú diferente, de reclamos. Entre ellos, continuidad del programa ATP (salario compensatorio a empleados, hasta un máximo de 2 salarios mínimos) hasta la “recuperación de la normalidad” y con algún ajuste por inflación, reducción del IVA al 10,5%, créditos a tasa cero para la reapertura de locales, regulación de las App de reparto, eliminación de aportes patronales hasta recuperar la normalidad, suspensión de ejecuciones fiscales, exención del impuesto al cheque, eliminación de las comisiones de tarjetas de crédito por hasta 12 meses desde la reapertura y postergación del cambio de impresoras fiscales, amén de subsidios para el pago de electricidad y Aysa y atención a la situación que plantea la gran cantidad de cheques rechazados e informados al Veraz.

“La charla fue muy amena, Kulfas entendió a la perfección cada problema del sector y se comprometió a armar una mesa de trabajo mensual con todos las cámaras gastronómicas en búsqueda de paliativos y para incentivar el consumo el día de mañana”, dijo Lorena Fernández, pero la reunión fue previa al inicio de las mesas en las veredas y no se habló de ese tema.

La esperanza de los gastronómicos (de los 6.000 locales asociados a Appyce, dijo Fernández, unos 1.000 son en CABA) es avanzar con la apertura, para lograr el funcionamiento del interior de los locales, no sólo vereda o espacio público. “Si todos somos responsables, esto tiene que avanzar. La ecuación es fácil: cumplir el protocolo”, señaló. Pero la cuestión no es sencilla; ante el rebrote de coronavirus, Rosario decidió dar marcha atrás con la apertura de locales, al igual que Mar del Plata, dos centros importantes.

Seguí leyendo:

Alquileres: crece la incertidumbre entre inquilinos y propietarios por el congelamiento y la | nueva ley

Menos del 20% de los bares y restaurantes porteños pudieron poner mesas en la calle