Último momento

Los empresarios creen que el Gobierno es demasiado optimista con la economía y siguen esperando un plan que brinde previsibilidad

EL presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Jorge Di Fiori, fue uno de los anfitriones del Council

“Seguimos apostando a la Argentina, esta vez a la distancia. Este año fue más desafiante y complejo de organizar, pero aquí estamos”, manifestó la presidente y CEO del Consejo de las Américas, Susan Segal, desde los Estados Unidos, para dar comienzo al tradicional evento empresario que suele reunir entre 800 y 1000 empresarios en el céntrico hotel Alvear, pero que hoy debió realizarse de manera remota producto de la pandemia.

La participación no fue la misma que en el modo presencial, pero igualmente hubo unos 400 hombres de negocios que se conectaron a sus pantallas y siguieron el evento vía streaming, según datos de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), co-organizadora de la conferencia.

El mensaje que ofreció Segal en su discurso inaugural respecto de los desafíos que afronta la Argentina resume lo que la mayoría del mundo corporativo sostiene sobre el futuro del país. Dijo que los desafíos son muy importantes y que la renegociación de la deuda, que está a punto de concretarse, es una condición necesaria para desarrollar un plan económico, pero no el único. “Ahora, remarcó, es necesario promover el crecimiento del país y controlar inflación. Es un contexto mundial difícil y desafiante, por eso, crear un ambiente que promueva la inversión extranjera directa es clave”.

Y ése es el pensamiento del mundo empresario, que cree que más allá del problema de la deuda y de que se encamine favorablemente el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Gobierno debe mostrar cuáles serán las reglas de juego a mediano plazo y cómo encarrilará la macroeconomía luego del desastre provocado por el Covid-19. Sobre los indicios de recuperación, todavía no se animan a cantar victoria, a pesar del optimismo reflejado en los mensajes de gran parte del gabinete esta mañana.

“Yo veo esas declaraciones como expresiones de deseo, porque la información que recolectamos asiduamente no nos marca esta tendencia. Hay una situación de incertidumbre en muchos aspectos; la economía se ha ido desactivando de a poco . Llevamos 150 días de cuarentena y en vez de bajar el número de infectados, ha crecido. Hay una desolación fenomenal, negocios vacíos. Mucha gente perdió el trabajo, 100.000 comercios que cerraron y no van a volver a abrir”, sostuvo el presidente de la CAC, Jorge Di Fiori, ante la consulta de Infobae.

COUNCIL 2020
La CEO y presidenta del Consejo de las Américas dijo que la renegociación de la deuda es un primer paso, pero ahora hay que pasar al siguiente

El empresario destacó el avance en la renegociación de la deuda y con el FMI, pero enfatizó que la “Argentina es un triste ejemplo de lo que pasa en un país que es atado por un lado por la pandemia y por otro lado por el populismo. Todo en el país es improvisación”.

Entre los empresarios que estuvieron conectados escuchando el evento, se destacan el CEO de Panamerican Energy, Alejandro Bulgheroni; el titular de FIAT, Cristiano Rattazzi; el presidente de la Bolsa de Comercio, Adelmo Gabbi; Eduardo Eurnekian; el presidente del Banco Galicia, Sergio Grienco; el titular de AES, Martín Genesio; Juan Pablo Brito, del Banco Macro; el titular de la Asociación de Bancos Argentinos (Adeba), Javier Bolzico; el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pellegrina, y el CEO de la Cámara de Comercio norteamericana en la Argentina (Amcham), Alejandro Díaz, entre otros.

En diálogo con este medio, Bolzico destacó la importancia de que el Council se haya realizado a pesar de las circunstancias, ya que “es una herramienta de dialogo útil para la inserción de Argentina en el mundo, tanto a nivel comercial como de inversiones”.

“Creo que hay que lograr la confiabilidad; tiene que haber previsibilidad para que los argentinos seamos los primeros en invertir. Para eso, se necesita un plan”, dijo el empresario Martín Cabrales, respecto del planteo del presidente del Banco Central, Miguel Pesce, sobre que la prioridad del Gobierno será buscar que los USD 170.000 millones que los argentinos tienen guardados se canalicen a la inversión y el financiamiento.

Sobre la necesidad de incrementar las exportaciones, Cabrales sostuvo que “hay una gran oportunidad de exportar alimentos al mundo con valor agregado y eso generaría divisas para la Argentina”. “Tenemos ese gran desafío de desarrollo de la industria, porque tenemos un entramado productivo federal, lo cual nos da una gran ventaja”, agregó.

Pellegrina, en tanto, coincidió con alguno de sus pares respecto de que los mensajes de los funcionarios son “ilusiones ópticas”. Según precisó, de los encuentros con el Grupo de los 6 (G6), por ejemplo, surge que algunos productos vinculados con el rubro de la construcción están subiendo fuertemente, pero es porque la gente está haciendo reserva de valor sobre esos bienes, como pasa con los autos.

“Se está dando esa pequeña recuperación, pero todavía falta mucho. El Gobierno es demasiado optimista”, sostuvo el ruralista, quien agregó que “la economía general es como un resorte comprimido” y que no ve que se estén liberando las fuerzas correctas”.

En el sector agroindustrial, por ejemplo, las retenciones a la carne y a los lácteos ponen un freno de mano. “Si se sacaran y se volvieran a reinstalar los reintegros, eso sí permitiría hacer un salto de producción. Lo mismo con la presión impositiva. Pero no se ve eso en el horizonte. Las señales no llegan. Siempre en la cabeza como inversor, te repercute más los casos como Vicentin, la reforma judicial, o el teletrabajo, todas malas noticias para el ambiente de negocios”, planteó Pellegrina.

Seguí leyendo:

Más de la mitad de los CEOs no cree que el país tenga crecimiento en los próximos tres años

El Banco Central afirmó que la prioridad del Gobierno es lograr que se inviertan los USD 170.000 millones que los argentinos tienen guardados