Último momento

El Gobierno oficializó el costo de su reforma judicial pero no incluyó los últimos cargos que sumó el kirchnerismo en el Senado

Tribunales de Comodoro Py Vacíos - Cuarentena Obligatoria - COVID-19 - Coronavirus (Foto: Franco Fafasuli)
Los tribunales de Comodoro Py esperan que se defina la reforma (Foto: Franco Fafasuli) (Franco Fafasuli/)

Recién esta mañana, apenas unas horas antes de la sesión en el Senado, el Ministerio de Justicia oficializó los detalles del presupuesto estimado para financiar la reforma judicial. Son $1.939 millones anuales, teniendo en cuenta solo el costo de los sueldos. No tiene en cuenta la inversión edilicia ni otros gastos operativos necesarios. Pero hay algo mucho más grave: el presupuesto enviado a los senadores omite los cambios incorporados por el bloque kirchnerista en el dictamen de comisión. Tal como reveló Infobae este domingo, con las últimas modificaciones, se crean casi 600 cargos nuevos en el interior del país, teniendo en cuenta magistrados, funcionarios y empleados. Eso duplicaría el costo total de la reforma.

El presupuesto enviado esta mañana está confeccionado en base al texto original de la reforma, no a la que se está debatiendo en el Senado. Tiene en cuenta, por ejemplo, un total de 94 jueces federales de primera instancia en el interior del país. Solo ese rubro tendría un costo anual de más de $558 millones. Pero la cantidad de jueces en las provincias quedó finalmente en 63.

También tiene en cuenta el plus salarial de los 23 jueces subrogantes que se sumarían al nuevo fuero federal de la Capital Federal, unos $136.596.429, y el costo de los 15 jueces de cámara que se agregan a la estructura de Comodoro Py, más de $130 millones.

En total, el presupuesto enviado por el Ministerio de Justicia es de $1.939 millones, tal como había adelantado la semana pasada la senadora María de los Ángeles Sacnun en el plenario de comisiones, sin dar detalles. Solo tiene en cuenta el costo de los sueldos por año. No contempla la inversión edilicia, que se suma por única vez, ni los gastos operativos necesarios para que funcione cualquier oficina judicial: vehículos, internet, luz, gas, agua, sillas, escritorios, lámparas, armarios, y hasta nuevos sistemas informáticos.

Pero a esta altura se trata de una ficción.

El proyecto que obtuvo dictamen con la firma de los senadores kirchneristas agrega crea 9 salas de tres jueces cada una, lo que implica un total de 27 jueces de Cámara, uno de los sueldos más altos en la estructura judicial, y unos 90 cargos de funcionarios y empleados.

Las nuevas salas funcionarían en Catamarca, Jujuy, San Juan, Santiago del Estero, Rosario, Santa Fe, Formosa, San Luis y Mar del Plata.

La creación de esas salas, salvo en el caso de Mar del Plata, trae aparejada la creación de una estructura reflejo en el Ministerio Público Fiscal y de la Defensa. La iniciativa prevé 8 fiscales de cámara (son 56 funcionarios y empleados) y 8 defensores de cámara (con otros 56 funcionarios y empleados). En total, la inclusión de estas 9 salas en el interior implica 41 nuevos cargos de magistrados de cámara y unos 202 nuevos funcionarios y empleados.

El proyecto que votó el Frente de Todos, sin el acompañamiento de la oposición, también crea dos Tribunales Orales Federales en Resistencia (Chaco) y en Ituzaingó. Esto implica seis nuevos cargos de magistrados de cámara y 36 funcionarios y empleados. A eso hay que sumarle nuevamente la estructura de fiscalías y defensorías.

Pese a esa reducción de jueces de primera instancia, que pasó de 94 a 63, el proyecto incorpora 19 nuevas secretarías en los juzgados federales del interior. Hay secretarías en lugares como Chilecito (La Rioja), Río Turbio (Córdoba) o Perito Moreno (Santa Cruz).

Con todos estos cambios, la nueva estructura de las provincias totaliza 233 cargos de magistrados y unos 554 de funcionarios y empleados. Son casi 600 cargos más que el proyecto original porque hay que restarle unos 200 cargos de magistrados que ya estaban contemplados.

Los técnicos de Juntos por el Cambio que analizan cada detalle de la reforma estiman que la masa salarial total creció a unos $ 2.400 millones. A eso hay que sumarle otros $2.400 millones en infraestructura edilicia y unos 1.150 millones en infraestructura tecnológica. Según esos datos, el costo de la reforma ahora treparía a la cifra de $6.000 millones, casi el doble del proyecto original.