Último momento

Antes del debate de la reforma judicial, el kirchnerismo volvió a apuntar en el Senado contra el Procurador

Cristina Kirchner (REUTERS/Matias Baglietto)
Cristina Kirchner (REUTERS/Matias Baglietto) (MATIAS BAGLIETTO/)

El oficialismo aprobó hoy en el Senado el proyecto de resolución que remueve a los abogados Mario Laporta y Juan Emilio Simoni del Tribunal de Enjuiciamiento del Ministerio Público de la Defensa. Pero la sesión sirvió para que el kirchnerismo disparase sobre el procurador interino Eduardo Casal. Lo acusaron de haber sido funcional a la mesa judicial de Cambiemos, haber protegido al fiscal Carlos Stornelli, haber avalado la persecución contra Cristina Kirchner y su familia y haber consentido “causas armadas”.

Cambiemos rechazó la embestida: el senador Luis Naidenoff aseguró que todo es un plan para “buscar atajos” y remover de los cargos a los funcionarios que al Gobierno no le gustan, mientras que desafió al Ejecutivo a conseguir los números para nombrar al juez Daniel Rafecas como Procurador General.

En la previa al inicio del debate por el proyecto de reforma judicial, lo que estaba en discusión era la decisión de la ex vicepresidenta Gabriela Michetti dispuesta en 2017 y 2018 para que los abogados Laporta y Simoni representaran al Senado en el Tribunal de Enjuiciamiento del Ministerio Público de la Defensa. Puntualmente se cuestionaba que esas resoluciones no hubieran sido votadas por la mayoría de la Cámara de Senadores en aquel momento.

El senador Martín Doñate, a cargo de la comisión bicameral de Seguimiento al Ministerio Público, fue el encargado de reclamar la nulidad de aquella resolución de Michetti. Pero sus críticas dispararon sobre Casal, y también sobre Stornelli.

Eduardo Casal (Nicolás Stulberg)
Eduardo Casal (Nicolás Stulberg)

Doñate rechazó las acusaciones de una persecución contra Casal, “menos de quienes dicen defender la independencia de los poderes del Estado en nombre de (Mauricio) Macri”. Recordó así que el entonces presidente, su ministro de Justicia Germán Garavano o el diputado Pablo Tonelli pedían públicamente la renuncia de la ex Procuradora Alejandra Gils Carbó.

El legislador del Frente de Todos reclamó “reordenar el atropello y las arbitrariedades” con la que se han manejado en la gestión anterior. “En los últimos tiempos, el Ministerio Público Fiscal y la Procuración es un enjambre de irregularidades y arbitrariedades. No solo por la composición de este Tribunal de Enjuiciamiento irregular sino porque hace más de tres años que tenemos un procurador interino que la oposición defiende a capa y espada”.

Doñate dijo que Casal pasó de ser “un señor conservador” a ser uno “de los militantes mas radicalizados del macrismo” que formo parte “del engranaje de la mesa judicial”. Habló de una “guerra judicial contra un gobierno, contra una líder popular como usted y su familia”, que llevo adelante “causas armadas”, con “testigos truchos”, que operó con “periodistas y jueces, UIF, AFI, AFIP, con los D’Alessio, los Supermariobross”

“Fue el procurador Casal el máximo responsable de este inédito y perverso esquema de persecución. ¿Cómo no nos va a llamar la atención la diferencia entre Sotrnelli y (Gabriela) Boquin?”, dijo Doñate en alusión al fiscal de la causa de los cuadernos que fue imputado por la justicia de Dolores y la fiscal de la Cámara Comercial que avanza en la causa Correo, del grupo Macri.

Carlos Stornelli
Carlos Stornelli

Según resaltó, “Stornelli estuvo rebelde nueve meses” y fue procesado por “conformar una asociación que armaba causas y extorsionaba empresarios. Estuvo en rebeldía casi 300 días. El procurador nunca consintió el desafuero. Inició un sumario, se debatió durante meses si estaba mal o bien que un fiscal estuviera rebelde de la Justicia. Después concluyó un apercibimiento, un chas-chas sin hablar de la cuestión de fondo: el procesamiento”. “Pero en el caso Boquín ya se puso un plazo para decidir si la mandan a un jury o no por maltrato laboral”, afirmó.

El que salió a responderle fue el líder del bloque de Cambiemos en la Cámara Alta, Luis Naidenoff. “No tenemos duda de que esta arremetida contra el Ministerio Público Fiscal y los vocales tiene que ver con la idea de contar con un tribunal de enjuiciamiento que pueda responder a sus propios intereses”, advirtió. El legislador resaltó que ninguno de los senadores impugnó o cuestionó estas decisiones cuando las hizo Gabriela Michetti. “¿Por qué no las impugnaron? Porque estaban bien hechas”, resaltó.

Y avanzó: “hay una gran confusión con esto. Acá hay una idea de ‘yo gobierno, yo remuevo’. Las mayorías se pueden cambiar. Pero la ley no. Esos mandatos duran tres años. ¿Por que se pretende dejar sin efecto esto? Porque es esta idea del avanzar, esta doctrina del lawfare y con esta idea de mesa judiciales y hostigamientos”.

Luis Naidenoff
Luis Naidenoff

“Si les molesta muchas cosas, arranquen por respetar los mandatos de los que fueron elegidos. Si quieren elegir un procurador, habrá tiempo para discutirlo, pero hay que tener los números. No podemos sacar de la cancha a los que molestan”, dijo.

Además afirmó: “o se olvidan que propusimos una procuradora (en el macrismo, Inés Weinberg de Roca) y ni siquiera se lo trato porque no había número”. Naidenoff rechazó “este atajo, este mamarracho de desplazar, apretar”. cuya única explicación -afirmó- es “esta embestida de arremeter contra el MPF”.

“La ley hay que cumplirla”, repitió y puso el ejemplo de cómo los fallos se cumplen o se embisten según los gustos. Habló de la precautelar que había hecho lugar a un reclamo de los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi para que el tema no se discutiera en comisión la semana pasada y decidió ignorarse. La jueza María Biotti, sin embargo, rechazó el viernes el amparo que habían pedido esos magistrados. “Ustedes tendrían que haber cumplido la precautelar -dijo Naidenoff-. Ahora que la cautelar es afín a los intereses (del Gobierno) no lo cuestionan”. Y añadió que los mandatos de esos dos abogados en el Tribunal de Enjuiciamiento “están vigente y vamos a votar en contra del dictamen de mayoría”.

“¿Terminó senador?”, le dijo Cristina Kirchner. Y le dio la palabra al senador Mario Pais, encargado de responder a Naidenoff: “El único mamarracho es el decreto firmado por Michetti”, afirmó. “La oposición le hace decir a la ley lo que la ley no dice”. Llegado el momento, el tema pasó a votación. Hubo 41 votos afirmativos y 27 en contra.