Último momento

Histórica derrota del Barcelona de Messi: el Bayern Munich lo goleó 8 a 2 y lo eliminó de la Champions League

Los goles del Barcelona-Bayern en cuartos de final de la Champions League (Infobae)

var opta_settings = {
subscription_id: "0ce911759cb7a972c7849a33fa0ba29d",
language: "es_CO",
timezone: "user"
};

var _optaParams = {
custID: "0ce911759cb7a972c7849a33fa0ba29d",
language: "es_CO",
timezone: -3,
callbacks: [OptaCustomv2AfterInitCallback] };

Después de las agónicas clasificaciones del París Saint Germain y el RB Leipzig, con encuentros definiéndose en los minutos finales, en la UEFA Champions League hubo un partido que se liquidó con rapidez. Y fue el menos pensado, el duelo de grandes candidatos al título, el enfrentamiento entre los únicos dos ex campeones europeos que seguían en carrera en esta edición. El FC Bayern München aplastó por 8-2 al FC Barcelona de Lionel Messi en Lisboa y se clasificó a las semifinales, donde enfrentará al ganador del duelo entre Manchester City y Olympique Lyon.

Los Bávaros salieron a jugar con su tradicional 4-2-3-1 para adueñarse del balón ante un Barça expectante, que se posicionó 4-4-2 con Busquets y De Jong en el eje. Tan solo 3 minutos le llevó al campeón de la Bundesliga conseguir la ventaja, que llegó a través de una jugada colectiva que culminó con una pared entre Thomas Müller y Robert Lewandowski, con el jugador alemán marcando el primer gol con un zurdazo que entró rasante junto al palo.

El Barcelona encontró rápidamente la igualdad, cuando en el minuto 6 hubo desborde de Jordi Alba que terminó en gol en contra de David Alaba, quien envió el balón por encima de Neuer al intentar despejar el envío que iba directo para el uruguayo Luis Suárez.

Pero a partir de allí aumentó la intensidad, empezaron a verse más duelos en todos los sectores y ambos equipos jugaban a un ritmo tan vertiginoso que favoreció lógicamente a Bayern que se siente muy cómodo en ese contexto. Si bien tuvo que soportar el sacudón de algunos avances rivales, empezó a asfixiar y someter al elenco catalán y amplió notablemente su ventaja en el marcador: hizo tres goles en menos de 10 minutos.

Thomas Müller fue el autor de dos goles ante el Barcelona en los cuartos de final de la UEFA Champions League (REUTERS)
Thomas Müller fue el autor de dos goles ante el Barcelona en los cuartos de final de la UEFA Champions League (REUTERS) (POOL/)

Primero anotó Ivan Perišić tras una recuperación tras pérdida y posterior habilitación de Serge Gnabry, quien se encargó de firmar el tercero. Y al cumplirse la media hora de juego, llegó el cuarto gol a partir de una jugada que terminó con Müller empujando el balón a la red tras un centro de Joshua Kimmich. Fueron momentos donde el elenco de Hans-Dieter Flick expuso ese poderío que lo llevo a ser campeón de su liga y de la Copa doméstica esta temporada.

De cara al complemento, Quique Setién no dudo en mover fichas y decidió sacar a Sergi Roberto para darle ingreso al delantero francés Antoine Griezmann, sumando un jugador más en ataque para intentar sacar el partido adelante. Incluso, en 7 minutos del complemento, el uruguayo Luis Suárez marcó el descuento con una muy buena acción individual, regateando a Boateng en la puerta del área y definiendo cara a cara con Neuer.

Pero esa ilusión azulgrana recibió un golpe bajo cuando Alphonso Davies hizo una jugada maradoniana por la banda izquierda y le permitió a Kimmich definir en soledad en el punto de penal para marcar el 5-2.

Nuevamente el cuadro muniqués sacó a relucir toda su jerarquía y liquidó el pleito con grandes intervenciones de Philippe Coutinho (entró para reemplazar a Gnabry), jugador del Barça que está a préstamo en el Bayern, quien asistió a Robert Lewandowski en el sexto gol –el polaco llegó a 14 goles en esta Champions y a 54 anotaciones en 45 partidos este curso– y después marcó un doblete para firmar el 8-2 definitivo.

Artículo en desarrollo…

PREVIA

Los catalanes llegan a este compromiso inmersos en dudas, rumores y con el futuro de su entrenador bajo la lupa, tras perder La Liga a manos del Real Madrid. La principal esperanza de los catalanes es la Pulga, su capitán y gran estrella. El argentino, que marcó 31 goles y brindó 26 asistencias en 43 presentaciones a lo largo de la temporada, fue clave en la victoria ante Napoli por la vuelta de los octavos de final el pasado sábado.

“Sabemos el potencial del rival, no lo vamos a minimizar. Sabemos sus números y la capacidad que tiene para hacer lo que hace. Es un equipo extraordinario, pero nosotros también .Será un partido igualado”, analizó Setién en conferencia de prensa.

Los alemanes, por su parte, atraviesan un presente inmejorable, al no perder un encuentro oficial desde el 7 de diciembre del año pasado: acumulan 26 triunfos -18 de manera consecutiva- y un empate. Ganó cómodamente la Bundesliga (le sacó 13 puntos al Borussia Dortmund) y se quedó con la Copa Alemana (en la final derrotó por 4 a 2 al Bayer Leverkusen).

En la previa, Karl-Henz Rummenigge y Lothar Matthäus, símbolos del club teutón, realizaron en la previa desafiantes declaraciones, en las que ponderaron al delantero polaco Lewandoski por sobre la figura del ’10′ catalán.

El entrenador Hans-Dieter Flick intentó minimizar lo sucedido y afirmó: “No se puede comparar a Lewandowski y Messi. Lewandowski es un delantero centro de clase mundial. Él garantiza los goles. Lionel Messi ha sido, de lejos, el mejor jugador del mundo en los últimos años. Es un jugador excepcional. No sé si habrá otro jugador como él en el futuro”. Y luego, agregó: “No se trata de un Bayern contra Messi, sino contra el Barcelona. Lógicamente, es un jugador de clase mundial y hemos reflexionado en cómo podemos jugar ante él. Pero eso no voy a revelarlo”.

El ganador de este cruce se medirá el miércoles 19 en semifinales al vencedor de la llave entre Manchester City y Lyon (jugarán mañana).

Este partido, además, tendrá un condimento extra para el capitán argentino del Barcelona. Si bien su principal obsesión es alzar la Champions League por quinta vez en su trayectoria y a cinco años de la última vez que lo logró, por delante tiene un seductor récord: quebrar la marca del basileño Pelé como máximo anotador con una misma camiseta. Tras ingresar al “Grupo de los 7″ (aquellos pocos jugadores que rompieron la barrera de los 700 tantos en su carrera), Leo está a nueve goles de sumar 643 anotaciones, la misma cifra que anotó Pelé durante todo su camino en el Santos de su país.

Messi se entrenó con un vendaje en el comienzo de la semana
Messi se entrenó con un vendaje en el comienzo de la semana (MIGUEL RUIZ/)

No es un detalle menor lo ocurrido durante la última semana con el físico del futbolista rosarino de 33 años. Tras recibir una brutal patada contra el Napoli que derivó en un penal, se mostró dolorido en el encuentro pero finalmente siguió sin problemas. Sin embargo, en la primera práctica con el resto del plantel se mostró con un vendaje que encendió las alarmas. Más allá de este escenario, estará desde el inicio sin problemas.

La otra gran novedad en el Barcelona se dio con Ousmane Dembélé: recibió el alta médica tras haber sido operado hace seis meses de una rotura completa del tendón proximal del bíceps femoral derecho. Si bien suma mucho tiempo sin jugar, Setién advirtió que “podría tener algunos minutos”.

Formaciones confirmadas:

FC Barcelona: Ter Stegen – Semedo, Piqué, Lenglet, Alba – Busquets, Sergi Roberto, De Jong, Vidal – Messi (c), Suarez. DT: Quique Setién.

Bayern Munich: Neuer (c) – Kimmich, Boateng, Alaba, Davies – Goretzka, Thiago – Gnabry, Müller, Perisic – Lewandowski. DT: Hans-Dieter Flick.

Estadio: Estádio da Luz (Benfica)

Árbitro: Damir Skomina (Eslovenia)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El defensor del Barcelona Samuel Umtiti tiene coronavirus

Lionel Messi con la camiseta de Newell’s: apareció una foto inédita de su niñez