Último momento

Falta de médicos, desbordes en hospitales y ausencia de controles: los reclamos de 12 gobernadores que alertaron a Alberto Fernández

Alberto Fernandez y Gines Gonzalez Garcia anuncian produccion de la vacuna de Oxford en Argentina
Alberto Fernández (Foto: Franco Fafasuli)

Desbordes en muchos hospitales, ingresos ilegales de extranjeros en las fronteras, falta de gendarmes en los controles sanitarios de las rutas y una ausencia de médicos terapistas. Todas estas y muchas otras preocupaciones más aparecieron anoche en el largo listado de reclamos que 12 gobernadores le trasladaron al presidente Alberto Fernández antes de que el Gobierno decidiera avanzar hoy con el nuevo esquema cuarentena con fuertes restricciones en varias ciudades del interior.

Alberto Fernández escuchó a cada uno de los mandatarios en esa larga videoconferencia y los números que le llegaban del Ministerio de Salud con datos alarmantes se convirtieron en rostros y preocupaciones concretas de los gobernadores. “Todos coincidimos en que hay que controlar cuanto antes la circulación del virus para frenar los contagios”, dijo hoy el Presidente al anunciar la nueva etapa de aislamiento obligatorio y recordar ese diálogo que anoche mantuvo con los mandatarios de 12 provincias.

Del encuentro virtual participaron las gobernadoras de Río Negro, Arabela Carreras, y de Santa Cruz, Alicia Kirchner, y los mandatarios de Santa Fe, Omar Perotti; Jujuy, Gerardo Morales; La Rioja, Ricardo Quintela; Mendoza, Rodolfo Suárez; Salta, Gustavo Sáenz; Entre Ríos, Gustavo Bordet; Santiago del Estero, Gerardo Zamora; Córdoba, Juan Schiaretti; Tucumán, Juan Manzur, y Tierra del Fuego, Gustavo Melella.

Carla Vizzotti, secretaria de Acceso a la Salud junto al ministro de Salud, Ginés González García (Facebook: Ministerio de Salud)
Carla Vizzotti, secretaria de Acceso a la Salud junto al ministro de Salud, Ginés González García (Facebook: Ministerio de Salud)

Además del Presidente, en esa videoconferencia estaba el ministro de salud, Ginés González García; su vice, Carla Vizzotti; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y el ministro del Interior, Eduatrdo De Pedro.

Según pudo reconstruir Infobae de esa charla que determinó a Alberto Fernández y al ministro de Salud, Ginés González García, a avanzar con un esquema de aislamiento más rígido en ciudades como Río Gallegos (Santa Cruz), Río Grande (Tierra del Fuego), Tartagal (Salta), La Rioja y Chamical (La Rioja), Santiago del Estero y La Banda (Santiago del Estero) y en cuatro departamentos de Jujuy.

Por su parte, el gobernador de Tierra del Fuego hizo una radiografía preocupante del aumento de casos en Río Grande y aseguró que el 80% de los contagios tienen que ver con reuniones sociales clandestinas, asados, compartir el mate. Melella aclaró que lo más llamativo de todo esto fue que en una ciudad altamente industrial los contagios no se han dado en el sector industrial.

gobernador de Santiago de Estero, Gerardo Zamora
Alberto Fernández y Gerardo Zamora (@GZamoraSDE)

Un dato color lo dio el gobernador de Santiago del Estero, quien dijo que hubo un rebrote de casos cuando una persona ingresó ilegalmente a la provincia, circuló y en 10 días se cuadriplicaron los casos. Ante esto el mandatario provincial tomó algunas medidas de restricción como el cierre de bares, gimnasios y restaurantes. Y no se opuso a la idea es volver a la Fase 1 ya que culminó su exposición ante el Presidente y sus pares provinciales diciendo: “Basta un caso y varios irresponsables y en un abrir y cerrar de ojos el virus se expande”.

La gobernadora de Río Negro, en tanto, destacó el buen resultado de los operativos de seguimiento puerta a puerta realizados oportunamente en General Roca, que sirvieron para frenar el aumento de contagios en esa ciudad y que ahora se están replicando en otras localidades. Explicó además el trabajo que se está realizando para continuar con la concientización de los rionegrinos respecto de los cuidados y las medidas de prevención. Al terminar la reunión, la gobernadora Carreras dijo sin vueltas: “Se nota el hartazgo y cansancio de la sociedad, pero en este momento es más necesario que nunca el compromiso de cada uno de nosotros ante la concientización y compromiso social de toda la provincia”.

El gobernador de Salta se mostró muy preocupado por los casos en aumento de coronavirus en Tartagal y recaló en un dato que llamó la atención del equipo del Presidente: el incremento en los últimos días de mucho tránsito de gente en las fronteras. Así, Sanz pidió recursos humanos y personal médico ya que muchos no quieren ir a Tartagal.

Por su parte, el gobernador Bordet de Entre Ríos habló de un pico de circulación comunitaria de COVID-19 en Paraná y admitió que la gente de su provincia se relajó mucho con la cuarentena.

Alicia Kirchner y Alberto Fernández (Foto: Archivo)
Alicia Kirchner y Alberto Fernández (Foto: Archivo)

En tanto, Alicia Kirchner le reclamó a Alberto Fernández más efectivos nacionales porque en Santa Cruz no alcanzan a controlar las rutas y las localidades que están muy lejanas unas de otras. También la cuñada de la vicepresidenta destacó que en su provincia aumentaron los casos y que se necesitan médicos terapistas ya que hubo en las últimas semanas muchos contagios en el personal de salud allí.

El caso de Jujuy que hoy remarcó Alberto Fernández fue llamativo. El gobernador Gerardo Morales habló de la necesidad de no dudar en regresar a Fase 1 ante picos de contagios y cuestionó duramente la marcha anticuarentena que están armando varios de sus pares de Juntos por el Cambio. “No esta bueno. No comparto todas las decisiones que se tomaron pero si no las hubiéramos hecho tendríamos 50.000 muertos”, dijo el mandatario radical en abierto desafío al liderazgo de Mauricio Macri, que objetó la cuarentena impuesta por el Gobierno.

Con todas estas cartas en la mano y los datos duros que le fueron llegando, el Presidente no dudó un minuto en avanzar con el decreto que llevó a restringir la cuarentena en varias de estas provincias.

Seguí leyendo:

El informe de movilidad de Google sobre la cuarentena en Argentina no coincide con los números que mostró Kicillof