Último momento

La última locura de Sebastián Abreu como entrenador: su equipo perdía y entró para intentar empatarlo

Sebastián Abreu, Boston River vs. Wanderes (Infobae)

El uruguayo Sebastián Abreu posee el récord Guinness, desde 2017, como el futbolista que más camisetas ha defendido en la historia, con un total de 30 casacas, contando la de la selección de su país. A pesar de que cada temporada se habla de su posible retiro (incluso hace unos meses una campaña de publicidad bromeaba con ello), nada indica que esté en el horizonte.

Desde enero de este año, el delantero de 43 años cumple el doble rol de jugador y entrenador del equipo de la primera división de su país Boston River, y este fin de semana sucedió lo que en algún momento iba a ocurrir. En el regreso de la actividad tras el parate por la pandemia del coronavirus, su equipo caía 1 a 0 ante Wanderers, por el gol de Ignacio González, entonces el Loco decidió ingresar él al terreno de juego para buscar revertir la situación y las imágenes explotaron en las redes sociales.

A los 18 minutos del segundo tiempo, Abreu sacó de la cancha a Robert Flores y puso en su lugar a Sebastián Abreu, quien entró con la número 13 ne la espalda y dando órdenes a sus dirigidos/compañeros de lo que debían hacer en el tiempo restante. Lamentablemente para él, la estrategia no le funcionó porque el marcador final fue de 2 a 0 en su contra, gracias al tanto sobre el cierre de Leonardo Pais.

Fue entonces que algunos usuarios en Twitter se preguntaron “¿Qué opinará Abreu del rendimiento de Abreu?”, e incluso otros recordaron su rol como comentarista televisivo en algunos certámenes y aseguraron que debería haber una conferencia de prensa para que el Loco periodista pueda hacerle preguntas a su “yo futbolista” y a su “yo técnico”.

Las mejores anécdotas de Sebastián Abreu (Infobae)

El experimentado artillero, que ya había tenido una experiencia como director técnico al frente del Santa Tecla salvadoreño, había asumido el cargo tras la salida de Martín García, en diciembre 2019. Allí, acordó con los dirigentes asumir la responsabilidad, pero con la posibilidad de seguir formando parte del plantel para poder sumar minutos si el trámite del partido lo marca.

“Ya conoce al plantel, el andamiaje del club, quería hacer una transición de jugador a entrenador y se dio sin querer porque fue inesperada la partida de García”, había declarado por aquel entonces Roberto Perdomo, presidente de Boston River, en diálogo con el sitio Referí.

El conjunto conducido e integrado por Abreu ha ganado apenas un partido en sus cuatro presentaciones y se mantiene en la zona baja de la tabla de posiciones. El próximo domingo, se medirá ante Peñarol, que el fin de semana empató 1 a 1 ante Nacional en una nueva edición del clásico uruguayo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La criminal patada en el clásico uruguayo entre Peñarol y Nacional

Los memes más divertidos de la niebla que invadió el clásico uruguayo