Último momento

Félix Crous: “En Comodoro Py tirás una banana al aire y no llega al piso”

Felix Crous
El titular de la Oficina Anticorrupción, Félix Crous

“En Comodoro Py tirás una banana al aire y no toca el piso”, sostuvo el titular de la Oficina Anticorrupción Félix Crous al opinar sobre la reforma judicial que busca licuar el poder de los tribunales federales de Retiro. A su criterio, se trata de una reforma “imprescindible” porque la justicia funciona mal todos, salvo para los jueces y fiscales que pertenecen al sistema. Además, Crous aseguró que se necesita ampliar la Corte Suprema de Justicia porque tres votos para conformar una mayoría es “demasiado poder”.

“No se trata de licuar o no licuar el poder de Comodoro Py”, dijo a Infobae, “se trata de que los enclaves más poderosos, que funcionan como una corporación con intereses autónomos, vuelva su quicio”. A su criterio se debe “reparar el estado de derecho y recuperar el poder judicial”. El funcionario afirmó que “es una reforma imprescindible, que excede mejorar el desempeño de ese poder del Estado en términos de eficiencia de servicio”.

El titular de la OA afirmó: “El sector más poderoso del Poder Judicial Federal se ha extraviado de la función republicana que debe cumplir. Entender que deben ser inexorablemente consultados sobre cualquier iniciativa que los involucre y no respetar las leyes que sienten que los perjudiquen, fallando en favor de sus propios intereses o lisa y llanamente ignorándolas, no sólo desafía la división de poderes sino también la democracia representativa”.

Esta mañana, en una entrevista radial con El Destape, Crous había hablado de la implementación del juicio por jurados, también en debate dentro de la reforma. En ese contexto, el funcionario explicaba que “es cierto que en casos de gran sensibilidad pública”, como puede ser un caso de justicia por mano propia, “los jurados se pueden sentir inhibidos”, pero afirmó que eso de que la gente calificada es menos influenciable que la gente común es una falacia.

Fue así que dijo: “Estoy seguro de que a la hora de juzgar un hecho de corrupción en un jurado de doce personas, la representación plural es mayor garantía para dictar una condena que la ideología del sector social que alimenta la conformación de los tribunales argentinos. En 12 juzgados es muchos mayores chances de que estén representadas las distintas miradas, sensibilidad, tradiciones que comprende la comunidad que aquellas que componen la comunidad de Comodoro Py, donde tirás una banana y no toca el piso”. Cuando Infobae lo consultó por esos dichos, Crous minimizó esa expresión al señalar que esa expresión fue “meramente incidental”.

El funcionario volvió sobre la necesidad de avanzar sobre en resaltar la necesidad de la reforma. “La forma que adopta el instrumento que lleve ese objetivo prioritario puede ser ampliar el fuero, poner en marcha el sistema acusatorio, pero por sobre todo construir consenso y poder para que eso no pase más”, afirmó. Sobre si tiene críticas al proyecto, el funcionario admitió que “quizás hacen falta más fiscales para fortalecer el sistema acusatorio pero para eso se debaten los proyectos de ley”.

También resaltó que los pronunciamientos de la Cámara del Crimen y de la Cámara en lo Civil y Comercial -dos se los fueros que se verán alcanzados por la iniciativa oficial y cuestionando abiertamente la reforma- demuestran que “hay una autopercepción torcida” sobre cuál es el rol que le corresponde a esos tribunales “en un sistema democrático donde el pueblo es el soberano”.

En tanto, el titular de la OA afirmó que es necesario ampliar la Corte Suprema de Justicia, una propuesta que, incluso, desde el propio Gobierno habían salido a bajarle el tono porque -se dijo- lo que estaba en el foco de la discusión eran su funcionamiento. “Una Corte de cinco miembros es excepcional en la región. Todas las cortes son más numerosas. Es demasiado poder para sólo tres personas que hacen mayoría y pueden poner jaque a las políticas públicas de quienes reciben el mandato de millones de votantes”, dijo a Infobae.

Las críticas de Crous hacia adentro del sistema judicial no son nuevas: miembro fundador de Justicia Legítima, fue fiscal en causas de derechos humanos y fue nombrado por la ex procuradora Alejandra Gil Carbó al frente de la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin) cargo del que fue desplazado durante el gobierno de Maurico Macri. Con la llegada de Alberto Fernández al Gobierno, fue elegido para encabezar la OA. La oposición cuestionó que, desde ese rol, la querella de la OA abandonó las causas Hotesur y Los Sauces, en donde están procesados Cristina Kirchner y sus hijos, y también desistió de una apelación en la causa por enriquecimiento ilícito contra Ricardo Echegaray, paso que permitió que quedara firme el sobreseimiento del ex titular de la AFIP por esa imputación.