Último momento

Mercados: datos de empleo en EEUU y balances corporativos impulsaron una toma de ganancias global

Foto de archivo – Operadores trabajan en el piso de negocios de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. (Reuters) (AGUSTIN MARCARIAN/)

Las principales bolsas operaron con tendencias en baja ante un incremento de los pedidos de subsidio por desempleo en los EEUU, resultados empresariales, la evolución de la epidemia de coronavirus y a las nuevas tensiones entre EEUU y China tras la decisión de Washington de cerrar el consulado chino en Houston.

Aunque para la Argentina persisten las expectativas favorables por una reestructuración de deuda soberana que podría acordarse en agosto, las valuaciones de acciones finalizaron dispares por esa tendencia general, mientras que los bonos en dólares se sostuvieron, con una ganancia promedio de 1% y la consecuente baja del riesgo país.

El ADR de YPF finalizó con una ganancia de 2,6%, a USD 6,81, mientras que Grupo Galicia subió 1,4 por ciento.

En los EEUU, los subsidios iniciales de ayuda por desempleo totalizaron una cifra desestacionalizada de 1,416 millón en la semana al 18 de julio, desde los 1,307 millón de la semana previa, anunció el Departamento del Trabajo norteamericano. Fue el primer incremento desde la semana al 28 de marzo.

El Dow Jones de Wall Street restó un 1,3%, a 26.652 puntos, después de tres ruedas consecutivas en alza.

Twitter reportó un primer semestre negativo al obtener una pérdida neta de USD 1.236 millones, una fuerte caída con respecto al beneficio neto de USD 1.310 millones registrado en el mismo período hace un año. Las caídas en los resultados de Twitter fueron superiores a las esperadas por los analistas y la compañía las atribuyó en parte al final de unos beneficios fiscales de más de USD 1.000 millones que tuvo en 2019 y pese a que los usuarios diarios de la red social aumentaron un 12% en el segundo trimestre.

La cifra de personas que pidió beneficios por desempleo en EEUU creció la semana pasada por primera vez en casi cuatro meses, lo que sugiere que el mercado laboral se estaría estancando en medio de un resurgimiento en los nuevos casos de COVID-19 y de una demanda deprimida.

Los títulos públicos y privados argentinos operaron con amplias ganancias hasta pasado el mediodía, en las máximas valuaciones desde principios de marzo, en un contexto especulativo en torno a los próximos pasos que dará el Gobierno en una trabada reestructuración de deuda soberana por unos 65.000 millones de dólares.

El presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien dirigió las negociaciones, sostuvieron que la oferta del Gobierno fue el máximo esfuerzo que el país -afectado por la recesión- podría hacer después de caer en default en mayo.

“Se achican las diferencias en las propuestas de reestructuración de deuda”, dijo el agente de liquidación y compensación Puente SA en un reciente reporte.

Los expertos de Puente agregaron que el mercado reaccionó “de forma relativamente favorable ante la propuesta de reestructuración de deuda presentada por los principales grupos de acreedores, donde las condiciones pretendidas se acercan a las presentadas por el Gobierno, aunque aún falta que coincidan en suficientes puntos como para llegar a un acuerdo”.

El riesgo país de Argentina, medido por el banco JP Morgan, caía 55 unidades a 2.224 puntos básicos a las 17 horas, la cifra más baja desde el pasado 4 de marzo.

El panel de acciones líderes S&P Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, que llegó escalar más de 2% y rozar por primera vez los 50.000 puntos, restó al cierre un 0,5%, a 48.408 puntos.

ALZA DEL ORO

El oro, uno de los activos considerados refugio en épocas de incertidumbre, amplía las subas en la sesión de este jueves, hasta situarse en los USD 1.883 la onza, con lo que se aproxima a sus máximos históricos alcanzados hace nueve años. El oro tocó niveles máximos en 2011, cuando se situó en los 1.900 dólares.

En las últimas sesiones, este activo considerado refugio por los inversores sigue una tendencia al alza como consecuencia de la incertidumbre que genera en el mercado el aumento de los casos de coronavirus en todo el mundo y sus consecuencias económicas, además de por el creciente aumento de las tensiones entre EEUU y China.

SEGUÍ LEYENDO:

Los inversores esperan un acuerdo por la deuda y se animan a tomar algunos riesgos

El Gobierno reconoció que la brecha cambiaria impulsó la venta de autos y electrodomésticos

Hans Humes, bonista aliado al Gobierno: “Estamos tan cerca, debemos cerrar esta cosa”

La justicia de Londres rechazó un pedido de la Argentina para frenar el juicio de un grupo de bonistas por el cupón PBI