Último momento

María Eugenia Vidal: “Yo soy pro cuarentena”

María Eugenia Vidal
La ex gobernadora de Buenos Aires María Eugenia Vidal

El mismo día en el que Mauricio Macri denunció, en una entrevista que le realizó por zoom el periodista peruano Alvaro Vargas Llosa, que el “gobierno ha intentado en la pandemia avanzar sobre la libertad de expresión, el funcionamiento de la justicia, la independencia de los poderes y la propiedad privada”, María Eugenia Vidal -en otro zoom con dirigentes de La Matanza y Lanús- se definía sin pelos en la lengua como “pro cuarentena”.

Según una fuente que participó del encuentro virtual, la ex gobernadora bonaerense aseguró que todos los expertos a los que consultó confirman que, mientras no haya una vacuna para curar el coronavirus, “el aislamiento social, el incremento de la cantidad de tests y la cuarentena, son las únicas armas con las que contamos para afrontar la pandemia” y, por lo tanto, apoya la cuarentena extendida. Con una salvedad: cree que hay que ayudar al gobierno a realizar un “trabajo de conscientización” en la sociedad que, si bien se ha cuidado bastante, tiene que acostumbrarse que nada volverá a ser como antes.

SU PALABRA

“Deberían reforzar el trabajo de concientización en los ciudadanos. En los próximos meses vamos a tener que adquirir nuevos hábitos sociales. Puede ser que la gente que pueda, tenga que ir a un restaurante con barbijo. Pero vamos a tener que pasar de ‘el estado te cuida’ a ‘aprendé a cuidarte'”.

Esa posición está en las antípodas de la presidenta del PRO nacional, Patricia Bullrich, que cree que el oficialismo extiende la cuarentena por una agenda propia que tiene por objetivo desactivar la bomba judicial que complica a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Vidal mantiene charlas por zoom con dirigentes de la Ciudad, de la provincia de Buenos Aires y también con jóvenes de Cambiemos de otras provincias del país. La semana pasada estuvo en contacto con dirigentes de Santa Fe, La Pampa y Córdoba.

Ella se ha convertido en una especie de asesora ad honorem en los comités de crisis de varios distritos del conurbano y, en especial, en Ciudad.

Con su sucesor, Axel Kicillof, es más benevolente de lo que el propio gobernador es con ella.

Cuenta un ex ministro, con quien conversa a diario, que Vidal suele decir que no se puede salir a pegarle al gobernador bonaerense cuando de los 7 meses de su mandato hace 5 que vivimos en la pandemia.

También demuestra cierta prudencia a la hora de criticar su gestión al asegurar que ella sabe mejor que nadie lo que significa manejar una provincia con 17 millones de habitantes, 1800 asentamientos y que tiene un sistema de salud mixto: ya que coexisten en el mismo territorio hospitales provinciales, nacionales y municipales. Y las salas de salud son locales, es decir, manejadas por los intendentes.

AUTOCRÍTICA A CAMBIEMOS

Si bien aseguró en una charla con jóvenes del partido que “todavía no hay un líder en Cambiemos” aclaró que “no tenemos que escandalizarnos de que así sea porque venimos de perder una elección y nos falta una real autocrítica”.

Vidal no tiene en sus planes presentarse como candidata en las elecciones de medio término y, si bien en medio de la pandemia ningún político reconocería que piensa en ello, en su caso es una realidad. “No quiere que la próxima vez que la voten sea porque el que está en frente es horrible. Está convencida que sólo cuando en Cambiemos haya una real autocrítica sobre la gestión van a poder ser una alternativa real de proyecto de alternancia”, asegura un diputado que participó esta semana en uno de sus habituales zooms.

– ¿Y cuáles son las autocríticas que hace Vidal?, preguntó esta cronista.

– Bueno, es obvio que la economía fue un punto flojo de nuestro gobierno y la falta de apertura con otros espacios de la coalición, aseguró el diputado que también supo confrontar con el ala más dura del PRO por falta de apertura.

Ahora mismo, tal vez por la urgencia de la pandemia, Máximo (Kirchner) habla seguido con (Cristian) Ritondo, Néstor (Grindetti, intendente de Lanús) y Jorge (Macri, intendente de Vicente López) se reunieron varias veces con Alberto Fernández. Lo mismo que el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y los demás gobernadores del espacio. Ejemplificó un vidalista crítico con cómo el gobierno de Macri se encerró en sí mismo.

En la misma línea, uno de los asesores de mas confianza de Vidal, comparó: “Fijate que tanto Macri como Alberto Fernández cometieron los mismos errores: se equivocaron con los ministros de Economía que designaron, hicieron campaña prometiendo un diálogo con los aliados que nunca tuvieron y fueron ellos mismos los jefes de gabinete de sus gobiernos”.

La misma fuente -tal vez la más crítica con el ex presidente entre las consultadas- asegura que cualquiera de los nuevos líderes que emerjan del espacio necesitan un “macrismo sin Macri”

VIDA PRIVADA

Luego de 26 días de confinamiento obligatorio por haberle dado positivo el hisopado de coronavirus, Vidal recibió el alta epidemiológica y espera reunirse la semana que viene con sus tres hijos con los que convive en un departamento de Barrio Norte.

“Nunca estuvo tanto tiempo separada de los chicos y la verdad es que los extraña mucho”, dijo uno de sus colaboradores más cercanos.

Vive aproximadamente a 7 kilómetros del coqueto semipiso que habita su pareja, el periodista Enrique Quique Sacco en las Barrancas de Belgrano, y aún no tiene pensado mudarse. “Cuando me separé, pensé: nunca más vuelvo a vivir con mi pareja. Así estamos bien”, dijo apenas se hizo pública su relación.

En el piso de Barrancas Sacco solía compartir varios días a la semana con su anterior pareja, la queridísima periodista Déborah Perez Volpin. De esa relación, Sacco tiene tal cercanía y paternalismo con los hijos que la periodista tuvo con el camarógrafo Marcelo Funes que hay una anécdota muy tierna que conmovió a Vidal.

Días pasados, uno de los hijos tuvo algunos síntomas de gripe que alertaron a su padre, pero cuando el médico lo controló le dio el reporte tanto a Funes (el padre de chico) como a Sacco, que sigue teniendo un vínculo casi paternal con él.

TRABAJO

Luego de 12 años en la función púbica hoy divide su tiempo entre la militancia y las charlas a ONG y empresas, más la preparación de dos cátedras que va a dictar en las universidades de Di Tella y de Palermo. “También está buscando dar clases en alguna universidad pública del conurbano”, dijo un asesor.

Por otro lado, mantiene activa su actividad ligada a lo social con su ONG que ya entregó kits de productos que voluntarios donan a distintas organizaciones sin intermediación y a través de la página web.

BASTA DE GRIETA

El último trascendido que marcó la diferencia de la ex gobernadora con el ala más dura del PRO fue cuando se molestó por enterarse por televisión del comunicado del partido sobre el asesinato de Fabián Gutiérrez, al que calificó como “apresurado”.

“La gente está harta de la grieta. Nosotros no podemos sumarnos a eso”, le dijo el último lunes, indignada, a uno de sus colaboradores.

–¿Y qué piensa de la grieta fomentada del lado del oficialismo? ¿Y del avance judicial contra Macri y sus colaboradores?

Entiende que es absurdo pensar que si investigan a un funcionario kirchnerista es Law Fare, pero si detienen a un colaborador de Cambiemos es justicia. Hay que mantener un equilibrio y ser responsables, explicó un ex ministro de su gabinete.

Además confía totalmente en la honestidad del gobierno que conformó y está segura que no hubo una matriz de corrupción en la administración anterior.

Convencida de que no le debe nada al espacio ni a sus dirigentes, Vidal recrea su propio espacio antigrieta. Uno de sus asesores lo definió así.

En este momento particular que atraviesa el país lo más importante para sentar bases, para recrear el espacio, no es pensar en el cómo ni en el qué. Ahora hay que concentrarse en el cuándo. La pandemia marcó nuevos tiempos en la Argentina en campaña permanente.

La nota fue publicada en el portal Border Periodismo

Seguí leyendo

Coronavirus en Argentina: cómo está evolucionando el indicador que mira la Ciudad para definir si relaja la cuarentena

“Mi amigo Rodríguez Larreta”: el gesto político del Presidente en el acto del Día de la Independencia